The Button (Parte 4 – Conclusión) Flash #22

Cuarta parte y final del crossover entre Batman y Flash. EL misterio se resuelve, pero nuevas preguntas aparecen en el horizonte. Descubramos que nos ofrece este número y hacia donde nos lleva.

Por
24
6367
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española. Se recomienda haber leído previamente Flashpoint, The Flash #21 y Batman #21 / #22 antes de leer este artículo.

Todo lo que empieza acaba y tras cuatro semanas en vilo, con las esperanzas y las expectativas por las nubes, llega el número de Flash en el que concluye (por decirlo de alguna forma, ya que es más un nuevo principio) el crossover que ha implicado a Batman y Flash. Lo que empezó como una investigación alrededor de la chapa que apareció en la batcueva durante los eventos de Universo DC: Renacimiento, ha acabado siendo una investigación no solo del objeto en cuestión, sino también de un asesinato donde el asesino parece ser dios. Han sido cuatro números espectaculares en los que se ha dado un paso más hacia lo que ya era evidente para confirmarse de forma inequívoca. Queda ver en qué dirección se moverá todo y como encajará uno de los movimientos más valiente y arriesgados de DC desde que se lanzara Crisis en 1985.

El camino que se ha emprendido en DC desde Renacimiento no está exento de polémica al tomar una de las obras más importantes del cómic, como es Watchmen, e introducir a sus personajes dentro de un crisol, un todo, un multiverso, como es el Universo DC tradicional. Unos hablan de traición, otros de maniobra desesperada, otros de maniobra de marketing oportunista, otros de destrozo, ultraje, último cartucho, engaño, trampa, fracaso… los adjetivos se apelmazan hasta formar una enorme montaña granítica sobre la que los aficionados claman su indignación. La obra de Moore y de Gibbons nunca podrá ser alterada, siempre seguirá con nosotros, tal como es, tal como fue concebida. Antes de Watchmen no ha cambiado la percepción de la obra ni lo hará esta nueva iniciativa que nos ocupa. Podemos estar o no de acuerdo con todo lo que se está orquestando, pero no son nuestros personajes, ni nuestras franquicias, ni siquiera nuestra empresa, ni son nuestros mitos personales, no son personajes de los que apropiarnos simplemente porque una vez, cuando los conocimos, nos marcaron de lleno. Podemos oponernos al cambio, pero el cambio es la vida y podemos resistirnos como consumidores que somos a no adquirir estos comics, pero sinceramente resulta mucho más gratificante disfrutarlos con la inocencia de ese niño que llevamos dentro y que se emociona descubriendo nuevas historias.

Y tras esta disertación cuya motivación no es otra que la de predisponer al personal a lo que vamos a comentar a continuación, toca meterse de lleno a hablar y desmenuzar lo que vamos a encontrarnos en las páginas de Flash #22.

Flash Reverso disfrutando de su psicopatía.

El número arranca en el mismo punto donde lo dejamos en Batman #22. Batman y Flash persiguen al Flash Reverso a través del tiempo (más bien brecha temporal) intentando evitar que acabe muerto a manos de un ente desconocido. Obviamente estamos tratando con un villano que se caracteriza por su profundo odio por Flash, odio visceral, regado por un irrefrenable afán de venganza y aderezado, como guinda, con un sadismo digno del psicópata que es el Flash Reverso. Su ego, borracho de poder, disfruta con la situación y se recrea describiendo como va a hacerle de nuevo daño a Barry. Aquí hay que pararse un momento para darse cuenta de que estamos viendo los instantes finales de Thawne antes de su muerte (vista en Batman #21). Por tanto, nos hemos colado en la trastienda temporal de esta historia y vemos acontecimientos no vistos en esa primera parte del crossover en la que Batman yace al lado del cadáver de Thawne.

