Puño de Hierro y Luke Cage

Un paseo por la vida del gran dúo de Marvel, formado por Puño de Hierro y Powerman, Luke Cage y Daniel Rand.

Por
20
6129
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Luke Cage y Daniel Rand, Power Man y Puño de Hierro, son de esos nombres que cuando uno suena en la cabeza de forma automática nuestra mente nos lleva al otro, de esos personajes que están y casi seguro que siempre estarán unidos por mucho que tengan sus series propias o su mayor o menor importancia en otros grupos a los que pertenezcan (como Los Vengadores) formando una pareja atípica, no son maestro y alumno ni héroe y sidekick, son un afroamericano de Harlem a prueba de balas con un pasado dudoso, metido en bandas en un entorno envuelto de pobreza que se alza como defensor de su barrio junto a un rubito multimillonario y que pertenece a la realeza de una ciudad mágica en la que fue criado especializándose en artes marciales, vamos que, a priori, son casi polos opuestos, especialmente en un momento y un país en que la raza y la capacidad económica marcaban de manera muy fuerte la pertenencia a una u otra clase social.

Imagen01 copy

Encima ni siquiera son hechos para compartir la misma serie ni sus aventuras guardan similitudes, es decir, vienen por separado, creados por autores distintos con una diferencia de dos años, ¿cómo puede ser que acabaran juntos? pues por la más poderosa razón de todas: decisión editorial y en este caso de las buenas. Eran otros tiempos y Marvel venía observando unas ventas en las colecciones de ambos personajes que no se podían permitir, así que en vez de dar carpetazo a ambas, lo que suele ser habitual hoy en día, realizaron un experimento, juntar a los dos personajes en una cabecera, en este caso continuando la numeración de la serie original de Luke Cage y eliminando la de Puño de Hierro. Así nacerían los Héroes de Alquiler, un dúo que pasaría a ser un grupo y que incluso trascendería a ambos miembros dando lugar a otras formaciones.

Hoy en día están de rabiosa actualidad debido al desarrollo por parte de Netflix de las series de televisión de los dos héroes, en este caso por separado, pero vinculadas a las ya emitidas de Daredevil y Jessica Jones, en la cual aparece el propio Luke Cage interpretado por Mike Colter, y que han conseguido agradar a crítica, seguidores y allegados.

Imagen02 copy

Es cierto que en años más cercanos a la actualidad los protagonistas han tenido series propias o se han desarrollado formando parte de otras series o grupos, pero nunca se ha deshecho ese nexo de unión entre ambos, esa amistad, esa serie de personajes que han ido apareciendo a su alrededor y, gracias a un buen grupo de autores (Brian Michael Bendis, Brian Azzarello, Ed Brubaker o Matt Fraction), han adquirido cotas de calidad considerablemente altas llegando a posicionarse en el centro del universo Marvel con gran peso en series de primera fila y en los grandes eventos de la editorial. Es por ello difícil establecer una línea cronológica única y exacta para ambos personajes a la hora de analizar su carrera, aquí se expondrá, más o menos, en función de la fecha de salida de estas series para facilitar la comprensión del conjunto, cambiando de un personaje a otro y centrando el texto en sus series propias, es impensable no hablar de su paso por los Vengadores, Thunderbolts o Alias, especialmente en el caso de Luke Cage que experimenta un gran cambio en estas asociaciones, pero será por encima.

LUKE CAGE, EL SUPERHÉROE QUE ALQUILA SUS SERVICIOS

Es 1972 cuando directamente y sin ninguna aparición previa Luke Cage obtiene su propia serie regular. El personaje es creado por Archie Goodwin y John Romita, aunque Goodwin sigue como escritor es George Tuska quien se hace cargo de los lápices, ambos nos prometen en su primera página “un superhéroe… pero distinto a todos los anteriores” y lo cumplen ya que el tono que se da de él mismo no es el que se suele encontrar en las páginas de este tipo de historias. El primer número da para mucho y es evidente la influencia del genero cinematográfico conocido como Blaxplotation que vivió su origen y época dorada en esos años (Shaft es quizás el ejemplo más conocido), claramente Marvel se quería aprovechar de este fenómeno y aumentar el target de público hacia el que se dirigen. Vista desde hoy la serie está llena de tópicos, pero contextualizada en su momento se puede observar un punto de atrevimiento en el sentido liberal que se menciona en este primer número y que tiende a caracterizar a las series de Marvel. El arte no deja de ser un reflejo de la sociedad y la casa de las ideas siempre tuvo un ojo mirando los movimientos sociales (y lo siguen teniendo), en el caso que nos ocupa, la serie de Luke Cage está politizada desde este el principio.

Imagen04 copy

Carl Lucas, que es el nombre con el que nace nuestro protagonista, se encuentra en la cárcel, donde hay bandas, abusos de poder y guardias que dan palizas, incluyendo el tema racial por supuesto. Goodwin se mete de lleno en el origen del personaje con pelos y señales, Carl Lucas y su buen amigo Willis Stryker eran unos chavales que vivían en Harlem en un momento muy duro y haciendo cosas que, en palabras del propio héroe, “es la vida que conocemos” reflejando un trasfondo social que persistirá en toda la colección, justificando sus actos a la vez que se muestra arrepentido, aunque el personaje continúa con su actitud desagradable. Mediante la introducción de dos personajes, un alcaide más aceptable (calificado como liberal) y un médico, Lucas narra como Willis y él se enamoran de la misma mujer, Lucas deja la mala vida pero Willis le incrimina en un asunto de drogas que le lleva a su situación en la cárcel y la chica acaba muriendo en un tiroteo por culpa de los negocios sucios del propio Willis, de ahí que Lucas quiera venganza. Solo faltan unos pocos ingredientes clásicos en la creación de cualquier héroe de la época, es decir, un médico y un proyecto secreto que acaba en accidente el cual le otorga poderes. A diferencia de otros héroes del momento, con una moralidad considerablemente ligada a la ley, Carl Lucas huye de la cárcel y, al ser dado por muerto, se cambia el nombre por el que le conoceremos en adelante, Luke Cage, poniéndose su clásico traje amarillo (él mismo admite que es algo feo). Así nace Luke Cage: Héroe de alquiler.
El enfrentamiento con Willis Stryker se producirá pronto y a partir de irá casi a villano por número pero manteniendo una historia bastante lineal, con importancia de personajes secundarios en la vida de Luke, conoce a Claire Temple con la que mantendrá una relación y regresa el médico que actuará en cierta medida como brújula moral, añadir a eso un tono noir, mucha acción y puñetazos aderezados con una temática más adulta de lo normal, mafias, bandas o drogas que se pasearán por la serie. A partir del número cinco es Steve Englehart quien toma los mandos del guión y Billy Graham comparte el dibujo con Tuska que llevan a Cage a conocer a Los Cuatro Fantásticos e incluso enfrentarse con el Doctor Muerte.

Imagen05 copy

En el número 17 la colección cambiará de título para ser Luke Cage, Power Man adoptando este nombre como alter ego con unas historias de Len Wein, en cuya primera aventura le enfrenta a Iron Man. También se enfrentará al Power Man original, venciéndolo y prohibiéndole utilizar ese nombre. Comienza a haber un continuo movimiento de guionistas que vienen y van, vuelve Englehart, aparece Bill Mantlo… pero lo cierto es que el tono de las historias sigue sin cambiar y la vida de Cage sigue caminando por la misma línea que se marca al inicio con una calidad media aceptable.

Aparecerá ya en series de los más importantes héroes de la editorial, la primera Amazing Spiderman, luego los Vengadores o Iron Man pero las más relevantes de la época suceden en Los Cuatro Fantásticos, que llega a sustituir a La Cosa en unos pocos números tras perder este los poderes, y en Los Defensores, de los que forma parte durante diez números.

Los escritores Don McGregor y Marv Wolfman se ocuparán de la recta final de Cage en solitario siguiendo con ese tono de barrio, aunque se mueva por otras ciudades, y con enemigos bastante bizarros que se abalanzan contra él en gran medida porque es un personaje que llega a meter miedo a personas importantes que llevan negocios turbulentos en su zona de actuación, como veíamos, muchos tópicos pero bien llevados. Aprovechan el que sea un personaje que se deja ver, no va colgando por los edificios, ni saltando por las azoteas, tampoco vuela, solo camina o coge taxis para ir de un sitio a otro, a ello hay que añadir su característica ropa amarilla que llama la atención desde lejos para que se vea que es un personaje cercano a la gente y cada vez más concienciado con los problemas que genera la pobreza.

En el número 48, con la llegada de Chris Claremont al guión y John Byrne al dibujo, comienza la aventura que le llevará a conocer a Puño de Hierro, mediante la introducción de Misty Knight, y es en el 50 cuando la colección pasa a tener el nombre de ambos héroes.

DANIEL RAND, EL PUÑO DE K’UN-L’UN

Puño de Hierro no empieza con serie propia, se estrena en la colección Marvel Premiere una serie de antologías por la que pasan personajes como Adam Warlock, Hércules o el Doctor Extraño. Puño de Hierro ocupará once números de la cabecera en 1974 (del 15 al 25) donde es creado por Roy Thomas y Gil Kane respondiendo a otra moda del momento, las artes marciales como el propio Thomas admitiría, citando concretamente como mayor influencia las películas de Bruce Lee. He aquí el que puede ser el primer punto en común entre ambos personajes, los dos son influencia de modas pertenecientes al séptimo arte.

Imagen06

El primero de los números de Marvel Premiere dedicado a Puño de Hierro es el único realizado por sus creadores Roy Thomas y Gil Kane que empieza, como debe, con una pelea de artes marciales mientras nos narra poco a poco el origen del personaje moviéndose entre la ciencia y la magia pero poniendo especial énfasis en esta última. Aquí encontramos otro punto común con Luke Cage, su origen está vinculado a la idea de venganza, aunque en este caso la historia será algo más larga. Wendell Rand es un millonario en busca, por motivos que luego sabremos, de la ciudad misteriosa de K’un-L’un al cual acompañan su esposa Heather, su hijo Daniel y su socio Harold Meachum, este último traiciona a Wendell provocando su muerte y abandona a Heather y Daniel a su propia suerte en una inhóspita montaña nevada. Heather fallece protegiendo a su hijo al que salvan unas personas y lo llevan a K’un-L’un donde comenzará su entrenamiento. Daniel Rand acaba por alzarse como el mejor guerrero y, tras pasar diversas pruebas, se hace con el poder del puño de hierro, concentrar su chi en su puño otorgándole la dureza de “algo como el hierro”. A los 19 años Daniel se va de K’un-L’un a buscar venganza por la muerte de sus padres. Toda esta mitología se irá ampliando con los años, de hecho en épocas recientes veremos grandes cambios, pero ya aquí cobran importancia las figuras de Lei Kung alias Tronador que es el maestro de Daniel y de Yu-Ti la Augusta Persona de Jade que ejerce de gobernante de la ciudad, poco después, añadido por el siguiente guionista Len Wein, se descubrirá que en realidad Yu-Ti es el hermano de Wendel y, por tanto, tío de Daniel, perteneciendo este a la realeza.

