Píldoras Nacionales 26

Por
28
105
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
RESEÑAS


El hijo, Mario Torrecillas y Tyto Alba; Ediciones Glénat; 160 págs., color, 24,00 €.

A mí, que fuí objetor de conciencia, la primera vez que vi una cartilla militar me llamó poderosamente la atención aquello de Valor: se le supone. Lo traigo a colación porque en este mundillo nuestro – y en especial, en este país por el que transitamos – a los autores de cómic creo que debe suponérseles la pasión de hacer historietas. De otra forma, lo suyo no se explica: muchas horas de trabajo, honorarios mayoritariamente insuficientes y reconocimiento sólo por parte de un fragmento muy minoritario de población. Sí, moverse por los andurriales del tebeo es algo que únicamente se entiende desde la enajenación del creador que no puede sustraerse de la necesidad de proyectar su mundo interior a través del constructo artístico. Y si eso siempre tendrá algo de cierto – aunque te llames Ferry, Guarnido o Giménez – resulta especialmente claro en lo que respecta a Mario Torrecillas y Tyto Alba porque lo suyo, más que enajenación, es absoluto delirio, fiebre de narrar sin paliativo alguno. Es eso lo que encontramos en El hijo, en un grado infinitamente superior al que estos mismos autores demostraron en Santo Cristo.

La premisa de la obra, al menos para mí, resultó abiertamente atractiva desde un principio: un ex-boxeador regresa a Barcelona tras la Guerra Civil, sólo para descubrir que su madre acaba de escapar de un manicomio de los Pirineos junto a una docena de enfermos mentales, arrasando un pueblo cercano en su camino hacia las montañas. Los lugareños quieren venganza y el hijo espera poder encontrar a su madre antes que ellos. Si ya estos mimbres resultan prometedores, lo que Torrecillas y Alba nos ofrecen es incluso mucho más interesante: una maraña infinita de encuentros desasosegantes, que manifiestan el rostro verdadero de una sociedad mortalmente enferma, donde la locura acecha en todo lugar, tanto a nuestro alrededor como dentro de nosotros mismos. Hay instantes cómicos (genial la anécdota del enfermo mental que atiende las llamadas del psiquiátrico), momentos cargados de ternura y compasión teñidos también de algo remotamente similar a la esperanza de que las cosas puedan cambiar… Pero por encima de todo sobresale el peso de una tragedia de proporciones globales, en la que la ignorancia y los prejuicios, sumados a la crueldad de un modelo social despótico, magnifican la aridez y radicalidad antisocial de la patología psiquiátrica para contribuir a un amago de desenlace desgarrador, sólo parcialmente aliviado por el verdadero final, éste sí abierto a la esperanza. Sin duda, las experiencias vitales de Mario Torrecillas, que alimentan parte del contenido de la obra, dotan a la misma de una entidad que debe celebrarse.

En lo que a Tyto Alba se refiere, decir que no debe de haber ninguna otra historia en la cual un estilo tan desaliñado y desagradable como el que escoge para este cómic cobre tanto sentido. Alba, en la línea de esa tendencia expresionista que inaugurara Bill Sienkiewicz en su día… pero mucho más cercano a ilustradores como Sfar, se mantiene fiel en todo momento al tono emocional de las ideaciones de Torrecillas, en un ejercicio de complementariedad que le honra aunque puede ser del (dis)gusto de muchos lectores. Personalmente, considero que podría haberse trabajado un tanto más la gestualidad de los personajes y el detalle de sus escenarios, pero sigue resultando indudable que su grafismo se adapta como un guante al argumento del tebeo y que, el resultado global del mismo, merece recibir nuestra recomendación. Si os sabéis un tanto enfermos, ¡¡este es vuestro cómic!!

Y David Fernández nos habla de…

 El vecino 1 y 2; Santiago García y Pepo Pérez; Astiberri Ediciones; 136 págs.; 19,00 €.

