#ZNCine – Marvel Studios: el largo camino a Civil War

Por
37
4133
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Llegó la hora. Con el estreno esta semana en España de Capitán América: Civil War (siete días antes que en Estados Unidos, donde aterriza el próximo 6 de mayo) da comienzo la Fase 3 de Marvel, donde desembocarán los planes que el estudio lleva preparando desde 2008 y que nos ha deparado la etapa más fructífera y estructurada del género superheróico en el Cine. Dada la importancia de Civil War en el esquema de Marvel Studios hemos decidido dedicar unas líneas a reflexionar sobre el camino recorrido y lo que puede suponer la cinta para el que queda por recorrer; y es que el camino a esta Civil War ha sido mucho más arduo de lo que parece visto en perspectiva y en el que trataremos de echar un vistazo a cómo Marvel Studios ha llegado a revolucionar, para bien o para mal, no sólo un género sino todo el modelo productivo de la industria cinematográfica en el Hollywood actual. Y recorreremos ese camino de la mano de los dos contrincantes en esta tercera entrega del Capi: Tony Stark y Steve Rogers, los protagonistas de la primera y la segunda fase de Marvel respectivamente y que abren con su enfrentamiento el tercer acto de la gran ópera de Marvel en la gran pantalla. Vamos allá.

I am Iron Man (Robert Downey Jr., 2008)

Iron_Man

En 2008 no existía la Fase 1 de Marvel. Para ser justos, ni siquiera lo hacía en 2010 con el estreno de Iron Man 2, la auténtica apuesta del estudio a todo o nada. Aunque sí es cierto que todo comenzó a forjarse con esa frase de la que hemos puesto como autor a Robert Downey Jr. aunque la dijese por boca de Tony Stark pero que ha llegado a significar más para el actor que para el personaje. Dicen que el éxito es imposible de predecir porque depende de multitud de factores, muchos de ellos relacionados con el azar; pero azarosa o no, está claro que la presencia de Downey Jr. como eje central de los planes de Marvel Studios se convirtió en el mayor acierto de Kevin Feige y compañía. Como decíamos más arriba, la perspectiva puede ser muy puñetera y hoy nos resulta clarísimo que Downey Jr. era el actor ideal para dar vida a Stark, pero en 2008 muy pocos conocían al personaje de Iron Man más allá de reconocer los colores de su armadura y de Downey Jr. teníamos más presente su convulso pasado (parodiado en Los Simpson por partida doble en este sangrante gag y, sin citar su nombre, en el genial número de Broadway Kicking’ It, a cuenta de sus adicciones) que su irónico sentido del humor. Y qué decir de la arruinada Marvel que se había visto obligada a vender los derechos de sus personajes más reconocidos como Spiderman o los X-Men y que sólo tenía como principales bazas para comenzar su andadura a Iron Man, el Capitán América y Thor, personajes muy alejados del conocimiento general de la audiencia en cuanto a cómics.

Con todos esos factores en contra, Iron Man se convirtió no ya en un éxito sino en un fenómeno, justo lo que Marvel necesitaba para comenzar a trazar un plan y que se llevó hasta una referencia sobre ir a ver la película dos veces en el genial número de presentación de Hugh Jackman en la gala de los Oscars de 2009; un fenómeno que tuvo dos nombres propios: un Robert Downey Jr. que puso sobre sus hombros al personaje, a la película y al estudio entero convirtiéndose con diferencia en el mejor relaciones públicas de la industria, y un Kevin Feige aún en la sombra que había sido nombrado presidente de Marvel Studios un año antes pero que arrastraba conocimientos de los puntos fuertes y débiles del género desde la primera X-Men en el año 2000, en la que ya ejerció como productor asociado. El tándem Jon Favreau/Robert Downey Jr. sacó adelante una gran película de orígenes que encandiló a la audiencia y convirtió a Iron Man, quién iba a decirlo, en uno de los superhéroes más populares. Aunque Iron Man venía con otra sorpresa bajo el brazo, una en forma de escena post-créditos en la que Nick Furia con el aspecto Ultimate de Samuel L. Jackson le decía a Tony Stark (y por ende a la emocionada audiencia que contemplaba atónita la escena) que ahora formaba parte de un mundo más grande: no sólo eso, sino que se mencionaba por primera vez a Los Vengadores, una película que aún no estaba siquiera sobre la mesa y que no llegaría hasta cuatro años más tarde. La estrategia de Marvel de tanteo sigue resultando ejemplar a día de hoy y no tuvo mejor estudio de mercado que comprobar cómo los foros se llenaban de ansiosos fans ya no hablando sobre la película, sino sobre la Iniciativa Vengadores y lo que podría significar de cara al futuro. El hype en su estado más puro había nacido.

https://www.youtube.com/watch?v=V7tA1loHgGI

Si Tony Stark ya hizo su aparición en El Increíble Hulk (Louis Leterrier, 2008) las cartas se pondrían realmente sobre la mesa en 2010 con la esperada secuela de Iron Man que, paradójicamente, supuso a la vez un éxito y una decepción. Marvel contaba de nuevo con Favreau y Downey Jr. al timón pero necesitaba un espaldarazo definitivo a sus planes para cimentar la Fase 1 y pisar el acelerador hacia Los Vengadores por lo que apostó más fuerte que nunca con Iron Man 2, y lo hizo precisamente apostando en contra de la propia Iron Man 2, una cinta que sufría en su historia por las demandas continuas por parte del estudio de incluir referencias a su deseado Universo expandido. Marvel necesitaba comprobar que la audiencia seguía respondiendo a sus insinuaciones y se aprovechó del éxito asegurado que sería la secuela de Iron Man para sus fines, algo que no pasó desapercibido para Favreau, que tras rodarla decidió abandonar el barco de Marvel (un barco al que volverá a subirse como productor con Infinity War); el experimento que fue Iron Man 2 sirvió también al estudio para comprobar otro factor de manera colateral: el actor Terrence Howard fue sustituido en su papel de James Rhodes por Don Cheadle tras tener desavenencias económicas con Marvel (acusada siempre de no ser muy espléndida con los salarios); la sustitución de Howard por Cheadle apenas tuvo impacto en la audiencia, una lección que Marvel Studios aprendió al instante y que le serviría en el futuro a la hora de renegociar contratos: nadie (excepto Downey Jr.) era imprescindible para Marvel Studios, como se demostraría con el abandono de nombres como los del propio Favreau, Edgar Wright (con Ant-Man en una fase avanzada de desarrollo) o la más reciente de uno de los pilares de las dos primeras fases del estudio, Joss Whedon (quien por cierto había manifestado su apoyo a Wright tras su marcha). Todo ello nos habla de una Marvel Studios comprometida con su plan y que controla por medio de Kevin Feige el desarrollo creativo de sus películas, identificables desde entonces más por ser una película de Marvel Studios que por el nombre de su director o protagonista. Los pros de este modelo de negocio son enormes a la hora de dotar de una homogeneidad y un objetivo al MCU (algo que hizo que incluso las cintas a priori menos interesantes de cara al público terminasen siendo también éxitos rentables, algunos de manera extraordinaria como veremos más adelante), pero los contras del plan de Marvel Studios sugieren que a veces en la balanza se coloca la inevitable injerencia creativa, como le ocurrió a Whedon con el montaje de Los Vengadores: La Era de Ultrón.

