Wonder Woman fuera de Wonder Woman

Recordamos algunas de las miniseries y novelas gráficas protagonizadas por la princesa amazona fuera de su serie regular para terminar la tanda de especiales del mes de junio alrededor de la figura de Wonder Woman.

Por
1
2514
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Wonder Woman nació única en su especie en el All -Star Comics #8 en diciembre de 1941 de la mano de William Moulton Marston, pues era la primera superheroína en aparecer entre un creciente número de superhéroes, encarnados exclusivamente por personajes masculinos. Pronto llegó a tener su propia cabecera y desde entonces, salvo un pequeño paréntesis en 1986, en la etapa post-crisis, ha protagonizado una de las principales series de DC Cómics, además de ser uno de los personajes más importantes en la editorial, convertida en un icono pop desde hace décadas.

La suya no ha sido nunca la serie que más éxito ha tenido, ni comercial, ni socialmente, pero ha sido indispensable en el mundo de los cómics mundial. Se ha convertido, gracias a un tono distinto en la temática de sus aventuras, en un icono de la lucha por la justicia, la libertad, la verdad y la igualdad, por el respeto hacia todos, independientemente de su religión, género, etnia y sexualidad, tal y como explica mi compañero Cristian Sepúlveda en su interesante artículo sobre Wonder Woman y su importancia en la lucha feminista.

La primera aparición de Wonder Woman en DC Cómics.

Aunque, a diferencia de sus compañeros de la Trinidad y de algunos de la JLA, históricamente no suele estar acompañada por más de una serie de cómics en el mercado, han sido muchas las miniseries y novelas gráficas que han publicado aventuras de la amazona de DC. La diversidad argumental de sus historias es inmensa, pues abarca aventuras basadas en la mitología de la Grecia Antigua, con historias de corte social, hazañas bélicas (sobre todo en sus inicios) historias de superhéroes tradicionales, al servicio de la humanidad y enfrentando villanos con perversas intenciones.

En este artículo hablaremos de unas cuantas. Repasaremos a la vez algunos de los grandes autores del cómic que han trabajado con este personaje, dignificando su figura y aumentando la calidad de su universo.

En Espíritu de la verdad, de Paul Dini y el maestro Alex Ross, Wonder Woman protagoniza una historia humana, añadiéndose en 2016 a la fabulosa saga de esta dupla de grandes autores, que antes publicaron Superman: Paz en la Tierra y Batman: Contra el Crimen. Una saga que ahonda en los valores más humanos, acerca del sentido de la responsabilidad que conlleva el significado de la palabra “superhéroe”. Esta historia, que es un regalo gráfico para el lector gracias al gran Ross, es perfecta para conocer la personalidad de Diana, de una heroína que llega a un mundo que le cuesta comprender, que está a años luz de la utopía de Themyscira en la que ella ha crecido, que está lleno de injusticias y desigualdades, pero es el mundo en el que quiere vivir y luchar por la paz, la justicia y la igualdad. Es también una historia en la que se ve a una superheroína total, cercana a los más necesitados y enfrentada a terroristas, luchando contra gobiernos y contra empresas y corporaciones, importándole poco quien se le ponga por delante del camino de su objetivo.

Portada de Espíritu de la verdad.

Con Wonder Woman: Tierra Uno, Grant Morrison da un nuevo enfoque al origen del personaje, tal y como es característico en la saga de que también trató sobre Superman, Batman y los Titanes antes que con Wonder Woman en colección, que explora nuevos conceptos que enriquecen el origen de los héroes de DC. En este caso, la historia comienza con un juicio a Diana sin que el lector sepa cuál ha sido su crimen. La historia comienza en medio de la acción y se va completando a través de flashbacks, contando los puntos más conocidos de la historia de Wonder Woman, con algunos matices que cambian y le dan un tono revisado. Steve Trevor es de raza negra e Isla Paraíso es un mundo mucho más desarrollado que el de los humanos. Para mayor sorpresa, el lesbianismo de las amazonas deja de ser una leyenda y se convierte en realidad en este cómic, traspasando las barreras de la polémica en EEUU en el momento de su publicación.

El discurso feminista está presente en la narración, que cuenta cómo la utopía creada por Hipólita es más perfecta que el mundo patriarcal y puede dejar en ridículo el mundo de los hombres con cualquier comparación. Es un mundo tecnológicamente más desarrollado, casi una sociedad futurista, además, carece de las desgracias y miserias que existen en el mundo exterior. Sin embargo, a pesar de la perfección del mundo en que vive, Diana sigue estando atraída por conocer ese desagradable mundo habitado por hombres.

