ZN entrevista a Alfons López y Pep Gàlvez

Por
5
275
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Esta entrevista se centra básicamente en las dos últimas obras editadas de este duo autoral, Color Café y Silencios: la juventud del Capitán Trueno, ambas reseñadas brevemente aquí.

Ediciones B/López/Gálvez/MoraToni Boix: Bernat sustituye hasta cierto punto a Crispín en la triada protagonista. Bajito, pícaro, con gusto por hacer enfadar a Goliath… Entiendo que su inexistencia en las aventuras guionizadas por Víctor Mora propiciaban que se tratase de alguien entrado en años, pero ¿fue ese el único motivo de su incipiente ancianidad?

Alfons: De ninguna manera debe interpretarse que Bernat sea una especie de Crispín “viejo”. Su existencia se debe a la lógica del tipo de narración realista. Cuando Guillén (Capitán Trueno) inicia el viaje de cabotaje por la costa mediterránea lo hace con dos naves (difícilmente sería un número menor) y, si bien él es el “capitán “ de toda la expedición, la segunda nave necesita un segundo “capitán” (lugarteniente del primero) que la gobierne.

Pepe.- Además la perspectiva de un largo viaje de cabotaje y comercio plantea la necesidad de que un marinero con experiencia y de confianza de la casa acompañe a los dos jóvenes protagonistas. En aquella época el personal era más bien tapón y alguien que entonces viajaba mucho, con mucha vida portuaria, por fuerza debería ser pícaro comparado con el personal del campo. Respecto a los enfrentamientos con Goliat, vienen provocados por la socarronería de uno y por el exceso de ímpetu del otro.

Toni Boix: En los cómic clásicos Crispín, más que ningún otro de los protagonistas, era el personaje llamado a que se identificara con él el público lector, infantil y juvenil en su mayoría. ¿Que ahora ocupe ese puesto alguien de unos cincuenta-largos puede ser una expresión inconsciente del público al que creíais que llegaríais con vuestra obra?

Pepe.-No, no era esa nuestra intención consciente. Puede existir ese público y no me disgusta, pero en realidad la historia pretende hablar de la iniciación, el salto de la adolescencia a la madurez, del protagonista y por ello puede conectar con varias generaciones.

Ediciones B/López/Gálvez/Mora

Toni Boix: La diversidad de registros gráficos que domina Alfons hace pensar que hay una voluntad definida detrás del acabado gráfico concreto de esta obra, fuertemente esquemático y abstracto. Scott McCloud, en su obra Undestanding Comics (Astiberri), habla de que la simplificación gráfica potencia la capacidad de un determinado icono para acoger significados. ¿En este sentido, pensáis que esta simplificación facilita que un lector pueda reconocer a los personajes y el escenario histórico en el que se mueven de una manera que hubiera sido imposible si hubieseis buscado una aproximación gráfica más realista?

Alfons.- Totalmente de acuerdo con Scout Mc Cloud, pero eso no significa que un dibujo más realista no consiga también sus objetivos. Son caminos distintos.

Toni Boix: ¿En qué medida pensáis que afecta esa aproximación gráfica a un relato que, por otra parte, pretende ser muy verosímil en su apartado argumental?

Alfons.- La simplificación no está reñida con la verosimilitud.

Toni Boix: ¿Por qué habéis asumido el riesgo de catalanizar tan explícitamente a un mito de la historieta española en estos tiempo de tanta susceptibilidad ante las reivindicaciones de “los otros” nacionalismos históricos?

Pepe.-No hemos pensado en los riesgos, ya que nos hemos guiado por el origen del Capitán Trueno , reconocido por Victor Mora, en el Ampurdán, y dado que la historia se iba a desarrollar en su juventud, era normal que se situase en una Cataluña , que por otra parte entonces no existía como tal.

Ediciones B/López/Gálvez/Mora

Toni Boix: ¿Por qué ambientáis esta aventura en la ciudad de Tortosa?

Alfons.- Por que tenía los ingredientes que me interesaba a la hora del argumento : Una ciudad de “frontera”. Con el Al Andalus, con diversidad de conflictos: culturales, religiosos… Algo muy parecido al “Far west”.

