#ZNSeries – Marvel’s Punisher: Primeras Impresiones

Reseña de la primera temporada de Punisher, la última serie de Marvel Studios para Netflix protagonizada por Jon Bernthal en el papel de Frank Castle.

Por
14
3404
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

“¡Los hombres como nosotros necesitamos esto, Frank!. No servimos para otra cosa. Un par de capullos que aspirábamos a todo lo bueno de la vida. Pero no somos buenas personas. ¡Nunca lo hemos sido!”

 
punisher1

Género: Drama, policíaco, mafia, bélico
Creador: Steve Lightfoot, basado en el personaje de Gerry Conway, John Romita Sr y Ross Andru
Reparto: Jon Bernthal, Ben Barnes, Ebon Moss-Bachrach, Amber Rose Revah, Deborah Ann Woll, Daniel Webber, Jason R. Moore, Paul Schulze, Jaime Ray Newman, Michael Nathanson, Shohreh Aghdashloo, Mary Elizabeth Mastrantonio, Rob Morgan
Producción: ABC Studios / Disney-ABC Domestic Television / Marvel Entertainment / Netflix
Canal: Netflix

 

Desde que fuera creado por Gerry Conway, John Romita Sr y Ross Andru y debutara por primera vez en el año 1974 dentro de la colección The Amazing Spider-Man, concretamente en el número 129, varias han sido las traslaciones audiovisuales protagonizadas por Frank Castle, alias Punisher. Dentro del mundo del largometraje tres han sido las películas que han intentado extrapolar los cómics de El Castigador al celuloide. La primera data de 1989, se tituló Punisher (El Vengador en España, para confusión de muchos) la dirigió el habitualmente montador Mark L. Goldblatt, la protagonizó el actor sueco Dolph Lundgren (Rocky IV, The Expendables) y el resultado se alejaba brutalmente de las viñetas para acercarse al modus operandi de las producciones de la Cannon Films. En 2004, en pleno auge del cine basado en personajes de cómic llegó The Punisher, ideada por el guionista y director Jonathan Hensleigh (Armageddon) y con Thomas Jane de dando vida a Frank Castle, pariendo un inconsistente producto que quería imbuirse de la etapa Marvel Knights de Garth Ennis y Steve Dillon resultando ser un trabajo muy deficiente con un John Travolta penoso en su labor de villano. Cuatro años después, en 2008, llegó el último intento en pantalla grande con la realizadora alemana Lexi Alexander detrás de las cámaras, un muy convincente Ray Stevenson como protagonista y un tono crudísimo y bestial que recordaba a la mítica etapa del guionista de Predicador con el personaje en el sello MAX. Aunque Punisher War Zone puede considerarse el film más fiel a la esencia de Frank Castle sus deficiencias y fracaso en taquilla terminaron por sepultar el tercer intento de sacar adelante una franquicia protagonizada por el ex marine reconvertido en vigilante tras el asesinato de su familia.

Si no contamos sus apariciones en las series animadas de Marvel o el muy recuperable cortometraje Dirty Laundry, en el que Thomas Jane volvía a interpretar al personaje, la última y más memorable personalización de Punisher había tenido lugar en la segunda temporada de la serie Daredevil, la primera serie nacida de la dupla Marvel Studios/Netflix y en la que Jon Bernthal (Baby Driver, El Lobo de Wall Street) se enfundaba el traje de Frank Castle. El Punisher de la serie protagonizada por Charlie Cox era el mejor acercamiento en imagen real jamás realizado sobre el antihéroe creado por Conway, Romita Sr y Andru, marcando el contrapunto moral del alter ego Matt Murdock, protagonizando algunas de las mejores escenas de acción de la segunda tanda de episodios del programa del Hombre Sin Miedo y compartiendo con el Wilson Fisk de Vincent D’Onofrio pasajes de altísimo voltaje una vez Punisher entraba en prisión. Este acercamiento es el que el showrunner británico Steve Lightfoot ha tomado para construir la primera temporada de la serie en solitario de Punisher, que una vez vista en su integridad puede ser considerada una de las mejores producciones de la colaboración entre Marvel y la célebre plataforma de streaming.

punisher2

Punisher llega después de ese balón de oxígeno que supuso The Defenders tras lo decepcionantes que en varios aspectos supusieron Luke Cage y Iron Fist, cada una de ellas por motivos diferentes, pero igual de preocupantes. La reunión de los cinco superhéroes Marvel de Netflix en una temporada de ocho agradecidos episodios supuso la culminación de lo que podríamos llamar la “Fase 1” de este universo televisivo que comenzó con la primera temporada de Daredevil y acabó con la adaptación, muy libre, de los personajes unificados por primera vez en 1971 por Roy Thomas. Pero esta Punisher recurre a un tono completamente diferente al del resto de estas producciones, alejándose incluso del tono urbano y oscuro de la serie del Diablo de la Cocina del Infierno para ofrecer algo parecido, pero a la vez considerablemente distinto. La intención por parte del showrunner Steve Lightfoot (Hannibal, Narcos) es la de diseñar junto a su grupo de colaboradores una mixtura genérica en la que el personaje protagonista pueda asentarse con solidez para ser el núcleo central de un relato que se adscribe tanto al drama, al policíaco como al bélico, el cine de espionaje o el de conspiraciones gubernamentales saliendo airoso en todos ellos gracias a la profesionalidad de los implicados en el proyecto.

