#ZNCine – Especial I am a Hero. Los ZQN en la gran pantalla.

Hablamos de la adaptación cinematográfica de I am a hero, el manga de Kengo Hanazawa. Y además destripamos los parecidos y diferencias de las dos versiones.

Por y
3
1756
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Desde hace cuatro años Norma Editorial ha estado publicando en nuestro país I am a hero, el manga de zombis japoneses creado por Kengo Hanazawa. En Japón el impacto de esta historia ha sido muy destacado logrando que su premisa haya sido objeto de varios spin-offs. La aventura ha llegado recientemente a su final mientras hemos podido disfrutar también de su adaptación a la gran pantalla. El pasado mes la película dirigida por Shinsuke Sato llegó de forma limitada a las salas de cine de nuestro país. En ZN hemos seguido los derroteros de esta aventura desde un buen principio por lo que coincidiendo con el estreno de la película hemos querido dedicar un pequeño especial a este fenómeno. En este espacio encontraréis nuestra crítica del filme, totalmente libre de spoilers, y un segundo apartado en el que destripamos y comparamos las viñetas del manga original y los fotogramas de la producción japonesa. Si estas preparado sigue leyendo, antes de que la infección se extienda por tu cuerpo.

CRÍTICA DE I AM A HERO, DE SHINSUKE SATO
 

Dirección: Shinsuke Sato
Guión: Kengo Hanazawa, Akiko Nogi
Reparto: Yô Ôizumi, Masami Nagasawa, Kasumi Arimura, Miho Suzuki
Duración: 125 minutos
Productora: Toho Pictures
Nacionalidad: Japón

 

“En Estados Unidos esto se resuelve a tiros.”

Las fórmulas y planteamientos del cine asiático de género difieren muchas veces de lo que podemos encontrar en las producciones occidentales. Sus ideas y matices le dan un interés y frescura a sus historias que compensan su posible falta de innovación. En este sentido, y acotando nuestro radio de acción al subgénero zombi, hace poco pudimos disfrutar en España de Train to Busan de Yeon Sang-ho. En ella se puede aplicar punto por punto todo esto que comentamos a propósito del cine asiático. Por contra, la presente I am a hero, adaptación cinematográfica del manga homónimo de Kengo Hanazawa, es una propuesta más particular que merece un análisis en detalle.

El manga comenzó a serializarse en 2009 en la revista Big Comic Spirits de la editorial Shōgakukan. Su autor, antiguo asistente de Osamu Uoto, logró inmediatamente atraer la atención del público con una historia imprevisible y atípica. Aún partiendo de un relato prototípico de zombis I am a hero rompe todos los esquemas. En parte por su reflejo del espíritu y la mentalidad japonesas en una situación de supervivencia extrema.

La obra llegó a nuestro país en 2013 de la mano de Norma Editorial, avalada por el boca a boca y sus reiteradas nominaciones a los prestigiosos Manga Taisho. En su larga andadura, sus seguidores han disfrutado y padecido esta epopeya llena de tensión, misterio y humor negro. Un manga que en Japón acaba de finalizar coincidiendo con su momento de mayor popularidad debido a su adaptación a la gran pantalla. La producción de Toho Pictures se estrenó el mes pasado de forma muy limitada en nuestro país gracias a Mediatres Studio. Por lo tanto, solo unos pocos afortunados han podido acompañar en su viaje a Hideo Suzuki, el peculiar y mediocre mangaka protagonista de la obra de Kengo Hanazawa.

La dirección del filme ha recaído en Shinsuke Sato, responsable de sagas recientes del celuloide nipón como Gantz o Library Wars. Su oficio lo pondremos también a prueba en la próxima Death Note: El nuevo mundo. En sus inicios dirigió The Princess Blade, remake del clásico de 1973 Lady Snowblood de Toshiya Fujita, y la película de animación La isla de los recuerdos y el espejo mágico. Es pues un nombre con cierto bagaje familiarizado con las adaptaciones manga y el anime. Su labor fue reconocida en 2015 en el Festival de Sitges donde se proyectó I am a hero, logrando el Premio del Público y el galardón a los Mejores Efectos Especiales.