Comenta Pepo Pérez en su página web que El Vecino surgió a raíz “de una charla casual durante la primavera de 2002 en la que le comenté (a Santiago García, guionista del tebeo) que me apetecía hacer algo en cómic, pero algo hecho en serio, un álbum completo a color, algo así. Él me contó una idea que tenía para una historia pensada tiempo atrás, y la idea me encantó. Así que le dije que adelante.”. Apenas unas líneas –más extensas en el texto enlazado-, relato de una génesis en la que se intuye desenfado y complicidad, pero también ilusión y fe en un proyecto cuanto menos atípico. Durante el último lustro, los seguidores de esta serie nos hemos visto sorprendidos por un impredecible e interesantísimo proceso evolutivo, apreciable en cada una de las entregas publicadas hasta la fecha. Tres tebeos que, tras la reciente reedición de los dos primeros álbumes en un único volumen, podemos disfrutar en formato “novela gráfica”. Y es precisamente esta reedición la que comentaremos en las líneas que siguen a continuación.

Para quienes se aproximen por vez primera a este tebeo, comentar que El Vecino narra las peripecias de un joven llamado José Ramón, quien con la intención de preparar a conciencia unas oposiciones, abandona su pueblo natal con destino a una gran ciudad indeterminada. Su existencia es monótona, aburrida, anodina, limitada casi en exclusiva a horas y horas de estudio… hasta que se topa con su vecino Javier: periodista, extrovertido, gorrón, caradura, ligón. En definitiva, la antítesis de José Ramón, quien no tardará en descubrir el gran secreto de su vecino: bajo la identidad de Titán, ejerce como superhéroe, protagonizado su particular cruzada contra el crimen.

Partiendo de esta premisa, con puntos en común con otras propuestas superheroicas, no sería de extrañar que Santiago García y Pepo Pérez se hubieran limitado a abordar la enésima aproximación al género, sazonada con las dosis de humor a las que invita el argumento. De hecho, en la primera entrega de las dos recopiladas en este volumen, el humor está muy presente, hasta el punto de que se podría calificar como una sitcom costumbrista. En este sentido, el gran mérito de los autores es tener la habilidad de combinar algún que otro guiño a los clásicos del género con una sensación de naturalidad y realismo –dejando a un lado el elemento fantástico– muy poco habituales en este tipo de tebeos, jugando un papel decisivo tanto las localizaciones como las caracterizaciones de los personajes. Unas caracterizaciones que parten de arquetipos que facilitan el inmediato reconocimiento e identificación del lector, para a medida que se desarrolla la historia, enriquecer las personalidades de los protagonistas.

Hacíamos referencia a su comicidad, pero El Vecino va mucho más allá: en la segunda historia recopilada en este tomo asistimos a un giro radical de tono –e incluso de estilo– que anticipa el rupturismo definitivo apreciable en El Vecino 3, todo un ejercicio de valentía saldado con ingenio y brillantez. La amistad, la madurez, la asunción de responsabilidades, la vida laboral y familiar, componentes de denuncia social: parece que todo cabe y nada sobra en esta serie, cuyo crecimiento y desarrollo también se aprecia en un apartado gráfico perfectamente adaptado a las necesidades argumentales de cada volumen.

A estas alturas, no queda duda de que El Vecino merece librarse de la etiqueta de “superhéroes a la española” que en ocasiones la acompaña, por cercenar y restringir el verdadero alcance e identidad de una serie mucho más rica y compleja de lo que inicialmente aparenta. Una serie que por méritos propios se ha convertido en una de las propuestas nacionales más valiosas de los últimos años, ahora presente en las librerías especializadas en un formato atractivo y uniforme, cortesía de Astiberri Ediciones.

En la Guía del Cómic entrevistan a…


Entrevista a Miguel B. Núñez, realizada con motivo de la publicación de El Corazón de los Árboles (Polaquia, 2009), un recopilatorio de historietas cortas de diferente procedencia. Núñez (Madrid, 1970) ha publicado historias breves en revistas como NSLM, El Víbora o Tos y cuatro monografías (las últimas, Stroszek y Muertemanía) con varias editoriales.

