The Sandman: Un fragmento de la Eternidad

Por
166
7026
 

Edición original: 1988/1996; DC Comics y Vertigo.
Edición España: I Zinco (inconclusa); II Norma Editorial (finalizada); III Planeta (jun. 2006/–); IV Planeta/ECC Ediciones (may. 2010/mar. 2012); V ECC Ediciones (sep. 2013/jun. 2014).
Guión: Neil Gaiman.
Dibujo: VV.AA.
Entintado: VV.AA.
Tipografía: Todd Klein.
Portadas: Dave McKean.
Color: VV.AA.
Precio: 10 tomos a 17,95 € c/u (Cartoné, alrededor de 240 páginas c/u). Otras ediciones descatalogadas.

 

A finales de la década de los ochenta, un Neil Gaiman que rozaba la treintena estaba felizmente ilusionado con cómo le marchaban las cosas. Con un amplio bagaje cultural a cuestas, había ejercido como periodista y realizado sus pinitos como escritor, pero desde que leyera un número de La Cosa del Pantano y entrevistara a Alan Moore poco después, su pasión eran los cómics. Su primera gran alegría consistió en ver publicada la novela gráfica Violent Cases, cuya ejecución gráfica corría a cargo de otro joven talento rompedor, de nombre Dave McKean, con el que estaba destinado a hacer grandes cosas. Un trabajo que sin duda llamó la atención de una editora de DC llamada Karen Berger, quien tras haber crecido bajo el paraguas de Paul Levitz y haberse especializado en el cómic de terror, fue la que proporcionó al equipo su primera oportunidad –en forma de miniserie– en el mercado americano. De hecho, por proporcionar hasta dejó a Gaiman escoger el personaje central para el trabajo a condición de que no fuese excesivamente conocido. Lo que no podía imaginarse la pobre Berger es que el nombre de la protagonista elegida por el bardo de Portchester a duras penas le iba a sonar (de hecho, por la fonética lo confundió con BlackHawk Kid); un nombre que estaba destinado a estar entre los cimientos de un proyecto muchísimo mayor y que es, no por casualidad, el de Orquídea Negra.

Publicada entre finales de 1988 y principios de 1989, esta miniserie de tres números supuso todo un riesgo editorial del que nadie sabía muy bien cómo iban a escapar sus responsables. Pero vendió… y tanto que vendió. Nada extraordinariamente espectacular, pero tuvo éxito y, sobre todo, un respaldo brutal por parte de la crítica. Así fue, básicamente, como un cómic publicado “con el mismo formato que El Regreso del Caballero Oscuro pero escrito por dos don nadies –en términos del Noveno Arte– demostró, una vez más, que había espacio en este mundo para el cómic adulto. Pero también fue así como el bueno de Gaiman decidió que “quería hacer algo con el Sandman de Simon y Kirby de los setenta”. De hecho, para Orquídea Negra había escrito una escena con el Sandman clásico y otros personajes, pero al final desechó la idea y se dio por vencido. Al menos aparentemente: en lugar de reutilizar el concepto lo reinventaría, y empezó a trabajar en un proyecto mucho más personal usando apenas los nombres originales de los personajes. No con demasiada esperanza, le propuso la idea a la Berger quien, contra todo pronóstico y para sorpresa del inglés, lo llamó unas semanas después para dar luz verde al proyecto en los términos que Gaiman deseaba: “Queremos un nuevo Sandman. Conserva el nombre. El resto es todo tuyo”.

Y así, alrededor de un concepto, el guionista construyó toda una serie. Su personaje principal sería descrito inicialmente por el autor como un hombre joven, pálido y desnudo encerrado en una celda diminuta esperando a que sus captores mueran […] famélico, con largo pelo negro y unos ojos extraños. El atuendo de este ser quedó configurado a partir de su propio guardarropa y del aspecto de los kimonos japoneses y, partiendo de esa idea, Dave McKean creó los bocetos que aprobaría Berger poco después, sugiriendo de paso como dibujante a Sam Kieth. Éste fue el primer miembro de un elenco al que se sumarían Mike Dringenberg (entintador), Robbie Busch (colorista), Dave McKean (portadista) y Todd Klein (rotulista). El equipo creativo cambiaría pronto (en el número #3, con la partida de Kieth y su sustitución por el propio Dringenberg) y cambiaría mucho más después, pero siempre se mantuvieron tanto Gaiman como un McKean que tuvo que convencer a la editora de que no era preciso que el protagonista apareciera en todas y cada una de las portadas. Bastaba con transmitir las ideas y las emociones adecuadas.

Sea como fuere, y después de un debut que bordeó el año 1989 y que Gaiman calificó como “complicado”, la serie se convirtió en un absoluto bombazo. Vendía como ninguna otra de su categoría, fue la abanderada de numerosos movimientos góticos que hicieron de ella su emblema, la mitad de sus lectores eran mujeres –muchas de ellas, veinteañeras– y gran parte de su público no leía ningún otro cómic. A nivel teórico, la crítica, ni que decir tiene, se rindió a sus pies, y la colección obtuvo tres veces el Eisner a la mejor serie regular y cuatro el de mejor guionista (entre otros)… su número #19 (El sueño de una noche de verano) llegó a ganar el Word Fantasy Award en 1991 a la mejor historia corta de ficción, provocando un pequeño terremoto en el terreno de la bases del premio. Y a nivel editorial, The Sandman contribuyó en no poca media a la consolidación del sello Vertigo, embarcándose en el mismo desde el Universo DC en su número #47, generando numerosas obras derivadas y conformando un imaginario ficcional que mediatizó la línea durante años. Finalmente, en 1996 Gaiman dejaría cerrada la serie en su número #75 y obtendría de DC el compromiso de no usar ni continuar al personaje principal en ningún otro cómic, siempre y cuando no lo escribiera él, claro. Para justificar el cierre, Gaiman diría: “¿Podría hacer otros cinco números de Sandman? Por supuesto. ¿Y podría mirarme al espejo felizmente? No. ¿Es la hora de parar por haber alcanzado ya el final? Sí, y creo que prefiero dejarlo mientras aún estoy enamorado”. Dejarlo en lo más alto es algo que, sin duda, sólo hacen los más grandes y los que pueden permitírselo; y si bien en DC Comics pensaron que estaban matando a la gallina de los huevos de oro, la ingente cantidad de material derivado en el mercado les aseguraba una entrada de dividendos constante. He aquí una pequeña muestra del mismo (el asterisco indica obras con guión de Gaiman):

  • (*) La Canción de Orfeo (1991). Contiene Sandman Especial # 1: The Song of Orfeo USA. Dibujado por Bryan Talbot.
  • (*) Muerte: El Alto Coste de la Vida (1993). Dibujado por Chris Bachalo, Mark Buckingham y Dave McKean. Miniserie de 3 números.
  • Witchcraft (1993). Miniserie de tres números centrada en las tres brujas (las Furias romanas, las Erinias giegas) que aparecen en The Sandman. Conoció una secuela en 1998, Witchcraft: La Terreur.
  • (*) Sandman Midnight Theatre (1995). Con guión de Neil Gaiman y Matt Wagner, y con Teddy Kristiansen ocupándose de la parte artística, esta obra autoconclusiva relata el encuentro entre Wesley Dodds (el Sandman original de DC, reimaginado en The Sandman Mystery Theatre), y Lord Morpheus.
  • (*) Muerte: lo mejor de tu vida (1996). Dibujada por Chris Bachalo, Mark Buckingham y Jeff Jones. Miniserie de 3 números.
  • The Dreaming (1996-2001). Serie mensual de 60 números cuyo eje central son historias relacionadas con el Reino del Sueño, con Kaitlin R. Kiernan como guionista principal y con la colaboración de Dave McKean. Aunque Gaiman llegó a un acuerdo con DC para que The Sandman no conociera ningún tipo de secuela al tiempo que Los Eternos no fueran usados sin su permiso, la serie presenta ocasionalmente los cameos de algunos de ellos, incluyendo a Sueño (Morfeo y Daniel), Muerte, Destino o Deseo.
  • (*) Sandman Dust Covers (1997). Recopilación de portadas e historia corta.
  • (*) Sandman: Cazadores de sueños (2000). Novela corta escrita por Neil Gaiman, con ilustraciones a cargo de Yoshitaka Amano. A finales de 2008 fue adaptada al cómic por P. Craig Russell en una miniserie de cuatro entregas.
  • Dead Boy Detectives (2001). Miniserie de 4 números encuadrada dentro de los especiales The Sandman Presents, guionizada por Ed Brubaker y puesta en imágenes por Bryan Talbot y Steve Leialoha.
  • (*) Noches Eternas (2003). Dibujado por Glenn Fabry, Milo Manara, Miguelanxo Prado, Frank Quitely, P. Craig Russell, Bill Sienkiewicz y Barron Stoney. Recopilación de historias cortas, cada una dedicada a uno de los Eternos.
  • The Sandman presenta: A las puertas de la Muerte (2004). Por Jill Thomson. Historia de Muerte en clave de manga. Ha conocido una secuela: Los detectives muertos.
  • (*) The Sandman: Overture (2013). Miniserie de seis números anunciada en la SDCC 2012 y a publicar en 2013. Dibujada por J.H. Williams III y guionizada por el propio Gaiman, esta obra contará –con motivo del 25º aniversario del comienzo de la colección– los quehaceres de Morfeo justo antes de ser atrapado en el The Sandman #1. Nos os perdáis la reseña del primer número a cargo de Sergio Aguirre y Enrique Ríos.
  • Otros. The Sandman: Book of Dreams; Lucifer (serie regular relacionada); Destiny: A Chronicle of Deaths Foretold (en referencia al libro de Gabriel García Márquez); numerosos especiales The Sandman Presents; etc. Si estáis interesados en conocer todos los spin offs, sólo tenéis que seguir el enlace.

En cualquier caso, sería faltar a la realidad decir que la peripecia editorial de The Sandman acabó en 1996; allí sólo acabaron las historias mensuales del “arenero”. No sólo, como hemos dicho, por la multitud de historias derivadas y su influencia entre las que no lo eran, sino también porque la obra ha estado vigente todo este tiempo a través de diversos recopilatorios. Tradicionalmente, la así llamada Biblioteca The Sandman ha estado compuesta por diez recopilatorios disponibles tanto en rústica como en cartoné que sirvieron, durante años, para que las nuevas generaciones accedieran fácilmente a la obra. A partir de 2006, y en el mercado anglosajón, esta edición se vio desplazada por otra de lujo, con materiales restaurados y en formato Absolute (de mayor tamaño), que ofreció la serie en tan sólo cuatro volúmenes; si bien, en 2010, se han vuelto a reciclar estos materiales mejorados en una nueva Biblioteca The Sandman que sigue el orden de recopilación primigenio. De postre, también está disponible una versión anotada de la obra en formato cuadrado y con las páginas en blanco y negro. Sea como fuere, el orden original de los recopilatorios (aplicable a la edición autóctona, como veremos ahora mismo) es el que sigue:

  • Preludios y Nocturnos. Contiene The Sandman #1-7 USA. Dibujada por Sam Kieth, Dringenberg, Malcom Jones III.
  • La Casa de Muñecas. Contiene The Sandman #8-16 USA. Dibujada por Mike Dringenberg, Chris Bachalo, Michael Zulli y Steve Parkhouse.
  • País de Sueños. Contiene The Sandman #17-20 USA. Dibujada por Kelley Jones, Charles Vess y Coleen Doran.
  • Estación de Nieblas. Contiene The Sandman #21-28 USA. Dibujada por Kelley Jones, Mike Dringerberg, Malcom Jones III, Matt Wagner, George Pratt y P. Craig Russel.
  • Un juego de ti. Contiene The Sandman #32-37 USA. Dibujada por Bryan Talbot, Shawn Mcmanus, George Pratt, Colleen Doran.
  • Fábulas y Reflejos. Contiene The Sandman #29-31, 38-40, 50 y The Sandman Special #1 USA. Dibujada por Kent Williams, P. Craig Russell, Mark Buckingham, Dick Giordano, Bryan Talbot, Jill Thompson, John Watkiss, Shawn Mcmanus, Stan Woch, Duncan Eagleson y Vince Locke.
  • Vidas Breves. Contiene The Sandman #41-49, aparte del especial The Sandman Gallery USA. Dibujada por Jill Thomson.
  • El Fin de los Mundos. Contiene The Sandman #51-56 USA. Dibujado por Steve Leialoha, Bryan Talbot, John Watkiss, Michael Zulli, Shea Anton Pensa, Michael Allred, Alec Stevens y Tony Harris.
  • Las Benévolas. Contiene The Sandman #57-69 y Vertigo Jam I USA. Dibujada por Richard Case, Charles Vess, Kevin Nowlan, Teddy Kristiansen, Dean Ormston, Marc Hempel, D’israeli y Glyn Dillon.
  • El Velatorio. Contiene The Sandman #70-75 USA. Dibujado por Charles Vess, Jon J. Muth, Michael Zulli.

Por su parte, en el mercado español la primera editorial que introdujo The Sandman en nuestro país fue Zinco, que dejó la serie inconclusa a falta de dos arcos argumentales: Las Benévolas, y El Velatorio. Tras Zinco vendría Norma Editorial, primera casa que completó la publicación de la serie en España. Inicialmente publicada en prestigios, Norma reeditaría después toda la serie en dos formatos: rústica (cuyos números caían con cuentagotas), y cartoné en el contexto de una Biblioteca The Sandman propia cuyos ejemplares aparecieron a una velocidad mucho mayor. Sólo en el último mes que Norma ejerció los derechos de DC Comics en España se publicaron los cuatro últimos números de la Biblioteca The Sandman (y de su edición paralela en rústica), así como dos especiales dedicados a uno de los personajes más populares de la serie: su hermana Muerte (reeditados después por Planeta en 2007 y rescatados por ECC Ediciones en marzo de 2012, mediante una edición continuista con la de siete lujosos tomos).

Volviendo a la serie principal, y ya en Planeta DeAgostini, la obra de Gaiman fue lanzada de nuevo a partir de junio de 2006 en un formato más popular: una serie regular mensual con dos números USA por entrega patria que fue cancelada por bajas ventas en diciembre de 2007 (para disgusto de sus seguidores). Desde entonces, la serie desapareció del mercado patrio excepto por las ventas de segunda mano y las adquisiciones en librerías con buen fondo que aún tenían disponibles los tomos de Norma. Por su parte, y durante casi tres años, Planeta amagó con reeditar la colección, pero los rumores siempre quedaban en nada. Y así hasta que, finalmente, se anunció por parte de la editorial la reedición completa de la obra en siete volúmenes (uno por Eterno), incluyendo la excepcional guía de lectura The Sandman Companion y adjuntando todo lo que Gaiman escribió sobre los Eternos como complemento (excepto la miniserie de seis números de 2013). Todo ello en un formato de lujo con proporciones de comic book, realizado a partir de los materiales de la reedición americana en Absolutes y distribuido como sigue:

  • Tomo I: Sueño. The Sandman #1-16. Mayo 2010. El título del tomo se justifica porque The Sandman es Sueño y éste es el arranque de su historia: Morfeo recobra la libertad, reúne sus objetos de poder, se reencuentra con su hermana y pone orden en casa.
  • Tomo II: Deseo. The Sandman #17-28. Septiembre 2010. Tanto como por el motor de la trama –el Eterno mentado– como por el motivo subyacente en ella (el interés de Morfeo por liberar a su antiguo y deseado amor) podría justificarse el título de este libro. Motivo que también se hace extensivo, por cierto, a las historias autoconclusivas recogidas.
  • Tomo III: Delirio. The Sandman #29-39, Vertigo Winter’s Edge 1 y Sandman Midnight Theatre. Noviembre 2010. La absoluta lisergia de tintes psicoanalíticos del arco constituye suficiente fundamento para atribuir este volumen a la más desquiciada de los Eternos.
  • Tomo IV: Destrucción. The Sandman #40-49, Vertigo Winter’s Edge 3, Vertigo Preview #1 y Sandman Special. Diciembre 2010. Centrada casi exclusivamente en la búsqueda del hermano perdido que da nombre a esta entrega.
  • Tomo V: Desesperación. The Sandman #50-56 y The Sandman: Dream Hunters (1). Enero 2011. Varios personajes en una posada, sin poder salir y contando historias para sobrellevar la desesperación.
  • Tomo VI: Destino. The Sandman #57-69, The Sandman: Dream Hunters (2) y Vertigo Jam. Marzo 2011. El título del libro vendría justificado porque aquí las líneas argumentales y los personajes que han ido apareciendo a lo largo de la serie confluyen y encuentran su… bueno… destino.
  • Tomo VII: Muerte. The Sandman #70-75 y Endless Night. Abril 2011. La Muerte como final de todas las cosas… incluyendo la de la propia colección.
  • Tomo VIII: Infinito. Reedición homogénea de El alto coste de la vida y Lo mejor de tu vida (más otras historias cortas del personaje) publicada por ECC Ediciones en un volumen de 296 páginas y precio reducido de 24,95 €.

