Píldoras nacionales 2

Por
13
292
RESEÑAS

Paraiso. Punk rock bar , de Javier Rodríguez; Dolmen – Colección Siurell; 136 págs., BN, 15,00 €.

A finales del siglo pasado, las ya míticas revistas de cómic adulto (dejando de lado la apuesta específica por el porno de Kiss) se hallaban prácticamente desaparecidas y tan solo El Víbora aguantaba el tipo como podía. Allí acudían muchos de los jóvenes autores que querían iniciarse profesionalmente y allí, una mayoría, se encontraban con ciertos peajes que debían pagar: incluir teta y culo en las historias. Conste que no censuro a la editorial por hacer esos añadidos en aquellos relatos aunque resultasen gratuitos, pues me consta que en la redacción tenían comprobado que las ventas bajaban notablemente cuando no se contaba con cierta dosis de “pechuga” en la portada.

Paraíso Punk Rock Bar es, precisamente, un cómic nacido en el marco de esa política editorial de la mano de un autor que, por aquel entonces, daba sus primeros pasos en el mercado de la historieta. Tal vez por eso, por propia elección de Javier Rodríguez y por ser, la serie aquí recopilada, un relato que se iba construyendo paulatinamente y por entregas, esta obra resulte un tanto atípica para los estándares narrativos actuales en lo que a novela gráfica se refiere. El discurrir argumental es un tanto errático y el tono de las entregas varía de forma brusca en alguna ocasión. El sexo gratuito aparece y desaparece de los guiones a conveniencia y, en lo que al retrato de personajes se refiere, quienes hacen gala de mayor tridimensionalidad son curiosamente los secundarios, mientras que los protagonistas raramente consiguen salir del estereotipo de “peña enrollada” de la época.

Sin embargo, y a pesar de todo lo dicho, es evidente que Javier Rodríguez ya apuntaba las buenas maneras que después ha demostrado y Paraíso Punk Rock Bar se lee con gran facilidad, generando dinámicas de colegueo y empatía que consiguen provocar cierta sonrisa cómplice en el lector.

La joya de la semana

All Star SupermanLas calles de arena, de Paco Roca; Astiberri Ediciones; 104 págs., color, 15,00 €.

Entiendo como anécdota relevante aquel breve suceso que, dentro del entramado de lo corriente, nos golpea por su carga simbólica, por su capacidad para reflejar algo que – de común – permanece inconscientemente aletargado en la entraña de la existencia humana.

En ocasiones y en privado, he defendido que estas anécdotas relevantes son una de las principales claves a partir de las cuales dotar de enjundia a una historieta, a la par que cosidero que es precisamente el cómic, si se lo compara con el resto de artes narrativas, donde este “concentrado argumental” resulta más efectivo. Posiblemente – y evidenciando las deudas y parentescos que el Noveno Arte mantiene con el Humor gráfico – la repercusión de las anécdotas relevantes a la hora de enjuiciar la densidad de un tebeo se deba a que la historieta casa mal con el recurso a las largas disquisiciones propio de la prosa. Por otro lado, que sea concretamente en el cómic donde la anécdota relevante adquiera mayor importancia, creo que se debe a la combinación de las particulares herramientas de economía narrativa que el medio ha ido acumulando a lo largo de los años (capacidad expresiva del grafismo, relaciones de significado entre las distintas partes de la página en función del diseño de la misma, diálogos sintéticso…) con la posibilidad del lector de “congelar” – de detener – el discurrir del relato y dejar que el total discursivo de la “anécdota” reverbere en su interior tanto a nivel cognitivo como a nivel emocional.

Toda esta plúmbea argumentación – discúlpenme – viene a cuento de la obra que ahora nos ocupa, Las calles de arena, puesto que si ya es de celebrar que en una historieta haya una o dos anécdotas relevantes conseguidas, el último trabajo de Paco Roca está plagado de ellas. De hecho son estas anécdotas, enmarcadas en un contexto escenográfico manifiestamente metafórico, las que van desplegando el discurso del autor de forma circular, despertando el asentimiento del lector con respecto a la tesis de Paco Roca y la simpatía para con sus personajes. Y es que este es otro de los logros que Paco Roca parece estar dominando cada vez con mayor maestría: el presentar realidades desazonadoras bajo un prisma simpático y desde una perspectiva esperanzada.

