TOM STRONG #1, de Alan Moore y Chris Sprouse

Por
24
965
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: Tom Strong # 1-7; ABC Comics (Wildstorm/DC Comics).
Edición España: enero de 2007; Norma Editorial.
Guión: Alan Moore.
Dibujo: Chris Sprouse, Gary Frank, Arthur Adams, Dave Gibbons, y Jerry Ordway.
Tinta: Cam Smith, Dave Gibbons, Jerry Ordway, Arthur Adams y Alan Gordon
Color: Wildstorm FX, Mike Garcia, Tad Ehrlich
Formato: 208 págs.
Precio: 15 €.

 

Watchmen, V de Vendetta, From Hell, Miracleman o Batman: La Broma Asesina, son títulos por méritos propios escritos con letras de oro en la Historia del “noveno arte”. Obras que atestiguan el talento y la imaginación de Alan Moore, un individuo peculiar, extraño, extravagante, atípico y provocador, como sólo los genios pueden serlo.

No contento con haber ejercido de cabeza más visible de una generación de autores que desde el Reino Unido revolucionó el mundo del cómic norteamericano durante los años ochenta del pasado siglo, una década más tarde se propuso romper de nuevo con las tendencias imperantes para recuperar el estilo lúdico y aventurero perdido. Así, bajo el cobijo de DC / Wildstorm, y la nada humilde denominación de America’s Best Comics (ABC Comics), fundaría un subsello donde dar cabida a colecciones como Promethea, Tomorrow Stories, The League of Extraordinary Gentlemen o Top Ten. Uno de los títulos que ejerció como abanderado de esta nueva hornada de ocurrencias del veterano guionista natural de Northampton fue Tom Strong, cuya primera entrega se publicaría durante el mes de abril de 1999. Ilustrada por Chris Sprouse, con quien Moore coincidió durante su estancia en Supreme (Awesome), no tardó en llamar la atención de lectores y medios especializados, hasta el punto de hacerse acreedora de las críticas más entusiastas.

Transcurridos ocho años, y una edición en grapa por parte de Planeta DeAgostini Cómics, Norma Editorial ha decidido recuperar esta colección en forma de lujosos y atractivos tomos, pretexto que sirve para que desde Zona Negativa le prestemos la atención, sirviendo el que sigue como el primero de los artículos que tratará de analizar esta obra de forma integral. Sin más dilación, comencemos…

Análisis argumental

La estructura argumental de este primer tomo de Tom Strong representa un logrado equilibrio entre las obras a las que homenajea, y las tendencias contemporáneas. Moore y Sprouse optan por alternar historias autoconclusivas, que sirven para profundizar en la génesis y caracterización de los protagonistas, con un arco argumental serializado en cuatro entregas en el que, una vez sentadas las bases de la mitología sobre la que se desarrollará la colección, los personajes principales dan lo mejor de sí mismos.

La primera entrega de la colección sirve para ponernos en antecedentes en lo que al origen del protagonista se refiere. Desde la perspectiva de Timmy Turbo, un joven admirador del héroe Tom Strong, campeón, portector y embajador de Millenium City, el lector conocerá detalles acerca de la llegada de sus progenitores a la Isla de Attabar Teru. Allí, Sinclair Strong, inquieto científico, tomará la decisión de utilizar a su propio hijo como conejillo de indias de un experimento físico, psicológico y sociológico. Pese a que un desgraciado incidente truncará el desarrollo inicialmente previsto para dicho ensayo, el resultado será sencillamente impresionante, pues Tom adquirirá una fuerza, inteligencia, y longevidad sobrehumanas. Así, apenas cumplidos los veinte años, el joven fenómeno tratará de hacer buen uso de sus habilidades, emprendiendo un viaje con destino a Millenium City.

En El Regreso del Hombre Modular, dos adolescentes con inquietudes informáticas reactivan accidentalmente a uno de los muchos enemigos de Tom Strong: un científico loco que, en busca de la inmortalidad, terminó convirtiéndose en un engendro bio-mecánico conocido bajo el sobrenombre de El Hombre Modular. Tom deberá buscar el modo de anular la incipiente amenza que representan las ansias de venganza y notoriedad de este extraño personaje.