La edición del primer volumen de la colección, publicado con ocasión del Salón de Barcelona ’10, permite observar que Planeta se esmeró al máximo. El tomo, enormemente atractivo a la vista, posee una resistente encuadernación en cartoné y una cubierta negra, de tres piezas, recubierta de guaflex (lo que le da un aspecto similar al cuero). La imagen de libro antiguo se remata con unas sencillas letras grabadas en oro y otros motivos sin dorar, así como por nervios ornamentales en el lomo y por una guía de páginas en tela dorada. Para completar el aspecto externo de la edición, se optó por una original faja vertical en la trasera para ocultar una llave en grabado y sin dorar. De diez. ¿Y el interior? Pues sencillamente alucinante… los contenidos apabullarían a cualquiera: índice, introducción a cargo de Paul Levitz, portadas originales que preceden cada número USA, materiales absolute (el recoloreado se nota enormemente, aunque la práctica en sí resulte controvertida) y, tras los dieciséis números recopilados, no sólo los capítulos del Companion dedicados a los dos arcos que acabamos de leer sino también la propuesta original de la colección, bocetos y las introducciones (y epílogos) que escribió Gaiman para otras ediciones.

Antes Después

Además, esta publicación de The Sandman no fue coedición. Todos los textos fueron traducidos, retocados, maquetados con la perspectiva correcta y rotulados para adaptar todas la variaciones del original anglosajón. Si a eso se le suma una traducción correcta y ajustada –leída entera sin problemas, comparada con el inglés de forma aleatoria para esta revisión– tenemos una edición a la que, peros, sólo se le pueden poner dos (y siendo muy estricto): que la introducción de Levitz se lee regular por la combinación del color de la tipografía de la letra y el del fondo, y que la fuente escogida para Morfeo es ligeramente más redonda que la original (que tenía trazos más violentos y rectos). Pero hay que ser justos: con este Sueño Planeta no sólo consiguió la mejor edición que se ha hecho de The Sandman en nuestro país (e incluso fuera de él) sino, probablemente, una de las mejores que pueden hacerse y que se harán. La espera fue desesperante pero, a juzgar por lo leído, valió mucho la pena.

En cualquier caso, con el paso de los derechos de DC Comics a ECC Ediciones, esta edición quedó descatalogada. En su lugar, a partir de septiembre de 2013, la nueva editorial comenzó una edición de cero de la obra. Diez tomos en cartoné (la recopilación clásica americana, idéntica a la de Norma aunque recoloreada) a 17,95 € cada uno, con cadencia mensual y sin los extras y contenidos complementarios (Noches Eternas, Cazadores de Sueños, Sandman Midnight Theatre, The Sandman Companion, etc.) de la edición de Planeta DeAgostini. ¿Un paso atrás, tal vez?

Ya para terminar esta larga sección, cabe destacar que el mundo del cine siempre ha mirado The Sandman de manera favorable, si bien los proyectos de adaptación se han visto truncados por uno u otro motivo hasta la fecha. Durante un tiempo se barajó la posibilidad de que Roger Avary dirigiese una adaptación de los dos primeros arcos argumentales (Preludios y nocturnos y La casa de muñecas) en un proyecto inspirado visualmente por el trabajo del animador Jan Švankmajer. Diferencias creativas con el productor de la cinta (el mismo Jon Peters al que Kevin Smith hiciera famoso en una de sus conferencias) llevaron a Avary a abandonar la producción, aunque la buena relación que forjó con Neil Gaiman durante su desarrollo preliminar permitió que ambos participaran después en el guión de Beowulf. A partir de ahí, la hipotética película sufrió mil y una reescrituras, y a propósito de una de ellas el propio Gaiman diría que no sólo “era el peor guión de The Sandman que había leído jamás sino, sencillamente, el peor guión que había leído jamás” (así, a secas). En 2007, Gaiman –que viene trabajando desde hace tiempo en la adaptación de Muerte a la gran pantalla– comentó que “preferiría que no se hiciera una adaptación de The Sandman a que se hiciera una mala película de The Sandman, pero que en cualquier caso sentía que el momento para la adaptación estaba cerca, y que necesitarían a alguien con la misma obsesión por el material original que el que tuvo Peter Jackson con El Señor de los Anillos o Sam Raimi con Spiderman. ¡Le deseamos mucha suerte, Mr. Gaiman!

Argumento y antecedentes breves

The Sandman es, reduciendo las más de dos mil páginas de la serie a un suspiro, la crónica de las relaciones de una familia disfuncional muy particular: la de los Eternos (The Endless), representaciones de los principios básicos y fundamentales del Universo que nacieron en el alba de los tiempos y que perecerán cuando el fin de la existencia se precipite. Están por encima de criaturas, de planetas, de galaxias e incluso de dioses, y son siete hermanos: Destino (Destiny), Muerte (Death), Sueño (Dream), Destrucción (Destruction), Deseo (Desire), Desesperación (Despair) y Delirio (Delirium). El relato que cuenta Gaiman –una de las epopeyas más sugerentes, poéticas, estimulantes y líricas de finales del siglo XX– es la historia de uno de ellos: Sueño, también conocido como Morfeo, Oneiros, Cai’Ckul o The Sandman (literalmente el arenero, por el mito anglosajón acerca del ente que crea las imágenes oníricas derramando puñados de arena en los ojos de las personas dormidas).

Los Eternos

Más allá de este preámbulo, el mejor resumen que podemos hacer de la obra es el que hizo el propio autor cuando le preguntaron al respecto (famoso y repetido, pero no por ello menos oportuno e ingenioso): “El rey de los sueños comprende que uno debe cambiar o morir y, entonces, toma su decisión”. No seré valiente ni me atreveré aquí a hacer otra sinopsis distinta, ya que ésta es absolutamente perfecta como punto de partida para nuestro análisis.

Los Eternos

“Los Eternos son sólo patrones. Los Eternos son ideas. Los Eternos son funciones de onda. Los Eternos son motivos recursivos. Los Eternos son ecos de la oscuridad, y nada más… E incluso nuestras existencias son breves y están encadenadas. Ninguno de nosotros durará más que esta versión del Universo”. Esta descripción de los Eternos, puesta en boca de Destrucción en The Sandman #48 por Neil Gaiman, ejemplifica a la perfección lo que son los Eternos: seres que corporeizan –y son al mismo tiempo– los distintos aspectos de nuestra realidad; seres que el propio Gaiman ideó, ante su incapacidad consciente para escribir material superheroico, de forma que le resultaran familiares a los lectores habituales de cómics sin ser, en realidad, superhéroes propiamente dichos. Una especie de tour de force creativo en el que el guionista quería, además, retarse a escribir historias sobre entidades que iban más allá de lo superheroico… entidades sin debilidades; entidades todopoderosas; entidades eternas.

Como resultado de estos pensamientos, e inspirándose en la novela El Señor de la Luz de Roger Zelazny, el británico partió de la base de tres hermanos –Death, Sleep y Destiny, éste último creado previamente por Marv Wolfman– que pronto se convertirían en Death (Muerte), Dream (Sueño) y Destiny (Destino) para pasar, con el tiempo, a constituir un panteón de siete entidades cuyos nombres comenzaban todos –en inglés– por la letra “D”. ¿Pero, quiénes son estos seres? Eso es lo que vamos a averiguar en esta sección…

Sueño. Protagonista indiscutible de toda la colección, tercero de los siete hermanos y Señor del Sueño, Lord Morfeo –sólo uno de sus muchos nombres– suele tomar la apariencia de un hombre pálido, alto, delgado y moreno, de ojos oscuros sin pupilas en los que a veces refulge la luz, y que viste con ropajes negros como la noche. A nivel emocional es taciturno, insensible, estricto y a veces hasta cruel, aunque tiene un gran sentido del deber, del honor y de la justicia. Se le conocen pocos amigos, tiene poderosos enemigos y su yelmo de batalla (y símbolo) está hecho de la calavera y la espina dorsal de un antiguo dios (semejante a una máscara de gas, lo que supone todo un guiño al Sandman de Gardner Fox). En su gestación influyeron de Oliver Sacks a Peter Murphy, pasando por El Fantasma Errante de DC o la novela The Dream Master. Una curiosidad: siempre que habla en el cómic, lo hace con una característica tipografía blanca sobre bocadillo de fondo negro.

Muerte. La segunda de los siete Eternos en edad y Señora de la Muerte es una encantadora muchacha pálida, delgada y morena que suele vestir de manera informal, y cuyas particularidades más reseñables son portar un Ankh de plata en todo momento y tener perfilado el ojo derecho como si del Ojo de Horus se tratase. Dulce, sensible, simpatiquísima y muy franca, es el segundo personaje con más importancia dentro de la colección y la favorita de un Gaiman que le dedicó dos espléndidas miniseries. Curiosidades: originalmente iba a ser de sexo masculino, y su aspecto visual es íntegramente mérito de Mike Dringenberg. En realidad, en el guión original de Gaiman debía parecerse a la estrella de rock Nico tal y como aparecía en la portada del disco Chelsea Girl, pero Dringenberg hizo de ella la viva imagen de una conocida suya de la que sólo conocemos el nombre: Cinnamon (sí, Canela). Otra: Cada vez que piensa en usarla, Gaiman se asegura de la necesidad de su aparición recordando al Marlon Brando del Superman de Richard Donner (1978) y preguntándose si pagaría cuatro millones de dólares sólo por la presencia del personaje en un puñado de viñetas. No es para menos.

Deseo. Delgada, bellísima, cruel, maquiavélica y andrógina, Deseo fue concebida por Gaiman para que los hombres nos refiriésemos a ella como mujer y las mujeres creyeran que estaban ante un hombre. Así, la quinta de los siete Eternos, gemela de Desesperación, funciona por regla general como la antagonista principal –aunque sutil– de la colección en base a la rivalidad que mantiene de forma unilateral con su hermano Sueño, al que no deja de hostigar emocionalmente cuando la ocasión se le presenta. Su símbolo es un corazón rosa de cristal y, precisamente por su condición de villana, Gaiman señaló que en una hipótetica revisión de la historia con ella de protagonista sería su hermano el que nos caería mal. ¿Influencias reconocidas? Pues nada más y nada menos que dos: el trabajo de corte Art Deco de Patrick Nagel (tremendamente evidente) y la cantante Annie Lennox.

Desesperación. La Señora de la Desesperación es representada en The Sandman como si se tratara de la antigua diosa Tierra (versión Venus de Willendorf); es decir, como una mujer obesa, desnuda y por lo general sentada. En su primera encarnación era algo más alta y lucía intrincados tatuajes, pero en su segunda forma –la que vemos durante la mayor parte de la obra– esos atributos desaparecen. Psicológicamente es fría, callada e inteligente, y posee la manía malsana de herir su piel gris con un pequeño garfio incorporado al anillo que le sirve de símbolo. De horrible dentadura y con una tipografía a base de letras onduladas e irregulares (casi siempre), la sexta de los siete Eternos se basó gráficamente en un raro libro de fotografías en posesión de Gaiman, y su aspecto fue muy bien recibido por una Jill Thompson cansada de las formas apolíneas de los superhéroes convencionales.

Destrucción. Alto, robusto, pelirrojo y a veces con una pequeña barba, el cuarto de los Eternos era la encarnación de la mismísima Destrucción hasta que decidió rebelarse y abdicar de sus funciones. Desde entonces se dedica a vagar por la creación emprendiendo proyectos constructivos con mucha pasión y poco talento, para desgracia de unos hermanos que se refieren siempre a él como “El Pródigo” o “El Hermano” en señal de su ausencia. Como detalles significativos tenemos su símbolo –la espada–, los bocadillos con borde grueso a través de los que se expresa y su semejanza buscada con el actor Brian Blessed, conocido por hacer de Ricardo IV en la mítica serie La Víbora Negra, de Augusto en Yo, Claudio y de Príncipe Vultan en Flash Gordon.

Destino. El mayor de todos los Eternos es un hombre ciego que viste una túnica con capucha de un color que oscila entre el gris, el marrón y el púrpura. Encadenado por siempre a un Libro que nunca para de leer en sus hermosos jardines, y que contiene todas las cosas que pasaron, pasan y pasarán hasta el fin de los días –y que es, a su vez, su símbolo– suele ser parco en palabras; palabras que, cuando son pronunciadas, suelen ser metafóricas y de difícil interpretación (además de ir siempre en cursiva). Su primera aparición en el mundo del cómic data nada más y nada menos que de 1972, y sucedió en el primer número de la cabecera Weird Mystery Tales. Su propiedad intelectual, por tanto, recae en Marv Wolfman y Bernie Wrightson, y no en un Gaiman que simplemente se limitó a reutilizarlo sin apenas cambios sobre la caracterización original. Una curiosidad: posee su propia miniserie.

Delirio. La más joven de los Eternos se llamaba originalmente Placer (Delight, en inglés) hasta que un suceso traumático la convirtió en Delirio, una chica joven, de múltiple color de pelo, con mirada ausente y de comportamiento excéntrico y bipolar. Va vestida siempre con una ropa descuidada y colorista, sus apariciones suelen ir acompañadas de poperos destellos de color (que operan también a modo de símbolo), sus palabras rara vez tienen sentido (algo expresado a nivel tipográfico con fuentes variables) y su única característica permanente es el color de sus ojos: uno verde esmeralda y el otro azul grisáceo (en alternancia entre derecho e izquierdo). Para crearla, Gaiman se basó tanto en una foto inespecífica que le llamó la atención como en Kathy Acker o Tanaqui C. Weaver (una estudiante de Oxford), si bien el parecido con Tori Amos (a quien Gaiman no conoció hasta años más tarde) es más que evidente. No obstante, Gaiman admite que también hay mucho de Jill Thompson –la profesional que más la ha dibujado– e incluso de sí mismo en el personaje.

Gaiman sobre su obra

Sobre sus ambiciones: “Hice a Sandman tan viejo como el universo porque eso me daba todo el tiempo y el espacio para jugar. E hice de él la encarnación de los sueños y las historias porque eso me daba el marco para contar, virtualmente, cualquier tipo de historia”.

