ZN Manga: Entrevista con Takehiko Inoue “No tengo conciencia de ser alguien famoso.”

Por
19
1426
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Es sin duda uno de los grandes autores que ha recibido el Saló del Manga de Barcelona a lo largo de estos 20 años. Quizás no ha llegado con la pompa que los autores de la actual Shônen Jump suelen desplegar (con su numeroso séquito alrededor), pero los méritos de Takehiko Inoue son de sobra conocidos. De hecho, él es uno de los mayores responsables de llevar esa misma revista a lo más alto de la historia del manga en la década de los noventa, y con Vagabond ha demostrado una constante evolución en su arte que sigue dejando pasmados a muchos.

Nos encontramos con él el segundo día del Saló del Manga, es la última entrevista de la mañana, lo cual implica al menos una ventaja y una desventaja. La ventaja es que al no tener nadie detrás, posiblemente la charla se pueda alargar algo más de lo habitual; la desventaja, que quizás Inoue ya esté cansado de responder preguntas. Nos recibe con una amplia sonrisa, desprende simpatía, pero al mismo tiempo, su figura impone. No es que sea alto, pero tiene un cierto aire de maestro, de alguien con personalidad. El primero en preguntar es él: “¿juegas a baloncesto?” No es que el autor de Slam Dunk se lo pregunte a todo el mundo, pero con mis dos metros de altura, parece casi pregunta obligada. Inoue habla bien el inglés, pero no tanto como para usarlo en la entrevista. Así que vamos a darle algo de trabajo al traductor… no se lo pondremos fácil.


Nacido en 1967, el mismo año que se empieza a publicar el Fénix de Osamu Tezuka o el Lupin III de Monkey Punch, la carrera de mangaka de Inoue empieza de forma prometedora, bajo la batuta de un maestro como Tsukasa Hojo, autor de City Hunter. Después de unos pocos trabajos de poca extensión, en 1990 empieza a publicar Slam Dunk en la Shônen Jump. En poco tiempo se convertirá en uno de los manga insignia de la revista, un exitazo. La gente compra la Shônen Jump para leer las aventuras de Son Goku y las de Hanamichi Sakuragi, y eso hace que en 1995 la revista consiga vender más de 6 millones de ejemplares. Y cuando ambas obras terminan, empezó la caída libre de las ventas. Teniendo en cuenta este éxito, y que Slam Dunk era su primera obra de cierta duración, nos preguntamos cómo se sintió Inoue, a sus 23 años, ante un logro como este: “En esa época no era suficientemente consciente de todo ello. Tenía mucho trabajo cada semana, así que no era capaz de darme cuenta de que esa obra se había convertido en un éxito nacional. Estaba muy ocupado con el día a día.” ¿Ni siquiera cuando terminó el manga? “El trabajo de mangaka está detrás de la obra, no se tiene contacto directo con el lector. Por lo tanto, yo cuando voy por ahí no me encuentro con gente que se acerca a mí, no soy una estrella de cine. No tengo la conciencia de ser alguien muy famoso.” Pues es posible que haya cambiado de opinión, viendo la cantidad de seguidores que han tenido sus charlas en el Saló (incluso la de Gaudí), siempre llenas de chavales haciendo cosplay de Slam Dunk.

Conferencia sobre Gaudí de Takehiko Inoue y  Etsuro Sotoo, escultor de la Sagrada Familia.
Conferencia sobre Gaudí de Takehiko Inoue y Etsuro Sotoo, escultor de la Sagrada Familia.