En medio de este caos espaciotemporal, Flash y Batman pueden escuchar una voz que insiste en llamar la atención de Barry. Un susurro entre la estática que Barry ignora por considerarlo una simple alucinación fruto de la situación en la que están inmersos. Esto nos permite ver como Bruce está muy afectado por lo sucedido en el anterior número. Recuerda esos instantes con su padre y se repite a si mismo que fue real, que lo que habló con él no fue una alucinación. Bruce demuestra unos sentimientos muy interesantes ya que lo acontecido en el anterior número ha metido al personaje en un jardín muy complicado de gestionar al haber sembrado la duda en la férrea convicción de Bruce en su lucha contra el crimen. No en vano su padre le invita a abandonar el traje de Batman para que de verdad pueda ser feliz. Veremos cómo se va gestionando todo esto en la serie de Batman, pero sin duda es algo digno de ir descubriendo.

El instante clave.

Thawne continúa corriendo y con un chasquido de sus dedos genera una onda sónica que daña la Cinta Cósmica de Barry. Thawne escapa y llega a un pequeño trozo de roca donde acaricia con ansias de poder la chapa. Siente el poder que encierra en sí misma, nota como crepita y la avidez por poseerlo le impide ver lo que se abalanza sobre él. No ocurre nada que no sepamos, pero impresiona verlo en directo y no imaginándolo. Thawne ve a dios y cae fulminado por su mano que busca recuperar la chapa. Cerrojazo a esta trama para ir a descubrir que le ha pasado a Bruce y Barry.

Ambos van a la deriva, con la Cinta desintegrándose, a punto de perderse en este limbo dimensional, cuando la voz de nuevo llama a Barry. Bruce insta a Barry a hacerle caso, a que la escuche, y es cuando llega el golpe argumental para el lector. Entre los escombros, entre la energía que se escapa, aparece un nombre, un nombre cargado de simbolismo y que nos permite soñar con algo muy grande. Jay Garrick hace acto de presencia. Redoble de batería, platillos y fanfarrias, el primer Flash está aquí y habla de libertad.

Un momento emocionante.

Si en Universo DC: Renacimiento tuvimos a Wally West de regreso ahora parece que vuelve Jay Garrick, el Flash Original de los años cuarenta, con su característico casco y un uniforme rediseñado para la ocasión. Hay que recordar en este momento el número nueve USA de la serie regular de Flash (número 5 de la serie de ECC en España) ya que en la última página Barry comenta con Wally que tuvo una visión de algo que no sabe decir muy bien que era, pero que le llenó de esperanza. Y es que Garrick es eso y mucho más, es la experiencia, el ejemplo a seguir por parte de todos los velocistas y su mera presencia no solo debe llenar de esperanza el corazón de Barry, sino también el de todos los aficionados. Esto abre muchas puertas, pero la principal es la de un regreso de la JSA a pleno rendimiento, pues no hay que olvidar que tenemos a Johnny Thunder gritándole al cielo en busca de Thunderbolt. Las piezas se siguen colocando y el domino sigue creciendo a la espera de empezar a caer para deleite de todos.

Garrick pronto toma las riendas de la situación y logra salvar a Batman y Flash de perderse y con un enorme esfuerzo los devuelve de nuevo a la batcueva, a la original, en la que todo empezó. La escena se repite y Garrick insta a Barry a que lo recuerde, que es un amigo, pero debe recordar. Barry esta aturdido por lo que le dicen, preguntándose como es posible que olvide a la gente y cuando toca el brazo de Garrick una explosión de energía les rodea y un haz de luz azul se lleva a Garrick de la batcueva, dejando a Batman y Flash sin entender muy bien que acaba de pasar.

Bruce se siente dolido por lo ocurrido considerando cruel el haber podido estar con su padre y que este muriera, pero Barry lo prefiere ver como un regalo, un tiempo extra con el que nadie hubiera soñado nunca. Ambos concluyen que este caso, el de la chapa, está muy lejos de estar cerrado, que las preguntas son muchas y las respuestas pocas, pero que hay algo grande detrás de todo esto y que todo lo que ha pasado no puede deberse tan solo a un accidente fortuito.