Sobre los libros: “Siempre llevaba libros. Mis padres me registraban antes de ir a una reunión familiar, como una boda o un bar mitzvah, porque asumían que tenía un libro por alguna parte. Y llevaban razón; generalmente pasaba el día debajo de una mesa leyendo”. “Mi gran sueño cuando tenía diez años era viajar a un universo paralelo exactamente como el nuestro, sólo que en ese otro universo nadie habría escrito nunca El Señor de los Anillos. Así que yo llevaría mi ejemplar, encontraría a alguien que la copiase manuscrita, enviaría las páginas a una editorial y entonces sería reconocido como el autor de El Señor de los Anillos sin trabajar absolutamente nada”.

Sobre los cómics: “[Volví a ilusionarme por los cómics] a través del maravilloso trabajo de Alan Moore en La Cosa del Pantano. En 1984, mientras esperaba en la estación Victoria, me fijé en un nuevo quiosco con pilas de cómics, y La Cosa del Pantano #25 [El sueño de la razón, cuyo título homenajearía en The Sandman #1, El sueño de los justos] captó mi atención. No pensé en comprarlo, pero lo leí allí, parado y flipando. Y mientras lo hacía, empecé a pensar ‘esto es realmente bueno, pero no lo puede ser porque los cómics no son buenos’. Al mes siguiente estaba en la estación Victoria otra vez, y cogí La Cosa del Pantano #26, y otra vez lo leí allí parado en el quiosco, y otra vez empecé a pensar ‘está realmente bien escrito, pero no sé…’ y lo volví a dejar en su sitio. Un par de meses después volví al quiosco, pero un proceso erosivo debía de haber tenido lugar silenciosamente sobre mis barreras mentales, porque cuando vi La Cosa del Pantano #28 simplemente lo compré y lo leí en el vagón, cuidadosamente”.

Sobre las portadas: “La primera portada de The Sandman fue la más emocionante de todas. Dave sugirió las estanterías a ambos lados (algo que recuerdo vagamente que estaba inspirado en el póster de El vientre del arquitecto, de Peter Greenaway), y juntos asaltamos Covent Garden buscando cosas que poner en los estantes; fue allí donde Dave encontró el reloj de arena, el Buda y el gato negro. The Gates of Dawn [Las puertas del alba] fue publicado por Mills and Boon, famosos en todo el Imperio Británico por sus libros románticos, y Dave borró cuidadosamente sus nombres del lomo, para que la gente no se tomara The Sandman como un romance. La imagen de Sandman en la portada fue inspirada por Peter Murphy, el ex vocalista de Bauhaus y modelo de las cintas Maxell, porque cuando el dibujante Mike Dringenberg vio los bocetos originales para el personaje dijo ‘es igualito que Peter Murphy’; y todos nos sentimos muy aliviados de que se pareciera a alguien. Las primeros ocho portadas fueron concebidas como una galería de retratos”.


Sobre la censura: “En The Sandman #64 finalmente obtuvimos permiso para usar la palabra fuck [joder]. Había incluido la palabra en algunos guiones previos, pero nunca llegó a aparecer publicada; algo desafortunado, porque solamente la ponía cuando sentía que era importante para la historia. Así que empecé una pequeña campaña diciendo algo así como ‘esto es ridículo, hay escenas en las que necesito usar este tipo de lenguaje’. Tomó su tiempo, pero al final yo y otros guionistas de Vertigo conseguimos el derecho de usar la palabra que empieza por efe”.

Sobre la continuidad: “Cuando estaba trabajando en The Sandman, recordaba todos los números, a todas horas; viñeta por viñeta, línea por línea, palabra por palabra. También recordaba de dónde venía todo, quién era cada uno, qué historias había contado sobre cada personaje y cuáles tenía pensado contar. Almacenaba todo ese material en mi cabeza, cargado en la RAM de mi cerebro” […] “Una de las cosas que me encanta de escribir novelas es que si estoy en la página 130 y de repente me doy cuenta de que habría necesitado incluir una pistola en el cajón de un escritorio en la página 20, puedo volver e insertar la pistola, y cuando el libro sea publicado, los lectores asumirán que esa pistola estuvo siempre en el cajón de la página 20. Pero si decido en el número #40 de una serie regular que necesito una pistola en el cajón del número 20, estoy jodido”.

Sobre el debut: “Siempre me tomé The Sandman en serio. En muchos sentidos, trabajé más duro en los primeros ocho números de la serie que en cualquiera de los demás. Pasé cerca de seis meses escribiendo el The Sandman #1. Fue un trabajo muy, muy duro. Pero, al mismo tiempo, inicialmente vi The Sandman como un modo de poner mi granito de arena en el cómic […] The Sandman era, simplemente, mi cómic mensual. E iba a hacer cualquier cosa que funcionase, a pasármelo bien y a experimentar. Y empecé explorando géneros. Por ejemplo, el primer número estaba diseñado a la medida de las clásicas historias de terror inglesas, como las escritas por Dennis Wheatley.

Sobre encontrar la propia voz: “Con The Sandman #6 fue la primera vez que intenté romper todas las reglas de lo que se había hecho en los cómics hasta la fecha; ir tan lejos como pudiera. En esa historia, un pequeño puñado de personas eran torturadas hasta la muerte durante veinticuatro horas. Un montón de lectores dejaron de comprar The Sandman después del número #6 y no volvieron en años, hasta que les comentaron que era seguro […] El número #6 fue además muy importante para mí porque fue la primera vez que me di cuenta a un nivel emocional, no sólo intelectual, de que estaba escribiendo una historia sobre historias […] Me sentí como si estuviese adoptando el papel de Colón, diciendo ‘creo que hay tierra allí, hacia el oeste. Voy a adelantarme a ver si puedo encontrarla'”.

Sobre la forma de escribir: “A veces construyo una escena tal y como el lector la ve, viñeta a viñeta. A veces escribo una conversación entera que tiene lugar en una escena, y entonces vuelvo atrás y rompo el diálogo en dibujos y viñetas. Y a veces simplemente no sé lo que va a pasar en una escena, así que primero la trabajo intuitivamente dibujando viñetas con pequeñas figuras, y entonces convierto esos bocetos iniciales en descripciones y diálogos completamente desarrollados […] A menudo pienso en los cómics como canciones. Estás mirando su ritmo. Y una de las cosas que consigues en los cómics y que nunca consigues con la prosa –o casi nunca, ya que es mucho más difícil en la prosa– es el ritmo de una secuencia de viñetas. Las viñetas controlan la cadencia, y nos ayudan a ver cómo los sucesos ocurren en el tiempo. No sé cómo se podría hacer una cosa comparable en prosa y conseguir ese impacto”.

Análisis conceptual

Todo empieza con un fracaso… en el primer número de The Sandman observamos cómo una logia ocultista que intenta atrapar a la Muerte para vencerla, captura por error a su hermano, Sueño. Encerrado durante aproximadamente un siglo y abandonado a una introspección forzosa, logra por fin librarse y vengarse de sus captores en las postrimerías del milenio; pero durante ese tiempo, breve y ridículo para él, han ocurrido dos circunstancias fundamentales: ha tenido tiempo de pensar en los grandes errores de su existencia y, al mismo tiempo, su reino se ha desequilibrado por su ausencia, quedando totalmente devastado. Así pues, las líneas argumentales que Gaiman desarrolla a lo largo de la obra se van a centrar en tres puntos cardinales: la recuperación de su poder y la reconstrucción de su reino; el enfrentamiento del personaje con errores de su pasado y una serie de relatos breves que, bien complementan o introducen motivos para las dos primeras líneas, bien intentan desarrollar historias que permitan al lector aprehender un concepto que a todos se nos escapa, y que no es otro que la propia Eternidad.

Al primero de ellos se dedican básicamente los dos primeros arcos argumentales: si en Preludios y Nocturnos asistimos a cómo Morfeo recupera su antiguo poder, en La Casa de Muñecas nuestro protagonista debe afrontar varias de las consecuencias de su larga ausencia. La mayor parte de estos números están construidos en forma de relatos sobrenaturales (o directamente atribuibles al género del terror) y pareciera como si el concepto general de la serie no estuviera asentado. En efecto, la sombra de Clive Baker –y, en menor medida, la de Stephen King– planea a lo largo de estos volúmenes a través de la introducción de personajes como El Dr. Destino o El Corintio. Y, al mismo tiempo, es aquí también donde vemos una introducción muy acusada de la obra de Gaiman en la continuidad del Universo DC: El Espantapájaros, John Constantine, el Sandman clásico, el citado Doctor, los Caín y Abel de The House of Mystery y The House of Secrets, etc. Diríase que el autor no había encontrado todavía el tono lírico y épico que marcaría después la obra, aunque éste sí queda apuntado en el viaje al Infierno (esa espectacular salida de Morfeo con los demonios apartándose tras habérsele recordado que todos sueñan con el cielo) y en el motor principal de La Casa de Muñecas; es decir, la búsqueda del vórtice que amenaza al Reino del Sueño. Lo más destacable de esta “etapa” es la introducción paulatina de secundarios (Nada, Muerte) que cobrarán gran importancia en el futuro.

El segundo punto del que hablábamos, el enfrentamiento del personaje con los errores del pasado y la necesidad de solucionarlos, es el argumento principal de la serie: la justifica, le da sentido y sólo se explica al final de la obra. Se desarrolla básicamente en Estación de Nieblas, Vidas Breves, Las Benévolas y El Velatorio; unas tramas en las que se concentra toda la épica de The Sandman, así como la relación de Sueño con sus seis hermanos y con otras entidades cosmogónicas, como Lucifer o diversas deidades mitológicas. Porque The Sandman es una obra que resulta tan profusa en referencias como rica en planos de lectura, pero me atrevería a decir que el origen de su inmortalidad, lo que la ha hecho llegar al corazón y la mente de miles de lectores, es ese subtexto oculto que se desarrolla en estos arcos y que, en el fondo, supone lo que conecta a un ser tan distante como Morfeo con un simple mortal: el cambio… la esperanza no es, en realidad, sino la fe en que un cambio, por diminuto o grande que sea, es posible. Ya lo decía el propio Gaiman en la cita que hemos referido en el apartado argumental: “El rey de los sueños comprende que uno debe cambiar o morir y entonces toma su decisión”, y ése y no otro es el núcleo de una obra que abarca más de dos mil páginas. En efecto, la capacidad del trabajo del inglés para conectar con sus lectores reside en que todos –desde una entidad todopoderosa a una hormiga diminuta– cometemos errores en nuestras vidas; y que todos, no importa el errado camino al que esos mismos errores nos hayan abocado, tenemos la posibilidad de corregirlos, de enmendarnos; de superar nuestra naturaleza y nuestro pasado para aceptar y reparar, sin orgullo, los fallos cometidos. Podrá ser costoso, podrá ser doloroso, pero siempre nos es posible cambiar. Y esa alternativa, esa decisión –cambiar o morir–, es la que se erige en epicentro de las aventuras de Sueño.

Genéricamente la epopeya es el eje principal de estas historias, y aunque en el desarrollo argumental el autor se muestra especialmente lúcido, tal vez sea en esta serie de relatos en los que evidencia más sus (pocas) carencias. Por ejemplo en Estación de Nieblas, la expectación y el temor que a lo largo de los números planea sobre la segunda visita de Sandman al Infierno se ve castrada por un final poco acorde, ciertamente original aunque tremendamente anticlimático, como es la abdicación de Lucifer como Señor del Infierno. No obstante, Gaiman sigue exhibiéndose por lo general como un excelente guionista: las relaciones se vertebran paulatinamente, dejándose entrever al lector lo justo como para causar curiosidad y desarrollarse después. Pero además, estas historias suponen un puntal esencial a la hora de afianzar en la mente del lector una idea importante: la de la Eternidad. Los Eternos y los entes con los que se relacionan existen desde los albores del Universo, de forma que Gaiman no opta por introducirnos al comienzo de los acontecimientos, sino in media res, durante su transcurso. Cuando Morfeo se reúne con Lucifer, con alguno de sus hermanos, con seres mágicos o con otras deidades, siempre hay algún comentario que nos indica que la relación viene de lejos y, además, ese pasado casi nunca es revelado. Esa forma de eludir los orígenes de los personajes y los principios de las triangulaciones potencia ese aspecto longevo de los Eternos, al tiempo que inconscientemente hace pensar al lector que la serie es sólo un fragmento en la existencia de los mismos.

Y es aquí donde el tercer punto sobre el que se estructura la serie cobra sentido: los relatos breves permiten ampliar el universo y la vida de los personajes de The Sandman, dotándolos de credibilidad, de profundidad y de lirismo. Si la historia de The Sandman hubiera estado compuesta sólo por las vertientes narrativas anteriores hubiera sido un cómic fallido ya que, al desarrollar una línea narrativa clara, la historia redundaría en mera anécdota. Pocos personajes de cómics, libros o películas se prestan a ser imaginados como seres con vida propia más allá de las páginas o el celuloide por la razón de que casi siempre asistimos a una línea argumental absoluta que no deja espacio para más; una fuera de la cual no tienen cabida otras historias. En The Sandman, empero, los relatos paralelos, las subtramas y los argumentos suponen parte esencial, pues crean la ilusión de vida y continuación mediante dos recursos: contando relatos que posteriormente se descubren importantes en la trama principal (¿quién adivinaría tras leer Preludios y Nocturnos que la chica a la que Sandman niega su perdón apenas una página sería pieza central en un arco ulterior?) o exponiendo historias que expanden el horizonte narrativo del personaje.

Pero es que, además, estas historias únicas son a menudo auténticas obras maestras. Lejos de suponer una distracción, los números contenidos en País de Sueños, Un juego de ti, Fábulas y Reflejos o El Fin de los Mundos (así como a modo de interludios en otros tomos) son de lo mejor que nos ofrece The Sandman. Piezas entrañables que ahondan en la naturaleza de los sueños (El sueño de un millar de gatos), los territorios del Reino de Morfeo (toda la saga del Cuco), las actuaciones del Arenero a lo largo de la historia (el relato relacionado con Augusto), la naturaleza de la inspiración (la relación con Shakespeare) o el que a mi gusto es el mejor de todos estos cuentos cortos: aquel que implica a Morfeo y a uno de sus pocos amigos, el hombre que no quería morir y que se encuentra con él siglo tras siglo. Supongo que es una obviedad decir que la historia que ganó el World Fantasy Award en 1991 –El Sueño de una Noche de Verano– se incluye precisamente en este grupo; ése grupo que, a partir de fragmentos, permite a la pequeña mente humana asomarse al abismo inabarcable de la Eternidad.

Análisis técnico I: Los guiones

La labor de Neil Gaiman como narrador en The Sandman tiene múltiples lecturas. Como constructor de una mitología propia es un creador nato, capaz de aunar la erudición y la refundación de múltiples referentes (clásicos, literarios, artísticos, mitológicos) en un todo homogéneo e integrado que supone una de las obras más notables de finales de siglo. Tan implicado está en ella que prácticamente cualquier trabajo que hubiese hecho antes o después se ha tildado de menor. De hecho, podría describirse al inglés como un guionista de una sola creación, absorbido y consumido por ella; inevitablemente marcado por un cómic que debiera haber sido el broche de oro en su carrera y que concibió demasiado pronto. Lo que más asombra de él es lo que ya fascinaba en Tolkien: la generación casi de la nada de un mundo propio, sugestivo, lírico e inmenso. Un mundo en el que el lector desea perderse y sumergirse cada vez más. Todo lo que se lea antes y todo lo que se lea después queda inevitablemente marcado por la comparación y la referencia con The Sandman. Pocas veces he disfrutado tanto de una obra de Shakespeare como cuando vi El Sueño de una Noche de Verano tras haber leído esa misma tarde País de Sueños.


