The Mark of Watzel

La tragedia del cáncer infantil

Por
0
556
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 
The Mark of Watzel 2

Edición original: The Mark of Watzel JAP, Shueisha (2014)
Edición nacional/ España: Milky Way Ediciones
Guión: Tomo Taketomi
Dibujo: Tomo Taketomi
Formato: Rústica con sobrecubierta, 186 pág. B/N
Precio: 8,00€

 

The Mark of Watzel es una historia autoconclusiva serializada en la revista Aoharu de la editorial Shueisha en el año 2014. La autora del manga es Tomo Taketomi, una mangaka desconocida en nuestro país, aunque, en Francia, la editorial Kana publicó hace años Evil Heart (Shuukan Young Jump, Shueisha, 2005).

The Mark of Watzel nos explica como Jason Toy, un actor venido a menos, es contratado por Dusty Mortimer para ayudar a su hija, Erin Mortimer, ha superar sus últimos meses de vida. A causa de la sensible temática que envuelve a esta publicación, Milky Way Ediciones decidió donar un porcentaje de los beneficios de esta obra a una fundación de apoyo contra el cáncer infantil. Un detalle que dice mucho de los responsables de la editorial.

Personajes

The Mark of Watzel 3 Dusty Mortimer abrió una pequeña empresa de productos de belleza, se casó y tuvo una hija, Erin. Su mujer murió a causa de un cáncer cerebral inoperable sin que Dusty pudiera hacer nada para ayudarla. A raíz de este hecho, decidió que se esforzaría más en la empresa, no descansaría hasta ser un empresario de éxito y tener los recursos suficientes para proteger a su ser más querido: Erin.
The Mark of Watzel 4 En sus años de juventud, Jason Toy era un actor de gran renombre por dar vida a Watzel en la serie de televisión The Mark of Watzel. Pero ahora, se dedica a estafar a mujeres de cierta edad vendiéndoles imitaciones de productos de belleza de alta gama. Erin está obsesionada con la serie que le lanzó al estrellato y, por esta razon, Dusty Mortimer decide contratarle para que le de fuerzas para luchar contra su enfermedad o, simplemente, para que juegue con ella y alivie sus últimos momentos.
The Mark of Watzel 5 Terapeuta Suzuki. Como todos los médicos convencionales han concluido que no puede hacerse nada por Erin, su padre a decidido pedir ayuda a un terapeuta alternativo. Suzuki aplica el método Simonton, una pseudoterápia que consiste en visualizar cómo el organismo lucha contra le enfermedad para mejorar el estado real de la persona enferma. A lo largo del manga, veremos cómo todos los pacientes de Suzuki acaban muriendo de su afección original, lo cual causa un sentimiento de derrota y frustración en él. IMPORTANTE: en esta reseña no se va a hacer apología a este tipo de terapias que NO están abaladas por la evidencia científica.
The Mark of Watzel 6 Erin Mortimer es la hija del rico empresario Dusty Mortimer. Con la edad de ocho años ha desarrollado el mismo cáncer cerebral inoperable que acabó con la vida de su madre. Aunque su padre ha pagado a los mejores médicos para que la traten, todos se han rendido ante la adversidad: a Erin le quedan unos pocos meses de vida. El tumor sigue creciendo sin que nada pueda evitar la trágica evolución.

THE MARK OF WATZEL

El guion que desarrolla Tomo Taketomi tiene un buen ritmo, teniendo en cuenta que en menos de 200 páginas tiene que proponer un inicio, nudo y desenlace. Erin tiene unas pesadillas recurrentes en las cuales unos muñecos de hojalata vestidos como los soldados de The Mark of Watzel la persiguen y atacan. El terapeuta Suzuki cree que estos muñecos con traje militar representan las células tumorales en progresión, por tanto, si Erin se viera a si misma como Watzel, su héroe que derrotaba a estos soldados, podría acabar con ellos. Gracias a la desesperación de Dusty, Suzuki consigue que contraten al actor original de la serie, Jason Toy. Su idea es que Jason se disfrace de Watzel y ayude a Erin crear una imagen en su mente: ella vestida como un auténtico héroe derrotando a todos los malvados soldado que quieran atacarla.