La adaptación toma como punto de partida el primer arco argumental del manga. En el conocemos a nuestro héroe enfrentado a una vida insatisfactoria, trabajando de asistente en un estudio manga y sumido en una difícil relación sentimental. Pero todo esto pasará a un segundo plano cuando una extraña y virulenta infección de origen desconocido empiece a propagarse por Japón. El virus altera la personalidad y el comportamiento de sus víctimas y las transforma en cadáveres sedientos de carne y sangre. Por fortuna para Hideo la aventura le asalta armado con su escopeta de tiro deportivo. Una gran ayuda en un mundo crudo y peligroso en el que alguien mediocre puede marcar la diferencia y convertirse en un héroe.

La película de Shinsuke Sato resume muy bien los 10 primeros tomos de la obra original prescindiendo de sus pasajes más redundantes. La historia debido a ello es más orgánica, simple y directa. Es un ejercicio de síntesis bastante acertado en términos generales y funciona a nivel cinematográfico. Por contra, y a consecuencia de ello, esta condensación deja en el trastero los elementos menos convecionales del manga. Los que hacen de I am a hero una obra verdaderamente diferente a cualquiera del género con la que podamos entrar en contacto. Pero en su contrapartida cinematográfica estos “toques de personalidad” de la historia brillan por su ausencia.

El guion del filme, en el colabora Kengo Hanazawa, se amolda a sensibilidades y formas más occidentales. Una de las peculiaridades más interesantes del manga era el retrato que hacía de la sociedad japonesa enfrentada a un hecho excepcional como es un apocalipsis zombi. El comportamiento y el contexto determinan en el manga la acción de los personajes. Eso nos permite adentrarnos en otra dinámica en la comparación, y en contraposición, con otras historias clásicas del género. Pero en la producción de Toho Pictures no tenemos este aliciente. Los derroteros de la acción son, en general, más previsibles, y su clímax puro fanservice. Lo cual no quiere decir que no sea un punto que en esta versión funcione y con el que nos podamos deleitar con su proposición de sang i fetge.

El segundo cambio sustancial en esta adaptación de I am a hero se deriva de este primer punto. Los personajes de la historia quedan afectados por el ostracismo al que se relega la idiosincrasia japonesa del relato. En el reparto tenemos al actor Yô Ôizumi, el “doppelgänger cinematográfico” de Kengo Hanazawa. Este encarna a Hideo en el filme calcando sus patrones físicos y psicológicos. La caracterización, y salvo en sus detalles más surrealistas, resulta en gran medida notable. Esto sirve para conectar con el personaje de forma muy fácil y directa.

Los que salen más perjudicados son los coprotagonistas y secundarios de la historia. Sus personalidades son planas y edulcoradas respecto a sus homólogos de papel. Este tema se ceba especialmente con los dos personajes femeninos principales. De esta manera, Yabu, interpretada por Masami Nagasawa en la ficción, e Hiromi, a la que pone rostro la joven Kasumi Arimura, son una simple sombra de sus versiones en papel. El fuerte carácter de estas dos supervivientes, los matices y contrastes que arrojan en la trama, y en su relación con Hideo, son ignorados totalmente. En su lugar tenemos unas complacientes damiselas en apuros con una sintonía muy forzada con su héroe.

Los villanos de la función, Iura y Sango, Hisashi Yoshizawa y Yoshinori Okada respectivamente en el filme, tienen roles mucho menos grises y sórdidos. El guion elimina los pasajes y referencias más crudas simplificando sus papeles y recurriendo al humor negro para arrojar lastre. Esto contribuye a convertir I am a hero en una cinta de acción más aséptica. Se dejan en la cuneta otros temas tratados el manga como el conflicto generacional y los roles de género en la sociedad japonesa. Esto, curiosamente, contrasta con la voluntad de la producción de caracterizar al detalle el físico de los personajes y el entorno de su aventura.

En el apartado técnico, los efectos especiales cumplen su cometido apegándose a la serie B más cafre. El uso de la cámara en mano es introducido en algunas escenas pero nada excesivamente molesto que nos distraiga de la acción. Para muestra de esto tenemos la magnífica secuencia en Tokio en la que podemos ver reinar el pánico y la incertidumbre en mitad de la ciudad. En estos lances Shinsuke Sato se maneja con soltura y ritmo haciendo digerible su propuesta. La banda sonora de Nima Fakhrara aunque estridente muestra temperamento y logra mantenernos en tensión.