Llegamos a una de las páginas más emotivas del número, con Bruce de pie, frente a una ventana con Gotham recortándose en la lejanía. En su mente rememora las palabras de su padre sobre dejar de ser Batman y ser feliz, cuando sobre las nubes se sobreimprime la batseñal. Bruce la mira, no reacciona, pasan los segundos y Alfred aparece para preguntar si van a hacer algo al respecto… a lo cual Bruce deja caer la cabeza de forma que su rostro queda rodeado de sombras. Es simplemente genial como estas nueve viñetas golpean al lector. Batman está meditando seriamente dejar de ser Batman. Parece que las palabras de su padre han calado muy hondo en su ser y algo podría estar cambiando.

Pero quedan aún cuatro páginas más para terminar el cómic y son cuatro páginas destinadas a ratificar lo que ya se venía intuyendo de lejos con la chapa en manos de Manhattan que se pregunta si todos somos marionetas y él es simplemente una marioneta capaz de ver los hilos. Una metáfora aplastante de cómo pueden ser nuestras vidas. Pero lo mejor llega casi al final cuando la chapa está perdida en el espacio, girando, de forma que la sangre que le tapa uno de los ojos al smiley se desprende y flota en la ingravidez del espacio exterior. Un sin sentido que permite que el plano se vaya cerrando sobre la gota de tal forma que al final todo cambia para ver el símbolo de Superman en la última viñeta.

Se confirma lo que ya se suponía.

No puede haber mayor declaración de intenciones. Esto es todo lo que hasta ahora vamos a saber al respecto y hasta que no llegue el nuevo trabajo de Johns en noviembre, en compañía de Gary Frank, las cosas van a estar tal cual terminan aquí. Podremos ver nuevos retazos diseminados, pero el plato fuerte va a ser Doomdays Clock.

Joshua Williamson, Tom King, Jason Fabok y Howard Porter, han culminado cuatro números soberbios. Hay sentimiento, hay esperanza, fuerza y cariño en cada página, en cada viñeta, siendo unos comics capaces de remover muy dentro del aficionado emociones que podían llevar mucho tiempo dormidas. Hay que dejarse llevar y disfrutarlo. Hay que paladear este tipo de trabajos que tienen la esencia de esas historias capaces de hacernos sentir con fuerza lo que estamos leyendo. No se trata de si es un cómic bueno o malo, se trata tan solo de vivirlo como lo que es, una historia que viene a poner la primera piedra de una historia más grande que está permitiendo que lo que se consideraba ya perdido vuelva de nuevo a nosotros con la fuerza y calidad que se merece.

The Button – Parte 1 (Batman #21)

The Button – Parte 2 (Flash #21)

The Button – Parte 3 (Batman #22)

Leave a Reply

24 Comentarios en "The Button (Parte 4 – Conclusión) Flash #22"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
hammanu

Que casualidad acabo de leerme todo el Button este hace ¡5 minutos! y con ganas de ver como continúan esto. Le tengo ganas a que recuperen la continuidad normal. Hay un detalle que creo que es importante ya que flotando en ese vacio temporal Barry hace una mención al Hypertiempo concepto creado por Morrison y que su mayor exponente fue su etapa de Batman al unificar todas las historias del personaje.

Suditeh

Dado que en el nuevo enlace de Normas están los comentarios cerrados, lo pregunto por aquí. ¿Eso solo se aplica a los lectores o en adelante cuando un redactor falte al respeto de los usuarios también se le baneará?

Moderación ZN

Hola Suditeh. También hemos puesto en marcha una serie de directrices a nivel interno para redactores. Esperemos que esto y la nueva presencia de un community manager y moderadores en los hilos ayude a evitar futuros problemas en los comentarios de ZN.

Un saludo

Suditeh

Buena decisión, me alegro de oírlo. Un saludo.