Noches aztecas narra la llegada a Millenium City de una civilización de raíces aztecas procedente de una realidad alternativa. ¿Cómo frenar su violenta vocación colonizadora? Una vez más, el paladín de la ciudad deberá hallar la respuesta a tan acuciante pregunta.

A continuación, comenzará la primera saga de la colección. Una saga en la que nuestro protagonista lidiará contra todo un “team-up” de supervillanos, entre los que se encuentran Ingrid Weiss, Paul Saveen, o Pangea. Conchabados con el único fin de derrotar de una vez por todas a su enemigo común, darán pie a una ambiciosa historia, aderezada con pasajes alusivos a eventos futuros y pretéritos.

Similitudes premeditadas: la inspiración “pulp” de Tom Strong

El término pulp, alusivo al tipo de papel en el que se imprimían determinadas publicaciones (económico y de baja calidad), sirvió para denominar un género o tendencia imperante en la ficción estadounidense de principios del Siglo XX, que alcanzaría su mayor eclosión durante los años treinta gracias a títulos como Amazing Stories, Black Mask, Horror Stories, Marvel Tales, o Unknown and Weird Tales. Con llamativas portadas, y contenidos supuestamente orientados a lectores adultos, estas revistas desempeñaron un papel determinante en el enriquecimiento del imaginario colectivo de toda una generación, y en el nacimiento de la vocación de numerosos artistas gráficos.

La conexión entre este tipo de revistas y los cómics de género superheróico es más que evidente, pues no podemos olvidar que The Shadow, Doc Savage, The Spider, Tarzan, o John Carter de Marte, por mencionar algunos de los más ilustres ejemplos, son claros precursores de los superhéroes popularizados con posterioridad por editoriales como DC o Marvel Comics.

La razón de ser de esta alusión radica en el hecho de que algunos de los personajes mencionados con anterioridad, a los que habría que añadir otros como Superman, o incluso Tintín, son reconocidos por Moore y Sprouse como fuente de inspiración en la creación de Tom Strong, auténtica amalgama de las características más fácilmente reconocibles, estereotipadas y arquetípicas del héroe americano por excelencia: emprendedor, aventurero, audaz, valiente y honesto. Esta circunstancia es aprovechada por ambos autores para rendir homenaje en forma de reformulación y rescate de una tradición imperecedera, logrando recuperar el espíritu lúdico, desenfadado, sencillo, y en ocasiones inocente, a menudo con la complicidad del lector, gratamente sorprendido por la familiaridad, la nostalgia, y la agradable sensación de déjà vu que evocan las aventuras y desventuras de Tom Strong.

La creación de un héroe preexistente

En la reseñas enlazadas en el último apartado de este artículo, Toni Boix comentaba lo siguiente:

“En su primer número asistíamos a diversos episodios de la larga vida de Tom Strong, alguien enormemente famoso para sus coetáneos. Alan Moore lo escribía, para nosotros, como si lo hubiéramos conocido toda la vida, como si fuera un icono de aquellos que alumbran el imaginario colectivo de tal forma que uno no sabe muy bien ni cuando los descubrió por vez primera. Alan Moore escribía a Tom Strong como si nos fuera tan familiar como Superman… pero no lo era. Entonces no lo era. Hoy, claro, cuando Norma Editorial nos vuelve a ofrecer sus primeras historias de forma recopilada, la cosa es distinta. Hoy, cuando hemos visto acumularse los cuadernillos de Tom Strong en quioscos y librerías, la promesa implícita en ese primer número de la serie se nos antoja más concreta, más fiable, más cierta… porque sabemos que la leyenda de Tom Strong, con el tiempo, se ha ido forjando de manera progresiva. Y así, más confiados, nos dejamos llevar. Conocedores también de que Alan Moore tiempo ha que dejó de prodigarse como autor sin que le hayan salido dignos sucesores… y un Alan Moore siempre es un Alan Moore aunque sea “en ABC”.