Así pues, en esta fábula acerca de los convencionalismos y esclavitudes sociales que nos dificultan el permanecer a la escucha de nuestro corazón, Paco Roca se aleja del registro explícitamente cotidiano de Arrugas – movimiento celebrado por algunos que temían pudiese encasillarse en ese tipo de historias – para mantenerse fiel a sí mismo en cuanto a tono e ideario. Por todo ello, porque está soberbiamente dibujada y es sorprendentemente entretenida, Las calles de arena es… nuestra recomendación de la semana. [Entrevista a Paco Roca].


Portada y siete páginas de Las calles de arena
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)


LOS EDITORES PREPARAN…

Nota: En caso de que seas un editor que publique material de autores nacionales y te interese colaborar con esta sección, o que seas un autor español que quiere exponer su trabajo, ponte en contacto con nosotros en la siguiente dirección de e-mail: info@zonanegativa.com y mándanos información acerca de tus proyectos.


Nombre de la obra: Silhouette
Fecha prevista de aparición: finales de 2009
Autores implicados: Victor Santos y Jesús Alonso Iglesias
Comentario del editor, Jorge Iván Argiz: Esta historia de 48 páginas (más extras) se desarrolla en mayo de 1942, en una ciudad de París ocupada por el ejército alemán que tras la claudicación de Petain la ha convertido en una colonia más. la adaptación a la nueva ciudad situación parece completa hasta que aparece un soldado que no se ha rendido, una silueta negra armada con su habilidad física, su astucia y dos pistolas: Silhouette, el defensor de París.

Víctor Santos realiza el guión captando a la perfección el tono clásico de aventureros como El Zorro y, sin perder este espíritu, dándole un toque actual. Al dibujo tenemos la suerte de contar con Jesús Alonso Iglesias, autor llegado del campo de la animación que va a dejar asombrado a más de uno. Nosotros mismos quedamos perplejos con el avance de cada página y no cabe ninguna duda de que dará mucho de que hablar.

Esta historia sería su primera aventura, aunque Víctor ya tiene pensadas las posibles continuaciones. Os envío las cinco primeras páginas, con una rotulación aun provisional, así como algunos diseños de personaje de Jesús…

LOS PROFESIONALES RECOMIENDAN….

Pedro Rodríguez (AutorLas aventuras imaginarias del joven Verne: la puerta entre los mundos, recomienda…


La caca mágica, de Sergio Mora; Bang Ediciones – Colección Mamut; 40 págs., color, 15,00 €.

“Antes de centrarme en el álbum en cuestión, me gustaría hablar un poco del concepto de la colección Mamut. Son tebeos hechos específicamente para niños en edad preescolar. La narrativa, la temática, el grafismo… todo absolutamente todo está pensado para iniciar al niño en la lectura de tebeos.

Una idea absolutamente novedosa. Lo realmente extraordinario es que tanto la esmerada edición, como la acertada elección de sus autores (nada menos que Mora, Ed, Maxi Luchini, Fermín Solís…) consiguen hacer de estos libros verdaderas golosinas para niños y padres que buscan algo especial (sí…tengo una hija de 3 años…y no es fácil escapar de Hello Kitty…)

En el caso de Sergio Mora, sólo decir que este pintor e ilustrador de prestigio internacional, consigue adaptar su increible imaginario poetico y surrealista a una historia sencilla y llena de humor. Mágico.”

Fèlix Sabaté (Editor – Ediciones Glènat) recomienda…


Mistigri, de Stygryt y Nacho Casanova; Edicions de Ponent; 136 páginas; B/N; 15€.

“Hay muchas maneras de diseccionar los recuerdos, y el mundo del cómic ha dado muchas buenas obras en este sentido. Una de ellas es esta colaboración entre el francés Chris Stygrit y el valenciano Nacho Casanova, donde la infancia del primero se nos muestra desde el primer recuerdo, que da nombre al libro, hasta el momento en que los autores deciden ponerse a crear la obra en sí. La interpretación de Nacho de las historias del niño Titú, llenas de ternura o dramatismo, según sea el caso, y con esos maravillosos silencios que dicen tanto, es un signo más de madurez de un autor que creo será uno de los grandes de nuestro cómic en un futuro inmediato. Recomendada para nostálgicos como una servidora. Y no se pierdan el prólogo de Aliénor Benoist, traductora profesional de cómic, que expresa mucho mejor todo esto que les estoy contando.”

Pepe Gálvez (Divulgador y guionista – Egoístas, egocéntricos y exhibicionistas. La autobiografía en el cómic, una aproximación, 11-M La novela gráfica) recomienda…


El arte de volar, de Antonio Altarriba y Kim; Edicions de Ponent; 208 págs, bitono, 34,00 €.