Como escritor de personajes, a su vez, se muestra brillante. Es capaz de otorgarles un porte regio o una humanidad cálida; o ambas a la vez. No sólo desarrolla bien los personajes principales (complementados por esas líneas argumentales paralelas), sino que además produce con gran sensibilidad secundarios entrañables en apenas unas páginas. La mera aparición de Muerte en “El sonido de sus alas” nos hace desear más, y su popularidad alcanzó cimas suficientes como para conocer diversos especiales. Mención especial, en otro orden de cosas, al hecho de que el simple esbozo cínico y rebelde de Lucifer bastara para un spin off de calidad tan sobresaliente.

Pero a la hora de evaluar su papel como narrador, analizar su labor se me antoja algo complicado. Leí una vez que los cómics de Gaiman son excelentes para ser leídos; que parecen trabajos realizados por alguien que se definiría a sí mismo como escritor, pero no como guionista de cómics. Y suscribo parcialmente la opinión. Gaiman utiliza la narración gráfica de forma excelente y con un uso magistral de los recursos gráficos que el cómic le proporciona… aunque lo cierto es que lo hace con poca originalidad. O en otras palabras: dispone gran variedad de recursos y los usa todos de forma inteligente cuando y donde conviene, pero pocas veces resulta efectista y en contadas ocasiones se concede el privilegio de hacer algo rompedor. Es como si la innovación gráfica no le interesara especialmente. Diríase que supedita por completo la narración gráfica a su labor como literato. Es utilitarista con el apartado gráfico, como demuestra el hecho de que opte por emplear gran cantidad de dibujantes y exprimir lo mejor de cada uno de ellos para que aporten su visión sobre el personaje y su mundo. Y lo es con la narración gráfica. No le importa el aspecto de su creación (más allá de unas características icónicas generales siempre presentes), sino lo que es capaz de contar con ella; como si fuesen los distintos aspectos que Morfeo puede adoptar o las distintas formas en las que la humanidad ha concebido al Sueño a lo largo de la Historia.

Como muestra de todo ello sólo hace falta analizar el guión del número #42, en el que observamos lo concienzudo que es Gaiman a la hora de afrontar su trabajo: empieza dirigiéndose a todo el equipo creativo en un largo introito que expone los últimos acontecimientos en la serie regular y lo que se propone –argumental y conceptualmente– con el número en cuestión. Acto seguido, comienza la descripción técnica de las páginas y viñetas detallándolas de forma exhaustiva y minuciosa, dirigiéndose directamente al dibujante y usando un llamativo imperativo. O en otras palabras: Gaiman sabe lo que quiere y lo deja totalmente claro con un estilo a la hora de escribirlo claramente deudor –y así lo atestiguan ambos– de Alan Moore, amigo, inspirador y mentor del escritor.


Así pues, se podría concluir que Gaiman es un escritor (Mr. Punch, American Gods o Los Hijos de Anansi así lo constatan) que usó para la mejor de sus obras la narrativa gráfica como instrumento, sin detenerse a aportar más que su tremenda imaginación en la creación de un mundo, unos personajes y unas historias propias. Pero, si me preguntan, no me quejaré. No creo que el clasicismo de The Sandman hubiera permitido una narrativa visual excesivamente desaforada en lo experimental: las innovaciones, cuando no son exitosas, resultan perecederas.

Análisis técnico II: Grafismo

Si tuviera que escoger dos palabras que definieran el apartado gráfico de The Sandman serían “heterogéneo e irregular”. Gaiman controla totalmente los números, es extremadamente delicado en los guiones y pronto aprende a sacar partido de las virtudes de cada dibujante para plantear soluciones narrativas adaptadas a cada uno de ellos, lo que justifica la introducción de algunos artistas para sólo un número. Sería una empresa ardua y complicada exponer y analizar aquí (tampoco creo que esté preparado para semejante tarea) cada uno de los estilos de dibujo que aparecen a lo largo de la serie: cartoon en Las Benévolas; prerrafaelismo delicado, detallado y algo estático en El Velatorio; esquemático, delineado y tendente a la desproporción en Vidas Breves; feísta y profuso en líneas en Preludios y Nocturnos; o cercano al romanticismo en Estación de Nieblas. Por supuesto, ni que decir tiene, estoy generalizando y simplificando, aunque en los arcos argumentales se suele observar una mayor homogeneidad estética que en los números unitarios y autoconclusivos de los que se nutren País de Sueños, Fábulas y Reflejos o El Fin de los Mundos.

Precisamente es esa variabilidad en relación con el argumento lo que me hace pensar que el gran número de dibujantes es usado para que los personajes de The Sandman, o incluso las historias contenidas en él, no queden en el imaginario colectivo del lector con una estética definida, sino como una idea que cobra distintas formas. Recordemos que todos los miembros de los Eternos son personificaciones antropomórficas de principios universales, y dotarlas de un único aspecto hubiera sido limitarlas demasiado. Por otra parte, estamos hablando de sueños y de una serie muy ambiciosa, y tanto al onirismo como a la ambición le sientan bien que una gran cantidad de artistas (algunos luego consagrados) hayan pasado por la serie. La heterogeneidad visual se presenta así como el perfecto complemento de unas historias que pretenden trascender y, sobre todo, dar una imagen de cambio a lo largo de los siglos. Tan es así que el propio personaje principal de la serie se nos presenta con muy distintos atributos, facciones, ropajes e incluso expresiones. Sólo queda de él un concepto que se define por los actos que realiza y nada más (así como unos rasgos icónicos sucintos: tez blanca, ropa oscura, ojos ensombrecidos que viran a rojo, etc).

Pero, como decía al principio de este apartado, la heterogeneidad va acompañada de la irregularidad. Excepto notables excepciones (Zulli, Jones, Russell, Vess), los dibujantes de The Sandman son capaces de auténticos desmanes visuales que molestan al lector. No en vano, muchos lectores de cómics afirman que éste es un trabajo para disfrutarlo a nivel “literario”, dejando la mayor parte de las veces (reitero; siempre con excepciones) el dibujo como un elemento funcional que a veces llega incluso a ser molesto, desagradable o confuso.

Mención aparte merece el trabajo de Dave McKean. Como diseñador y portadista es sencillamente soberbio, y constituye además el único puntal unificador, a nivel visual, de la serie. Combinando “pintura, arte digital, fotografía, tinta y dibujo, o collages”, aporta un elemento surreal y onírico, abstracto y distintivo, en cada número. La imagen de portada, estática y llamativa, es sin duda el medio en el que este autor puede plasmar perfectamente sus maneras, sin preocuparse de desarrollar narratividad alguna (labor en la que ya no resulta tan efectivo, como puede observarse en Noches Eternas o Mr. Punch, más cerca de la ilustración que del cómic). Una curiosidad: en 1990 aún no había comprado un ordenador y se “oponía firmemente” a ellos. A lo largo de la colección cambió de parecer, pero aún así mantiene “que nunca hizo nada conceptualmente con el ordenador que no estuviera haciendo ya antes”.

Valoración personal

A estas alturas, cualquiera que haya terminado la reseña sabrá que The Sandman es una obra que me encanta y me fascina. Dudo que haya sido capaz en un espacio tan pequeño (y no es irónico) de transmitir todo lo que este cómic supone para mí, o lo que pueda suponer para cualquiera de sus lectores. Personalmente la considero la obra más redonda de la Historia del Cómic, aunque puede (más bien es seguro) que no haya leído todo lo necesario como para afirmarlo con rotundidad. Sólo puedo decir que hasta el momento no he leído nada mejor.

En definitiva: imprescindible si gusta la historieta como medio y el arte en general.

Para saber más

Página de Neil Gaiman, weblog oficial del autor y página oficial de Dave McKean. También es muy interesante la web The Annotated Sandman, con toda la serie comentada número a número. Y, de postre, no os perdáis esta estupenda entrevista en español a Neil Gaiman gestada por Ignacio Reyo para su blog. Una auténtica gozada.

Entrada en la enciclopedia Wikipedia, en inglés. Ideal para hacerse una idea de la obra en general y para encontrar otros links jugosos. También es muy interesante la ficha de la obra en Comic Book Database.

Reseña titulada Sandman: la materia de los sueños a cargo de Rodolfo Martínez. Amplia, extensa y brillante; de lo mejor que puede encontrarse sobre el personaje en internet y en español. Que nadie se pierda tampoco Sandman, esperanza en el infierno, artículo de Ramón Flores para la imprescindible Jot Down Cultural Magazine.

Sobre Sandman es una página donde se analizó, hasta su cancelación, la edición mensual de Planeta, y que ofrecía información cada número USA por separado con sinopsis y apuntes culturales. Tras un tiempo inactivo, su autor ha decidido reactivarlo de cara a seguir la nueva edición en siete tomos de lujo. Una grata sorpresa.

La complejidad referencial de The Sandman es tal que harían falta libros enteros para abarcarla. Afortunadamente, esos libros se han escrito, y el mejor de ellos tal vez sea The Sandman Companion, una excepcional guía de lectura a cargo de Hy Bender repleta de entrevistas, sólo disponible en el mercado americano y, por fortuna, integrada en la antigua edición en siete tomos de Planeta DeAgostini. En el mercado español, además, podemos encontrar tres opciones igualmente dignas: tanto el El mapa de los sueños como Junto al Rey del Sueño o Sandman: El rey de los sueños (descatalogada pero rastreable) son excelentes aproximaciones.

Reseña de las miniseries dedicadas a Muerte para esta misma página, de la colección regular Lucifer, del The Sandman presenta: Los chicos detectives y del primer número de la miniserie The Sandman: Overture, esta última a cargo de Sergio Aguirre y Enrique Ríos. Además, también tenéis disponibles todos los comentarios originales de esta entrada y una extensa guía de las referencias históricas manejadas en la colección.

Última actualización de este artículo: 27 de octubre de 2013

Leave a Reply

166 Comentarios en "The Sandman: Un fragmento de la Eternidad"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Indepit
Lector

Este primer tomo recoge los dos primeros tomos de Norma?.

jokotrokolo
Lector

y a mí que The Sandman siempre me ha recordado a la saga American Gothic de La Cosa del Pantano de Alan Moore hasta el punto de que si Gaiman no hubioera leído esa saga en custión no creo que hubiese hecho The Sandman en la vida… aunque bien es cierto que, aproximadamente, a mitad de la serie deja de perecerse tanto para adquirir una voz propia. dos apuntes: aún siendo una de las mejores series de cómic que he leído nunca, yo añadiría que las historias cortas le dan sopas con ondas a las sagas (son auténticas joyas que destacan por sí sólas), y que a partir de El Fin de los Mundos pierde mucho, pero que mucho fuelle. siempre bajo mi punto de vista, claro. muy buen análisis de la obra de Gaiman, por cierto

Segorgon
Lector

Una pregunta, que tal eltá el primer tomo de Planeta, porque no he encontrado mucha información

Clavos
Lector

jokotrokolo, precisamente estaba mirando los extras del tomo ayer nada más comprarlo, y contenían el texto que Gaiman escribió para contarle a DC de qué iba a ir la serie, y literalmente dice que le gustaría escribir un cómic que estuviera en la onda de La Cosa del Pantano de Moore.
Tomazo impresionante, sí, ya estoy esperando el siguiente…

Walnais
Lector

Genial artículo, te lo has currado un montón. Gracias

John Space
Lector

“Queremos un nuevo Sandman. Mantén el nombre. Pero el resto es todo tuyo”.
Ah, si los editores usaran esas palabras más a menudo…

Lord_Azoth
Lector

grandisimo articulo..la edición tiene buena pinta..pero me sigo qdando con mis paperbacks americanos…por ahorro y comodidad en la lectura

R.I.P.
Lector

Buff…. Imprimo y dedicaré el fin de semana a leer despacio el artículo. Empecé comprando Sandman en grapa, cuando lo publicaba Zinco. Algunos números me gustaron muchísimo, pero terminé desertando tras la Casa de Muñecas… Tal vez me convenzas para darle otra oportunidad. Tal vez haya madurado lo suficiente durante los pasados años como para disfrutar y entender lo que en su día no supe ver.
Gracias Jose por el trabajo que te has tomado. Cuando te haya leído completamente, te podré dar una opinión más precisa.

Mathieu
Lector

Grandiosa reedición.Entre su contenido y la forma que esta editado da la sensación de que tienes UN TESORO.

ulexryu
Lector

Me sumo a la pregunta que se hacía más arriba: ¿y qué tal la edición de Planeta? ¿Merece la pena? ¿Es la edición “definitiva”?

Mazikeen
Lector

Muy bueno el artículo, lleva mucho trabajo encima. Tengo la edición en cartoné, y por motivos económicos no la cambio, pero en cualquier caso creo que es imprescindible la lectura completa para conocer y comprender mejor muchos otros comics. Y eso que a mí personalmente no me gusta demasiado, el universo que creó Neil Gaiman, con esta cosmogonía, todos esos secundarios…es una pasada. Sólo podría dársele agradecimiento al autor, :).

Aviso de Spoiler

pero Morfeo es un triste y un cansino insoportable!

Phantomas
Lector

Joder José, leida la ampliación sobre la edición de Planeta, casi casi me dan ganas ded comprarlo de nuevo y todo…

Diomedes
Lector

Magnifico artículo,se nota que te encanta la serie.

Efectivamente ,la serie principal de Sandman fue realmente buena ,pero creo que los relatos cortos y autocontenidos eran bastante mejores que la trama principal.

En su momento no me atraía demasiado por los dibujos bastante horribles ,pero años despues que me hice con ella pude pasar por alto esto.

Es cierto que la creación de una mitología propia(pero basándose en las antiguas) recuerda a Tolkien de alguna forma,pero no tiene las capas de profundidad de este último.

Y algo que me parece que ha lastrado un pelin al universo DC es este uso que hizo en los primeros numeros de tantos personajes DC que han quedado digamos “apartados” de la corriente del DCU y son objeto de agrias disputas entre Vertigo y DC.Jhon Constantine ,Hector Hall y Lyta Trevor de Infinity Inc. ,el Dr Destino etc. A algunos se les “ha traido de vuelta” al DCu (Hector fue usado como catalisis de la serie dela JSA de 1999 al hacer de él el  nuevo Dr Fate y estuvo toda esa primera serie en activo como miembro e incluso trajeron a Lyta otra vez ,Jhon Constantine apareció junto a Zatanna en ocasiones ,el Dr Destino ha aparecido en la JSA no hace demasiado en la Lighting saga) pero al final se los vuelve a llevar Vertigo(y para no usarlos) y esto ha causado algunos problemas.

Un apunte ,la máscara en forma de gas es lo que llevaba el Sandman de la Golden Age ,no el Sandman de kyrby que llevaba un casquete con máscara bastante sencillo.

Recuerdo un relato llamado Zonas Blandas con Marco Polo y Rusticcelo (o algo así ,ahora no recuerdo bien los nombres) que se encuentran en una zona “blanda” donde los sueños de gente de distintas epocas se puede encontrar.Cual fue mi estupor al ver hace dos años que unas autoras sudamericanas habían sacado un libro exactamente sobre lo mismo y que encima les habían dado un premio literario y en la conferencia se hablaba de su originalidad y genialidad …increíble.

Phantomas
Lector

Eres un ser malvado, lo sabes ¿no? 😛

Phantomas
Lector

Si, si, tú encima dame más caña… Menos mal que he cobrado el bonus del año pasado ahora en abril.

