Zona Manga – Entrevista a Amiram Reuveni, editor de Ponent Mon

Por
3
1195
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Ponent Mon es una editorial que siempre ha apostado por el manga. Su linea editorial contiene a autores de vanguardia de todo tipo de nacionalidades y estilos, y desde que hace más de diez años empezaran a publicar cómics en España, si catálogo incluyó autores tan importantes como Inio Asano, Iou Kuroda, Kiriko Nananan, Hideo Azuma, Kazuo Umezz y, obviamente, Jiro Taniguchi, uno de los autores japoneses mejor valorados y vendidos en España. Ponent Mon, justo cuando explotó la burbuja del manga allá por el año 2009 y el mercado del manga en España se viera saturado de novedades que no era capaz de asimilar, abandonó definitivamente de publicar cómic de origen japonés. Pero era algo temporal. Desde hace un año, Ponent Mon viene ofreciendo algunos de los mangas más interesante, distintos y mejor editados de todo aquello que podemos encontrar en las tiendas de libros, y nosotros, agradecidos por tal regreso, hemos hablado un rato con Amiram Reuveni, el editor al cargo de la editorial.


JESÚS JÁTIVA: De un tiempo a esta parte, Ponent Mon ha vuelto a la carga con el manga. Hace tiempo dijisteis que a excepción de Taniguchi, no publicaríais nada más. ¿A qué se debe esta vuelta?

AMIRAM REUVENI: Cuando empezamos a publicar manga hacer doce o trece años, muchos de los títulos que sacamos estaban demasiado adelantados a la época, y lo único que funcionó fueron los mangas de Jiro Taniguchi, del que teníamos libros en sentido occidental, lo que ayudaba a vender entre lectores de más edad. Cosas como Inio Asano, Aula a la deriva o Bokko no funcionaron. Eran buenos cómics que hoy podrían vender bien, como Nijigahara holograph, que lo sacó hace poco Milky Way. Los tiempos han cambiado y a día de hoy hay más diversidad de lectores, y los que antes solo se compraban Dragon Ball y Naruto ahora son lectores que buscan cosas más adultas. El mercado ha cambiado. Nosotros mismos lo notamos con El perro enamorado de las estrellas, que vendió muy bien. Así que hemos decidido volver a hacer aquello que ya intentamos en su día y ponernos de nuevo a sacar manga. También hay que aprovechar las oportunidades. Yo no estoy constantemente buscando títulos, pero tengo muchos títulos para 2017, y si me hacen alguna oferta desde Japón, pues lo evalúo y veo si podría funcionar, si es un buen cómic, si tiene cabida en nuestro catálogo…

JJ: Quería preguntarte precisamente por eso. Es bien sabido que es difícil negociar con los japoneses, pero parece que últimamente, con más editoriales sacando manga, es más sencillo ponerse en contacto con ellos. ¿Cómo lo veis vosotros?

AR: Como hubo un bajón bastante grande de publicación de manga hace unos años aquí en España, con lo de EDT y la crisis, la cosa no está tampoco tan bien para ellos como antes, así que poco a poco se han ido adaptando. Antes era muy difícil tratar con ciertas editoriales japonesas, y aunque tampoco sigue siendo especialmente fácil, se han relajado un poco. Yo no trato mucho con ellos porque tengo muy buena relación con mi agente en Japón, que es una francesa y la chica que me lleva lo de Taniguchi. Ella me facilita mucho las cosas. Pero aparte de ella trato solo con Shôgakukan. Tenemos muy buena relación porque llevamos muchos años trabajando.

JJ: ¿Es difícil trabajar con otras como Shûeihsa o Kodansha?

AR: Kodansha era fácil, al principio, pero han cambiado de personal y ya no es tan sencillo como antes. Kodansha lo que pasa es que están interesados en publicar sus mangas por su cuenta. Ya lo hacen Estados Unidos y Francia, en España aún no, así que tratan únicamente con editoriales con mucho volumen. Son exigentes. Pero hay tantos libros que no merece la pena perder el tiempo con una editorial que te lo pone demasiado difícil.