El baloncesto le ha dado muchos alegrías a Inoue, un deporte que difícilmente se asocia a un país “de bajitos”. Pero parece que Slam Dunk hizo por el baloncesto en Japón algo parecido a lo que consiguió Captain Tsubasa con el fútbol. ¿Era la intención del autor o simplemente ocurrió? “A priori, al empezar a escribir no era mi intención, simplemente quería plasmar lo que había vivido en la adolescencia. Pero cuando empecé a ver el éxito, sí que intenté que tuviera algo más de repercusión a nivel nacional y que más gente participara de este deporte. Pero ahora el baloncesto japonés está de capa caída, el nivel es muy bajo.” ¿Cuál es la media de estatura de la selección japonesa de baloncesto? “1,80cm largos, sin llegar al 1,90.” Lo cierto es que no tiene que pensárselo mucho para contestar, estamos ante un auténtico aficionado al baloncesto. Empezó a jugar en el instituto, y le dedicó tres años. Inoue nos explica que antes estaba en un club de kendo, así que el cambio fue considerable. De hecho, el protagonista de su obra se mete de repente en el club de baloncesto con una única motivación: ligar. Y cabe preguntarse si eso también está basado en sus propias experiencias: “Sí, hay algunas similitudes (muchas risas). Cuando empecé en el club me daba igual el baloncesto o el fútbol, quería practicar un deporte con balón, y en el baloncesto había muchas chicas.” ¿Y obtuvo resultados? (Muchas risas) “No.” Quizás no ligó, pero encontró un tema recurrente en su obra. A Slam Dunk le han seguido más títulos de baloncesto, Buzzer Beater y Real (que ha compaginado con Vagabond), aunque es cierto que con enfoques muy distintos. “Cuando terminé Slam Dunk quería meterme en otro género, y es por eso que empecé a hacer Vagabond. Buzzer Beater fue un experimento en Internet, y para hacer algo así me resultaba más fácil tratar un tema conocido como es el baloncesto. En Real lo que en realidad estaba buscando era explicar las reacciones de tres personas distintas ante las dificultades que surgen en la vida, de ahí que también insistiera con el baloncesto, porque era un tema próximo.”

Inoue durante nuestra entrevista (foto de Ficomic).
Inoue durante nuestra entrevista (foto de Ficomic).

Real se puede resumir, de forma algo burda, como un manga sobre baloncesto en silla de ruedas, mientras que Buzzer Beater es baloncesto intergaláctico. Cuando hablamos de manga deportivo, se podría decir que se ha hecho casi de todo, y hoy en día también triunfan otros mangas de baloncesto como Kuroko no Basket. Vamos, que el deporte y el manga son un buen matrimonio, al menos en Japón. Pero no es algo nuevo, viene de lejos, de cuando él nació: “Los pioneros del manga deportivo fueron Ashita no Joe o Kyojin no Hoshi, después también Captain Tsubasa, todos ellos mangas muy exitosos, lo cual hizo que se abriera un camino para los que siguieron después.” ¿Por qué le gusta tanto el deporte al pueblo japonés? “Cuando hablamos de manga, los protagonistas son muy importantes. En un manga deportivo es fácil escribir sobre la superación personal, la amistad, el trabajo en equipo por un objetivo común. El público japonés espera leer este tipo de temas, y no necesariamente tienen que estar enmarcados dentro del deporte, pueden ser otros campos, como el cultural, en una orquesta…los lectores quieren ver como el protagonista crece.” Esto podría venir de la posguerra, el milagro económico japonés, etc. Pero hoy en día se habla mucho de los jóvenes japoneses sin futuro. ¿Siguen vigentes esos valores de superación personal en la actualidad? “¡Esta pregunta es muy difícil!” (Muchas risas) Lo siento. (Risas). “Es difícil contestar a esta pregunta, pero seguramente la generación de hoy en día es una generación más pobre económicamente y culturalmente en comparación con la de la posguerra, la que tenía esa cultura de la superación. Posiblemente la generación actual no ha cultivado tanto estos valores.” ¿El manga puede hacer algo para ayudar en todo esto? “El manga no deja de ser un entretenimiento, pero quizás sí puede tener una pequeña influencia en esta generación.”