Marvel Studios consiguió finalizar su Fase 1 de la mejor manera posible con el descomunal éxito de Los Vengadores, que convenció a la crítica y reventó la taquilla siendo aún hoy la cinta más taquillera de Marvel Studios hasta la fecha y a expensas de lo que haga Civil War. Pero con el factor sorpresa ya exprimido, el estudio necesitaba un revulsivo de cara a su Fase 2 y, con las lecciones aprendidas, encontrar un equilibrio entre su productivo modelo de negocio (y el tremendo respaldo desde que fueran adquiridos por Disney en 2010) y los enormes desafíos creativos que encaraban con la ampliación de su Universo Cinematográfico. Quizás lo más divertido de lo que vendría a continuación es que las respuestas les llegarían de los lugares más inesperados.




Antes de empezar, ¿alguien prefiere bajarse? (Capitán América: El Soldado de Invierno)

Captain_America

Curiosamente el comienzo de la Fase 3 con Capitán América: Civil War supone la tercera vez que Robert Downey Jr. es el encargado (aunque sea como coprotagonista) de inaugura una etapa en Marvel. Y eso que con la primera película de la Fase 2, la tercera entrega de Iron Man, parecía que de algún modo cerraba su etapa en Marvel; podríamos decir que Downey Jr. pasó la Fase 2 despidiéndose de Tony Stark, un cambio de etapa al que no hay que ser un genio para imaginar que Marvel Studios le tenía pánico. Iron Man 3 supuso también el comienzo de los requiebros creativos de Marvel con la elección de un director tan inesperado como Shane Black para sustituir a Jon Favreau. Black era también amigo de Downey Jr., al que ya había dirigido en Kiss Kiss, Bang Bang (2005). Avalado por el actor, que rivalizaba en poder con Feige y era el único capaz de lanzar un pulso al estudio, Black sacó adelante una película inesperada, mucho más arriesgada que su predecesora donde la comedia o el viaje como personaje de Stark importaban más que las alusiones a Los Vengadores o la escena post-créditos. Y funcionó. Iron Man 3, aunque dividió al público (mencionar al Mandarín de Ben Kingsley aún es un detonante en muchos foros) sigue siendo una de las películas más taquilleras de Marvel Studios y sólo es superada por las dos entregas de Los Vengadores. De este modo, Marvel aprendió otra valiosa lección sobre los riesgos, algo que a la postre se demostraría vital para salvar los platos de esta Fase 2, cuyo pináculo debía ser por lógica la esperadísima secuela de Los Vengadores con Whedon de nuevo a la cabeza. Debía.

Tras la debacle que supuso Thor: El Mundo Oscuro de cara a los aficionados y la división de opiniones con Iron Man 3, parecía que la Fase 2 de Marvel no había arrancado con buen pie, hasta que Steve Rogers llegó al rescate. Marvel Studios encomendó la secuela de Capitán América a los hermanos Joe y Anthony Russo, una decisión sorprendente ya que tenían una escasa experiencia en cine y provenían sobre todo del mundo de la televisión, y ni siquiera de grandes superproducciones como Juego de Tronos sino de pequeñas joyas de la comedia como Arrested Development o Community. Capitán América: El Soldado de Invierno sorprendió a propios y extraños convirtiéndose en una de las piezas más importantes de la Fase 2 y, para muchos, la mejor película de Marvel hasta el momento; y es que la película mezclaba de forma sobresaliente la acción (modélica hasta el inevitable peaje de destruction porn del tercer acto) con una trama de espionaje y traiciones que parecía sacada de cualquier thriller político de los años 70, sensación a la que ayudaba la presencia de un gran Robert Redford en el reparto. Más allá de eso, El Soldado de Invierno usaba su propia trama para afectar a todo el MCU sin necesidad de pagar cuotas al estudio mediante el desmantelamiento de S.H.I.E.L.D. y la caída de Nick Furia. Los Vengadores se libraban así del control gubernamental para poder deslizar la trama hacia la Civil War que hoy nos ocupa y encajar de nuevo las piezas del plan de Marvel Studios. En el aspecto económico, El Soldado de Invierno supuso una grata sorpresa para una Marvel que, a pesar de considerarla importante, es de suponer que la vería como la antesala a La Era de Ultrón (luego hablaremos de la que falta en medio de ambas); sin embargo, El Soldado de Invierno recaudando la friolera de 80 millones más que la primera parte del Capitán América tan sólo en Estados Unidos y alrededor de 340 millones más a nivel mundial: Marvel había cogido un héroe que apenas despertaba interés en el cine y lo había consagrado con tan sólo dos películas como todo un reclamo comercial.