JJ: Una parte del proceso de conseguir licencias es el trato con las agencias. ¿Cómo de importantes son?

AR: Casi ninguna editorial trata directamente con la editorial japonesa, sino que hay una agencia en medio que hace de intermediario. Hay editoriales que solo trabajan con un agente, pero también hay editoriales que trabajan con muchos agentes distintos. Si quiero un libro de Kadokawa, puedo hacerlo a través de varios agentes distintos, e incluso a veces compiten entre ellos para llevarse la licencia.

JJ: Desde hace no mucho, habéis empezado a estar muy activos en las redes y hasta habéis puesto venta directa de vuestros cómics en la web. ¿Qué diferencia marca esto?

AR: Claro, es que hoy en día los medios de promoción antiguos no funcionan. Hoy está todo en internet, y es indispensable. Nosotros acudimos a las redes para hablar de nuestros cómics y acercarnos a nuestros lectores, para contarles qué vamos a publicar a continuación. A día de hoy es lo más importante. Hace doce años todo esto no existía, y es que casi que se me ha olvidado lo que se hacía antes [risas].

JJ: ¿Qué tal es ser una editorial mediana? Imagino que tiene que tener ventajas, pero también inconvenientes. ¿Cuánto puede arriesgarse una editorial como Ponent Mon?

AR: Las editoriales pequeñas tenemos que tener más cuidado. Cuanto más editas, más margen tienes para equivocarte. Si cuando eres una editorial pequeña te equivocas con dos libros seguidos el golpe es duro. Si editas, por ejemplo, un libro al mes, y te equivocas con un libro, ese mes lo tienes jodido.

JJ: Imagino que hay que recortar costes de donde sea posible.

AR: Claro. Ponent Mon soy yo solo, pero necesito ayuda de gente freelance que me ayude a completar el proceso que es editar un cómic. Tengo un montón de traductores, por ejemplo, con los que estoy acostumbrado a trabajar. Uno de japonés, uno de inglés, otro francés, italiano. Esta es gente externa. Tengo un asistente argentino que me ayuda a rotular el cómic. Yo hago las portadas, maqueto y lo pongo todo a su tamaño. Tienes que hacer todo lo que puedes tú mismo, pero hay ciertas cosas que yo no puedo hacer y que se tienen que hacer bien. Yo no sé japonés, ya que hablamos de manga, y necesito traductores, e incluso el español no es mi idioma. Al final quieres sacar el libro con el menor presupuesto posible para que lleguen beneficios, porque cada libro vende de una manera. Pero hay que hacer las cosas bien. Antes era necesario tener oficinas donde todo el mundo fuera a trabajar. Tenías a Norma, por ejemplo. Nos llevamos muy bien desde hace mucho tiempo, y tú veías allí un montón de gente haciendo el trabajo que ahora se hace desde casa. Unos maquetando, otros rotulando. Esa infraestructura física te la ahorras gracias a Internet. Ponent Mon es una editorial virtual. Yo trabajo desde casa y lo mismo la gente con la que colaboro. Claro, eso permite publicar más cómics. Pero también tengo mis límites. En 2016 hemos sacado 50 libros, un libro a la semana, más o menos. Es mi límite. De hecho, me gustaría editar menos [risas].

51 maneras de proteger a tu novia

JJ: Centrándonos en los mangas que publicáis, ¿cómo definiríais vuestra línea manga?

AR: Yo edito lo que me gusta, lo que suelo leer yo. Nada más.

JJ: Es un concepto editorial más o menos moderno. Una editorial formada por una sola persona y que lo que publica, en cierto modo, es como una recomendación al público. Si te gusta este libro, puede que te guste este otro que también he sacado, ya que está avalado por el gusto personal de la editorial.

