ZN Cine – Crítica de El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos, de Peter Jackson

Por
54
590
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

 

Dirección: Peter Jackson
Guión: Philippa Boyens, Peter Jackson, Fran Walsh y Guillermo del Toro (Novela: J.R.R. Tolkien)
Música: Howard Shore
Fotografía: Andrew Lesnie
Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Luke Evans, James Nesbitt, Aidan Turner, Evangeline Lilly, Ken Stott, Graham McTavish, Cate Blanchett, Lee Pace, Orlando Bloom, Hugo Weaving, Billy Connolly, Christopher Lee, Stephen Fry, Ian Holm, Manu Bennett
Duración: 112 minutos
Productora: Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) / New Line Cinema / WingNut Films
País: Estados Unidos

 

El final de la historia resulta ya sobradamente conocida, pero todo empezó en la juventud del hoy archiconocido cineasta neozelandés Peter Jackson, un chico aficionado al cine fantástico y de terror cuya imaginación se forjó con las producciones de Ray Harryhausen y clásicos como el King Kong de Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack. En esos años, mientras quedaba fascinado con la lectura de El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien que había conocido a raíz de ver la adaptación animada de 1978 realizada por Ralph Bakshi, tomaría la decisión de convertirse en director de cine y con su cámara Super 8 en mano, regalo de sus progenitores, realizaría sus primeros cortometrajes como aficionado: la historia bélica The Dwart Patrol en el contexto de la Segunda Guerra Mundial y su parodia de los filmes de James Bond titulada Coldfinger.

En estas coquetearía también por primera vez con el uso de efectos especiales, algo que le sería de mucha ayuda en 1987 cuando el que iba a ser otro de sus cortometrajes se convirtió en el espaldarazo inicial a su vocación. Eran mediados de los años ochenta cuando Peter Jackson comenzó a rodar con sus amigos y en su tiempo libre Mal Gusto, una comedia de terror gore de la que acabaría reuniendo un metraje considerable y se transformaría en su primer filme. Esto sería gracias a la ayuda de la New Zealand Film Commission que le financiaría el proyecto y lo apoyaría para ser exhibido en el Festival de Cannes. La buena recepción de la producción, distribuida inmediatamente a nivel internacional, la convertiría de la noche a la mañana en una película de culto y sentaría las bases de la carrera de su principal responsable. Luego llegarían El delirante mundo de los Feebles, una sátira con marionetas al estilo Jim Henson, y Braindead, una nueva comedia de terror gore y producciones de madurez como Criaturas celestiales y Agárrame esos fantasmas que envidenciaban un cierto cambio de orientación en sus historias. Pero nada en comparación al terremoto que supondría su nuevo reto: la adaptación cinematográfica de la trilogía de El Señor de los Anillos.

La influyente trilogía dirigida por Peter Jackson, escrita por Fran Walsh y Philippa Boyens, distribuida por New Line Cinema y con un reparto coral en el que se encontraban nombres como Elijah Wood, Ian McKellen, Viggo Mortensen, Sean Astin, Cate Blanchett, Orlando Bloom, Christopher Lee, Hugo Weaving, Sean Bean, Ian Holm o Andy Serkis, sería una de las apuestas más arriesgadas y grandiosas jamás rodada en la historia del cine. El estreno en 2001 de su primera parte, El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo, sería el detonante de un boom y un fenómeno que se traduciría en un aplastante éxito de recaudación. Sus secuelas, El Señor de los Anillos: Las Dos Torres y El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey confirmarían a Peter Jackson de cara al público como un visionario y le servirían para obtener el reconocimiento de la industria con diez premios BAFTA, cuatro Globos de Oro y diecisiete premios Oscar incluido el de Mejor Director. La fantasía épica como género nunca había tenido mayor visibilidad coincidiendo en el tiempo con el estreno de Harry Potter y La piedra filosofal y fomentando en años sucesivos el interés de Hollywood por este tipo de historias también materializadas en la televisión con Juego de Tronos, la adaptación de la saga Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin.

En años posteriores Peter Jackson firmaría su remake de King Kong, colaboraría con Steven Spielberg en Las aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio y llevaría a la gran pantalla la novela de Alice Sebold Desde mi cielo. Pero su afiliación a El Señor de los Anillos había sido una experiencia demasiado trascendental para pasar página tan rápidamente y el público era consciente que algún día el director volvería para rodar la precuela de la historia adaptando El Hobbit. Después de algunas disputas por el reparto de beneficios con New Line Cinema por la trilogía de El Señor de los Anillos Peter Jackson refrendaría su voluntad de regresar a la Tierra Media aunque lo haría en calidad de productor delegando la cámara a su compañero Guillermo del Toro. Pero cuando este acabó abandonando el proyecto, permaneciendo únicamente como guionista, el director neozelandés se vería en la tesitura de retomar su rol como narrador de la Tierra Media concibiendo El Hobbit como una nueva y polémica trilogía conformada por El Hobbit: Un Viaje Inesperado, El Hobbit: La Desolación de Smaug y El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos. El retorno de Ian McKellen como Gandalf y el de otros secundarios como Andy Serkis, Christopher Lee o Cate Blanchett sería reforzado con el fichaje de nombres como Martin Freeman, Evangeline Lilly, Manu Bennett o Benedict Cumberbatch como el terrible dragón Smaug.

Tráiler español de El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos

Después de las primeras secuelas en la presente El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos nos reencontramos como Thorin Escudo de Roble y su compañía. Estos con la indispensable aportación del gran saqueador Bilbo Bolsón han recuperado su hogar en el ansiado Reino Bajo Montaña. Por desgracia, en el proceso nuestros héroes han desatado el terrible poder de Smaug que ha descargado su ira sobre la cercana Ciudad del Lago. Y los problemas se acumulan porque el mal ha resurgido y tiene la Montaña Solitaria como principal objetivo obligando a enanos, elfos y humanos a tomar la decisión de aparcar sus disputas y unir fuerzas para combatir al enemigo común que les acecha y amenaza con destruir totalmente la Tierra Media. Este prometedora sinopsis se traduce en el capítulo final de la epopeya de Peter Jackson, una conclusión que se cierra más pensando en la función como nexo de unión de la cinta con El Señor de los Anillos que en la propia y necesaria autonomía de la historia. De esta manera, El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos acaba siendo, como era de esperar, la entrega con más pasajes y escenas (re)inventadas, (re)imaginadas o (re)interpretadas respecto a su material de partida. El problema principal de esto se encuentra en la ya característica incontinencia de su director a la hora de abordar el metraje de sus películas y la consecuente mutilación y recorte de sus producciones en la sala de montaje.