Tal fue el éxito de la película que Marvel terminó confiando de nuevo su tercera parte a los hermanos Russo, una confianza que alcanzó su punto álgido con la salida de Joss Whedon de Marvel: Whedon terminó exhausto el rodaje de La Era de Ultrón tras haber dedicado mucho tiempo no sólo a levantar la primera cinta de Los Vengadores, sino también a actuar como supervisor en casi todas las cintas del estudio durante el final de la Fase 1. El trabajo de Whedon resultó ser el más titánico, no sólo por la envergadura de las películas de Los Vengadores sino por la necesidad en las mismas de aunar todas las tramas que se habían ido desarrollando en las otras cintas de Marvel y a la vez avanzar hacia las siguientes. Demasiada presión y desavenencias con el estudio llevaron a Whedon a hacerse a un lado. Además, a pesar del éxito en taquilla de La Era de Ultrón, la secuela de Los Vengadores había dejado un poso agridulce: las grandes expectativas por culpa del bombazo que fue su predecesora acabaron lastrando una película mucho más personal para el propio Whedon, un Whedon que aún hoy la sigue viendo como una película con la que no logró todo lo que quería (y sí, la escena de Thor en la cueva no sólo cabreó a Whedon, que la veía poco más que como una imposición y la quería mejor explicada, sino que es la perfecta metáfora de los problemas que comentamos con Iron Man 2). Aun así, Marvel no estaba ni remotamente preocupada. De un plumazo, en 2014 muchas dudas quedaron disipadas para el estudio, y no fue gracias a ningún miembro de Los Vengadores sino a un grupo de perdedores galácticos de los que casi nadie había oído hablar hasta el momento. Y es que gracias a los Guardianes de la Galaxia Marvel Studios firmaría casi un cheque en blanco para su futuro.

Guardians_Galaxy

Guardianes de la Galaxia era un proyecto extraño pero inevitable. Casi nadie apostaba porque fuera a funcionar y muchos pensaron que estábamos ante el primer fracaso del MCU, pero Marvel necesitaba una película como esta, ya que necesitaba abrirse por fin al espacio exterior. Thanos estaba a la vuelta de la esquina (aunque pensándolo bien lo lleva estando cuatro años) y el único vistazo al espacio lo habíamos tenido con los ahora extraterrestres habitantes de Asgard y la fugaz y traumática visión de Tony Stark de la armada Chitauri, todo ello de momento insuficiente para hablarnos de la amplitud cósmica del Universo Marvel. Así que Feige confió en James Gunn, un alumno aventajado de la Troma y que contaba en su haber con dos cintas tan dispares como Slither (2006) o Super (2010) donde ya tocaba en forma de comedia el tema superheróico. Gunn contó con un sólido reparto, contando con un también casi desconocido y hoy estrella indiscutible Chris Pratt (Parks and Recreations) como protagonista en una película en la que se mezclaba la aventura cósmica con el humor y un fondo musical repleto de canciones de los años setenta. Un cóctel de nuevo arriesgado que descolocó a todos con su primer tráiler al ritmo de Hooked on a Feeling y que, para sorpresa de Marvel, se convirtió en todo un éxito, superando en recaudación a las dos primeras cintas de Iron Man o al propio Soldado de Invierno. Todo ello logrado por una cinta ya no de orígenes, sino de presentación de personajes desconocidos para el gran público. Y una cinta que de hecho no se notaba tan impersonal como otros ejemplos del estudio, e incluso era la primera vez en la que el nombre del director aparecía en los créditos delante del título: aquel “A James Gunn Film” era una inteligente concesión creativa a un autor, una señal de que Marvel Studios comenzaba a entender que debía diversificar sus propuestas a pesar de seguir considerando a las películas, los planes y las Fases por encima de los nombres.

Por todo ello, nadie apostaba tampoco por Ant-Man. El extraño final de la Fase 2 no iba a tener como protagonistas a los Héroes Más Poderosos de la Tierra sino al Hombre Hormiga y, a diferencia de Guardianes de la Galaxia, tenía problemas de verdad. El que había sido director de la cinta desde los comienzos de su planificación, Edgar Wright (la Trilogía del Cornetto) abandonaba la producción repentinamente por diferencias con el estudio sobre su visión de la película. El apoyo de Whedon a Wright fue más simbólico que nunca y la producción de Ant-Man parecía abocada al desastre; Marvel contrató a Peyton Reed para trabajar sobre gran parte del guion pulido de Wright pero parecía que, esta vez sí, Marvel podría estrellarse. El éxito de Ant-Man, que recaudó sólo en Estados Unidos la nada desdeñable cifra para la popularidad del Hombre Hormiga de 180 millones de dólares para un total de 519 millones en todo el mundo demostró que Marvel se había convertido más que en una productora, en un sello. De repente Marvel Studios sabía que podía cambiar de director, de actores o de alineación de Los Vengadores: el público seguía queriendo más. El que Ant-Man despidiera la Fase 2 terminó siendo una buena metáfora del rumbo que seguiría el estudio para la esperada Fase 3, donde todos los caminos convergen. Aun así creo que he sido algo tramposo en esta narración de los hechos: hubo otro factor, uno más importante que las propias películas, que cambiaría el rumbo de Marvel Studios y su proyección hacia el futuro, un futuro que comienza esta semana en las pantallas con Capitán América: Civil War.


Hey everyone!

Spidey

Pocos sospechaban que mientras se preparaba la tercera parte del Capitán América, una auténtica Guerra Civil se estaba produciendo en el seno de Marvel Studios, una guerra que llevaba años fraguándose entre Kevin Feige y el CEO de Marvel Entertainment, Ike Perlmutter. Ambos tenían visiones muy diferentes sobre cómo manejar el estudio pero al final del día Feige tenía que rendir cuentas ante Perlmutter, que dirigía junto a Alan Fine, Brian Michael Bendis, Dan Buckley y Joe Quesada el temido Comité Creativo de Marvel, encargado de tomar decisiones importantes sobre las películas del estudio. Perlmutter, todo un personaje excéntrico y de dudoso criterio (lo que viene siendo el Jon Peters de Marvel) fue el principal causante de la mencionada salida de Terrence Howard de Iron Man 2 o de Edgar Wright de Ant-Man y su mano dura se extendía desde los salarios de los actores al presupuesto global de las cintas, que intentaba recortar a toda costa (¿recordáis el pueblo de cartón piedra de la primera Thor? Pues eso). Casi todas las decisiones controvertidas y casi todos los roces con los directores venían de Perlmutter quien, por ejemplo, mandaba sobre el área de Marvel Television y al que le molestaba que Feige no quisiera incluir referencias al mismo en el MCU, ya que no formaba parte de su área, sólo una de las disputas que mantuvieron (de manera discreta, eso sí) durante años. Tras la ligera decepción que supuso La Era de Ultrón, en la que Whedon había sufrido de nuevo las injerencias del Comité Creativo, Feige vio clara la oportunidad para convencer al estudio de disminuir la influencia del Comité y quitar a Perlmutter de su camino. El 31 de agosto de 2015 el plan de Feige se consuma, y Marvel anuncia que Feige rendirá cuentas directamente ante el mismísimo Presidente de Disney, Alan Horn, eliminando a Perlmutter de la ecuación y poniendo fin a los “años de frustración” de Feige, como él mismo los denominaba. La decisión fue explicada como una reestructuración lógica de Marvel tras su inclusión en Disney, pero sus repercusiones fueron más allá de la organización empresarial.

