Astonishing Spider-Man & Lobezno

Por
17
1042
 


Edición original: Marvel Comics – julio 2010 – julio 2011
Edición España: Panini Comics – julio 2011
Guión: Jason Aaron
Dibujo: Adam Kubert
Entintado: Mark Morales
Color: Justin Ponsor
Portada: Adam Kubert
Precio: 16,95 euros

 

Juntar a dos personajes populares es una de las técnicas de promoción y venta más antiguas del ámbito de los tebeos, amén de una de las más copiadas en otros campos del entretenimiento. Los ejemplos son múltiples –por no decir innumerables- y han servido para sumar aficiones de uno y otro lado (o restarlas), servir de presentación a un tercero que venía apadrinado por pesos pesados o, quizá demasiadas veces, para vender una moto que acababa concretada en una historia olvidable y la sensación de haber tirado el dinero. Por fortuna, el tiempo acaba separando el polvo de la paja y dejando en el recuerdo los ejemplos más memorables. Así, en DC The Brave and the Bold sirvió para que unos cuantos personajes de la casa se apoyaran en el siempre seguro –comercialmente hablando- Batman, en tanto que la competencia marveliana tuvo dos entretenidas cabeceras, una con el trepamuros (Marvel Team Up) y otra con la Cosa (Marvel two in one). La premisa era que el personaje fijo de la colección uniera sus fuerzas con uno o más personajes para afrontar la aventura de turno, pero si bien el bacalao se cocinaba en las cabeceras principales de los respectivos protagonistas, hubo hueco para aventuras memorables y para resolver historias que habían quedado colgadas por cambios en los equipos creativos o por cancelaciones. Nombres como los de Bill Mantlo o Sal Buscema forjaron con esos encargos buena parte de su prestigio como autores que, sin ser especialmente brillantes, bien merecían –y merecen- la vitola de notables. Las colecciones servían para ver cuál era el nivel de popularidad del que gozaban determinados personajes. Así, Spider-Man “apoyó” con su presencia a la nueva y diferente Patrulla-X de Claremont y Cockrum, en tanto que una vez convertida ésta en la protagonista del título estrella de la casa de las ideas, devolvió el favor al lanzarredes al acompañarlo en el último “equipo” de una colección que había alcanzado su número ciento cincuenta. El experimento se ha repetido en varias ocasiones sin que alcanzara siquiera de lejos el nivel de continuidad y divertimento del título clásico, pero no cabe duda de que el trepamuros sigue siendo uno de los pesos pesados en Marvel, al igual que el cada vez más ubicuo Lobezno. Si además tenemos en cuenta que en el último lustro uno y otro han hecho piña en los Vengadores, existen nuevos elementos para juntar al solitario (ejem) por antonomasia y al más independiente de los soldados de Xavier.

No es la primera (ni la segunda) que Spidey y Lobi se juntan en una aventura. Hay que remontarse a los cada vez más lejanos años ochenta para encontrar el primer título que les reuniría: Spider-Man vs. Wolverine. De la mano de James P. Owsley (posteriormente conocido como Christopher Priest) y de Mark Bright, encontrábamos una historia ambientada en el Berlín los tiempos anteriores a la caída del muro (Gorbachov llevaba un par de años en el Kremlin, pero Erich Honecker seguía al frente de la hoy difunta R. D. A.) El guionista estaba implicado en los trabajos de las series regulares de Spider-Man, por lo que aprovechó para meter en danza algo del misterio del Duende (todavía coleaba el asunto de su identidad), complicar la relación con Mary Jane (poco después ella y Peter se casarían… ¿o ya no se casaron?) y dejar patente la diferente forma de ver la vida y el rollo pijamero que tenían uno y otro personajes. La historia se ha resentido con el paso de los tiempos, pero sigue siendo más interesante que La materia de las leyendas, miniserie que por aquí publicó Panini durante su primer año o así y que, ejecutada por dos autores mundialmente conocidos en su casa a la hora de comer (tebeísticamente hablando y en aquellos momentos) era el clásico ejercicio en el que un autor popular en otros campos “jugaba” con dos personajes conocidos y pasaba un poco de largo del pasado que les unía, para mosqueo del respetable más apegado a la continuidad. Ahora, y aprovechando la tesitura del sello / línea / adjetivo “Astonishing”, Spider-Man y Lobezno, ahora miembros de dos equipos de Vengadores, vuelven a protagonizar una aventura juntos, en una miniserie que en Usalandia se publicó en seis números y aquí tenemos en un tomo en tapa dura.