punisher3

Punisher está inspirada, con todas las licencias esperables, en dos etapas más o menos recientes del personaje, una en la Tierra 616 y otra dentro del sello para lectores adultos MAX. El tono noir, policíaco y todo el entramado militar y conspiranoico viene de la breve, pero muy recuperable, etapa en la que el guionista Greg Rucka y el ilustrador Marco Checchetto aunaron fuerzas para dar vida a su particular versión de Frank Castle. Por otro lado todo el trasfondo dramático relacionado con los veteranos de guerra y los soldados que no encuentran su lugar en la sociedad una vez vuelven a sus hogares viéndose arrastrados por el horror que vivieron es deudor de la ya citada etapa de Garth Ennis en el sello MAX sobre todo de los últimos arcos argumentales, La Larga y Fría Oscuridad y Valley Forge, Valley Forge, que redefinieron para siempre la psicología del personaje. De este modo aunque la serie diseña su propia visión de Punisher a partir de lo ya planteado en la segunda temporada de Daredevil podemos decir que los ideólogos del proyecto han construido su criatura centrándose en el perfil psicológico más rico que se ha aportado hasta el momento de Frank Castle en los cómics, alejado del blanco y negro moral de los inicios de su andadura editorial.

punisher9

La inesperada decisión por parte de Steve Lighfoot de construir gran parte de esta primera temporada de Punisher sobre un drama es la que permite el mejor retrato de personajes y desarrollo narrativo de todas las series Marvel/Netflix que hemos visto hasta el momento. Aunque el episodio piloto dé buenas muestras de cómo será la acción adscrita a la temporada será aquí donde los guionistas comiencen a dar forma a una galería de personajes muy bien trabajados desde la escritura. No sólo Frank Castle está excelentemente abordado desde el papel, también David Lieberman “Microchip” no es un simple ayudante que proporciona armas y equipamiento a Punisher, se trata de un rol notablemente tridimensional con un recorrido argumental muy destacable a lo largo de la tanda de episodios, sustentado este en una familia en la que todos y cada uno de sus miembros, sin ser un dechado de originalidad psicológica, también son profesionalmente expuestos en pantalla para apelar a la empatía del espectador. Hasta el personaje de la agente Dinah Madani, que protagoniza la subtrama policíaca, o el de Karen Page, al que ya conocemos de Daredevil o The Defenders, tienen un bagaje estimable a sus espaldas, sólo desentonando en ese sentido el maniqueo senador Stan Ori usado por los guionistas para retratar como cobardes a los políticos que abogan por un control más ferreo de las armas de fuego o en el otro lado de la balanza el veterano de guerra O’Connor que sirve para poner en evidencia a los militantes de la NRA y que también está pobremente construido.

punisher10

Como es lógico el personaje que mejor parado sale de esta elección tonal y conceptual es el Frank Castle al que entrega todo lo que tiene en su interior un Jon Bernthal que se ha apoderado de tal manera de Punisher que al que esto firma actualmente se le hace inconcebible que otro actor le dé vida y eso que físicamente me parece muy alejado de lo que es su contrapartida de las viñetas. La versión Netflix de Frank apela a la ambigüedad con la que fue retratada en Daredevil, exponiéndolo de cara al público como una experta máquina de matar que realiza el trabajo sucio que las fuerzas de la ley no pueden o quieren ejecutar y en no pocas ocasiones con el consentimiento de las mismas, ese “mal menor” que se toma la venganza por su propia mano en la más pura tradición estadounidense. Pero Steve Lightoof y el resto de guionistas se ocupan de no dejar pasar la oportunidad de ahondar en la mente de su criatura para afirmar que Castle se trajo la guerra a casa (aquí es veterano de Iraq y Afganistan, no de Vietnam, por cuestiones lógicas de cronología) y que la locura que allí vivió lo ha convertido en un adicto a la adrenalina que en no pocas ocasiones bordea la psicopatía (curiosamente en dos secuencias concretas saca su lado más oscuro con sendos menores de edad, algo tan arriesgado como meritorio de cara al espectador) y que no encontrará la paz por mucho que acabe con todo el crimen organizado de New York en una cruzada con la que no consigue ninguna satisfacción en un plano emocional.

