Northlanders: El regreso de Sven

Por y
73
1757
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: may. 2009/abr. 2012; Vertigo (DC Comics).
Edición España: Planeta DeAgostini/ECC Ediciones (sep. 2009/sep. 2012).
Guión: Brian Wood.
Dibujo: Davide Gianfelice.
Entintado: Davide Gianfelice.
Portadas: Massimo Carnevale.
Color: Dave McCaig.
Rotulista: Travis Lanham.
Precio: 15,95 € (Rústica, 200 págs.)

 

Hace cuatro o cinco años al editor de DC Comics Steve Wacker se le ocurrió la idea de lanzar una colección para redefinir el clásico The Viking Prince, nacido en las páginas de The Brave and the Bold. En un primer momento Wacker pensó en Brian Wood –auténtico apasionado de los vikingos– para llevar el proyecto a buen término, pero cuando se lo propuso se encontró con que este último rechazó la idea por no considerarla apropiada para él. Sin embargo, lejos de descartarlo, el tema “accionó algo en el cerebro” de Wood, quien cuando después se reunió con el editor de Vertigo Will Dennis apostó sin dudar por una colección dedicada a los fieros escandinavos. En plena tormenta de ideas sentado en su mesa de trabajo, Wood asoció rápida y felizmente los vikingos con el DVD que tenía más cercano, la colección completa de The Yakuza Papers, y escribió una línea destinada a convertirse en emblema de la serie: “Una saga criminal nihilista ambientada en el año 870 DC, cuando gran parte de Inglaterra estaba bajo el dominio vikingo”. Una nueva colección acababa de germinar: Northlanders.

Acto seguido, Wood decidió que no quería conformarse con realizar una serie al uso, sino que quería componer un fresco que abarcara toda la Edad Vikinga a través de arcos argumentales largos, independientes y autocontenidos que fuesen saltando en el tiempo y cambiando de personajes, con interludios de uno o dos números para regalar a los lectores pequeñas historias cotidianas. Para reforzar esta independencia, cada arco sería dibujado por un artista distinto, sin menoscabo de que pudieran repetir en un futuro si llegaba el caso.

Sentadas las bases, y tras una ardua investigación que llevó al guionista hasta la misma Islandia o a leer gran cantidad de libros técnicos, la serie se anunció en la Wizard World Chicago ’06 al mismo tiempo que Wood firmaba un contrato en exclusiva con DC Comics. Sin embargo, por aquella época aún no tenía dibujante para el primer arco. La solución, como siempre, vino de la mano de Will Dennis, quien volvió a buscar una vez más un talento italiano para la ocasión: Davide Gianfelice, visto en John Doe, y que siguió la senda de otros compatriotas como Riccardo Burchielli (DMZ) o Luca Rossi (House of Mystery). Para las portadas se escogió a otro italiano, Massimo Carnevale, ya visto en Y, el último hombre. Y es que Dennis, como Dios, no juega precisamente al azar y apuesta sobre seguro: cuando acudió en 2003 al Salone Internazionale del Fumetto de Napoles fue precisamente John Doe, de Eura Editoriale, el cómic que más le impresionó. Y un rápido vistazo a los créditos o a páginas especializadas nos permite observar que en él han trabajado tanto Riccardo Burchielli como Davide Gianfelice, y que de todas sus portadas se ha encargado Massimo Carnevale. Lo dicho… en esta vida nada es casualidad.

Así las cosas, en diciembre de 2007 Northlanders debutó en el mercado estadounidense con un número especial que contó con portada variante de Adam Kubert, al igual que el segundo y el tercero hicieron lo propio gracias a Andy Kubert y Dave Gibbons, respectivamente. El espaldarazo de la crítica fue instantáneo, y el público la mantiene en un régimen de ventas saludable que no obstante ha caído desde los 12.851 ejemplares vendidos de su cuarto número hasta los 9.239 de su número #17. En cualquier caso son cifras notables para lo que ahora mismo se maneja en el sello Vertigo, y dado que los recopilatorios están funcionando bien, los vientos de cancelación están aún lejos de hundir el peculiar drakkar de este guionista de Vermont afincado en Nueva York.


Portadas alternativas de Adam Kubert, Andy Kubert y Dave Gibbons
para los números #1, #2 y #3 de Northanders

Respecto a la edición de Planeta DeAgostini hemos de decir que merece una redonda matrícula de honor. La reproducción es perfecta (no os preocupéis por el grano… es un efecto buscado presente en el original), la traducción de Olga Marín es magistral, se incluyen todas las portadas originales (incluyendo las variantes al final del tomo), se intercalan deliciosos bocetos a lo largo del volumen para sustituir la publicidad original y no descuadrar las composiciones, se conservan las diferencias tipográficas en la medida de lo posible (algo inaudito) y la encuadernación es más que solvente. Como puntos negativos, se echa de menos algún artículo introductorio sobre la época histórica –una pega despreciable– y existe una pequeña errata en la segunda portada variante (atribuida a Adam Kubert, cuando es de Andy). En cualquier caso, hacía tiempo que no veíamos una realización técnica como ésta y nos congratulamos de que éste sea el tebeo elegido para desarrollarla: lo merece de sobra.

ADENDA: Nos indican, vía comentarios, que algunos ejemplares de este tomo han llegado a las tiendas con la portada y la contra en italiano. En otras ocasiones, son un número reducido de páginas interiores las que aparecen en este otro idioma. No obstante, no es un error que afecte a todos los ejemplares, ya que nos consta que hay tebeos en perfectas condiciones. Resultaría conveniente por tanto revisar estos detalles antes de comprar en vuestra tienda habitual e informar al librero para que devuelva el material en los casos que sea menester.

ADENDA BIS: Tras un profundo declive en las ventas USA de la colección, DC Comics decidió en junio de 2011 programar la cancelación de la serie regular en su número #50 (2012). Todos los detalles, aquí.

Argumento

Año 980 DC. El joven Sven, flamante componente de la guardia varega del Imperio Bizantino, es interceptado en mar abierto por una comitiva vikinga destinada a asesinarlo. Tras pasarla a cuchillo sin muchos problemas, a través de uno de los supervivientes conoce la horrible verdad: su padre, el caudillo Olaf, ha sido depuesto y asesinado por Gorm, su propio hermano y por tanto tío carnal de Sven.

Comentario
Sven y Gorm: Frente a frente

Invadido por los recuerdos y contrariado por haberse dado de bruces con un pasado que creía ya ajeno a su vida, el muchacho finalmente decide regresar al norte de la actual Escocia, a las islas Orcadas (Orkney Islands), a su hogar, para vengar el destino de sus seres queridos, asesinar a quienes los han traicionado y volver a Constantinopla no sin antes reclamar lo que es suyo por derecho propio: la riqueza que apareja la jefatura del asentamiento de Grimness.

