Un cómic antes de dormir (10): Batman y Robin Nacido para matar

Peter J. Tomasi y Patrick Gleason comienzan a forjar su leyenda con una etapa para el recuerdo en el que definen la relación entre Bruce y Damian.

Por
2
1505
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: Batman and Robin núms. 1 a 8 USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Peter J. Tomasi
Dibujo: Patrick Gleason
Entintado: Mick Gray, Guy Major
Color: John Kalisz
Formato: Cartoné, 192 págs.
Precio: 19,5€

 

Era inevitable, los fuegos de artificio de Scott Snyder y Greg Capullo en la serie regular de Batman captó la atención de todos los seguidores del murciélago, que si la trama de los búhos, que si el Joker hacía una de las entradas en escena más espectaculares que se le recuerda… y mientras tanto en Detective Comics lo cierto es que la serie vagaba sin rumbo fijo, y en Batman y Robin Peter J. Tomasi y Patrick Gleason seguían a lo suyo, desarrollando la relación entre mentor y alumno, sin hacer mucho ruido y forjando una de las etapas más sólidas de la historia reciente del personaje.

Con el relanzamiento del universo DC se produjo el cambio de manto del murciélago, y si en su etapa anterior había sido Dick Grayson quien había asumido las funciones de Batman tras la supuesta muerte de Bruce, en esta nueva etapa vuelve a ser Bruce quien asuma dichas funciones y por tanto forme tándem con su hijo Damian, con ello se abría un interesante nuevo hilo argumental que llevaría a explorar la relación entre ambos, no ha de ser fácil descubrir que tienes un hijo adolescente y menos que está entrenado para matar, y por otro lado, Damian tiene que aprender a jugar con unas nuevas reglas y sobretodo y lo más difícil aprender a convivir con su padre y con Alfred.

Como es casi imposible convertir un arco argumental completo en algo interesante sólo tratando de las relaciones entre padre e hijo, el guionista opta por sacarse de la manga un villano que viene del pasado de Bruce, más concretamente, del periodo que pasó viajando buscando aprender el arte de la guerra a través de diferentes maestros, uno de ellos sería Ducard un mercenario combatiente que debería enseñarle junto a su hijo Morgan tanto técnicas de cuerpo a cuerpo como de espionaje hasta que uno de los encargos se terminó torciendo y Bruce tuvo que escoger entre seguir a su mentor o anteponer sus principios. Dicha decisión tomada en el pasado tendrá consecuencias en el presente pues Morgan decidirá presentarse en Gotham para rendir cuentas a costa de atacar donde a Bruce más le duele, su hijo.

Más allá de lo emocionante que pueda ser la trama entorno a Morgan, que lo es, lo realmente interesante es ver como Damian resuelve los muchos conflictos emocionales que se le presenta, y cómo poco a poco esa relación pasa por diferentes etapas, desde la rebeldía hasta la penitencia final y la búsqueda del perdón y la aprobación. Los guiones de Tomasi brillan con luz propia, mientras estás inmerso en las lecturas tienes la sensación de que cada diálogo cuenta, de que con cada conversación lo que está consiguiendo es construir unos fuertes cimientos entre Bruce, Damian y Alfred, quizás peque de no haber sabido captar los focos de la crítica con cliffhangers imposibles, pero ese no es su modus operandi, más allá de una escena concreta el legado que dejará a futuros autores es una sólida relación y unos personajes que en sus manos han evolucionado y han seguido creciendo.

A Patrick Gleason comenzamos ahora a reverenciar como la estrella del cómic que es, y resulta curioso pues si comparamos su trabajo en este primer volumen con su reciente etapa en Superman – de nuevo junto a Gleason y en una de las mejores series de Renacimiento – lo cierto es que aquello que hoy aplaudimos a rabiar ya lo encontramos en Batman y Robin, su Batman es majestuoso, y su Robin es el niño que todos tenemos en mente, peligroso como el sólo, pero sin perder de vista la edad que tiene.

Ahora que ECC Ediciones está reeditando algunas de las mejores series que dejó el relanzamiento del Universo DC en formato cartoné es la ocasión perfecta para hacerse con la que con la ventaja que da los años que han pasado podemos decir que nada tiene que envidiar a la magnífica etapa de Scott Snyder, y que es de vital lectura no sólo para los seguidores de Batman sino también para aquellos que gusten de historias que tengan un trasfondo humano en el que las relaciones sean tan importantes como las batallas. Por todo ello tanto este primer volumen como los próximos que vendrán recopilando esta etapa deberían ser una compra obligada.

  Edición original: Batman and Robin núms. 1 a 8 USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: Peter J. Tomasi Dibujo: Patrick Gleason Entintado: Mick Gray, Guy Major Color: John Kalisz Formato: Cartoné, 192 págs. Precio: 19,5€   Era inevitable, los fuegos de artificio de Scott Snyder y Greg Capullo…
Guión - 8.5
Dibujo - 8
Interés - 8

8.2

Valoración

Peter J. Tomasi y Patrick Gleason comienzan a forjar su leyenda con una etapa para el recuerdo en el que definen la relación entre Bruce y Damian.

Vosotros puntuáis: 7.72 ( 7 votos)
Compartir
Artículo anteriorZona Marvel Plus #14
Artículo siguienteNankín: La ciudad en llamas
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.

Leave a Reply

2 Comentarios en "Un cómic antes de dormir (10): Batman y Robin Nacido para matar"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Damián González

Con apenas 4 personajes en juego, mira el jugo que pudo sacar Tomasi en 8 números, me lo compré por las alabanzas a la serie y me quedé maravillado.

Liche

Excelente reseña.
Hace poco me topé con esta web y desde entonces no he dejado de disfrutar sus artículos y reseñas, escriben tan bien, que dan ganas de leer todos los cómics (o tabeos como le dicen ustedes).

Este cómic significa mucho para mí, ya que fue de los primeros que leí y el que hizo que le diera una oportunidad a algo con Batman en el título.
Estaba urgando solita por ese callejón oscuro que fueron los New52, sin ningún conocimiento previo excepto las series animadas de TV y me decepcionaron mucho las historias de Batman, literalmente no pude digerir la corte de los búhos ( perdonen chicos, pero JAMÁS entenderé como les gustó a ustedes).
En esta serie vi a Batman y Robin como siempre quise verlos, como padre he hijo… y vaya hijito! Demian evoluciona de forma maravillosa , pasa de Tigre asesino compacto a “bolita de odio” , y yo como lectora pase de odiarlo en las primeras páginas ( cuando Bruce habla del collar de perlas de su madre y Demian le jode el discurso) a llorar en el número mudo.

En cuanto Bruce-Batman … Sí Bruce primero y Batman después, porque ahora el personaje se enfrenta a una situación , la cual no puede resolver con el clásico, “Porque soy Batman!”. Ahora es Bruce el que lidia con las circunstancias. El eterno huérfano por fin se enfrenta a eso que siempre deseó de vuelta, una familia.

Gleason y Timasi crean una historia de relaciones familiares, sin caer en clichés tipo comedia gringa o drama mexicano. Cada viñeta esta cargada de sentimiento.
Sí te gusta Batman y no así Damián, te invito a que leas este cómic y luego te replantees tú postura.

wpDiscuz