Tierra Uno es una colección que llama a la opinión de cada lector al contener cambios canónicos, que aunque determinan en el mismo lugar, siguen caminos distintos a los que el fandom conoce y espera. Este es un caso clásico de esta colección, en el que el lector encontrará cosas muy interesantes en este nuevo comienzo de la Mujer Maravilla ideado por Morrison, uno de los autores más creativos que han pasado por DC. Además, en el apartado gráfico, Yanick Paquette ofrece un mundo lleno de color y hermosura, como hace con todos sus trabajos, resaltando espectacularmente la belleza de todas las amazonas.

Otra obra para conocer a Wonder Woman es La verdadera amazona, publicada este mismo año, escrita y dibujada por Jill Thompson, una autora que ha sabido dar un giro al origen del personaje, centrándose en su educación y proceso de aprendizaje previos a su conversión en la Mujer Maravilla. Es una historia muy original, en la que no se centra al completo en los detalles canónicos de su génesis, sino en los más mundanos. En los hechos que convierten a una Diana niña, ingenua, inexperta, inmadura, no desde un punto de vista negativo, sino de ingenuidad y de descubrimiento personal, en la mujer y la heroína que llega a ser. No solo es una historia redonda, sino que tiene un dibujo y un coloreado únicos, muy personales, con colores muy vivos, claros, finos y alejados de los autores más especializados en historias de acción superheroica más habitual.

La leyenda de Wonder Woman, de Renae de Liz, es un caso particular, pues fue publicado el pasado año como un cómic digital por DC y ante el éxito que tuvo entre el fandom pasó al formato papel. Iba a convertirse en una serie con continuidad propia, pero unas diferencias personales entre la autora y la editorial condujeron a esta obra a su cancelación, quedando como una mini serie de nueve capítulos. Ésta supone una vuelta más al origen de la amazona, presentándola como una joven rebelde e inquieta que desde niña está ansiosa por vivir según sus deseos y no los de su madre, Hipólita. Así, ante un augurio personal, decide entrenarse como guerrera, como amazona. Y es durante ese proceso cuando llega a la isla un hombre del mundo exterior llamado Steve Trevor… Durante la narración clásica de la llegada de Diana a la Tierra la obra se vuelve más cruda y violenta, a pesar del estilo gráfico, más cercano a un cuento de hadas y una obra juvenil que a un cómic de superhéroes. Renae de Liz no duda en mostrar las maldades y durezas de la guerra con la que se encuentra Wonder Woman, haciendo que su historia gane peso y originalidad.

Una de las historias más sobrias y adultas de Wonder Woman es Batman/Wonder Woman: Hiketeia, escrita por Greg Rucka y J.G. Jones, publicada en 2002. Se trata de una novela gráfica que ahonda en el sentimiento de honor de Diana ante un antiguo ritual griego llamado Hiketeia. Éste consiste en el lazo de unión que surge cuando un individuo suplica y entrega su vida a uno de un status superior, más poderoso y con más recursos, con el fin de conseguir la protección de éste. En tal situación, los destinos del suplicante y suplicado quedan unidos y ambos tienen la responsabilidad de no traicionar al otro. Sobre todo, carga con más peso el suplicado, pues ante la mirada de las tres Furias, que supervisan el desarrollo de la convivencia, tiene que cumplir con su cometido, sea cual sea el pasado de la persona que le ha pedido auxilio. En el caso de esta obra, a Diana se le plantea un importante debate moral, pues acoge a una joven buscada por cuatro asesinatos por… Batman.

La inolvidable portada de Hiketeia.

La causa de la joven, aunque reprobable, es buena pues tuvo un motivo familiar de peso, pero la del Hombre Murciélago es la de cumplir con su código de honor de llevarla ante la justicia, pero eso es algo que Wonder Woman no puede permitir, pues ha aceptado el hiketeia de la joven, una norma que para ella está por encima de la justicia del mundo de los hombres. Con poca acción, un tono más cercano a la novela negra y un dibujo muy acertado, esta historia es una delicia que hace madurar el mundo de los superhéroes. Para los anales queda el enfrentamiento de Diana y Bruce, así como la portada de la novela, con su bota presionando la cabeza del Caballero Oscuro contra el suelo.

Para los anales queda también el papel que Wonder Woman adopta en Kingdome Come, la obra maestra escrita por Mark Waid e ilustrada por Alex Ross en 1996. En un mundo en el que habitan tantos seres con poderes en el que casi es imposible diferenciar los nuevos héroes de los villanos. Con Superman y los héroes de su generación retirados, no hay un orden que proteja de verdad a la humanidad, que inspire a quienes tienen la responsabilidad de usar sus poderes para el bien. Este es el punto de partida de la obra que rindió un homenaje a los superhéroes clásicos, resaltando su importancia en el mundo y explorando arcos argumentales que llevaron a esta obra a lo más alto del cómic mundial. Y en este mundo, que se acerca a un inminente apocalipsis, Wonder Woman juega un papel protagonista, convirtiéndose en uno de los personajes más destacados de la trama.

