Píldoras Nacionales 10

Por
0
114
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
RESEÑAS


Sandra, de Santi Arcas; Ediciones Glénat; 56 págs., color, 15 €.

Hace ya unos cuantos años, cuando Planeta estaba cabilando si cerraba la Línea Laberinto o le daba una nueva oportunidad bajo la supervisión de Cels Piñol y F. Pérez Navarro, este último me hizo una particular afirmación. Junto al dibujante Abel Carrasco, habíamos presentado un proyecto titulado Migraciones cuya publicación se había aceptado y que debía salir al mismo tiempo que el Houdini de Marcos Martín y David Muñoz. Por aquellos días, en un encuentro en el que sólo coincidimos Pérez Navarro y yo, este veterano guionista y editor pronosticó que la calidad de Abel como dibujante posibilitaría que emigrase al mercado francés mientras que yo, su guionista de entonces, quedaría prisionero de la paupérrima industria del tebeo español. Había tantos otros casos de este tipo que su pequeña profecía no me sorprendió lo más mínimo y, ciertamente, poco después pasó algo parecido con una de las “parejas creativas” del momento: Ramón F. Bachs se fue a hacer las Américas mientras que Josep Busquets se quedó sin dibujante. Y es que, ya lo dicen, una imagen vale más que mil palabras y las ilustraciones no entienden de barreras idiomáticas; pero guionizar en inglés o francés… eso solía ser distinto (o así se lo vendieron a Rafa Marín y a Carlos Pacheco cuando les impusieron a Loeb como dialoguista de los 4F).

Todo esto viene a cuento porque otra de aquellas parejas condenadas a romperse la conformaban Daniel Acuña y Santi Arcas que, juntos, iban dejando caer aquí y allá las peculiares aventuras de Claus y Simón (Claus y Simón en Hollywood, Claus y Simón: Feria de Monstruos, Claus y Simón: Cajón de sastre, Claus & Simón: Los reyes de la evasión). En aquellos tiempos – confieso – no era consciente de que aquellas aventuras, antes de que Daniel Acuña les diese el acabado definitivo, habían estado abocetadas por Santi Arcas. Santi era – para mí – el guionista de Daniel Acuña. Un excepcional guionista, sin duda, pero del que suponía que poco se oiría hablar una vez que Acuña se hizo su lugar en el mercado estadounidense.

Poco imaginaba yo que aquel guionista (“de raza”, en palabras de Hernán Migoya) era también un dibujante solvente capaz de emprender una aventura en solitario en la BD… hasta que Glénat nos trajo su Sandra. Fue entonces, cuando lo ojeaba, que reconocí los volúmenes y las sombras propios de los cómics de Claus y Simón, y me percaté de que la explosión autoral de Santi Arcas llevaba mucho tiempo gestándose. Santi Arcas, un creador capaz de aprovechar al máximo el espacio de página característico de la historieta francesa, de componer con atrevimiento sus viñetas, de dibujar de forma original sin por ello dejar de ser inteligible, de construir una historia estrambótica e improbable llena de humor y misterio, incluso con algunas pizcas de emoción y aventura, que se sostiene sobre los pilares de unos personajes encantadoramente interesantes y de un entorno todavía más sugerente si cabe…

Divertimento de gran calidad que sorprende de principio a fin y que se asienta sobre una premisa ciertamente inspirada: Sandra Portuondo, la más grande campeona de lucha loca de todos los tiempos, está pasando la eternidad en el Infierno, cuando un brujo de tecnovudú la rescata y la devuelve a la Tierra, pero en tres distintas versiones: la Sandra niña, la Sandra joven, y la Sandra vieja. El que las tres lleven unos cuantos años muertas y no se caigan demasiado bien entre sí será una cuestión menor. Las leyes del infierno son categóricas: ¡ningún humano puede escapar! Un tropel de demonios se lanza a cazar a las tres fugitivas.