En resumen, el argumento de I am a hero elude los elementos más perturbadores de la obra original. Los sustituye por litros de sangre y humor negro. La historia tampoco profundiza en sus personajes y sus decisiones favoreciendo una más estéril fantasía de poder del japonés medio. Aunque si el espectador conoce la obra de partida puede leer entre líneas a nivel sacando algo más de jugo a la adaptación. La comentada occidentalización de la historia es palpable pero I am a hero funciona en lo básico y es loable su esfuerzo por mantenerse fiel en lo temático y estético a su antecendente. En la comparación con el manga se queda corto pero el filme de Shinsuke Sato no es un total despropósito, funciona a un nivel más básico y primario. Es lo que tiene el instinto de supervivencia, aún comercialmente siempre busca la huida más rápida y segura.

DESTRIPANDO I AM A HERO
I_am_a_hero_kurusuAviso de Spoilers: Esta parte del artículo desvela detalles argumentales del manga de I am a hero así como de su reciente adaptación cinematográfica. Si aún no has sido infectado y conservas la capacidad de razonar sabrás lo que esto significa, en caso contrario disfruta de tu nueva mente enjambre indiferente a los spoilers.

Una buena adaptación es aquella que mantiene la esencia del producto original. Para ello, es imprescindible (1) que el guion mantenga los elementos más importantes de la historia, (2) que los escenarios rindan pleitesía a la idea original del autor y (3) que los personajes construyan la atmosfera original. Estos tres elementos son, precisamente, los que vamos a analizar en este apartado. El objetivo será justificar por qué I am a Hero es una gran adaptación y un producto totalmente recomendable para los seguidores del manga homónimo.

Para realizar este análisis dividiremos la película en tres actos. El primer acto llegaría hasta el estallido de la infección, esto alcanza hasta el tomo 4 del manga. El segundo acto va de la huida de Hideo hasta la llegada al Gotenba Outlet Mall, en el tomo 6. Finalmente, el último acto se centra en los hechos del Outlet Mall hasta el final de la historia. En el manga, esto sucede en el tomo 8. Sin más dilación, empecemos el análisis.

Primer acto: I am a Hideo

De esta etapa destacamos tres elementos. Empezaremos hablando del personaje principal de la historia: Hideo Suzuki. Siempre se ha dicho que existe un parecido más que razonable entre él y Kengo Hanazawa (el autor del manga). Pues bien, este hecho se puede extender hasta Yô Ôzumi, el actor que da vida a Hideo. Pero, la semejanza no se limita al físico, lo realmente importante es cómo han sido capaces de reproducir el carácter del protagonista. Os dejamos una triple comparativa para que juzguéis por vosotros mismos esta afirmación.

hideo_mangapeli_hanzawa

El segundo elemento a destacar positivamente es todo lo relacionado con el empleo de Hideo. Tanto el estudio donde trabaja, como sus compañeros son absolutamente idénticos a los del manga; y es que las similitudes van más allá de la caracterización. Hay muchas escenas que son calcadas al cómic, cosa que ayuda a crear un aura de cotidianidad. Así, al final de este apartado, encontrareis extractos del manga y escenas de la película con la presencia de Mitani, Matsuo y Mi-chan.

Continuando con este tema, podríamos destacar la escena de Hideo hablando con su editor. En el manga, Hideo le proponía una historia de tipo Moe cuyos protagonistas eran vegetales. En cambio, en la película, le enseña los originales de un shonen prototípico con imágenes que claramente hacen alusión al manga de I am a Hero. Esta es una escena con gran carga de contenido metatextual donde este guiño es el más facilón. Por ejemplo, en la imagen que hemos seleccionado, podéis poneros a prueba, ¿cuántos mangas identificáis entre los carteles de la pared? Finalmente, es interesante destacar otro personaje que sale en esta escena: Koroi Nakata. Este personaje se hace relevante en la parte final del manga, mientras que no aporta casi nada en el inicio de la historia. Por tanto, es interesante que lo hayan introducido en la película, quizás esto quiere decir que habrá una adaptación al segundo arco del manga. Esperemos que sí, porqué la evolución de los ZQN bien merece ser trasladada a la gran pantalla.

despacho_comparacion

El último elemento a destacar es la relación entre Hideo y su novia, Tekko; dado que en la película se simplifica mucho. En la historia original, cada uno vivía en su apartamento y Hideo, después del trabajo, se acercaba a visitarla de vez en cuando. En la película esto se resume diciendo que viven juntos y que ella no está contenta con la relación, ya que Hideo no es capaz de mantenerles económicamente. De hecho, somos testigos de la explosión de la relación cuando Tekko lo echa de casa y lanza a la calle sus pertenencias más queridas: los mangas y la escopeta. Nada de esto ocurre en el manga, en realidad, es Hideo quien tiene dudas sobre su relación con Tekko porqué cree que no es bastante bueno para ella. Por tanto, psicológicamente es mucho más rico el manga, pero es lógico que la película no entre en estos detalles. Ahora bien, a cambio nos da una buena radiografía de cómo son las relaciones sentimentales en Japón. Un tema que no podemos abordar aquí, dado que nos daría para hablar largo y tendido.