AlbierZot

Poca chicha al final pero sólo por el epílogo ya ha merecido la pena. jaja…. Están locos.
comment image

Katar

Al final el crossover deja la sensación de “prólogo alargado”. Me temo que The Button es un comic que una vez leído y cuando ya sabes las sorpresas, pierde toda la gracia cualquier relectura.
Esto ya es paranoia mía, pero pensaba que la chapa iba a tener algún otro papel. Jamás imaginé que el icono del Comediante acabaría convertido en un objeto “de enorme poder capaz de desencadenar toda clase de fenómenos cronotemporales”.
Igualmente las ganas de ver cómo continúa todo siguen intactas.
En cuanto a lo del Hypertime, ¡Bien visto Hammanu! El concepto se desarrolló en The Kingdom (aquí editada por PdA y recientemente por ECC) y cuadra bastante con las palabras de Geoff Johns diciendo que el encuentro entre DC y Watchmen no irá de “Superhéroes DC atacando al Dr. Manhattan a lo Darkseid” dando a entender que irá más sobre cómo Watchmen influenció en la manera de escribir los comics del Universo DC tradicional. Y así funcionaba el Hypertiempo: Todo lo publicado por DC era válido. A veces las líneas temporales se acercaban y unas influenciaban a las otras, otras veces se alejaban y su influencia disminuía. Supongo que se pondrá sobre la mesa en forma de historia precisamente como los comics de Moore influenciaron a los Demiurgos del UDC tradicional para cambiar sus vidas. Aunque en la parte de N52 lo que tendrán que mostrar es cómo resultó que la peor basura de los años ’90 influenciase al UDC. Algunas líneas como la peor Wildstorm se acercaron tanto al UDC que lo infectaron como un cáncer y ahora toca ir extirpándolo. Que vuelva Jay Garrick es una buena manera de comenzar el tratamiento (Por no mencionar el placer que supone su aparición, que es el símbolo de la hincada de rodilla de esos “creativos” como Diane Nelson y sus palmeros que afirmaban hace no tanto tiempo que eso no iba a suceder jamás).

Tricky Dicky

¿Y no os parece que Johns abusa un poco de plantear tramas con la misma constante metatextual? A saber: cómics de superhéroes que tratan “alegóricamente” sobre los cómics de superhéroes.
Crisis infinita era un permamente diálogo entre la DC de la Golden Age, idealizada, infantil, imposible de recuperar, y la DC actual, más contradictoria, más sombría (más “Watchmen”) pero reflejo de una realidad igual o peor. La DC de 1940 sermoneando a la DC de 2006. Y la DC de 2006 demostrando que ya no existe la DC de 1940 más que como un recuerdo.
Ahora Rebirth parece un dialogo entre la DC post-Watchmen y Watchmen, donde la primera le dice a la segunda “Qué me has hecho?! Me has desnaturalizado!” y Watchmen dice “Noooooo. Quiero que te parezcas a mí, pero eres tú la que no me entiendes”.
Creo que el recurso de la metatextualidad que Moore introdujo con una maestría absoluta en Watchmen está siendo sobre-explotado por Johns: sus cómics parecen un diálogo entre edades del cómic y versiones de personajes, entre autores y aficionados, entre Johns y Moore!

Pachinko

Y mientras Morrison siempre que le dejan haciendo lo mismo, mejor(esta parte es subjetiva, claro) y respetando toda la obra anterior.

A multiversity me remito.

no more events

Aunque tiene partes buenas, creo que todo el arco ha sido “teaser” enorme, porque al final ni los lectores ni los personajes aprenden mucho más de lo que ya se sabia. Y con el retorno de Jay Garrick, pues creo que para eso mejor ponían la portada que pusieron como una alternativa, porque para eso… En fin.

Saludos.

golhero

Gran reseña, totalmente de acuerdo con lo expresado en ella.