Kevin Feige vs. Ike Perlmutter, la auténtica Civil War de Marvel
Kevin Feige vs. Ike Perlmutter, la auténtica Civil War de Marvel

La última disputa conocida de Feige y Perlmutter fue, de hecho, por Capitán América: Civil War, y es que Perlmutter pretendía recortar drásticamente el presupuesto de la cinta, que ya contaba con un reparto y una escala superior a una simple cinta intermedia dentro del MCU y que ya era conocida como Los Vengadores 2.5; ante esto, Feige se rebeló e incluso llegó a amenazar con abandonar Marvel, algo que sin duda tuvo que ver en cómo se precipitaron los acontecimientos que le permitieron tomar el control total de Marvel Studios. Posiblemente hayamos asistido hace unos días a uno de los últimos efectos colaterales de la salida de Perlmutter de la toma de decisiones, y es que la caída del calendario de la Fase 3 de Inhumanos puede tener que ver con que la cinta era una apuesta de Perlmutter (que ya quiso iniciar su conexión con Marvel Television a través de Agentes de SHIELD); Feige, a cambio de aceptar incluir Inhumanos en la Fase 3 obtenía el visto bueno por parte del Comité a uno de sus proyectos soñados, la adaptación de Capitana Marvel, a pesar de la negativa inicial de Perlmutter (quien según los rumores ha boicoteado cada intento de realizar una película Marvel con protagonistas femeninas). Ya sin Perlmutter no es extraño que Inhumanos se haya descolgado indefinidamente del calendario.

Todo esto no quiere decir que Feige haya sido el bueno en esta historia, pero sin duda su visión de la industria y su capacidad de conectar con los deseos del público le han convertido en la pieza clave del éxito de Marvel Studios. No hay más que recordar la increíble presentación de la Fase 3 “un martes cualquiera” como él mismo dijo, en un teatro rebosante de enloquecidos fans y con Feige en el escenario presentando los planes de la compañía en forma de logos y un teaser de Infinity War. Con Civil War siendo lo que Feige quería que fuese y liberado de ataduras, tiene la misión de reconfigurar el Universo Cinematográfico de Marvel. Feige ha vuelto a confiar en James Gunn para Guardianes de la Galaxia Vol. 2 y, aún más importante, en los Russo para hacerse cargo de Infinity War, el macroevento dividido en dos partes que promete ser la guinda del pastel a sus planes (aunque como dicen muchos Thanos no haya conseguido aún ni una Gema del Infinito). Feige también ha puesto toda su confianza en el que es su proyecto soñado desde la Fase 1: Doctor Extraño, para la cual ha encontrado a ese sustituto perfecto del carisma de Robert Downey Jr. como es Benedict Cumberbatch; más aún, ha convertido la aparente salida de Downey Jr. de Marvel en una continuidad del actor, que como se ha anunciado recientemente aparecerá en Spiderman: Homecoming. Con Doctor Extraño, Spiderman: Homecoming o cintas tan diversas como Pantera Negra o Capitana Marvel está claro que Marvel Studios quiere (o necesita, según se mire) ampliar sus fronteras diversificando personajes tal y como dejó claro el final de Los Vengadores: La Era de Ultrón con una nueva alineación del grupo lista para esta próxima Civil War.

Fase_3_Marvel

Muchos han sido los críticos con Marvel Studios, con su manera de hacer las cosas y con el resultado final de sus películas; y en parte no les falta razón: muchas veces las buenas intenciones se han diluido en malas decisiones y el parto de esta Fase 3 a la que damos la bienvenida el próximo viernes no podía haber sido más convulso y difícil, a pesar de la imagen que suele dar Marvel de ser una balsa de aceite. En estas líneas apenas hemos arañado la superficie de los entresijos tras las dos primeras fases de Marvel Studios, que sin duda darían para una película que dejaría en ridículo a La Red Social. Pero, sin ánimo de ser conformista, mirando en perspectiva asombra la creación de ese gigante que es el Universo Cinematográfico Marvel, toda una proeza en un mundo de modas cambiantes que ha sabido combinar visión de negocio y fan-service como nunca habíamos visto. ¿Y el futuro? Parece tan prometedor que dan ganas de frotarse los ojos para comprobar que sea cierto, y esperamos que Capitán América: Civil War sea el comienzo de esa Marvel que siempre se nos promete en las escenas post-créditos, la que dejaba lo mejor para la siguiente película en un irritante bucle huérfano de clímax. Como todos los tráilers, ese futuro no puede parecer más prometedor pero por si acaso vamos a esperar a dar un veredicto cuando estemos sentados en el cine. Y eso significa que tenéis una cita con nosotros el próximo viernes, cuando os contemos qué nos ha parecido el arranque de la Fase 3. Y aunque hay ganas de ver lo que nos depara esta Civil War, tengo que reconocer que hubiera pagado por ver esa película que se quedó en el limbo de las ideas discutibles. Brindemos por ti, Captain America: Serpent Society.

Serpent_Societysociedad_serpiente

Leave a Reply

37 Comentarios en "#ZNCine – Marvel Studios: el largo camino a Civil War"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Jack

CP4: Serpent Society también molaría. Gracías el artículo, muy buen resumen.

daaxe

Y tanto, recuerdo con cariño un cómic en el que el capi corría aventuras en plan Indy enfrentándose a Crótalo y compañía.

Fabio Gonzalez

Excelente artículo Samuel. Muy buen repaso por la historia del MCU y de Marvel Studios. Ojalá esta mágica etapa de adaptaciones comiqueras dure mucho, pero mucho tiempo y el éxito del MCU se multiplique y se extienda también a la competencia, y los fans de DC, Dark Horse, Image, IDW y demás editoriales puedan disfrutar también de ver a sus personajes favoritos adaptados con toda la gloria que se merecen.