La tijera acaba haciendo resentirse una historia cuyo potencial sólo acabaremos por ver en su máxima expresión en la futura edición extendida en Blu-Ray de la película, dejándonos mientras tanto un relato en la que se da espacio y relevancia a tramas y personajes que no llegan a tener una verdadera conclusión. En algunos puntos esto se entiende, El Hobbit cuenta con un gran reparto y muchos personajes secundarios en liza, con más o menos minutos en pantalla, pero en otras ocasiones no podemos evitar tener la impresión de que Peter Jackson no es capaz de poner el foco de atención dónde debería y abusa de su bucólico decompressive storytelling para el que incluso concibe innecesarias escenas introspectivas caracterizadas por la divagación de alguno de sus personajes, el mortecino uso de la cámara lenta y voces ralentizadas. En este caso, como en muchos otros, se echa de menos una cierta capacidad de síntesis y un mejor y eficaz manejo del ritmo para favorecer el espectáculo visual que tenemos delante y el talento que indudablemente tiene Peter Jackson a la hora de saber mover la cámara y plantear las escenas de acción. Es cuando el filme apela más descaradamente a su sentido de la aventura cuando gana nuestro interés, perdiéndolo al hacer frente a sus escenas más personales.

hobbit-batalla-cinco-ejercitos-peter-jackson-1
Escena de El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos de Peter Jackson

El apartado visual parece amoldarse en esta parte al tono más austero y trágico de la historia, no vemos tantas cosas “rebotando” delante de la pantalla como en las películas anteriores y la épica toma el control contando con las “legoladas” ya tradicionales y esperadas de la saga. En este punto, como comentábamos, Peter Jackson nos gana con su manera de plantear las secuencias de acción, con la tensión que consigue imprimirles a las batallas y duelos individuales. La aparición casi a modo de cameo de algunos personajes, como Saruman, Galadriel o Elrond, en el esplendor de su fuerza, sirven para realizar algunos guiños al futuro de la historia -en nuestro pasado cinematográfico- aunque acaben formando parte de esos damnificados de los recortes del metraje de la película. Por otro parte, ahondando en los aspectos técnicos, tenemos la banda sonora del veterano Howard Shore que sigue los derroteros ya escuchados en esta trilogía, con un trabajo correcto y hasta cierto punto embaucador aunque sin llegar a rozar la genialidad y excelencia demostrada en El Señor de los Anillos donde el compositor canadiense conseguía con sus fanfarrías transmitirnos la épica y la fantasía de la historia de una forma sorprendentemente natural y sencilla. No obstante, hay que valorar el empeño del compositor por darle una personalidad propia y distintiva a esta trilogía y no limitarse a reciclar sus temas clásicos.

En el reparto, sea bien por los derroteros seguidos por el relato, o por la falta de equilibrio respecto al popurrí de efectos especiales, prima la corrección, la profesionalidad de Ian McKellen y el trabajo de Martin Freeman en su papel de Bilbo Bolsón al que toma con aplomo la medida. Mientras, en el resto del elenco, destacan mayoritariamente las buenas caracterizaciones, en contraste con el perfil caricaturesco de algún secundario y el poco peso de otros a pesar de sus minutos en pantalla como sería el caso del bardo interpretado por Luke Evans. En definitiva, la epopeya de Thorin Escudo de Roble y su compañía sigue presentando los mismos defectos y virtudes que ya se intuían en sus prolegómenos en El Hobbit: Un Viaje Inesperado, el virtuosismo técnico, el preciosista retrato de la Tierra Media y el de sus héroes, villanos, bestias y hobbits logran enamorarnos y nos ofrecen algunos de los mejores momentos de la fantasía cinematográfica contrastando ello con su estirada puesta en escena y el fallo de convertir un sencillo cuento de hadas en un auténtico tour de force contra la paciencia del espectador. Pero si algo sigue consiguiendo Peter Jackson con extraordinaria facilidad es meternos en el cuerpo esa melancolía que transmite su visión de la Tierra Media obligándonos una vez más a echar la vista atrás y admitir que hemos disfrutado la aventura y echaremos de menos su universo y sus inolvidables personajes.

hobbit-batalla-cinco-ejercitos-peter-jackson-2
Escena de El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos de Peter Jackson

  Dirección: Peter Jackson Guión: Philippa Boyens, Peter Jackson, Fran Walsh y Guillermo del Toro (Novela: J.R.R. Tolkien) Música: Howard Shore Fotografía: Andrew Lesnie Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Luke Evans, James Nesbitt, Aidan Turner, Evangeline Lilly, Ken Stott, Graham McTavish, Cate Blanchett, Lee Pace, Orlando Bloom, Hugo…

Review Overview

Dirección - 6
Guión - 6
Reparto - 6
Apartado visual - 8
Banda sonora - 6

6.4

Valoración Global

La fantasía épica según Peter Jackson cierra un nuevo capítulo con la conclusión de El Hobbit, una película en la que el director neozelandés consigue hacernos sentir nostalgia por el camino recorrido pero que interpretemos incompleto por la evidencia de la tijera en la sala de montaje. El filme gana enteros cuando se entrega al cine de aventuras y pierde al afrontar sus momentos más introspectivos y personales. En cualquier caso, echaremos de menos la Tierra Media.

Vosotros puntuáis: 1.1 ( 1 votos)

Leave a Reply

54 Comentarios en "ZN Cine – Crítica de El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos, de Peter Jackson"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Sergio Robla

Yo no correría a decir adiós 😉

Igverni

Gracias Jordi por tu crítica.
Esta noche la veré, leeré el artículo y os pasaré mi opinión 🙂

Solo espero que al menos cierren bien la historia del Hobbit y nos deje con buen sabor de boca, sobre todo después de la ENOOOOORME decepción de la alargada Desolación de Smaug.

En cualquier caso, creo que la errónea decisión creativa de Jackson hacer 3 películas en lugar de las 2 que hubieran sido deseables ha pesado demasiado para que esta trilogía no haya sido todo lo satisfactoria que debería haber sido.

A ver que tal!!