Toni Boix: En la Mesa del Saló sobre el Capitán Trueno había una constante alusión a la alegría y el optimismo que Ambrós consiguió transmitirle a sus personajes protagonistas. Vuestra versión de ellos es algo más taciturna, sobretodo al principio de la obra. ¿Es fruto simplemente de su adolescencia o son, en este sentido, hijos de nuestro tiempo, mucho más postmoderno y desidealizado que la España Franquista en donde los ideales y la esperanza eran indispensables para que la integridad de la gente pudiera sobrevivir?

Pepe.-El capitán Trueno está taciturno al principio, porque vive unas circunstancias más bien adversas, primero le apartan y luego alejan radicalmente de su amor, un amor que por otra parte pone en problemas a su padre. Desde la perspectiva del adolescente asume el viaje por obediencia pero sintiéndose desgraciado. Mientras en Goliat a la inquietud de la búsqueda de su hermano se le une el peso de que ello sea un secreto que de alguna manera se interpone entre ellos.

Ediciones B/López/Gálvez/Mora

Toni Boix: Sorprende luego que, a medida que el Capitán y Goliat empiezan a “deshacer los entuertos” de otros, comienzan a sonreír mucho más. ¿Algún mensaje implícito?

Pepe.-Ahí queríamos reflejar el salto desde el secretismo, la autocompasión y la confusión hasta la reafirmación de su amistad y la seguridad de sentir que están haciendo algo que vale la pena por otros.

Toni Boix: Conseguís con muchísimo acierto tratar el problema de la multiculturalidad en una relato del Capitán Trueno. ¿Daros cuenta de que el entorno de Trueno facilitaba el tratamiento de estos temas fue un acicate para emprender la historia?

Alfons.- Es la información histórica la que crea las bases de la narración.

Pepe.- Es el entorno de frontera al que se refería Alfons antes, de una sociedad que se está haciendo sobre los restos de otra. Y por lo tanto con contradicciones, con la codicia al acecho y con gran margen de actuación individual.

Toni Boix: ¿El tratamiento de temas actuales en escenarios y acontecimientos del pasado pensáis que facilita que sean leídos y reflexionados con una mayor imparcialidad, más difícil de conseguir de haberlos ubicado en el contexto histórico del lector obligándole a reconocerse en alguno de los bandos?

Pepe.- Por lo menos permite al autor trabajar sobre hechos ya pasados y estudiados. Y si, seguramente la distancia histórica le da al lector una perspectiva más objetiva.

Alfons.- Es simplemente que el ser humano acostumbra a tener las mismas actitudes en circunstancias parecidas, sea cual sea el tiempo histórico.

Toni Boix: ¿Creéis también que el trazo suave a la hora de retratar a los personajes que permiten los cómics ayuda a despertar la simpatía en el lector hacia colectivos que son por él menos bien percibidos cuando se le presentan en carne y hueso?

Alfons .- El cómic es un medio de expresión y como tal tiene multitud de registros. Todo dependerá de la intención o la habilidad del que los utiliza.

Toni Boix: La historia de Trueno es autoconclusiva, al tiempo que deja cabos sueltos. ¿Posibilidad de nuevas historias?

Alfons.- Tu lo has dicho, pero es una posibilidad remota dadas las bajas ventas del comic español.

Toni Boix: Si Victor Mora ha establecido un canon para el Capitán Trueno, ¿vuestra historia entra en él?

Alfons.- Creemos que sí, hemos procurado mantener las características básicas de la filosofía del personaje. Si no fuera así dificílmente el propio Víctor huniera bendecido el proyecto.

Toni Boix: Mientras que en Silencios: La Juventud del Capitán Trueno vuestro retrato social se ambientaba en el pasado, en Color Café se ubica en un futuro bastante inmediato de una Barcelona muy reconocible. ¿Buscasteis un contexto así para interpelar mayormente a vuestra audiencia sobre los temas expuestos?

Alfons.- El escenario de Silencios era obligado por el propio personaje. En cuanto a Color Café podíamos haberlo situado en cualquier otro ámbito geográfico que reuniera las mismas características, por ejemplo Marsella, donde una subida de las aguas, debido al cambio climático, y una conflictividad social podría ser muy semejante. Pero ya puestos, ¿por qué no hacerlo en casa? El tiempo futuro es lógico pues es cuando sucederá lo que, hoy, parece inevitable.