Segundo acto: ¿Qué es Hiromi?

Hasta ahora, la película destacaba por sus similitudes. A partir de ahora, lo hará por las diferencias respecto al manga. Pero, también veremos como algunas de ellas son reducciones muy acertadas de la trama original. La más importante de estas es cómo se conocen Hideo y Hiromi. En la historia original, cuando Hideo huye de la ciudad acaba en un bosque donde coincide con Hiromi. Recordemos que Hiromi es una estudiante de instituto que estaba en una excursión escolar. Aquella noche, sus compañeras de habitación habían decidido jugar a realizar retos. Así surge la idea de que una de ellas se adentre en el bosque hasta encontrar a un ahorcado y traer una prueba a las demás. Casualmente, le toca realizar esta prueba a Hiromi, quien es víctima de ijime (¿No sabes que es esto? Más información aquí). De esta manera, Hideo y Hiromi se encuentran en el bosque, mientras entre sus compañeras de clase se extiende la infección que las convertirá a todas en ZQN.

La película obvia toda esta parte de la trama, cosa que agradecemos. Porque, vamos a ser sinceros, la idea original de Kengo Hanazawa era muy rebuscada y confusa. Dado que para adaptar la primera parte de la historia, era necesario recortar por algún lugar, este nos parece de lo más adecuado. De esta manera, en la película los protagonistas se conocen en la huida de la ciudad, cuando van a coger un taxi para alejarse lo más rápidamente posible del caos provocado por los ZQN. Una manera mucho más natural y sencilla de coincidir.

Ahora bien, como espectadores tenemos que pagar un alto precio por esta licencia: la simplificación del papel de Hiromi. En el manga, esta estudiante de instituto era una chica fuerte que, en todo momento, le exige a Hideo que se comporte como un valiente y, ante su actitud pasiva, le pide que le enseñe a disparar. Así, Hanazawa nos presenta a una mujer fuerte que quiere empoderarse para no depender de su compañero. Cuando es mordida por uno de los malrollito (si has seguido las reseñas tomo a tomo, sabrás a que me refiero. Sino, échale un vistazo a esta), Hideo la utiliza como una arma contra ZQN. Sin compasión ni miramientos, se aprovecha de sus características excepcionales para salvar el pescuezo sin mancharse las manos. Todo esta parte del manga nos permitía adentrarnos en el mundo interior del ZQN (¿Tampoco lo sabes? ¡Dale aquí!). Esto, en la película no aparece en ningún momento. Hiromi es mordida, se convierte lentamente, salva a Hideo de un ZQN y deviene un elemento pasivo hasta que están en el Outlet Mall. Esta dulcificacion del personaje es contraria a su auténtica esencia, un patinazo.

pistolaimaginaria

En la parte obviada del manga, hay una escena muy interesante respecto a la psicología de Hideo que la película ha sabido adaptar muy bien, aunque modificando todo el escenario de la misma. Cuando el protagonista sale huyendo de la ciudad, se monta en un tren que le llevará a las afueras y al bosque del cual hemos estado hablando. En el tren, lógicamente, se propagará la infección; hecho que recuerda a la película Train to Busan de Yeon Sang-ho, muy recomendable para seguir profundizando en la concepción del arquetipo del no muerto en Asia. Cuando las cosas empiezan a ponerse feas, vemos como Hideo, en un acto de valentía, desenfunda la escopeta, la monta, apunta y… Todo había pasado sólo en su imaginación. En realidad, la escopeta seguía en su funda colgada entre sus hombros, silenciosa y dormida. Esta épica escena del manga, aparece en la película cuando Hideo y Hiromi están a punto de entrar en el taxi y un ZQN se acerca hacia ellos a toda velocidad. En ambos casos, el protagonista reacciona a su ensoñación chascando los dedos como si estuviera iniciando un paso de baile. Estos toques de humor, hacían que el cine se escaparan las risas, en un film serio e inquietante.