Los responsables del invento en cuestión son el guionista Jason Aaron y el ilustrador Adam Kubert. El primero ha rondado repetidamente las colecciones relacionadas con el mutante canadiense y es actualmente el guionista de su serie principal, realizando una labor encomiable para con un personaje que ha sido explotado hasta la saciedad y más allá. El segundo no necesita presentación y es también un viejo conocido de la afición mutativa, pues junto con el guionista Larry Hama fue el responsable de una larga etapa en la primera serie regular protagonizada por Logan. Terminado su período de exclusividad en DC (donde no se prodigó tanto como hubiera sido deseable) retorna a Marvel y demuestra que sigue siendo uno de los mejores artista que ha dibujado a Lobezno. La historia es, sorprendentemente, entretenida, por cuanto uno podría esperar que, con tanta jarana como la que mensualmente arrostran el arácnido y el peludo, la aventura en cuestión no sería más que el habitual sacacuartos sin mayor trascendencia. Los personajes aparecen en pleno período cretácico, justo cuando cierto meteorito se dispone a impactar contra la Tierra; tan inverosímil situación es explicada un poco más adelante, cuando encontramos a los héroes en su hábitat natural y se acaban metiendo en un lío espacio-temporal de padre y muy señor mío.

Uno de los puntos fuertes del tebeo es el uso que hace de la continuidad: una persona que tenga interés por pasar un rato entretenido sin liarse con la compleja y extensa historia de los protagonistas tiene en este tomo un valor seguro; sin embargo, alguien que ya peine ciertas canas en lo que a lectura marveliana se refiere esbozará más de una sonrisa y de dos al encontrarse con personajes, conceptos y cachivaches provenientes de las cuatro esquinas del universo homónimo. Además, profundiza en la relación que une a Peter y Logan, así como en el concepto que cada uno tiene de sí mismo y de la vida que le ha tocado vivir. El dibujo de Kubert es una auténtica delicia y es de agradecer que se haya mantenido presente en todo el proyecto, aunque le haya llevado un año. Se abren además la puerta a nuevas historias, al menos en lo que a Lobezno se refiere, por cuanto el propio Aaron está escribiendo actualmente sus aventuras.

En cuanto al formato, hay que destacar que Panini vuelve a usar el de “novela gráfica” (ya ha perdido uno la cuenta de las modalidades de publicación que se han empleado en estos seis años y medio) que quizá podría resultar un tanto excesivo, sobre todo en lo referente al precio.

17
Déjanos un comentario

Please Login to comment
17 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
15 Comment authors
Raúl G. Peribáñezhan mas solo que la unaUrhizenVINCENT EVERETTLudwig Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
YOGUR
Lector

Tengo el tomo en casa esperando a ser leído. De momento por lo que ojeado los dibujos son una gozada, a ver la historia…
Off Topic, pero relacionado con Spidey:
Ya se ha desvelado quién es el nuevo Ultimate Spiderman.
http://www.newsarama.com/comics/new-ultimate-spider-man-revealed-110802.html
 

Sombra Azul
Lector
Sombra Azul

Gran cómic. Es una aventura rara, un tanto extravagante, pero la relación de odio-amistad entre Spidey y Lobezno mola un montón y la historia culmina con unas páginas finales que a más de uno le pondrán un nudo en la garganta (a mi me pasó).

Go!
Lector

Lo bien que me lo he pasado con este cómic. Me ha recordado a cuando leí aquel especial que editaba, por entonces creo que Bruguera, de Spiderman y la antorcha humana.
Historia divertida, algo liosa al principio, que consigue homenajear y visitar diferentes aspectos de los dos personajes. Recomendable un tomo como este. Y espléndido dibujo de Kubert, claro.