Por Valentín Vañó.

LOS PROFESIONALES RECOMIENDAN….

Ruben Pellejero (Autor Un poco de humo azul) recomienda…


Las calles de arena, de Paco Roca; Astiberri Ediciones; 104 págs., color, 15,00

“La decisión de escoger Las calles de arena de Paco Roca ( la excelente 2ª edición, por supuesto) es más bien un deseo propio de reivindicar públicamente mi admiración por este autor que la de recomendar una obra que a estas alturas es ya de sobras conocida. Estaba deseando leer algo más de Paco Roca desde que salió Arrugas ( desconocía bastante sus trabajos anteriores) y esperaba su próxima obra con mucho interés. Recelaba un poco de que volviese a elegir otra vez un tema de fuerte carga social, emocionalmente hablando. Por suerte en Las calles de Arena esto no ocurre, bien al contrario, nos encontramos desde un principio con un trabajo que apuesta por el fantástico y que nos desconecta pronto con la cotidianidad. Nada nos vincula a priori emocionalmente con lo narrado y así podemos disfrutar sin complejos ni valoraciones ajenas a la obra con su personaje principal en ese recorrido onírico y surrealista por esas calles y ese hotel lleno de personajes carismáticos e interesantes. El elegante dibujo no supera nunca esa delgada línea que separa la busqueda gráfica del exceso virtuosista y además consigue transmitir de modo claro y sin aparente esfuerzo las ideas que su historia va generando. Las calles de arena desprende una coherencia visual y narrativa admirable. Todo se va destilando con precisión de alquimista logrando un relato con una aparente sencillez de forma pero con un laborioso proceso constructivo en su interior. La obra se alimenta de ciertos referentes literarios ( lo deja bien claro el propio autor en la cita de Lewis Carroll) e incluso hay aspectos del diseño de las calles, que me recuerdan las arquitecturas imposibles de M.C.Escher (igual me equivoco) o la Torre de Babel de Bruegel , pero todo ello no es para censurarlo sino que son aspectos que enriquecen aún más la obra. Mención aparte son la galeria de personajes que aparecen en el cómic, merecedores cada uno de ellos de una obra propia de por sí: el personaje que nunca consigue tener la maleta preparada para marcharse, la cartera que escribe cartas desde su soledad, el vampiro que vive en su casa “girasombra”, el hombre obsesionado por morir y muchos más. No quiero dejar de lado el uso del color en este libro con algunos hallazgos muy interesantes: los rojos atrevidos de los pasillos del hotel , los rojos de los interiores en contraste con sus opuestos los verdes del exterior en las escenas nocturnas, la exquisíta inundación final. Sí, Paco Roca me ha convencido sobradamente y a partir de ahora estoy condenado a seguir su trayectoria de un modo irremediable. Os la recomiendo de veras. Un placer.”

Está previsto que en marzo de este año Astiberri Ediciones publique la obra de Ruben Pellejero titulada L’Écorché, aquí bajo el titulo de En carne viva.

José Antonio Serrano (Divulgador – Guía del cómic) recomienda…


El mundo según Ptolomeo, de Bernardo Vergara; Diábolo Ediciones; 80 págs., color, 13,95 €.

Bernardo Vergara es, posiblemente, uno de los mejores autores actuales de El Jueves. Como mínimo, uno de los más versátiles, capaz de firmar con buena mano tanto humor costumbrista para adultos como chistes de actualidad política y series para un público infantil. También uno de los más prolíficos, pues a su página fija en El Jueves (con la serie Los Ilegales), casi siempre añade alguna historieta adicional de actualidad en el semanario, y se encarga también de una viñeta diaria en el periódico Público. Este 2009 ha sido especialmente provechoso para los que seguimos de cerca el trabajo de Vergara, y nos ha dejado dos libros recopilando parte de su producción: una recopilación integral de Harry Pórrez, la parodia de Harry Potter que realizó con el dibujante Víctor Rivas, y este álbum que nos ocupa.