Reverend Dust

Copy-pego lo dicho en otro sitio:

“Las secuelas de El Hobbit corren paralelas a, por ejemplo, las de Matrix: a la segunda le sobraba relleno y a la tercera le sobran batallas. Para empezar, si Tauriel y Kili ya se hacían cansinos en la segunda, aquí también tienen su momento, pero el mayor rellenazo viene de Legolas. Todas sus escenas van desde la intrascendencia hasta el “flipadismo”. La sala entera rió a carcajadas con la escena de cierto puente de piedra desmoronándose. Por no hablar de la infinita lucha entre Thorin y Azog.

Una vez más, hay grandes momentos en esta entrega final, pero por lo general se ven ahogadas por otras que son innecesarias o han sido transformadas en innecesarias por una falta de desarrollo debida a la inclusión de más batallas para rellenar. Pienso por ejemplo en la reiteración de Thorin sobre un mismo tema y, sin embargo, su rápida recuperación-por-acumulación justo en el momento apropiado. Ya sabemos que el deus ex machina es un mal inherente a toda la saga de la Tierra Media, pero en esta última película se lleva la palma prácticamente en la resolución de cada escena.

En otras palabras: fue bonito mientras duró, pero esta tercera parte hace indefendibles los errores de la segunda y confirma lo que ya sabíamos: esta historia se podía haber ventilado en dos películas, tranquilamente.”

Mr. X

Con el Hobbit Trilogy, Jackson ha conseguido hacer la adaptación de un libro en la que, por primera vez, tardas más en ver la(s) peli(s) que en leer el libro en cuestión, que es más bien cortito. Otra cosa es que fuera una innovación necesaria.

billyboy

Pues si,esta ultima pelicula peca de momentos que dejan mucho que desear,con decisiones que uno no entiende como las flipadas de legolas,que una o dos estan bien,pero en esta son todos momentos de flipadismo en el que uno piensa que Leolas solo se podria haber ventilado el solo el jercito orco porque mola mucho y es muy guapo (aunque al final el tio es un pagafantas con Tauriel),ademas un personaje escama mucho en esta ultima pelicula,el ayudante del gobernador al cual le intentan poner de gracioso por lo ruin y bajo que es pero que logra totalmente lo contrario,odiando todos y cada uno de los momentos en los que sale este personaje,eso si seguro que cierta frase pronunciada por este personaje se va a volver meme dado que es imposible no acordarse de la misma frase en los simpson (y automaticamente bardo dice “se hacerca el invierno”,con lo cual ya esta todo echo).

Por el lado positivo a mi me han gustado mucho el tema de las batallas individuales,la de Thorin y el jefe orco quizas pueda ser muy alargada,pero creo que a esta sextateologia le faltaba una gran batalla uno contra uno.

Y por cierto no se porque tanto abuso de las cgi,dentro de unos años quedaran super mal,holiendo ya un poco el momento de Thorin en la sala con el suelo de oro,es mas en algunos momentos de esta nueva trilogia parecia que algunas escenas estaban muy bien adaptadas a tanto personaje realizado con ordenador y en otros quedan fatal.

Ocioso

Joder como la estais poniendo. A ver si la Academia le va a pedir a Jackson que devuelva todos los Oscar de LOTR

Tomás Martínez

Es el guión con más cliches y más cogido por los pelos que he visto en mi vida.

Por lo demás bien.

Juan Luis Daza

Magnífica crítica Jordi, como viene siendo habitual y muy de acuerdo con gran parte de lo que planteas.

Pd: ¡En Transgresión Continua ya está la crítica de la película, no duden en pasarse por allí, apuestos jóvenes!

Pikodoro

Bueno, en primer lugar criticaré moderadamente la crítica, que ya habrá tiempo para el aluvión de felicitaciones.

Me sorprende que el primer reproche que se hace a una película como esta, a la que sobra metraje por todas partes, sea que “la tijera acaba haciendo resentirse su potencial”. Me recuerda a esa falacia propia del Fotogramas, cuando tras proclamar que cualquier mierdecilla es una obra maestra añaden que “lo peor” será “que la gente no la entienda como la magnífica película que es”. Salvando las distancias, claro; lo de Jordi es una sincera opinión personal y lo de la revista es una asquerosa estrategia publicitaria.

No puedo estar menos de acuerdo en la afirmación de que la puesta en escena de esta película sea “austera”. Puede que las cosas no reboten ante nuestros ojos, pero rebotar, ya creo que rebotan, continuamente, y saltan y dan volteretas. Hasta la cámara, a la que le cuesta estar quieta dos segundos. Incluso para que Thorin reflexione en privado tienen que saltar y rebotar cosas. ¡Jackson, revisa El guerro número 13, por Dios!

Luego, una manía mía, aunque ya sé que es política de la página. ¿realmente es necesario que la crítica empiece con setenta y tantas líneas recordándonos lo que ha ocurrido en los últimos treinta años? Lo siento, me receurda a esas recomendaciones de los cursos de escritura. Bueno, no, realmente me recuerda al mester de clerecía, que empezaba sus relatos de héroes medievales recordando que Dios creó la Tierra en siete días.

Más allás de eso, enhorabuena por la crítica. Día de ser quisquilloso por mi parte.

Pikodoro

Ahora intentaré compilar mis sensaciones sobre la peliculaa, que sin duda no estarán a la altura de Jordi en cuanto a coherencia ni redacción, seamos justos.

Posibles spoilers

Lo primero que me llama la atención es lo poco que dura la parte de Smaug. Conociendo a Jacson, pensé que había cortado ese tramo en la segunda película porque pensaba dedicarle sus buenos treinta o cuarenta minutos en ésta. Pero no. Cinco o seis minutos, la introducción y a otra cosa. Y entonces te preguntas por qué narices no redujo tanta tontería en la película anterior (las peleítas en la ciudad, los paseos de Smaug por Erebor gritando “os mataría si el guión no me lo impidiera” y la acabó con la caída del dragón, lo que hubiera sido mucho más acertado dramáticamente.

Lo segundo es ver cómo ya en esos minutos te das cuenta de cuánto se le va la mano en la resolución visual de sus escenas de acción. El disparo final de Bardo es tan enrevesado como inverosímil, y claro, ya pierdes toda esperanza de austeridad, por lo que recibes como comedia involuntaria los saltos de Legolas, su viaje en aerolínea o la pelea en el puente…por no hablar de la genial idea de Azog de pelear en un bloque de hielo fino con una maza. Muy inteligente, sí, señor. Parece que a Jackson se le acabaron las ideas visuales en La comunidad del Anillo (porque, a fin de cuentas, la mayor parte de las ideas visuales de Las dos Torres eran de John Howe y tenía décadas de antigüedad). ¿Me diréis que os ha gustado el momento Saint Seya en Dol Guldur?

