Batman Núm. 1-4 (Renacimiento)

Tom King llega a la franquicia con el afán de seguir dando lo mejor de si mismo. ¿Será capaz e guionista de Omega Men y Sheriff de Babilonia de convencernos con su trabajo en Batman?

Por
10
5717
 

Edición original:Batman: Rebirth núm. 1 USA (one-shot), Batman núm. 1-6 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión:Scott Snyder, Tom King.
Dibujo:David Finch, Mikel Janin, Ivan Reis.
Entintado: Joe Prado, Scott Hanna, Oclair Albert, Sandra Hope, Mata Banning.
Color:Marcelo Maiolo, Jordie Bellaire.
Formato:Grapa, 24-48 págs. A color.
Precio:1,00 -1,95 – 3,25 – 3,50 euros.

 

Hablar de Batman es hablar del personaje más popular de DC. Hablar de Tom King es hablar de uno de los guionistas más en forma de los últimos años. Si unimos a ambos el cóctel resultante no puede ser más esperanzador tanto para el personaje como para los aficionados. Es matemática narrativa. Geometría de la deducción lingüística. Si partimos de buenas materias primas, el resultado del producto procesado ha de ser, por fuerza, excelente. Lástima que la ciencia pura no pueda aplicarse a las letras.

Llegó el momento de encarar el primer arco argumental de la nueva serie de Batman tras el especial Universo DC: Renacimiento. La serie que fue la estrella durante todos los Nuevos 52, ha cambiado de equipo creativo para acoger en su seno a Tom King, David Finch y Mikel Janin.

¿Qué puede aportar el guionista de Omega Men, Sherrif de Babilonia y La Vision a la figura de Batman?

Si nos hacemos esta pregunta en el momento de valorar o no la compra de esta nueva serie, lo primero que hay que decir es que King aplica la máxima de que, si algo en el pasado ha funcionado, no lo deshagas, úsalo para tus propios fines y construye historias con las herramientas que otros han aportado. Y es que King mira de lleno al trabajo de Snyder para incorporarlo a su propia visión del personaje y añadir nuevos conceptos que continúen expandiendo a la figura del Cruzado Oscuro. Elegante y honroso.

King no rompe con lo establecido, lo integra y continúa donde la serie de Snyder acabó. Se trata, por tanto, de un relevo donde no hay una rotura con el pasado y si un paso al frente, mirando al futuro, donde poder seguir generando nuevos retos para Batman. King desarrolla en este primer arco una idea que de primeras resulta extremadamente interesante para el lector. En la cuidad de Gotham hacen acto de presencia una pareja de nuevos héroes con la misión de salvar Gotham de las garras de la delincuencia. Una pareja de hermanos con superpoderes, muy similares a los de Superman, que irrumpen en el mundo de Batman para ayudar en su particular cruzada contra el crimen.

El planteamiento, expuesto así, resulta muy prometedor, pero choca de lleno con la propia forma de ser de Batman, ya que no se caracteriza precisamente por ser un jugador de equipo y no tolera demasiado bien a los héroes que aglutinan demasiado poder. Para muestra de ello está la relación que tiene con Superman que siempre es de camadería, pero no está exenta de cierta rigidez y tirantez por la desconfianza que le supone tanto poder concentrado en una sola persona. Por lo tanto, resulta muy chocante la naturalidad con la que Batman permite y tolera la presencia de estos hermanos en Gotham.

Al otro lado del cuadrilátero tenemos la otra parte de la historia, la que permite a King desarrollar la caracterización de los personajes, donde asistimos al siguiente paso en la evolución de Duke. Duke es un personaje de nueva creación por parte de Snyder. Su interés por el mismo queda patente en el momento en que ha estado presente a lo largo de toda la etapa de Snyder, evolucionando y acercándose más a la figura del murciélago con cada aparición. Snyder llegó, incluso, a crear tramas que giraban exclusivamente alrededor de Duke y que ahora, en manos ya de King, se nos presenta como alguien más que un Robin.

¿Gotham tiene a su propio Superman?

King tiene dos ritmos en este primer arco argumental. El primero, el que implica a los dos personajes nuevos con superpoderes, Gotham y Gotham Girl, resulta descafeinado y forzado a partes iguales. Por un lado, se nota el esfuerzo que hace King por hacerlos interesantes, por hacer que nos importen, pero las acciones que desarrolla para ello, no terminan de cuajar como deberían, dejando el conjunto muy deslucido.

En cambio, el otro ritmo es el que mantiene un perfecto tempo armónico, el que sustenta esta historia por completo, para que King desarrolle de verdad su talento y sus herramientas a la hora de ir caracterizando a todo el elenco de personajes que usa para la trama. Su forma de proceder es concisa, muy centrada en la conversación fluida, lo que hace que todo el lenguaje narrativo se funda a la perfección con el lenguaje puramente visual del cómic.