¿Por qué no participaría en el concurso? A partir de ahora en todos, aunque crea que no me interesan XDDD

Bartholomew Roberts
Lector

Pues no todo son alegrías, y es que yo, que tengo la edición rústica de Norma, creo que la actualización del colorido en un lastre.
 
El color no es el mismo que el de la edición original, se han retocado imágenes y, sobre todo, la obra ha perdido sus carácter añejo, ese olor a viejo que desprenden los cómics de los 80′ y 90′ nada más abrirlos y ver su colorido.
 
No se, es como si retocasen el “Swamp Thing” de Moore o el “Shade” de Milligan. Para mi desde luego a perdido parte de su magia.
 
Ahora bien, la verdadera joya de este cómic, que es el guión, sigue intacta, por lo que será igual de maravilloso leer la obra a pesar de haber retocado el color.
 
Yo diría que quien pueda comprar aún la edición de Norma se lanzase a por ella, que todavía se encuentra por menos de 100€…
 
 

Phantomas
Lector

Pues no todo son alegrías, y es que yo, que tengo la edición rústica de Norma, creo que la actualización del colorido en un lastre

Hombre, para gustos los colores, pero precisamente la remasterización es, en mi opinión, uno de los mejores puntos de la nueva edicion, tanto española como americana con los Absolute.

rorK
Lector

Tremendo articulo, José.

Hoy mismo me lo pillo. Ante tanta novedad es imposible pillarse todo lo que uno quisiera y dificil seleccionar que comprar, pero con Sandman no hay duda: cae seguro.

Me alegra leer que, no solo incluye las portadas de McKean, sino que el resto de material y la calidad de la edicion han sido cuidados con tanto mimo. La verdad es que se agradece. Solo faltaba para redondearlo, que incluyese el material que acompañaba a las portadas en el Dustcovers de Dave McKean 🙂

Genial tmb que incluyan en el ultimo tomo el Endless Nights…¡lo malo va a ser tener que esperar a mayo del 2012 para leerlo!

Felicidades por el articulo y saúdos.

Javié
Lector

Impresionante articulo,te has superado a ti mismo TORRALBA debo reconocerlo,solo una pregunta,tenia pensado ir esta tarde a comprarlo y despues de leer el articulo mas ganas tengo pero hay una cosilla que me ronda por la cabeza y es la unica pega que tengo ¿asegura planeta la publicacion completa de la serie tenga las ventas que tenga? o nos quedaremos con los 2 o 3 primeros tomos y luego a buscarnos la vida¿

Bartholomew Roberts
Lector

Hombre, para gustos los colores, pero precisamente la remasterización es, en mi opinión, uno de los mejores puntos de la nueva edición, tanto española como americana con los Absolute.
Como tú bien dices, para gustos están los colores. Yo solo me he limitado a decir que no soy partidario de retocar el color de una obra para nada, salvo en casos extremos donde el colorido y el trazado se hayan perdido casi por completo.
Y es que muchas veces vanagloriamos a los guionistas de una obra, olvidándonos de los dibujantes, cosa que no veo correcta. Los pobres coloreadores ni son conocidos; y además de eso, resulta que su obra se puede cambiar de arriba abajo sin que no pase nada.

Personalmente, creo que el color debe dejarse tal como está.
 
Un saludo.

rorK
Lector

Bartholomew Roberts

Totalmente de acuerdo. El nuevo color del Incal, por poner un ejemplo, sencillamente no lo trago, y lo mismo con todas las reediciones recoloreadas. Deben pensar que si no les ponen colorines infográficos, hoy dia esas obran no venden. Prefiriria que respetaran, no solo el color original, sino tmb el tipo de papel para el que fue pensado ese color, ya que las tramas y demas sobre papel satinado no quedan tan bien.

Otro tema seria el de casos como el de “La Broma Asesina”, donde el propio ilustrador se encargó de volver a colorearlo, aunque yo sigo prefiriendo la version de John Higgins.

Juan Luis Daza
Autor

José, una pregunta ¿Merece tanto la pena esta colección como para tener que comprar números dibujados por Kelley Jones, ilustrador cuyo trabajo más rechazo me produce dentro de la historia del noveno arte? Todavía tengo pesadillas con su miniserie La Locura protagonizada por Veneno y Juggernaut a principio de los 90.

Es que yo sé que esto va por gustos, pero su trazo me produce un rechazo alarmante.

Dr. M
Lector

Merece TANTO la pena, Armin, y lo agradeceras a medida que avance la serie y quede atras ese dibujante. Mal que pese a algunos, es una parte indispensable de la historia del comic norteamericano y como aficionado no puedes dejar escapar esta oportunidad

rorK
Lector

@ Armin

Bueno, hasta el siguiente tomo no tendrás que aguantar a Kelley Jones, ya que si no me equivoco, no empieza a dibujar hasta el tercer arco argumental. De todas formas, el dibujo no es lo mas destacable de Sandman, sacando excepciones como el gran Kevin Nowlan, entre otros.

Juan Luis Daza
Autor

Gracias por las respuestas, ha ganado puntos la posible compra del primer tomo

zape
Lector

Enorme artículo Jose, enorme. Yo tengo una especial debilidad por la historia de Orfeo dibujada por un inspiradísimo Talbot y por todo ese substrato shakespeariano tan bien integrado. Lo mejor, la manera en la que todo tiene que ver con todo, la perfección sutil de una escritura a la vez virtuosista e invisible.

Sr. Interrogante
Lector

En primer lugar, felicitaciones por el artículo porque realmente está muy pero que muy bien documentado y mejor escrito (yo siempre me pregunto… ¿a los colaboradores de Zona Negativa os pagan? ¡Porque escribir todo eso en vuestros ratos libres es una locura!)

Y en segundo lugar, señores, déjenme aprovechar la ocasión para preguntarles una duda (que más bien es LA DUDA) que siempre he tenido sobre Sandman.

¿¿¿¿Hay algún número donde se explique el romance entre Morfeo y la bruja Thesaly, ya sabéis, la malfollá con gafas de culo de vaso????? Porque en la colección eso se insinua en varías ocasiones, y Thesaly en el funeral lo deja bien claro, pero yo NUNCA, repito NUNCA, he logrado encontrar el puto número en que expliquen eso. ¿Me falta algún número y nunca me había dado cuenta? ¿Es algo que aparece en un spin-off o miniserie? ¿O simplemente Gaiman lo dejó caer pero nunca lo explicó?

Muchas gracias por adelantado, majos.

Javié
Lector

Vale, gracias por tu sincera respuesta TORRALBA aunque no me he podido resistir y ya lo he comprado antes de comer,en mi tienda solo habia uno de muestra y el que yo he comprado asi que supongo que se estara vendiendo bien( esta tienda no se caracteriza por comprar pocos ejemplares precisamente..)

Una cositas,no os daba la impresion de que era mas grande segun sale en las fotos???Bueno depsues de todo lo escrito y leido ahora toca lo bueno de verdad es decir LEER LEER LEER!!!!

P.D: Tengo la impresión de que lo voy a disfrutar mucho mas que la mayoria de por aqui,xdd

Javié
Lector

Me encanta esa tienda JOSE pero es una autentica putada aparcar con el coche y mas ahora que no se puede entrar hasta la calle imagen,asi que he pasado del cards & comic a edicion limitada

Y lo de disfrutarlo mas no lo digo por nada ,que no se me entienda mal,lo digo porque nunca he leido la serie entera,empeze hace un par de años y tengo como 6 o 7 numeros sueltos que fui encontrando,asi que ahora toca disfrutar,xdd

Maesemediarock
Lector

Y mira que yo nunca me lo haya leído toda esta obra, me apetece mucho.
Gracias por el artículo es muy recomendable.
Una duda, es una historia con principio y final claro no? Va al margen de todo como Predicador?

Vamos que es una obra completa de principio a fin, no tiene continuación ni nada…

Maesemediarock
Lector

Quiero decir que tiene un buen final y cerrado no?

Phantomas
Lector

básicamente se limita a los ocho primeros números

Cof, cof, Hector y Lyta Hall, cof, cof…

Phantomas
Lector

Pero vamos, que sí, que tiene un principio y un final cerrado y toda la serie es autocontenida. Y luego si quieres más, los especiales de Muerte, Cazadores de Sueños y el Noches Eternas que aunque no pertenece a la serie propiamente dicha, creo que se incluirá en el último tomo (sólo el Noches Eternas).

Maesemediarock
Lector

Uohh pues muchas gracias.
Me la pillaré cuando tenga un poco de pasta, porque entre esta y Predicador me dejaré unos cuantos euros.

Maesemediarock
Lector

Es que es la espinita que tenía clavada, es de las pocas supuestas obras maestras del comic que me faltaba por leer, por eso he esperado a una edición tan buena como esta. Y claro quería tenerlo todo claro antes de pillarmela y leerla bien.

Phantomas
Lector

Bueno, sin que sirva de precedente ( XDDD ), fiate de José y compratela. Es una PUTA MARAVILLA

elrulo
Lector

Enorme artícilo, José. Sólo añadiría una mención a esa joyita titulada “Ramadán”.

Clavos
Lector

Para los que estén indecisos por si la obra tiene que ver con el universo DC o no: The Sandman fue la primera serie que comencé a leer cuando empecé a meterme en serio en el mundillo de los cómics. De hecho recuerdo perfectamente que antes sólo había leído V de Vendetta, 300 y algún número de Sin City. Sólo sabía que en DC estaban Superman y Batman de hecho. Y la leí sin ningún tipo de problemas, sin saber quiénes eran el Detective Marciano, que sale ahora en estos primeros números, John Constantine o Caín y Abel.

Diomedes
Lector

Hombre Hector solo aparece en los primeros numeros porque

Aviso de Spoiler

Morfeo lo despacha al estar haciendo él de Sandman (el Sandman de Kirby ) con Lyta en la Cupula del Sueño .Luego no volvio a aparecer ,solo es mencionado alguna vez en la serie por Lyta.

Pero Lyta Trevor (o Hall en nombre de casada) si es integral durante toda la serie ,hasta el punto que es ella a través de sus poderes y conexión con las Furias o Benévolas la que trae el cambio en el mundo del Sueño.Es tan integral que el nuevo Sueño es Daniel ,hijo de Hector y Lyta.

Para quien no sepa quienes son estos personajes ( en sus identidades superheroicas de Silver Scarab y Fury )son miembros fundadores del supergrupo adolescente Infinity Inc. ,que era la segunda generación de superheroes de Tierra Dos en el multiverso DC. Hector “Saunders”  Hall era el hijo de Carter Hall y Shiera Saunders ,alias Hawkman y Hawkgirl….y lo sigue siendo vamos lo que produce ciertas extrañas conexiones entre Vertigo y el DCU.Hector está también atrapado en el ciclo de resurreciones de Hawkman y Hawkgirl y por tanto Hath Seth fue a por él ya que los halcones estaban en el Limbo.Hector murió fisicamente pero su espíritu se refugió en la Cupula del Sueño y tomó posesión del cuerpo del Sandman de Kyrby (Sandfor Garret o algo así) que se había suicidado dejando su cuerpo intacto …Hector lo reforma como el suyo original y vuelve a tomar contacto con Lyta y la Tierra y sus amigos de Infinity Inc.Se casó con Lyta en el penúltimo número de Infinity Inc (el 52 ,abril de 1989 ) y fueron a vivir a la Cúpula del Sueño estando ya ella embarazada de Daniel…es allí donde los encuentra Morfeo al principio de “La Casa de Muñecas”.Pese a que Morfeo le “mata” otra vez en cierta forma el espíritu de Hector siguió vivo entre la vida y la muerte y estaba destinado a convertirse en el Dr Fate por lo que puso en movimiento los acontecimientos que llevaron a la reformación de la JSA cuando los amuletos de Fate volvieron a aparecer y Mordru amenazó con hacerse con ellos.Hector fue Dr Fate durante toda la serie de Goyer y Jhons desde 1999 a 2006 e interactó con su padre,tuvo miniseries y salió en la serie de Hawkman.. por lo que no es tan fácil deshacer su existencia en el DCU como Didio pretendía cuando le dio la orden a Geoff de que se deshiciera de el y no se le volviese a nombrar.

Hyppolyta (o Lyta ) Trevor era la hija de Wonder Woman y Steve Trevor en la continuidad de la Golden Age en Tierra Dos.Fundó también Infinity Inc con Hector etc etc.Al llegar la Crisis se la retconeó ,aunque seguía teniendo sus recuerdos de “amazona” hasta que Brainwawe Jr se los quitó para que no sufriese por un mundo que ya no existía.En la nueva continuidad post-Crisis pasó a ser hija de la Furia de los Young-All Stars y padre desconocido(se especula con Iron Munro ).Esto la siguió dando una conexión mitológica con los dioses griegos (incluso mas fuerte con las Furias que por ser hija de WW ).Su novio (Hector ) fue matado por Hath Seth alla por Infinity Inc. 42 o 43 pero volvió como Sandman ,ambos se casaron y fueron a vivir a la Cupula del Sueño que es donde los encuentra Morfeo.

Gaiman retocó aqui la historia a su conveniencia ,porque Lyta estaba embarazada ANTES de irse a la Cupula ,pero Gaiman justificó que Morfeo reclamase a su hijo en que había sido engendrado en el Sueño. Como se puede entender Lyta tenía un cabreo de narices con Morfeo ,que había matado a su marido y la había dicho que algun dia se llevaría a su hijo,cosa que al final pasó aunque no de la manera que ella se imaginaba.

Si bien a los editores de Vertigo alla por 1999 les debió dar igual que Goyer y Robinson recuperasen a Hector para la JSA (tenia conexiones egipcias ,hijo de dos miembros fundadores de la JSA como los halcones ,su alma estaba libre y lista para reencarnar) como Dr Fate (Goyer y Robinson pidieron permiso a DC según comentaron en entrevistas posteriores) fue unos años después cuando Karen Berger editora de Vertigo entró en cólera.Jhons recuperó también a Lyta y explicitó que los acontecimientos de La Casa de Muñecas efectivamente habían pasado y que estos Hector y Lyta efectivamente seguían siendo los mismos (y no vagamente como habian hecho Goyer y Robinson ,que cuando hicieron a Hector recordar su vida pasada no recordaba nada de su vida como Sandman ni la Cupula del Sueño).Esto ya fue demasido para Berger ,que comenzó una campaña de acoso a Didio para que estos personajes no fueran mas usados en el DCU de la que quedan ecos en varias entrevistas de newsarama.Finalmente Didio cedio ,ordeno a Goyer y Jhons deshacerse de los personajes para aplacar a la Berger (cosa que hizo Keith Champagne,aunque dejándoles una puerta abierta) y planeó relanzar al Dr Fate con Gerber que llevaba años pidiéndoselo.

Aparte de que personalmente me molestase mucho que usase a estos personajes (soy un gran fan de la GA ,de Tierra Dos ,etc) creo que al final ha enredado demasiado las cosas.Por una parte ya no se usan en Vertigo pero Karen Berger no deja que se usen en el DCU ,y por otra hay demasiadas historias publicadas sobre ellos (y Hector es fundamental en la reunion de la JSA) para ignorarles como se viene haciendo. La orden de Didio llegó al punto que no se les ha mencionado hasta muy recientemente desde hace 4 años,con aberraciones como que Hawkman no haya mencionado ni una sola vez a su hijo desaparecido en todo este tiempo.Por no hablar de curiosas paradojas como que Hawkman y Hawkgirl sean los abuelos del nuevo Sueño ,Daniel.