AR: Claro. Sí, bueno, yo intento que mis libros gusten y puedan tener buena acogida. Al fin y al cabo, te arriesgas mucho con cada libro. Taniguchi, por ejemplo, no falla. Tiene sus lectores y ahí no hay pérdida. Cada vez que hay oportunidad para publicar un libro nuevo de Taniguchi, no hay nada que pensar. Luego hay autores que ya conozco y por los que apuesto. Un amigo me recomendó El perro enamorado de las estrellas, que había funcionado muy bien en inglés. Me gustó y lo saqué en español y ha funcionado muy bien. Y ahora que Takashi Murakami ha sacado otro libro, El pájaro azul, pues lo he sacado con los ojos cerrados.

JJ: Creo que editoriales pequeñas o medianas como vosotros apuestan más por autores que por títulos punteros, ya que ayuda más a continuar la línea editorial.

AR: Hay autores con los que tengo una relación personal. Kan Takahama, por ejemplo. Edité hace poco su último libro, El último vuelo de las mariposas, y en breve saldrá el siguiente, con el que estoy trabajando ahora en la portada. Es una amiga mía, y por lo tanto lo tengo fácil. Así que se junta todo: me gustan sus libros, se venden bastante bien y son fáciles de conseguir.

JJ: ¿Y Jiro Taniguchi? ¿Cómo de importante ha sido para vosotros?

AR: Puf. Es que es nuestro autor principal. No solo dentro del manga, autor principal de todo lo que sacamos. Siempre vende. Por eso cuando dejamos el manga hace años porque las cosas estaban regular, a Taniguchi no lo soltamos. Cuando vimos que todo el manga que no fuese suyo no vendía, nos acabamos centrando en el cómic francés, entre otras cosas, que sí vendía, y no me arriesgué.

JJ: Taniguchi tiene obras muy distintas entre sí, sobre todo si comparamos sus primeras obras, que son de acción por lo general, con las últimas. ¿Todas tienen éxito?

AR: Libros como Barrio lejano, El olmo del caucaso, El caminante, este tipo de libro vende mucho más. ¿Por qué? Porque al tema de la obra se le suma el sentido occidental que ayuda a las ventas, y hay cierto tipo de lectores, tal vez mayores, que si lo ven al revés lo dejan en la tienda. Pero también como son temas más humanos, son cómics más sensibles, pues tienen más público. Un público adulto y culto que se interesa por este tipo de material. Los libros de Taniguchi que son más antiguos y que suelen ser cómics de acción, pues depende. A veces es el propio autor el que me dice: mira, este no me gusta mucho y no pega con lo que has sacado, así que déjalo. Taniguchi no se suele meter mucho en mi forma de publicar sus cómics, pero a veces sí que me ha comentado cómo prefiere ciertas cosas.

JJ: Entonces, el sentido de lectura, ¿se sigue notando?

AR: Sí, claro. Si Barrio lejano ha vendido tanto ha sido por eso. Si no estuviera en sentido occidental habría vendido la mitad.

JJ: ¿Y eso no te anima a cambiar el sentido?

AR: No, en absoluto. Es un proceso muy difícil. No es solo darle la vuelta a las páginas. Hay relojes, gente comiendo, cosas que si se quiere hacer bien, cuesta mucho. Barrio lejano tuvo un proceso de adaptación muy largo del que se encargó Frédéric Boilet con Taniguchi de asistente, supervisando que todo se hiciera bien. Todo ese proceso costó mucho dinero, y lo pagamos entre Casterman y Ponent Mon. Poner los mangas en sentido occidental no es tan fácil como parece, no es simplemente darle la vuelta a las páginas, y se gasta mucho tiempo y dinero. Hacerlo tú solo es muy complicado, y hacerlo para todos tus libros es una tontería, porque a no ser que sea un título muy especial, pierdes tiempo y dinero.

JJ: Quería preguntarte por el formato de vuestros cómics. ¿Por qué os decidís por ese tamaño grande y lujoso en lugar del tomo estándar?