Como ya nos tiene acostumbrados, la reflexión redactada por Toni resulta realmente interesante… pero si mi colega y maestro lo considera oportuno, me permitiré el lujo de matizar sus afirmaciones, plasmando por escrito mi opinión acerca de lo expuesto en su reseña:

Efectivamente, Moore nos presenta a un héroe consolidado, en plena madurez, que ya ha superado su proceso de aprendizaje, y las dudas iniciáticas inherentes a dicho periodo. Pero lo que atendiendo a la tradición superheróica pura y dura resulta poco frecuente, (es decir narrar la historia desde un punto intermedio, en lugar de acompañar al héroe desde su nacimiento) no lo es tanto si atendemos a personajes pulp como The Shadow, o muy especialmente Doc Savage, como referentes e inspiradores más directos de Tom Strong, pues en ambos casos, su mitología se abordó desde la madurez. Obviamente, ambos personajes terminarían protagonizando diferentes episodios desarrollados durante su infancia o juventud, pero no se trataba de adolescentes inseguros cuyas habilidades no hacen sino acrecentar su angustia vital, y de paso facilitar la identificación de los jóvenes lectores (opción sabiamente desarrollada por Stan Lee a partir de los años sesenta).

Por otra parte, no entiendo que la promesa implícita en el primer número se antoje más cierta, fiable o concreta por el mero hecho de que la presencia del personaje en nuestros quioscos o librerías habituales resulte familiar. La condición de mito, héroe, y ejemplo a imitar por sus conciudadanos que ostenta nuestro protagonista resulta fácilmente asimilable por los lectores habituales de ficción de género superheróico, fantástico, o de aventuras. Jugamos con la “ventaja” que da el estar familiarizados con los más que evidentes arquetipos presentes en la caracterización de Tom Strong. Y es que Moore cuenta precisamente con esta circunstancia para que los lectores nos involucremos, para que comprendamos la admiración que los ciudadanos de Millenium City sienten por su protector, para que no tardemos más de veinticuatro páginas en comprender que Tom Strong no desentonaría en nuestro particular olimpo de héroes de papel.

Valoración personal

Ignoro si del carácter indudablemente disperso y divagatorio de las líneas precedentes se puede intuir la admiración que siento por el trabajo realizado por Alan Moore y Chris Sprouse, pero por si queda alguna duda al respecto, trataré de despejarlas con rotundidad. Este tomo recopilatorio representa un brillante comienzo para la colección. Un bullicio de ideas, ocurrencias y homenajes, que tendría una continuación digna, aunque carente de la inspiración apreciable en estas siete primeras entregas.

Especialmente interesante y eficaz resulta el modo en que Alan Moore combina tres factores claves a la hora de enjuiciar como sobresalientes las más de doscientas páginas que integran este tebeo: por una parte, los recursos utilizados para justificar la grandeza de Tom Strong. Es decir, el modo en que mediante la alternancia entre flasbacks y flashforwards, alimenta la leyenda del héroe de Millenium City, construyendo una “continuidad discontinua”, si se me permite la utilización del término, realmente coherente, fluida y consecuente.

Por otra parte, la apuesta firme y decidida por una combinación entre los géneros de aventuras y ciencia-ficción, alejados del tono trágico y supuestamente épico imperante en los cómics mainstream contemporáneos. No soy de los que opinan que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero de cuando en vez, es de agradecer que algún creador nos devuelva los orígenes y la esencia de la aventura apta para todos los públicos. Aunque no es menos cierto que afrontar tal reto resulta menos intimidatorio si te llamas Alan, y tienes como apellido Moore.

Por último, aunque no por ello menos importante, es de justicia reconocer el mérito de un notable Chris Sprouse, poseedor de un trazo elegante, limpio y sin artificios, que tras su aparente sencillez esconde grandes dosis de talento. En este punto, también cabe destacar la aportación de Gary Frank, Arthur Adams, Dave Gibbons, y Jerry Ordway como dibujantes invitados, encargados de ilustrar los pasajes pretéritos y futuros de la vida de Tom Strong. Pese a la disparidad estilística, desempeñan un papel determinante en la tan oportuna como fluida delimitación visual de dichas disrupciones narrativas.

Todos estos elementos, orquestados por la mágica batuta de Alan Moore, parecen ayudar al lector a recorrer el camino de vuelta del viaje que junto al autor británico iniciaron hace años. Un viaje hacia la oscuridad, hacia la seriedad y el lado más sombrío y adulto reflejado por este excepcional guionista en algunas de sus más famosas obras. Así, este inesperado giro de ciento ochenta grados, nos permite atisbar la otra cara de la moneda: la despreocupación, la aventura, y la diversión que, en última instancia, nos recuerdan las razones por las que comenzamos a leer tebeos.