Está muy bien que Gaiman lograse que DC le respetase su obra y no tocase mucho a sus personajes luego ,pero claro el mismo ha dejado a unos cuantos que no eran su creacion (Hector y Lyta son obra de Roy Thomas y Jerry Ordway ) con dificultad para usarlos en el DCU por el celo de Karen Berger.Pero bueno ,ultimamente se les está volviendo a mencionar así que confío que poco a poco este “veto” sobre los personajes vaya desapareciendo.

Perdonar el rollo ,pero es que lo que pasó con estos personajes y la “imposición editorial ” posterior fueron la comidilla de los foros de DC de la JSA durante años y una de mis obsesiones particulares contra el Didio de las narices.Si Goyer te pide permiso y se lo das dejalo tal cual ,no te bajes los pantalones años despues porque Berger te acosa y decidas borrarlos de la existencia casi retroactivamente cuando se llevan publicando mas de 7 años.

Phantomas
Lector

Advertencia para navegantes:

Joder que SPOILERS más grandes tiene el grito de Diomedes

Que a mi me la sopla, pero que mucha gente por aqui a lo mejor NO ha leido la serie todavia

Javié
Lector

Vale ya sabemos que DIOMEDES sabe mucho del universo DC,pero muy poquito de civismo….Tio que parte de que no la hemos leido algunos no entiendes,joder que he tenido que usar mi spray de pimienta contra mi mismo para no seguir leyendo…

nachof
Lector

Tengo la edición de Norma y no pensaba comprarme la de Planeta, pero es que, joder, JOSÉ, vaya cómo la has puesto. Si es que dan ganas de tirarse a la tienda más próxima y llevársela. Me he mirado 2 veces tu impresión sobre esta edición y no veo nada en cuanto al tamaño, ¿es más grande que la de Norma, tamaño Absolute, tipo V de Vendetta?

Muchísimas gracias por este trabajo no remunerado, pero espero que tan gratificante.

Saludos.

Mazikeen
Lector

Para el que preguntaba sobre Thessaly, yo no recuerdo que cuenten nada en la saga principal, sólo mencionan que tuvieron una historia, pero hay dos spin-off: The Sandman presents: Thessaly-Witch for Hire y The Sandman presents: The Thessaliad, los dos de Bill Willimgham (el guionista de Fábulas), donde supongo que se aclararán las cosas, 🙂

Arnaldo
Lector

GRAN ARTICULO!!!!
Gracias por tanto trabajo bien hecho.
José Torralba debería ser editor de Planeta… los tendría a todos dando el máximo.

Javié
Lector

Una pregunta:

Si la obra tuvo tanto exito desde el comienzo de su publicación,p¿¿que de ese nivel de dibujo que a veces incluso molesta cuando podia haber contado con mejores dibujantes???

John Space
Lector

p¿¿que de ese nivel de dibujo que a veces incluso molesta cuando podia haber contado con mejores dibujantes???
Para que la gente se fije más en la historia, nietecita mía. O sea, ego.

Javié
Lector

Para que la gente se fije más en la historia, nietecita mía. O sea, ego.

No creo que fuera por eso,si hubiera querido que solo lo leyeran para eso existe unas cosa que se llaman..como era??… a si!! LIBROS!!!!!pero no,no es un libro es un comic.A veces se olvida  lo importante que es el dibujo en un comic,y no solo por lo “visual” el dibujo en el comic es otra manera de que el lector pueda seguir la historia,un buen ejemplo son los dos primeros numeros de LOS MUERTOS VIVIENTES,ambos numeros obviamnete estan escritos por KIRKMAN,pero hay una diferencia de calidad enorme en la narrativa visual,mientras que el primer numero dibujado por tony moore era practicamente perfecto,no solo conseguia que siguieras la historia sin problemas sino que ademas se permitia ciertas licencias muy agradables y divertidas para el lector amante del genero.Eso se termino cuando cojio el lapiz el señor ADLARD,a pesar de que el guion era de una calidad similar al del primer numero,el dibujante con su trazo poco preciso hace que tengas que pararte para saber que persoanje es cada uno,dibuja las caras practicamnete iguales,los niños estan deforme parecen enanos de circo,los fondos estan carentes de ese detalle magistral que aportaba el bueno de MOORE,solo existen los blancos o los negros totales,una disposicion de viñetas un tanto cuestionable,demasiadas florituras narrativas para un dibujo tan poco claro,en fin,me ha decepcionado un poco,aunque solo por la historia que propone kirkman la completare aunque lo dibuje un gorila de lomo plateado.

Sputnik
Lector

Joer. 60 comentarios o más…
Sólo diré, a falta de apelativos más graves, elaborados y refinados, lo siguiente:
¡¡Sandman es EL MOLAR!! ¡El molar ABSOLUTO!
Gracias.

John Space
Lector

Sí, mire:
comment image

Javié
Lector

que pasa abuelo,no le gusta a usted sandman??

Blade Runner
Lector

Yo he ojeado el tomo en la librería y, a primera vista, es una pasada de chulo. Buen papel, buena impresión, una presentación de 10, como dice José…

No sé por qué, pero me temo que la edición en tochales de Predicador no va a sacar tan buena nota…

John Space
Lector

que pasa abuelo,no le gusta a usted sandman??
Hijito, yo ya lo compraba cuando tú aún leías los libros de Teo.
 
Blade Runner, ve a UTcON.

Javié
Lector

Hijito, yo ya lo compraba cuando tú aún leías los libros de Teo.

Si la comprabas durante los 80 has sido increiblemente literal ya que por aquel entonces tenia el enorme placer de poseer la coleccion completa de TEO.

levast
Lector

Felicidades por el artículo. Una cuestión, en la última sección, José destaca como guía de lectura el libro Sandman: El Rey de los sueños,  y como he visto en alguna libreria que está disponible os pregunto si merece la pena adquirirlo o si su material es reiterativo y ya contenido en esta edición. Aparte, preguntar si también es recomendable la historia que hizo Gaiman con los dos Sandman en el prestigio Sandman Midnight Theatre. Gracias

Mazikeen
Lector

No conozco el Rey de los Sueños, pero hay otra guía, El mapa de los sueños, la que yo tengo, y sí que merece la pena para poner todo en orden(sobre todo si tienes memoria de pez como yo, ya que salen muchos secundarios).

Sputnik
Lector

Estuve mirando ayer los tochales de Predicador, en la caja esa con cierre de imán (uUUuuuUuhh)… y tener tienen muy buena pinta.
Además, en la tienda me dijeron que parecía que sí, que estaba todo correcto.

Sputnik
Lector

Y antes de que Space diga nada sobre el imán, ya lo digo yo:
comment image
Que parecemos fans de Ibáñez, oiga, con este humor tan refinado.
La senectud de hoy en día ya no respeta nada…

Iván
Lector

Uffffffff, pues lo mismo cae. A ver, si me podeis aconsejar:

De Sandman tengo casi todo (creo que me falta el velatorio, fábulas y reflejos y vidas breves) hasta el Sandman Companion.

El problema es que tengo mezcladas mil ediciones, los dos primeros arcos los tengo de la etapa de Zinco, luego tengo un tomo (Pais de Sueños) en inglés y los otros dos arcos (Estación de Nieblas y un Juego de ti) tambien están en inglés PERO son parecidos a los que sacó Norma (no tienen nada que ver con el de Pais de Sueño) finalmente las Benevolas las tengo en el mismo formato que Pais de Sueños.

Añadid un par de libros finitos que sacó Norma con algunos arcos.

Así que no se si darme el capricho y renovar totalmente la edición para dejarlo todo de forma coherente y bonita.

Diomedes
Lector

Bueno,lo siento por el spoiler pero vamos ,no creo que desvelase NADA que no se pueda saber leyendose el artículo vaya.Si hablo bastante del antes y de los primerisimos capitulos de La Casa de Muñecas ,pero joder que lleva publicado desde hace 20 años.

Que pasa ,que cuando se hable de la Saga Korvac no vamos a poder decir que a Michael Korvac al final lo apiolan ?

Javié
Lector

,pero joder que lleva publicado desde hace 20 años.

Y tu que sabes la edad que tenemos cada uno????

Sputnik
Lector

Pero, por esa regla de tres, no podríamos decir que

Aviso de Spoiler

EN EL PADRINO MUERE SONNY TIROTEADO o que EN WATCHMEN EL CEREBRO DETRÁS DE TODO ES OZYMANDIAS o que EL PLANETA DE LOS SIMIOS ERA LA TIERRA TODO EL RATO.

Porque, ¿quién sabe? Puede que alguien no lo supiese.

En mi opinión, cuando algo alcanza la categoría de clásico no existen los spoilers: la culpa es del que no se los ha mirado.

Javié
Lector

Esa es la actitud mas egoista y menos tolerante que he visto en mi vida,entonces segun tu teoria si un chaval de 16 años que quiera empezar en el mundo del comic decide comprar WATCHMEN solo porque sea mas joven que tu ya tienes derecho a joderle la experiencia?????

Pues tio acuerdate cuando tengas hijos y quieras recomendarles algun clasico,que no se te olvide joderle el final antes de que empiezen.

JackHawksmoor
Lector

Hay mucho exaltado con spoilers que no son tal, tranquilidad.

Javié
Lector

No se puede suponer que el mundo se parara despues de vosotros,dentro de 50 años habra algun chaval que leera WATCHMEN por primera vez,al igual que cuando tu lo leiste ya habrian miles de perosna que lo hicieron antes y no por eso te lo jodieron.

Mazikeen
Lector

Pero tío cómo se te ocurre poner esto? Y tú quién sabes que pueda estar leyendo esto? No cuesta nada poner lo de spoiler, y desde luego, esto que acabas de hacer me parece fatal fatal, espero que algún moderador lo borre todo. Aquí hay gente de todas las edades, y puede haber cualquier chaval, o cualquiera más mayor, que se esté iniciando o en el cine o en los cómics.

Mazikeen
Lector

Gracias.

Javié
Lector

Y una vez dicho esto pregunto ¿tenia razon JACKY con lo de LOST???’ 

GokuJunior
Lector

JAVIE,  NO, aún no ha terminado LOST así que no. Aunque dicen que han hecho 3 finales alternativos, así que vete a saber.

José Torralba, ya te lo han dicho como unas veinte veces pero es que es verdad, pedazo de articulo, me han entrado unas ganas brutales de comprarme el tomo y ya cuando lo ví el otro día en el Fnac no te digo na. De verdad que la edición es de diez, el nuevo coloreado a mi parecer le hace ganar enteros, la calidad del papel es muy buena y los extras me han dejado babeando (la putada es que no tenía encima 30€ pa gastar en vicio, me he tenido que conformar esta semana con grapillas).

No sé en otras tiendas, pero en mi tienda habitual de Murcia ha durado un día. Llego y se agotó (tengo que preguntar cuantos tomos trajo, que esa es otra).

Javié
Lector

Me lo figuraba aunque con esa serie vaya usted a saber….Se que debi empezar a verla hace tiempo,pero el cambio de horarios en television me hecho para atras y cuando descubri las paginas de enlaces preferi empezar con otras cosas( los sopranos,the wire….)pero ahora si le ha llegado su turno y de momento tengo que reconocer que aunque la empeze con cierta desconfianza ahora mismo me tiene enganchadisimo.

Javié
Lector

Pues si,ahora estoy mas tranquilo,aunque solo hay que ver la calidad de la edicion para saber que sera dificil su cancelación……..

Y o fui a mi libreria y solo le quedaba el que me lleve sin contar el que esta abierto de muestra.

Ocioso
Lector

¿Entonces no se puede decir que Don Alonso Quijano se muere al final?
No tengo muy claro hasta donde hay que cortarse en el tema de los Spoilers. Por ejemplo, ¿como vamos a hablar de Casablanca o Lo que el viento se llevó sin mencionar sus finales? ¿Denunciamos a varias generaciones de humoristas por haberlos parodiado?
La verdad es que es una polémica relativamente nueva. Ahora la peña se enfada y plantea denuncias al tribunal supremo ante un posible spoiler cuando toda la vida la reacción se quedaba en un”¡Cabrón, no me cuentes el final que te hostio!”
Yo creo que si estamos hablando de Sandman hay que tener cuidado en no contar demasiado de la historia, aunque no pasa nada por contar el final del Quijote por hacer la parida. Si el tema es el Quijote, ocultemos como termina y que no nos de reparo mencionar cuando Morfeo se cepilló a Desesperación en el número 57 de Sandman.

Mazikeen
Lector

Una cosa es que se te escape algo, que sea un error, que no hayas pensado en que alguien no lo sabía, otra cosa es lo de antes. Yo no he visto el Padrino (vale, según algunos se acaba el mundo o debería cortarme las venas), pero quiero verla próximamente, y ahora qué? Y lo mismo con Wachtmen, mucha gente no lo ha leído, y sobre todo en este post, mucha gente se meterá a leerlo porque no habrá leído Sandman. No hay que sacar las cosas de quicio (y yo he saltado antes porque me ha molestado mucho ver un spoilerazo), lo entiendo, todos hemos estudiado El Quijote, pero de todas formas, no creo que haya ningún motivo para hablar con spoilers así porque sí. Y nada más, creo que está claro, un poco de cuidado y buen rollo, :).

Clavos
Lector

Por cierto, novedades de Sandman desde el otro lado del charco: nueva historia de los Pequeños Eternos, ‘Delirium’s Party’, de nuevo a cargo de Jill Thompson. Igual ahora se deciden por fin a sacar la primera parte, que fue anunciada y todo hace un par de años o asi…

Ocioso
Lector

Por fin he tenido tiempo de leer el artículo con la calma que requiere. ¡Que bestia, Torralba, que bestia! Un copipasteo a Word con un tamaño de fuente normal da como resultado veinte páginas de texto. Y sin embargo no se me quita la sensación de que este artículo no es mas que el esbozo de un futuro libraco que tienes en mente. 
Algunas cosillas que se me han venido a la cabeza:
Cuando hablas de personas reales en las que están inspirados los Eternos me he acordado de que en su día muchos relacionábamos a Morfeo con Robert Smith (con veinte arrobas menos, eso sí), seguramente porque el careto del cantante de Bauhaus era mucho menos popular. Pero que conste que los pelos son de tito Bob. Muerte siempre fué considerada una idealizadísima Siuxsie Siux, aunque ahora me entero de que el modelo real era una chica que imitaba su estética. Nunca conseguí encontrar un modelo para Delirio y lo mas parecido que se me ocurría era la americana Cindy Lauper. ¡Tori Amos, la tenía delante de las narices! Desesperación solo podía ser Jesús Gil y Gil.
En su apartado siempre te refieres a Deseo en femenino cuando creo que en la obra queda claro que tiene los dos sexos, o los alterna, o al menos hay una indefinición deliberada. No tengo la sensación de que sea una mujer andrógina sino mas bien una idea que contiene ambos géneros.
Formo parte del grupo que piensa que las historias cortas autoconclusivas son la mejor parte de Sandman. Creo que salvo el maravilloso Un juego de tí, el resto de los arcos argumentales no alcanzan ese nivel de excelencia. Bueno, eso le pasa también a Spirit, cuyas mejores historias son precisamente aquellas en las que no aparece. Mención especial al número del hombre que no se quería morir. Seguramente el tebeo que mas me ha gustado en toda mi vida y el que mas veces he citado o narrado a propios y extraños. Lo que explicaría por qué en mi vida abundan mucho mas los extraños que los propios.
Sobre la poca importancia que da Gaiman a la narrativa gráfica, puede que la razón sea muy sencilla. Como explicas al principio, el guionista era poco menos que un recién llegado al medio y seguramente no quiso meterse en terrenos que no dominaba dejando esa parte a los dibujantes.
Lo curioso es que hace muchos años me hizo un dibujito rápido de Muerte a boli y oye, no se le daba mal.
Los motivos del baile continuo de dibujantes podrían ser de lo mas prosaicas. ¿Realmente Sandman vendía tan bien? Puede que sus cifras de venta estuvieran bien para ser una serie de género, pero comparado con las barbaridades que vendían los tebeos de superheros a principios de los 90 no creo que los números fueran apabullantes. Quiero decir que las cortas estancias de los dibujantes en la serie podrían responder a la tacañería de la editorial. Por teorías que no quede.
Y para terminar, una crítica furibunda a tu artículo: ¿Como es posible que en ningún momento hayas mencionado a los Eternitos? ¡Es inadmisible! Me da igual donde los metas, como personajes derivados, como merchandising, o como te de la gana, pero los Eternitos tienen que aparecer por algúna parte. Por si alguien no sabe de qué estoy hablando os cuelgo un enlace a una foto de una colección de figuritas que sacaron hace unos años. Ya se que los enlaces son pecado, pero exijo una excepción:
comment image
¿No son adorables?
 

zape
Lector

Siguiendo la ronda de parecidos (y añadiendo que Morpheo es Gaiman himself), Destrucción siempre ha sido Sean Bean para mi.
¡Toma aportación de calado intelectual!