Personajes principales

Sven. Feroz, cultivado y enormemente expeditivo, el alma de Sven se debate entre el carisma de William Wallace y los conflictos de Hamlet. Alejado mucho tiempo de su hogar, hasta el punto de haberse vuelto un extraño para su propia tierra, el joven ha vivido mucho –quizás demasiado– para su edad, adquiriendo una formación y unas costumbres que le serán útiles tanto en la política como el combate cuando decida volver a Orkney. Y es precisamente este regreso, todo lo que lo motiva y el redescubrimiento de la patria que conlleva, lo que compone el núcleo dramático de nuestra historia.

Gorm. El tío malvado que derroca al hermano para ocupar su lugar y que ejerce el poder de forma ruinosa, egoísta y destructiva. Desde el Claudio de Shakespeare –de nuevo Hamlet– hasta el mismísimo Juan sin Tierra –mejor rey de lo que nos cuenta Robin Hood– el imaginario ficcional e histórico ha definido perfectamente este arquetipo de señor de la guerra advenedizo, pérfido, supersticioso y a la postre cobarde. Altamente acomplejado y sintiéndose amenazado por la vuelta de su sobrino, Gorm será capaz de tramar toda serie de insidias sin exponerse nunca en el campo de batalla.

Enna, la arquera salvaje. Esta muchacha que vive en el campo alejada de la civilización y de cuantos problemas suceden en el asentamiento parece tener un único propósito: sobrevivir a base de las piezas de caza que es capaz de conseguir con el arco y las flechas, arma en la que se muestra diestra como pocos. Sin embargo, la llegada de Sven hará que tenga que tomar partido, si bien siempre manteniendo su independencia y con gran distancia emocional de los terribles acontecimientos que se van sucediendo. Eso sí, tenerla como amiga te asegurará tener las espaldas siempre cubiertas.

Hakkar. El brazo ejecutor de Gorm es mucho más que eso. Inteligente, listo y de gran resistencia física, Hakkar será el principal oponente de Sven en el campo de batalla; un enemigo fiero y temible al que no conviene despreciar. Sin embargo, a diferencia de su señor este guerrero cree en el honor de la guerra y del combate cuerpo a cuerpo, y aunque siempre buscará la forma de aniquilar a nuestro esquivo protagonista, también se sorprenderá dándose cuenta de que lo respeta en grado sumo. Pero no nos engañemos… ante todo es un asesino despiadado y sin ninguna compasión.

Un poco de Historia

Vikingos, noruegos, sajones, varegos, pictos, las islas Orcadas, el primer milenio después de Cristo… el contexto histórico y geográfico en el que Brian Wood ha decidido ambientar el primer tomo de Northlanders no es muy conocido por estos lares y, por ello, antes de pasar a asuntos mayores no estaría de más una pequeña introducción histórica. Según la Wikipedia española, vikingo es el nombre dado a los miembros de un grupo étnico originario de Escandinavia, de los países nórdicos, que vivió entre los años 789 y 1100. Fueron descendientes de un pueblo de origen germánico que se estableció en la península escandinava hacia el año 2000 a. C. Hacia finales del siglo VIII, los vikingos irrumpieron en la escena europea atacando con sus barcos –los drakkar– cuantas ciudades portuarias se ponían a su alcance. Y aunque el imaginario histórico los limita al Mar del Norte, lo cierto es que el Mediterráneo tampoco escapó al terror que provocaban estos despiadados guerreros que, famosos por arrasarlo todo a su paso, dominaron el océano durante casi tres siglos. El origen del término es discutido y discutible, pero gran parte de las teorías sugieren que la palabra se asocia de alguna manera a la expresión “hombres de norte” y, precisamente de ahí, viene el nombre de la colección: northlanders.

Vayamos ahora a Escocia… en su expansión, los vikingos procedentes de la actual Noruega llegaron a las islas del norte de Escocia aproximadamente en el primer tercio del siglo IX, en la década del 830, se extendieron rápidamente por los territorios escoceses y masacraron a la población picta oriunda del lugar. Todo parece indicar que a esta confederación de tribus de carácter celta que ya se enfrentó en su momento al Imperio Romano pertenece la misteriosa arquera de nuestra historia, o al menos desciende de ellos. Entre los archipiélagos invadidos inicialmente se encontraban las islas Orcadas, donde se desarrolla la historia, pero en lugar de ser anexionadas a un territorio mayor o formar una confederación, muchas tendieron a constituirse en pequeños reinos independientes y altamente beligerantes. Años más tarde fueron sometidas por Harald I Hårfagre de Noruega, pero la corona cambió tanto de manos a los largo de los años que, en la práctica, las estructura en feudos era más real que la unidad monárquica. Este hecho, sumado a que los vikingos hicieron de las Orcadas su cuartel general de cara a las expediciones, y a que los opositores al rey noruego de turno solían refugiarse allí, sumió a la zona en un auténtico pandemonio durante décadas. De ahí la animosidad que apreciamos a lo largo del tebeo entre los distintos asentamientos, en realidad bases de operaciones de los distintos señores de la guerra noruegos.

Comentario
Al abordaje…

Los siguientes que debemos mencionar son los sajones, un pueblo germánico que se extendió por toda Europa durante la Edad Media y que invadió, para quedarse, la actual Inglaterra entre los siglos V y VI (junto a otros tantos, entre ellos los anglos). Hostigados e invadidos parcial y continuamente por las invasiones noruegas y danesas, los sajones tuvieron escaramuzas con sus enemigos a lo largo de toda la era vikinga. Otro punto a mencionar, por supuesto, son las llamadas Sagas, la recopilación escrita que se realizó en los siglos XII-XIV de la mayor parte de la tradición oral vikinga y que ha llegado a nuestros días para ilustrarnos acerca de la leyendas, los gobernantes, los héroes, los cuentos y los viajes de este pueblo. El mismo Brian Wood reconoce haberse inspirado en ellas de forma notable.

Con esto ya sólo nos queda averiguar qué era la guardia varega en la que milita Sven al principio del tebeo. Acudiendo nuevamente a la Wikipedia (y también a su versión inglesa) tenemos que entre la segunda mitad del siglo IX y la primera del X varias expediciones vikingas hicieron asentamientos a lo largo del río Volga, organizando desde ahí numerosos ataques contra Constantinopla (llamada por los vikingos Miklagård, la ciudad grande). Tiempo después de intentar saquearla en el año de 860, el rey Vladimir de Kiev –de sangre vikinga– se congració con Basilio II, el para entonces emperador bizantino, enviándole un ejército de 6000 hombres en el 988. Con un hacha de doble filo como arma principal (años después se adaptaron a la espada), su cometido era lucir uniformes y armas en ceremonias y festejos, además colaborar en la protección de la familia imperial (para luego ser el principal y más importante cuerpo con esta labor). Vemos por tanto que la guardia varega se creó unos años después de los acontecimiento relatados en el tebeo, aunque eso no quiere decir que exista un anacronismo: antes de su fundación era frecuente que los bizantinos reclutasen a vikingos varegos a modo de mercenarios para campañas diversas; mercenarios que en época de sequía se ganaban la vida mediante la piratería y el saqueo, y que también se nutrían de guerreros anglosajones y daneses. De hecho, ya en el 911 se menciona a los varegos como miembros del ejército bizantino, y tras luchar de su lado en el 955 alcanzaron el estatus de Guardia Imperial. Por tanto, es perfectamente compatible con la Historia que Sven formase parte de ellos.