Enlaces de interés

Tom Strong en la Wikipedia.
Tom Strong en Guiadelcomic.
Alan Moore en la Wikipedia.
Chris Sprouse en la Wikipedia.
Reseñas de Tom Strong #1 y 2, por Toni Boix.
Reseña de Top Ten, por Toni Boix.
Reseña de Promethea, por José Torralba.
Artículo: Flashback y racconto, por José Torralba.

Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)

Compartir
Artículo anteriorZN Image Comics: Invencible #51 y siguientes
Artículo siguienteZN Héroes: una chica nueva en la supercomunidad
Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela y apasionado por el noveno arte desde que tiene uso de razón, en 2005 comenzó a colaborar en la web colectiva Zona Negativa, centrándose en la preparación de reseñas, entrevistas y crónicas de eventos relacionados con el mundo de la historieta. Estas tareas ocupan buena parte de su tiempo de ocio, junto con la redacción de artículos para las ediciones españolas de DC Comics por encargo de ECC Ediciones.

Leave a Reply

24 Comentarios en "TOM STRONG #1, de Alan Moore y Chris Sprouse"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
El crítico

La verdad es que Tom Strong está bastante bien,pero (sin leer Tomorrow Stories)creo que es la serie más floja de Moore entre las que componen America’s Best Comics.No obstante la serie va de menos más,llegando a lo mejor(de lo que me he leído,que estoy con lo de Norma)en el tercer tomo,mejorando mucho la media de la serie.

Toni Boix

¿De menos a más? Vaya, a mí me gustó más el primer tomo que el segundo. A ver si es verdad y en el tercero se invierte la evolución.

Cabecilla de los atormentadores

¿Y “Tomorrow Stories”? ¿La publicará también Norma? Creo que fueron muy poquitos números…

Ric

Estoy con Toni.

El primer tomo, mucho mejor, además de dar más imagen de unidad y de historias más extensas.

En el segundo hay mucho baile de dibujante y historias de 6-8 páginas a 3 por número, no es lo que más me atrae.

El tercero lo tengo en espera.

De cualquier manera, el dibujo de Sprousse ayuda mucho, sencillo, limpio, directo.

Toni Boix

Cuando tenga un rato recojo el guante que me has tirado, David. ¿A quién se le ocurre llevarme la contraria? 😉

fletcher

el tercer volumen es bastante bueno, no llega al nivel del primero que, a mi pareces es buenisimo, por como derrota a los malos y como se va desarrolando todo. Este tercer volumen es bastante recomendable…el segundo es verdad que me decepciono un poco. Pero, sin conocer mas que lo publicado por Norma, tengo la sensacion que Moore lo cuenta todo (el segundo volumen)por una razon, que ira desvelandose en cada uno de los episodios, como se ha visto en este tercer volumen, donde recupera algunos detalles del segundo volumen.

Fletcher!!

mivaga

Es la primera coleccion de Allan Moore que he dejado por haber perdido completamente el interés en ella. No hace falta decir mas.

David

Espero con ganas tu réplica, Toni. Espero que no me lo tengas en cuenta 😉 Por cierto, tal y como comento en las últimas líneas del artículo, coincido contigo y con Ric en cuanto a que este primer tomo raya a un nivel superior que el resto de entregas de la colección.

En cuanto a lo comentado por el crítico… a mi me resulta complicado decir qué serie de ABC es la más floja. Por mucho que las colecciones de esta línea se consideren de un modo u otro “obras menores”, podría decirse que superan con creces la media de calidad cualquier otro guionista de cómics.. Top Ten, el primer columen de La Liga de los Hombres Extraordinarios, Tomorrow Stories (no sé si la publicarán, Cabecilla de los atormentadores, pero espero que sí!), Promethea… me encantan estos tebeos!

Un saludo y gracias por los comments!

sputnik

Bueno. Para mí lo peor de Moore en ABC es la Liga… Sé que muchos la considran una obra maestra, pero a mí no me parece, narrativamete, nada del otro jueves.
Y el volumen 2 de Tom Strng es cierto que es más flojo qe el primero. Quizás porque da a impresión de no leer nada “trascendente”, sino divertidas historias cortas sin (aparentemente) mucha relación argumental entre sí…

David

Uhm… tal vez coincida contigo, Sputnik… El primer volumen de La Liga de los Hombres Extraordinarios me gustó bastante, pero el segundo fue una rotunda decepción… Dudaría entre el título que comentas o Tomorrow Stories, que presenta algún que otro bajón significativo, porque las otras tres son una auténtica maravilla…

Un saludo!

