XXIII Salón del Manga: Homenaje a Luis de Val y encuentro con Yoko Kamio

De las muchas actividades que se suceden en cada Salón del manga, nos fijamos en el homenaje que se le brindó a Luis de Val, fundador de Manga Films y encuentro con los fans de la autora Yoko Kamio.

Por
0
185
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

El Salón del manga cada vez es más grande, más metros cuadrados y más actividades. Una de ellas que ha notado un cambio más grande en estos últimos años son las proyecciones de anime y las actividades entorno al mismo. En los últimos años hemos pasado de asistir a proyecciones en la Fira de l’Hospitalet, a cines externos como el Balañá Arenas, y finalmente integrar estas actividades dentro del mismo Salón. Primero en el Palacio 4 en 2015, y ya al año siguiente estrenando la gran Sala de Actos/Auditorio del palacio 5, con mucha más capacidad. En 2016 ya se incorporaron encuentros con los variados autores de manga y otros invitados que se encontraban con los fans en este escenario. Una de las actividades que combinaba proyección y charla en el Salón de 2017 fue el revisionado de Akira acompañado con un homenaje a Luis de Val, fundador de la empresa Manga Films que empezó a importar películas y series de anime en los 90 y principal causante de que el anime triunfase en España más allá de la emisión por TV de esas series que todos recordamos. Participaron en el homenaje: Juan Carlos Tous(fundador de Cameo films), Xavier Catafal (presidente de Issan Entertainment), Óscar Valiente (editor manga de Norma Editorial), Manu Guerrero (product manager de Selecta Visión) y José Luis Puertas(director de Yowu Entertainment).


Valiente, Guerrero, Catafal y Tous al inicio del acto

Oscar Valiente abrió fuego glosando la importancia de de Val tanto a nivel profesional como personal. Su figura es tan importante que para empezar nadie de los que estaban en el escenario estaría ahí si no fuese por él, hasta el punto de ampliar esta importancia al propio Salón del manga, que no estaría donde está ahora si no fuese por el boom del anime en VHS en esos primeros años. Valiente recuerda como Catafal le llamó cuando era aún menor de edad porque hicieron un repaso de los fanzines de la época y el suyo era el mejor escrito. Catafal había escuchado a de Val entusiasmarse con la idea de cubrir un nicho de mercado, el de animación japonesa que en ese momento no pasaba de la calificación despectiva de “dibujos de chinos”. Era una idea loca pero él era así, capaz de transmitir emoción, ganas de trabajar en proyectos arriesgados, iniciativa… Valiente era tan joven que la primera entrevista fue acompañado por sus padres, bajando de su pueblo natal a Barcelona para reunirse con un desconocido. El contacto prosiguió y le encomendaron el trabajo de crear el fanzine Mangazine debido a que vieron su potencial.

Decidieron apostar a lo grande y su primer producto fue Akira, la cual se proyectó posteriormente al homenaje. Salió bajo el nombre de distribuidora Record Visión/Oro Films, meses antes de que naciera Manga Films. El 1991, Akira pasó por el 24ed. Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges, creando gran revuelo. Era la primera vez que la gente exigía un nuevo pase de una película, ya que el viejo Cine Prado se quedó pequeño delante de tal expectación y los comentarios posteriores al salir de la proyección. Era el primer anime proyectado en Sitges y el germen de los que unos años más tarde iría creciendo, hasta convertirse en habitual de las secciones oficiales más allá de Anima’t. Dos años más tarde, Catafal fue director del mencionado Festival durante un año, y llevó a sus pantallas dos propuestas tan distintas como Porco Rosso (en el Auditori en pase de noche, algo rompedor y novedoso, con gran éxito que llevó a programarla posteriormente en el cine Maldà de Barcelona) y Urotsukidoji. En cuanto a Akira, decidieron estrenarla en cines. Por aquél entonces programar eso era una locura, con el consabido desprecio hacia la animación que no fuese americana, por lo que algunos de los cines exigieron un pago previo a la exhibición por si ésta era un fracaso. Pero fue un éxito rotundo que duró, al menos en Barcelona, hasta finales de ese 1992 (como se puede comprobar en Hemerotecas de periódicos). Pocos meses después se programó por Canal+. Personalmente, ese visionado mítico que nos explotó la cabeza ocurrió en el cine Maldà, en programa doble con Tetsuo, con la que comparte ciertos elementos, a pesar de ser de imagen real.