El mundo según Ptolomeo es, sin lugar a dudas, el mejor libro hasta la fecha de su autor, donde se puede ver a las claras que ha alcanzando su madurez creativa, y que se centra principalmente en su faceta de humor costumbrista, recopilando todas las historietas más “atemporales” que ha realizado en este registro durante últimos años, sobretodo para El Jueves. Religión, tipos de políticos, los videojuegos, la televisión, la industria cinematográfica, la SGAE o los medios de comunicación son solamente algunos de los temas que toca Vergara en este libro, que incluye como guinda un par de parodias especialmente inspiradas de 300 y El Señor de los anillos. Un volumen que puede presumir, por cierto, de proporcionar horas de lectura (literalmente) y de incluir algunas páginas especialmente densas capaces de competir con 13 Rue del Percebe o ¡Para tí que eres joven! en el número de chistes diferentes que es capaz de “colar” por plancha. En definitiva, que es un gran tebeo de risas, ¡denle una oportunidad, carajo!

Y para finalizar, un deseo en voz alta: ojalá 2010 sea igual de productivo en cuanto a ‘recopilaciones Vergarianas’ que el año que hemos dejado atrás, que uno se podría acostumbrar fácilmente. Ojalá algún editor se anime a recopilar Los Ilegales, serie en la que Vergara está dando su do de pecho en los últimos meses a más de un nivel, y cuyo tema central -la inmigración ilegal y todo lo relacionado con éste fenómeno- ha demostrado últimamente que está más de actualidad informativa que nunca (empadronamientos de Vic mediante) y que parece que lo seguirá estando en los próximos meses de antesala electoral catalana. Y ya puestos, y para los más pequeños de la casa pero también para los fans del género superheroico más creciditos, ojalá algún editor se anime también a recopilar Multiman, la serie infantil que Vergara realizó en colaboración con Álex Sanvi (un dibujante a reinvindicar, últimamente visto en la revista vasca Xabiroi) y que estaba protagonizada por un héroe muy particular, con la habilidad de ‘escoger cualquier superpoder según le venga en gana’. Por pedir que no quede.”

Carles Santamaría (Ficómic – Saló Internacional del Còmic de Barcelona y Saló del Manga) recomienda…


Bohemio pero abstemio, memorias de un hombre de segunda mano, de Ramón Boldú; Astiberri; 206 págs., B/N, 18 €.

Ramón Boldú es un narrador gráfico compulsivo, carente de pudor a la hora de desnudar su vida ante los lectores. Boldú pertenece a una generación de buscavidas, en el sentido de buscarse la vida pasándoselo lo mejor posible, que atravesó los años de la mitificada transición, allá mediados los setenta, con una inenarrable alegría en el cuerpo. Su testimonio de mil y una desventuras, que tienen muy poco de heroicas, llegan al corazón o al hígado, dependiendo de la viñeta. Su visión desvergonzada como testigo parlanchín, de dibujo abigarrado con globos de texto comprimido, no deja títere con cabeza, empezando por él mismo de quien no realiza un retrato demasiado amable. Esto si que es un auténtico cuéntame cómo pasó porque yo no me enteré de casi nada.”

Juan Ángel Martín Mota (Librero – La Comicteca) recomienda…


La Marea de San Pedro, de Tomeu Pinya; Astiberri Ediciones (Colección Sillón Orejero); 96 págs., color, 10,00 €.

“Siguiendo esa regla no escrita de tratar de no repetir tebeos en esta sección, había pensado hablar sobre La Marea de San Pedro y hoy me encuentro con que ya ha sido reseñada por David Fernández y, seguramente, mucho mejor de lo que lo haré yo. En fin, siento romper la regla, pero esta historia me ha encantado y quiero ofrecer mi propio punto de vista.

Tengo que reconocer, muy a mi pesar, que La Marea de San Pedro es la primera obra que leo de Tomeu Pinya pero que, sin duda, será un autor al que pienso seguirle la pista a partir de ahora.

