Vértigo. O vives para la mara o mueres por la mara

El álbum Vértigo. O vives para la mara o mueres por la mara de Sergeef y Bufi es una obra interesante que podría haber dado mucho más juego con un guion más atrevido.

Por
0
1095
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original:Vertigo (Dargaud-Lombard, 2016)
Edición nacional/ España:Vértigo. O vives para la mara o mueres por la mara. Norma Editorial. Marzo 2017
Guion:Nathalie Sergeef
Dibujo:Ennio Bufi
Color:Manuel A. Puppo, Arancia Studio
Formato:Cartoné, 80 páginas
Precio:18€

 

La mara Salvatrucha es una organización criminal que opera principalmente en Centroamérica pero que nació en Estados Unidos, concretamente en la ciudad de Los Ángeles.
Los jóvenes inmigrantes latinoamericanos se fijaron en el comportamiento depredador de las hormigas (la marabunta) para adoptar un apodo que les uniese e impresionase a los rivales. Las deportaciones masivas de los primeros “mareros” a sus lugares de origen propiciaron que su campo de acción se extendiera a países como Guatemala, El Salvador, Honduras y México. Sus métodos sectarios y crueles les han convertido en unas bandas más temibles del mundo y a menudo han sido utilizados como fuerza de choque por los cárteles de la droga.

La historia de Vértigo. O vives para la mara o mueres por la mara de Nathalie Sergeef y Ennio Bufi tiene interés. Los personajes están bien definidos y sus motivaciones son creíbles pero se queda corta en su resolución. Al final uno tiene la impresión de haber asistido a un telefilm amable sobre un padre con remordimientos que rescata a su hijo de una banda nociva. Y tanto la premisa como el contexto de la historia daban para mucho más.

Samuel Santos es un abogado que ejerce en Caracas, tras catorce años de exilio decide volver a Guatemala para defender a un joven integrante de la mara Salvatrucha 13 llamado Seis que ha asesinado a su cabecilla, Deus. Pero en el fondo este caso es sólo una forma de volver a casa para saldar todas las deudas de su pasado.

Sergeef es demasiado tibia a la hora de retratar el opresivo mundo de las maras, no consigue transmitir ni la desesperación que induce a los jóvenes a integrarse en estas bandas, ni la presión destructiva que los atrapa una vez son aceptados como uno de sus miembros. La guionista belga se centra en el conflicto humano de una serie de personajes atrapados por una compleja marginación social pero no consigue implicarnos ni emocionarnos.
Una posible causa de este distanciamiento respecto a la historia la podemos encontrar en los diálogos. Son demasiado engolados, demasiado escritos y poco hablados. Sin alma. No hay diferentes registros para diferentes extracciones sociales ni para diferentes modelos de formación. He tenido acceso a la versión francesa de esta obra y este defecto está presente por lo tanto no es un problema achacable a la buena traducción de Nuria Viver.

Donde Vértigo sobresale es en la factura gráfica. Tanto el dibujo como la narrativa de Bufi son muy interesantes. El italiano tiene un registro elegante y eficaz. Se maneja muy bien en las escenas de acción y no decae en las más reposadas.
Su dominio de la arquitectura es destacable y nos regala viñetas con panorámicas y perspectivas de edificios singulares y de barrios concretos que enriquecen el relato y lo sitúan dentro de un contexto realista, espectacular y bien documentado.

Un recurso narrativo muy elegante y que bien utilizado enriquece considerablemente la página es la utilización de la viñeta sin fondo y sin recuadro. Bufi lo utiliza con sabiduría, subrayando un momento importante de la secuencia, usándolo para dirigir la atención del lector hacia ese instante.
En el debe del dibujante está la poca capacidad de transmitir emociones con los rostros de sus personajes. Esta limitación lastra una parte importante de la historia puesto que Sergeef teje una trama donde las emociones y los sentimientos son complejos y donde las carencias de guion podrían haber sido corregidas con un buen trabajo de caracterización.

Los dos autores utilizan con eficacia el recurso de intercalar flash-backs en la acción principal. No son largos, no son confusos (ni deliberadamente, ni involuntariamente) y aportan información relevante a la historia. El recurso del coloreado monocromático, no por obvio deja de ser eficaz y ayuda a apreciar mejor el arte de Bufi que resalta más cuando no se le aplica en demasía el color infográfico.
El color es de Manuel A. Puppo y Arancia Estudio que realizan una labor eficaz que da brillo y modernidad al arte del dibujante italiano. La edición de Norma es impecable y el precio lo bastante atractivo para no desalentar a nadie que esté interesado en esta obra.

Dicen que las comparaciones son odiosas pero yo las considero muy útiles. Leyendo este álbum no he podido evitar recordar la serie Juan Solo con guion de Alejandro Jodorowsky y dibujada por este genio francés llamado Georges Bess. El guionista chileno conoce profundamente el mundo de la delincuencia de Latinoamérica y no duda en reflejarla en su obra con toda la crudeza posible. A pesar de sus defectos, Jodorowsky nunca cometería un pecado tan imperdonable como quedarse corto en un tema como éste.

Vértigo. O vives para la mara o mueres por la mara acaba de una manera algo brusca. Todo se resuelve de forma acelerada e irreal. Contiene además un epílogo formado por dos hermosas secuencias que en mi opinión están en orden inverso. Yo hubiese acabado con la viñeta a toda página que describe un emotivo encuentro y no con la secuencia de Caracas. Otra vez Sergeef desaprovecha la ocasión de realzar su relato y darle una intensidad que pide a gritos. Estas dos secuencias finales son una metáfora de esta obra. Grandes expectativas, resultados discretos.

En general todos sabemos que la vida sigue y que las tragedias se repiten cíclicamente y de una forma desesperantemente idéntica a las anteriores. Como si nunca aprendiéramos de los errores ajenos, ni tampoco de los propios… Por eso lo realmente importante son los escasos momentos de belleza que nos encontramos por el camino, estos momentos únicos que pueden justificar una existencia.

  Edición original:Vertigo (Dargaud-Lombard, 2016) Edición nacional/ España:Vértigo. O vives para la mara o mueres por la mara. Norma Editorial. Marzo 2017 Guion:Nathalie Sergeef Dibujo:Ennio Bufi Color:Manuel A. Puppo, Arancia Studio Formato:Cartoné, 80 páginas Precio:18€   La mara Salvatrucha es una organización criminal que opera principalmente en Centroamérica pero que…
Guión - 6.5
Dibujo - 8
Interés - 7

7.2

A medias

Una historia algo tímida mejorada por un dibujo con personalidad.

Vosotros puntuáis: 7.3 ( 4 votos)

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

Notifícame