Cualquier negocio que quisiera prosperar, al menos en esa época, debía de tener un pie dentro de los grandes almacenes. Tous explicó que fue el encargado de convencer a tiendas muy conservadoras como El Corte Inglés que ese producto de “dibujo chino” tenía salida. Como sabréis, no estaba bien valorado con la fama que cargaba encima desde la emisión de Mazinger Z. Consiguieron colocar 10 copias en VHS en cada Corte Inglés y el éxito fue aclaparador: en cuatro días se habían agotado. Proporcionaron más copias y el éxito continuó. Las dificultades de colocar un producto en grandes tiendas como ECI parecen ser las mismas que sufrieron las desarrolladoras de soft de 8 bits en los 80 (Dinamic, Topo), los responsables de las cuales también narran sus batallitas para introducirse en un escaparate tan importante como era ese. Tous siguió explicando que el auge del anime fue paralelo a la creación del Salón del Manga, primero dentro del mismo Salón del Cómic y posteriormente ya en solitario. Durante esos primeros años dentro de su “hermano mayor”, Tous y de Val pagaban un stand con los productos de la aún joven Manga Films y lo que tenían de Oro Films. Convencidos cada vez más de las posibilidades de este nicho, fueron a pedir derechos directamente a Japón. Otra ocasión para comprobar la valentía y las ganas de ser emprendendor de Luís.


Folleto publicitario presentación de los vídeos para tiendas

Manu Guerrero respondió a la pregunta de qué había significado para él adquirir los primeros VHS de la marca. Comentó que Valiente le había introducido en el mundillo y en la empresa pero con el éxito también venía mucho trabajo. Había que “blindar” el mercado, levantarlo de la nada: contactos, ventas, publicidad, crear folletos, el coleccionable en vídeo, y un largo etcétera. Pese a todo el trabajo, actualmente no siente más que orgullo por haber participado en el germen del anime en el país.

Por su parte, José Luís Puertas apuntó que Jonu Media nació para seguir con el legado de la vieja Manga Films, pero con un objetivo complementario añadido: empezar a distribuir anime de Ghibli, en especial Totoro y Porco Rosso. La novedad era tal que la gente se aficionó a ver OVAs y conocer el significado de varios términos más allá de las emisión televisiva. Empezaba un cambio de hábitos en el espectador. Es tal la estima que el aficionado tiene hacia estas películas que el público arrancó con grandes aplausos.


Aunque este tema ya necesitaría un artículo para él solo, en la charla se recordó los meses durante Oscar Valiente, con solo 18 años, llegó a presentar el programa Manga! en el Canal 33 de la Televisión catalana. Consistía en un programa semanal emitiendo el fondo de catálogo de Manga Films y Cartoonia hasta el momento. Empezó a emitirse los lunes por la noche pero pasó por los sábados por la mañana y acabó a mitad de semana. En la era del anime bajo demanda o VOD, esto parece increíble, pero más lo es repasar el gran número de títulos y la variedad de lo que se emitió. Personalmente, más allá de los grandes títulos (Akira, Dominion, Patlabor, Porco Rosso, 3 x 3 Ojos,…) recuerdo muy gratamente descubrir pequeñas joyas, como El Viento de Amnesia, Green Legend Ran, La leyenda de los 4 reyes o Riding Bean. Acción, humor, terror, comedia estudiantil, mechas, todo tiene cabida en el mundo del manga…

Muchas horas delante de la TV aumentando la afición por el anime doblado al catalán…

Al igual que con los grandes almacenes, que una empresa joven dedicada a editar animación no proveniente de los cauces habituales entrase en el circuito de distribución de quioscos era una tasca difícil. Como con El Corte Inglés, tuvieron que costear parte del riesgo para que Salvat se decidiese a distribuir sus cintas, pero el coleccionable Mangamanía tuvo un éxito absoluto una vez más.