La Marea de San Pedro es un drama de amores imposibles pero, lejos de lo que algunos pudieran pensar dicho esto, no es un tebeo cursi ni ñoño. Es una historia de hombres rudos y curtidos en las labores del mar, acostumbrados a jugarse la vida cada día en sus barcas. En verdad, es una historia muy dura. Como el mar y sus gentes. Pero no el mar del que disfrutamos los turistas en verano, tranquilamente en nuestras tumbonas, con las gafas de sol y el protector solar, sino ese mar cruel y traicionero que se cobra en vidas humanas el fruto de sus entrañas y al que los pescadores no dejan nunca de temer. Una historia emotiva y que llega.

El dibujo, sencillo y en blanco y negro, acompaña perfectamente al guión y consigue transmitir la valentía de los que salen a pescar, la incertidumbre de los que les esperan en tierra, el amor en las miradas, el respeto cuando aparece el patrón, etc. Ya sé que las comparaciones son odiosas pero no puedo dejar de mencionar a Frederik Peeters. Seguro que es cosa mía pero… hay algo en este cómic que me recuerda a ese otro autor. ”

ENLACES DE INTERÉS


Recomendaciones nacionales

Archivo de Píldoras nacionales.

Compartir
Artículo anteriorMs. Marvel – Tomo 6
Artículo siguienteReturn of Bruce Wayne: ¡Galería completa de portadas!

“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.

Leave a Reply

28 Comentarios en "Píldoras Nacionales 26"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
dennel

“El hijo” ni me suena y me ha llamado muchísimo la atención… hasta que he visto el precio, así que supongo que me haré con el de Pinya, que ya le tenía enfilado.

demanio

el vecino siempre me ha llamado la atencion

y con la reseña aun más

saludos

Toni Boix

Ciertamente, es una serie que se ha ido afianzando de forma progresiva, de un dibujante que sabe adaptarse muy bien a las distintas tonalidades que va tomando la historia y de un guionista que últimamente está entre los más prolíficos y habilidosos de la moderna historieta española: ¡Adelante con ella! 😀

Javié

Pregunta: porque la mayoria (por no decir casi todos)los comic que se publican en España por autores españoles tienen esa estetica tan underground y tan poco comercial.
lo veo a diario y no me extraña nada el poco interes que despierta en el gran publico por llamarlo de alguna forma,parece destinado siempre a un tipo de lector muy concreto ,de edad cuanto menos maduritos y un cierto nivel cultural,requisito minimo para quien quiera embarcarse en la mayoria de propuestas de editoriales tipo ASTIBERRI para que se me entienda.
Donde situa eso a la gran mayoria de aficionados,pues inevitablemnte en otros mercados ,sobre todo repartidos entre el americano y el japones,casi a partes iguales,dejando un pedazo de tarta demasiado pequeño.
ahora bien y aqui viene el kit de la cuestion: se debe a que no hay talento para encontrar dibujantes y escritores en españa??? yo me contesto,la respuestas es NO.Talento hay de sobra,tanto a nivel narrativo ,como grafico.
Solo me queda pensar que es un problema de la industria,que se aferra a un modelo de negocio,que consiste en apostar por lo de siempre( salvo exepciones,no es mi intencion causar alusion a quien si lo esta intentando)

Conclusion: yo pienso que lo que nos falta para dar el siguiente salto ,es abrir el mundo del comic un poco mas y dejarnos de complejos,y la respuesta la tenemos ante nosotros,jovenes con un talento increible y españoles,mientras que sigamos por este camino, bajo mi punto de vista ,estamos condenados  a seguir leyendo siempre las mismas historias tetricas o de guerra civil y dibujadas con un estilo parecido al de mi sobrina de 8 años,en fin…..siempre nos quedara VERTIGO,aunque no es ESPAÑOLA…