Diana convence a Superman para que vuelva de su retiro, en una escena que transcurre en la granja Kent, con un Kal-El mayor haciendo labores de granjero y una espléndida Diana hablando con él de su importancia en el mundo. Tras su conversación Superman vuelve a Metrópolis y reúne a la Liga de la Justicia, con Wonder Woman a su lado. Más adelante se descubre que está exiliada de Isla Paraíso, ya que las Amazonas consideran que su misión de llevar la paz al mundo ha fallado y su actitud ya no es digna de una auténtica guerrera amazona. Esta situación desvela porqué se muestra con una actitud más dura, siendo más agresiva en sus enfrentamientos, reivindicándose, a su entender, como una amazona. En esta historia llegará a liderar a los miembros de la Liga en una épica batalla y, al igual que en Hiketeia, también entrarán sus intereses en conflicto con los de Batman. Como broche final, tras la resolución de todos los acontecimientos, el epílogo desvela que Diana y Clark han encontrado la paz juntos y que van a tener un hijo. Un tierno punto final a una historia inolvidable.

Una romántica imagen de Wonder Woman y Superman, de Jim Lee.

La relación entre el Hombre de Acero y la Princesa Guerrera siempre ha sido muy estrecha, tanto que su amor ha sido uno de los sueños de muchos fans de ambos personajes. En la etapa de los Nuevos 52 se hizo realidad, pues Clark no estaba con Lois y Diana no tenía un romance con Steve Trevor. Surgió el amor entre Superman y Wonder Woman y los directivos de DC apostaron por estrenar en octubre de 2013 una serie protagonizada por esta pareja, Superman/Wonder Woman, escrita por Charles Soule y dibujada por Tony Daniel, sustituidos por Peter Tomasi y Doug Mahnke a partir del número 13.

Fue una revolucionaria serie que destacó por los números llenos de acción, combates trepidantes, apariciones de villanos clásicos y un sin fin de demostraciones y pruebas de amor. Una sorpresa entretenida durante los dos años y medio que duró, hasta su cancelación en mayo 2016, pues en la nueva etapa de Rebirth no han continuado su relación amorosa. Sin embargo, aparecen juntos, pero acompañados por Batman, en la fantástica serie Trinity, de Francis Manapul, una de tantas fantásticas cabeceras de esta nueva y maravillosa etapa de DC.

La portada de Blue Amazon, el capítulo de Metrópolis sobre Wonder Woman.

La Trinidad se ha reunido en una multitud de ocasiones, pero una de sus historias más incomparables es la publicada en 1996 y reeditada recientemente, Superman/Batman/Wonder Woman: Metrópolis, de Jean Marc y Randy Lofficier. Este elseworld es un homenaje al cine los años 20 y el expresionismo alemán. Es una original obra que mezcla el ambiente de este género con el cómic de superhéroes más señero y para ello qué mejor que hacerlo con la Trinidad. Se trata de tres historias entrelazadas: Superman: Metrópolis, Batman: Nosferatu y Wonder Woman: The Blue Amazon. La parte que protagoniza Wonder Woman referencia a las películas El Ángel Azul y El Dr. Mabuse. En ella vemos a esta trasunta Diana encarcelada en una prisión mental por un malvado villano con poderes psíquicos. No se trata de una historia redonda, pues la trama deja mucho que desear, pero sin duda ofrece una calidad de ilustración única y explora unas posibilidades argumentales novedosas. Lástima que la ejecución no sea perfecta.

Así, terminamos el repaso a algunas de las historias de Wonder Woman ajenas a su serie regular. Todas ellas demuestran los valores, intereses, poderes, personalidad y virtudes de un personaje único. Y todas ellas contienen un gran valor al enriquecer la mitología de Diana de Themyscira. Además, ayudarán a darla a conocer a quienes no la conozcan, y a admirarla más a quienes ya hayan leído alguna de sus aventuras.

Leave a Reply

1 Comentario en "Wonder Woman fuera de Wonder Woman"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
gusgus

Muy buen repaso, sin dudas de las que leí, y mencionas, mis preferidas lejos son Hiketeia y Kigdom Come. Podría incluir aqui aquel viejo anual en que Superman y Diana enfrentan a Darkseid y se deciden que sólo serán amidos en los primeros años de la DC postCrisis. También me gusto en su momento la caracterización en Justice.
Muchas gracias por estos artículos retrospectivos.

wpDiscuz