El crítico

Bueno,mejor dicho,va de más a menos entre el primero y el segundo tomo y de menos a más(superando el primero en mi oipinión) en el tercero.Y aunque me parezca la peor del sello ABC sigue siendo muy bueno,pero es que TOP 10 y Promethea,tela.

José Torralba

Estoy con Sputnik. No sé si por estar habituado a las lecturas contemporáneas, las pequeñas historias ya no me atraen. Necesito una línea argumental clara que me indique cómo empieza y hacia dónde se dirige un tebeo; algo que vertebre la narrativa. Y, especialmente, no me gusta algo de lo que Tom Strong adolece: la falta de un villano a la altura. Al principio pensé que Paul Saveen daría la talla peeeero…

En fin, que me gusta pero pienso que es demasiado disperso. Yo también lo veo lo más flojo de la línea ABC, donde tengo en la cumbre a mi querida Promethea y al primer tomo de la Liga (el segundo no me gustó nada).

Pero como siempre, esté de acuerdo o no, un artículo cojonudo.

José Torralba

David dijo: El primer volumen de La Liga de los Hombres Extraordinarios me gustó bastante, pero el segundo fue una rotunda decepción

José Torralba dijo: Yo también lo veo lo más flojo de la línea ABC, donde tengo en la cumbre a mi querida Promethea y al primer tomo de la Liga (el segundo no me gustó nada).

Conste que no te había leído, David. JEjejejejeje

Toni Boix

Pues a mí me sorprendió agradablemente Top Ten, creo que es una gran obra aunque lo aparente menos que Promethea.

Con respecto a lo que dije en su día, creo que en el primer número de Tom Strong Alan Moore pretendió hacer demasiado y, como siempre que le pasa eso, construyó una historia sin corazón.

Está claro que los referentes están ahí, pero eso no bastaba. Strong “se parecía a…”, “actuaba como…” pero todo parecía una pose. Creo que además contribuía a ello la línea argumental contemporánea, muy liviana en su tono. En ese primer número Moore atiborraba a Strong de referencias pulp (por cierto, falta mi querido Phantom por ahí), pero nos lo presentaba tan de lejos o tan fugazmente – cambiando de registro narrativo a cada salto temporal – que el personaje no llegaba, no convencía, era de cartón piedra y poco más, en absoluto emocionaba.

Ricard Clau

Yo como siempre debo ser un bicho raro, hace poco alquilé en la biblioteca el primero de La Liga de ABC y no me gustó demasiado, sin embargo he disfrutado un montón con los 2 volúmenes de Tom Strong de Norma, si bien es cierto que el primero me gustó más.

Top Ten y Promethea también me gustan mucho, y aunque Tom Strong sería la tercera, a mí me ha enganchado más que la Liga… no sé, supongo que sobre gustos… 🙂

David

Cierto, Toni, se me pasó la referencia a Phantom. en ccuanto a la afirmación de que la historia carece de corazón, no soy tan rotundo como tú, pero comprendo a dónde quieres llegar. En mi caso, el recurso empleado por Moore funcionó: captó mi atención y complicidad desde el primer momento.

Y coincidimos de nuevo, José, en tres puntos:

1.- En el discreto (por no decir directamente insatisfactorio) nivel del segundo volumen de La Liga de los Hombres Extraordinarios.

2.- En nuestra predilección por Promethea (sencillamente imprescidible).

3.- En la carencia de un villano a la altura de la colección que hoy comentamos, aunque esta circunstancia no ha impedido que considere este primer tomo como sobresaliente.

Por otra parte, disentimos en cuanto a la calidad del artículo. Para no perder la costumbre, escrito con el tiempo justo, contrarreloj (cómo entiendo a Jack Bauer…). Aunque en este caso la culpa la tienes tú. Si, si, no disimules… por culpa de tu entusiasta recomendación, se me ocurrió la “genial” idea de ponerme a ver el primer capítulo de la 1ª temporada de Dexter, al que le siguió el 2º, y el 3º… imaginate a qué hora terminé el artículo!! 😉 Aunque mentiría si dijera que no valió la pena (ya intercambiaremos impresiones).