Y llega entonces la constatación de lo poco que sabe Jackson mover emocionalmente a sus personajes. primero, porque el imitador de Lengua de Serpiente quiere ser un alivio gracioso y acaba siendo estomagante por repetitivo (y quienes le rodean parecen idiotas por confiarle siempre todas sus necesidades). Y segundo, y más importante, por lo mal resuelta que está la evolución de Thorin. Quizá el aspecto más interesante narrativamente de esta película era mostrar como el hasta ahora carismático lider de los enanos acaba dominado por su egoísmo y provocaba una guerra inútil, lo cual, además, favorecía dar más voz a los diferentes enanos que a lo largo de la trama están con él encerrados en la montaña. Pero Jacson fracasa en ambas cosas. primero, porque aprovecha el lapso entre una película y otra para presentarnos ya aquí, sin solución de continuidad, a un Thorin medio loco con la mirada pérdida y hablando con eco, mezclando en sus apariciones los peores tics de Gollum y Denethor juntos. Segundo, porque prácticamente elimina de la película a la mayor parte de los enanos, que sólo aparecen para figurar en grupo de vez en cuando. Cuatro de ellos, creo recordar, tienen frase en la película, y dos de ellos, claro, son Kili y su hermano, puesto que a ellos va vinculada la historia de amor con Tauriel.

La pelicula tiene buenos momentos (me gusta especialmente cómo se perfila al inicio de la batalla la manera de pelear de los distintos ejércitos; la llegada de Ironfoot es tal vez lo más logrado de toda la pelea), pero la voluntar de alargarlo todo, de que la voltereta esté por encima de la narrativa, de que el “respeto” a la franquicia predomine sobre el respeto al relato original (y ahí tenemos a un Legolas coprotagonista absoluto de la última hora y cuarto) acaban por ahogarlo todo.

La película se deja ver, sobre todo si ya vas curado de espanto. Entretiene pero no maravilla. Es, básicamente, un rutinario epílogo a lo mostrado en las dos entregas anteriores.

Tachuela

>>Con el Hobbit Trilogy, Jackson ha conseguido hacer la adaptación de un libro en la que, por primera vez, tardas más en ver la(s) peli(s) que en leer el libro en cuestión, que es más bien cortito. Otra cosa es que fuera una innovación necesaria.>>

Pues ni siquiera eso, porque ya existen muchos tostones de varias horas que adaptan relatos muchos más cortos que el Hobbit: El Hombre Bicentenario, Brokeback Mountain, Benjamin Button…

digodiego

Se nota cuando una película está hecha por devoción, con cuidado y cariño
y cuando está echa por pura pasta.

Se te veía el plumero desde Mordor, Peter Jackson

digodiego

Es Peter Jackson el nuevo George Lucas?

Por qué sí.

(Ha creado hasta su propio Jar Jar, increíble)

the drummer

mira que soy fan de tolkien pero, después del despropósito de ‘la desolación’, y vistos los palos que le estáis dando al ésta, estoy planteándome seriamente pasar de ir al verla.
quien me lo iba al decir.

Mr. X


#12
Tachuela
18 diciembre, 2014 de 17:08
>>Con el Hobbit Trilogy, Jackson ha conseguido hacer la adaptación de un libro en la que, por primera vez, tardas más en ver la(s) peli(s) que en leer el libro en cuestión, que es más bien cortito. Otra cosa es que fuera una innovación necesaria.>>

Pues ni siquiera eso, porque ya existen muchos tostones de varias horas que adaptan relatos muchos más cortos que el Hobbit: El Hombre Bicentenario, Brokeback Mountain, Benjamin Button…”

Hostia, pues tiene razón. Cualquiera de esos ejemplos vale.

Juan Luis Daza

¡Ese record lo tiene Dónde Viven los Monstruos!

ultron_ilimitado

“esta historia se podía haber ventilado en dos películas, tranquilamente”

¿Dos? Y una. La anterior ya tenía la mitad del metraje inventado y la otra estirado como el chicle. Por lo que veo esta es más de lo mismo. Me da una pereza tremenda, pero acabaré viéndola.

Álvaro

La segunda me pareció una puta mierda que se meaba y se cagaba en Tolkien y en la trilogía original. Dije que no iba a ver la tercera, y me mantengo en ello. Ya basta de prostituir el nombre de Tolkien.

Igverni

Hola a todos!
Vista ayer, lo mejor que puedo decir es que es entretenida (si no piensas sobre ello durante el visionado) y que en lo relativo a Bilbo y Gandalf cierra la historia y su conexión con el SdlA bastante bien.

SPOILERS, SPOILERS, SPOILERS

EN POSITIVO:
Que tras 1 hora de batallas generales en que no te enteras de nada se centren en batallas individuales de Thorin, los enanos y Legolas está guay, y es una decisión acertada que consigue dar mayor tensión y dramatismo. Y que mueran enanos.
Martin Freeman como Bilbo
La batalla de Thorin
Es espectacular (aunque hueca)…

EN NEGATIVO (entre otras):
Durante la película, puse a cero mi suspensión de credulidad y me puse simplemente a disfrutar de la película, y la película lo cierto es que ve bien y pasa rápida… pero cuando salí y empecé a pensar en ella…. ¡Qué mal!! En versión resumida:

* Legolas. De juzgado de guardia
* Tauriel y su historia de amor super pillada por los pelos.
* El consejero pelota ese chungo… ¿no muere? ¡Venga ya!! Porque la conclusión que podemos llegar tras ver la película es que vale la pena ser cobarde y avaricioso, y dejar que otros mueran por tí, tú sobrevives y te llevas el oro… ¿Qué le costaba a Jackson incluir 30 segundos para ver como se lo cargan? No es solo que lo merezca, es que narrativamente debe morir y si no, toda la narración del bando humano queda coja. Y desde luego no me vale que sí lo muestren en la versíón extendida. ¿Y a qué vino su importancia en todas las escenas humanas? Muy de acuerdo con la analogía de JarJar que algunos comentais.
* La batalla en si es chunga en muchos sentidos. La propia planificación de la acción no encaja, y si piensas en ella no tiene ningún sentido… p.ej. Los tragos entran en tromba a la ciudad y van a masacrar a los humanos, DESPUES llegan 4 humanos, que no son guerreros, y paran el ataque?! Aunque luego lleguen los elfos, está mal narrado! Está claro que busca el barullo más que historia.
Abundando en ello, en el SdlA, los elfos y los guerreros humanos luchan contra los trasgos, etc… Y hablamos que son guerreros curtidos que aguantan el tipo justito. Pero ahora vemos a pescadores y enanos matando a trolls y trasgos de 2 en 2, y eso me mató. Por no hablar de la frase esa “vienen 100 trasgos, tranquilos, id que nosotros 2 nos encargamos…” WTF!!!
*¡LOS PÁJAROS OTRA VEZ??! ¿Cuanto cobra la mujer de Jackson como guionista? Porque utilizar a los pájaros en 2 de las 3 películas del Hobbit (¿y 3 de 6 en total?) da pena, y demuestra, me parece, que no sabían como acabar la batalla y acuden a este Deus-ex-machina muy forzado y anticlimático total…
* La frase de Trancos. Un intento muy malo y forzado de unir de alguna manera más este Hobbit con el SdlA con algo que no encaja. “Si vas a las tierras altas, busca a …” ¿Pero qué dices?!! Si Legolas en la Comunidad del Anillo está viviendo tan tranquilo en Rivendel, y en ningún momento dicen que se conocieran o compartiran aventuras, ¿a qué viene esa frase? Chunga, chunga…

MUY CHUNGO:
* Smaug. Me jodió mucho el final de la 2ª peli. Pero es que encima ver que a Smaug se lo cargan en los primeros 15 minutos aún hace que me parezca más vergonzoso y rastrero lo que hizo Jackson el año pasado!!!
* Saruman. Teniendo en cuenta que Jackson le mató en el SdlA fuera de plano, no debería sorprendernos lo que hace aquí. Pero nos han robado una escena, ¿no? Aquella en que Saruman, persiguiendo a Sauron, es corrompido o lo que sea, para que en el SdlA haya cambiado de bando. Porque aquí en el Hobbit, aunque orgulloso, es un mago blanco que lucha contra el mal. Y con 5-10 minutos seguro nos podía haber contado su cambio de bando. ¿Tendrá algo en contra de Christopher Lee?

Johnny99

mis objeciones no van por las partes invemtadas, las veo algo parecido a lo del universo extendido de star wars, si no a lo huecas q son las tres peliculas. 9 horas para poca cosa.

Pikodoro

“mis objeciones no van por las partes invemtadas, las veo algo parecido a lo del universo extendido de star wars, si no a lo huecas q son las tres peliculas. 9 horas para poca cosa.”

¿No se te ha ocurrido pensar que ese vacío se debe a que seis horas y media de las siete son completamente inventadas y que la historia original se cuenta en, como mucho ciento ochenta minutos?

“Es Peter Jackson el nuevo George Lucas?”

La verdad es que El Retorno del Rey ya se le fue de las manos cuando decidió que debía parecerse más a “El retorno del Jedi” que al libro de Tolkien.

“LOS PÁJAROS OTRA VEZ??! ¿Cuanto cobra la mujer de Jackson como guionista? Porque utilizar a los pájaros en 2 de las 3 películas del Hobbit (¿y 3 de 6 en total?) da pena, y demuestra, me parece, que no sabían como acabar la batalla y acuden a este Deus-ex-machina muy forzado y anticlimático total…”

Lo cierto es que las águilas aparecen en las películas exactamente en los mismo momentos que en los libros. El problemas es cómo aparecen y cómo se les muestra. En los libros, como en todo cuento, las águilas hablan, y explican sus razones para, por ejemplo, no entrar en Mordor o no llevar a los enanos hasta cierto lugar. Y se suele explicar más o menos tranquilamente cuándo se las llama y cómo llegan. Cuando no lo hacen, tampoco se presentan como una salvación mágica, sino como un pequeño truco para introducir una elípsis (bilbo y pippin caen inconscientes tras verlas llegar). El problema es que Jackson sólo sabe rodar su llegada de una manera, con la misma música de fondo y como solución final para la batalla (como también hizo con los muertos en El Retorno del Rey) y sin explicar en ningún momento qué pintan en el contexto de la historia. Y ahí es donde la cosa no funciona. Sobre todo si sabes de antemano qué van a aparecer cuatro veces en la trama. Que Tolkien no la shacía aparcere siempre igual, demonios.

“Pero ahora vemos a pescadores y enanos matando a trolls y trasgos de 2 en 2, y eso me mató.”

Si no recuerdo mal, en el libro original los humanos sí eran mayoritariamente guerreros. Bardo, si no me equivoco, era capitán de la guardia o algo así. De nuevo es una invención de Jackson lo que rompe la coherencia del relato. Aunque, eso sí, evita un incomodo diálogo sobre la corrupción de los políticos y la necesidad de que los militares tomen el mando.

Ocioso

A mí me gustan mas las partes de Jackson que las de Tolkien. El viejo se ha quedado anticuado.

Álvaro

“A mí me gustan mas las partes de Jackson que las de Tolkien. El viejo se ha quedado anticuado.”

POR FAVOR.

Pikodoro

Tranqui, Álvaro, esa frase es un claro meme modernuqui. Pues que disfrute con esta peli: un 95% es puro Jackson.

Igverni

Gracias Pikodoro.

Me volví a leer el Hobbit el año pasado, y la verdad es que ni me acordaba del detalle de los pájaros…

Pero además de que como dices está mal rodado (muy cierto), me hace gracia que Jackson se inventa el 75-80% de lo que ha mostrado en estas 3 películas y 9 horas, pero justo este detalle de los pájaros lo mantiene!! Aún a sabiendas (supongo) que a nivel narrativo va a quedar repetitivo después de ver lo mismo en El Retorno del Rey, El Hobbit 1 y ahora otra vez… Y por tanto, va a perder toda la fuerza.

Reverend Dust

Aún a sabiendas (supongo) que a nivel narrativo va a quedar repetitivo después de ver lo mismo en El Retorno del Rey, El Hobbit 1 y ahora otra vez… Y por tanto, va a perder toda la fuerza.
En El Retorno del Rey Y en Las Dos Torres, que a ver cómo se baja Gandalf de la torre de Saruman…

Igverni

Gracias Reverend!!!