“Recomiendo El arte de volar porque narra muy bien, combina con acierto el costumbrismo y la imaginación, mantiene un buen ritmo, demuestra capacidad de describir y sugerir y está bien resuelta gráficamente. Y lo mejor es que todo ello está al servicio de una historia muy nuestra, tan llena de vida como de frustraciones, un relato que explica mucho del por qué somos como somos colectivamente.”

Rafa Tenorio (Xornadas Banda Deseñada de Pontevedra) recomienda…


Las aventuras del Capitán Torrezno, de Santiago Valenzuela; Edicions de Ponent (2002-2008); 6 tomos.

“Creo que puede ser una muy buena idea aprovechar los días de asueto estival que se avecinan para enfrascarse en la lectura de los 6 tomos que componen el Volumen I de Las aventuras del Capitán Torrezno. A lo largo de más de 700 páginas, Santiago Valenzuela nos narra las andanzas de este particular personaje, en un no menos particular submundo, sembrado de referencias a nuestra cultura popular.

Un Torrezno de tasca convertido por no se sabe qué circunstancias, en héroe de toda una civilización. Un libro de aventuras confeccionado con un estilo minucioso, que a buen seguro os hará disfrutar de muchas horas de lectura.”

Jordi Olmos (Librero – Continuarà còmics) recomienda…


Sandra, de Santi Arcas; Ediciones Glénat; 56 págs., color, 15 €.

“SANDRA es un cómic de aventura y humor que mezcla zombis, tecno-vudú (sic), lucha libre, demonios, amor y magia en una rocambolesca trama en la que el autor parece sentirse de lo más cómodo. Maravillosamente dibujado y escrito, esta historia sienta las bases para futuribles episodios. Esperemos que asi sea.”

ENLACE DE INTERÉS


Recomendaciones nacionales

Píldoras nacionales 1

Leave a Reply

13 Comentarios en "Píldoras nacionales 2"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
dario
Lector

Me dejan un poco tibio estas páginas de Calles de arena, los personajes parecen de colegio de monjas o ya puestos de sor citroën, la recepcionista podría ser Gracita Morales, y mucho suspensión of believing para tres páginas. Habrá que ver el conjunto…

PATER
Lector

“Silhouette” tiene una pinta cojonuda… será mío! jur jur jur

David Fernández
Lector

Precioso tebeo, Las calles de arena. De lo mejor que he leído en mucho tiempo.

Un saludo y enhorabuena por la sección, Toni!

tezuka
Lector

Vaya recomendaciones… y vaya editores!!

Aggggghhhh!

Toni Boix
Lector

Coincido con Pater en lo de la buena pinta de Shiloutte, no entiendo el comentario de Tezuka y le corroboro a Darío que la suspensión de credibilidad en Las calles de arena es absoluta, porque la historia pretende ser tan creible como Alicia en el País de las Maravillas.

lemur
Lector

Vaya pintaza tiene Shiloutte!

dennel
Lector

Si silhouhette sale a un precio decente, compra segura.

Visperas
Lector

El dibujo de Silhouette me ha gustado mucho. Parecido al de Mignola pero muy muy chulo. A decir verdad, la última frase del nazi me ha sonado demasiado hollywoodiense para mi gusto pero habrá que ver el guión al completo.

Toni Boix
Lector

Pues a mí casi me recuerda más al de Guy Davis en los últimos AIDP

Citopensis
Lector

Leí páginas de arena.

Le falta algo en algún sitio para ser perfecto.

Aún lo estoy buscando.

Raúl López
Lector

Tengo una sensacion similar Citopensis, me leí Las calles y me pareció una obra excepcional a pesar de todo me gustó más Arrugas, creo que el problema de Las calles es precisamente ese, haber salido a la venta después de Arrugas sino estaríamos hablando de una autentica obra maestra. A pesar de todo, Las calles está a años luz de la mayoria de cosas publicadas recientemente.

Toni Boix
Lector

A mí me parecen las dos muy redondas… y claramente, pocas cosas son perfectas en esta existencia nuestra, pero últimamente Paco Roca produce un material más compacto que con anterioridad, donde apuntaba muchos de los temas actuales en historias que no acababan de ser tan “redondas” en su tono general.

David Fernández
Lector

Aún a riesgo de caer en la exageración, y siendo muy consciente de que se trata de dos tebeos bastante diferentes (aunque, creo, con más puntos en común de lo que aparentan) Las calles de arena me parece muy superior a Arrugas. A todos los niveles.

wpDiscuz