A pesar de quedarse solo durante un número, el dibujante Gil Kane sienta cátedra, la forma de narrar las peleas, los movimientos y las poses del héroe la adquirirán incluso dibujantes más modernos.

Len Wein, acompañado por Larry Hama, lleva a Puño de Hierro a Nueva York continuando su origen a base de flashbacks mientras se pelea con villanos de segunda (o tercera) en su búsqueda de venganza, pero será Doug Moench el que le ponga frente al ex-socio de su padre, Harold Meachum que ya nada tiene que ver con lo que él recordaba de niño, Harold es un hombre mayor en silla de ruedas que perdió sus piernas a causa de la nieve en la misma montaña en que provocó la muerte de Wendell Rand. El shock inicial hace que Daniel cambie de opinión y no lo mate, pero de la nada aparece otra figura misteriosa que acaba con la vida del anciano. Moench crea aquí otro personaje fundamental para el futuro del héroe: Colleen Wing, junto a su padre, un profesor estudioso de los mitos de K’un-L’un. Esta aparece ya como una mujer fuerte pero aun sin contar su pasado y sus habilidades. El guión cambia y pasa a manos de Tony Isabella, introduciendo al primer enemigo potente, Batroc, y acabando la trama del misterioso hombre que asesina a Meachum que resulta ser una antigua maldición venida de la ciudad que había poseído al profesor Wing. La aportación más importante de Tony Isabella es la creación de Mercedes “Misty” Knight cuya figura se ligará a las anteriores durante el resto de sus vidas. Lo increíble de estos pocos números es que con el altísimo cambio de guionistas todos ellos consiguen dar una coherencia argumental al conjunto que parece que solo haya un escritor.

Imagen07 copy

En el número 23 de Marvel Premiere llega Chris Claremont primero acompañado por Pat Broderick en dos números y luego junto a John Byrne, con el cual realizará la serie propia de Puño de Hierro durante los 15 números que esta dura. El autor nos enseña a un hombre perdido, se ha ido de K’un-L’un y su venganza ha acabado con lo que estos números de Marvel Premiere lo que hacen es contarnos un poco más de su pasado mientras se enfrenta a aventuras fortuitas. A la vez Claremont pone su particular sello en el personaje de Colleen Wing, dándole más profundidad y fuerza, al igual que hace con los personajes femeninos en X-Men.

Su colección propia es una continuación directa de los números anteriores donde conocemos que Colleen y Misty son socias en Investigaciones Nightwing, es decir, son detectives privados. Puño de Hierro cree que han sufrido daño y va en su rescate, por el camino se encuentra a Misty en Industrias Stark lo que le lleva a una pelea con Iron Man, pero Claremont siempre tiene algo que decir y mientras los héroes se pelean Misty es la que soluciona la situación. Por otro lado Colleen está siendo víctima de trata de blancas que es en realidad el trasfondo crítico hacia el que nos mueve el autor. Otro ejemplo de este tratamiento de personajes femeninos que hace el guionistas se encuentra cuando escava en el pasado de Puño de Hierro con dos exiliados de K’un-L’un Lord Conal D’Hu-Tsien y Lady Miranda Ran’D’Kai donde ella cuestiona los motivos por los cuales las mujeres de la ciudad no pueden aprender artes marciales. Ambos son expulsados y acaban por fallecer a mano de unos hombres planta que darán mucho que hablar. Las Últimas palabras de Miranda son “Ayudame hermano”, con lo que Daniel se quedará con esa duda durante muchos años.

Imagen08 copy

En este punto Claremont se trabaja bien la mitología de K’un-L’un y de Puño de Hierro, haciendo paradas para contar su entrenamiento y como le sirve en su vida actual, también nos muestra la forma en la que el personaje empieza a encontrase a si mismo fuera de la ciudad, sus amistades, sus influencias y sus inicios como súper héroe, con sus fallos y meteduras de pata e incluso cierta inocencia que será clave en sus futuras historias. Aparece el primer gran villano, el Maestro Khan, una especie de Fu Manchu (este ya estaba ocupado en la serie Deadly hands of Kung Fu) que, además de estar relacionado con la mística ciudad de la que procede el héroe, se junta a todo lo ocurrido durante la serie dando una coherencia que se une a la de los anteriores guionistas, de hecho continúa con la trama de la familia Meachum y convierte a Daniel Rand en millonario. El enfrentamiento con el Maestro Khan nos lleva a saber más sobre Colleen Wing que resulta ser una experta entrenada como samurái. Con respecto a Misty, según avanza la trama va adquiriendo más protagonismo hasta casi rivalizar con el de Puño de Hierro, descubrimos que es una ex-policía que perdió un brazo a causa de una bomba, de ahí que haya buena relación entre los héroes y el cuerpo de policía, también descubrimos que es compañera de piso de Jean Grey, lo que le llevará a encontrarse con los X-Men en el último número de la serie. Claremont se toma con calma el avance en las relaciones personales de los protagonistas hasta el punto de que una amistad como la de Misty y Daniel acaba en romance.

Hay un claro intento de evitar la cancelación de la serie a base de traer a personajes famosos, Puño de Hierro acompañará a La Cosa, se enfrentará a la Brigada de Demolición o trabajará con el Capitán América, pero nada de eso ayuda y las tramas se quedan colgadas en el número quince. Por suerte Claremont y Byrne se ocupaban del Marvel Team-Up de ese momento y en dos números junto a Spiderman (63 y 64) que aparece como mero secundario cierran tanto las tramas de Misty y Colleen como la principal que le llevó a enfrentarse a un villano importante y con carisma: Davos, La Serpiente de Acero, el hijo exiliado de Tronador creado por Tony Isabella y Frank McLaughin en las páginas de Deadly Hands Of Kung Fu. Davos busca venganza y quiere matar a Puño de Hierro para hacerse con su poder (y casi lo consigue).

En definitiva, mucha trama oculta, mucho misterio detrás de las omnipresentes peleas, que narradas por John Byrne son aun más impresionantes, lo cual define al personaje a la perfección.

LLEGAN LOS HÉROES DE ALQUILER

Al principio se ven las diferencias fundamentales entre ambos personajes, la raza junto a las diferencias sociales que conllevaba aquella época, el estatus económico de ambos que les haría moverse en distintos ambientes y sus orígenes. Pero en las dos historias encontramos muchas semejanzas, ambos vienen de estar e apartados de la sociedad, uno en la cárcel y otro en una ciudad mágica, los dos buscan venganza, ninguno la consigue como quiere y, en cierta medida, se arrepienten del lugar al que su camino les lleva, una vez ocurrido esto se pierden, no saben que hacer y, por influencia de su entorno, acaban como héroes. A eso hay que añadir su constante lucha con villanos de segunda generalmente contratados por otros y el estilo callejero de sus historias, es decir, Luke y Daniel tiene más en común de lo que podíamos imaginar en un principio lo que hace que juntarlos bajo una misma cabecera, a pesar de ser una mera decisión editorial, no es mala idea. Si encima esa unión la hacen Chris Claeremont y John Byrne está claro que de ahí no puede salir nada malo.

Llegamos al número 48 de Power Man, Luke va en busca de Misty Knight de forma bastante agresiva y se encuentra con Colleen Wing, ambos se enzarzan en una pelea en la que Colleen admite conocer datos sobre Luke, al combate se unen luego Misty y Puño de Hierro convirtiéndose el la típica historia de héroes que se pelean para luego unirse, típica hoy claro, de aquella aun no era un tipo de historias tan habitual como en tiempos más actuales. La cuestión es que Luke Cage estaba siendo chantajeado por Boa Constrictor y había secuestrado a Claire y Noah (los secundarios de su serie) buscando así acabar con su enemiga Misty Knight y obtener los poderes de Power Man. Todos los héroes van al rescate cerrando así las pocas tramas que podían quedar pendientes de las dos colecciones, hasta el punto de que Luke Cage se hace con una cinta que lo exonera de sus supuestos crímenes pasados. Lo que Claremont nos ofrece aquí es un punto cero para ambos personajes, todo lo escrito hasta ahora termina para juntar a los personajes y contar historias partiendo de cero, incluido que Claire decida dejar a Luke.

Es en el número 50 donde la serie pasa a llamarse Power Man and Iron Fist y el guionista crea una buena química entre ambos personajes desde el principio aunque hace una pequeña trampa, lo cual no es necesariamente malo, al contrario, esto es mete a Luke Cage en el terreno que Claremont domina: la vida, los secundarios y los escenarios de Puño de Hierro, Misty Knight contrata a Luke Cage para trabajar en investigaciones Nightwing y así se justifica la unión duradera entre todos ellos.

Imagen09 a

Una vez sentadas las bases, Claremont deja la colección y pasa a manos de Ed Hannigan al guón y Lee Elias a los lápices y son ellos los que convierten la asociación de Power Man y Puño de Hierro en los Héroes de alquiler, aunque rápidamente son sustituidos por Mary Jo Duffy y en principio Trevor Von Edeen, aunque los dibujantes irán cambiando, el que más se queda será Kerry Gammill manteniendo un nivel medio que, si bien no llega a la altura de Byrne, es bastante aceptable.

Esta etapa de Jo Duffy comienza cometiendo el error de separar a los héroes de sus secundarias, Misty Knight y Colleen Wing, así como de contar historias cortas algo inconexas pero, por suerte, son fallos que corrige rápido y retoma poco a poco a estos personajes aunque sin darle la importancia que tenían en las etapas anteriores. Lo que sí consigue la autora es construir una buena relación entre Luke y Daniel, continuando con la química de la que les dotó Claremont incidiendo incluso en su pasado y haciendo que ambos personajes se vayan turnando en el protagonismo de las tramas de forma muy efectiva y diferenciándose de las habituales historias de grupos, Jo Duffy demuestra una gran maestría al manejar a los dos héroes, haciendo que pasen de principales a secundarios en unas pocas páginas, es decir, si Puño de Hierro aparece como principal en la aventura Power Man está siempre detrás para ayudar y a la inversa.