Hablan los autores

Brian Wood

Sobre los objetivos que se ha marcado para esta colección: “Estoy intentando combinar en igual medida la ficción histórica, los violentos combates con espada, y un drama tenso y oscuro. […] Nunca he conseguido encontrar un comic, o cualquier otro tipo de obra sobre vikingos tal y como a mí me gusta. Por lo tanto Northlanders es mi intento de crear ese comic, la serie perfecta de vikingos. Esto tal vez suene un poco arrogante. […] La colección transcurre en ciertos lugares y ciertos momentos de la historia que me estoy esforzando por mostrar de la manera más precisa posible, pero las historias no están basadas en personajes o eventos reales. Northlanders sucede de forma paralela, aunque separada de los hechos históricos”.

Sobre la labor de documentación: “Me llevó un año y medio de serio trabajo. Compraba cualquier libro que hiciera referencia al tema. La colección de obras sobre esta materia que he acumulado en este tiempo sería la envidia de cualquier biblioteca universitaria. Fue completamente extenuante, pero hice lo mismo con DMZ. Se trataba de inundar mi mente con tanta información conseguida como fuera posible, y me funcionó realmente bien. […] He viajado a las islas Orcadas y por el norte de Escocia, donde transcurre el primer arco argumental. También por Islandia, que es un lugar muy, muy rico en historia vikinga. Pasamos tres semanas allí, y el aficionado que llevo dentro se emocionó al seguir los pasos de la gente sobre la cual había leído en las Sagas. […] Hay algunos puntos que deliberadamente he esquivado o ignorado. Por ejemplo, el personaje principal deja la guardia varega de manera temporal, con la intención de regresar una vez concluya su empresa. Esto no hubiera sido posible, al parecer en realidad sólo se podía ingresar una vez. Uno no podía salir y entrar a placer. Por otro lado, uno de los personajes usa básicamente un arco inglés. En el momento en que la historia transcurre hubiera sido muy difícil encontrar a alguien que utilizase este arma, al menos en el lugar donde yo sitúo la trama. Pero, como he dicho, son detalles mínimos que no afectan al conjunto”.

Sobre el formato de la colección: “Lo que pretendía con Northlanders era una serie continuada de historias autoconclusivas. […] Cada nuevo arco se inicia con un nuevo elenco de protagonistas, un nuevo emplazamiento y en principio un nuevo equipo creativo (el cual irá rotando). El enlace de la colección es la idea, el género y el estilo. […] Al final, como los arcos argumentales serán recopilados en volúmenes, el lector tendrá un número de tomos de Northlanders a su disposición para leerlos en orden, tal y como viene siendo normal en el resto de series Vertigo. Sin embargo, un nuevo lector puede comprar el tercer volumen de Northlanders y disfrutarlo aunque no haya leído antes nada. Agradezco a Vertigo que me dejara probar esta nueva fórmula, pese a no ser la manera en que normalmente trabajan”.

Comentario
El descanso del guerrero

Acerca del primer arco argumental: “En el momento en que el primer arco tiene lugar, Constantinopla es el centro del mundo. Se trata de la mayor mezcla racial y cultural del mundo en aquel momento, donde gente del este y el oeste se fusionaban formando algo nuevo. Ahí es donde Sven disfruta de su vida, un lugar que contrasta poderosamente con el oscuro y ponzoñoso pueblo donde creció; y a donde se ve forzado a regresar para enfrentarse a viejos enemigos. Por lo tanto, la historia no trata tanto de este contra oeste, sino de antiguo contra nuevo; o religiones modernas contra ritos paganos; o incluso progreso contra tradición”.

Y antes de que nadie lo pregunte, el autor también habla sobre Vinlandia (el asentamiento vikingo en América del Norte): Nunca he tenido mucho interés en la expedición a Norteamérica… no porque no sea históricamente importante, o una historia atractiva; pero es algo ya contado que honestamente no me parece nada exótico. He visitado Newfoundland, donde tuvieron lugar los asentamientos, y no está muy lejos de donde crecí. […] La mayor parte de mi indagación es sobre la invasión y colonización de Bretaña, y consiguientemente mi interés se dirige principalmente hacia esa parte”.

Davide Gianfelice

Sobre la labor de documentación: “Trabajamos al mismo nivel, contrastando y compartiendo el material a medida que lo íbamos encontrando, con el mismo empeño. Y el mismo deseo de hacer todo lo posible para que la obra pareciese realista”.

Análisis conceptual

Brian Wood se ha preparado Northlanders a conciencia y eso se nota. Desde las sagas vikingas clásicas, las guías de historia militar de la editorial Osprey o los libros técnicos Colapso (Debate, 2006), Los Vikingos: El terror de Europa (Ariel, 2004) y El año 1000 (Ediciones B, 1999), hasta los bestsellers de Bernard Cornwell, Harry Harrison, Tim Severin y Paul Watkins, cientos de referencias parecen haber inspirado su labor. Pero no nos engañemos… toda esta documentación le sirve para construir el contexto de lo que quiere contar, no para componer el núcleo de la obra. Es un medio, no un fin.

El fin, ah, el fin no es otro que la aventura en grado sumo. Northlanders es vibrante, épica, carismática, dramática a más no poder. Northlanders es Robin Hood, es Hamlet, es Marco Polo, es William Wallace, es Kirk Douglas saltando entre remos. Es lo que debería haber sido El guerrero nº 13, lo que siempre quisimos que fuera El Reino de los Cielos, lo que no llegó a ser El Rey Arturo y lo que casi logra conseguir Los señores del acero. Northlanders es el tebeo de aventuras que habría creado Ingmar Bergman y cuya segunda etapa habría guionizado Werner Herzog (o al revés). Northlanders entretiene casi tanto como emociona. No da nada nuevo, pero lo que da lo destila justamente hasta alcanzar su esencia.