Y es que visualmente el cómic tiene momentos realmente apabullantes. David Finch se deja llevar y nos regala algunas de las imágenes más poderosas de Batman de los últimos años. Su Batman es majestuoso e imponente se mire por donde se mire. La manera en la que encuadra las poses y las páginas dobles son espectaculares. En conjunto Finch se esfuerza por mejorar en sus puntos más débiles y se nota una clara mejoría en todas sus facetas como dibujante.

Ivan Reis también se deja ver en este primer arco, ilustrando el cuarto número de ECC (sexto USA). Su trabajo cumple a la perfección y poco se puede añadir al que sin duda es uno de los mejores dibujantes de panorama actual. Su lápiz es excelente en todos los sentidos. Su capacidad para plasmar escenas de acción, solo rivaliza con su enorme talento a la hora de hacernos sentir con su narrativa más emocional. Un número dibujado elegantemente que deja con ganas de más, como siempre pasa con Ivan Reis.

Hay que añadir que el número especial de la serie, el previo al primer número, está dibujado por un Mikel Janin que disfruta de cada página, cada viñeta y cada trazo. Su arte, limpio, conciso, puro y ligero, dotan al cómic de un aura renovada que hace que el lector se introduzca de lleno en la lectura y quede irremediablemente atrapado por lo que se nos cuenta a través de la historia y el dibujo. Janin ya no tiene nada que demostrar a nadie y nos trae un cómic ilustrado a la perfección.

Una página donde Janin demuestra su enorme talento.

Este primer arco argumental de Batman convence en su conjunto, aportando nuevas formas de abordar al personaje principal, sentando las bases de lo que está por venir y generando suficiente expectación como para que no nos lo queramos perder. Sin embargo, King debe mejorar en el aspecto más heroico del personaje para lograr un mejor equilibrio entre las dos facetas del caballero Oscuro. Si logra alcanzar ese equilibrio, estaremos, sin duda alguna, frente a una de las mejores etapas del personaje en muchos años.

  Edición original:Batman: Rebirth núm. 1 USA (one-shot), Batman núm. 1-6 USA. Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión:Scott Snyder, Tom King. Dibujo:David Finch, Mikel Janin, Ivan Reis. Entintado: Joe Prado, Scott Hanna, Oclair Albert, Sandra Hope, Mata Banning. Color:Marcelo Maiolo, Jordie Bellaire. Formato:Grapa, 24-48 págs. A color. Precio:1,00 -1,95 -…
Guion - 7
Dibujo - 8
Interés - 8

7.7

Cambio de rumbo.

King tiene que tomarle el pulso a la serie todavía. Hay buenas ideas que no acaban de concretarse del todo, pero el poso final es que estamos frente a un cambio de rumbo importante y una nueva forma de ver y tratar a Batman.

Vosotros puntuáis: 7.92 ( 16 votos)
10 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
no more events
no more events
Lector
25 marzo, 2017 17:10

Me choca un poco que digas que Batman no es muy de trabajar en equipo cuando si es bastante un hombre de familia (además de que en Detective Cómics su serie es literalmente una serie de equipos). Y que además de vez en cuando le pide ayuda a Nightwing y a veces anda junto a Damián y ahora está junto a Duke. Y ya no mencionó la liga de la Justicia porque comprendo que hablas solo de Gotham. Además de que no es que solo se conozcan y se vuelvan iguales. Los tres se encuentran en una forma que afecta emocionalmente a Bruce (tal vez ahí lo puedas encontrar algo forzado pero yo no lo veo tanto así) que hace que trate de convivir con ellos. Además de que mejor que este de su lado que contra ellos.

Ahora sobre el arco en si, coincido con lo que has dicho. Mikel Janin hace un excelente trabajo en el especial y Finch también se le nota que se está esforzando (y dibuja 5 números seguidos, lo cual tiene su mérito). Y creo que cada número llega a tener un buen momento que hace que valga la pena.

Por último, me agrada que no traten de hacer de Duke un Terry Stu en el sentido de que no lo hacen perfecto o el que tenga un plan para todo (ni aquí ni en la serie de Snyder). No podré decir que sea fan de este personaje y creo que la Batafamilia ya tiene mucha gente, pero agradezco que traten de desarrollarlo lentamente en lugar de meterlo forzadamente como a veces ocurre en Marvel. Me gusta la serie, como casi todas las del Rebirth y el arco de Bane actual también tiene buena forma.

Saludos y gracias por la reseña.