AR: Hay varios motivos. El primero es porque creo que los cómics que publicamos merecen un tamaño grande. En Japón se publica todo muy pequeño. Es normal porque tienen esa mentalidad de leer y tirar, o leer y dejar en cualquier lugar para que otro se lo lea, además de que gran parte del manga que se publica está hecho con ese propósito. Para eso no vas a hacer un cómic grande. Yo intento seleccionar libros que merezca la pena publicar en gran tamaño. Luego, segundo motivo, por una razón comercial. Prefiero hacer libros de lujo, de tamaño grande, tapa dura incluso, con tiradas más cortas, y es que haciéndolo así, para que el libro sea rentable, necesito menos compradores. Las editoriales que trabajan con mangas de ocho euros hacen tiradas mucho más grandes si no quieren perder dinero, con lo que tienen que vender muchos más libros. Yo con 600 u 800 ejemplares vendidos ya amortizo los costes de producción.

JJ: Esto tiene sentido si los cómics que sacas no son demasiado comerciales, como es el caso de algunos de los que publicáis vosotros.

AR: Claro, claro. Bueno, tengo libros que venden mucho. Pero depende del libro. Tengo libros por veinte o veinticuatro euros de los que vendido miles y miles, tampoco se puede decir que no sean comerciales. Pero eso, al principio, cuando sacas el libro, no lo sabes. También creo que el mercado del manga a ocho euros está muy saturado, con lo que es difícil meterse ahí y competir.

JJ: Entonces, ¿cuáles son vuestros cómics más vendidos?

AR: Barrio lejano, sin duda. Y Taniguchi ocupa también el segundo y tercer puesto, si hablamos de manga. De los nuevos que acabamos de sacar, como Plinivs, es pronto para saber cómo están funcionando. La bestia, por ejemplo, de Hideki Mori, no ha funcionado muy bien. A mí el cómic me gustó, y Bokko me gustó más aún, y tampoco funcionó. En un rincón de este mundo, que es un cómic que a mí me encanta, y es por eso por lo que lo he publicado, ha funcionado medio bien. Hemos ganado dinero, pero no mucho. Pero es un libro que sigue vivo y del que poco a poco se van vendiendo ejemplares. Intento sacar libros buenos, que no se pasen de moda y que suelen recibir buenas reseñas, y al final lo que hay es un goteo de ventas que poco a poco va creciendo y haciendo el trabajo rentable.

JJ: Hablando ya de los cómics que anunciasteis en el Salón del Manga, dijisteis que empezaríais una colección de mangas a 14€.

AR: Sí, me ofrecieron dos obras de Usamaru Furuya, y como ya estaba editado en España de una determinada manera, tampoco me parecía bien darle el trato habitual de tapa dura y tomos grandes. Creo que Furuya es muy bueno, me gusta mucho, así que voy a intentar adaptarme al lector que ya ha comprado los libros publicados por EDT y Milky Way y publicar sus libros a un precio un poco más barato, pero de calidad también. Van a ser ediciones un poco más pequeñas, 15 x 21 cm, sin tapa dura, rústica, quizás con solapa. Algo un poco más económico.

JJ: ¿Dará esto pie a mangas más largos?

AR: No, series largas no. Son muchos años ya con esto y no me arriesgo. Vendes mucho del primero tomo, el segundo se vende menos, el tercero menos aún, y llega un momento en el que ya no merece la pena seguir pero continúas por no dejar tirados a los lectores y es un verdadero lío. Vamos a publicar esta serie de cinco tomos [51 maneras de proteger a tu novia], pero es algo excepcional, normalmente no cojo nada de más de tres tomos.

Detalle de una viñeta de Emanon

JJ: ¿Qué nos puedes decir de Plinivs y Emanon?

AR: Emanon lo descubrí mirando en webs de cómics americanas. Estaba por ahí navegando, de un enlace a otro y lo descubrí, ni me acuerdo cómo. Al dibujante lo conocía. Antes de editar libros trabajaba en una editorial editando posters manga. Sacamos en el año 92 posters de Akira y otros, partiendo de originales de los autores, no de los animes. Fueron posters únicos en el mundo. Posters de Oh my goddess!, dibujos de Otomo, Shirow, cosas sobre todo de Kodansha. Conocía al autor de Emanon , Kenji Tsuruta, porque editamos varios posters con sus dibujos, y fue la coincidencia la que me hizo que me acabara lanzando a por el cómic, y es que tiene un dibujo espectacular. Cómo me hice con Plinivs no es una historia muy emocionante [risas]. El agente me lo enseñó, me dijo que lo estaba vendiendo en Francia, que la autora era famosa, que era un buen cómic, blablablá, y bueno, pues venga, me lo quedo.