Pepe.- Y además es que Barcelona es un escenario urbano que da mucho juego narrativo.

De Ponent/López/Gálvez

Toni Boix: Todas vuestras obras conjuntas aúnan reflexión social y narración de género. Humor, aventura, serie negra, ciencia ficción, devienen la estructura en la que se amparan unos relatos populares a la vez que interpeladores que suelen hacer uso del lenguaje historietístico. ¿Cuál es el motivo de esta mezcla? ¿A quién os dirigís con ella?

Alfons.-Buscamos los vehículos más adecuados para los temas que nos interesan y que desearíamos que llegasen al máximo de público posible.

Pepe.- En el fondo todo autor habla de la realidad, o de cómo la ve él o ella. La ficción no deja de ser un espejo más o menos deformante de nuestra mirada sobre la vida y, además, en la mayoría de las ocasiones se recrea lo que te gustó, o lo que te gustaría leer. En nuestro caso, junto a una visión crítica sobre nuestra sociedad, se da un cariño por la historieta, aprendido en la infancia y madurado como adultos, y sobre sus posibilidades como medio narrativo y expresivo.

Toni Boix: Frank Miller es de la opinión que el cómic debe desafiar el status quo desde sus apuestas formales y de contenidos. ¿Hasta qué punto compartís esa apreciación y que pensáis de que actualmente en nuestro país la clase política empiece a reconocer el medio tebeístico?

Alfons.- De acuerdo con la apreciación. En cuanto a la implicación de la clase política, experiencia anteriores nos aconsejan un sano escepticismo.

Pepe.- Sobre lo segundo, ojalá de las palabras se pasen a los hechos y por una parte se le trate como a otro medio de expresión, con sus estudios, museos, difusión pedagógica… Y por otra se promocione la producción, es lo que toca.

De Ponent/López/Gálvez

Toni Boix: Color Café es de una gran riqueza argumental y formal. En cuanto al diseño de página optáis por una aproximación similar a la de Joe Kubert en Tor y demás obras suyas de esa época, con grandes viñetas centrales rodeadas de otras más pequeñas. Conseguís composiciones de página muy interesantes y eficaces de esa manera. ¿Este tipo de diseño fue sólo fruto de tener que trabajar para el pequeño tamaño de página que imponía la Línea Laberinto o hubo algún otro motivo para adoptarlo?

Alfons.- El formato influyó, pero hoy lo simplificaría más.

De Ponent/López/Gálvez

Toni Boix: Sorprenden los toques de humor a la hora de retratar los modos televisivos en esa historia que, por otro lado, es bastante dura. ¿Pensáis que, de tan espantosa, uno no puede más que dejar que la televisión se ridiculice a sí misma?

Pepe.- La televisión no es espantosa, lo espantoso es la manipulación que unos realizan y la dependencia acrítica de otros. Es el riesgo de cualquier medio de comunicación que llega sin intermediarios a todos, o casi todos los hogares, y que tiene un mensaje unidireccional y de digestión rápida y cómoda. Por ello, lo que se ridiculiza es una forma determinada de hacer y ver la televisión, que por cierto es la que más se ha desarrollado desde que hicimos esta historieta.

Alfons.- La mayoría de modelos televisivos contemporáneos ( y en el futuro no indica que sean mejores) actúan – y basan su éxito en ello- en el inconsciente más primitivo del espectador, potenciando los aspectos más agresivos e insolidarios. No se les puede dejar a su bola.

Toni Boix: Durante la narración el hilo argumental salta febrilmente de unos personajes a otros con naturalidad y dotando a la historia de un gran ritmo. ¿Por qué ese enfoque coral en la obra?

Alfons.- Era imprescindible para tocar los diferentes temas y sensibilidades.

Pepe.- Responde a esa voluntad de retrato global, en el que hay muchos protagonistas y en el que todo, o casi todo se interrelaciona.

Toni Boix: ¿Cuál es vuestro sistema de trabajo en estas obras conjuntas?