Sus historias son ante todo muy entretenidas y una digna continuación de lo anterior, cada vez va alargando más las tramas y tomando ideas de los otros guionistas que trabajaron en los personajes. Llega a repetir villanos (Maestro Khan, El Aguila o Dientes de sable) y consigue transmitir la esencia de los personaje que se mantiene desde su origen y, si bien no es tan crítica como Claremont, también entra en sus diferencias culturales, no hay que olvidar que uno viene de barrios bajos y el otro de una ciudad aislada, por ejemplo es normal que Puño de Hierro le diga a Power Man “nunca entenderé el capitalismo” tras recibir una paga por un trabajo, aunque no deja de ser un atrevimiento de Jo Duffy, los años ochenta no es el momento más idóneo socialmente hablando para meterse con el capitalismo. La guionista será la que mas tiempo esté en la colección, hasta el número 84, y alcanza su punto culminante en la saga en que ambos personajes viajan a K’un-L’un a enfrentarse con aspectos del pasado de Daniel Rand.

Imagen10 copy

En el número 85 entra un guionista clásico: Denny O’Neil, la trama se vuelve más callejera y mundana, no en vano vemos a los héroes continuamente caminando por la calle, comunicándose con su barrio y manteniendo largas conversaciones entre ellos. Las historias de los números que él se ocupa son autoconclusivas y los villanos son variados y muy ligados al escenario en que se mueven. Hay dos grandes características de esta etapa, la primera que exagera las cualidades de los dos héroes, Luke pasa a ser más bruto, un tipo muy duro y muy visceral mientras que Daniel es más tranquilo e inteligente, es decir, cualidades muy ligadas a sus poderes: el ágil y el fuerte. La otra gran característica viene ligada a una de las grandes obras del mundo del cómic de los años 70, la conocida etapa de este autor con los personajes de Green Arrow y Green Lantern, una serie de números muy adelantados a su época en la que tocaba temas sociales muy importantes como las drogas o el racismo, temas que repite en esta etapa, No más drogas es uno de los capítulos estrella, aunque no llega al nivel de su trabajo en DC.

Denny O’Neil se olvida completamente de los secundarios de la serie, cosa que no hace su sustituto Kurt Busiek en el que es su primer gran encargo para Marvel. Busiek sigue con el tono callejero, pero trae de vuelta a Misty Knight, a Colleen Wing y a otros personajes más que habían caído en el olvido, así como villanos que ya se pueden considerar clásicos en la serie. Las historias son más largas, ocupan varios números y vuelven a dar la sensación de continuidad que había antes. Se centra bastante en la figura de Puño de Hierro y su búsqueda de si mismo, su relación con el dinero, sus diferencias culturales (como ya había hecho Jo Duffy) y retoma su historia de amor con Misty de la que algunos tienden a olvidarse pero todo ello sin dejar a Luke Cage y su relación con la gente del barrio. Esta etapa es muy similar a la de Jo Duffy donde Busiek ya apunta maneras haciendo ver un poco el escritor en el que se convertirá.

El dibujo de ambas etapas es muy de la época, sin destacar pero bastante correcto, corre a cargo de Denys Cowan primero y Ernie Chan después. Por lo menos ambos son unos narradores más que decentes. Como curiosidad señalar que Mike Mignola aparece como entintador en más de una ocasión.

Tras unos pocos números en los que regresan escritores como Archie Goodwin o Tony Isabella, es Jim Owsley el que se encargará de la colección hasta su final en el 125. Jim Owsley es el nombre que utiliza el autor que luego conoceremos como Christopher Priest, se cambia legalmente el nombre por motivos que no viene al caso pero conviene decirlo puesto que como Priest será más conocido en el futuro. Estos catorce números suponen el primer gran trabajo del autor en el mundo del cómic.

La etapa se torna algo más oscura, con una clara influencia de la de Denny O’Neil, que está como editor, pero distinguiéndose de ella al hacer historias más largas y seguidas, sin números unitarios. Los famosos secundarios tardan en aparecer y su papel está muy estereotipado, Colleen adquiere el rol de Femme Fatale que en última instancia ha de ser rescatada y Misty aparece como un ser frágil que nada tiene que ver con su carácter anterior, un tratamiento muy triste para una serie que fue adelantada a su tiempo en ese sentido. Un cierto cambio en el traje de Puño de Hierro, el cruce con la omnipresente Secret Wars II y que el autor se centra más en la figura de Luke Cage es todo lo que se puede decir del sobrante trabajo de Owsley/Priest. Para colofón final la muerte de Puño de Hierro es bastante ridícula y sin sentido, como si tratase de dar un épico final a unas historias sobrantes. Por suerte tiempo después cambiarían esta muerte por la de un doble.

INTERLUDIO 1 – LOS HÉROES PERDIDOS

Ambos se quedan sin serie y se les pierde un poco la pista. De Luke Cage sabremos poco, en algún número suelto de Marvel Comics Presents”y lo figurando con el resto de héroes en el evento El Guantelete del Infinito, pero nada importante durante unos seis años hasta que llega a tener serie propia en 1992.

Por otro lado Puño de Hierro regresa en 1991 en la serie de Namor, Namor The Submariner, escritos y dibujados por John Byrne, primero como un impostor Skrull y luego el de verdad. Colleen Wing y Misty Knight van a Industras Meachum a pedir ayuda tras tener pistas sobre un posible paradero de Daniel Rand, allí se encuentran con Namor que, gracias al Doctor Extraño, dan con una posible conspiración que puede afectar a K’un-L’un. Efectivamente, los hombres planta H’ylthri habían creado un doble de Puño de Hierro que es el que fallece mientras que el de verdad está aun atrapado en su tierra, lo cual desbanca la etapa final de Priest, la trama se alargará unos cuantos números y Daniel se quedará un rato como secundario. Es evidente que el trato que reciben los personajes por parte de Byrne es impecable en todos los sentidos.

CAGE, ESE ES MI NOMBRE

Olvidando el Power Man, la diadema, con el pelo recortado y con una portada en la que rompe su hortera camisa amarilla y retira sus cadenas (como si su traje noventero no fuese igual de horrible y encima sin personalidad) se nos presenta Cage, la nueva cabecera de Luke. Si no nos queda claro el cambio de nombre no pasa nada la frase “Yo soy Cage” la repite una y otra y otra vez.

Imagen11

De la serie se encargan Mark McLaurin al guión y Dwaine Turner como dibujante del primer año para pasar luego a Scott Benefiel hasta el final, con algún invitado de por medio. A pesar de todos estos cambios se recupera un poco el estilo inicial del personaje, se le vuelve a unir a su barrio, hay mucha acción, que es básicamente de lo que se trata en este punto y se recuperan antiguos secundarios que habían quedado en el limbo, la mayor diferencia es que no se trata de ideas sueltas sino que los veinte números que dura la colección se componen de arcos argumentales más o menos largos que se unen en conjunto como una sola historia. También merece la pena destacar la inclusión como secundaria de Dakota North, investigadora privada creada a mediados de los ochenta, en una especie de intento de recuperar algo del toque que le daban Misty y Colleen a la anterior serie.

Si tenemos en cuenta que los noventa era una década en la que primaba el dibujo y que el personaje estaba muy alejado de la evolución que sufrió en los últimos años resulta que la serie no está tan mal, se puede criticar un exceso de apariciones estelares para una serie tan corta: Hulk, La Cosa, La Antorcha Humana o Los Vengadores de la Costa Oeste (aquí llamados Nuevos Vengadores) aparecen por ella. Las que sí tienen más sentido son las de Punisher, que es normal que aparezca en una serie tan callejera, con el que empieza a tiros y acaban ayudándose, tópico, y la de Puño de Hierro, su antiguo compañero Daniel Rand aparece en el número nueve, pero no se encontrarán hasta el 12, donde regresa un viejo enemigo, Bush Master que ahora se hará llamar Power Master. Al final acaba por discrepar con Puño de Hierro y se va. Tres números de la serie se cruzan con otras series, dos con Silver Sable y Terror Inc., para formar una historia conjunta, y el tercero con el Evento de La Cruzada del Infinito.

Se agradece que el guionista se haya estudiado al personaje para escribirlo, es algo que se nota en sus páginas y a la hora de trazar las tramas dirigidas por un único villano creado para la ocasión, Hardcore, que no hace más que traer el pasado de Luke para hundirlo lo más hondo posible. Una de las aportaciones más importantes aparece en este contexto, James Lucas Jr, hermano menor de Cage que le culpa de la muerte de su madre. Descubrimos aquí parte del pasado de Luke, su padre se llevó a su hermano para que las acciones criminales de Luke no le influenciasen, lo cual no salió muy bien pues James Jr adquiere poderes y su odio le lleva a aliarse con Power Master para acabar con Cage, lo cual no le saldrá bien. La serie se cancela en 1993 y tardaremos un poco en volver a ver a su protagonista.

LAS MUCHAS HISTORIAS DEL PUÑO DE HIERRO

La trayectoria de Puño de Hierro en estos años es mucho más errática que la de su compañero, sus primeras historias de la década las encontramos en veinte números de la antología Marvel Comics Presents escrita por diferentes personas (desde Joey Cavalieri hasta Ron Marz pasando por Tony Matias) y dibujado por aun más (Andy Smith, Fred Haynes…) componiendo una etapa totalmente prescindible en los que Daniel se enfrenta a distintos enemigos como Hidra o Dientes de Sable. En definitiva, ni se avanza ni se ofrece nada interesante ni aporta nada nuevo, el único número que merece la pena es el de Ron Marz ambientado en el Himalaya pero sin ser tampoco nada del otro mundo.

Para encontrar al señor Rand tendremos que movernos por otras series y buscarlo como secundario en Spiderman, Daredevil o Los Defensores Secretos, lo bueno de esto es que se integra más en el universo Marvel lo cual llevará a futuros guionistas a situarlo mejor entre su gran comunidad de héroes.

La siguiente serie propia le lleva en 1996 por los autores James Felder y Robert Brown bajo el nombre de Iron Fist Volume 2 que, si bien es algo mejor que las anteriores historias de la década, en tanto que trata temas más interesantes para el personaje, no es que sea una serie remarcable. Se trata de tan solo dos números, llamados “El Descenso” y “El Ascenso”, en los que Davos, Serpiente de Acero, ataca a Puño de Hierro, le roba sus poderes y como Puño de Hierro los recupera. La historia transcurre en las montañas nevadas cerca de donde Daniel perdió a su familia pero no consigue ser nada intima y además el dibujo no ayuda, la pelea final no está a la altura, demasiadas florituras para algo que debería haber tenido un toque más clásico. Hasta este punto Cage gana en cuanto a entretenimiento, calidad calidad lo que viene siendo calidad no es que encontremos mucha en ninguno de los dos.