Ocioso
Lector

En algún momento habría que salir en defensa de los dibujantes que ha tenido Sandman. Buena parte de ellos son ingleses, y ya se sabe que esta gente gusta de estilos de trazo sucio a los que los pijameros no estamos tan acostumbrados. Seguro que nos habría molado mas un Sandman ilustrado por Neal Adams o Jim Lee, pero oye, a lo mejor no habría sido lo mismo. 🙂
En la serie podemos encontrar a Sam Keith, Michael Zulli, Kelley Jones, Charles Vess, Matt Wagner, George Pratt, Craig Russell, Shawn McManus, Byan Talbot, Mark Buckingham, Jill Thomson (haciendo Eternitos dentro de la serie principal. ¿Como que producto derivado? Grrrr), Mike Allred, Alec Stevens, Teddy Kristiansen, D´Israeli, Dean Ormston, Kevin Nowlan, Marc Hempel, JJ Muth o Michael Zulli.
Aunque he mirado los tomos para hacer esta lista he puesto solamente aquellos de los que conozco otras obras y de los que tengo constancia de que están considerados buenos autores. En muchos casos excelentes autores. Algunos de ellos estaban todavía empezando y no habían pulido su estilo, pero eso no hace sino añadir un puntito de interés a su trabajo en Sandman.
Es casi un who´s who de los dibujantes mas personales e innovadores que trabajaban para el mainstream en aquellos años.
No son nombres conocidos por el gran público, pero juro y perjuro que casi todos han ido logrando una gran reputación. Pero bueno, seguro que para muchos el resultado habría sido mejor si hubieran contratado a McFarlane o Silvestri.

Javié
Lector

¡Toma aportación de calado intelectual!

Hombre aprovechando que el pisuerga pasa por valladolid( es decir que veo un comentario de ZAPE) me parece el momento oportuno (quizas no tanto el lugar,mil perdones podeis borrarlo luego) para compartir con vosotros algo que me ha llamdo la atencion de manera imperiosa,el domingo pasado comprando el ABC regalaban LEAVING LAS VEGAS pelicula que me gusto bastante en su momento,asi que por un par de euros me parecio oportuno comprarlo( a pesar de la verguenza que me produce comprar el ABC en publico) cual fue mi sorpresa al darle la vuelta al dvd y leer la sinopsis que suelen traer y la cual reproduzco de manera literal a continuación:

“BEN-(NICOLAS CAGE-El motorista fantasma,world trade center)un guionista alcohólico,es despedido por el estudio de producción donde trabaja,y decide irse a LAS VEGAS.En la ciudad donde los bares nunca cierran,se bebe hasta el agua de los floreros.Allí encontrará a Sera(ELISABETH SHUE-EL SANTO,DESMONTANDO A HARRY,REGRESO AL FUTURO 2 Y 3) una joven prostituta que huye de su anterior chulo.Estas dos almas perdidas se enamoran,aceptandose mutuamente hasta el fin,tal como son….

Es cosa mia,o el que escribio esto si que se habia bebido hasta el agua de los floreros,en serio lo veis normal?? alguien tiene el dvd original??me encantaria saber si la descripcion es la original o la escrito algun lumbrearas.

Ocioso
Lector

JAVIE ha dicho: Hombre aprovechando que el pisuerga pasa por valladolid

Javie ¿que demonios has aprovechado de los comentarios anteriores para colar esta pregunta?
¡Este hombre es impagable!

zape
Lector

“…se bebe hasta el agua de los floreros…” ¡Hostia, grandísimo!. Chiquito del Dvdrl anda suelto. La verdad es que como sinopsis es tan literal como impresentable. Un buen ejemplo de como la dejadez y la falta de profesionalidad impera en cualquier estrato.
A mi también me gustó bastante en su día esta peli, por cierto. pero cuando la voví a ver ya me resultó más tremendista de la cuenta, amén de un rato esteticista (y es que Figgis siempre fue muy arty y tal)

Javié
Lector

Javie ¿que demonios has aprovechado de los comentarios anteriores para colar esta pregunta?
¡Este hombre es impagable

Pero mira que eres manipulador,el nexo de union de los comentarios en el post de sandman y el cine es el señor ZAPE,como experto en cine no podia dejar pasar la oportunidad.

He pedido perdon antes y pido mil perdones ahora,una vez que he compartido algo que me parecio increible y que veo que no es normal,entendere,no no,pedire por favor que mi comentario sea borrado y asi no mancille este brillante manifiesto.

zape
Lector

Como experto oficial y de permanente guardia. Te perdono, hombre, te perdono. Puedes ir en paz y haz pasar la siguiente consulta.

Javié
Lector

Puedes ir en paz y haz pasar la siguiente consulta.

Doctor no se que me pasa,siempre me he considerado un fan del trabajo de BURTON,sin embargo cada vez me cuesta mas trabajo ver una pelicula suya de un tiron,sin ir mas lejos su ALICIA hoy la he parado a los 35 minutos porque me aburria soberanamente,mañana la acabare espero…

Es grave????

zape
Lector

Es lo normal. Tim Burton padece una grave indigestión digital que le lleva a sobresaturar lo que antes era límpio y cristalino. De Norman Rockwell atravesado a caricatura desbarrante y sin nervio de si mismo. He dicho, palabra de mi. Amén.

JackHawksmoor
Lector

Torralba, a lo mejor le entraba un ataque de conciencia y le daria por hacer un Sandman como se debe hacer, me parece muy indicado para el puesto, pero llevas razon y haria una de esas dos cosas, lamentablemente.

Diomedes
Lector

Bueno pues nada ,si alguna vez se acaba hablando de la Biblia habra que tener cuidado y no decir que Jesus al final pilla ….que eso si que es un megaWTFspoiler no?

Mazikeen
Lector

Los Eternos son personificaciones antropomórficas de principios universales, y dotarlas con un único aspecto hubiera sido limitarlas demasiado.

Creo que esa es la clave de la irregularidad del dibujo, además de que yo creo que es una estética buscada, no creo que Gaiman dejase eso al azar o no se preocupase por quién le acompañaba en cada momento del relato. Con ilustraciones “más bonitas” se hubiera perdido parte del mensaje. Caso  de Deseo, que aparece siempre perfectamente dibujado/a, con trazos limpios y elegantes (y yo siempre tuve la sensación de que tenía los dos sexos a la vez, era precisamente ese tipo de manifestación la suya).

En cuanto al cine, mucho me disgustaría que se ocupara de Sandman Tim Burton, ya que entonces, invitablemente, pasaríamos del Universo Sandman al Universo Burton (con su legión de fans diciendo que ha imprimido carácter y arte en la obra), lo me parece bastante malo, pues captar y expresar la esencia no es transformar en otra cosa, aunque nos diera una buena película como obra independiente.

Por cierto, he leído en alguna parte que la serie SUpernatural tiene influencias de Sandman, alguien sabe si es cierto? (no la he visto).

GokuJunior
Lector

“Por cierto, he leído en alguna parte que la serie SUpernatural tiene influencias de Sandman, alguien sabe si es cierto? (no la he visto).”

Voy por la mitad de la segunda temporada y no he visto nada de eso :S

Sandman no puede pasar al cine. Como mucho harían un Watchmen cuando no un Constantine.

Pelegrin
Lector

Me he pillado el tomo de Sandman de planeta y la portada que reproducís aquí no tiene nada que ver con la de verdad… La llave y el logo de planeta casi ni se ven y las letras del título son doradas, parece un libro al que le has quitado las sobrecubiertas… me parece un poco cutre.

Pelegrin
Lector

Me refiero a la lleve de encima y a la cerradura, la del medio es dorada.

Maesemediarock
Lector

Yo voy al día con Supernatural y como no he leido Sandman no se, será por la relación con los ángeles, demonios, el cielo, el diablo, las criaturas mitológicas y la magia, creo que no tiene nada que ver…

Pelegrin
Lector

Sí, sí, he visto que es la imagen oficial y entiendo lo que dices… pero no sé me esperaba otra cosa. Ahora, del interior ninguna queja, una autentica gozada.

PEDRO ANGOSTO
Lector

Hey, por si a alguien le interesa, en mi blog vengo haciendo una serie de post sobre Sandman, analizando aspectos poco conocidos de la obra.

Si hay algún interesado, que pinche en mi nombre y busque la etiqueta Sandman en el blog.

Javié
Lector

Ami me paso lo mismo pelegrin,cuando lo coji lo primero que pense fue¿ pero la llave y el cierre no van en rojo?? y lo segundo que pense fue ,guau es tamaño comic-book nose porque tenia la idea de que era absolute tipo watchmen,de lo cual me alegre bastante.

Una vez terminada la lectura atrazada (sigo reafirmandome en mi postura de que los muertos vivientes han bajado un pelin el ritmo sobre todo en el segundo,con el tercero parece que se presenta un nuevo giro ya veremos en el cuarto que lo tengo pendiente)

Asi que hoy empezare con sandman que ya me toca,le tengo unas ganas…..

Pelegrin
Lector

La verdad es que se agradece que sea tamaño comicbook y no absolute. También me pillé el primer tomo de predicador y comparándolo con la anterior edición de planeta la verdad es que la traducción es mucho mejor. Aunque, no sé si es un error en el mío o es así, en el capítulo “texas y el astronauta” todas las hojas están punteadas, como si le hubieran puesto una trama de puntos encima. No sé si me explico, a ver si alguien más se lo ha comprado y puede corroborarlo. Hoy estoy un poco quejica XD.

Ivan
Lector

Pues ya me lo he pillado.
Sandman + No coedición + Buena edición = Recompra
Predicador + Coedición + Edición de batalla = No recompra.

Mazikeen
Lector

Capítulo 4 de la primera temporada de Supernatural: el Corintio!!

(El creador de la serie ha dicho en entrevistas que sí está basada en Sandman) 😀

Mazikeen
Lector

Capítulo 5, perdón, se llama Bloody Mary.

Octavio B. (señor punch)
Lector

Jose, gracias, como siempre, por el enlace a mi blog sobre Morfeo. Por cierto, moderadamente reactivado desde hace poco, al rebufo de esta impecable edición.
Edición de lujo, y post en ZN de lujo, menuda currada, enhorabuena 🙂

Bartholomew Roberts
Lector

Pues no se si a mi me gusta la idea de una nueva edición José, de verdad.

Me parece que se acaba de acabar una edición cuasi definitiva y magistralmente dirigida (editorialmente, contenidos, materiales, traducción decente) cuyo único defecto (en mi opinión) es el recoloreado.

Es decir, cúal es la necesidad de bombardear el mercado con otra nueva edición de lujo a la ya existente y sin olvidar los saldos (cada vez menos) que puedes encontrar de la Cartoné de Norma?

Yo cada vez estoy más descontnento (hasta el punto de no comprar prácticamente nada) con el panorama editorial español. Cada vez me es más difícil (muchísimo más) encontrar cómics de calidad (sin cargar contra los supers) sin que me obliguen a dejarme la herencia, mientras que importanto fácilmente desde Europa me encuentro absolutamente todo editado en formato TPB (rústica).

No sé, no sé…

Clavos
Lector

Buff, la edición de lujo de Planeta es lo mejor que pudo haber hecho la editorial. Magnífica, pero una pena que durase tan poco en el mercado. Me mereció la pena el duro desembolso, que me costó sudor y lágrimas…

Javier Agrafojo
Autor

Espectacular es poco. Este es de esos artículos que siempre deberíamos tener presentes, una guía no sólo para The Sandman sino para mirarnos en él y descubrir día a día cómo mejorar nuestras propias aportaciones. Gracias, Sr. Torralba.

Japacore
Lector

Yo me leí por primera vez Sandman este mismo verano, y tengo que decir que la historia y el guión me encantó. Las conversaciones de Muerte hablando con su hermano Sueño son de lo mejorcito, el hieratismo de Sueño transmite muchos más sentimientos de los que se podrían mostrar con una cara más expresiva.

Lo que me echó un poco para atrás es el dibujo. Como dices en tu artículo, José, irregular y heterogéneo, incluso dentro de un mismo arco argumental. Es lo que menos me gusta, tanto cambio y muchas veces no para bien. Vale que el dibujo de otras series Vertigo como Predicador no es para tirar cohetes, pero sí es homogéneo y te acabas acostumbrando. Pero me chirrían algunos dibujantes y eso, para mí, es su gran fallo.

Aún así, siempre le recomiendo a todo el mundo que lo lea, porque no se arrepentirán, igual que no me arrepentí yo ni me arrepentiré jamás. Eso sí, la edición de ECC, sin extras, no me llama mucho.

frankbanner71
Lector

da la impresion de que hay pique entre los diferentes articulistas para ver quien firma el articulo mas espectacular,porque este ultimo es sencillamente brutal.
en cuanto a sandman,si tuviese que elegir un solo episodio de TODA la serie,seria sin duda la carta de presentacion de muerte,la hermana de morfeo;tan sencillo como efectivo.
espero que la prevista “remasterizacion” del proximo miracleman,siga lo ya hecho con sandman.
y creo,finalmente,que neil gaiman ha logrado la cuadratura del circulo con esta coleccion,en el sentido de que es una coleccion perfecta tanto para hombres como para mujeres.de hecho,si tuviese que regalar un comic a una chica,elegiria este numero que he mencionado antes de muerte o la miniserie de orquidea negra.

Phantomas
Lector

Hombre, lo que se impone cuando se publique (entera) el Sandman Overture es que le solteis un buen cheque a José para que vuelva y haga un articulo al respecto…

O que al menos complete este 😛

dhaldon
Lector

“Vale que el dibujo de otras series Vertigo como Predicador no es para tirar cohetes, pero sí es homogéneo y te acabas acostumbrando”

Sin ser un gran fan de Dillón, considero su trabajo en Predicador mas que bueno, vamos que ni podría imaginarme la serie con otro, la expresividad facial que le da a los personajes no lo sabe hacer cualquiera.

frankbanner71
Lector

¿¡¡QUEREIS MAS POLVORA PARA EL ARTICULO DE TORRALVA¡¡?
pues ahi va esta espectacular entrevista en español que acabo de cazar en la red:
neil gaiman/ignacio reyo.wordpress.com.
solo dos apuntes:conersacion entre gaiman y terry gillian con bill murray en la ecuacion.
neil gaiman y su deseo de trabajar con david lynch(claramente ,mi preferido).

