Ruinas

Por
10
408
 


Edición original: Marvel Comics – agosto – septiembre 1995
Edición España: Comics Forum – abril 1996
Guión: Warren Ellis
Dibujo: Cliff Nielsen, Terese Nielsen, Chris Moeller Entintado: Cliff Nielsen, Terese Nielsen, Chris Moeller Color: Cliff Nielsen, Terese Nielsen, Chris Moeller Portada: Cliff Nielsen, Joe Kaufmann
Precio: 695 pesetas (tomo en formato prestigio de sesenta y cuatro páginas)

 

Cuando publiqué la reseña relativa a la historia El sueño de Loki, el compañero (y sin embargo amigo) Alejandro Ugartuondo comentó que la aparición de tantos tebeos ilustrados mediante el uso de técnicas de pintura bien podía haberse producido a rebufo del éxito de Marvels. La serie limitada (en formato prestigio) en la que Kurt Busiek y Alex Ross contaban los inicios de la edad de plata marveliana a través de los ojos (perdón, del ojo) del fotógrafo Phil Sheldon causó hondo impacto en la afición. En aquellos años noventa en lo que todo eran barbas de tres días, cazadoras y pistolones, esta miniserie era un canto de amor a tiempos más luminosos (que volverían al poco tiempo) en el que las ilustraciones de Ross causaron auténtica sensación. Pocos años después, don Alex haría equipo con otro reivindicador de los clásicos como Mark Waid para llevar a cabo Kingdom Come (hermoso, trágico y esperanzador futuro de los héroes de DC) pero entre ésta y aquélla aparecieron unos cuantos comics ejecutados a pincel que, contando con mejor o peor fortuna, nula sombra hicieron a estas obras que el paso del tiempo ha convertido en clásicos. A todo ello hay que añadir que por aquellos días (mediados de los noventa del siglo pasado) se pusieron de moda las colecciones de estampas o cromos en los que aparecían representados los personajes de la editorial de turno en primorosas ilustraciones ejecutadas por toda suerte de artistas (algunos más talentosos que otros, hay que advertirlo). En aquella época disparatada desde el punto de vista empresarial, todo valía para rascar el bolsillo de la afición. Hasta sacar una versión pervertida de un éxito precedente.

Ruinas
es una miniserie de dos números en los que se presenta un universo alternativo en el que todo cuanto pudo salir mal salió terriblemente mal. En la continuidad marveliana oficial (la de la Tierra 616) los héroes son unos auténticos “pupas” que viven y sobrellevan con entereza y tesón los reveses que les da la vida. Peter Parker forjó su leyenda como Spider-Man por la pérdida de su tío Ben; Bruce Banner se vio bañado en radiación gamma por salvar a Rick Jones; Norrin Radd sacrificó su humanidad para salvar su planeta y a su amada… las tragedias se convierte en el motor de su heroísmo. Sin embargo, en esta versión alternativa la bizarría y gallardía inherentes a los héroes que conocemos brilla por su ausencia. El mundo de Ruinas es un reflejo distorsionado, oscuro y desagradable donde el protagonista de Marvels, el ya citado Phil Sheldon, se convierte en el involuntario cicerone de unas “maravillas” que sólo inspiran horror. La premisa no es otra que la imaginación de lo que supondrían los accidentes fundacionales de los héroes marvelianos en un mundo como el nuestro. En la vida real la radiación no te otorga otra cosa que un buen número de papeletas para desarrollar un cáncer. En resumidas cuentas, estamos ante un What if? escondido bajo la etiqueta de un sello –“Alterinverso”- que no parecía otra cosa que un burdo remedio de los Otros mundos de DC.

La historia de estos dos tomos (que aquí se recopilaron en la forma de uno solo) hace un repaso de las principales creaciones sesenteras de Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko. En este ruinoso mundo algunos de los héroes más conocidos ni siquiera llegaron a ser: los actos que en la continuidad principal les maldijeron con poderes les otorgan aquí una muerte, a veces rápida y a veces lenta, pero casi siempre desagradable y dolorosa. Hay supergrupos, pero están fuera de la ley y son perseguidos de forma expeditiva; hay superespías, pero están completamente paranoicos; hay mutantes, pero sus habilidades tienen efectos secundarios que las convierten en maldiciones. Los prodigios no tienen una vida muy larga. El temor y el odio que generan se traduce en actuaciones más expeditivas y definitivas que las que permite la máxima “el espectáculo debe continuar” que rige el negocio. Astutamente, los héroes de naturaleza mística (como Thor o el Doctor Extraño) no aparecen directamente. El hechicero supremo es apenas mencionado y lo más cercano al dios del trueno es un tal Donald Blake que lidera una secta y afirma comunicarse con la deidad asgardiana mediante el consumo de psicotrópicos. La magia encaja muy mal en una historia de corte realista.