Sin embargo, no queda ahí la cosa: esta colección también sirve para reflexionar aunque sea sobre temas sobradamente explotados. Y es que Wood se toma muy en serio lo de “saga criminal nihilista” que decíamos al principio; expresión que para estar completa debería añadir –en relación a este tomo– el adjetivo “decadente”. Fiel a su idea de introducir reflejos de la actualidad bien a través de distopías (DMZ), bien a través de nuestro pasado (como en este caso), el guionista de Vermont nos recuerda lo efímera que resulta la voracidad de una cultura educada en la expansión militar, desprovista de un desarrollo cultural parejo y dedicada al pillaje y al consumo inmediato (una forma de desarrollo insostenible como cualquier otra).


Portadas de algunos de los libros usados
por Wood como referencia

Los vikingos dominaron el mar durante siglos, y sin embargo fueron incapaces de construir algo sólido en territorios en los que se limitaban simplemente a saquear, en lugar de conquistar y asimilar. Poseían, en el momento de su aparición en la escena europea, un desarrollo tecnológico considerable, pero no se preocuparon por mejorarlo. Hacían incursiones aquí y allí, pero les faltó un Qin Shi Huang, un Augusto, un Felipe II, así como toda la estructura social y cultural que ellos recogieron, potenciaron y asentaron. Sí; los guerreros escandinavos fueron fuertes, pero en su soberbia y su etnocentrismo olvidaron que evolucionar es la clave; que aunque los grandes imperios siempre se han forjado sobre la base de un engranaje militar que lo ponía todo en marcha y actuaba como acicate del desarrollo social y tecnológico, su consolidación llegaba después, cuando la hegemonía indiscutible favorecía, en tiempos de paz, el progreso intelectual.

En este sentido es acertada la frase que escogió Brian Wood para definir su colección: una nación expansiva que nunca termina de florecer, que arrasa en lugar de transformar, que destruye para solo dejar cenizas a su paso en lugar de edificar sobre las ruinas, está condenada a ser efímera, y la mejor comparación que podría llegar a tener es con un imperio criminal sin orden ni concierto, en el que los individuos reman en todas direcciones pero nunca juntos hacia una concreta; con un salmón en la basura que, aunque reluce e impresiona, sólo está henchido por la podredumbre.

¿Qué solución queda? La vuelta al humanismo, a la razón y a la cultura. Unos valores que el joven Sven ejemplifica a la perfección: cultivado por sus viajes, provisto del bagaje que proporciona el haber visto mundo, es capaz pese a su juventud de hacer frente a quienes deberían tener más conocimiento que él y, sin embargo, eligieron aislarse en su autoindulgencia, sus supersticiones y su endogamia. Si alguien no es capaz de ver un reflejo de nuestros días en esta historia, entonces debería ir a un oculista… probablemente esté ciego.

Análisis técnico

Lo primero que llama la atención en la factura gráfica de Northlanders es su elevado número de viñetas por página. La media de 6-7 viñetas se impone en frecuencia a la media de 8-9 por poco en el tebeo. Además, este aumento en el número de elementos de la cuadrícula no viene caracterizado, como habría sido lógico pensar, por un aumento de los planos detalle, sino que se emplea en planos medios de composiciones estáticas que nos describen perfectamente las distintas fases de un combate cuerpo a cuerpo. En este sentido, la espectacular narración que consigue el equipo es notable e incluso diría que sobresaliente. Respecto al tipo de viñeta prima evidentemente la cuadrangular cuadrada o levemente rectangular de tamaño pequeño o mediano, alternada a idéntico nivel de importancia con la viñeta panorámica. No obstante, es frecuente el uso de splash pages para enfatizar y el uso de viñetas trapezoidales para dinamizar la narración. Todo ello, inmerso en un espacio interviñeta casi siempre conservado y de color gris muy oscuro en el que, no obstante, son frecuentes las superposiciones.


Ejemplo de composición de página en Northlanders

Respecto al estilo de dibujo empleado por Davide Gianfelice, decir que su naturaleza europea queda bien patente. No en vano, Wood y Dennis lo escogieron tanto por su línea de trabajo como por la planificación compositiva de la que hace gala, así como por el gran interés que puso en investigar acerca de detalles como la ropa, el arsenal o la arquitectura de la época. Consciente de ello, este milanés de 32 años decide emplear en Northlanders un diseño de volúmenes corporales muy estilizado, con facciones angulosas y reconocibles para las que emplea una línea de grosor medio. Para los definidos rasgos faciales –por los personajes no sólo pasa el tiempo, sino también la experiencia– emplea una línea fina con la que perfila cada facción; un perfeccionismo que alcanza el paroxismo precisamente en esos detalles en los que tantas molestias se tomó a la hora de rebuscar en libros técnicos. El conjunto se completa con un entintado también a su cargo de gran componente expresivo y una paleta cromática en manos de Dave McCaig tan rica como plástica y cálida.


El trazo de Giangfelice

Finalmente las portadas, con un diseño muy depurado, recaen en un Massimo Carnevale que no teme alternar el fotorrealismo con el dibujo puro y duro, en una mezcla que funciona bastante bien gracias a la acertada composición y a una paleta cromática de carácter metálico conscientemente limitada, con un uso inteligente de los sepias, azules y ocres que resalta los contrastes entre los dos cánones. En otras ocasiones, empero, apuesta por imágenes altamente detalladas de gran fuerza dramática.


Las portadas de Carnevale

Valoración personal

Raúl Martín. Northlanders es una colección que sorprende desde el primer momento. Se trata de un trabajo excepcionalmente documentado, que se desarrolla en una época y un mundo realmente fascinantes. Sin embargo, el tratamiento de tal información es humilde, siempre al completo servicio de la narración. También llama la atención el hecho de ser un concepto completamente nuevo en Vertigo, tanto en argumento como en formato. Bien es cierto que hay trabajos parecidos en espíritu a esta colección, como por ejemplo el 300 de Frank Miller. Además encontramos colecciones de similar intención, como la también certera La Edad de Bronce de Eric Shanower. Aún así la propuesta de Brian Wood posee una sólida entidad propia y queda distanciada de cualquier otra referencia que en principio pueda parecernos similar. La historia de este primer arco argumental es cambiante en la manera que va creciendo más y más a medida que se desarrolla, hasta llegar a un punto que deja al lector desconcertado por el desenlace de la trama. Encontramos asimismo momentos contundentes, cuando realmente uno comprende que asistimos a un mundo primitivo y despiadado, donde la supervivencia no estaba nunca garantizada.

El punto de vista con el cual se interpreta la cultura vikinga está perfectamente escogido. Lejos de convencionalismos, este pueblo se nos muestra de diversas maneras, aparcando el tópico de simples bárbaros sanguinarios. Porque aunque no cabe duda de que fueron violentos, los vikingos nunca alcanzaron el nivel de salvajismo de otros pueblos invasores, como por ejemplo los mongoles de Gengis Khan. Tampoco hay duda de que sus actos fueron crueles; y que cometieron grandes saqueos y expolios. Pero no hay que olvidar cómo se comportaron los cristianos durante las cruzadas, o nuestros propios antepasados españoles en la conquista de las Américas. En definitiva, es de agradecer que en Northlanders se nos muestre a los vikingos en todas sus facetas, tanto positivas como negativas.