Imagen12

Al año siguiente se estrena la serie de Héroes de Alquiler, pero antes de hablar de ello hay que saltar a 1998, año en el que aparece un volumen tres de Puño de Hierro en solitario, una mini-serie compuesta de tres números escrita por Dan Jurgens y dibujada por Jackson Guide, con portadas del gran Carlos Pacheco que solo verlas ya le apetece a uno hacerse con ella. Esta serie incide directamente en la vida del personaje tocando temas que se arrastraban desde hacía mucho y hablando de una parte importante de su pasado: su supuesta hermana Miranda. Además nos da una historia de un nivel muy superior a lo visto esa década.

Jurgens es un buen escritor y se prepara bien la trama, lo primero que llama la atención es que devuelve a Daniel Rand esa ingenuidad que le viene del aislacionismo de la ciudad en la que se crió y que nos describieron muy acertadamente tanto Claremont como Jo Duffy en sus respectivas etapas. No solo eso sino que tiene en cuenta su etapa con Luke Cage, su amistad y como le influye, duda si confiar en unos o en otros e intenta farolear como él le enseñó jugando al poker, son estos pequeños detalles los que hacen que una serie de acción pase de insulsa a interesante. Pero, a parte de los detalles, la historia de Jurgens bebe de muchas fuentes, el objeto de la disputa es la Llave de Escorpio, famosa por ser un objeto poderoso en esos momentos custodiado por SHIELD y el motivo de la misma viene de Claremont y Byrne, si los H’ylthri, los hombres planta enemigos de K’un-L’un y de toda la humanidad, han podido mantener un tiempo a Daniel encerrado en un capullo ¿por qué no hacer lo mismo con sus antiguos amigos exiliados de la ciudad Conal y Miranda?, si a ello se le añade la preocupación del protagonista por la pérdida la que puede ser su hermanastra y el regreso de Joy Meachum, tenemos una serie de acción rápida y muy entretenida que no se anda con tonterías y logra mantener un cierto misterio hasta el final.

LOS HÉROES DE ALQUILER YA NO SON DOS

En 1996 los héroes más grandes de Marvel desparecen de la faz de la Tierra debido a su conflicto con la entidad Onslaught y, en una maniobra editorial, Marvel resucita e incluso crea grupos que sustituyan a los grandes clásicos. De ahí salen propuestas muy interesantes (Thunderbolts o Ka-Zar) entre las cuales se encuentra esta nueva encarnación de Héroes de Alquiler que durará tan solo 19 números, todos ellos escritos por John Ostrander y dibujados por el gran Pascual Ferry.

Ostrander nos pone en situación en el primer número, describiendo perfectamente la actualidad del universo Marvel. Una fuga de prisión, los U-Foe y un Hulk fuera de si bastarán para que Puño de Hierro reúna un grupo. El primero a por el que va es su compañero Luke Cage, que rechaza por estar retirado, y de manera fortuita irán llegando otros héroes a formar parte del grupo, Jim Hammond, La Antorcha Humana original, no forma parte activa del grupo pero es el que ayuda e insta a Daniel Rand a unirlo y aparece constantemente en la serie como secundario, Tigre Blanco, nada que ver con otras encarnaciones de este héroe, aquí es una tigresa evolucionada por el Alto Evolucionador, y Caballero Negro, Dane Withman, famoso miembro de Los Vengadores con poderes místicos y poseedor de la espada de Ébano.

Imagen13

Otros irán pasando por la serie como Hércules, El Hombre Hormiga, Punisher, Hulka, Lobezno, Sersi, Misty Knight o incluso ¡Masacre!, algunos de ellos para quedarse en varios números y acompañar al grupo, pero lo importante es que vuelve Luke Cage, por mediación de un villano muy de moda en ese momento, el Amo del Mundo. La acción se distribuye bien entre los personajes aunque el peso lo llevan claramente los dos que inician el proyecto, además en este caso los muchos invitados les hacen parecer un grupo muy abierto pero sin que se deshagan las tramas.

La narración de ambos autores es tranquila, aunque las historias son relativamente cortas y se pasean muchos héroes y villanos, mantiene una estructura de grupo de da cohesión a la historia como un todo. Además moderniza un poco a los dos héroes principales, hay que recordar que eran fuertes estereotipos de su época, y los consiguen integrar muy bien en el universo Marvel del momento. De hecho con solo leer esta colección uno se puede enterar de todo lo que va pasando en Marvel en el poco más de año y medio que dura: que si se unen por la fata de héroes, que si no se fían de unos y hay encontronazos o que si uno tiene que ser sustituido por otro debido a que lo reclaman los Vengadores, en definitiva Ostrander consigue situar en medio de todos los meollos una colección que no está entre las principales.

La serie adquiere un tono humorístico algo más exagerado que el de las etapas de Jo Duffy y Busiek, especialmente cuando llega Masacre como nuevo fichaje, pero eso es algo normal en su caso. También es de agradecer que recuperen la relación entre Misty y Daniel, así como a su compañera Colleen, ambas bajo el nombre de Nightwing Restorations, que se pasean bastante por la serie adquiriendo un sabor más clasicote. Puede que la mayor pega de la colección sea que no avanza demasiado en la vida personal de el dúo, solo el número 13 con Daniel casi muerto y la cita de Hulka y Cage en el 18 se van a ese ámbito, pero no le faltan tramas enrevesadas, El Amo lleva a cabo un plan de traiciones elaborado del que sabemos algo desde el principio, pero no todo, que culmina al cumplir un año la serie con casi todos los invitados que se habían pasado por ella atacando la base del villano.

La trama de Tigre Blanco y un enfrentamiento con los Ex-Acólitos de Magneto, ahora bajo el mando de Exodus, acaban propiciando un cruce con la serie de Mercurio y los Caballeros de Wundagore llamada El asedio de Wundagore bastante interesante, aunque está más centrado en la figura del hijo de Magneto la participación de los héroes de alquiler es vital. Después una pequeña aventura protagonizada por Puño de Hierro con Lobezo y Shang-Chi pondrán final a la serie y al grupo, decisión tomada por Puño de Hierro que en boca de Luke, “El equipo podrá romperse, pero las amistades no, Puño. Recuérdalo”.

DANIEL RAND Y EL REGRESO DE K’UN-L’UN

Puño de Hierro tiene su propia historia con mucho protagonismo dentro de la serie de los Nuevos Guerreros, donde el líder de La Mano, un joven Junzo Muto, le roba sus poderes. Después de eso adquiere otra serie, esta vez compartida con Lobezno, en el año 2000. El protagonismo es claramente de Daniel en una serie en que Lobezno aparece como claro reclamo publicitario en el título ya que casi tanta importancia como la suya tienen las apariciones del Capitán América, Fuego Solar, Iron Man o Mariposa Mental, eso no quiere decir que funcione mal, al fin y al cabo los enemigos son La Mano, una organización con la que el mutante se ha enfrentado en numerosas ocasiones, pero solo hay que ver los secundarios (Misty Knight secuestrada y Luke Cage apareciendo a ratos) para saber que la historia va a ser la de Puño de Hierro. Además de los secundarios el escritor Jay Faerber continúa dos historias, la del robo de los poderes en la antes mencionada serie de los Nuevos Guerreros que él mismo había escrito y una parte de la trama iniciada por Ostrander en la serie de Héroes de Alquiler en la que Daniel Rand intentaba que la ciudad de K’un-L’un se vinculase a la tierra como ayuda ante la perdida de los héroes a mano de Onslaught.

Faerber consigue entretener sin ir mucho más lejos, se atreve a tocar la mitología de K’un-L’un y a dejar una parte de esta en la Tierra (cosa no muy lógica y de la que no se volverá a hablar), pero sin que Danny recupere su poder. El dibujo de Jamal Igle no es gran cosa pero es lo suficientemente narrativo como para que el cómic se deje leer.

Imagen14

Tras su paso por otras series (Daredevil o Pantera Negra) Puño de Hierro recupera sus poderes y obtiene una nueva colección, un volumen cuarto que consta de seis números en el año 2004, bajo el subtitulo Breathless. No vamos a cuestionar el hecho de que los poderes de Daniel vuelvan así, sin explicación, ni tampoco del dibujo estilo amerimanga de Kevin Lau y luego de Rick Mais que flojean bastante, hay cosas que es mejor dejar pasar. Al menos el guión de James Mullaney no está tan mal, se puede leer e incluso agrada la forma en que se mete en las preocupaciones del personaje tras la muerte de una mujer por la que él se culpa, haciendo que este sentimiento le afecte hasta dejar su vida como héroe de lado, pero no es tan fácil. El autor le da un toque original en cuanto a que la temática se asemeja más al terror que a la acción a la que estamos acostumbrados, aun así no es nada recomendable más allá que a los que quieran saberlo todo del personaje.

CAGE MAX Y LOS CABALLEROS DE MARVEL

Los caminos de ambos héroes, aunque siempre se cruzan y se encuentran, se van desviando poco a poco, en 1998 encontramos un punto de divergencia importante, Joe Quesada y Jimmy Palmiotti son contratados por Marvel como editores para relanzar la parte callejera tratando de retomar algunas temáticas más adultas que las desarrolladas en los noventa hasta el punto de romper con el famoso medio de autocensura, el Comic Code Authority. Bajo este sello de Marvel Knights se lanzaron un buen número de series, algunas no tan callejeras, como la de los Inhumanos, pero que por lo general seguían esta línea con Daredevil a la cabeza. Lo que nos interesa aquí son dos cosas la breve aparición de Luke Cage en unos pocos números de la serie Marvel Knights que agrupaba algunos héroes de la línea en aventuras conjuntas y el hecho de que el éxito de esta parte del universo Marvel llevó a crear otra línea, la llamada MAX.

MAX es una línea especial dirigida por Axel Alonso donde la temática adulta de violencia, lenguaje y sexo toman cotas jamás vistas en la editorial pero también el tipo de guión está enfocado a un público distinto. Es en esta línea MAX en la que Cage tendrá un nuevo volumen de sus aventuras que obtuvo un gran éxito, escrito por Brian Azzarello que demostró una gran calidad en el género Noir con 100 Balas y un clásico del cómic underground Richard Corben.