El responsable literario de este experimento es un caballero que siempre se ha caracterizado por la querencia hacia este tipo de experimentos, el británico Warren Ellis. Este buen señor, del que siempre se ha comentado que no tiene un excesivo cariño por los empijamados, ha mantenido una relación intermitente con el género, brindando durante el último cuarto de siglo obras de todo tipo. Si la observamos desde la perspectiva de los años (veinte) que han transcurrido desde su primera publicación y esta reseña, hay que considerar que Ruinas tiene mucho más valor como antecedente de comics posteriores y mucho más famosos que por sí misma como, por ejemplo, Planetary. El aciago destino de la familia Richards serviría para la creación de los Cuatro, los enemigos de Elijah Snow y su equipo. Las referencias puntuales a personas como Nick Furia o Bruce Banner se convirtieron en historias completas dentro del gran arco argumental de la serie. Es evidente que los superhéroes no fueron la única influencia de la colección (cada número es un homenaje a algún género del entretenimiento fantacientífico) pero una lectura comparada permite comprobar que el señor Ellis ya estaba experimentando con algunas ideas que luego desplegaría en todo su esplendor pocos años después.

En el apartado gráfico hay que destacar la presencia de un trío de nombres – Cliff Nielsen, Terese Nielsen, Chris Moeller- que se ha prodigado muy poco en el mundo de la viñeta. Una historia suelta por aquí, una portada por allá o apenas este mismo trabajo constituyen el magro bagaje tebeístico de estos ilustradores que aquí, hay que decirlo, realizaron una labor correcta.

Un pequeño cambio y...
Prólogo de 'Ruinas'

  Edición original: Marvel Comics – agosto - septiembre 1995 Edición España: Comics Forum – abril 1996 Guión: Warren Ellis Dibujo: Cliff Nielsen, Terese Nielsen, Chris Moeller Entintado: Cliff Nielsen, Terese Nielsen, Chris Moeller Color: Cliff Nielsen, Terese Nielsen, Chris Moeller Portada: Cliff Nielsen, Joe Kaufmann Precio: 695 pesetas (tomo…
Guión - 7.9
Dibujo - 8
Interés - 7.7

7.9

Vosotros puntuáis: 6.26 ( 3 votos)

Leave a Reply

10 Comentarios en "Ruinas"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
manolin
Lector

Buena reseña de un interesantísimo comic que, ahora me ha dado muchas ganas de releer (los artículos y reseñas de ZN causan ese efecto “relector” en mí), con lo cual este fin de semana tocará adentrarme entre pilas y pilares de´comics en su búsqueda, porque por ahí tiene que estar . La verdad es que no había caído en esas influencias que apuntas de este comic sobre conceptos rescatados en Planetary, seguramente por el tiempo que paso entre que leí uno y el otro . De cualquier forma este Comic me parece que si tiene valor en si mismo, una de las visiones más siniestras que del Universo Marvel (menos aficionado a experimentos como el de los “”otros Mundos” de DC) se ha llevado a cabo, genial desde su propio título, Ruins, para hacer el contraste necesario con el Marvels de Busiek y Ross. Estoy seguro de que muchos seguidores de Ellis descubrirán gracias a ti este comic (otra cosa, harto difícil, es que puedan encontrarlo por ahí) y la verdad es que es un comic a reivindicar junto a otras de las primeras incursiones en Marvel de Ellis hoy bastante olvidadas: su etapa en Excalibur, Saqueadores Estelares (con Pacheco), su miniserie del Doctor Druida, su miniserie de Tormenta, sus 4 numeros de Thor (nunca antes se vio a Odin actuar tan cruelmente con su hijo)…..que aunque adolecen de ciertos defectos que ya han sido apuntados por muchos : injerencias editoriales, historias acabadas apresuradamente, o ser solo “borradores” de otras historias o conceptos que explotó mejor con posterioridad cuando tuvo mayor libertad ( Como Wisdom, el precedente claro de Jenny Sparks o Elija Snow), también fueron en su momento originales y rompedores y muy disfrutables en si mismos sin necesidad de comparaciones con obras posteriores. Al menos así las recuerdo yo y les tengo mucho cariño por ser en ellos donde descubrí a uno de mis guionistas preferidos en la actualidad. ….¿Para cuando una reseña de los tomos que están apareciendo de Transmetropolitan?.
Un Saludo.