Álvaro

Muy buen artículo, no conocía estos tejemanejes internos. En todas partes cuecen habas. No me cabe duda de que Civil War va a ser una buena película. Mi duda es si tendrán huevos de cerrar la Civil War como en los comics…

Damián González

Yo soy fan de Iron Man 3, lo que se discute de ella son cosas ajenas de la película en sí, sino el tratamiento de un cierto personaje, pero para mi como película es notable.

Dreamer

Después de ver el tráiler de Iron Man 3, esperaba ver una buena adaptación del Mandarín, un villano sólido y una historia en la q Tony se vea de cierta forma forzado a evolucionar.
Y veo la película, y como las armaduras se despliegan, autónomas, se “unen” de forma automática. … y el niño q hay en i, y el ingeniero automático q soy se confabulan y gritan “Wiiiiiiiiiiiiii!” .
Y la batalla final en la q salen todas las armaduras, pelean, se arman, se desarman…. ya se q el villano es un poco meh, y el mandarín no es el mandarín (y yo quería al Mandarín! ) pero la disfrute como un enano, no pude evitarlo. Así q para mi siempre Iron Man será un buena película.
Y hasta aquí mi análisis escrito más con el corazón y una mente ingenieril fantasiosa, q con la cabeza.
Saludos!

Save

El Mandarín de la peli mola más que el Fu-Manchú de marca blanca del tebeo:Un terrorista al servicio de la industria americana. Si eso no es una sacada no sé que lo es.

Fabio Gonzalez

A mí también me gustó mucho Iron Man 3. Me gustó ese estilo “Lethal Weapon” que le imprimió Shane Black, y la química entre Robert Downey Jr. y Don Cheadle creo que es una de las mejores cosas de la película.

Giger

Desde mi punto de vista la Fase 1 fue mucho mejor que la 2. De esta ultima solo salvaría El Soldado de Invierno y Los Guardianes de la Galaxia, el resto me parecieron muy mediocres. Espero que esta fase mejore en calidad con respecto a las otras dos. Y a ver si de una vez consiguen darnos un buen villano que podamos recordar mas allá de la salida del cine

Dreamer

Pero El Soldado de Invierno y Guardianes de la Galaxia son palabras mayores, generalmente en el top 3 de los aficionados a las películas Marvel, e incluso en la de los aficionados a los cómics en general (personalmente, WS me parece una película de acción buenísima por si misma).
Y aunque me parece q la Fase 1 tiene muy buenas películas de origen y a Los Vengadores, compararlas es duro. Personalmente, por Los Guardianes y WS, me quedo con la fase 2.

Igverni

Enhorabuena Samuel por este artículo, ya lo tengo en favoritos. Una muy buena idea para poder comentar, ante el inminente estreno de Civil War.

Sobre la guerra Feige – Perlmutter (California vs Nueva York), tu lo comentas correctamente. Parece que los medios “oficiales” dan como cierto que Feige es el bueno de la historia y Perlmutter el malo, y todo lo bueno hasta ahora es gracias a Feige y todo lo malo es culpa de Ike, y estoy seguro que la verdad estaría más en el medio. Al final, lo que ha habido es una lucha por el poder, más claro agua. Lo cual no quiere decir que globalmente no crea que la labor de Feige (& cia) sea globalmente sobresaliente.

Lo principal para mi de estos años de Marvel Studios es el respeto a la esencia de los personajes. A la esencia, no a cada coma publicada en un tebeo de hace 20 años… Y tener claro que lo que triunfa en el comic puede ser trasladado perfectamente al celuloide sin necesidad de inventarse nada, simplemente resaltando lo que los hace especiales.

Y antes de que me salteis al cuello, si, Iron Man 3 es un peliculón en el que no, no sale el Mandarín de los comics (y no pasa nada). Y me la suda si Heimdall es negro mientras Thor, Loki y Odin estén bien representados….

Por otro lado, se incide mucho en el tema de los chistes / humor para criticar a Marvel, asociando como “infantil” estas películas que son para todos los públicos. Y creo que mucha gente confunde el “grim-n-gritty” con que sean para adultas. Porque Deadpool es una película R, pero no es una película adulta, o no es lo que yo entiendo por película adulta.

Y al revés, Zootrópolis o Inside-Out son películas para todos los públicos que los niños disfrutan, y que tienen un subtexto que las hacen mucho más adultas que un MoS. Y esta semana vi de nuevo Age of Ultron y Winter Soldier como previa a Civil War, y diría lo mismo de todo lo relacionado con La Vision en AoU, o en general todo el argumento de WS.

Por cierto, cada vez que vuelvo a ver AoU más me gusta y más reconozco el enorme mérito de Joss Whedon. A pesar de sus propias expectativas, la película en una historia perfecta con inicio, nudo y desenlace que queda cerrada, aunque por supuesto abra varias puertas para las siguientes películas, en la que consigue otra vez que TODOS los personajes tengan su momento de un modo muy hábil. Quizá su único defecto es que aunque la acción está bien y tiene varios momentazos, sale perdiendo en comparación con Winter Soldier, en la que cada escena de acción era diferente a nada visto antes. En AoU hay mucha pelea contra Ultrones genéricos que podrian haber sido intercambiables por Chitauris…

Partiendo además que hablamos de superhéroes, no de From Hell de Alan Moore, que al final son historias pensadas para ENTRETENER a un público mainstream de todas las edades. Y Marvel Studios entiende esta gran verdad, y no tiene complejos sobre ello, como si me parece que les pasa a “otros” que no hacen películas de superhéroes, sino que hacen otra cosa que es mejor y más “adulta”…

En fin, que es un tema con mucha miga y sobre el que podriamos estar hablando todo el día, y creo que yo ya me alargué demasiado…

¡Saludos!!!

billyboy

Es que BvS no es peor que Age of Ultron, o las dos de Thor.

Igverni

No veré BvS hasta dentro de un par de meses que esté disponible en HD… ya te diré qué me pareció, Billyboy

ultron_ilimitado

Yo lo siento, pero tengo que discrepar. BvS sí que es peor que esas tres películas. BvS es una película totalmente fallida, mientras que las otras tres son, como mínimo, entretenimientos dignos.