Tercer acto: difuminando a Oda

A medida que avanza la cinta, las diferencias con el manga se acrecientan. Empezaremos hablando de dos personajes: uno omitido y otro introducido. Durante el ascenso al monte Fuji, nuestros protagonistas se encuentran a Araki. Este personaje es importante a tres niveles: salva a Hideo y Hiromi de la multitud infectada en las montañas, les muestra quien es Kurusu gracias a un vídeo de su portátil; y, finalmente, muere en la azotea de Outlet intentando salvar la vida de un niño. Como toda esta parte de la trama ha sido eliminada, su personaje no aparece. Pero, a cambio, los guionistas introducen a Abe-san. Un anciano adorable interpretado por Yu Tokui. Este personaje será un aliado de Hideo en ausencia de Murai, el único amigo que hace durante su paso por el Gotenba Outlet Mall en la versión a papel.

Precisamente, Murai comparte con Hideo una de las escenas más tensas del manga. La cual ha sido repensada para la versión cinematográfica. En el manga, tras escapar de la misión suicida ideada por Sango, Murai y Hideo se encuentran acorralados por dos olas de ZQN en medio de un puente. El primero con un fusil de airsoft y el segundo con la escopeta. Entre ambos consiguen matar a la mayoría de los ZQN, pero cuando todo parece perdido y Murai ya ha huido, llega Oda con un coche y salva a Hideo. En la película, esta idea se reformula de la siguiente manera: en el aparcamiento del centro comercial, Hideo, Oda, Abe y Sango se enfrentan a una multitud de ZQN que los tiene acorralados. Pero, en esta ocasión Hideo no necesita que nadie le salve, es él quien acaba con absolutamente todos los infectados. El último de los enemigos contra el cual Hideo debe enfrentarse es el ZQN con gran habilidad para saltar. Este infectado es el más espectacular de la cinta, siendo uno de los reclamos del tráiler. Más abajo tenéis una galería comparativa con una imagen del saltarín en el comic y su adaptación en la película.

Respecto al resto de personajes que aparecen en esta parte se la película, deberíamos destacar a Iura, Sango y Oda. Los dos primeros son los antagonistas en la película, son los líderes del grupo de supervivientes del Outlet Mall. Sus motivaciones son claras: perpetuar su poder para obtener víveres y mujeres. La única diferencia entre la película y el manga es lo explícito de estos elementos. Mientras que la película todo son referencias orales y asépticas, el manga es más directo. Se habla de sus privilegios, de sexo y violaciones con total naturalidad. Esto tiene una implicación muy importante: la construcción de la personalidad de Yabu/Oda.

En el manga, se representa un personaje muy diferente. El grupo de supervivientes del Outlet no es para nada modélico. Los chicos jóvenes se encargan de la protección y suministro de alimentos, pero su labor no es altruista. Las personas mayores de la comunidad deben velar por el mantenimiento de la zona mientras ellos están trabajando. El mínimo acto de desacato se paga con la vida. Las mujeres jóvenes pagan su protección con sexo. Así, se da a entender que Yabu es violada sistemáticamente por Iura bajo amenazas de muerte. De hecho, Hideo conoce a Yabu cuando esta se le acerca para proponerle sexo oral por orden del líder. Iura creía que Hideo aceptaría, bajaría la guardia y, así, podría robarle la escopeta. Este rechazo que esconde un respeto por la otra persona, hace que Yabu se acerque a Hideo y entablen una amistad real. Hasta tal punto que, cuando han conseguido escapar, ella le confiesa que su nombre real es Oda.

i_am_a_hero_logo

Al eliminar todo este trasfondo argumental, Oda se convierte en una sombra de la original. Aunque sigue siendo una mujer guerrera, pierde mucha de su fuerza. De nuevo, estamos ante una dulcificación de un personaje femenino. Por poner un ejemplo, en el manga Oda tiene un plan de fuga ideado desde antes de la llegada de los otros dos protagonistas. Cuando saltarín llega a la azotea, Oda coge a Hiromi y empieza a ejecutarlo. En el manga, se esconde con Hiromi y llama a Hideo por el walkie talkie para que la ayude a escapar… No es lo mismo.