[Excelente entrevista sobre la presente obra en la web de Glénat]

LOS EDITORES PREPARAN…

Nota: En caso de que seas un editor que publique material de autores nacionales y te interese colaborar con esta sección ponte en contacto con nosotros en la siguiente dirección de e-mail: info@zonanegativa.com

Nombre de la obra: Zombie Hunter
Autores implicados: Víctor Santos (Guión) y Alberto Alvarez (Dibujo)
Editorial: Dolmen Editorial
Fecha prevista de publicación: Segundo semestre del 2010



Nueve páginas de Zombie Hunter
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)

Esta semana no disponemos de previa ofrecida por editores.

LOS AUTORES PREPARAN…

Nota: En caso de que seas un autor nacional y que estés interesado en hablarnos de una obra tuya que se va a publicar en breve por favor ponte en contacto con nosotros en la siguiente dirección de e-mail: info@zonanegativa.com

LOS PROFESIONALES RECOMIENDAN….

Laura Pérez Vernetti (AutoraEl brillo del gato negro) recomienda…


El arte de volar, de Antonio Altarriba y Kim; Edicions de Ponent; 208 págs, bitono, 34,00 €.

“El álbum que yo recomiendo de este 2009 es ¨EL ARTE DE VOLAR¨de los autores Antonio Altarriba y Kim. Una lectura emocionante que nos mantiene en vilo en sus 200 páginas sin que podamos desengancharnos de su lectura. Una vida de un personaje entrañable que pocas veces aparece en los libros, donde guerra, amor, desencanto y traiciones envuelven al lector hasta su última página. Antonio Altarriba es un gran guionista que sabe plantear una intriga, un recorrido biográfico del personaje apasionante y unos diálogos inteligentes sin apabullarnos con pedanterías o palabrerías superfluas y el dibujante Kim nos sorprende con un estilo gráfico diferente al que nos tiene acostumbrados en las páginas de EL JUEVES demostrándonos que tiene un dominio amplio de diferentes estilos de dibujo en su extensa carrera profesional.

Un álbum que, sin duda, merece uno de los premios al mejor álbum del año.”

Fernando Tarancón (Editor – Astiberri Ediciones) recomienda…


Héroes del espacio, de Santiago García y Javier Peinado; Planeta DeAgostini; 48 págs, color, 09,95 €.

Héroes del Espacio es una obra ambiciosa, que no pretenciosa.

Es ambiciosa porque se propone crear una serie de largo recorrido. García y Peinado plantean una obra que, aunque permite la lectura autoconclusiva de este álbum, es un sólido punto de partida para una colección a la francesa, de la que dentro de 30 años podamos discutir si hacen bien en dejarla en otras manos o deberían cerrarla con la jubilación de sus autores… sería bonito, aunque no parece muy probable desgraciadamente.

Y no es pretenciosa porque abandona cualquier ínfula para centrarse en un trabajo con vocación comercial, una space ópera retro que comienza con la formación de 4 chavales para pilotos de élite, un poco al estilo de El juego de Ender, con acción, sorpresas, una buena caracterización de personajes y una magnifica reconstrucción de un futuro 1968 del que no nos muestran todo, pero nos dan suficientes claves para entender una ambientación más compleja de lo que parece a simple vista y que debería desarrollarse en futuros álbumes.

Santiago García es un guionista férreo, que estructura la historia con seriedad y tiene un buen oído para los diálogos. Javier Peinado, por su parte, se revela como un consumado director artístico, presentándonos toda la parafernalia espacial de una manera original y cohesionada con el necesario toque retro que la historia necesita, pero sin darnos una sensación de “ya visto” bastante difícil de lograr. Narrativamente Héroes del Espacio se basa en una puesta en página bastante clásica, aunque no dudan en forzarla cuando es necesario, y las tres primeras páginas del álbum son una buena prueba de ello.


Imágenes ampliables con un click

Héroes del Espacio es una buena serie de ciencia ficción de la que La puerta del cielo es una magnífica carta de presentación. Esperamos futuras entregas.”