El cambio entre dibujar un manga de baloncesto y pasarse al jidaimono de Vagabond puede parecer algo bastante radical, pero Inoue encuentra cierto paralelismo entre los guerreros y los jugadores de baloncesto: no les gusta perder, siempre quieren ganar. De todos modos, el cambio de registro fue realmente importante. Slam Dunk se publicaba en la Shônen Jump, para un público joven y masivo, y de repente Inoue se encuentra publicando en la Morning de Kôdansha, una revista dirigida a un público adulto. Las vivencias de Slam Dunk estaban hasta cierto punto basadas en su persona, pero no podía hacer lo mismo al acercarse a una figura tan legendaria como la de Musashi Miyamoto. Conocido en parte por ser el autor de un libro clásico de artes marciales como es El libro de los cinco anillos, Miyamoto fue un personaje histórico y legendario al que varios autores han dedicado multitud de trabajos, ya sean libros (como en el que se basa Inoue para crear Vagabond), películas, u otros mangas (como el Musashi de Shôtarô Ishinomori, que publicó Planeta). Parece difícil separar la leyenda de los hechos históricos, y el acercamiento que tomó Inoue puede ser algo distinto al de la figura mítica, le convierte en ese vagabundo. ¿Pero qué es lo que le atrajo de él para haberle dedicado (y seguir dedicándole) tantos años de su carrera como mangaka? “De forma simple y directa, era el guerrero más fuerte y más valiente de toda la historia. Al principio quería plasmar en Vagabond una imagen de película de Kurosawa, con una tonalidad más oscura, y quizás al principio no lo era tanto, pero a medida que han pasado los años se ha ido oscureciendo.”

Espectacular ilustración de Montserrat para "Pepita".

Ya que hablamos de la evolución del autor, en Pepita hay una frase en la que explica que en el manga hay que seguir un estilo, existen unas reglas. Y es fácil confundir sus palabras, sobretodo después de hablar de la evolución de su estilo en Vagabond. ¿Estamos hablando de que hay un estilo manga o no? “Considero que un mangaka debe tener un cambio constante, tiene que crecer, no fijar un estilo propio, tiene que crecer constantemente. No entiendo esa idea del estilo manga.” Por cierto, somos culpables de haber mencionado a los samurais durante la entrevista, pero Inoue nos corregirá, tirando de esa autoridad y presencia que desprende: “Cuando hablamos de Vagabond, no podemos hablar de samurais. Los samurais sirven a sus amos o al shogun. Pero Musashi no servía a nadie, era un lobo solitario, un ronin, que iba creciendo a medida que luchaba. Yo no quería escribir sobre samurais, quería escribir sobre los ronin, los samurais sin amo.”

No es la primera, ni siquiera la segunda vez que Takehiko Inoue visita Barcelona. De hecho, ha pasado ya varias veces por tierras catalanas (de Barcelona a Reus, pasando por Riudoms o Puigcerdà), y tiene una relación especial con uno de sus más ilustres artistas: Gaudí. Su interés por el arquitecto llegó en 1992, cuando vino aquí para las olimpiadas (¿quizás buscando inspiración del Dream Team para Slam Dunk?), fue entonces cuando descubrió algo que desde hace años fascina a los japoneses. De ahí salió un trabajo algo extraño, Pepita. Una especie de diario de viaje o de investigación de la figura de Gaudí. Hay entrevistas, hay ilustraciones, fotos del propio Inoue paseando por la ciudad, e incluso un DVD. Y dice que en cuanto a su conocimiento del personaje aún se encuentra a las puertas. Aunque tuvo el privilegio de poder escribir una frase en la puerta de la Fachada de la Gloria: líbranos del mal. Por desgracia no tenemos tiempo para ahondar más en sus descubrimientos sobre Gaudí, pero no nos despediremos sin proponerle un pequeño juego. Si alguien quisiera realizar un trabajo parecido al que ha hecho él sobre la figura de Gaudí, pero quisiera hacerlo de Takehiko Inoue, ¿por dónde debería empezar? “Tendría que ir a Kagoshima, donde viví mi infancia, y donde se formó la base de mi personalidad. Ahí había mucha naturaleza,y quizás esa sería la base para empezar a saber sobre mi.” ¿Y habría algunos mangas ahí también? “Sí, mangas como Dokaben, Otoko Gumi…”

Entrevistador y entrevistado. ¿Por quién apostáis si jugamos un partidillo de baloncesto?
Entrevistador y entrevistado. ¿Por quién apostáis si jugamos un partidillo de baloncesto?
Compartir
Artículo anteriorBlack Market #1-4
Artículo siguienteMisterios Comestibles
De Mataró de toda la vida, nacido al mismo tiempo que la década de los ochenta. Mi primer recuerdo comiquero es tener un Superman de Byrne en las manos (sin saber leerlo aún), después vino Bruguera, Marvel, y finalmente un chaval con cola de mono que me cambió la vida; le dediqué un documental llamado Songokumanía. Algunos me consideran un experto en manga y cultura japonesa, y puede que tengan parte de razón, pero como lector de cómics no me cierro a nada (sigo siendo un Marvel Zombie). Hablo de Todo Lo Que Mola mi blog, en la radio, y desde 2013 en Zona Negativa.

