#ZNGames The Tomorrow Children:hemos probado la Beta

Por
0
842
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Impresiones

Como reza el título, hemos probado la beta de The Tomorrow Children, el esperadísimo juego de Q-Games, exclusivo para PS4. En esta Beta cerrada el juego ya presentaba muchos de sus aspectos jugables, así como una buena cantidad de mundos disponibles y acceso (aunque limitado) al menú de construcción. Las impresiones han sido bastante buenas y tras jugarlo durante las máximas horas posibles, os traemos nuestras primeras impresiones de este futuro exclusivo de la consola de Sony.

12513586_1549048565407136_6615281577543729739_o

Para quien no lo conozca a estas alturas, The Tomorrow Children es un multijugador con un aspecto y planteamiento rara vez visto en un videojuego. Tomaremos el control de uno de los muchos clones que el líder ha creado como mano de obra. ¿Y quién es este líder? Pues ni más ni menos que un dictador a lo Stalin que sobrevivió al fin del mundo y tomó el control de lo que quedó, que no fue mucho: el mundo se ha reducido al Vacío, una suerte de espacio indeterminado plagado de monstruos en el que se puede construir y extraer materias primas. Por lo tanto, nuestra misión es ayudar al bien común para que las ciudades prosperen y la humanidad vuelva a tener algo parecido a lo que tuvo. Dentro de este argumento de ciencia ficción tendremos que desempeñar diferentes papeles para cumplir con nuestro cometido de buen ciudadano: extraer minerales y recursos de las lejanas tierras, construir edificios y sistemas de defensa, combatir contra los monstruos que tratan de invadir la ciudad y, en general, cumplir con las normas y responsabilidades que dicta el gobierno. Para estos menesteres tendremos transportes, cantidad de objetos que podremos comprar en el mercado negro o en el oficial, herramientas y armas. Una sorprendente variedad para un juego, en apariencia tan sencillo. Aunque ya veremos que The Tomorrow Children puede parecer simple, pero no lo es en absoluto.

Lo mejor

Lo primero que nos ha gustado de esta Beta es que sin duda el juego entra por los ojos: el diseño artístico, la singular iconografía de la Rusia comunista y la banda sonora recrean un ambiente singularmente único: tanto los personajes como los objetos y los enemigos gozan de un estilo cartoon, entre la textura normal y el cell shading que hacen del apartado gráfico uno de sus puntos fuertes.

El punto de partida de la historia también nos ha gustado mucho: ese vacío que no es más que un espacio en blanco, pero dotado de vida (que de hecho puede tragarnos si nos alejamos demasiado sin un vehículo especializado), pero que a la vez es un mundo abierto. Y es que el Vacío nos traga si nos alejamos de la ciudad, pero a medida que avancemos en el juego nos daremos cuenta de que podemos llegar a las zonas de extracción de materiales por medios no del todo legales… Esto es sin duda lo que más nos ha gustado de la beta es la gran variedad y libertad. Y es que puede parecer un concepto demasiado plano, pero la realidad es que tenemos cientos de posibilidades diferentes para llevar a cabo nuestra misión. Aunque los minerales y recursos eran limitados (al menos por lo que hemos visto en la Beta) la cantidad de objetos tanto “oficiales” como en el mercado negro era bastante amplia, por lo que nuestro afán recolector se verá gratamente satisfecho.

Por otro lado, el multijugador está muy bien llevado, pudiendo transportarnos de una ciudad a otra mediante el metro (el famoso metro de Rusia parece que sobrevivió al holocausto) e interactuar con otros jugadores, apoyarnos y ayudarnos a lo largo del juego.

Lo peor

Sin duda este error debe ser cosa de la Beta, pero los tiempos de carga para ir de una ciudad a otra, para entrar en un servidor, eran literalmente eternos. Estuvimos más de diez minutos, de reloj, para acceder a un servidor. Teniendo en cuenta que estamos ante un multijugador masivo, los tiempos de espera son muy importantes (y desesperantes). Además, antes de iniciar la Beta un acuerdo de usuario nos advertía que la razón de esta Beta era, sobretodo, probar los servidores. Bien, pues no sabemos cuál era el estado de los servidores o qué se esperaban encontrar, pero funcionaban realmente mal. Aunque no había caídas de servidor, el acceso a ellos era terrible.

Por otro lado, el juego abusa de los datos. Nos sepultan bajo una cantidad de números, avisos sobre la ciudad, estado de los edificios, etc, que llega a resultar apabullantes.Decenas de mensajes que surgen en pantalla, cortando un poco el rollo y la sensación del juego. Este es un aspecto es el que, a nivel jugable, menos nos ha convencido.

Un juego diferente, aunque conocido

12513589_1549034638741862_5165704375484840723_o

En definitiva, la Beta de The Tomorrow Children nos ha convencido, y mucho. Es cierto que aún tendrán que pulirse cosas, pero la propuesta es muy interesante y se desenvuelve muy bien con la tecnología de Playstation. Un juego que puede estar llamado a convertirse en todo un clásico si se explotan sus recursos y sus propuestas.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

Notifícame
wpDiscuz