Servicio Informativo de Editoriales Independientes #191

Una nueva entrega de Locke & Key. Ted McKeever deja el cómic. Descargas gratuitas de Cerebus.

Por y
3
1727
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Es una lástima que una entrega tan breve como la que hoy les ofrecemos, y que contiene varias noticias dignas de celebrar, se vea empañada por un triste anuncio respecto a un conocido artista. No, tampoco se asusten, afortunadamente no se trata de otro fallecimiento, como los que este funesto año nos ha venido acostumbrando a asistir durante esta primera mitad suya que hemos recorrido. Pero siempre es triste de algún modo que un profesional del cómic cuyo arte has disfrutado decida dejar el medio. En este caso no solo porque no vayamos a disfrutar de más obras suyas, sino porque además decida abandonar quemado con esta industria que tanto admiramos y todo lo que la rodea. Resulta un poco un cubo de agua fría, una dosis de realidad sobre esa visión mitificada que a veces como entusiastas aficionados no podemos evitar tener sobre este mundillo, y que casos así nos recuerdan que a la hora de la verdad está tan lleno de banalidad como cualquier otro entorno profesional. Que la producción manda sobre la expresión artística, que la industria está manejada por personajes tan grotescos como nuestros propios odiados jefes. Que nosotros mismos como consumidores podemos resultar a veces tan exasperantes con nuestros tics irreflexivos, persiguiendo lo último que se nos publicita, como animales de granja tras su pienso. Y que al final no somos tan distintos del resto de esa masa social que a menudo miramos con cierta condescendía y de la que con soberbia nos gusta pensar que estamos tan alejados.

Locke & Key vuelve estas navidades

Pues efectivamente, a finales de año podremos ver una nueva entrega de la genial obra de Joe Hill y Gabriel Rodriguez. En Small World nos encontraremos con un par de relatos que ya fueron publicados en su día (Open the Moon y Grindhouse) que transcurrían en el pasado de la serie y que no fueron recopilados en tomos, además de nuevas historias también ubicadas a principios del siglo XX.

1

Descubriremos allí una llave más no vista hasta ahora y nos reuniremos con unos personajes que habían aparecido en las historias mencionadas. Y es que Hill tenía ganas de explorar el pasado de la historia norteamericana usando el contexto de Locke & Key. El título, por cierto, es un guiño a una novela con el mismo nombre escrita por Tabitha King, esposa del escritor Stephen King y madre de Hill. Los acérrimos de la obra de Hill y Rodriguez estamos sin duda de enhorabuena.

Fuente: Bleeding Cool.

Descargas gratuitas de Cerebus

Tras el laborioso proceso de digitalizar en alta calidad las miles de páginas que componen una de las obras clave del cómic independiente de los años ochenta, Cerebus por fin está disponible en su totalidad para descargar. Además, también podemos encontrarnos con unos vídeos, una especie de motion comics, pero no exactamente, que adaptan esta maravillosa saga a un formato audiovisual de lectura. Pues bien Dave Sim, el artífice de la serie, nos ofrece dos volúmenes de ella (el primero y el titulado Alta Sociedad) de forma totalmente gratuita en ambos formatos.

3>

Pero no solo eso, porque aunque el resto de los 16 tomos están a la venta, Sim dice que aquellos lectores sin recursos para pagarlos gozan de su bendición para descargarlos de forma no oficial (pirata, vamos) allí donde los encuentren. Solo pide que quienes así lo hagan, cuando puedan más adelante hagan una donación en su página. Un aplauso para mister Sim y por su iniciativa.

Fuente: Comic Book Resources.

Ted McKeever ha dejado el mundo del cómic

Una amarga noticia. El creador de Plastic Forks, Metropol o Eddy Current publicaba el pasado miércoles la entrega final de su última obra, Pencil Head, que trata sobre su experiencia en cómo es la industria del cómic por dentro, y que sirve también como su despedida del medio.