Mr. X
Lector

Deseando estoy de conocer las primeras impresiones del staff de ZN sobre el Sandman overture 1… A ver con qué nos sorprende el amigo Gaiman (porque supongo que tratándose de Sandman hará algo interesante… o no…)

Lemmytico
Lector

Pues yo no tengo demasiadas expectativas, porque salvo las dos minis de Muerte (que si no recuerdo mal son contemporáneas a la colección principal) todo lo que ha hecho Gainman con estos personajes después del número 75 de The Sandman me ha parecido más bien sosote e innecesario.

No he participado en el topic del top 10 comics porque no sabía bien cómo rellenarlo. Pero de ciertas cosas estoy seguro, como que The Sandman sin duda tiene que estar entre mis 10 favoritos.

Cassidy
Lector

Me encanta este artículo, un trabajo apabullante.
Creo que con diferencia, la edición en tomos del 2010 es la mejor y lo será durante mucho tiempo. Yo desde luego es la que aconsejo también (si es que todavía se puede encontrar claro). Tiene todo lo que se puede pedir y necesitar para disfrutar de esta obra maestra del cómic. Los artículos y complementos que la acompañan son sencillamente inmejorables. Pero lo más importante es que no se deja nada por publicar, encajan todos los especiales y las minis sobre Muerte. Imprescindible.

Cassidy
Lector

“Por cierto, he leído en alguna parte que la serie SUpernatural tiene influencias de Sandman, alguien sabe si es cierto? (no la he visto).”

No es de Sandman directamente, sino de un libro de Gaiman llamado “American Gods”. Hay un capítulo que homenajea claramente al libro, no recuerdo si en la temporada cinco o seis. En él, los Winchester se cuelan en un hotel donde hay una reunión de dioses antiguos acerca del apocalípsis y no digo más…

“Vale que el dibujo de otras series Vertigo como Predicador no es para tirar cohetes, pero sí es homogéneo y te acabas
acostumbrando”

Que va a ser para tirar cohetes hombre, es para hacer un castillo de fuego. Como dice dhaldon, no se entiende la serie sin el dibujo de Dillon y su maña con la expresividad de las caras. Sí bien es cierto que todos sus rostros guardan un parecido, sus expresiones son geniales. Pienso que es su mejor trabajo con diferencia.

NobTetsujin
Lector

¿Supernatural y Sandman? No veo donde, como no sea de un manera muy tangencial.

NobTetsujin
Lector

Ah, había respondido Cassidy. Ese capítulo que menciona está bastante chulo.

Javié
Lector

El articulo ya lo disfrute en su día y a día de hoy me sigue pareciendo de lo mejor que se ha publicado en la web.

Me quedo con dos cosas de los comentarios:

1.- “Queremos un nuevo Sandman. Mantén el nombre. Pero el resto es todo tuyo”.
“Ah, si los editores usaran esas palabras más a menudo…”

2- Comentario mio sobre TWD, (cuando aun lo soportaba), la edad de la inocencia, ainsss

Una vez terminada la lectura atrasada (sigo reafirmandome en mi postura de que los muertos vivientes han bajado un pelin el ritmo sobre todo en el segundo,con el tercero parece que se presenta un nuevo giro ya veremos en el cuarto que lo tengo pendiente)

batlander
Lector

Yo a esta serie le doy un 10 y a la edicion de Planeta (luego poco continuada por ECC) un 11. Queda cojonudo tener todo este material de Gaiman de Vertigo/DC recogido en un mismo formato de tanta calidad.

A mi me gusta mas que la edicion Absolute americana ya solo tener lo de Sandman, luego ya uniendolo los las 3 Leyendas de…..

Y es que en la estanteria queda de lujo:comment image

batlander
Lector

Gracias Torralba!!!

Swamp Thing
Lector

The Sandman = sublime.
Me alegro de tenerlo en la edición de Planeta.

Sergio Robla
Admin

Como dice José habrá reseña del primer número de Overture, pero ni de lejos será algo digno de ser anexado a este artículo. Al fin y al cabo serán pocas páginas que valorar, y más allá de una reseña al uso no podríamos hacer nada más que, siendo tremendamente optimista, repetirnos respecto a José. 😉

Eso sí, os ofreceremos una primera impresión del cómic, y una vez finalizada la miniserie ya hablaremos…

Retranqueiro
Lector

Tremendo el artículo, Torralba. Según lo iba leyendo me dió por pensar que yo llevo poco más de un año (mes arriba, mes abajo) comentando y leyendo en la Zona, y me preguntaba: “¿cuántos articulazos habrá como este que desconozco?”.

A mí también me encanta Sandman. Tengo la edición en cartoné de Norma. Y, como en su día estaba más que satisfecho con ella, dejé pasar la de Planeta. Y ahora quisiera tener esta última.

Y me gustó mucho el Noches Eternas. ¡Y además con una historia ilustrada por Miguelanxo Prado!

Sergio Robla
Admin

Pues a todos os invito a explorar nuestro “Archivo de reseñas”,donde lo tenemos todo ordenadito. Eso sí, por el momento no está disponible desde la version móvil de la web:http://www.zonanegativa.com/?cat=3

Mr. X
Lector

“Según lo iba leyendo me dió por pensar que yo llevo poco más de un año (mes arriba, mes abajo) comentando y leyendo en la Zona, y me preguntaba: “¿cuántos articulazos habrá como este que desconozco?”.”

Cuando salió este artículo yo era “lector”, pero aún no me había atrevido a pasar a “comentar” (creo que empecé más o menos en la misma época que Mr. Retran). Y para los que nos gustan/nosgustaban los títulos de Vertigo, los articulazos del Sr. Torralba –como este, como el de 100 Balas o el de El Asco o el Y, el último hombre- son auténticos clásicos zoneros, creo.

Mr. X
Lector

Clásicos hasta cuando uno estaba en desacuerdo con el Sr Torralba. Creo recordar que en alguna parte afirmaba que no iba a reseñar La Doom Patrol de Morrison porque no le gustaba. ¡Habrase visto! 😉

molon labe
Lector

“Cuando salió este artículo yo era “lector”, pero aún no me había atrevido a pasar a “comentar” (creo que empecé más o menos en la misma época que Mr. Retran).”

Creo que yo tambien soy de la misma “quinta” mes arriba, mes abajo.

Retranqueiro
Lector

Pues habrá que perderse de vez en cuando por ese Archivo de Reseñas a ver qué maravillas oculta.

Ataúd Johnson
Lector

No estoy seguro ya si fue por un artículo o por un comentario en un hilo de Zona, donde José me dijo que no dudara en ir a por Lucifer y leído el tomo 4 de la nueva edición, no puedo más que darle las gracias una vez más.

Y ya le dije en alguna ocasión que este articulazo, para mí,forma parte de Sandman.

Phantomas
Lector

Pues mira Mr. X, yo tampoco estoy siempre de acuerdo con José (cof, cof, Enigma), pero en eso de la Doom Patrol de Morrison sí. Para mi gusto es excesivamente surrealista y no conecto con ella. Refiriéndome a sus trabajos más personales (Vertigo vamos), prefiero de lejos el Animal Man, Los Invisibles, El Asco, Flex Mentallo (que sí, sé que proviene de las páginas de la Doom Patrol) o la de El misterio religioso. Y en los más comerciales me gustan bastante más su Arkham Asylum, JLA, New X-Men o All-Star Superman.

Por cierto, José preparó este artículo

http://www.zonanegativa.com/?p=8900

Donde creo que indica todas las reseñas (suyas y de otros colaboradores) respecto a Vertigo. Recomiendo todas, evidentemente, pero por cariño a esos cómics no dejéis de leer la de Blanco Humano y The Extremist (que son ambas un trabajo cojonudo del mejor Milligan). También es impresionante la que hizo a 4 manos respecto a Planetary con David Hernández

Phantomas
Lector

Aquí el enlace a la reseña de Planetary:

http://www.zonanegativa.com/?p=21760

Mr. X
Lector

“Pues mira Mr. X, yo tampoco estoy siempre de acuerdo con José (cof, cof, Enigma), pero en eso de la Doom Patrol de Morrison sí. Para mi gusto es excesivamente surrealista y no conecto con ella. “

Bueno, yo seguiré pensando que la guerra intergaláctica/interdimensional más épica de la historia del cómic fue la que enfrentó a la Ortodoxia y los Geománticos. Y que la calle que más mola es Danny la calle 😉

“no dejéis de leer la de Blanco Humano y The Extremist (que son ambas un trabajo cojonudo del mejor Milligan”

A mi Blanco humano y la X-Force me parece lo mejor, desde luego, de Milligan.

Phantomas
Lector

Si, hay conceptos muy chulos como el de Danny Lacalle o el de El cuadro que se comió París, pero a mi llega un punto en que me satura (o tal vez me desborda, soy de ciencias)

Sergio Robla
Admin

Doom Patrol es cosa mía, siempre contracorriente. Más pronto que tarde tendréis su correspondiente artículo.

Si queréis ver los textos de Vertigo basta con ir al Archivo y seleccionar Vertigo. Intentamos facilitaros el trabajo 🙂 José recopiló todos los enlaces de Vertigo mucho antes de la implementación de este archivo, porque él es bien ordenado 🙂

Mr. X
Lector

O el número en el que aparece la psique de Crazy Jane como una especie de lúgubre metro. O el de Jack el rojo… O tantos otros.
Pero si, veo normal que sature, no es un cómic para leer “seguido”, pero a mí me encanta echarle un vistazo cada cierto tiempo, leer uno o dos números y ver con qué ida de olla, a cada cual más descacharrante e increíble me sorprende el calvo, con su imaginación desatadísima. En ese punto, creo que el cómic de Vertigo al que más se parece es al Shade de Milligan (que desgraciadamente no he podido leer entero). Creo que Milligan y Morrison son o, al menos, eran en esa época bastante amiguetes, y me imagino llamándose el uno al otro en plan “tío, no veas la locura que se me ha ocurrido para el siguiente número”.

Mr. X
Lector

“Sergio Robla
ha comentado el 29 octubre, 2013 a las 12:59h
Doom Patrol es cosa mía, siempre contracorriente. Más pronto que tarde tendréis su correspondiente artículo.

Si antes hablo. Jope, qué guay. Esperaré el artículo con tanta ansia como una reedición decente por parte de ECC 🙂

Phantomas
Lector

Jope, qué guay. Esperaré el artículo

No te fies de Sergio, que lleva prometiendo el artículo al respecto desde hace muuuucho tiempo 😛

Sergio Robla
Admin

El tiempo es solamente un estado de la mente

Raúl López
Admin

Retranqueiro, el proximo lunes a media mañana me vuelves a hacer esta pregunta que lo mismo te llevas una sorpresa:

“Según lo iba leyendo me dió por pensar que yo llevo poco más de un año (mes arriba, mes abajo) comentando y leyendo en la Zona, y me preguntaba: “¿cuántos articulazos habrá como este que desconozco?”.”

Retranqueiro
Lector

“Retranqueiro, el proximo lunes a media mañana me vuelves a hacer esta pregunta que lo mismo te llevas una sorpresa”

Esto no se hace, hombre. ¿Y me vas a tener hasta el lunes en ascuas?

Hansa
Lector

Hace poco leí el libro “American Gods” de Gaiman y me sorprendió gratamente. Me gusta la forma de narrar de gaiman, todo parece tan… mágico.
Ahora mismo estoy con “El océano al final del camino” y pinta muy bien (una pena que sea tan corto).

Torralba, No se si leerás esto pero tengo que darte las gracias por guiarme en mis inicios en este mundillo, me leí casi todo lo que me dijiste (no se si te acordaras).

Ahora unas pequeñas dudas:

No se si los de ECC sacaran los especiales que incluya planeta en sus tomos de Sandman pero ya veo muy difícil el conseguir los tomos de planeta. ¿Me recomendáis ir a por los tomos de ECC?

Hace poco estuve por comprar Planetary de Ellis pero me dijeron que para disfrutarlo al máximo tenia que ver varias películas y leer varias cosas. ¿Alguien podría decirme que cómics/libros/pelis tendría que ver/leer para Planetary?

Torralba, ¿podrías decirme que estudiaste? Me he metido a estudiar periodismo, aunque no se si es lo mio, estoy entre eso y audiovisuales. Tengo unos compañeros de clase que son la hostia. Gracias a ellos estoy consumiendo más contenido cultural que en toda mi vida y lo mejor es que me esta gustando pero, al mismo tiempo, me siento un poco perdido. Veo todo lo que saben algunos y me pregunto si algún día podre saber más que ellos, escribir mejor que ellos, tener más iniciativa que ellos.
Ahora mismo me arrepiento muchísimo de no haber empezado antes a leer y a estudiar más en general. Aunque me lo pasaba bien con mis amigos de siempre, estudiando en el último momento, pensando en la siguiente noche de fiesta… me estoy dando cuenta de todo el tiempo que he perdido, todo el tiempo perdido que podía haber invertido en algo que me sirviera para toda la vida.

Siempre he sido bueno en historia y solía darles clases a mis amigos y compañeros de clase antes de los exámenes (a cambio ellos me ayudaban con las mates), ahora la gente me dice que tendría que estar estudiando historia y a veces pienso que tendría que haberme metido en esa carrera.

No se si daré la talla en lo que haga.

Siento toda esta parrafada, cuando empiezo a escribir a veces se me va un poco la olla.

Javier Agrafojo
Autor

Por si la opinión del Sr. Torralba (por quien -como él mismo sabe- siento una admiración sin límites) no es suficiente, voy a cometer la osadía de contestar, pues Planetary es uno de mis tebeos favoritos de todos los tiempos.

Compre Planetary sin perder un segundo. Hay un tomaco de Norma que reúne toda la serie troncal (quedan fuera tres crossovers que no influyen para nada, recogidos en otro volumen: Planetary Otros Mundos) y me atrevo a adivinar que lo disfrutará como pocas series en su vida. Tal vez no hoy, ni mañana, pero algún día se despertará y descubrirá que la serie de Ellis y Cassaday ha cambiado su vida. ¿No me cree?

Josh Whedon, el creador de Buffy y director de Los Vengadores, escribe un prólogo contando que está obsesionado con esta serie. Alan Moore, escritor de Watchmen o V de Vendetta, dice que con este ingenio deberían estar escritos todos los cómics y que es el primer gran tebeo del siglo XXI. Ante esto ya se imagina que lo que pueda decir yo, humilde colaborador de esta página, carece de sentido.

Creo que recuerdo la conversación a que se refiere (¿con Espaiderman, puede ser?) donde le venían a decir que Planetary es multirreferencial y eso. No haga caso. Lo es, sí. Pero se entiende perfectamente sin conocer esas referencias… que, además, es imposible que ignore en mayor o menor medida: ¿conoce a Godzilla, a los 4 Fantásticos, a Superman, a Hulk, Matrix, Tarzán, Drácula, Sherlock Holmes, etc? Pues eso. No se preocupe.

Y cuando lo lea, nos cuenta. 😉

Javier Agrafojo
Autor

Veo en el enlace que ha puesto José que también preguntabas por Agujero Negro:

http://www.zonanegativa.com/?p=62418

Espero que ahí queden despejadas todas tus dudas. A mí me parece magistral.

Javier Agrafojo
Autor

A mí, de hecho, me gusta más el mamotreto que los dos tomos originales. Los dibujos de Cassaday lucen magníficos.

Y, además, de cogerlo habitualmente se te ponen unos hombros… 🙂

wpDiscuz