Los seguidores de la obra de Brian Wood también quedarán complacidos al ver como el autor evoluciona y toca temas nuevos, como la religión. Wood, en cierta manera obligado por el momento histórico que trata, incluye en esta colección sendas reflexiones sobre las creencias de sus personajes. El autor utiliza un punto de vista ateo para poner en entredicho la religión y las consecuencias que su práctica conlleva. A lo largo de la serie este será un tema recurrente, como he dicho, a consecuencia de que en aquella época la religión era un pilar indivisible de la sociedad. Además, a la par que respetuoso y conciso, el acento que se le concede a la obra es muy actual y fresco. Resulta, una vez más, sorprendente la manera en que este proceso se lleva a cabo para crear una trama absorbente, que no necesita de especiales conocimientos previos sobre la materia para ser disfrutada. En cuanto al dibujo, poco más que decir salvo que es muy acertado; y transmite por ejemplo a la perfección tanto el frío desolador de los paisajes nórdicos como la calidez colorista y plural de Constantinopla.

Francamente, espero que la colección continúe proponiéndonos tan grandes historias como la mostrada en este arco argumental, o los sucesivas hasta la fecha. Puestos a desear, tal vez en algún momento Brian Wood crea interesante contar las incursiones que los vikingos llevaron a cabo en nuestra península; o cómo trataron al avanzado pueblo musulmán del Al-Andalus. A donde quiera que nos conduzca la serie, de seguir como hasta ahora podemos estar seguros de que se tratará de experiencias únicas y sorprendentes.

Comentario
Sin cuartel

José Torralba. Maravillosa, descomunal, imprescindible, incomparable… estos y otros adjetivos similares se quedarían cortos para describir la que para un servidor es la mejor colección de la línea Vertigo desde Fábulas. Brian Wood, a quienes los aficionados al sello ya conocen de sobra gracias a DMZ, borda para la ocasión un tebeo de aventuras clásico y contemporáneo a la vez. Clásico porque el ritmo, los personajes, el excepcional dibujo de Davide Gianfelice y la trama poseen ecos a todo el material que les precede. Contemporáneo porque Wood sabe perfectamente como diferenciarse de ese mismo material y hacer algo nuevo y pegado a nuestro siglo.

Northlanders fascina por su violencia y su drama, por su preciosista dibujo cálido y por sus potentes personajes. Y, al mismo tiempo, su estructura es perfecta para probar: el lector se encuentra aquí con una historia cerrada y compacta que no tiene necesidad alguna de tener continuidad en futuros arcos argumentales. Una decisión ésta que, aún siendo arriesgada, le ha salido a Wood rematadamente bien: cada arco de Northlanders es una escena de ese monumental fresco que el guionista está construyendo sobre los vikingos, y como tal resulta necesaria para el conjunto pero perfectamente disfrutable por separado. No puedo terminar sino diciendo que, si esta valoración hubiera tenido que reducirse a una sola palabra, habría sido esta: “compradla”.

Enlaces recomendados

Un documento esencial para comprender todo el trabajo que hay detrás de la colección es el guión del número #11. El estilo de Wood ya lo habíamos analizado con ocasión del primer articulo dedicado a DMZ. Allí concluimos que Wood es un escritor enormemente pulcro, ordenado y detallista que desglosa las páginas y sus correspondientes viñetas una a una, y que puntualiza todo con una exhaustividad admirable, indicando ocasionalmente el formato de la viñeta cuando lo cree esencial para la narración. Aquí su estilo es idéntico, pero se ve potenciado por su obsesión por los detalles y la rigurosidad: empieza el guión con unas notas generales sobre el aspecto de los personajes, su indumentaria y sus complementos; incorpora fotografías cuando es necesario; refiere bibliografía; etc. No deja, en definitiva, nada al azar.

Artículo de la Wikipedia (en inglés) y entrada en la estupenda página Comic Book Database, con acceso a una ficha para cada número y a todas las portadas originales. Y para rematar, una web oficial directamente dedicada a la colección. También resultan destacables las páginas oficiales de los autores: Brian Wood y Davide Gianfelice. Wood también posee una cuenta en Flickr donde va colgando originales (entre otras cosas), siempre de gran interés.

Va de entrevistas: en Comic Book Resources a propósito del lanzamiento de la serie, lo propio en IGN, iterum en Comics Bulletin, lo mismo en Newsarama, y análisis retrospectivo de nuevo en CBR. De postre, artículo en Publishers Weekly sobre la serie. Y ya para el café, una entrevista relativamente reciente en Newsarama en la que, ojo, hay un spoiler gigante que afecta a este tomo.

Seguimos con webs destinadas a ampliar conocimientos sobre el mundo de lo vikingos, todas en inglés: la mejor, sin duda, la que dedica la BBC al tema. Impresionante. Muy interesantes resultan también The Viking Rune y la Islandic Saga Database. Y ya después, diversos artículos de la Wikipedia: sobre los vikingos, sobre su impacto en Europa y su expansión, sobre las Orcadas, sobre los pictos, sobre los varegos y sobre el ejército bizantino. Por último, y en español, una buena Historia de Inglaterra.

Y para terminar, artículos en De Vertigo dedicados a cada número de los incluidos en el volumen: primero/segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto y séptimo/octavo. Además, el artículo que se le dedicó a Viking, la incursión de Image Comics en el tema. Y de postre, una excelente reseña en Om & Asociados.

Más números de esta colección

Northlanders vol. 2: La cruz + El martillo. 144 págs. 12,95 €. Planeta DeAgostini. Reseña.

Northlanders vol. 3: Sangre en la nieve. 144 págs. 12,95 €. Planeta DeAgostini. Comentario.

Northlanders vol. 4: La viuda de la plaga. 192 págs. 16,95 €. Planeta DeAgostini.

Northlanders vol. 5: Metal. 192 págs. 15,95 €. Último número en Planeta DeAgostini.

Northlanders vol. 6: La hija de Thor. 112 págs. 11,50 €. ECC Ediciones.

Northlanders vol. 7: La trilogía islandesa. 200 págs. 18,50 €. ECC Ediciones. Último número.

Última actualización de este artículo: 2 de agosto de 2012

Leave a Reply

73 Comentarios en "Northlanders: El regreso de Sven"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
José Torralba

ADENDA: Nos indican, vía comentarios, que algunos ejemplares de este tomo han llegado a las tiendas con la portada y la contra en italiano. No obstante no es un error que afecte a todos los ejemplares, ya que tanto el mío -adquirido el lunes en Sevilla- como el de David Fernández -ayer en Madrid- están en perfectas condiciones. Resultaría conveniente por tanto revisar estos detalles antes de comprar en vuestra tienda habitual e informar al librero para que devuelva el material en los casos que sea menester.