Ayer hablábamos al salir del cine del tema, y teníamos claro estas 3 películas y pensábamos que también salían en Las Dos Torres pero no recordábamos cuando. 4 de 6, no está mal… ¡Peor me lo pones entonces!!!

Así mi argumento todavía cobra más fuerza, sobre todo teniendo en cuenta que Tolkien NO escribió nada de la batalla en el Hobbit, más allá de “llegan los humanos, llegan los elfos, llegan los enanos, llegan los orcos y trolls y al final, los pájaros…” Si se puede inventar a Legolas, Tauriel, etc., podía haberse inventado un final de batalla con más fuerza, incluso aún sacando a los pájaros.

Dramáticamente, está claro que interesa más lo de Thorin, pero el final de la “Batalla de los 5 Ejércitos” cuyo título adorna el poster es más bien flojillo.

saludos!!!

the drummer

no se porque se empeñan en hacer versiones extendidas de estas pelis.
aquí lo que hace falta es que alguien coja el toro por la cuernos y se curre una versión comprimida quitandoles todos los rellenos, rollercoasters, moñeces y demas despropósitos añadidos por jackson.
seguro que les quedaria una peli de lo más cuco.

Reverend Dust

Drummer, no descartes que algún fan haga su propio cut y quede bien majo: El Hobbit sin Tauriel-Kili, sin Legolas, y sin Jar-Jar Unicejo sería genial. Paradójicamente, las escenas que más disfruté de la saga eran aquellas que tenían un toque más íntimo (el canto de los enanos antes de partir) o con muy pocos personajes (Bilbo y Gollum, Bilbo y Smaug). La grandilocuencia del resto de escenas y el 90% de las batallas me la traen floja (aunque debo reconocer que el momento “formación testudo” de los enanos + los elfos sumándose a la batalla moló mucho, desde un punto de vista puramente épico y fanboy).

Con lo cual, en el fondo, creo que Jackson es un buen director, pero que ha sido devorado por las expectativas. De hecho, mucho estáis criticando a Jackson porque haya hecho 3 pelis, pero su intención inicial era hacer 2. Creo que quien debería ser principalmente culpado es Warner, que se ha sumado a la moda de que la entrega final de una trilogía o franquicia tenga doble entrega, aunque el material de partida no se preste a ello. Al fin y al cabo, La Desolación no deja de ser el Hobbit 2.1 y La Batalla el 2.2. Creo que habría que mirar más arriba de Jackson para encontrar the root of all evil.

Juan Luis Daza

“(aunque debo reconocer que el momento “formación testudo” de los enanos + los elfos sumándose a la batalla moló mucho, desde un punto de vista puramente épico y fanboy).”

Mi momento favorito de esta última entrega, palotaco perdido.

Reverend Dust

King Kong, la única película en la que me he salido de la sala para mear. Con el resto aunque sea me hago un doble nudo marinero con lacito de fantasía.

Jordi Molinari

Sobre los pájaros, no se si lo linkó alguien de aquí en su momento, pero encontré muy curiosa esta teoría:

http://www.cuantarazon.com/918571/la-teoria-de-gandalf

Y aquí una versión más extendida sobre el asunto, eso si, en la lengua de Tolkien. No, élfico no, inglés xD

http://www.sean-crist.com/personal/pages/eagles/index.html

Aunque a veces, también puede ser puro fanboyismo para intentar ver logros en los defectos. Como lo que Loki había urdido el plan de los Vengadores, de forma que ganara o perdiera, realmente siempre ganase.

Juan Luis Daza

“King Kong, la única película en la que me he salido de la sala para mear. Con el resto aunque sea me hago un doble nudo marinero con lacito de fantasía.”

Yo nunca la he visto, me dijeron no sé qué de Kong haciendo patinaje sobre hielo y me salió una úlcera.

¿Merece la pena?

Pd: La mejor película de Peter Jackson sigue siendo Criaturas Celestiales, ahí lo dejo.

Reverend Dust

KING KONG es un “nostámal”. Si pasaras toda tu vida sin verla, no cambiaría nada.

Pikodoro

King Kong tenía, además, el clásico desarrollo de personajes Jackson: hora y media de cháchara para “darles profundidad” y otra hora y media de “me importan un pito y a correr todos”. Un poco como aquí con los enanos: le dedicas hora y cuarto a su presentación durante la cena en casa de Bilbo y luego los haces desaparecer durante casi toda la última película. O una u otra, mister Jackson.

Ocioso

O sea, que ese Jackson visionario, acumulador de Oscars y orgullo de los frikis, no es que ahora haga mierda, es que casi todo lo de antes también lo era. Sic transit gloria mundi.

jorgenexo

Ayer vi Magia a la luz de la luna; incluso en sus obras menores el señor Allen demuestra tener una visión de la condición humana privilegiada.

Yo estas del Hobbit es que las diferencio totalmente de la trilogía LOTR: para mí es casi como comparar la trilogía Star Wars original con la mierda que vino después. Las veo, pero soy plenamente consciente de que lo que determinó una y otra trilogía es totalmente diferente, compararlas es absurdo.

the drummer

la primera trilogía ya apuntaba casi todos los defectos que muestra a las claras esta segunda; la diferencia estriba, en mi opinión, en que en ‘los anillos’ jackson tuvo que centrar sus esfuerzos en condensar el texto de tolkien para ajustarlo a la duración de las pelis; a pesar de todo, tuvo margen de obsequiarnos ya con unas cuantas ‘legoladas’ y de hacer alguna que otra modificación del texto completamente innecesaria (aún se me abren las carnes cada vez que veo desembarcar al ejercito de los muertos en plena batalla del pelennor).
en todos los casos, de aquella, yo salí del cine más que satisfecho (los aciertos compensaban, en mi opinión, los muchos errores) pero, también en todos los casos, con la sensación de que me habían colado un par de gatos (o más) entre el grupo de liebres.
la cosa es que, en esta segunda trilogía, jackson ha tenido mucho más margen para la improvisación, y aquí es donde se la ha visto verdaderamente el plumero. la primera peli (si fingimos que el pasaje de las cavernas de los trasgos nunca existió) está bastante bien, y las ‘ocurrencias’ de jackson son bastante tolerables. la segunda, en cambio, me pareció profundamente decepcionante (el tratamiento dado a smaug fué desastroso, y lo de la pecosa y el enano, directamente, de juzgado de guardia).
la tercera, por lo que contáis, pinta que se va a parecer más a la segunda que a la primera.
una pena, la verdad, porque las expectativas estaban muy altas.