hammanu

Supongo que poniéndome un poco filosófico es que depende de que época vivamos necesitamos un tipo u otro de superhéroes y esto alegóricamente se “trasladaría” al mundo real o el nuestro. Watchmen fue un reflejo de la era Reagan con un presidente tan chulo como el actual. De hecho esto creo escuela y los comics se hicieron cada vez mas oscuros hubo épocas en que reculo a una etapa mas tranquila (El final de los 90 con el relanzamiento otra vez de los personajes de la Silver Age y Marvel de Quesada aupando a la editorial tras la bancarrota de la editorial) a otro palo que sufrio la psique americana en que atacaron a su propio suelo en el 11-s, de allí a vivir las guerras de Irak o Afghanistan que aunque en cantidad de muertos en su bando es infimo comparado a los lugareños a priori marco el insconciente colectivo: racismo, odio, intolerancia, perdida de la seguridad, paranoia y ect… que ha cambiado mucho a los yanquis. Esto obviamente se ha reflejado en los comics y si en la Segunda Guerra Mundial se usaron de propaganda y en Vietnam se dejo mas o menos de lado a raíz de su impopularidad entre la gente joven ¿Qué tenemos? Mas o menos un reflejo de lo que ha pasado a esa sociedad durante estos años. Supongo que Jonhs intenta recuperar aunque sea en el comic o contrastar en Doomday Clock el panorama que los USA, cada vez mas divididos, viven. Y la idea que se les ocurre es obviamente para llamar la atención es usar el Watchmen que fue el epitome de la oscuridad en los comics de supers y que marco un antes y después de como visionarlos. Lo que creo es que el guionista quiere equilibrar el concepto mas utópico de la Silver en dar una especie de esperanza al optimismo y a la unidad e intentar contrarestar la oscuridad de hoy en dia reflejado en la obra de Moore.

King Tate

Gran critica desde todo punto de vista, hoy dia parece que muchos de nosotros somos mejores guionistas, dibujantes, editores que cualquiera de los que trabajan en DC y en MARVEL se nos olvida que solo son historias y están están hechas para nuestro disfrute y entretenimiento.

En lo referente a la historia me dejo con ganas de saber mas, q habrá pasado con jay y su historia, a que se refería con eso de que “ellos se lo han quitado todo”,:el miedo en la palabras de reverse, que pensara batman, y sobre todo el logo de superman al final que significado tendrá.

Pd: este ve leyendo por allí que el epilogo de la liga de las sombras fue cambiado por la tardanza para terminar esta historia. En ella se decía que batman se entera que tim esta vivo y lo tienen prisionero y esta dispuesto ha ir a rescatarlo

Jordi Molinari

Sobre lo último, habrá que ver el número de Detective Comics #957 de la próxima semana, pues es una historia auto-conclusiva con Stephanie Brown. No recuerdo si era sólo especulación o estaba confirmado, que la revelación de Tim la habían movido a ese número. Que, dada la protagonista, podría tener incluso más sentido.

PhoenixFive

All-new Crisis of infinite cycles

PhoenixFive

“La obra de Moore y de Gibbons nunca podrá ser alterada, siempre seguirá con nosotros, tal como es, tal como fue concebida. La obra de Moore y de Gibbons nunca podrá ser alterada, siempre seguirá con nosotros, tal como es, tal como fue concebida. ”
Para bien o para mal Watchmen cambio la forma en que concebiamos los comics y para bien o mal lo que hagan con su personajes, su contenido su esencia lo altera, lo cambia

King Tate

Si tanto te afecta a tu concepción compañero yo tengo el remedio perfecto para eso y es que dejes de leer los cómics de DC en especifico, y en general todo tipos de comics xq cada cierto tiempo aparecerán queramos propuestas arriesgadas que buscan generar entretenimiento y ganancias sea cual sea la compañía de tu preferencia.
Así que si quieres vivir en un mundo preconcebido y sin cambios te recomiendo eso no leas mas comics o en su caso funda una compañía y crea las mejores historias que puedas imaginar

Saludos compañero.