Igverni

Por cierto, mi ranking de pelis Marvel sería este:

SOBRESALIENTE: Vengadores y Captain America: Winter Soldier
NOTABLE: Age of Ultron, Iron Man 1 y 3, Guardianes
BIEN: Thor 1 y 2, Captain America 1, Hulk y Ant-Man
APROBADO JUSTITO: Iron Man 2

Este es mi ranking de hoy, igual mañana cambio de sitio alguna peli…
😀 😀

Dreamer

SB: Vengadores, WS, Guardianes.
N: Ultron, Iron Man 1 y 3, AntMan
B: Capi 1, Hulk,
Meh: Thor 1 y 2 ( se podría haber hecho mucho más, sobretodo con un actor q tiene la pinta de Thor) , Iron Man 2

Ranking de hoy a las 14.11
En un rato, cambiará, supongo XD

Thorin_II

Coincido en el ranking plenamente con usted señor Igverni. Aunque Iron Man 1 la pondría en notable alto, muuuy alto. Y opino como Dreamer, se podría haber hecho muchísimo más con Thor, tenemos a un actor que da bastante bien el pego. Aun no quiero perder la esperanza porque aun pueden hacer grandes cosas.
Volviendo a lo del ranking, seguramente el viernes la peli de Civil War se encuentre entre las sobresalientes xDDD, que hype tengo joder.
Y para acabar quiero decir que si llega el día en el que sea legal la clonación humana, me haré como poco 10 clonaciones de Robert Downey Jr. No quiero a nadie de Iron Man nada más que a él 😛 este tío es la caña.

AlbierZot

SB: Capi 1
N: Iron Man, Avengers, Ant-Man.
B: Capi 2, AV2, IM3, Guardianes, Hulk.
FAIL: Thor 1 y 2, IM2.

Pte. revisionado de Winter Soldier e IM3 para B+

flashpoint

Buen artículo, pero creo que el gran éxito lo tiene Favreau por sobre todo el resto, porque con un presupuesto limitado logró poner las bases de los que es Marvel hoy en el mundo del cine, y que para mi es hasta la fecha la mejor película de la compañía.
En 2008 Feige quería contratar a toda costa a Johnny Depp para el papel de Stark y fue el director quién vio en Robert Downey Jr al actor ideal para interpretarlo, porque cuadraba con el perfil del personaje que quería mostrar y sus honorarios eran casi la quinta parte de lo que cobraba Depp.
Un actor que su primera respuesta fue rechazar el papel, pero que Terrence Howard lo convenció para hacerlo, y que según Howard luego lo traicionó al ser sacado de la secuela sin que su ex-amigo lo defendiera.
Claro que el mismo Favreau acusó que en Iron Man 2 al no contar con mayor presupuesto y estaba obligado a agrandar el universo Marvel, por eso fue quien tuvo que ir tras los actores que Feige quería y que Perlmutter no estaba dispuesto a pagar.
Samuel Jackson no quería hacer de Nick Fury, y al final aceptó sólo porque se le pagó lo que pedía. Mientras que Scarlett Johansson decidió estar de todas maneras en la cinta, siempre y cuando se le compensara su perdida de honorarios en las siguientes películas. Don Cheadle cobró lo mismo que Howard estaba pidiendo en ese momento. Y Rourke aceptó estar sólo porque podía beber vodka mientras grababa.

ultron_ilimitado

Mucha gente culpa a la injerencia de Marvel de la baja calidad de Iron Man 2 y, aunque creo que eso también tiene parte de culpa, creo que Favreau se equivocó desde el principio con la película. En la primera de Iron Man, Tony Stark pasa de ricachón irresponsable a héroe concienciado, mientras que en Iron Man 2 hay una involución total. Vuelve a ser ese ricachón arrogante que hasta cae gordo. Y eso hubiera estado en la película con o sin injerencia de Marvel.

Dreamer

Habría q debatir alguna vez cuáles son aspectos de los cómic q pueden ser llevados a otro formato, como es el cine, y q funcionan, y otros q no.
1, 2 , 3 , responda otra vez:
– Las resurrecciones constantes. Hay muchas películas en las q el villano no estaba muerto, sobrevivió a la explosión, quedo desfigurado, estaba de parranda. .. pero sigue vivo y es el q mueve los hilos en la sombra. Bien. Pero una vez q han resucitado varias veces, o se han resucitado a muchos personajes, es un cachondeo q le quita interés a cualquier muerte de los malos, o dramatismo a la muerte de los buenos. Dicho esto, una resurrección sorpresa a veces no está de más (y espero q QuickSilver no esté muerto).

– Nos odiamos, nos pegamos, nos queremos, le pegamos a los malos. Típico al principio de cualquier team up, o reunión de equipo. Pero creo que es más q nada por el espacio limitado de una cómic. En el cine funciona mal, tal vez por las típicas películas de una pareja de policías /investigadores /vecinos/whatever q se llevan mal, se putean, se ven obligados a trabajar juntos, se siguen puteando, y poco a poco se dan cuenta q tienen cosas en común más allá de sus múltiples diferencias. Es más, en muchas de esas pelis se critica la falta de coherencia al llegar a una amistad en un tiempo demasiado breve, o por ir en contra de lo q se suponen sus principios (la frase clave sería “van poco a poco…”). Y no me refiero solo a BvS (que también) sino en general. Dado q la idea q tenemos es q una pareja dispareja puede con tiempo y experiencia ser amigos, o q dado un enemigo común, trabajo juntos y seguir puteando se, lo de pasar de enemigos a amigos en 2 páginas no funcionaría en la gran pantalla.

– Niveles de poder estratosfericos y…. muy variables. Más q nada por la coherencia dentro del propio universo compartido. Mucho se ha debatido si el Capi puede o no enfrentarse a Thor o a Iron Man, o si incluso Iron Man puede enfrentarse a Thor. Es un detalle a veces menor, pero sirve para nivelar al héroe y a sus villanos. Por cierto, los villanos siempre han sido los grandes ausentes en ambas fases.

Igverni

Muy interesante, Dreamer.
Sobre las resurreccciones de héroes y villanos, hay una clara diferencia entre los tebeos y las pelis:

– Los tebeos se publican ininterrumpidamente, y mes a mes hay que buscar historias que interesen al público. Por eso una solución muy socorrida (y facilona) es rescatar de la muerta al villano icónico de turno. En parte porque somos los propios lectores los que demandamos una nueva historia con el Joker, Dr. Muerte, Craneo Rojo, etc…

– Hasta la llegada del concepto del Universo Compartido, las películas eran elementos aislados que se realizaban cada muchos años. Si en Spiderman de Raimi muere El Duende y en Spiderman 2 Doc Ock, estas muertes no les importaban a los productores ya que Spidey tiene decenas de villanos icónicos para empezar, y las pelis se hacen película a película. Por eso es imposible que nadie pensara “mejor no matar a Venom en Spiderman 3 porque igual de aquí a 15 años cuando tengamos que hacer Spiderman 8 no vamos a tener villanos de entidad suficientei para enfrentarse a Spidey…”

El villano (casi) siempre ha muerto en el cine, con excepciones como Magneto en las pelis de Singer. Incluso Marvel a matado a la mayoría de sus villanos, con excepción de Abominación y Loki, aunque pienso que Cráneo Rojo puede ser fácilmente recuperable a la vida, en caso de que les interesara…

Saludos!!