Oficina de Manga Films hacia 1997 con Catafal y de Val al teléfono

Posteriormente quisieron diversificar el producto, y sin dejar de mirar al cine oriental, se fijaron en las cintas de acción, épica y aventuras de la Shaw Brothers. El cine de Hong Kong que ahora todos conocemos (con nombres como Jackie Chan, John Woo, Chow Yun-Fat, Ringo Lam, Hark Tsui, y películas y sagas míticas) también fue explorado por de Val y su equipo, creando una base de aficionados que dura hasta nuestros días, reeditando títulos en DVD/BD de esa época. Al mismo tiempo, se aventuraron con el cine de Hollywood, con títulos como Gangs of New York, Air Bud o Very Bad Things. Esta diversificación llevó a abandonar la exclusividad de editar solo anime, hasta el punto en que los aficionados veíamos nuevos títulos bajo el nombre de Manga Films pero con nula identificación con el nombre de la distribuidora. Como máximo editaban hentai. Recordando esos días, tienes la sensación de “traición” hacia sus orígenes, aunque como empresa privada editase lo que más beneficio le reportara. De hecho, si consultamos esta lista de Anime News Network, el último título de animación editado ni tan solo fue japonés, sino la coreana Wonderful Days, de 2003. Debemos tirar 3 años atrás para encontrar anime, en este caso de la franquícia Vampire Hunter D. Y si separamos anime hentai vario y números de colecciones de franquicias como Monster Rancher, el último título relevante editado por la casa fue Perfect Blue, de Satoshi Kon, de 1997.


El matrimonio durante el Salón del Cómic en el que se presentó Dominion Tank Police, y en uno de los viajes de la pareja a las oficinas de Toei Animation!


Con los últimos años de vida de Manga Films acabó el homenaje a de Val. Su mujer, Maite Mínguez, una reconocida coleccionista de objetos de Hollywood y de fotografías de sus encuentros con los astros del cine, recogió el trofeo en recuerdo a su marido. Agradeció a toda la organización de FICOMIC y a los presentes tanto encima del escenario como el público su asistencia. Con el recuerdo de alguien de importancia capital para nuestra afición,alguien que apostó por abrir un mercado tradicionalmente reservado a la animación americana, pero sobretodo alguien querido por todos, nos fuimos con la mente anclada en esos lejanos años pensando en la dimensión humana de la persona detrás del famoso logo y de la frase “Larga vida al Manga!!!”. Tantos como el 25 aniversario de la fundación de la empresa en 2018!

De Val, Mínguez, Catafal, Tous….. y Cindy Crawford!! Mínguez colecciona fotografías con famosos de Hollywood entre otras muchas cosas

Masterclass/Encuentro con Yoko Kamio

La tarde del domingo del Salón tuvimos la posibilidad de ver en directo el método de trabajo de la mangaka Yoko Kamio, autora de shojos como No me lo digas con flores, Matsuri Special o Cat Street, todas publicadas por Planeta Cómic. Hizo una ilustración mientras iba respondiendo las preguntas del público y de la Escuela Joso, coordinadora de la actividad. Solemos ofrecer la progresión de la ilustración junto con detalles de su trabajo, pero Kamio pidió expresamente la prohibición de hacer fotografías del acto, deseo que acatamos escrupulosamente. Así pues, esta masterclass queda reducida a un resumen de las preguntas y respuestas más interesantes que se hicieron durante el encuentro.

 Kamio empezó dibujando personajes tranquilos y débiles. Pero eso no le permitía construir historias atractivas para el público. Sumado a que le gustan las mujeres fuertes, decidió dotar de fuerza y determinación a sus protagonistas.