Bajo esta premisa la serie de Cage, compuesta de cuatro números, tiene que ver con el héroe que conocimos lo justo, casi se puede decir que es una involución, se olvidan de todo cambio sufrido en el personaje en las últimas décadas para devolverlo a un estado similar al de sus inicios. La historia es buena y funciona porque ambos son grandes narradores pero es incontable el número de tópicos de los que tira: barrios, bandas, mafia, strippers y una madre que busca venganza por su hija muerta conforman una historia rápida y sin muchas vueltas. Es cierto que toma elementos y traumas del pasado de Luke Cage, pero, y ya es el segundo “pero”, dista del Luke que veníamos conociendo en los últimos años.

Imagen15

INTERLUDIO 2 – ENTER THE BENDIS

Odiado por unos y amado por otros debido a su trabajo en los superhéroes Marvel en el presente siglo Brian Michael Bendis es el siguiente en tocar a Cage pero no en una serie propia sino en una creada por él mismo. Alias, cuya protagonista es Jessica Jones, comienza su publicación en el año 2001 bajo la línea MAX, la serie es uno de esos imprescindibles en el mundo del cómic actual pero lo que nos interesa en cuanto a nuestros personajes es que Luke Cage aparece en esta serie y su aparición será crucial para su vida de ahí en adelante, en el primer número se acuestan y, aunque es algo ocasional, van poco a poco relacionándose cada vez más, hasta que Jessica se queda embarazada de él y, en su número 28 formalizan su relación.

Se ve en Bendis su predilección por este personaje ya que lo introduce en casi todo lo que toca por esos años, una Secret War (nada que ver con las otras), la serie de Daredevil, The Pulse y en el momento que relanza a los Vengadores (Los Nuevos Vengadores en 2005) lo hace formar parte del grupo hasta el punto de llegar a ocupar un sitio importante en el equipo.

LUKE CAGE: VENGADOR Y PADRE

La evolución del personaje en los Vengadores es impresionante y muy cuidada, poco a poco se va olvidando al macarra de barrio que arreglaba las cosas atravesando paredes y va apareciendo el líder calmado capaz de escuchar. Un ejemplo lo vemos en el evento Marvel Civil War cuando Iron Man expone al resto de los Vengadores que debe haber una ley de registro de superpoderes para controlar a los héroes y que no se cometan errores que puedan costar bajas civiles Luke Cage se manifiesta a favor, en ese mismo momento Lobezno suelta una frase lapidaria: “Eso mismo decían los nazis a los judios”, Luke Cage cambia rápidamente de opinión para oponerse y pasar a formar parte del bando del Capitán América.

Poco antes de este evento, en el número dieciocho de la serie The Pulse protagonizada por Jessica Jones, nace su hija a la que le pone la versión femenina del nombre de su mejor amigo: Danielle. A muchos nos hubiese gustado una serie propia para los tres en este momento, el nacimiento de la niña le sienta muy bien a ambos, pero lo único que encontramos es un anual, Nuevos Vengadores Anual número 1, en el que se celebra su boda.

Imagen16 copy

Durante muchos años y hasta la actualidad Luke Cage estará unido a los Vengadores, lo cual no le quita de aparecer en series como la de Puño de Hierro, y el grueso de sus historias sucederán en esas series cobrando especial importancia en los eventos Marvel. Uno de los mayores villanos de esta época es Norman Osborn, en el cual Cage llega a encontrar a su némesis, que hace que su familia se tenga que ir de la mansión de los Vengadores e incluso sufriendo un ataque al corazón del que se culpa a Osborn. Consigue tener en el 2010 un pequeña serie de tres números bajo el título Nuevos Vengadores: Luke Cage escrita por John Arcudi y dibujada por Eric Canete y Pepe Larraz. A un antiguo amigo suyo le pegan una paliza quedando al borde de la muerte lo que hace que Luke vuelva a su antiguo barrio a lidiar con traficantes y otros enemigos del pasado. La idea es bastante buena ya que trata de poner al personaje de ahora en el entorno de su pasado y Arcudi la desarrolla bastante bien, es una historia simplista y sin muchos miramientos que pone al héroe en una situación curiosa comparando presente y pasado. Esta miniserie enlaza directamente con el evento Asedio, después del cual llega la Edad Heroica en la que Cage pasa a liderar Los Nuevos Vengadores.

INTERLUDIO 3 – LOS OTROS HEROES DE ALQUILER

Misty Knight y Colleen Wing no desaparecen en la nada, a parte de una miniserie que no pasa de interesante llamada Las hijas del dragón, en plena Civil War forman unos nuevos Héroes de Alquiler. El grupo está compuesto por gente muy distinta a la de antes, Gata Negra, Shang-Chi o Paladín entre otros y ni Luke ni Danny estarán aquí. En principio su idea es ayudar a la gente pero no pueden evitar meterse de lleno en el conflicto. La serie irá más allá del evento y dura catorce números escritos los primeros por Justin Gray y Jimmy Palmiotti cambiados hacia el final por Zeb Wells y Fred Van Lente, los dibujantes son muy variados, pero mantienen en general una calidad bastante alta. Este puñado de números, publicados aquí en tres tomos, son muy aconsejables para quien quiera seguir a estas dos grandes heroínas.

Imagen17

Cuatro años después, en 2011, después de Tierra de Sombras (del que hablaremos un poco más adelante), aparece una nueva encarnación del grupo esta vez solo con Misty a la cabeza en lo que podríamos denominar una mezcla entre Barbara Gordon cuando era Oráculo y la excelente Global Frequency de Warren Ellis, ya que Misty busca problemas y llama a un héroe que pueda resolverlos bajo sus ordenes, así aparecerán desde el Motorista Fantasma o Silver Sable hasta Puño de Hierro o El Halcón. Sin entrar en mucho detalle, la propia historia pide cierto secretismo, dejémoslo en que la está perfectamente escrita por dos grandes autores, Dan Abnett y Andy Lanning, con dibujantes variados pero con buenas capacidades y que merece tanto o más la pena que el anterior volumen. Además avanza en aspectos personales de Misty y Danny.

EL INMORTAL E IMPRESCINDIBLE PUÑO DE HIERRO

Daniel Rand también formará parte de los Vengadores, con menos importancia que la de su eterno compañero, pero él sí que consigue una serie propia de larga duración, y ¡vaya serie!.

Volvemos a retroceder unos años, Brian Michael Bendis escribe una excelente etapa en Daredevil y al final lo mete en la cárcel desvelándose así que su identidad de civil es Matt Murdock, en ese momento recoge el testigo Ed Brubaker con unas historias tan buenas o incluso mejores que las de su predecesor, ¿por qué nos interesa esto? resulta que mientras Murdock está en la cárcel negando ser Daredevil aparece alguien nuevo con el traje del hombre sin miedo realizando su trabajo, tardamos algo en saber quien esta bajo la mascara y muchos nos llevamos una sorpresa/alegría al enterarnos que no era otro que Daniel Rand. Así empieza la nueva serie El Inmortal Puño de Hierro con Daniel vestido de Daredevil dando palos a maleantes y perseguido por la policía al no registrarse como superhéroe.

IRONFIST001005scol

Pero el primer enemigo que se encuentra en esta historia y que llevará al protagonista (y al lector) a descubrir cosas jamas imaginadas viene ligado a Industrias Rand, el rechazo de una propuesta de negocio lleva a la empresa a enfrentarse a una OPA hostil de empresas fantasma que en realidad son una división de Hidra. El argumento contra Hidra se estirará durante varios números de forma necesaria pues el trabajo de Ed Brubaker y Matt Fraction no hay que tomárselo a la ligera, estamos ante una de las mejores obras de Marvel de lo que llevamos de siglo perfectamente ilustrada por el vallisoletano David Aja, la forma que tiene de marcar los golpes y las posturas de Puño de Hierro imitando sus poses clásicas es absolutamente impresionante. Pero no nos podemos dejar engañar por la acción del primer número y la monumental lucha contra los soldados y artefactos varios de la malvada organización en la que el héroe pierde y es rescatado por Luke Cage, hay sitio para una visión intimista del personaje que cuestiona sus metas y a sí mismo siguiendo un poco la línea de personaje inocente y culturalmente distinto que inaugura Chris Claremont y que a ratos tomaran otros autores.

Aun siendo una serie que va a lo suyo está muy bien enmarcada en la continuidad Marvel del momento con el tema del registro de superhumanos muy presente, alejado de Misty Knight y sorprendido de la formación de Héroes de Alquiler que ella y Colleen fundaron así como su postura favorable al registro, hay que tener en cuenta que Danny no sabe lo que pasará en esa colección. Pero la primera sorpresa grande nos llega cuando conocemos a Bei Ming-Tian, Puño de Hierro 1227, ya era sabido que hubo gente que ostentó el título de Puño de Hierro antes de Daniel Rand, pero es la primera vez que vemos a uno de ellos y no será la única, Brubaker y Fraction nos enseñarán a más de ellos en diferentes épocas y situaciones, pero el más importante de ellos llega pronto: Orson Randall Puño de Hierro 1915 visto por última vez en 1933, y llega en el presente.

Es evidente que la intención de los autores es reescribir el pasado de los mitos de K’un-L’un sin obviar lo que ya sabíamos y tomando de forma fresca e inteligente lo poco que se nos había contado para crear un nuevo mundo entorno a la mística ciudad. Esta acción de escribir el pasado comienza con el encuentro entre los dos Puño de Hierro luchando contra Hidra con usos de sus poderes que no habíamos visto (hipnosis o extender en Chi a las armas) y con un misterioso libro que solo los que tienen el poder del puño de hierro lo pueden leer que contiene los conocimientos de las anteriores armas de K’un-L’un.

Imagen19

En una de las conversaciones que ambos llegan a tener Orson le pregunta si no sabe nada de la historia de la ciudad y Danny contesta que hay mucho secretismo, he aquí la mayor influencia de la primera etapa del personaje: la inocencia, la diferencia cultural que hemos visto en Daniel con respecto a sus compañeros no viene solo de haber crecido en un entorno distinto sino de que ese era un sitio cerrado herméticamente, al igual que si fuese educado por una secta con mentiras y secretismo por doquier, lo que ya de por si hace dudar de la integridad de las figuras de Yu-Ti y de Tronador. Por suerte la picardía la aprende de Luke y eso le ayudará mucho en lo que está por venir. Otro de los personajes que cobran importancia es Davos, la Serpiente de Acero, ahora bajo las ordenes de Madre Grulla y ligado a Hidra lo que les lleva a un enfrentamiento que dará lugar al final del primer acto. En este enfrentamiento aparecen sus antiguos colegas Misty, Collen y Luke a ayudar y, aunque vencen, lo hacen a costa de Orson, que le da su Chi a Danny y le dice que se prepare para el torneo… ¿torneo?. Está claro que las influencias de los dos autores por escribir esta serie no solo pasan por los autores clásicos de la misma sino que se van a la fuente original, es decir, las películas de kung-fu en las que la fórmula de torneo más villano despiadado funciona tan bien. Pero cuidado con el humo que no nos deja ver la realidad.