Igverni

Hola a todos.
Sobre si 2 o 3 películas, lo que yo tenia entendido es que el plan inicial era hacer 2películas.
Sin embargo, la bancarrota de la Metro paralizo el proyecto y fue lo que hizo que Del Toro se largara.
Cuando Jackson pudo relanzar el proyecto,con el guión en la mano vio que no le cabía todo en 2 películas y fue él el que movió los hilos para conseguir la pasta para las 3 pelos, vendiendo la moto de que 3 pelis dan mas beneficio. Es decir, en este caso no se puede decir que Warner sea la mano negra ni nada por el estilo.

frankbanner49

eso de la “pelis comprimidas” lo utilizaba yo hace unos añitos con el dividí y el v.h.s. 🙂

y,la verdad,es que las pelis ganaban mucho,sí.

p.d: reverend,y sus referencias a dream theatre. 🙂

p.d 2:el primer hobbit me encantó,pero viendo los palos que le meteis a la dos y a la tres,miedo da encararlas.

en fín,mañana saldré de dudas.que habrá que verlas en algun momento.

¿jar jar? ¿en serio? :-O

Reverend Dust

¿He hecho referencias a Dream Theater inconscientemente? Wow… xD ¿Dónde?

Reverend Dust

Oh, temazo, cierto xD

Mr. X

-De acuerdo con el Sr Nexo de que Magia a la luz de la luna estando a mil jodidas millas de las mejores pelis de Woody, está bastante bien y tiene frases muy lúcidas.

-Hablando de temazos y cine, recomendar encarecidamente el documental de y sobre Nick Cave, 20 000 días en la tierra

https://www.youtube.com/watch?v=hIPaOBHv86Q

batlander

A mi me ha decepcionado la pelicula. Lo de los 10 minutos de Smaug, en plan previa a la pelicula, es penoso. Y la forma de matarlo con el arco-niño muy triste.
Se ve perfectamente que si la primera la hubiesen acortado bastante, acabando tambien con otros extras chorras como la lucha contra el dragon en la mina hubiesen salido 2 peliculoas mucho mas coherentes y seguro que de mayor calidad.

Luego la battalla de los 5 ejercitos es de coña. Segun los libros esta es una batalla mastodontica de mayor repercusion que las de El Señor de Los Anillos en donde se cargan a casi todos los orcos que rondan por las Montañas Nubladas. O al menos eso es lo que yo entendi tras leer el libro y algunos anexos. De todas formas, y aunque no fuese asi, la batalla es batallita.

Mencion aparte el aspecto de videojuego que tiene, con los enanos cargandose a cientos de orcos para luego enfrentarse al malo final de la pantall.

the drummer

al final, me acerqué a verla ayer de tarde; como me acabo de levantar y aún estoy en modo zángano, paso a copypastear directamente el comentario que dejé en lo de armin, ligeramente editado:

vista esta tarde y, seguramente, por el reducido nivel de expectativas, no me ha parecido tan desastrosa.

la peli tiene unas cuantas cosas que me han disgustado bastante (algunas endémicas de toda la trilogía), como el rápido finiquito de la parte de smaug, los varios momentos vergonzantes con los que jackson gusta obsequiarnos (como el ‘vuelo en ultraligero’ de legolas o el ‘viajecito en carro’ de bardo) o la práctica desaparición de buena parte de los personajes del libro, que se muestran completamente desdibujados para dar paso a otros ‘de nueva creación’.

también hay otros tantos aspectos de la cinta que me han parecido completamente innecesarios, como el excesivo afán de meternos a calzador algunos de los personajes de la trilogía del anillo (galadriel, saruman, trancos -aunque sólo sea por referencias- y, sobre todo, el odioso legolas), el ya comentado romance entre el enano y la pecas (personaje también añadido y que aporta poco o nada a la historia), o la incorporación de los gusanos de la arena de dune a la mitología de la tierra media.

no obstante la peli se deja ver sin que se te lleguen a abrir las carnes.
lo mejor, las batallas/peleas, tanto de grupo como individuales, bastante logradas y que, pese a la cantidad de metraje que ocupan, en ningún momento resultan aburridas.

como bien dice armin en su crítica, como adaptación de la última parte del hobbit, la cinta deja mucho que desear pero, como peli de espada y brujería, resulta bastante entretenida.
los que hayan disfrutado de las dos anteriores, disfrutarán también de ésta y los que, como yo, hayan salido del cine profundamente decepcionados tras el visionado de la segunda, pueden acercarse al cine sabiendo que, cuando menos, no saldrán tan ofendidos de la sala de proyección como lo hicieron hace un año, si bien esta peli no va levantar la saga, ni mucho menos.

Retranqueiro

Yo la vi el lunes. Y, como a Drummer, el ir con expectativas mínimas me ha ayudado a la hora de disfrutarla.
No voy a decir que sea buena. Pero sí que es mucho mejor que la segunda; al menos para mí.

Para resumir rápidamente mi opinión (que es coincidente con la mayoría de lo ya expresado, tanto en la crítica como en los comentarios); lo que le sobra a esta película -y, por extensión, a la trilogía- es pirotecnia y lo que le falta es sobriedad.

Y es que lo que más me ha tocado las pelotas es esa aparente necesidad de convertirlo todo en un circo de ocho pistas, buscando en todo momento lo más espectacular y aparatoso. Con lo que, al final, se pasa de frenada constantemente y acaba llegando a cotas ridículas.

Desde las ya acostumbradas “legoladas” (elevadas aquí a la máxima potencia), al niño-arco, el ataque en carreta de Bardo, los alargadísimos duelos personales… Incluso escenas que pedían a gritos contención y mesura como la lucha interior de Thorin contra el mal del oro acaban siendo excesivamente recargadas. Y lo peor es que entre tanto barroquismo la emoción se va a hacer puñetas.

Los cambios con respecto al libro no son lo que más me molesta. Ni los añadidos que Peter Jackson y los suyos meten. Con la excepción de el ayudante del gobernador. Un personaje de lo más cargante, que ni siquiera hace gracia la primera vez que aparece, no digamos ya a la cuarta. Imagino que parte de su presencia sirve (quiero creer, vamos, hago un esfuerzo para ello) para reforzar los valores de Bardo. Pero, coño, es que ni así; para eso ya está el gobernador, maldita la necesidad que había de matar a este para que el otro impresentable tome más protagonismo.