546

Ya la semana pasada McKeever era entrevistado en Bleeding Cool acerca de esta decisión que había anunciado en su blog. Con la aparición de este episodio final de la miniserie publicada por Image, queda consumado dicho paso. El artista afirmaba que estaba cansado de “darse cabezazos una y otra vez contra una pared” y que tras treinta años de lucha había perdido el entusiasmo necesario e imprescindible para afrontar la enorme cantidad de energía que este oficio requiere. Y que la industria cada vez está más internada en una dirección con la que no se encuentra cómodo. McKeever es un nombre muy respetado en el medio, pero a pesar de su indudable calidad nunca ha sido un artista hot del mainstream ni ha buscado serlo, y ahora abandona para dedicarse de lleno a la ilustración. La verdad es que con Pencil Head (una acídisima sátira con profundos tintes autobiográficos llena de metatextualidad, en la que hace un despiadado repaso a las situaciones, obras, editores y artistas que se ha encontrado en este mundillo durante su estancia en él) parece que ha querido quedarse a gusto diciendo su ultima palabra y quemando sus barcos antes de largarse dando un portazo. Una auténtica, auténtica, lástima. Desde aquí le deseamos toda la fortuna del mundo a McKeever en su nuevo camino profesional, se la merece.

Fuente: Bleeding Cool.

La editorial First Second cumple diez años

Dando paso a noticias más gratas, la casa que nos hizo llegar a las librerías joyas como American Born Chinese, El Fantasma de Anya o El Escultor acaba de cumplir una década en el negocio. Allá por 2004 el ilustrador y diseñador Mark Siegel le presentó un proyecto a la editorial generalista Macmillan para formar un sello dedicado a la publicación de novelas gráficas dirigidas a niños, adolescentes o adultos según cada obra. Dos años después, dentro de la división Roaring Brook Press de la editorial, First Second comenzó a publicar, iniciando una prestigiosa trayectoria llena de premios y nominaciones a sus libros.

7

Resulta que First Second vende muy bien en Estados Unidos, pero curiosamente su nicho no está en las tiendas especializadas en las que aparece la mayoría del cómic que los aficionados solemos consumir, sino en grandes superficies y librerías generalistas. En esta década llevan publicadas 160 novelas gráficas, y junto a las editoriales Del Rey y Scholastix están demostrando que otro público y otro mercado es perfectamente viable en Estados Unidos para este medio. Quizás el hecho de que Siegel se criase en Francia y que tuviese contacto con este modelo de producción y distribución del noveno arte haya tenido algo que ver. En cualquier caso, nosotros aquí nos congratulamos de la existencia de tan enriquecedora visión y le deseamos que cumpla muchas décadas más.

Fuente: Publisher Weekly.

The Backstagers, de James Tynion IV

El próximo agosto, podremos disfrutar de una nueva serie a cargo del guionista de Detective Comics y del artista Rian Sygh. Se trata de The Backstagers, una obra un tanto en la línea de la exitosa Lumberjanes y que también será publicada por el sello BOOM! Box de BOOM! Studios. En ella, asistiremos a las andanzas de un grupo de chavales, los tramoyistas y demás personal voluntario que se encarga de preparar el escenario y bambalinas para las representaciones de teatro de un instituto. Solo que esta sala y su trastienda no son del todo normales, y todo un mundo mágico con extrañas criaturas se encuentra en sus interminables pasadizos.

122122131415181920 1617

Tynion comentaba que los conceptos y emociones tras The Backstagers provienen de sus vivencias reales durante la adolescencia, cuando formó parte de un grupo así en el instituto. Esa actividad extraescolar junto a gente que al igual que él sentía que no acababa de encajar con el resto de sus compañeros de clase le ayudó mucho a superar sus inseguridades y dificultades de adaptación juveniles. Y pretende transmitir eso mismo a los lectores a través de Jory, el protagonista, que encontrará su lugar entre estos Backstagers una vez se da cuenta de que también se siente alienado en el grupo de teatro del instituto propiamente dicho.

Fuente: Newsarama.

El regreso a través del cómic de otro héroe del pulp

Ya les comentamos a principios de año que la editorial Moonstone estaba trayendo de vuelta a una justiciera enmascarada de las novelas populares de los años 20, 30 y 40. Pues bien, el próximo mes de octubre procederán a hacer lo mismo con The Green Ghost, otro personaje de ese medio que llevó a la popularidad a Doc Savage o The Shadow. Aquí les presentamos la maravillosa portada que para su primer número ha realizado Malcolm McClinton, y no nos hemos podido resistir a incluir también la que firma Glenn Fernandez para la entrega de Lady Domino que aparecerá el mismo mes, y que también nos ha gustado.