JA

Me encanta tu comentario Javie. La verdad es que se trata de la eterna pregunta y no creo que sea tan simple de responder como crees. Yo voy a a dar mi propio punto de vista.
No creo que todo el cómic español tenga el mismo aspecto, lo que pasa es que Astiberri es de las editoriales que más apuesta por el producto nacional y resulta que este tipo de tebeo gafapasta (no me gusta el termino, pero para entendernos) como La Marea de San Pedro corresponde exactamente con la linea editorial de Astiberri. ¿Porque autores como Robledo, Toledano o Mateo Guerrero tienen primero que vender en Francia para que se publiquen aqui? Muy dificil respuesta. Se suele culpar a la falta de iniciativa de los editores y a la comodidad de coprar los derechos de algo que saben que vende antes que arriesgar con productos nuevos pero esta simplificación, en mi opinión, no es justa y las cifras no engañan. Nuestro mercado tiene unas cifras de consumo muy muy bajas.

Javié

jajajaj me a hecho gracia lo de GAFAPASTA ,lo habia oido alguna vez pero no sabia que se aplicaba a eso,auque despectiva,me parece cuanto menos curioso.Yo entiendo lo que dices de las cifras de consumo,no quiero que me malinterpretes,yo se que publicar un album en España a un español y joven no va a cambiar el panorama al menos no a corto plazo,pero y si yo te dijera que en un año que e vivido en madrid y otro en barcelona e conocido gente que es tan buena a nivel de dibujo,como de guion,como cualquier autor mainstreen, ese podria ser el camino. que las editoriales analizaran proyectos de jovenes autores y publicaran lo que crean que puede  llegar a ser un exito,sin esperar que haya funcionado en otro pais primero,en ese sentido les saldria barato( porque un autor que empieza ,no pedira lo que jim lee) y ademas se estara poniendo las primeras piedras para tener una industria propia y potente( no nos engañemos si todo los dibujantes de comic que hay trabajando para estados unidos ,francia,belgica..publicaran aqui ,tendiramos un mercado propio que seria envidia de de muchos paises,yo pienso que nos hemos acostumbrado a compadecernos y esa poca ambicion ,ese complejo de que la gente que se dedica a esto son 4 locos,a veces es justo pensar que tenemos lo que nos merecemos,la pregunta es ¿podremos nosotros cambiarlo??

Javié

Estoy de acuerdo entrecomillas contigo TONI en que otros mercados tienen mas tradicion de leer comic,y digo entre comillas,porque es sabido por todos que en España se produjo un gran boom con el comic o el tebeo,todos recordamos al capitan trueno o el jabato,en mi opinion esos eran comic comerciales,que sucedio luego,unos pueden opinar que sufrio un bajon porque la gente dejo de leer tebeos,mi opinion es que el bajon se produjo porque se empezo a producir material menos comercial y que no interesaba,luego llegaron las revistas  como el vibora o el jueves, antes se paso por el humor y la satira con super lopez o mortadelo y el resultado es lo que tenemos hoy,que aunque tu te esfuerzes por defender ( ojo y yo lo respeto)es  un mercado poco ambicioso,donde no se cuida en la mayoria de los casos el aspecto estetico de las obras,acomodados en una tradicion absurda del dibujo feista( que yo llamo mira que webos tengo,trabajo de dibujante sin saber dibujar) y donde un comic bueno ( ARRUGAS) con un buen guion y un nivel de dibujo aceptable es motivo de alabanza,cuando debia de ser lo normal…..

p.d. mira como me a cambiado el 2010  realizo criticas sin nombrar a Carlos vermut,nunca pense en poder conseguirlo

JA

Estos debates casi siempre acaban en el “bucle de la muerte”, o sea: hay poco consumo, por lo tanto las ediciones son mas caras que en otros paises porque las tiradas son más cortas, por lo tanto a los autores se les paga poco porque “de donde no hay no se puede sacar”. En fin, ojalá seamos capaces de superar la situación. Yo soy optimista, creo que cada vez se ve gente más heterogenea en las tiendas y hay más publicaciones y con mucha variedad donde elegir…
Por otra parte, no tengo ni idea de lo que pasó después del Capitán Trueno pero aquellos lectores no volvieron a coger un tebeo y hoy en día son, precisamente, los que creen que los tebeos son para chavales.