Leave a Reply

19 Comentarios en "ZN Manga: Entrevista con Takehiko Inoue “No tengo conciencia de ser alguien famoso.”"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
josan_avenger

maestro, me encantan sus obras, slam dunk es sin duda uno de mis manganimes favoritos (sino el favorito) ademas me encanta su dibujo y el detalle que pone, ya que cualquiera de sus paginas se puede apreciar hasta el mas minimo detalle, en slam dunk se pueden contar las gotas de sudor de los jugadores y en vagabond las heridas y las gotas de sangre derramadas.

Y sin olvidar que sus obras te enganchan y no te sueltan slam dunk me parece que tiene un guion en el que siempre estan pasando cosas y que siempre quieres saber que va a pasar a continuacion, de hecho yo soy de los que sueñan con que inoue retome slam dunk, ya sea para contarnos el resto de partidos del nacional o para contarnos el 2º año de sakuragi en el shohoku.
Y vagabond durante sus primeros capitulos es una autentica maravilla, aunque si que es cierto que cuanto mas avanza mas lento van los capitulos y la accion va siendo mas lenta.

Y de real he leido muy poquito, pero en ese el baloncesto es solo una escusa, el manga va de como diferentes tipos de personas (un paralitico, un nini, los amigos y familia de estos) afrontan las dificultades, y el nexo en comun que tienen es el baloncesto.

Buzzer beater no lo conocia, alguien lo ha leido, que tal esta?

Javier Agrafojo

Slam Dunk es buenísimo. Y lo dice alguien que ni siquiera sabe cómo se juega al baloncesto… Sólo por eso le tengo un respeto tremendo a este señor.

Blade Runner

Otro que no ha jugado en su puñetera vida al baloncesto y sin embargo se enganchó irremediablemente a Slam Dunk desde el primer tomo ^-^
Para mí la mejor obra de Inoue sin ninguna duda, y eso que son todas buenísimas. Pero el bobo de Hanamichi tiene algo que…

marcbret87

Siendo un fanatico del baloncesto y habiendo jugado toda mi vida Slam Dunk es desde luego mi manga deportivo favorito, y entre mi top 5 global. El final te deja con ganas de mas pero prefiero un final asi que no estirar el chicle sin sentido.

Mathieu

Yo me hago Vagabond versión Uk VizBig y esta muy bien, pero quizás le falta un poco de pausa a la historia, más contextualización para evitar la monotonía de el “combate tras combate”. Y no le iría mal un poco más de poesía (visual i literaria al estilo de Takemitsu) i filosofía. Le veo a veces una pega en las caras, algunas demasiado parecidas. Pero vamos que el tipo es de los mejores dibujantes en la actualidad de largo, largo, largo.

Slam Dunk tiene buena pinta quizás sea el próximo manga que coleccione.

Blade Runner

Slam Dunk es EPICO, Mathieu. Dale una oportunidad cuando puedas.

HenryJones

Yo he decubierto tarde a Inoue pero debo decir que es de los mejores dibujantes que he visto y leido. A mi Slam Dunk no me atrae demasiado por el dibujo, más primerizo y tosco que en Vagabond o Real. De este último creo que es de lo mejor que me he leido de todos los tiempos En mi top 10 seguro. Creo que es una seria obligada guste o o no el basket. Válgase decir que el título le va como anillo al dedo, porque aunque en la história los personajes queran superar sus limitaciones y quieran conseguir sus sueños no hay que olvidar que en la vida no siempre salen las cosas como uno quiere y eso es precisamente lo que sufren los protas, aunque de rabia la vida es así muchas veces.
Yo tambien me hago Vagavond por VizBIg y creo que es mejor que la edicion pequeña, porque los detalles se aprecian mejor

Estube en la conferencia de Gaudí y valio la pena tanto lo que comentaba el señor Soto, como el mismo Inoue no puedo decir lo mismo de Pepita, poca “chicha” por todo lo que podría haber. Por cierto que en la conferencia puesieron imagenes de la expo de Japón de Gaudí con dibujos de Gaudí de niño que eran una gozada.