Cannonball

¡¡¡Por fin una alegría!!!

José Torralba

Pues sí… Ya tocaba ¿eh? xD

Cannonball

El mío también está bien.

Y además, ya tenemos por estos lares tanto “Black Summer” como “Doktor Sleeples”; ¿se puede pedir más?

xerox24

¿Que por qué entro todos los días en Zona Negativa?
Por cosas como ésta.
Gran artículo,  Raúl y José.
Imprimiendo…

Phantomas

Esas que dices son las nuevas de Ellis para Avatar, creo, ¿no Cannonball?

Cannonball

Bueno, son las de la primera hornada (solo nos falta “Anna Mercury” y “No Hero”)

guolberin

¿Merecen la pena de verdad Doktor Sleepless y Black Summer (y ya puestos, No Hero y Anna Mercury)? Es que lo que he leido de Avatar de Ellis no me ha parecido gran cosa, aunque de éstas en concreto he leido buena crítica, pero no me fío.

Cannonball

Hombre, Blackgas, que es lo único que habíamos visto por aquí de Ellis/Avatar, es bastante regularcete.

Esto ya es otra cosa.

donniedarko

Black Summer tiene una pinta estupenda,…….Me lo pillaré hoy mismo.

De las 2 novedades que comentais de Vertigo,las 2 parecen muy interesantes,..pero creo que picaré algo de cada una de ellas a través de otros métodos,y decidiré.

Lo más seguro es que no me pille ninguna en papel,pero las leeré traducidas a su debido tiempo.Ya no me queda casi espacio en casa,y hay que echar mano de Internet,para leer cosas,..aunque siga comprando otras,claro.

Saludos.

Jorge

Planeta ha tenido a bien incluir 8 páginas en italiano en mi ejemplar…a la librería de vuelta!!

Por otra parte, genial reseña y magnífica obra. Una magnífica sorpresa y un soplo de aire fresco en el cómic USA.

Saludos!!

x-ternon

Esperaba con ganas este tebeo, ahora tengo que hacerle un hueco en el presupuesto mensual.

En cuanto a Blackgas, me pareció muy malo, el comienzo es muy tópico pero puede pasar y en al final no se si es que Ellis quiere hacer un estudio sobre las monstruosidades que llevan las personas normales en la cabeza (lo que no creo que sea el caso y de cualquier forma sería muuuuy fallido) o si es que se dio cuenta de que estaba haciendo un tebeo mediocre, se aburrió y se dedicó a soltar páginas con la tontería más gorda que se le pasaba por la cabeza. Vamos una castaña como España de grande

Visperas

Parece que Northlanders va a caer y, lo que es más, en castellano!

Marco Nunan

Grandísimo artículo. Me encanta, no en vano comencé a visitar esta página por el imprescindible artículo de Scalped (una maravilla).

Northlanders es, junto con la propia Scalped, mi serie favorita de la actualidad de todo el panorama independiente y sigo diciendo que es merecedora de una edición en tapa dura. Pero por lo menos, esta vez, han numerado el volumen (ya era hora)

Es una pena que no podaís hacer más reseñas como estas, pero dado todo el trabajo que os debe dar me parece todo un logro.

Parábola Durden

Dios!! No aguanto más y a mi tienda aún no ha llegado!!! Se me caía una lágrima de felicidad mientras leía. jajaja

Joder, la agonía de q no llegase una serie q sabes q es la po** ha acabado. Es una sensación odiosa.

Por cierto, que pasada de artículo. De los mejores. Muchas felicidades y muchas gracias. Como dijeron por arriba, es la razón de q entre a diario en la página. Aunque matizaría; es la razón de q entre vaaaarias veces al día en la página.
Por cierto Marco Nunan, coincido en los gustos contigo, por eso de Scalped y tal (aunq añadiría Criminal y DMZ) pero no creo q puedas llamar independiente a esas series, pertenecientes a un sello ligado a la gigante DC. El carácter de las series (series de género, adultas, profundas en algunos casos) puede llevar a catalogarlas así, pero esa etiqueta tiene más q ver con el origen editorial del producto. Este debate ya se hizo hace tiempo por aquí, creo recordar q fue en el Heavy Liquid de pope, así q tampoco lleva a ningún sitio reabrirlo. Pero vamos, q no creo q las q mencionas sean series ‘independientes’. Un saludo.

¿Ya he dicho q estoy flipando cn el artículo y q las ganas q le tengo a la serie se han incrementado un mil por ciento, si eso aún era posible?

Clavos

Bueno, por fin llegó la última gran serie Vertigo a España. Desde entonces no ha salido ninguna de tal empaque, ¿no? Aunque parece que al otro lado de la charca The Unwritten está vendiendo como churros y recibiendo bastante elogios, a ver cuándo llega aquí…
Pero vamos, que lo que ahora toca es degustar por fin Northlanders en castellano. Me da a mí que no me defraudará…

P.D.: por cierto, ¿qué tal Doktor Sleepless?

David Fernández

Acabo de terminar la lectura del tomo y lo cierto es que es un tebeazo. Estoy impaciente por leer los siguientes tpbs (no sé si tendré paciencia para esperar a que los publique Planeta…).

Y el artículo, una maravilla. Enhorabuena, José y Raúl!

Marco Nunan

DMZ y Criminal también me gusta mucho, pero prefiero las que he dicho por estos motivos: Criminal es más clásica que Scalped en ambientación y personajes, pero no quita para que Teegar Lawless sea uno de mis personajes de comic preferidos. Respecto a DMZ el mejor volumen es el 2, y el 5º da unas de cal y otras de arena (cosa que no me ocurre con Northlanders) aunque Blood in the Game iguala al 2.

Respecto a lo de si son o no independientes, tu lo consideras desde el punto de vista del origen, yo lo hago desde el contenido. No son obras para grandes masas ni carentes de mensaje o contenido. Es decir no solo van destinadas a entretener sin mas.

QuentinQuarantine

Mi ejemplar también tiene varias páginas en italiano, concretamente de la página 163 a la página 170.
En fin, de nuevo una alegría empañada; y van… De vuelta a la tienda…
La portada y la contraportada aparecen en castellano.

Raúl Martin

Clavos, para mí la última gran revelación Vertigo es Unknown Soldier, y The Unwritten va también camino de ello.  Respecto a las series que cometáis, a los que le gusta Criminal que no pierdan de vista Vertigo Crime, la nueva rama de Vertigo de género negro.
Al resto, gracias por los cumplidos.

DAVIDPP

No sabía que había utilizado el libro Colapso de Jared Diamond como referencia.
Recomiendo su lectura;  se analiza el porqué de la caída de algunas de las civilizaciones. La parte que le dedica a la Isla de Pascua es muy interesante, al igual que la relativa a los Mayas o los Vikingos.