Mr. Bloom
Mr. Bloom
26 marzo, 2017 1:19

Me gusto mucho este primer arco, lo único que cambiaría seria que Batman dejara de pasar tanto tiempo con Duke y lo viésemos más con Damian, no he leído nada de Teen Titans y no se que estaría haciendo Robin pero me choco no verlo ni una sola viñeta en Yo soy Gotham

Pedro Pascual Paredes
En respuesta a  Mr. Bloom
26 marzo, 2017 15:40

Mr. Bloom, lamento decirte que poco le vas a ver en esta trilogía inicial de King. Si no recuerdo mal, apenas al inicio de I am suicide.
Recuerda que Damian ademas de en los Teen Titans está en Super Sons, asi como en un par de numerosos de Superman que son una delicia.

Un saludo

tierra616
tierra616
Lector
26 marzo, 2017 12:48

Estoy comprando el Batman de Tom King porque este hombre me tiene ganado de por vida con su Visión y con el Sheriff de Babilonia, pero no es que me esté gustando mucho; lo compro a la espera de que quizás la lectura de toda la etapa completada sea más satisfactoria que el mes a mes, porque he leído algunas páginas -aún por publicar en español- como la de la llegada a la playa de Santa Prisca y la posterior sesión de autoquiropraxia que me han arrancado un “¡Sí, hombre, venga ya ¿y qué más?!”. Por otro lado Finch no me parece un dibujante idóneo para Batman: no le voy a negar que se trabaja las páginas, pero es un dibujante de héroes musculosos que enseñan bola continuamente bajo la luz de los focos, en medio de la calle, en vez de ocultarse en las sombras. Es como si Spiderman fuera caminando o corriendo a todos sitios en vez de trepar o balancearse, no está en su caracterización.

Perico023
Perico023
Lector
En respuesta a  tierra616
26 marzo, 2017 13:12

Completamente de acuerdo con tu comentario. El dibujo de Finch es muy bueno pero no me pega mucho con el Batman que tengo en la cabeza. En cuanto al guión me esperaba un poquito más siendo un plato fuerte de DC, no se los siguientes arcos argumentales,pero esperaba un poco más. Por ejemplo WW y Trinidad me han enganchado más en cuanto a su historia.

R7varola
R7varola
Lector
27 marzo, 2017 17:44

Habiéndome leído el especial Rebirth y los 3 primeros números de este nuevo Batman, debo decir lamentablemente que aplica el “mucho ruido y pocas nueces”. Cuando anunciaron a King en Batman no podía esperar que llegara su etapa, pero al menos el arranque me dejó bastante frío.

El especial Rebirth está bien, un número interesante, simple, bien escrito y muy bien dibujado por Janín.

Ya entrados al arco I am Gotham surgen los problemas. De King esperaba que nos introdujera a un Batman en modo espía secreto (similar a lo que hizo con Grayson), aprovechando su conocimiento de las intrigas de inteligencia y tecnología militar de punta, pero de entrada lo veo dándose de mamporras con Solomon Grundy como en mil otras historias olvidables. El argumento intenta interesarme, pero no lo logra del todo, la historia raya apenas en lo aceptable como lectura amena. Una desilusión total, atendidas las expectativas creadas.

El otro problema es el dibujo. Finch hace un esfuerzo grande, se nota, pero no es para Batman. Poses tras poses, nada nuevo bajo el sol. Los horribles colores poco ayudan. Es leerse un cómic de principios de los 90, retrocediendo 50 pasos del maravilloso arte de Capullo en el volumen anterior.

En fin, ojalá la cosa mejore, de momento terminaré el primer arco y me leeré el siguiente, pero si la cosa no mejora quedo ahí, que hay mucho material de Batman por leer, y el tiempo y el dinero son escasos para malgastarlos.

R7varola
R7varola
Lector
27 marzo, 2017 17:50

Solo una cosa se me olvidaba, a propósito de Finch. Que lamentables los diseños de los trajes de Gotham y Gotham Girl, y que horribles las portadas. No puedo creer que en el año 2017 se permita aún a un dibujante diseñar trajes tan feos y típicos. Habiendo tanto dibujante bueno que mataría por estar en Batman nos hacen esto. En fin, que al menos en All Star si tienen a varios de los buenos (Jock, Francavilla, entre otros) y tienen a Murphy preparando otro Bat Book.

Pau
Pau
Autor
28 marzo, 2017 22:13

Yo creo que King no le ha tomado el punto a batman . Tambien me choco la facilidad con la que acepta a los hermanos gotham , y aun mas el monologo interior que precede a su aparicion. Me parece mas conseguida su personalidad en detective que en esta serie. Y luego el arco en si , no me parece ni espectacular , ni lo suficientemente intimista para que te enganche . Usar a la liga de la justicia para que sean “practicamente” contrincantes de segunda sin darles apenas dialogo lo veo un mal recurso. Con todo es King y creo que siempre va estar bien escrito. Seguramente las expectativas creadas no le han venido bien al comic. Por ahora me gusta mas que allstar y menos que detective. Tengo confianza en que en proximos numeros me enganche mas .