2324

Green Ghost fue creado en 1940 por G.T. Fleming-Roberts para la editorial Standard Magazine. El justiciero era en realidad George Chance, un exitoso prestidigitador de escenario que se dedicaba a perseguir el delito y a desmontar fraudes sobrenaturales de criminales que aprovechaban la credulidad y superstición de la gente para llevar a cabo sus golpes. En este nuevo acercamiento, escrito por Win Scott Eckert y Eric Fein con dibujos de David Niehaus, Chance vuelve de Europa tras la segunda guerra mundial habiendo descubierto que el horror sobrenatural realmente existe. El cómic llevará también relatos en prosa, y la verdad es que aunque luego habrá que ver qué tal la realización, de entrada parece una premisa interesante.

Fuente: Bleeding Cool.

Leave a Reply

3 Comentarios en "Servicio Informativo de Editoriales Independientes #191"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
hammanu

Una lastima lo de McKeever un artistazo lleno de originalidad y que ya no cabe en un panorama que prescinde de cualquier vanguardismo o forma atípica de narración. Me acuerdo de los experimentos con la línea Vértigo haya en los 90 cosas que hoy en dia ya no se harian. Incluyendo que los propios guionistas tienen un estilo narrativo mas “mainstream”.
Lo teneis con Morrison que te hace un Klaus que poco tiene que ver con la Doom Patrol e incluso la editorial Image aunque tiene series muy buenas de experimentales mas bien poco.
No hay Daves McKean, Sienkiewicz u otros dibujantes (y guionistas) en los cuales veas algo radical, y supongo que los editores pararan los proyectos de mucha gente desconocida.
Antes en Dc se creaba los Otros Mundos u otros sellos para dar cabida a proyectos similares, y ahora solo se preocupan de dar lo que es tendencia. Puede y ahí pequeñas excepciones como ahora el Young Animal por el cantante de Chemical Romance o si al final hacen un revulsivo a la línea Vértigo que poco tiene de sorprendente. Vendría bien (aunque nunca va a pasar) u resurgimiento del Epic de Marvel y hacer algo mas rompedor. Porque a pesar de como antes alabo muchas series independientes les falta ese toque característico y trasgesor de este medio. Ya que muchas historias son reflejos de buenas novelas, películas o series de Tv pero no son puramente “comic” . Lo veis en cosas como en Predicador la serie que si tendrá violencia como en el comic pero no la mala ostia de este. O imaginaos una etapa de Doom Patrol en imagen real; jamas llegaría a la maestria y sensación que nos produjo al leer la serie por primera vez.
Ahora es todo “Es un comic parecido a una serie de la HBO..” “Es una mezcla de The Wire y Juego de Tronos..” y ect….

Krokop

Completamente de acuerdo. Yo creo que ahora hay más premisas originales dentro del cómic de entretenimiento, pero a cambio se ha uniformizado demasiado el formato en que presentan la historieta los autores. De este modo, todo son arcos argumentales de tantos números, con lápices y entintado cumpliendo fechas, color por ordenador, guiones estructurados siguiendo el mismo patrón…

Los autores de otros estilos, o más minuciosos, pasan a dibujar portadas e ilustraciones, pero un ‘Stray Toasters’, ‘Mr Punch’ o similar, es casi imposible dentro de la industria americana. De hecho, no debería haber algo parecido, sino, al contrario, creativo y nuevo; que no siguiese patrones establecidos, como hicieron los autores de estos dos a su personal manera y en su tiempo.

Mucho de lo que se publica parece hecho apresuradamente para venderse al cine o la tele, lo que en cierto modo reduce esa capacidad para lo extraordinario intrínseca en el cómic. ‘Negro fluorescente’ es una de las últimas excepciones que se me ocurren.
Si sigue así la cosa, probablemente termine saturándose a esos nuevos lectores que se han acercado al medio.

Pero bueno, siendo optimistas, es posible que empiece a cambiar la cosa, y solo sea una etapa más en la evolución del medio. Tmbién hay iniciativas como el ‘Island’ de Emma Ríos y Brandon Graham, dos personas muy creativas y, creo, conscientes de este problema. El tiempo, esperemos, hará que se corrija esa tendencia.

Jordi T. Pardo

Genial el regreso de Locke & Key.

wpDiscuz