Mao

Como ya se ha dicho, me ha gustado mucho lo bien documentado que está (para el que no lo sepa, un fallo de principiante que se suele cometer asiduamente en este tipo de relatos: los vikingos NO tienen cuernos. No hay referencias de ello y no encaja con su estilo de batalla. Usaban, como bien está recogido, unos cascos cónicos bastante sencillos con protecciones pegadas para la cara. Pero no usaban cuernos. Se cree que quién inventó representar a los vikingos con cuernos fue el pintor sueco Gustav Malstrompor para enfatizar su caracter endemoniado (esto si era verdad), a partir de ahí se comenzaron a hacer películas de esta guisa. Pero repito: ¡¡¡LOS VIKINGOS NO LLEVABAN CUERNOS EN LOS CASCOS!!!)

Mao

He querido decir que es un detalle donde se ve la documentación. No que por representarlos sin cuernos necesariamente esté bien documentado. Ya me entendeis.

Raúl Martin

Efectivamente Mao. Los vikingos, como bien apuntas, no portaban cuernos en su vestimanta. Se trata de un mito. Además, tampoco se vestían con pieles de animales si podían evitarlo y eran por norma general muy aseados. Sus mujeres vestían de forma bastante atrevida y eran muy fashion victims. Hay muchos tópicos sobre estas gentes que no se corresponden para nada con la realidad.

Aaaargh...!!!

Pues a mí tienda aun no ha llegado… debe ser q la zona sur de Madrid aun esta en el limbo… pero bueno, si no es esta semana será la siguiente pero traerlo lo tienen que traer (me ha confirmado).
Desde luego me voy a fijar bien en el tomo (gracias por vuestros avisos) no vaya ser que encima tb me lo pille en italiano.

Del soldado desconocido en España, por ahora nada, no?

Por cierto, gracias por este excelente árticulo

José Torralba

El soldado desconocido que ha salido ahora es una reedición del de Ennis. La serie regular de Dysart supongo que llegará en 2010, aunque la caída de ventas en USA puede precipitar su cancelación antes de que aparezca por estos lares.

Y gracias a ti por comentar. Un saludo.

QuentinQuarantine

Total, que he vuelto a la tienda con mi ejemplar “italiano” de Northlanders, lo he cambiado por Black Summer y me han regalado la grapa mensual de Batman por las molestias. En fin.

UNOKE

Un articulo genial. Aparte de informarme para decidir si lo compro o no, encima he aprendido un monton de cosas. A los detractores de comics les haria leer esto en plan ‘ la naranja mecanica’.

Mt

Gran artículo. Esta serie está a la altura de Fábulas.

Mao

De los anteriores comentarios me asaltan varias dudas:

– Teniendo en cuanta lo fashion y aseados que eran los vikingos ¿por qué me llevaban esas pelambreras? ¿Las mozalbetas también llevaban esos pelánganos? ¿Cuándo empezaría la moda de la depilación? (Es broma 😛 … parece una chorrada pero según tengo entendido en la época del cómic algunas culturas ya practicaban la depilación completa (incluida la genital) O_o y la visión de una diosa vikinga como Thora con pelánganos no me es muy placentera :-P)

Las siguientes dudas son más serias:

– ¿Qué pasa con la edición en España de series perdidas en el limbo como Vikings de Image? O ya puestos Demo

– ¿Cómo se las arregla las distribuidoras para repartir de forma tan extraña? La distribución de ejemplares defectuosos por ejemplo. O la distribución con puntualidad británica (o incluso uno o dos días antes de fecha) en ciudades como Madrid, Sevilla o Jerez y el retraso (de días o semanas) de zonas tan próximas a las anteriores como el Sur de la Comunidad de Madrid, Cádiz o Puerto Real. Me llama mucho la atención por la proximidad de los lugares y porque los conozco y es práctiamente (por no decir totalmente) sistemático. Me he encontrado muchas veces no ya que reparten más tarde en las tiendas de cómics de unas ciudades respecto a las otras, si no ya con respecto a los kioskos de las primeras. Y claro… contra esto poco puede hacer un librero, simplemente aguantar el chaparrón y rezar por la fidelidad del cliente. Y muchos libreros están ya mojados hasta las trancas. ¿Tendrá que ver con el tamaño poblacional (repartir primero donde más habitantes hay)? ¿o por el lugar de ubicación de los centros de distribución?

Marco Nunan

Mao, Vikings de Image lleva tres capitulos publicados en América, ni siquiera se ha hablado del primer recopilatorio. De todas formas, lo que he leído no es ni la décima parte de Northlanders, y su violencia es bastante más gratuita y sin sentido.

Mao

Yo creía que tenía más números publicados… sorry. La incluí mentalmente en el lote de “Comics en el limbo” de nuestro país, sorry again.

José Torralba

Muchas gracias a todos por comentar,

Quentin, menos da una piedra… a ver si Planeta se pone las pilas y arregla pronto el problema que ha habido con este tebeo. Una pregunta más que nada por curiosidad… ¿todos los ejemplares de Northlanders que han llegado a tu tienda están defectuosos? Y si es así, ¿tienen todos el mismo defecto?

Unoke, quisimos hacer el artículo más didáctico que de costumbre porque creíamos que la contextualización del tebeo así lo requería. Celebro que te haya gustado 🙂

Mt… después de la Gran Guerra, yo diría que esta serie es incluso superior a la etapa actual de Fábulas.

Mao… comparto la valoración de Marco respecto a Vikings. En relación a Demo, ahora mismo la reedita en Estados Unidos la propia línea Vertigo, así que no te extrañe que el año que viene aparezca por estos lares.

zape

Gran artículo y gran tebeo, corajudo, elegante, repleto de soluciones inteligentes y con una alérgia a lo tópicos que no impide que esté impregnado de cierto clasicismo aventurero que termina por cerrar a la perfección el invento. Entre la antropología documental y la épica lúdica de la fabulosa “Los vikingos” del gran Richard Fleischer. Solo una pega, “Sven, el retornado” tiene un aire legendario del que, el mucho más prosaico “El regreso de Sven” carece . 

José Torralba

Hola zape,

Doblemente alegre me siento. En primer lugar, por el hecho de que te hayan gustado tanto el artículo como el cómic. Sabía que alguien se acordaría del bueno de Fleischer y por eso metí lo de Kirk Douglas saltando entre remos. Sobre Sven El Retornado… yo también estoy de acuerdo en que el apelativo añade un matiz legendario, pero no me gusta la sonoridad y los ecos que transmite “El Retornado” (parece un envase de cerveza). De hecho estuve dudando al respecto y me decanté por la traducción que han hecho.