Koldo Azpitarte (Divulgador – Cómics made in Spain) recomienda…


Las calles de arena, de Paco Roca; Astiberri Ediciones; 104 págs., color, 15,00

“Últimamente he releído varias veces Las Calles de Arena y a cada lectura mi aprecio por la obra es mayor.

Como lector tengo predilección por las historias de corte realista. No me siento cómodo con los elementos metafóricos ya que o bien no los pillo y tengo que pararme a pensar quién de los dos, autor o lector, no está a la altura o, peor aún, los pillo muy fácil y pienso que el autor creía que debía darme todo mascado.

Leí Las Calles de Arena algo acomplejado ante la ristra de autores (Borges, Cortazar, Kafka, Meville, Carroll…) evocados para definirlo y con alivio descubrí que la historia se leía bien pese a sus elementos fantástico-oníricos.

Lo que el alivio no me permitió descubrir en primera instancia es que la obra no sólo no se agota con una lectura, sino que las sucesivas lecturas abren nuevas interpretaciones y numerosas reflexiones.

Cada personaje de Las Calles de Arena, desde su anónimo protagonista hasta Francisco Piedra, son facetas de nuestra propia personalidad varadas en las pantanosas aguas de la rutina. Releer Las Calles de Arena es someterse a una introspectiva reflexión sobre la propia existencia y una de las más agradables experiencias que he tenido nunca como lector. Una obra maestra a descubrir y redescubrir. Suena exagerado, lo sé, pero por una vez me he reprimido en vez de exaltarme.”

Jordi Puig (Bibliotecario – Biblioteca Central Tecla Sala – L’Hospitalet de Llobregat ) recomienda…


Soy mi sueño, de Felipe Hernández Cava y Pablo Auladell; Edicions de Ponent; 76 págs., bitono, 22,00 €.

En Soy mi sueño se nos narra la historia de Erich Hafner, comandante de la Luftwaffe alemana durante la 2ª Guerra Mundial. En una misión en Crimea, su avión es abatido y Solaya, una chamana tártara, se encargará de curar todas sus heridas, tanto físicas como espirituales. Eso hará confrontar a Erich con sus recuerdos y vivencias para decidir, a la postre, qué sentido decide darle a su vida.

El guionista, Hernández Cava, no se lo pone fácil al lector, exige de él un esfuerzo, porque en la historia, pasado, presente y futuro, realidad y sueño, tejen un tapiz, se entrelazan en un único sendero narrativo que nos lleva a través de la vida de Erich, haciendo especial hincapié en las relaciones con sus padres, él, un veterano de la 1ª Guerra Mundial, ella, una pintora judía. Y su historia es también la de su ciudad, Dresde, y la de su nación, Alemania, y todo nos es narrado de manera expresamente confusa, confusión que realza el atractivo de la obra. Así, aparecen en ella también el novelista Karl May y el filósofo Arthur Schopenhauer, especialistas ambos en moverse en la difusa frontera entre realidad y fantasía (¿y qué es la fantasía sino otro tipo de realidad?), la misma por la que transita Erich y por ende, nosotros lectores.

A nivel gráfico, el fenomenal dibujo de Pablo Auladell le sienta como un guante a la historia, ya que acentúa su carácter de mezcolanza de realidades, cosa que logra combinando fotografías con dibujos en blanco y negro, con la única aparición de vez en cuando del color marrón, de tal manera que uno no se imagina la historia en manos de otro dibujante.

No estamos ante una lectura fácil, pero ni falta que le hace. Los autores, combinando varias texturas gráficas con distintos episodios de la vida del personaje (reales o soñados, ¿qué más da?), consiguen una obra cuya particularidad la hace altamente recomendable.

ENLACES DE INTERÉS


Recomendaciones nacionales

Archivo de Píldoras nacionales.

Compartir
Artículo anteriorWar of Kings: Ascension – 03
Artículo siguienteNegativo Nacional: Arranca el Expocómic 2009
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

Notifícame
wpDiscuz