En definitiva, la adaptación es excelente. De hecho, hay muchos más guiños al manga que no hemos podido comentar. Pero falla en la reproducción tanto de los personajes femeninos como de los elementos propios de la cultura japonesa. Parte de la gracia de I am a Hero es cómo reaccionan los personajes a las diferentes situaciones, pongamos tres ejemplos. (1) Cuando Hideo coge el taxi para salir de la ciudad, como en la película, sufren un accidente. Pero Hideo, al bajar del coche deja el dinero de la carrera al taxista, que está ardiendo dentro de su coche. (2) En un momento dado, Hideo y Hiromi llegan a una tienda que ya ha sido saqueada. Al pasar por el mostrador con unos pocos productos, depositan el valor de los mismos en el mostrados. Finalmente, (3) después de matar a Tekko, Hideo deja una nota dónde reconoce haberla asesinado para que la justicia caiga sobre él, si en algún momento se restablece la normalidad. Estos elementos únicos, brillan por su ausencia en la película; y eso le resta originalidad.

Desde hace cuatro años Norma Editorial ha estado publicando en nuestro país I am a hero, el manga de zombis japoneses creado por Kengo Hanazawa. En Japón el impacto de esta historia ha sido muy destacado logrando que su premisa haya sido objeto de varios spin-offs. La aventura ha llegado…
Dirección - 7
Guión - 7.5
Reparto - 8
Apartado visual - 7
Banda sonora - 6

7.1

La adaptación a la gran pantalla de I am a hero resulta algo desigual pero correcta en términos generales. La producción dirigida por Shinsuke Sato se molesta en replicar a sus personajes y el contexto de la acción pero descuida algunas de las particularidades del manga. La película gana en ritmo pero pierde especialmente en su retrato de la sociedad japonesa y de sus personajes secundarios. Es un producto que respeta más las formas que el contenido.

Vosotros puntuáis: 6.96 ( 2 votos)
Compartir
Artículo anteriorNovedades Yermo Ediciones mayo 2017
Artículo siguienteWeird Detective
Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Mi obsesión por las novelas de misterio y aventuras facilitó mi acercamiento al cómic con los Clásicos Ilustrados que adaptaban historias como El Escarabajo de Oro o La Isla Misteriosa. Luego llegarían Mortadelo y Filemón, Superlópez, Spider-man y Dragon Ball. Descubrí las posibilidades del medio con autores como Alan Moore, Neil Gaiman o Kurt Busiek desarrollando mi ecléctica pasión por la viñeta: cómic estadounidense, europeo, manga y webcómics. En la actualidad, colaboro como reseñista y articulista en esta, mi segunda casa, hablando de cómics y cine.
(Barcelona, 1990). Nacida con la necesidad de hacer decenas de cosas a la vez; me licencié en filosofía y ahora recorro otra aventura. Entré en el mundo del manga en un buena momento: en pleno boom de principios de siglo. Cuando por televisión emitían Evangelion y el salón del manga no tenía entradas limitadas. Fascinada por la estética gótica, oscura y dantesca, mi autora de cabecera es Kaori Yuki. Pero, reconozco que los mejores mangas que he leído son de Naoki Urasawa y Osamu Tezuka. Mi máxima: las buenas historias son aquellas que dejan huella en el alma del lector.

Leave a Reply

3 Comentarios en "#ZNCine – Especial I am a Hero. Los ZQN en la gran pantalla."

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Alejandro Ugartondo

Excelente repaso de la película y sus similitudes con el manga. Por desgracia me perdí el fugaz paso de la cinta por las salas (o mejor dicho, sala) de Barcelona. No entiendo como una cinta como Train to Busan la pueden estrenar sin problemas en multitud de salas y proyectarla durante semanas y en cambio I am a Hero la proyectan en una única sala y sólo un día.

A ver si se animan a proyectarla en el Phenomena o si la editan en formato doméstico

Mònica Rex

¡Gracias por pasarte a comentar, Alejandro!

La película saldrá en DVD y Blue-Ray próximamente, si no lo ha hecho ya.

El estreno fue bastante frustrante. Una única sesión un jueves a la noche… lo mismo que van a hacer con Death Note. Yo tampoco lo acabo de entender, la verdad.

Alejandro Ugartondo

Gracias Mónica. Acabo de ver en Amazon que la película se pone a la venta en DVD y Blu- Ray el 10 de mayo

wpDiscuz