PhoenixFive

Gracias por el consejo, pero a mi me gusta opinar sobre lo que leo, cuando lo que leo me gusta, lo expreso, cuando no me gusta tambien lo expreso, de propuesta arriesgada no tiene nada, intentan contar como recuperan la continuidad de la que se avergozaron y renegaron.
Yo soy de los que aplaude una Thor mujer como la que se esta escribiendo, un Capitán América negro, una América Chávez lesbiana, una SpiderWoman embarazada, un Batman Dick y un Robin Damian, una Wonder woman versión vértigo o que te parece una Barbara Gordon nuevamente como Batgirl…
No me gusta este Renacimiento porque es una tomadura de pelo, porque cuando vuelvan a necesitar vendrá un “genio” y decidira que Barbara es mejor como Oraculo, son estos manoseos los que me dan risa.. los que cuestiono.. si tuvieron los cojones de hacer que Wonder Woman matará a Maxwell, que lo asuman y hazla crecer como personaje con esa decisión, no metas una “genialidad” como la de los golpes a la realidad..
Prefiero un enfoque a lo Gwen Stacy ubicandola en otra realidad para contar esa historia el tiempo necesario que revivirla a lo tarugo

King Tate

Otra cosa q me llama la atención son los personajes que quedan por aparecer en esta etapa de rebirth, como lo son shazam, Martín hunter etc. Espero con ansias como los harán aparecer si es que llegaran a aparecer.

juan

con este numero de Trinity #8 y el final de The Button en the flash #22 me di cuenta que Dc como que quiere retornar el concepto del Hipertiempo creado por mark waid y Grant Morrison
personalmente me parece bien es un concepto interesante y con esa idea la continuidades Pre crisis, Kingdom Come, Supersons, Superman Red and Blue etc pueden existir no como parte del multiverso sino como otras lineas temporales

Marcow

un teaser!! esto es lo que nos dio DC, la verdad es que hace rato desde que mataron a Pandora, sabemos que tenemos a Manhattan a la vuelta de la esquina!! Simplemente nos reconfirmaron todo con un gigante azul y a una Lorie que aparentemente no abandona los pensamientos del personaje, (me pregunto si la chica del manicomio es Lorie?). Luego aparentemente nos presentan la Carta del Hipertiempo!! Una jugada algo fastidiosa por parte de DC, ya que desde hace tiempo el reboot ha sido la marca distintiva de su editorial, ahora nos dicen que no, luego te das cuenta que con o sin Hipertiempo, hay un par de decenas de personajes atrapados en el tiempo o memorias robadas, me pregunto si solo los velocistas fueron sellados? o solo ellos sobrevivieron el exterminio temporal de Manhattan? y al seguir leyendo te sigues preguntando si de verdad el chico azul tendria un objetivo o interes en lo que esta haciendo o por lo menos los actos que le estan adjudicando!! y es que al pensar en el final de Watchmen, y recuerdas su razonamiento final, el tipo se iba a pasar por el Universo, ya la tierra no tenia nada que ofrecerle, ya Lorie siguio con su vida, y a mi entender el tipo tenia un plan de crear su propia granja de hormigas y ser Dios!!, a estas alturas me pregunto si mucho mas adelante habra un twist y resulta que Manhattan no es el malo de la historia!! o quizas la linea temporal actual fue clonada por el, desde preflashpoint y simplemente lo que vemos es en efecto su granja de Hormigas y el Jugando ser Dios!!

En lo personal a mi me sigue costando ver a Manhattan como un ser Superior a Darkseid y al antimonitor!!, aun recuerdo el comic de Crisis de tierras infinitas y para mi el Antimonitor es el ser mas poderoso!! en New 52 se encargaron de ponerlo mas terrenal y debiil por así decirlo!!

a veces me pregunto si algún día revivirán al Monitor original?!!

juan

en cierta forma a mi también se me hace difícil ver a Manhattan como el mas poderoso o un ser superior a Darkseid (teniendo en cuenta que este en los New 52 se la pasaba destruyendo lineas temporales)
ademas de el hay otros que tienen un nivel de poder demasiado alto como para frenarlo se me hace difícil de creer que Manhattan pudiera derrotar a Spectre, Lucifer Morningstar, Michael Demiurgos, Antimonitor , Hal Jordan (Parallax), Superboy Prime entre otros que como mínimo borraban lineas temporales y universos fácilmente
habrá que esperar que explicación dan pero si me parece una fumada eso de que Manhattan sea mas poderoso que ellos…

wpDiscuz