JJ: Plinivs me recuerda a Taniguchi, en cierto modo, a El caminante, en concreto, ese estilo contemplativo, bastante pausado, con mucha atención al entorno y a la naturaleza.

AR: Plinivs, si se hubiese editado el sentido de lectura occidental, podría estar vendiendo mucho más. Es un cómic con un tema que interesa a mucha gente. La cultura romana y la figura histórica del protagonista, hay gente interesado en ello y que además suele comprar BD a quien estoy seguro que este cómic le interesaría.

JJ: ¿Qué nos puedes decir de Usamaru Furuya? Se han anunciado muchas obras suyas en muy poquito tiempo y además en tres editoriales distintas. Además, una de las obras que habéis anunciado había sido anunciada por dos editoriales antes.

AR: Bueno, no sé por qué Dolmen no terminó sacando 51 maneras de proteger a tu novia. A mí me lo ofrecieron y acepté. El mismo agente de Taniguchi estaba trabajando con varios cómics distintos y me preguntó que si lo quería, así que no fue una negociación difícil. Tuve la oportunidad de sacar a este autor en España hace años, cuando aún estaba inédito, pero lo rechacé, y al final lo acabó publicando Joan Navarro en EDT. En aquella época yo estaba un poco desilusionado con el manga. De hecho, ese libro estaba en sentido occidental, ya que Casterman había hecho el trabajo. Lo sacaron en tamaño grande, no me acuerdo qué titulo era [tenía que ser Indigno de ser humano, La música de Marie o El club del suicidio, los tres publicados por Casterman]. En cualquier caso, conocía al autor desde hacía mucho tiempo. Furuya era amigo de Frédéric Boilet y yo lo conocía desde antes de que se pusiera de moda.

JJ: ¿Y de la obra de Kei Ichinoseki, Hanagami Sharaku, qué nos puedes decir?

AR: Me gusta mucho la pinta tiene. El dibujo es muy bonito, y además ha ganado el premio Osamu Tezuka, que es importantísimo en Japón. Que ganara el premio nos hizo fijarnos en él, y tampoco me lo pensé mucho. Tiene mucho en común con lo que estamos sacando: el estilo, la ambientación histórica. ¿Se va a vender? No lo sé. Es un buen libro, eso seguro.

Página de Hanagami Sharaku, de Kei Ichinoseki

JJ: ¿Y de Moyoco Anno? Durante vuestra presentación del Salón del Manga hubo bastante entusiasmo.

AR: [Risas] Sí, sí. Hubo un grito de ilusión. Hace unos años sacamos una antología llamada Japón visto por 17 autores. Ocho eran japoneses y los otros eran occidentales. Uno de los japoneses era ella, y su historia es mi favorita de todo el libro. Son solo cuatro o seis páginas, pero son las mejores de todo el libro, en mi opinión. Me impactaron mucho. Últimamente llevaba un tiempo pensando en esta autora. Tiene un libro que se llama Sakuran que es muy famoso. Pero era un libro difícil de conseguir, porque es de Kodansha, y como no editamos mucho manga son un poco reacios a dármelo. Por otro lado, lo compré en inglés y aunque el dibujo me gustó, la historia me pareció floja. Este, en cambio, tenía muy buenas críticas en todos los lados donde ha salido, así que fui a por él. La verdad es que estoy muy contento de poder sacarlo. Ahora mismo estoy con él, trabajando en la portada, que va a salir en febrero.

JJ: Moyoco Anno ya se ha publicado varias veces en España por parte de Glénat/EDT, que sacó Sugar Sugar Rune y Tokio Style, que parece que no vendió mucho.