Sergio Robla

Yo creo que con el Guantelete en juego vamos a tener un masivo regreso de villanos a la vida. Y bien que aplaudiré si sucede.

Save

Que queréis que os diga, prefiero Ant-man a Guardianes y su manía de meter chistes malos cada segundo. Me da que va a envejecer mucho mejor.

Ah, banco al Mandarín de Iron Man 3.

Dultyx

Capitán América 4: Serpent Society es otra película que veo. Dicho lo cual, lo que ha hecho Marvel es algo que creo que valoraremos todavía más cuando seamos mayores. La idea de un universo compartido en la gran pantalla me parece un sueño hecho realidad y de una dificultad increíble.

thorback

“Amen a eso” (incluido la peli del club de la bicha).

Federiken

Disculpen si ya salió el tema y no lo leí o si peco de demasiado quisquilloso, pero tengo una duda: ¿soy el único al que le molesta que la peli se llame “Capitán América: Civil War”? Ojo, el Capi fílmico me parece un personaje muy interesante, y en el comic estuve todo el tiempo de su lado, pero creo que al tener ese título y no “Capitán América / Iron Man: Civil War” o “[Algunos] Vengadores: Civil War” uno está sugestionado desde el vamos a verlo al Cap como principal y/o a ponerse de su lado y a verlo a Tony como antagonista, aun cuando la idea es justamente que cada cual elija su bando. Si bien en el comic podríamos decir que pasaba algo parecido desde lo argumental, al menos no se indicaba desde el título, y ambos personajes tuvieron su “Marvel Deluxe” propio de Civil War para explayar sus puntos de vista (y aunque yo hinchaba por el Capi, admito que me gustó mucho más el tomo dedicado a Iron Man).

Como sea, le tengo muchas ganas a la peli, e incluso va a ser la primera del Capi que vaya a ver al cine.

ultron_ilimitado

El tema es que, según he leído por ahí, lo de Civil War es engañoso y que solo se parece al cómic en que el Capi y Iron Man se pelean (por otra parte gracias a Dios, porque a mí el comic me pareció una castaña), y que en el fondo el eje central sigue siendo el Capi.

Pau

En fin ,el raton os a lavao el cerebro o algo porque yo no me lo explico… solo refrutare lo facil, iron man 3 porque si me estais diciendo muchos que es notable no se que hareis si critico vengadores.Coincido por ahi con quien dice que antman y el soldado de invierno son las mejores de las ultimas. Para mi iron man 3 no es peli ni de aprobado. Se supone que tony se come mucho el coco pero…podemos identificarnos con el ?saca algo en claro? Podria ponerse la armadura alguna vez y dejarse ya del dichoso guantecito? Estaria bien que no contara 800 veces(si en esa escena) hasta que le llegue el guantecito . Es soporifera. Una trama en la que solo sale stark rallao, aun no se porque , debe tener un buen guion pero no,solo lo ves con su careto ,una escena tras otra.Su novia en armadura le salva el culo. Tanta armadura al final desmontandose.. bah yo que se ,una peli que se ve como una de telesiesta ,sin interes.Y no he hablao del mandarin. Nose si yo estoy ciego o que pero no llego a entender como se habla de estas peliculas y como se habla de las de la competencia (warner o fox) de forma tan distinta .

thorback

Coincido en que Iron Man 3 no es para tanto (no me linchéis si os digo que me lo pasé mejor con la segunda), pero no creo que se esté demonizando las de Warner o Fox. Todo es cuestión de gustos, pero en general, si la película es regulera encontrarás más críticas. A mi particularmente me encanta First Class, y con la última de Deadpool todavía tengo la mandíbula desencajada, tengo las 2 primeras de Batman de Nolan en un pedestal, junto con Watchmen, pero el estudio Marvel va más allá, dandonos un universo cinéfilo apasionante, pese a tener algunas pelis reguleras. Eso sí, la calidad ha ido increchento hasta llegar a cotas muy altas. Quien iba a pensar (hace 10 años por ejemplo) que el Capi tendría una trilogía cinéfila tan buena (todavía no he visto la última, pero tantos críticos no pueden estar equivocados).

Ed

No quiero iniciar una guerra (ja) en los comentarios pero Guardianes de la Galaxia no me ha deslumbrado en lo absoluto. Visualmente es muy buena, pero la historia y los personajes me parecieron muy flojos. Mala caracterización y nula dinámica entre personajes, que lejanos se ven esos Guardianes que nos regalaron DnA.

flashpoint

Voy a engancharme a los últimos comentarios, pero creo que las películas de Marvel funcionan bien porque comparten un universo unificado y todas parecen filmadas por el mismo director jajajaja.
Aquí va mi comentario del cine de marvel:
– Hulk. Apuesta arriesgada con un director cómo Ang Lee. Un gran film del drama humano y la locura llevada al extremo. De superhéroes nada. El montaje eso sí extraordinario.
– Iron Man es tremenda cinta. La apuesta en escena y el montaje estuvieron a la altura.
– Iron Man 2. SI bien es más débil que la primera e imita la fórmula, intenta ir más allá en la historia del protagonista (obvio que por petición de RDJ) y amplió el universo Marvel
– El Increíble Hulk. Una muy entretenida película de acción.
– Capitán América. Entretiene pero es débil cómo película y tienes problemas de guión. Pero funcionó muy bien.
– Thor. Tiene los mismos problemas que el Capitán América, pero es mucho más llamativa visualmente.
– Los Vengadores. Funciona como película de grupo. Mostró un potencial inesperado. Gran film de superhéroes.
– Iron Man 3. Mucho RDJ pero nada de Iron Man. El final y el Mandarín son un desastre.
– Guardianes de la Galaxia es una película palomitera que entretiene mucho y las escenas de acción están bien logradas.
– Thor 2, es una muy buena película en general. Problema más oscura y que se alejó por mucho de lo que Marvel tenía acostumbrado al espectador.
– Capitán América 2. La película que más se acercó al mundo del cómic junto a Los Vengadores.
– Los Vengadores 2. Entretenida pero muy confusa. Demasiado humor infantil mezclado con violencia. Faltó un mejor montaje.
– Ant Man. Entretenida pero no más que eso. Vi Pixeles y me gustó más esta última.