Como se veía venir Davos pierde, Danny le dice “mi Kung-fu es mejor”, siempre hay sitio para el humor, pero desaparece para volver, lo que sí se cuenta es pedazos del pasado del personaje, hasta ahora solo sabíamos que era hijo de Tronador y que odiaba todo lo que venía de K’un-L’un pero aquí ya sabemos más. Para ello nos tenemos que ir a un joven Wendel Rand, padre de Daniel, que llega a K’un-L’un guiado por un joven Orson, allí es entrenado y forja una gran amistad con Davos que tornará en desgracia para este último. En este sentido no puedo evitar acordarme de Stan Sakai y su gran obra Usagi Yojimbo en tanto que ambas son historias que bailan entre lo clásico y lo tópico, que una vez empezadas parece que ya las has leído antes, pero aun así se disfrutan como la primera vez y eso es algo de lo que no muchos autores pueden presumir.

Con la aparición de Yu-Ti y Tronador en escena a buscar a Daniel para llevarlo de vuelta a K’un-L’un y es ahí donde sabemos la verdad del cambio en la historia de la ciudad que Brubaker y Fraction quieren llevar a cabo: K’un-L’un no aparece cada diez años en la tierra porque sí, es una de las siete ciudades celestiales que cada ochenta y ocho años se juegan en un torneo en el que se pelean las armas inmortales de cada ciudad para ver cual de ellas estará ligada de esa forma a la Tierra y el Puño de Hierro tiene la fea costumbre de ganar siempre.

Imagen20

Así conocemos a los representantes de las otras ciudades: Cobra Gorda, La Novia de las Nueve Arañas, Hermano Perro Nº1, La Hermosa Hija del Tigre, El Príncipe de los Huérfanos y Davos, la Serpiente de Acero ahora Maestro de las Grullas y que pasará a ser conocido como el Fénix de Acero. Tras la debida demostración empieza el combate, el primero Puño de Hierro contra Cobra Gorda, como todos nos imaginamos nuestro querido héroe… ¿pierde?, ¿cómo?, claro el humo que oculta la verdad. Y es que, aunque los combates siguen sucediendo resulta que eso no es lo importante, toda una trama con conspiraciones, asaltos externos, una dictadura y muchos secretos dan el pistoletazo de salida para acabar con toda la inocencia de Daniel Rand.

Davos sigue ganando en el torneo mientras Hidra crea un puente con ciencia para asaltar la ciudad mágica. Puño de Hierro sale de la ciudad aconsejado por una sirvienta de Yu-Ti y se encuentra a Luke, Misty y Colleen, alternando el tono heroico con las peleas del torneo. Pero, como decíamos antes, la perdida de la inocencia de Danny junto a esa picardía creada por sus relaciones con sus compañeros en la Tierra es precisamente lo que empezará a deshacer esas conspiraciones que los “villanos” van llevando a cabo. Tronador es cada vez más importante e interesante, mediante él Brubaker y Fraction retoman una idea salida de la mente de Claremont, la de que las mujeres de K’un-L’un tienen prohibido aprender técnicas de lucha y es un ejercito revolucionario de compuesto por mujeres entrenadas en secreto por el propio Tronador de las que dependerá el futuro de la ciudad junto al propio Puño de Hierro. Es un ejemplo más del camino que ha recorrido Marvel en los últimos años hacia la igualdad de genero.

Ahora bien, si alguien se creía que las armas inmortales del resto de ciudades eran mero atrezo estaba muy equivocado, poco a poco van adquiriendo personalidad propia y causando gran interés al lector que poco a poco irá viendo que no son enemigos en sí, sino que no difieren tanto del propio Puño de Hierro y cuando llega el momento actuarán en consecuencia, en especial El Príncipe de los Huérfanos que, además de tener un pasado con Orson y una edad considerable, llegará a tener cierta relevancia en Marvel fuera del título de que aquí se trata.

Su etapa se cierra con una increíble batalla que lleva a un final feliz más que merecido, aunque no pueden evitar dejar colgando el final, donde Daniel cumple 33 años y se entera mediante su libro de que esa es la edad a la que mueren los Puño de Hierro.

Imagen21

En este punto retoman la colección Duane Swierczynski y Travel Foreman que, siendo realistas, bajan un poco el nivel pero siguen manteniendo el interés por encima de la mayoría de lo escrito sobre este personaje en años. Swierczynski no solo continúa la historia donde Brubaker y Fraction la habían dejado sino que introducirá sus propios elementos volviendo a incidir en el pasado de K’un-L’un y de las ciudades celestiales tomando como secundarios tanto a las Armas Inmortales como a los habituales de Daniel Rand incluida su relación con Misty que, en ese momento ni siquiera él mismo sabe cuál es. Además sigue la idea de ir entrelazando historias de anteriores portadores de Puño de Hierro, una de ellas nos lleva a conocer al primer adversario: “Soy sirviente del Ch’i-Lin. Soy el que mata al Puño de Hierro”, así se presenta. Esta trama llamada El Mortal Puño de Hierro ocupará unos cuantos números, pero lejos de aburrir, con un toque más oscuro que la anterior etapa, se revela como muy adictiva.

Daniel rebusca en el libro para poder vencer a este enemigo que le da una paliza en su primer enfrentamiento de cuya muerte lo libran Cage, Misty y Colleen. Pero nuestro Puño de Hierro es de los que pierden batallas para ganar guerras y la mejor forma es, como nos han enseñado todas estas series, con sus amigos, Armas Inmortales incluidas.

El siguiente arco argumental llamado Fuga de la octava ciudad lleva desgraciadamente al final de la serie y nos transporta a una nueva ciudad celestial que es como una especie de infierno donde las Armas Inmortales serán aprisionados y obligados a pelear en una especie de circo romano, pero estas peleas apenas duran unas viñetas, una vez más es otro tópico usado para despistar al lector, de nuevo una trama oculta urdida por el propio Daniel Rand cobrará cada vez más relevancia. Reaparecerá Davos, pero de forma diferente a la que solía ser y con todo ello la intención de salvar las ciudades celestiales. Swierczynski cierra la colección con un número en que Industrias Rand está en quiebra, con Misty embarazada y Danny pidiéndole matrimonio. Por suerte o por desgracia, casi más bien por desgracia, esta idea nunca será llevada a cabo ya que, en la serie de Héroes de Alquiler, el embarazo resulta ser falso y los caminos de ambos se separan.

Esta no será la única vez que sepamos de las otras Armas Inmortales, todas ellas gozarán de una serie limitada de cinco números en 2009 en los que diversos guionistas (Jason Aaron, Duane Swierczynski, Cullen Bunn, David Lapham y Rick Spears) dedicarán un número a cada uno de ellos contando con varios dibujantes. También veremos a estos personajes compartiendo escenario con otros personajes del universo Marvel como Lobezno o el Capitán América.

UN NUEVO POWERMAN Y UN NUEVO TRAJE

Tierra de sombras es un evento de 2010 centrado en la figura de Daredevil quizás no muy afortunado pero con un planteamiento interesante, Daredevil vence y se hace con la organización criminal La Mano lo cual no gusta a algunos héroes que lo ven como si pudiese convertirse en el nuevo mal, aquí es donde Luke Cage teme por la salud mental del personaje, le advierte y, aunque confía en él, decide mantenerlo observado, lo cual es buena idea teniendo en cuenta que Daredevil acaba por hacerse con la Cocina del Infierno que había sido destruida en gran parte por Bullseye al que el propio Daredevil decide matar. Esto le mete en una espiral donde la moralidad es cuestionada por muchos héroes que deciden acabar con su reinado, ahí entran Luke y Danny junto muchos otros como el Caballero Luna, Spiderman o los Héroes de Alquiler de Misty Knight. A parte de la relación de nuestros personajes con Daredevil y su entorno, nos interesa la aparición de un nuevo héroe que decide tomar el nombre de Power Man, que aparece por primera vez en un one-shot que él mismo protagoniza y hace de cruce con este evento. Su nombre es Victor Álvarez y resulta ser hijo de Shades, un antiguo villano de Luke Cage que sale ya en su primer número, en uno de los atentados de Bullseye a la Cocina del Infierno descubre que tiene la capacidad de manipular el chi y decide hacer de héroe, lo cual le llevará a encontrarse con Luke y su eterno compañero. No deja de ser curioso que el personaje tenga un poco de los dos.

Imagen22

Este Power Man tendrá una serie compartida con Puño de Hierro, pero primero volvamos a los Nuevos Vengadores de Brian Michael Bendis, concretamente a su segundo volumen en plena Edad Heroica el grupo se enfrenta a una entidad mágica de grandes proporciones que rapta a Puño de Hierro y se lleva uno de los más famosos artefactos mágicos del universo Marvel, el Ojo de Agamoto del Doctor Extraño. La historia no tiene mucha repercusión para Daniel Rand solo que al regresar del sitio donde fue llevado lo hace con un nuevo traje blanco y dorado.

Ya con ese traje, en el 2011, comparte serie con Power Man, el actual, Victor Álvarez, escrita por el creador de este último Fred Van Lente y dibujada por Wellington Alves. Esta serie dura cinco números y en ella vamos sabiendo más de la vida de Daniel, como que ya no está con Misty y mantiene otra relación o su papel en Industrias Rand que había sufrido una caída económica importante, pero la serie funciona en realidad como una relación Maestro/Discípulo ya que Daniel Rand toma a Víctor Álvarez bajo su manto tratando de enseñarle técnicas de combate y el funcionamiento del chi mientras luchan como dúo contra el crimen. Para ello Van Lente, que escribe muy bien la serie, toma villanos no vistos antes junto a algunos clásicos olvidados de la primera etapa, como el madrileño Alejandro Montoya El Águila y, a pesar de que parece más preocupado por insertar a su creación en el universo Marvel, lo cierto es que la pareja funciona bien.