punisher11

El único defecto que podemos achacar a esta Punisher es que esa inmersión en el drama necesita obligatoriamente un estudio de personajes y situaciones extenso para que todo esté estructurado adecuadamente y se adhiera con lógica al tono realista de la propuesta que ofrece Steve Lightfoot. Por eso la acción se ve dosificada en demasía y aunque la misma abunda notablemente a lo largo de toda la temporada (es raro el episodio en el que no tengamos, mínimo, una secuencia de esta naturaleza) en varias ocasiones echamos de menos más pasajes dinámicos que den un ritmo de thriller al compendio narrativo del proyecto. Pero hasta esta mancha en el casi intachable currículum de la serie juega a su favor, porque cuando la acción hace acto de presencia lo realiza con una fuerza devastadora que deja en poca cosa, en cuanto a brutalidad, cualquier situación de este cariz vista en las otras series de Marvel para Netflix. Sirvan como ejemplo los clímax finales que cierran los tres últimos episodios de la temporada que consiguen hacer explotar salvajemente toda la tragedia acumulada en el plano psicológico relacionado con la muerte de la familia Castle y que Frank toma como catalizador para desatar toda su furia contra sus enemigos que se ven enfrentándose a una apisonadora humana que arrasa con todo lo que se le pone por delante.

punisher8

Trece episodios que, esta vez sí, no se antojan alargados o plomizos por haber sido acatados con pericia desde la escritura y la realización técnica, un reparto de innegable solvencia comandado por un Jon Bernthal que hiela la sangre en más de una ocasión por su determinación y descomunal fuerza física (menuda manera de gritar tiene el Shane de The Walking Dead) un retrato de personajes certero en el que se pone en entredicho hasta la misma idiosincrasia y justificación moral del protagonista (enorme el pasaje Karen Page hablando por la radio de Lewis Walcott y dejando entrever el montaje de la secuencia que lo que afirma es también aplicable a Castle), un villano poliédrico que, por suerte, no desaparece a mitad de temporada de mala manera para ser sustituido por otro, mientras asienta las bases de algo más grande de cara a la segunda temporada y un subtexto sobre la deshumanización de la guerra, el difícil camino de vuelta a casa de adolescentes que fueron a la otra punta del mundo para matar y morir por mentiras espetadas desde atriles por hombres vociferantes que siempre dejan que sean otros los que se manchen las manos de sangre por ellos y cómo esa incursión en el infierno crea monstruos que afrontan su desgracia convirtiendo su día a día en una jungla urbana en la que quitar una vida es algo tan natural como respirar.

"¡Los hombres como nosotros necesitamos esto, Frank!. No servimos para otra cosa. Un par de capullos que aspirábamos a todo lo bueno de la vida. Pero no somos buenas personas. ¡Nunca lo hemos sido!"   Género: Drama, policíaco, mafia, bélico Creador: Steve Lightfoot, basado en el personaje de Gerry Conway,…
Dirección - 9
Guión - 8.5
Reparto - 9
Apartado visual - 9
Banda sonora - 8.5

8.8

Excelente primera temporada del Punisher de Netflix con un enorme Jon Bernthal en la piel de Frank Castle implicado en una trama que mezcla sabiamente géneros como el drama o el thriller policíaco ofreciendo un muy destacable producto en fondo y forma y una visión más que notable del Castigador en imagen real.

Vosotros puntuáis: 8.66 ( 34 votos)

Leave a Reply

14 Comentarios en "#ZNSeries – Marvel’s Punisher: Primeras Impresiones"

  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Igverni
Lector

WHAAAAAAT !!!!

Quería haber empezado a verla este finde, pero compromisos familiares lo impidieron… Joer, menuda puntuación Juan Luis, me pongo a verla esta noche pero a la de ya!

Gracias por tu crítica, solo leí la puntuación 😀 Te la leo en unos días cuando acabe de verla!!!

Arconte
Lector

A mi no me gustó. No digo que sea mala, pero no era lo que quería ver, que básicamente era al Punisher, y este no aparece como tal hasta los 2 o 3 capítulos finales. El resto es un dramon que puede tener su interés, sobre todo por el estudio que hace de las raíces de la violencia en los EEUU y la relación de los americanos con la guerra y las armas. Pero habiendo tenido ya al Punisher al final de la segunda temporada de DD listo ya, con la calavera y todo, es desperdiciarlo totalmente. Es una historia que se podría haber contado con otros personajes. O darle una estructura tipo Dexter, con una trama de fondo y el personaje principal resolviendo casos casos cada 1 o 2 episodios. Estas historias río de Netflix vienen perdiendo fuelle. Acá levanta al final, pero por el medio se me hizo terriblemente cansina.
Bernthal es clavado al Punisher dibujado por Romita Jr., si lo saben aprovechar visualmente. Y parte de la trama de Afganistán esta sacada de “Return to big nothing” de Steve Grant y Mike Seck.
Espero que la próxima temporada tengamos al Punisher en plena forma.