manolin
Lector

Estoooo…pido perdón por la última petición de mi anterior comentario, que acabo de bucear en sus archivos y veo que dicha reseña ya existe, y se ve que se me escapó en su momento, ….a leerla tocan

Vititin
Lector

Y digo, ¿ Hay forma de conseguir esta joyita ?

frankbanner49
Lector

yo ví, al menos el primero, en uno de esos videos de youtube que rulan por ahí.no es lo suyo para leerlo,vamos,pero por satisfacer la curiosidad…

es un poco como lo de LA VENGANZA DE LOS VILLANOS.se ha publicado hace poco un tomito que recoge la historia,pero lleva bastante tiempo en el mercado desde que se publicó.

Ziggy
Lector

Lo que siempre se ha dicho de Ellis es que tiene muy buenas formas de matar superheroes. Yo recuerdo que conocí su trabajo en Stormwatch y descubrí su potencial. Pero en mi opinión Ruinas es uno de sus trabajos más débiles.
Cuando leí Ruinas por primera vez me impactó y me gustó en la forma como la maravilla se podía volver horror con una facilidad pasmosa y el seguimiento que hacia de eso un Sheldon más cinico que el protagonista de Marvels. Pero en una segunda mirada, y con más experiencia en los ojos, todo ese horror se siente como un voladero de luces ante una ausencia de historia. Es el horror como espectáculo sostenido por el efectismo ingenioso. No se si eso se debe a su corta extensión o si la historia daba solo para eso, por qué ¿en serio bastan dos números para mostrar todo el universo Marvel arruinado? Cuando tratas de contar mucho en tan poco espacio terminas con no contar nada y esa es la debilidad de Ruinas. Es una historia curiosa, pero es imposible no compararlo con Marvels o con otros trabajos de Ellis y que salga perdiendo.

Bejamin Jacob Grimm
Lector

Coincido plenamente contigo. Mi reacción al leerlo (hace tantiiiiiiiisimos años que ya no quiero ponerme a pensar), fue similar.
Creo que sentí lo mismo cuando leí Deadpool kills the Marvel Universe,. aunque ésta sea peor: puro morbo innecesario y una historia paupérrima.
Es interesante ver la mala leche con la que se dieron los nacimientos de los personajes que tanto queremos. Pero, en lo personal, al final, me resultó la versión Marvel de 1000 ways to die.

Por cierto: OFF TOPIC (Que no sé dónde notificarlo) he visto en varios post que han desaparecido muchísimos comentarios. En algunas entradas, me figura un conteo X de comentarios y, al acceder, o no están o la cantidad es menor a esa cifra.

Alejandro Ugartondo
Autor

El problema con los comentarios está en vía de solucionarse y esperamos que esta noche o mañana por la mañana ya se hayan recuperado todos los comentarios que no se ven. Problemas de las actualizaciones de software 😉

flashpoint
Lector

No comparto la opinión de algunos. Creo que el cómic cumple el propósito de entretener primero y sorprender en segundo.
Miren el año que se escribió y ahora nombren 10 series de Marvel que alcanzaran este nivel

Alejandro Ugartondo
Autor

Gracias por la reseña y por la mención, Luís Javier 😉

En su día dejé pasar esta obra porque me pareció una forma de estirar el éxito de Marvels pero con el tiempo me ha llamado la atención sobre todo por estar escrita por Ellis. Vale que era un Ellis primerizo, pero siempre ha sido un guionista con buenas ideas y ya en su primera época en Marvel apuntaba maneras con cosas como la mini de los Saqueadores Estelares (con un Pacheco espectacular) o su paso por Excalibur (también con Pacheco).

Respecto a las colecciones de cromos que mencionas, recuerdo la que hicieron los hermanos Hildebrant (que no me gustó nada) y la que hicieron el gran Boris Vallejo con Julie Bell con sus versiones de los personajes Marvel que parecían sacadas de portadas de la revista Heavy Metal. Mi favorita fue la que hizo Joe Jusko, un artista que se marcaba una portadas muy espectaculares y que incluso hizo algunos interiores como los del Pantera Negra de Christopher Priest.

Por cierto, cuando acabes de repasar la colección prestigio, te animarías a repasar la colección One Shot de forum? Allí también aparecieron cosas muy interesantes que merece la pena recordar

wpDiscuz