Go!
Lector

Son 16´95 por un álbum que tiene unas 180 páginas, con cubiertas en tapa dura, teniendo en cuenta que te cascan 12 euros por un álbum francobelga de las mismas características pero con 48 páginas, no esta mal el precio.

Iván
Lector
Iván

Go! el argumento del comic belga no me vale de mucho, es como si a la salida de un bar te dan una paliza y uno de los tios te dice “Consuelate, podíamos haber usado navajas” xDDD
 
Yo lo ví ayer y me llamó mucho, mucho, mucho la atención, sobre todo por como lo han recomendado en ZN. El problema es el precio, que tira mucho para atras. Es que lo estaba mirando y veia al lado dos tomos de la colección Best of Marvel del Excalibur de Alan Davis por 24 €, la colección de heroes marvel e incluso las grapas (que serán más caras, pero pican menos). El problema es el precio, que pica mucho.

nenoskoda
Lector
nenoskoda

El dibujo de Kubert está muy bien. En el guión, Aaron parte de una premisa prometedora y con un primer número que te deja con ganas de saber más, pero que a partir de ahí empieza a perder interés.

Animal Man
Lector
Animal Man

A mí me ha gustado mucho, tiene un dibujo de quitarse el sombrero, una idea estupenda con un arranque magnífico, multitud de ideas chifladas, pequeños detalles en los saltos temporales que luego tienen sentido, una interacción muy bien llevada entre los personajes… Aaron les entiende a la perfección y tiene un control de la narración muy por encima de la media de guionistas actuales.
Yo hubiera preferido un tomito más manejable y barato, pero no me arrepiento de su compra, me lo he pasado muy bien con su lectura.

andresmontes
Lector
andresmontes

¿ Donde esta la reseña?. Solo veo una buena introducción pero no hablas prácticamente de la obra. Parece mas el articulo que acompaña al cómic que una critica.

Daniel Gavilán
Autor

Yo mentiría si no dijera que disfruté como un enano (como el compañero de Czar en concreto) la lectura de esta miniserie. Hay muchos momentos de ella que me llegaron, desde el arranque con Peter Parker al más puro estilo Robinson Crusoe, el viaje “espiritual” de Lobezno, ese momento en el que ambos se enfrentan al “otro yo” de su contrario o ese final agridulce, pero creo que fue a partir del arranque del tercer número, con Logan caminando impasible pistola en mano para encontrarse con su objetivo donde la conjunción entre dibujo y guión me hizo rendirme por completo ante las virtudes de una obra repleta de imaginación, química y cariño por los personajes.

L.
Lector
L.

Y nunca pero nunca olvideis que SPOILER, ver a Peter como profesor de unos monos es sencillamente genial.

Ludwig
Lector
Ludwig

Tremendo tomo. Una gozada con momentos que te ponen los pelos de punta. Ese Peter

Aviso de Spoiler

a lo McFly en el Oeste

, esos golpes de humor, esos guiños…
Vamos, que hacía tiempo que no disfrutaba tanto de una serie limitada Marvel…

VINCENT EVERETT
Lector
VINCENT EVERETT

Si tengo que poner alguna pega es que es un poco confuso y que, además, parece que es el típico guión escrito según lo que le apetece dibujar al dibujante de turno.

Cassidy
Lector
Cassidy

Una duda, ¿este Spidey es pre-mefistazo o post-mefistazo?

han mas solo que la una
Lector
han mas solo que la una

Depende, si Logan le llama”Petey”,es premefisto, pero si logan no le dice nada de su identidad secreta… postmefisto.

Cassidy
Lector
Cassidy

Gracias, lo hojeare a ver antes de comprarlo xD

Raúl Peribáñez
Lector

“¿ Donde esta la reseña?. Solo veo una buena introducción pero no hablas prácticamente de la obra. Parece mas el articulo que acompaña al cómic que una critica.”

Digo lo mismo. Venía buscando una reseña, pero veo que se habla de la historia de los team-up y no del comic en cuestión :-S