 Hay preguntas de las que te esperas respuestas prefabricadas, sin intención de mojarse o dar mensajes que pudiesen malinterpretarse en Japón. Kamio lee muchos tipos de autores, pero destacó uno totalmente alejado a su género y estilo: Kazuo Umezu, autor de Aula a la Deriva que hemos visto publicado en España por Ponent Mon.

 Kamio tiene preferencia para dibujar personajes, y lo que más le cuesta los animales o máquinas.

 Al empezar una nueva obra, diseña los personajes desde el exterior al interior. El aspecto determinará su personalidad. A este efecto, reconoció que a veces se basa en personas reales para diseñar un personaje.

 Su trabajo en el manga quiere que se convierta en entretenimiento para el lector pero también para ella y su equipo, disfrutar dibujando y que los lectores también disfruten con sus obras. Obras que suelen girar en torno al amor pero también incluyen temas sociales japoneses que suelen hacer evolucionar a los personajes..

 Tal y como se comprobó en directo, Kamio dibuja los protagonistas y el pelo, a menudo bastante complicado. Debe decidir el punto de luz y el pelo debe reflejar con su volumen las zonas con más sombras. Los ayudantes la ayudan con los fondos, el cielo y con los personajes más secundarios. Recibe la ayuda de cuatro de ellos, tres en su misma oficina y otro que trabaja telemáticamente.

 La mangaka aconsejó a los futuros dibujantes leer muchos mangas y novelas, todas éstas fuentes pueden convertirse en inspiración para una idea original que pueda desarrollar por su parte.

 Para Kamio fue un placer visitar Barcelona y conocer a sus fans. Se emocionó muchísimo al saber que hay tantos fans leyendo sus obras desde hace más de 10 años. Kamio empezó a querer ser mangaka a los 18 años, considerado tarde para empezar en el negocio. Cuando se enteró, su madre se opuso a esa idea, por la inestabilidad del sector, pero su padre la apoyó, junto a su determinación consiguió hacer el sueño realidad.

 Uno de los temas iniciales tratados en No me lo digas con flores es el bullying, una lacra vivida por mucha gente a nivel mundial. Tsukusi Makino, el protagonista del manga es víctima de estos ataques pero consigue afrontarlo haciéndose más fuerte. Kamio ha recibido cartas de agradecimiento de chavales en la misma situación que han conseguido atajar el problema viendo en Makino un modelo a seguir. Se mostró muy agradecida de la respuesta del público y que su historia haya servido para algo.

 Al no disponer de fotografías para ilustrar el proceso de dibujo que usó Kamio durante la masterclass, es poco útil describir como fue cambiando de utensilios y como encaró la tarea de la ilustración. Pero si nos detendremos en el momento en que se centró en el pelo. Anteriormente ya había comentado que era un proceso complicado, por lo que cuando llegó el momento se hizo el silencio absoluto en la sala. Creó volumen de pelo y distintas intensidades de negro levantando un poco la herramienta de dibujo. No solo se dedicó a crear grandes puntos de luz sino también mechones, y esta vez al hacerlo manual fue como volver a hacerlo después de mucho tiempo sin probarlo, ya que actualmente lo hace en la parte digital. Aseguró disfrutar del momento porque el entintado es uno de los procesos que más le gustan, y actualmente se produce en digital. El papel usado en su trabajo es mayor del que luego se imprimirá el cómic, por lo que es más fácil dibujar detalles que luego quedarán más pequeños.

Con los últimos retoques, Kamio finalizó la ilustración y se dio por terminada la masterclass. Agradeció la atención que le prestamos durante todo el proceso y donó el dibujo a la Escuela Joso. Se nos permitió acercarnos para verlo de cerca, y aquí lo tenéis. Agradecer el trabajo de Ramen para Dos que ha permitido completar la información recogida en directo pero a veces de forma inexacta (nombres de personajes, etc). En el link podéis leer aún más detalles de lo que ocurrió durante el rato que Kamio dibujó para todos nosotros.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

Notifícame