267899._QL80_TTD_ copy

Al año siguiente Puño de Hierro formará parte de Los Defensores junto al Doctor Extraño, Silver Surfer o Namor entre otros, en una serie escrita por Matt Fraction que llegó a durar doce números, una buena serie que retoma en una parte a las armas inmortales, alguien las está cazando y Daniel junto a sus nuevos compañeros dedicará parte de esta andadura a combatir ese mal. No merece la pena hablar más de esta serie pues al final nos llevamos alguna sorpresa que hace que la trama incida menos en la vida de Puño de Hierro de lo que se pensaba.

EL LÍDER LUKE CAGE

Recordemos que la idea original de los Thunderbolts era la de un grupo de villanos que se hacían pasar por héroes para ganarse la confianza de los gobiernos, pero a más de uno le gustó la idea de portarse bien y el grupo acabó convirtiéndose en un conjunto de personas que había hecho mal y querían redimirse. Años después de su origen se forma el programa Thunderbolts como un intento de rehabilitación, así se toma Jeff Parker esta etapa del grupo y para ello coge a Luke Cage como héroe propuesto por el Capitán América para que lidere a un grupo variopinto de personajes que están en la cárcel a ayudar a las personas y así ganarse una reducción en su condena. Junto a villanos como Piedra Lunar o el Juggernaut, Cage se pasará dos años en la serie, alternándola con su trabajo en los Vengadores, Nuevos Vengadores y su paso por una multitud de series y eventos Marvel como Pantera Negra, Spiderman, Masacre, Daredevil y un largo etcétera.

De ahí en adelante los dos puntos más importantes del personaje los encontramos primero en el evento que reúne a héroes callejeros Tierra de Sombras, del que se habla antes y que sucede a la vez que su paso por los Thunderbolts, y la creación de su propio equipo de vengadores: Los Poderosos Vengadores en el que estará desde el año 2013 hasta el 2015 con la llegada del en este momento último evento Marvel Secret Wars (la tercera).

MIGHTYAVN2013001 copy

Esta etapa de Los Poderosos Vengadores está escrita por Al Ewing y se puede dividir en dos partes, la primera con Greg Land al dibujo es la que forma Luke Cage junto a Monica Rambeau, Spectrum ex Capitana Marvel II, que hace las veces de líder de campo. El grupo lo componen el nuevo PowerMan (Victor Álvarez), otra Tigre Blanco (hermana menor del original), Maravilla Azul (Adam Brashear), un nuevo Ronin cuya identidad se descubrirá más adelante, Hulka y el Halcón, ahora como nuevo Capitán América, también aparece el Superior Spiderman, es decir, la mente del Doctor Octopus en el cuerpo de Peter Parker, aunque no durará mucho en el grupo. La segunda parte está dibujada por Luke Ross y se llamará Capitán América y los Poderosos Vengadores. En conjunto ambas partes continúan la vida de Luke Cage con Jessica Jones de secundaria y su hija por en medio, Al Ewing construye una historia interesante que sigue enfocando a nuestro héroe sin dejar de lado al resto del grupo y le da un toque hombre de negocios que encaja bastante bien con la evolución de Luke. Con esto nos ponemos en la actualidad de Luke Cage, veamos ahora qué fue de su compañero.

INTERLUDIO 5 – K’UN-L’UN FRENTE A LA FUERZA FENIX

Como veíamos antes de formar sus propios Vengadores y cuando Luke ya se posicionaba como líder de uno de los grupos llega el evento VvX que enfrenta a los Vengadores con los X-Men. Este evento cuenta cosas importantes de ese momento para Luke y su familia, pues al final del mismo se irá del grupo para cuidar a su hija, pero quizás la parte más interesante la encontramos referida a Puño de Hierro y la ciudad de K’un-L’un.

Imagen25

En un nuevo ejercicio de retrocontinuidad Brian Michael Bendis en el cruce de la colección Nuevos Vengadores con este evento cuenta la unión entre la fuerza Fénix y K’un-L’un, pero no como se había pensado y es que durante décadas fueron muchos los que especularon que podría haber alguna conexión, la mayor pista la daba la similitud entre los trajes, pero en tiempos más recientes esto aumentaba, por ejemplo Davos como Maestro de la Grulla adoptaba el nombre de Fénix de Acero. Yu-Ti cuenta a Daniel Rand que hace muchos años soñó con una chica pelirroja que llegaría a tener un gran poder, se encuentra a esta chica, llamada Fongji Wu, en las calles de su ciudad, la entrena y se convierte en un Puño de Hierro y cuando la fuerza Fénix llega para reclamarla como huésped ella consigue controlar su enorme poder y se va. La relación es en realidad un simple entrenamiento para el control y no una vinculación directa como muchos esperaban, por ello el interés de esta historia reside en que Daniel ayude a la que se supone será la próxima Fénix, la mutante llamada Hope, para controlar el poder.

EL ARMA VIVIENTE

La última serie publicada en nuestro país hasta la fecha es Puño de Hierro: El Arma Viviente que consta de doce números y tanto el dibujo como el guión corren a cargo de Kaare Kyle Andrews. La historia se divide en dos partes más un final a parte, la primera se llama “Rabia” y la segunda “Redención”.

Marvel_IronFist_1 copy

El autor toma continuamente una visión muy interior del personaje, está perdido y mentalmente es algo inestable, en cierta manera su pensamiento vuelve a recordar a la primera visión de Chris Claremont, otra vez, solo que aquí el tono es mucho más oscuro. Cuestiona la cordura de su padre en la búsqueda de K’un-L’un con frases como “era huérfano antes de que muriese” pero a través de ello también cuestiona la suya propia, no acaba de encontrar su sitio en el mundo y no es nada nuevo que no disfruta de su riqueza. La serie da muchas vueltas a su origen, quizás demasiadas y deja entrever que su madre tampoco era una santa, casi podríamos decir que son sus últimas palabras la que incitan a Daniel a seguir el camino de la venganza contra Meahum que marcará su vida.

Está claro que hay acción, porque siempre la hay, Danny se pelea con unos ninjas salidos de la nada y tras vencerlos aparece una niña que le pide regresar a K’un-L’un. En ese momento el protagonista está ya en una relación con otra mujer que no es Misty y cuya identidad no desvelaremos aquí por ser una sorpresa final, algo cogida por los pelos, pero no es importante como para soltar ese spoiler. Lo que sí será importante es la trama de la niña que se queda a su cargo de esa mujer junto a un recién salido del cascarón Shou-Lao, el dragón de la ciudad. Ambos serán perseguidos por el enemigo a lo largo de la obra.

Imagen27

Daniel llega a la ciudad y se encuentra que está destruida, aquí se ve que Kaare Kyle Andrews trata de continuar con la etapa del Inmortal Puño de Hierro pues toma elementos de ella para la mística ciudad, elementos que por otra parte quizás hubiese sido mejor desarrollarlos en vez de aniquilarlos, es decir, nos habíamos quedado con que el antiguo Tronador es el nuevo Yu-Ti que aquí aparece muerto, su hija era la nueva Tronadora que es cegada por su hermano Davos, el cual se había quedado como guardián del huevo de Shou-Lao en un intento de redención pero aquí se corrompe de nuevo, vamos, que duró poco la felicidad en la ciudad. Es curiosa y muy bien metida la frase de Davos en cierto momento “es divertido ver mujeres fingiendo ser hombres” refiriéndose a las luchadoras, haciendo ver el autor la ideología más tradicional que imperó en la anterior etapa de K’un-L’un.

Al llegar Puño de Hierro le dan a elegir de nuevo entre la inmortalidad para gobernarlos y la venganza, efectivamente Daniel vuelve a escoger la venganza. La historia va oscureciéndose cada vez más y se revela que el enemigo es una figura medio humana medio máquina, una evolución del primer artefacto con el que se enfrenta Puño de Hierro para pasar sus pruebas que adquiere parte de la consciencia de su padre Wendell Rand. Además, el constructo en cuestión, se declara Yu-Ti y pretende refundar K’un-L’un en Nueva York.

Aquí el autor juega con la realidad/ficción en la cabeza de Daniel que, derrotado, pierde sus poderes una vez más. A ratos esta parte es algo confusa, quizás por el dibujo o quizás porque trata de hacer muchas cosas en muy pocas páginas. Lo que sacamos en claro es que aparece una nueva figura, Fooh, que resulta ser el que se encarga de la parte científica de la ciudad que ya se veía desde los años setenta, y que Tronadora ayuda a entrenar a Daniel para vencer al enemigo, el gran cambio es que Puño de Hierro esta vez usará armas tales como espadas y nunchakus.

Imagen28

Hacia el final la historia adquiere tintes metafísicos, puede que excesivos, y acaba con una descomunal batalla en la ciudad al más puro estilo de monstruos gigantes destrozando Tokio, que no viene mucho a cuento.

Hay un último capitulo a forma de epílogo que es de lo mejor de la serie, incluso tiene algo de humor, en el que se da un nuevo status quo en el universo de Puño de Hierro, lo que casi parece que era la real intención del autor. Tronadora es escogida como nueva Yu-Ti, Daniel toma el papel de Tronador aunque se queda en la Tierra para entrenar a la que será la próxima Puño de Hierro, la niña que aparece al principio y que llega a tener alguna escena cómica con Luke Cage en las últimas páginas. Quizás esto sea lo mejor de una serie que no está mal pero le sobran algunos elementos.

¿Y QUÉ PUEDO LEER?

Empecemos por Luke Cage, la primera etapa de Power Man es interesante más por la contextulalización temporal que por la obra en sí, siempre está bien leerse el origen del personaje en los primeros números (10 o 15) pero el resto de la etapa la reservaría para los más curiosos o aquellos que se decanten por el cómic más clásico. Si bien es cierto que es una etapa llena de buenos guionistas y que, a pesar de un cambio constante, consiguen darle coherencia, las historias sueltas no dejan de parecer números unitarios o arcos de pequeño tamaño que se llegan a hacer un poco monótonas por seguir siempre el esquema de clásica pelea con villano y de tirar excesivamente de estereotipos del momento.