Tampoco me molesta especialmente que se carguen al dragón en diez minutos. De hecho, en el libro, tampoco dura mucho más una vez abandona la montaña y ataca la ciudad. Y aunque sí es cierto que esta escena hubiera sido mejor cierre de la segunda parte que prólogo de la tercera a mí es una de las escenas de la peli que más me gustaron (Smaug sigue siendo una puta pasada en pantalla) si exceptuamos, claro, la puta chorrada del niño-arco. El problema con Smaug no es esta escena. El problema viene de la peli anterior. Ojalá hubieran hecho como en el libro y dejaran a Smaug como una amenaza potencialmente invencible hasta su caída en la ciudad del lago, en lugar de convertirle en un hazmerreir (joder, es el mismo Smaug que se bastó y sobró el sólo para acabar con el Reino Bajo la Montaña) siendo puteado por un puñado de enanos. Coño; le has quitado de un plumazo todo lo que lo hacía temible.

La historia de amor de Tauriel y Kili. Es innecesaria. Pero, una vez decides ponerla (vale, una elfa y un enano se ve raro pero, eh, no deja de ser menos interracial – o entre especies, no sé qué término le va mejor- que el amor entre una elfa y un humano), joder, hazlo de otra forma. Si en lugar de ser tan pastelera hubiera sido algo sugerido, sutil, un talvezsítalvezno, habría quedado mejor. De nuevo, no me molesta tanto la idea de introducir algo nuevo como la forma de plasmarlo.

Y en el ataque contra el Nigromante-Sauron… esperaba que Radagast pintase algo más. O Celeborn. ¿No era parte del Concilio Blanco? Y tampoco me gusta demasiado que tengan tanta presencia los Nazgul.

Y la batalla que da nombre a la peli no está tan mal. Tiene sus momentos. Pero, personalmente, llegó un momento en que, entre Trolls-catapulta, Trolls-ariete, gargolitas-vampiro, Durin montado en un cerdo, Thranduil en un reno, los orcos en huargos, Thorin y otros en cabras… llegó un momento, digo, en que creí que más que una peli en la Tierra Media lo que estaba viendo era una adaptación de una partida de Warhammer. Y lo de los gusanos primos hermanos de los de Dune ya es para mear y no echar gota.

Pero, visualmente, sigue siendo una puta pasada. Los paisajes, las ciudades, todo el entorno de la Montaña… Simplemente espectacular.

Ya digo. Aunque mejor que la anterior, es una pena que Jackson no haya sido más sobrio y delegase más en los personajes y en la historia que en la espectacularidad vacua.
Y muy inferior, por supuesto, a la trilogía del Anillo Único. Joder; incluso los dibujos de los títulos de crédito del final de la peli no molan ni la mitad que los que cerraban El Retorno del Rey. Por cierto, hablando de los títulos de crédito… ¿me ha parecido que figuraba como director de segunda unidad Andy Serkis?

Para acabar. Me da que esta tercera parte es la que más material se ha dejado para la versión extendida. Seguramente, partes relacionadas con la interacción entre personajes que tanto se echa en falta durante la peli.

Y, por último, una duda personal. Evidentemente, el último responsable, para bien y para mal, es Peter Jackson. Pero me gustaría saber el grado de implicación de Del Toro en todo esto. Lo digo porque, creo, que se nota bastante su mano. El diseño de Azog, por ejemplo, me parece puro Del Toro. O Radagast mismo.
No sé. Cosas que se me ocurren.

Mr. X

“Y, por último, una duda personal. Evidentemente, el último responsable, para bien y para mal, es Peter Jackson. Pero me gustaría saber el grado de implicación de Del Toro en todo esto. Lo digo porque, creo, que se nota bastante su mano. El diseño de Azog, por ejemplo, me parece puro Del Toro. O Radagast mismo.
No sé. Cosas que se me ocurren.”

Sobre eso, he oído distintas opiniones, pero en general la que predomina es lo que declaró Jackson, que aunque Del Toro llevaba tiempo trabajando en el proyecto, decidió empezar de 0, porque le parecía mal aprovechar su material. Aunque, por otro lado, también añade que había visto los diseños de Del Toro, con lo que tampoco niega que le pudieron influir.

Mr. X

“Y, por último, una duda personal. Evidentemente, el último responsable, para bien y para mal, es Peter Jackson. Pero me gustaría saber el grado de implicación de Del Toro en todo esto. Lo digo porque, creo, que se nota bastante su mano. El diseño de Azog, por ejemplo, me parece puro Del Toro. O Radagast mismo.
No sé. Cosas que se me ocurren.”

Es un tema que se discute bastante.
Sobre eso, he oído distintas opiniones, pero en general la que predomina es lo que declaró Jackson, que aunque Del Toro llevaba tiempo trabajando en el proyecto, decidió empezar de 0, porque le parecía mal aprovechar su material. Aunque, por otro lado, también añade que había visto los diseños de Del Toro, con lo que tampoco niega que le pudieron influir.

Mr. X

Vaya, se me duplicó.

the drummer

lo de serkins es como dices, dirigía la segunda unidad; no estoy seguro, pero creo que ya lo hacía en las dos anteriores de la trilogía.

pd: lo de las cabras, otro despropósito; surgidas de la nada justo en el momento oportuno. bien podían haber presentado una sección de cabrallería en el ejercito de los enanos para justificar su presencia; vamos, digo, yo.

Dultyx

A mi me encantó. Reconozco que tiene varios fallos, como el lameculos del gobernador, algunas frases clichés, un par de agujeros en el guión p el momento Mario Bros de Legolas, entre otros, pero los personajes se me han hecho tan entrañables que incluso los que tenían poco papel han hecho que sintiera sus muertes, las escenas de acción están tremendamente bien rodadas y más de un director de acción tendría que hacérselo mirar y tomar apuntes, la épica existe y se nota, el argumento no es todo el rato lo mismo. Además, la ambientación es fenomenal, y si bien es cierto que se abusa del CGI, me he sentido dentro de la Tierra media y también he tenido esa sensación de viaje que pretendía transmitir la nueva trilogía.

wpDiscuz