Tachuela

Pues es exactamente lo mismo que pasaría mañana si Marvel y DC dejasen de publicar tebeos: no os esperéis que sus seguidores fuesen a probar otros pastos.

Javié

En mi opinion intentar rescatar personajes pasados para volver a atraer esos aficionados de la epoca es volver a caer en el mismo error.comprendo lo que quieres decir TONI ,pero no comparto eso de que la via de recuperacion es traer personajes como el capitan trueno,si quieres que te diga la verdad creo q solo venderia por nostalgia lo que en cifras se resume en muy muy poco. Existe una maxima en el mundo del comic o por lo menos yo lo creo y esa no es otra que la tematica que mas funciona suele ser las aventuras ,ciencia ficcion ,fantasia , epica en general.. ent etc, y lo explico ,el comic para aprovecharlo al maximo tiene que constar de dos partes que funcionen a la par,una historia que interese, bien contada y un apartado grafico que deslumbre, porque no nos engañemos, para aquellas personas que busquen una lectura interesante ,pueden ver saciados sus deseos con una novela por ejemplo sin necesidad de recurrir a un comic, el comic es algo mas,el comic tiene ese punto de fantasia y de locura que te hace soñar y te aparta por momentos de la rutina diaria,eso en mi opinion es lo que se busca y para enganchar a una gran masa de lectores se les tiene que dar eso, como pretendes quitar esas cifras millonarias de ventas que se embolsan las editoriales con obras como naruto o los vengadores  dandoles a cambio las nuevas aventuras de esther o la marea de san pedro,pues es licito intentarlo pero prueba a hacerlos y todavia se estaran riendo los chavales.

Si se quiere intentar competir en la medida de lo posible con mercados mas fuertes ,hay qiue hacerlo de tu a tu,produciendo obras que interesen y que esten dibujadas con la misma calidad que las ya citada por lo menos ,y esto se producia cuando se quiten los complejos de inferioridad y cuando yo este en mi tienda de comic habitual y pase por la estanteria de autores nacionales y no me parezca que en vez de dibujantes le dan trabajos a humoristas graficos y demas

Tachuela

Toni, en los dos. Puede que en EEUU sea más fuerte que aquí, pero la dependencia que tienen los lectores de tebeos de superhéroes es la misma que tienen los lectores de manga y los lectores de BD francesa. Es gente fiel a un tipo de historias, que no van a cambiar ni deberían.

Es lo que decía algún editor: no esperes que si hay 100 seguidores para 10 colecciones de tebeos, si cancelo 5 consiga 200 para cada serie restante. Simplemente se pieden 500 lectores.

Tachuela

>>>pero no comparto eso de que la via de recuperacion es traer personajes como el capitan trueno,si quieres que te diga la verdad creo q solo venderia por nostalgia>>>

O ni eso, porque qué estropicio están montando. Sólo ver la página de muestra que han enseñado hasta ahora espanta al más pintado.

En lo que habría que insistir es que no es culpa de los autores que no haya más historias mainstream en el mercado. En el mundo de la autoedición sí hay propuestas (Ibéroes, por ejemplo), mientras que en las grandes editoriales siguen con un dibujo más geométrico y nada realista, muy minoritario. Yo diría que es más cosa de las editoriales que de los autores.

Y de los lectores. Como he dicho antes, le sacas a muchos lectores de Vagabond o de Spiderman, y prefieren no leer nada a buscar nuevas historias. Debe de ser principalmente por cuestiones de precios, supongo.