Pasamos a los noventa y la primera historia que encontramos es la de Cage que, sin ser nada del otro mundo, consigue ofrecer una buena dosis de golpes y entretenimiento, dando muchas vueltas al origen del héroe y a sus villanos propios, se deja leer. Durante esta década eso es todo lo que se publica del personaje en solitario y a partir de ahí hay que pasar a series de otros personajes o grupales para ver al personaje, bueno, el segundo volumen de Cage, en la línea MAX, no está mal es una buena historia por dos grandes autores (Azzarello y Corben) aunque quizás si se hubiesen tomado la historia como un flashback hubiera funcionado mejor dentro de la continuidad del personaje. Yo siempre recomendaré lo que hace Brian Michael Bendis con Luke en las series de Alias o Nuevos Vengadores, su evolución es muy interesante aunque no son series de él propiamente dichas, Bendis lo utiliza como personaje bandera en muchas ocasiones hasta convertirlo en líder. La mini de Nuevos Vengadores: Luke Cage de Arcudi, Canete y Pepe Larraz es otra de las que se pueden incluir en recomendadas ya que compara al Cage de ahora con el del pasado.

Por otro lado la historia de Puño de Hierro es uno de los grandes imprescindibles de la década de los setenta, en este caso la multitud de guionistas iniciales consiguen hacer un todo con la historia de Daniel Rand que es impresionante, pero la llegada de Chris Claremont y John Byrne dan una profundidad enorme a los personajes y a la mitología que les rodea. Lo que a ratos parecen historias inconexas resultan ser parte de grandes tramas y, aunque su publicación no fue muy afortunada, se las arreglaron bien para acabar con todas las ellas. El tomo recientemente publicado por Panini que recoge esa etapa es más que recomendable, ¡obligado!.

Por el contrario el trabajo realizado en Marvel Comics Presents y el volumen dos de Puño de Hierro son prescindibles, solo un Dan Jurgens inspirado logra darnos una historia buena del personaje en solitario en la mini-serie de tres números que componen el llamado tercer volumen. Con respecto a las dos siguientes series de Puño de Hierro, la que comparte con Lobezno de Jay Faerber está entretenida, pero el volumen cuatro Breathless es más que olvidable.

Después de esto es interesante su paso por Daredevil y más adelante su trabajo en los Vengadores pero centrándonos en sus series propias nos quedan tres paradas. No me cansaré de repetir que El Inmortal Puño de Hierro es de lo mejor que se ha hecho en Marvel en los últimos años, primero la etapa de Brubaker, Fraction y Aja es sencillamente increíble tanto en su tratamiento de los personajes como en su inventiva a la hora de generar nuevos mitos sobre K’un-L’un, y la continuación escrita por Duane Swierczynski, sin ser tan buena, es igual de imprescindible. Luego está la miniserie con el nuevo Power Man que es una historia simple y efectiva con buena química entre ambos personajes. Por último nos vamos a la más reciente Puño de hierro: El Arma Viviente de Kaare Kyle Andrews, publicado en España en dos tomos que realmente merecen la pena aunque a nivel personal el dibujo no me parece gran cosa sí es cierto que se lleva bien con la narrativa. Hay algún que otro altibajo, cosas que no vienen a cuento como la pelea final o lo fácilmente que se deshace de Davos, pero el final y el nuevo estatus de los personajes hacen que el resultado mejore de forma considerable.

Y ahora Héroes de Alquiler, la unión que realiza Claremont de ambos personajes es igual de bueno que lo escrito anteriormente por el autor en Puño de Hierro. Su continuación a manos de Jo Duffy es un poco más irregular al principio pero mejora según avanza hasta llegar a su punto culminante en la saga de la ciudad de K’un-L’un, merece la pena pararse en esta etapa y esperemos que algún día se edite por aquí. El dibujo de Gammill no está nada mal, por desgracia al final de la etapa de la escritora es sustituido por Denys Cowan que no acompaña demasiado. Seguiremos con la de Denny O’Neil que se deja leer pero no ofrece nada nuevo, no pasa nada por saltarla. Se comenta que el toque humorístico que le da Jo Duffy fue el motivo por el que la echaron de la serie y que Busiek, sin saberlo, retoma ese estilo y lo despiden por lo mismo, un gran error, ambas etapas son lo mejor que le pudo ocurrir a la colección y son quienes consiguen darle un toque de continuidad y no de estar ante historias sueltas. Además su uso de los secundarios es magnífico. Por el contrario la etapa de Jim Owsley (Cristopher Priest) deja mucho que desear y concluye una colección con una calidad media bastante decente de forma muy mala y con alguna que otra incoherencia. Por suerte llega Byrne y corrige esto en su colección de Namor que, aunque no venga al caso, es recomendable toda ella.

En los noventa la colección de Héroes de Alquiler llega a una Marvel inspirada en un segundo plano, mientras su publicidad se centraba en el regreso de los autores Image a la editorial y a sus grandes héroes por atrás teníamos grupos secundarios defendiendo el fuerte. La colección de Ostrander pertenece a este puñado de buenas historias, de mucho entretenimiento y bastante recomendables. Admito cierta predilección personal por Pascual Ferry pero su versión de Puño de Hierro es una auténtica pasada (y la de El Caballero Negro también). No hay más series llamadas Héroes de Alquiler en las que participen ambos personajes pero, aunque esto de para otro texto, no puedo dejar de recomendar los posteriores volúmenes dirigidos por Misty Knight.

Pero no todo acaba aquí, ahora hay una nueva serie que vuelve a unir a Luke y a Danny de la que nos habla nuestro compañero José María Vicente aquí

Solo queda decir:

ImagenFinal

Leave a Reply

20 Comentarios en "Puño de Hierro y Luke Cage"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
AlbierZot
Lector

Magnífica reseña/guía/resumen de la trayectoria. A mí los lápices de Kerry Gammill en esta serie me parecen insuperables. Y prestaría mucha atención al trabajo de Tuska también, destacadísimo reflejando la sordidez de aquel submundo, todo ello frente a la limpieza inmaculada del gran Byrne. Muy cierta la linealidad general del tono; la poderosa unión y carisma de estos personajes hace que la serie brille bajo el mismo prisma pese del baile de guionistas. A recuperar.

brodie
Lector

Un par de tomos con el primer Power man y Iron Fist para continuar el tocho del Puño de hierro de Byrne estaría muy bien. Eh Panini, eh eh?

Duma
Lector

Estoy todavía empezando el artículo y he intentado buscar un modo que no fuera el de añadir un comentario, pero no he dado con la forma para contactar con el autor.

La errata “prohiviéndole” en el octavo párrafo afea el texto una barbaridad estando todo tan bien escrito.

mespinpe
Lector

Jo. Y otro artículo sobre el tema que no dice nada del serial de Puño de Hierro en Deadly hands of Kung-Fu realizado por Claremont y unos brutalísimos dibujos de Rudy Nebres. ¿Mola, si, no, alguna referencia?
Quitando eso, CURRAZO.

Sergio Aguirre
Autor

Mespinpe, hablamos de esa genial etapa en su día, en un artículo enclavado en el 15 aniversario de esta página, repasando la andadura de Chris Claremont con el arma viviente de K’un- L’un. Y mola, mola muchísimo. http://www.zonanegativa.com/el-puno-de-hierro-de-chris-claremont/

mespinpe
Lector

Gracias Sergio. Ostrás, no me acordaba de ese artículo. Si encima me quejaba en él de que panini no reeditase ese serial en el tochogold para poder tener la etapa Claremont completa! Siempre podrían sacar otro tomo con lo de Broderick y lo de Nebres. No lo puedo evitar, me duele el menosprecio de los aficionados actuales a los filinos. Que se pongan el personal con el pincel, a ver si consiguen la belleza plástica de Nebres 😉

frankbanner49
Lector

igor alvaréz > ¿stoner?. 🙂

oye,enhorabuena por tan tremendo articulazo.me sirve tanto para recordar,como para ver el momento actual de los dos heroes(especialmente puño de hierro).

aquí otro que ha reivindicado más de una vez aquellos estupendos episodios con kerry gammill que por aquí editó ¿surco?,y con frank miller en alguno,aunque muy “tapado”.
¿si se publicaran alguna vez, como se apunta por aquí?.ostras,¡ojalá¡.si hay un buen momento para que ocurra,deberia ser con la llegada de la serie de netflix a nuestro país.que mejor momento.esperemos que a panini se le ilumine la bombilla.

sobre el inmortal puño de hierro,decir que no me gustó el enfoque dela historia,que me aburrió mucho,apesar de su premisa,y que solo se me hizosoportable por el trabajo de david aja.

y sobre byrne,bueno,no he dado con ella,pero esamegaostia que le mete cage a puño y que ocupa una o dos páginas,lo dice todo.

tambien seamos sinceros,lo mejor del byrne más potente está en los capitulos entintados por dan green que hace maravillas con aquel byrne.

ah,y aquellas portadazas de gil kane,xdd.que maravilla.

vés? a tony moore tambien le molaban mucho. 🙂

comment image

más articulos,igor¡.a por otro¡.

Miki
Lector

Currada de post, me ha dejado con ganas de releer un montón de cosas de esta pareja. Ojalá editen por aquí los primeros números de Power man cuando se estrene la serie de Netflix porque nunca los he catado y cada cosa que leo o imagen que aparece de ellos me pone los dientes más largos que la anterior.
Un diez sin lugar a dudas, caballero. Ojalá tengamos pronto otro post de tu pluma.

AlbierZot
Lector

comment image

Captain Eo
Lector

El verano pasado salieron los Epic Collection de Marvel con la serie de Powerman & Iron Fist, sería el momento adecuado para que Panini los publicara cuando empiece la serie de Netflix en Septiembre, eso sí, ojalá sea en Omnigold, porque como hagan la misma chapuza que con Moon Knight de Moench y Sienkiwicz se lo va a comprar su tía Frasca

Dynamo
Lector

Gran trabajo, Señor Alvarez. Lo que más me llama la atención, el puño de hierro de Brubaker, Fraction y Aja.
Siempre he sido más del puño que el Power.

batallon
Lector

Igor, excelente artículo.

Pau
Lector

Impresionante articulo ,muy currado . A mi me ha servido para conocer mas de estos dos personajes ,buenisimo.

El Pedante Electronico
Lector

Soberbio artículo si señor, de los que merece la pena seguir la página.
Que gran etapa la de Duffy y Gammill, la química entre los Héroes de Alquiler era dinamita.
La etapa de Fraction y Aja es de lo mejor en los últimos años pero me temo que no se la ha dado la continuidad acertadada.
Lo de Claremont y Nebres, verdaderamente épico.

peta-z
Lector

La etapa de Claremont y Byrne en Puño de hierro la leí en los Relatos Salvajes de Vértice y en aquella infante edad me marcó, y Danny Rand se convirtió en uno de mis héroes por excelencia, ya compré el tomo de Panini con la re edición de esos cómics (a color!). Lo último que he leído es la etapa de Aja en la gran edición que sacó Panini en tapa dura

wpDiscuz