Alfons. Depende de donde parta la iniciativa. “Asesinato en la Mezquita” fue una iniciativa de Pepe. El desarrolló el guión y yo el dibujo. Color Café y Silencios han sido proyectos mios en los que desarrollo un esquema inicial (que sucede, donde y como acaba) y luego él le da vida. De todas maneras siempre son procesos muy compartidos.

Toni Boix: Ambos habéis contribuido a la reflexión de la historieta como lenguaje artístico y narrativo, el uno en reseñas para diversos diarios y el otro en su participación para el Aula Vicens Vives. ¿Cuáles son para vosotros las características que hacen del cómic un medio a tener en cuenta y que merece la pena usar?

Alfons.- Sus enormes posibilidades expresivas ( literarias y plásticas) y la interacción que el lector realiza.

Pepe.- Es un medio que tiene aún un gran potencial como lenguaje. También da mucha libertad de creación , aunque luego la precariedad del mercado la restringe radicalmente.

Toni Boix: Sin embargo en vuestros trabajos para CCOO optáis por un formato más cercano al humor gráfico, con gags que se van desgranando a lo largo de una explicación amplia y teórica. ¿Por qué elegisteis este enfoque?

Alfons.- Este es un campo más propiamente mío pero que , a veces, compartimos. Sencillamente por la capacidad de síntesis y abstracción del humor.

Toni Boix: Algunos de vuestros trabajos han sido publicados por organizaciones del tipo de la ya mencionada Comisiones Obreras o también por SOS Racisme. En cierta manera vosotros como autores parecéis haberos adelantado a las vías de búsqueda de nuevas espacios de aplicación de la historieta que ahora se promueve con motivo de la creación de la Comisión de Cultura para la promoción del cómic. ¿Cómo surgieron este tipo de trabajos para este tipo de cliente?

Alfons.- De hecho nosotros no hemos inventado nada. El cómic de humor con fines sociales y políticos se ha utilizado desde siempre y de forma más explícita desde los años 60 en México con los Supermachos de Rius. Los tebeos de LA FIRME en el Chile de Allende, etc.. Surgen de la relación personal con estas organizaciones.

Toni Boix: Estos trabajos vuestros resultan algo complicados de conseguir. ¿Podríais decirles a los lectores dónde pueden hacerse con ellos?

Alfons.-No es fácil, se pueden rastrear por Internet y en el caso de LA GLOBALIZACIÓN, LA POBREZA NO ES RENTABLE ( colección pasen y vean) y POLÍTICAMENTE INCORRECTO se pueden pedir en Editorial Icária tel 933011726.

Pepe.- En cuanto a Tenemos derechos, supongo que se puede conseguir en la Fundació Pau i Solidaritat de CCOO de Catalunya.

Toni Boix: ¿Nos podéis hablar de alguno de vuestros futuros proyectos conjuntos?

Alfons.- Está prevista una nueva aventura del periodista Segis (Asesinato en la Mezquita), protagonista para la Editorial Bang, aún sin fecha definida de aparición.

Pepe.- Aunque nos gustaría que fuera para el Salón. Por otra parte continuaremos con las tiras que venimos haciendo para el Tribuna de la Administración Pública y el Lluita.

Toni Boix: Gracias por todo y nuestro admirado respeto por vuestro trabajo.

Compartir
Artículo anteriorZN Reseñas: Silencios, la juventud del Capitán Trueno; Color Café
Artículo siguienteZN Reseñas: Superman #1
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.

Leave a Reply

5 Comentarios en "ZN entrevista a Alfons López y Pep Gàlvez"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Sergio (ó tirafrutas)

Vaya, yo pensaba que todavía no se podía decir nada del nuevo álbum de Segis, pero parece que sí 🙂

PEACEMAKER

pues que mariconada de entrevista. ¿pero quienes son? ¿realmente le importa a alguien?

Raúl López

Esperemos que a la gente sin prejuicios.

betiaran

Pues sí, a mí me interesa, y me imagino que a cualquiera con un poquito de amplitud de miras.

PEACEMAKER

como censurais pedazos de gayolos. viva la libertad de expresion.

wpDiscuz