The Mark of Watzel 9

Tomo Taketomi tiene la virtud de plantearnos esta situación como inverosímil. Nadie cree que eso pueda funcionar, ni Jason ni Dusty, de hecho, el propio Suzuki llega a dudar de si mismo. De esta manera, no cae en una apología de las terapias pseudocientíficas, mal llamadas alternativas, sino que en todo momento se mantiene al lector en una posición de escepticismo. De esta manera, la crudeza sobrevuela todas las páginas del tomo pero de una manera muy diluida, tanto que el manga no se convierte en un drama gratuito. En esto tiene mucha culpa la intercalación de escenas de la “realidad” con otras de la imaginación de Erin. Estos dos mundos que narrativamente transcurren en paralelo, narrativamente, están muy bien utilizados.

Aviso de Spoiler

Hacia el final de la historia, el pesimismo por la muerte de Erin se convierte en frustración. Jason Toy ha desarrollado tal cariño por la pequeña no quiere verla morir. No quiere ser partícipe de la impotencia y la resignación. Pero, cuando el lector ya estaba convencido que esta no era una obra de esperanza, sino de dolor: el milagro ocurre. Pero Tomo Taketomi sigue en su inteligente línea: Erin no está curada, el tumor simplemente se estanca. Deja de crecer. Ella sigue enferma y vivirá con una bomba de relojería, pero no morirá con ocho años. De esta manera, el juicio sobre la utilidad del método simonton queda en el aire para que sea el lector quien la juzgue.

The Mark of Watzel 8

Respecto al dibujo, The Mark of Watzel nos propone un estilo shojo moderno: detallado, limpio y con bastantes fondos trabajados. El dibujo es muy pulcro y los juegos de sombras y grises están muy bien empleados. Tomo Taketomi consigue transmitir una sensación de calma y paz, pese al guion, gracias a esta estética tan rica y cuidada. En este sentido, destaca el uso del color en la portada, una pena que no haya páginas interiores a color para acabar de catar este modo de expresión de la autora.

En definitiva, The Mark of Watzel nos sumerge en el drama del cáncer infantil con crudeza pero sin dramatismo. Con un gran guion y un dibujo espectacular. Uno de esos mangas que puedes prestar a alguien que no esté habituado a este tipo de cómic con la confianza que le va a gustar. El elemento más espinoso de la obra es el uso que hace del método Simonton, que perfectamente podría cambiarse por oraciones religiosas, por ejemplo. Pero, por suerte el desarrollo de la trama no cae en la versión complaciente y fácil de validar esta práctica. Citando a la propia autora:

“Creer y desear son dos cosas completamente distintas”

  Edición original: The Mark of Watzel JAP, Shueisha (2014) Edición nacional/ España: Milky Way Ediciones Guión: Tomo Taketomi Dibujo: Tomo Taketomi Formato: Rústica con sobrecubierta, 186 pág. B/N Precio: 8,00€   The Mark of Watzel es una historia autoconclusiva serializada en la revista Aoharu de la editorial Shueisha en…

Valoración

Guión - 7
Dibujo - 8
Interés - 6

7

Valoración

Milky Way Ediciones nos propone una historia autoconclusiva llena de dolor, amor y realismo. Una pizca de amargura que sin regodearse en la fatalidad nos hace pensar en la vida y la muerte.

Vosotros puntuáis: 8 ( 1 votos)
Compartir
Artículo anteriorGenerations: Captain Marvel & Captain Mar-Vell #1
Artículo siguienteMundo independiente: Star Trek Boldy Go#5-6
(Barcelona, 1990). Nacida con la necesidad de hacer decenas de cosas a la vez; me licencié en filosofía y ahora recorro otra aventura. Entré en el mundo del manga en un buena momento: en pleno boom de principios de siglo. Cuando por televisión emitían Evangelion y el salón del manga no tenía entradas limitadas. Fascinada por la estética gótica, oscura y dantesca, mi autora de cabecera es Kaori Yuki. Pero, reconozco que los mejores mangas que he leído son de Naoki Urasawa y Osamu Tezuka. Mi máxima: las buenas historias son aquellas que dejan huella en el alma del lector.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

Notifícame
wpDiscuz