Igverni

¡Buenos días!
Ayer leí un rumor que decía que RD Jr estaría (ojo el condicional) abierto a una 4ª película de Iron Man. Hasta ahora siempre había dicho que ese ciclo de pelis estaba cerrado y que no se planteaba nuevas.
Peeeeeero si fuera cierto, ya se que es un SI muy grande, y teniendo en cuenta la “cancelación” de Inhumanos, se me ocurren cuales podrían ser las próximas pelis Marvel para 2020, año en el que tiene reservadas 3 fechas:
-2016 Dr. Strange
-2017 GotG 2, Spiderman: Homecoming, Thor 3
-2018 Pantera Negra, Vengadores Infiniti War 1 y Ant & the Wasp
-2019 Captain Marvel y Vengadores Infiniti War 2

En 2020 veo muy claro que entrenarán Spiderman 2 (3 años tras Homecoming, lo normal para un blockbuster) e Iron Man 4 (hará 7 años desde IM3, buen momento para nuevas pelis en “solitario” del personaje). Esas 2 películas junto a una película de un nuevo personaje sería lo normal, siendo el sueño de todo fanboy el relanzamiento de los 4F dentro del MCU.

O también está la lógica de un GotG 3 o un Doctor Extraño 2. Lógicamente, hasta que no se estrenen y sean éxito de taquilla (o no), no van a confirmar las secuelas, pero sería lo lógico… Por especular… 😀 😀

Ed

Creo que no formulaste bien tu comentario.
No es un rumor, ÉL DIJO que quería y podía hacer otra película de IM pero eso no confirma nada sobre los planes de Marvel Studios.
En lo personal, yo ya tuve suficiente de Tony Stark y preferiría que probaran otros personajes o no saturaran el mercado con más secuelas.

Brian Blaquesmith

Bueno, en algún debate que se había montado anteriormente en ZN, apareció la idea de formula en las películas de Marvel. Y yo sostenía que la formula de Marvel era hacer buenas películas. Cosa que sigo sosteniendo.
Y en ese sentido, creo que hay que salirse un poco del mundillo del fandom y mirar el del cine en general, desde los espectadores casuales, hasta los cinefilos y los críticos, para entender el impacto que ha tenido el MCU. Se llega a comparar, desde textos de críticos y analistas, el surgimiento de Marvel, con lo que fue el surgimiento de Pixar en su momento. Y esto hay que entenderlo, claro, dentro del contexto de Hollywood actual, donde la mayoría de las superproducciones son de regulares para abajo, donde al tallar un éxito todos quieren imitarlo (cuantas películas de fantasía soportamos después de tLotR) y donde se suele empezar a filmar sin un guion terminado y lo que es mas importante, sin una visión detrás.
Y una visión detrás es lo que tiene Marvel, sea Whedon, sea Gunn o sea Feige, hay alguien detrás del chiringuito que sabe como debería quedar el film terminado. Claro, se puede meter alguna pata, IM2, AoU… Pero, hoy por hoy, que otro estudio norteamericano dedicado a las superproducciones tiene el porcentaje de aprobados por parte de la critica y del publico como tiene Marvel, aparte (y valga la comparación) de Pixar?
Y parte de esa visión es el cariño a los superheroes y no avergonzarse de mostrarlos en toda su ridícula gloria, con la mallas, con los colorines y toda su pompa y boato. Y también, cariño a cada uno de sus personajes. Porque eso es lo que hace Marvel, tejer la trama a partir de los personajes, no intenta adaptar historias de los comics de modo mas o menos literal y convertir a la película en una serie de postales estáticas. Quien iba a imaginar hace unos años Internet invadida con memes, fan fictions e historietas con Stark, Banner, Loki, Fury, Groot, Ant-Man y etcs. hechas por espectadores que amaron a los personajes y que nunca tocaron un comic en su vida?
Si sigue en esta senda de calidad, mezclando riesgo medido con clasicismo, el MCU tiene cuerda para varios años mas…

ultron_ilimitado

Está claro que Marvel está haciendo historia y como ha dicho alguien, eso lo apreciaremos con el paso del tiempo. Marvel ha creado el concepto de universo compartido en el cine (que yo en su día pensaba que era imposible de hacer) y ahora TODAS, y cuando digo TODAS quiero decir TODAS, quieren copiar el modelo, no solo las de superhéroes. No sé cual era que quería crear un universo compartido de monstruos (Drácula, frankenstein, hombre lobo etc), Transformers también quería crear un universo compartido y además meter por ahí a los G.I, Joe. Todas las grandes franquicias del cine están tratando de repetir el éxito de Marvel que, independientemente de lo que uno piense de la calidad artística (yo personalmente creo que las pelis de Marvel son todas como mínimo entretenidas, y de ahí para arriba) la eficacia comercial está fuera de toda duda.

ultron_ilimitado

Yo vengo a romper una lanza en favor de las pelis de Thor. Tanto la primera como la segunda son más que dignos entretenimientos. Pero sobre todo me parece injusto los palos que se lleva la segunda (que personalmente creo que retrospectivamente sufre de la comparación con el soldado de invierno). No sé si nos damos cuenta de que Loki es el gran villano que es y el favorito del público básicamente por Thor 2. Antes de eso, no era ni mucho menos un personaje tan popular como es ahora. Cierto que en cada aparición fue aumentando su base de fans. Pero reitero, su plenitud, su complejidad como villano se cimenta mucho en lo que vimos en el mundo oscuro, donde se lleva gran parte del protagonismo de la peli (sin detrimento de los otros personajes). Está claro que Thor 2 no está a la altura de las mejores de Marvel, pero yo creo que es una buena película, entretenida, divertida y espectacular. Yo no la pondría muy lejos de GdlG, que a mí me gustó bastante pero sin llegar a ser la maravilla que muchos dicen.

wpDiscuz