Khonshu

Pues me quedo un poco sorprendido con lo bien que estáis poniendo Slam Dunk.

Mi desconocimiento del mundo del manga es enorme y esta serie sabía que era muy famosa pero imaginaba que sería el típico maga deportivo, un Oliver & Benji de basket. De hecho, aunque me había dado cuenta del buen dibujo, no había caído en que era del mismo autor de Vagabond.

Pero no había pensado él como un producto de calidad, la verdad, sino más bien con un enfoque muy comercial.

billyboy

De Real el tio quedo muy marcado con la investigacion que realizo,con el tema de como una persona con lesion de espalda pasa de la cama a la silla de ruedas y de como se concienzo de las dificultades que pasan mientras descubren su nueva vida.

Liponidas

Inoue capo!!! Alguien le preguntó cuando seguiría con Vagabond y cuando piensa acabarla?
Por cierto Mathieu, fíjate que opino exactamente todo lo contrario lo que dices la esta magna obra, lo que son las percepciones no?

billyboy

Liponidas,yo una vez vi unas declaraciones sobre cuando pensaba terminarla y el tan tranquilo dijo que es un trabajo “para toda su vida” dado que tal leyenda se merecia tal esfuerzo y que a pesar de que fuera pausado su desarrollo el seguiria durante practicamente el resto de su vida a esta obra.

wizard

¿Así que una obra para toda la vida? Joder, hace algunos meses que me leí unos números, y me dio la sensación de que se estaba acabando, yo y mi gran intuición

wizard

De Vagabond digo 😉

billyboy

Wizard a menos que ahora se arrepiente quiere tambien meter en la obra el momento en el que se retira y comienza a escribir el libro de los 5 anillos y su bejez hasta la muerte,ok,esto lo puede hacer en un unico tomo,pero bueno vagabond no se caracteriza por su ritmo rapido.

wizard

No no, si digo que fue una sensación mía billyboy,por mi cómo si quiere seguir 60 o 70 años, así mas tiempo podremos disfrutar de su obra

Liponidas

Gracias por el dato Billyboy, la acompañaré hasta el fin entonces (de la serie, mio o de Inoue)

billyboy

Bueno,como ya e dicho estas declaraciones fueron de hace creo 4 años,que alomejor hace lo mismo que el autor de Naruto,que pensaba hacer una tercera “entrega” y al final se a plantado en Shipouden por cansancio a sus personajes,en el mundo del manga esto parece que pasa mucho,el mejor ejemplo es Toriyama,pero claro Inoue parece un autor especial que escribe cuando le apetece y no deja aparcada sus obras hasta a saber cuando (si Rumiko,te miro a ti y a todas las obras que dejaste aparcadas,o a las Clamp,que no terminan una obra ni borrachas).

wizard

Ahora que mencionas Naruto, se acaba de terminar el manga esta misma semana.
¿Algun pots comentando la serie masters de Zona Negativa?

MAD MAX

El maestro Inoue es un ‘gentleman’ con una presencia y saber estar apasionante e impresionante. Me quedé anonadado en plan ‘fanboy’. Inoue comentó en la charla con fans que no sabía cuando terminaría Vagabond, y tampoco sabía si continuaría Slam Dunk.

@billyboy: De hecho parte de esto que comentas sobre la ‘vejez’ de Musashi ya se pudo ver en la exposición de 150 pinturas (y manga) que se pudo ver en varios museos de Japón: The last manga exhibition. Donde salía un Musashi anciano recluido en la montaña alejado del mundo, que fue donde escribió el libro de los cinco anillos. Seguro que esta parte del manga ya la tiene dibujada… 😛

wpDiscuz