frankbanner49
Lector

Estupenda reseña, Juan Luis.
Ya lo he dicho por algún otro post: a mí me ha parecido una temporada ENORME, hasta el punto que la situo en el primer lugar, por encima incluso de la primera de Daredevil.
Es,además, la que cuenta con los mejores guiones escritos y los personajes mejor dibujados que he visto en las series de Netflix del sello Marvel.
Y Jon Bernthal está de puto Emmy.
¿algo negativo?.
Pues Arconte ha dado en el clavo con ese “no es lo que quería ver”.
Mucha gente se va a ver algo decepcionada porque la campaña de promoción describe un enfoque y una dirección en la trama que luego tira por otro lado (empezando por el temazo de los Metallica, cuando el propio elemento músical gira en buena parte sobre temas country.

Y, por cierto, funciona incluso como cierre para el mismo personaje si así hubiesen querido hacerlo…cosa que espero que no ocurra.

Thorin_II
Lector

“por encima incluso de la primera de Daredevil”

Ufff ufff eso son palabras mayores caballero jajaj esta noche mismo me pongo a verla. Si es la mitad de buena que la de Daredevil aquí ya tienen al fan number 1. De momento el actor me mola y creo que ya lo dije en su día que me pareció jodidamente bueno en la serie de Daredevil. Y en su propia serie parece que seguirá molando. Ya os contaré,
saludos 😉

Arconte
Lector

Consejo para disfrutarla, cosa que yo no pude: no espere ver al Punisher hasta los últimos capítulos. Así creo que es más fácil engancharse en lo que propone.

Thorin_II
Lector

Bueno en Daredevil pasó algo parecido que no lo vimos con el traje hasta el último o penúltimo capítulo si no recuerdo mal.

Arconte
Lector

Claro, pero al Punisher ya lo teníamos listo en el último capítulo de la segunda temporada de DD, con calavera y todo. En fin, yo aviso, nomas…

wizard
Lector

Ya la veré con tiempo, pero primero me tengo que ver daredevil 2, luke cage, jessica jones, puño de hierro y los defensores, así que con calma XD

Carlos Castle
Lector

No es necesario, solo te aviso
Quiza solo DD2 ocupes para entender esta

wizard
Lector

Gracias Carlos por el aviso, pero la verdad es que lo decía en coña porque apenas tengo tiempo de ver casi nada.
Y jodo ¿ trece capítulos de casi una hora? me parece que se han pasado un poco ¿no?

Carlos Castle
Lector

si, mas para estas series de Marvel que parecen peliculas
a veces sufren con el argumento para llenar 13 capitulos

Carlos Castle
Lector

A mi la serie me ha encantado como hacia rato no me encantaba una serie de Marvel en Netflix
Solo si me quiero poner ya critico diria que la serie seria excelente si fuera de 9 o 10 caps (vamos, que sufre un poco para llenar los 13 aunque lo logra) y si me pongo purista el pequeño giro de tuerca a los origenes de Castle puede que moleste a mas de uno
aun asi la serie funciona, lo hace bien y de seguro a muchos fans del personaje quedaran contentos

thanos616
Lector

A mi me pareció mediocre los dos capítulos que vi, el primero con un relleno apabullante y el segundo bueno a secas.
Es increíble lo poco que esta invirtiendo Netflix en sus series y si consideran que Punisher es la serie del año me sorprende para mal. Teniendo Legion, The Leftovers o Fargo ni soñando Punisher se acerca a esto.
Eso si, Bernthal esta genial, pero sigo sin entender para donde apunta la serie.

Igverni
Lector

Buenas! Aproveché la semana para ver toda la serie, muy buena tu crítica Juan Luis ahora que te la pude leer. 😀

Punisher me ha encantado. Me ha sorprendido muy positivamente el retrato de los veteranos de guerra y como el estress post-traumático se manifiesta de formas diferentes según la persona. Y como el dolor por una pérdida no solo afecta a los soldados, sino también a sus familias y amigos. Una sorpresa excelente.

Los 13 episodios no se me hicieron largos, aunque quizá el último eisodio va un poco de bajón ya que el climax real lo vimos en el 12. Pero mola las puertas que abre y las enormes posibilidades de cara a una posible temporada 2 (si es que se hace).

Quizá el único pero que se podría comentar es su separación del “canon” de los comics y su alejamiento de Punisher máquina de matar imparable de la versión MAX de Ennis, pero como este personaje siempre ha sido una bestia aparte, realmente para mi no es un problema.

Defenders, Iron Fist y Luke Cage (que no acabé de ver) me han parecido fallidas, pero este Punisher me hace recuperar la fe en la asociación Marvel + Netflix.