Javié

Iberoes es un buen ejemplo,ese si es el camino y hay que tener en cuenta que no tiene las mismas posiblidades tecnicas y por lo tanto de calidad como un autor que publique en una editorial,principalmente porque todo el trabajo tienes que hacerlo tu ,menos el color creo,este hombre lo escribio,lo guionizo lo dibujo,lo entiento,poco mas y tiene que salir a venderlo con un megafono. yo creo en historias mas comerciales desde el punto de viste de interes,otro buen ejemplos seria EL CAZADOR DE RAYOS de KENNY RUIZ ,autor español ,muy bien dotado para el dibujo y para la narrativa y a pesar de que la obra primero se publico en francia,luego con la edicion de DOLMEN tambien arraso,hubo una epoca en madrid que estaba agotada en toda las tiendas, eso quiere decir que publico hay y que la gente esta receptiva,pero claro volvemos a lo mismo si le dan un producto de cuanto menos dudosa calidad pues pasan olimpicamente, yo no me creo lo de que en España se vende menos por la gente,porque luego llegas al salon del comic de cualquier ciudad y no se cabe de gente que hay,el problema como casi siempre esta en la industria porque vale mas invertir 3 y ganar 4,que arriesgarse inviertiendo 2 i ganando 8…

JA

Creo que en ningún caso se trataria de sustituir un género por otro o un tipo de cómic por otro. Desde luego no estoy de acuerdo con la afirmación de que el cómic que vende es de fantasia, ciencia ficción etc. De hecho, aparte de Watchmen, los superventas son tebeos como Persépolis, Arrugas. Palestina, Maus, Epiléptico, Esther y lo son porque los compran personas que habitualmente no leen cómics. Ese es el camino. Los habituales ya tienen sus gustos definidos en cuanto a géneros, autores, colecciones, etc. El gran reto está en llegar a la gente que hasta ahora nos miraba como a bichos raros.

Toni Boix

Creo que las dos vías son lícitas.

Javie creo que propone atraer al lector de cómics americanos o japoneses hacia productos nacionales de similar factura.

Ja propone atraer al “no lector habitual” con obras que le sean interesantes por temática y a la par les descubran las posibilidades narrativas propias del cómic, que no se dan en otros medios y que no se agotan en la espectacularidad gráfica (que para nada menosprecio)

Javié

crees bien amigo,crees bien…as resumido en dos frases lo que e expuesto en 4 post,ese en mi opinion es el camino,para construir una industria fuerte en españa,que para nada lo veo como una utopia,es mas creo q es el mejor momento para intentarlo y eso que hay una crisis economica…

Javié

No pensais que lo que hemos comentado de la situacion del comic se podria comparar con la situacion del cine patrio???

Javié

No hablo de super efectos especiales,me refiero a contar otro tipo de historias,yo comparo el comic español con el cine,porque sinceramente me aburre igual que una pelicula de garci en la mayoria de los caso,aqui los estrenos mas esperados son, la nueva de garci, la nueva de almodovar o la nueva de torrente,este año con la celda 211 parece que emos avanzado ,una gran pelicula sin un presupuesto desorvitado no?

Tachuela

>>>Creo que sólo a medias porque para conseguir un apartado visual deslumbrante el cine necesita de grandes presupuestos.>>>

Precisamente le daba vueltas a ese tema. Si un guionista de televisión o cine se queja de que sus historias (llenas de acción, efectos especiales, experimentación narrativa y argumental… lo que sea) no son aceptadas por los productores o los directores, ¿por qué no escriben cómics? ¿No será simplemente que no tienen inventiva para ese tipo de historias?

Desde aquí reto a esos guionistas que escriben más blogs que guiones para que demuestren que realmente son los productores los que no entienden su trabajo 😛

JA

Bueno, pues sea como sea ojalá que esto tire pa’lante y podamos disfrutar de buenos y variados tebeos made in Spain.
Respecto al cina, la verdad es que no me atrevo a opinar. Voy habitualmente al cine y diosfruto por igual con Ágora o Zombieland pero no suelo leer ni críticas, ni revistas especializadas, ni tengo idea de por donde va el mercado, ni me preocupan los premios Goya.

wpDiscuz