Nada más…disculpad el ladrillazo de comentario que acabo de dejar por aquí…

Un saludo!

Ric

“Si, si, no disimules… por culpa de tu entusiasta recomendación, se me ocurrió la “genial” idea de ponerme a ver el primer capítulo de la 1ª temporada de Dexter, al que le siguió el 2º, y el 3º… imaginate a qué hora terminé el artículo!! ”

Joder, pues Dexter es una de las pocas series que me quedan por probar entre las tropezientas que ya sigo cada semana. Tengo el primer capítulo en espera, pero por lo que leo, MIEDO ME DA PONERME …

xavier

Pues por si os interesa una visión des de fuera del mundillo. Yo solo compro còmics de superheroes cuando me vienen muy recomendados y por las recomendaciones decidí comprar el primer tomo de Tom Strong y de Promethea.

El resultado es que coincido con algunos comentarios de por aquí en que Promethea me pareció mucho mejor.

Personalmente el primer tomo de Tom Strong (el único que he leído) me pareció bastante flojo, encontré la trama excesivamente predecible y repetitiva. Reconozco que seguramente es culpa mía, ya que me falta el “background” necesario en el tema para apreciar “la familiaridad, la nostalgia, y sensación de déjà vu” que comentáis.

José Torralba

Pues David… la segunda temporada está igual de bien o mejor. Para mi Dexter fue la serie revelación del año pasado, ni Heroes ni nada…

Y xavier, el gran problema que le veo a Tom Strong es que, como bien dice Toni, tiene el alma vacía. Las referencias, que están ahí, se deben emplear para construir algo; pero la referencia por la referencia y ya está no da más de sí. En teoría deberían ser un guiño o un homenaje de forma que, tanto si las descubres como si no, el tebeo dijera algo.

Por cierto, que siempre me resulta curiosa la enorme presencia de la referencia a Moriarty en los cómics de Moore. Se nota que es un referente que le gusta: Moloch, Saveen, … incluso Moriarty mismo en el primer tomo de la Liga. Algo que, por cierto, hereda Gaiman en su Estudio en esmeralda

Ric

A mí lo que comenta José Torralba respecto a referencias vacías, me recuerda al Supreme del maestro. También estaba plagado de referencias pero, construir lo que se dice construir … poca cosa … o quizá ya estaba tan lastrada la trayectoria del personaje que era difícil construir.

En cuanto al tema Dexter, para cuándo un post sobre series actuales, en general, no sobre una ni otra en concreto, porque hay tantas y tan sobresalientes que yo no doy abasto.

Aparte de las que están en las mentes de todos, The Unit?? The Tudors?? Carnivale?? (ya, ésta ya tiene unos años y está finalizada, pero era un peazo serie), Life?? (no seguís Life?? recomendación al canto), Journeyman (protagonizada por el Lucius Vorenus de Roma – muy entretenida)

José Torralba

Life está bien; aunque… poli anodino es condenado por un delito que no cometió; después de años de reclusión se descubre su inocencia y sale convertido en alguien mucho más interesante, rico debido a la indemnización y deseoso de encontrar a los que le inculparon de su crimen. Y vengarse. En el intervalo, su mujer se ha casado con otro.

Si me contaran eso pensaría que alguien intenta poner al día a cierto tipo llamado Edmond Dantes (mezclándolo con algo de House por el camino). El personaje que más me gusta es su compañera por cierto.

frog2000

Hola, lo que me preocupa es que en EEUU Tom Strong está recopilado en 6 tomos y aquí parece que sólo saldrán cinco (?).
Por otra parte, lo que queda de publicar de ABC Cómics es poquito:
-Tomorrow Stories (2 tomos)
-Terra Obscura (2 series limitadas en 2 tomos)
-lo que resta de Promethea y Tom Strong
-Tom Strong Terrific Tales (2 tomos)
También podrían recuperar el especial de Tesla Strong en el último tomo de Tom y en algún sitio el Anual de ABC Cómics y bueno, si quieren reeditar Smash The Barbarian, no estaría mal.
Saludos.

El crítico

Si viene anunciado como 5 y en América son 6 supongo que sacarán algún tomo más gordo o que sacarán los 6 al final.Por cierto,de Tomorrow Stories a ver si sacan un tomazo y se lo ventilan.Que le tengo ganas.

wpDiscuz