AR: Bueno, el primero estaba dirigido a chicas jóvenes, era algo muy distinto al libro que vamos a sacar nosotros. A diferencia de EDT, nosotros no hacemos tiradas grandes. De una obra como esta no se puede, al menos al principio, hacer una tirada muy grande. Si una editorial grande imprime 3000 ejemplares y vende solo 1400 lo considera un fracaso. Pero si yo hago 1200 y vendo 800 estoy contento con resultado. Hay que adaptarse al cómic que tienes entre manos, conocer a tu público y editar para ellos. El libro de Anno se va a titular GORDA y va a salir en tapa dura. Hanagami Sharaku va a salir también con tapa dura.

JJ: Y qué nos puedes decir de Venice. Parece algo a mitad entre un cómic y una guía de viajes. Es algo extraño.

AR: [Risas] Sí, es como un libro de viajes pero también tiene historia. Un chico japonés cuyo abuelo vivía en Venecia e intenta seguir sus pasos. Es un libro súper bonito. En Italia está editado por Louis Vuitton. Tienen muchos libros con diferentes autores de cómics franceses o italianos muy importantes. No me acuerdo de cuántos, pero tienen bastantes. En cambio, es este de Taniguchi es el que más ha triunfado. El libro va a salir en español, en inglés, en francés, en alemán. Ha triunfado mucho. Taniguchi es el único autor japonés que vende más fuera de Japón que en Japón.

JJ: ¿Nos puedes dar fechas para estos nuevos cómics?

AR: Gorda, de Moyoco Anno, saldrá en febrero. Autoasasinofilia saldrá en mayo, a finales, junto con Plinivs 3. Al mes siguiente saldrá el primer tomo de 51 maneras de proteger a tu novia, y ese mes también saldrá Venice, de Taniguchi. En julio la segunda y última parte de Autoasasinofilia, y luego ya a partir de septiembre saldrá un tomo cada dos meses de 51 maneras de proteger a tu novia, de modo que terminaremos de publicar el cómic a principio de 2018. Ciudad de Yotsuya, Barrio de Hanazono saldrá en febrero.

JJ: Muchas gracias otra vez por tu tiempo.

AR: Espero que os gusten mucho los mangas que vamos a sacar.

Plan de publicación de los próximos mangas de Ponent Mon

Muchas gracias Amiram por tu tiempo. Podéis estar al tanto de todas las novedades de Ponent Mon en sus redes sociales (Twitter, Facebook) y en su página web.

Leave a Reply

3 Comentarios en "Zona Manga – Entrevista a Amiram Reuveni, editor de Ponent Mon"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Dreadstar_TFE

Pues estoy muy de acuerdo con lo que se comenta en la entrevista: yo tiendo cada vez más a leer mangas que duren como mucho 5 tomos.

Me gustan las historias bien planteadas, desarrolladas y sobre todo, que terminen en un punto dado sin estirar el chicle.

Espero que sigan editando a Taniguchi, incluso que recuperen sus historias de “acción” con las que empezó, porque creo que ahí puede haber un mercado sólido en cuanto a ventas.

Yo mismo creo que tengo casi todo lo de Taniguchi editado por Ponent Mon (me falta una o dos cosas).

Barrio Lejano la tengo en la primera edición (que eran dos tomos) y es mi manga favorito de todos los tiempos.

Una obra maestra atemporal.

Espero que Ponent Mon siga llenando mis estanterías durante muchos muchos años más.

Miki

Tengo que reconocer que yo a Ponent no la compré regularmente hasta que empezaron a sacar los tomos de Cerebus, ya con la BD me han puesto las pilas y he empezado a interesarme por sus mangas. De lo aquí dicho me llama bastante la atención Gorda y estoy haciendo espacio para Plinius en casa y acabo de descubir en esta entrevista Hanagami Sharaku.
Como es temporada de reyes magos y tal, deseo que editen lo que falta de Homunculus.
Felicidades por la entrevista y por la editorial, respectivamente.

fer13

Uf, por pedir… ¿Seton? ¿Es una posibilidad recuperar ese último tomo o incluso una nueva edición? Creo que el mercado está mejor preparado ahora, no?

wpDiscuz