Vengadores y Zombies, lo más vendido en 2010

Habemus ranking del 2010, cortesía de la distribuidora dominante del mercado directo (es decir, de la distribuición a librerías especializadas) en Estados Unidos. Y es que según Diamond, el Avengers #1 en el terreno de la grapa y el primer recopilatorio de Los Muertos Vivientes en el de la novela gráfica/recopilatorio son los tebeos más vendidos del año en un mercado que Marvel y DC acaparan en un 68,62% de lo recaudado y un 77,35% de los ejemplares vendidos. Ahí es nada. Las listas completas, a continuación…


Tabla de datos
(click para ampliar)


Tablas porcentuales
(click para ampliar)

Como puede observarse, en el terreno de los títulos más vendidos los eventos de cada casa en el campo de los comic-books y los fenómenos de la temporada en el de las novelas gráficas (caso de Los Muertos Vivientes o Scott Pilgrim, ambas con productos audiovisuales asociados) son los que han arrasado. Una situación que, más o menos y salvo pequeñas variaciones, resulta muy parecida a la del año pasado, cuando DC empujó fuerte con su Blackest Night y Watchmen ocupó un lugar preeminente en una lista de recopilatorios un poco más variada (La Liga de Moore, Fábulas) pero que ya incluía tres tomos de la incombustible Los Muertos Vivientes (señal de que la serie de televisión sólo ha potenciado un éxito preexistente). Pero esta lista tiene tres problemas. El primero es que, como dice el Tío Berni en Entrecomics, la lista no incluye números con los que poder hacer un análisis comparativo. A niveles porcentuales podemos remitirnos a los archivos de la propia Diamond (cuotas de mercado, cuotas de comic-books, cuotas de novelas gráficas/recopilatorios) para ver los ligeros ascensos de DC Comics e Image este año, pero para ver porcentajes de ventas y formatos lo mejor es ir a The Comics Chronicles (o ICv2). Podéis ver el análisis resultante traducido en Entrecomics. ¿Conclusiones básicas? Pues que se venden menos cómics y que los recopilatorios funcionan mejor que las grapas. El segundo de ellos es que, como siempre ocurre en estos casos (incluyendo el español), el cliente de la distribuidora no es el lector, sino la tienda especializada. Esto es un sesgo prácticamente insoslayable y aceptado pero nunca está de más decirlo: los datos de Diamond reflejan sólo indirectamente los cómics más comprados por los lectores, pues en realidad lo que constatan son los pedidos de las librerías. Y, finalmente, tenemos el tercer problema: Diamond no recoge datos de librerías generalistas, con lo que se quedan fuera importantísimos puntos de venta y, además, no se refleja el cómic de autor publicado a través de editoriales independientes o generalistas; ése que se orienta a otro tipo de superficies.

Lo mejor pues es esperar a febrero, justo cuando en Comic Book Resources publican anualmente el Top 750 de BookScan, subsidiaria de Nielsen y fuente de información enormemente fiable en lo que compete al mercado generalista. Los datos de 2009 y los de 2008 fueron en su momento determinantes: a Watchmen (308.306 ejemplares vendidos en 2008 y 424.814 en 2009) no hay quien lo derribe, el manga lo acapara casi todo con Naruto a la cabeza, tenemos agradables sorpresas como el Bone de Jeff Smith dando siempre un poco de guerra y los cómics de autor dependen siempre de un puñado de nombres (Satrapi, Spiegelman) y títulos consagrados (Maus, Persépolis) excepto cuando sale algún título nuevo como el Génesis de Crumb, que en 2009 se alzó con un meritorio tercer puesto –salió a la venta en octubre– en el top de BookScan. La conclusión básica durante el 2009 fue que en el mercado directo predomina principalmente el superheroico y en el global el manga. Pero ojo: aunque cada vez da más guerra, no hay que sobrevalorar el mercado global. Nuevamente según BookScan, el Top 750 de 2009 con respecto al mercado del cómic supuso un beneficio bruto de 96 millones de dólares (según CBR, si se cuentan los títulos más modestos, la cifra asciende a unos 190 millones). Sin embargo, según The Comics Chronicles el mercado de las librerías especializadas originó un beneficio bruto de 429 millones.


Vengadores y zombies, aunque por separado, son lo más vendido en 2010

En fin… ya veremos cómo ha ido 2010 en febrero. De momento nos podemos hacer una idea con los históricos semana a semana de Graphic Books (¿?) más vendidos según el New York Times: el de recopilatorios en cartoné pone de manifiesto un dominio absoluto del superheroico, sólo puesto en cuestión por el rotundo éxito del Génesis de Robert Crumb y otras propuestas con mucho menor impacto como el X’ed Out de Charles Burns, Las Aventuras de Uuk y Gluk, el WIlson de Clowes y el derivado literario The Exile: An Outlander Graphic Novel; el listado de rústica muestra hasta mediados de año una composición mixta predominante entre títulos del UDC, Vertigo e Image sazonada con sospechosos habituales como Persépolis o Maus, aunque a partir de ahí se vuelve prácticamente una pugna entre Pilgrim y los zombies de Kirkman. Y, finalmente, el manga –aparte para que no distorsione– se nutre a base de Naruto, Bleach, Death Note, Vampire Knight, Fullmetal Alchemist o Yu-Gi-Oh!.

¿Resumen general? 1) El mercado directo sigue siendo el dominante, aunque cada año un poquito menos, y el mercado generalista come terreno, aunque todavía está lejos del primero. 2) Los recopilatorios y novelas gráficas demuestran ser un formato con mucha más salud que la grapa. 3) Lo que más vende en el mercado directo siguen siendo los superhéroes. 4) Lo que más vende en el mercado generalista –y probablemente en el global– es el manga shonen y las novelas gráficas/recopilatorios de cómic mainstream. 5) Los productos audiovisuales suponen un empujón importantísimo en las ventas (no es que sea descubrir la pólvora). 6) El mercado digital aún está un poco verde, con ventas estimadas de entre 600 mil y 6 millones de dólares. Y 7) El cómic de autor basado en novelas gráficas depende de autores consolidados, obras clásicas y singularidades anuales (generalmente dependientes de los primeros o de un autor literario). Y hasta aquí llegamos. En febrero, más y mejor.