Pero en todo caso, por lo que más me alegro es porque ahora tu nombre aparece en azul… que sepas que ya tengo un favorito más en el navegador y, tú, un nuevo lector. Gracias, gracias, gracias…

Raúl Martin

Mil gracias de nuevo por los elogios. Me alegra que el artículo haya gustado tanto.
Respecto a las consultas, la distribución es uno más de los misterios que envuelven el mundo del comic en nuestro país. Sobre DEMO y Viking no hay noticias de publicación. Viking, como ya han comentado es muy joven, y carece de la calidad, el trasfondo y el ritmo de Northlanders. DEMO, esperemos que al menos se publique pronto la versión Vertigo. Y ya de paso, que tampoco se olviden de Local, para mí todavía mejor que la anteriormente mencionada.

cucurucho

A ver si la semana que viene me paso por la tienda y me lo pillo ¿ no han habido muchas novedades este mes? me da a mi que tanto Panini como Planeta se han pasado un poco.
Por cierto ya que hablais de Demo en la página de Planeta alguien hace una consulta preguntando por la serie y parece que sí que planean editarla, el como y el cuando si que es un misterio.
Saludos!!

zape

Madre mia! Jose que entusiasmo, tampoco es para tanto, hombre, una ampliación de lo que venía haciendo en Filmaffinity, antes era en blanco y negro, ahora  en cinemascope e eastmancolor. Como no me voy a acordar de “Los vikingos”, una de mis favoritas de todos los tiemps, laúnica peli donde todos los protagonistas terminan mutilados, la pérdida interior haciéndose carne, y encima Ernest Borgnine, tirándose a los perros espada en mano entre carcajadas y berridos a Odín. Gracias a ti, figura.

spiderterry

Nada más leer el arttículo (mis felicitaciones Jose y Raúl), me descargué unos cuantos números de Northlanders, picado por la curiosidad.

Siempre me han encantado los vikingos y en sus expediciones llegaron incluso hasta Sevilla (el escudo de Coría del Río incluye un drakkar de hecho). Pues bien debo confesar que me he enganchado a esat serie y que no he podido dejar de leer, pasando incluso los números   que abarcan el primer tomo español. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto de un cómic Vertigo, porque esta línea la verdad no es lo que era, pero los vikingos de Northlanders han conquistado a este friki. La semana que viene lo tengo en mi estantería, por Odín!

jorgenexo

Pues bueno, no está mal, pero tampoco es para tanto ¿no? No sé, igual es que me esperaba algo más… extraordinario, habida cuenta del entusiasmo de buena parte de los comentarios que han podido verse por aquí y en otros foros. Está bien, pero no mata: quizás en futuros número evolucione positivamente, pero, en mi humilde opinión, no me genera las expectativas ni el interés de Y, Fábulas, Los muertos vivientes, Ex-machina o Umbrella Academy. El acercamiento a los vikingos es original en los tiempos que corren, la narración es más que correcta, pero los tempos son bastante confusos y las relaciones entre los personajes en bastantes casos inverosímiles. En definitiva, no me parece para tanto.

Mt

Yo no puedo evitar pensar que el prota habla como un neoyorkino cabreado que viene de París.

alberto

El artículo ewtá muy bien. Northlanders era una serie que esperaba con ilusión. Desgraciadamente no ha cumplido las espectativas. El guión me ha parecido pretencioso y súmamente incorrecto. Hay escenas que no se aguantan, y acciones totalmente imposibles e inútiles. El planteamiento de la trama sigue las pautas típicas de los malvados de los años 60: 

atención : Spoilers

 Estas en mi poder, pero en lugar de matarte inmediatamente, te dejaré en la playa a ver si te ahogas. En lugar de enviar a 15 arqueros a acribillar al personaje, lo atacaremos de uno en uno para que nos mate mejor. O la gran idea. Vayamos a Constantinopla, que está a la vuelta de la esquina, matamos a la chica del prota, a la cual reconocerremos porque lleva un cartel que así lo indica, y se la mostraremos para castigarlo. Perlas como esta hay a patadas… Eso sí, con un dibujo semifeísta imprescindible en la mayoría de comics Vétigo, y con un aire existencialista que disfraza la coherencia y credibilidad del título. No me pillarán en un segundo tomo. Prefiero leeerme la saga de Cornwell, donde hay vikingos de verdad

José Torralba

Hola alberto, muchas gracias por comentar. Respecto a tu crítica… entonces Shakespeare –sin ser de los sesenta– tendría el mismo fallo: en lugar de envenenar a Hamlet con un bebedizo o contratar los servicios de un asesino cualquiera, Claudio organiza un complicado y extraño plan con Laertes para matar a Hamlet en un duelo con una espada envenenada o con un refrigerio emponzoñado si lo primero falla. ¿Lo consideras igualmente incorrecto?

No sé… donde ves incorección yo veo clasicismo.

alberto

No tengo muy fresco Hamlet, lo leí hace tiempo, pero creo recordar que el plan no era gratuíto, algo tenía que ver con su madre. No obstante los diálogos de Hamlet pueden disculpar otras cosas. Por otra parte, estamos hablando de artes distintas. Hamlet está pensado como una tragedia, y está escrito hace unos cuantos siglos. Northlanders está escrito en este siglo y con pretenciones de ser la última palabra en comic histórico y profundo.
Por otra parte siempre agradecía que el Doctor Muerte dejará a los cuatro fantasticos en un apuro del que pudieran salir. Nos encontrabamos en un contexto en el que todos sabíamos qué se esperaba. No creo que este sea el caso.
Y reflexionando un poco…. ¿ cuantos Kilómetros hay desde Noruega a Cosntantinopla?
Me ha entrado mal…. y solo soy capaz de verle los fallos. Seguramente habrá otros lectores que lo verán como algo brillante. Desgraciadamente no soy un de ellos. Soy incapaz de ver sus cualidades narrativas ( no artísticas)

José Torralba

Pero sigue plenamente vigente. De hecho es uno de las loas que siempre se le han hecho al bardo inglés: el carácter atemporal que imprimió a sus obras.

Por otra parte, en su momento se produjeron incursiones de vikingos en Constantinopla, y no era infrecuente que algún que otro príncipe o exiliado se refugiara en el Imperio (como Harald III).

alberto

Totalmente de acuerdo Con el bardo… faltaría más. Nunca he dicho que me pareciera desfasado, sólo justificaba los subterfugios de la trama.
En cuanto a lo demás… mi más sincera admiración por tu conocimiento del tema vikingo. Supongo que también leerás los libros de Bernard Cornwell dedicados al tema.
Y en cuanto a Northlanders, pasa lo que pasa. Tú has hecho una buena compra y has aprovechado estos 15 euros. Yo no. Y dificilmente conseguiré verlo con otros ojos.
Buf… u ahora que recuerdo… la escena del disfraz de ciervo… ¡¡¡venga hombre!!!
En algún momento me ha recordado a Jeremiah Johnson, por aquello de ser un guerrero inexorable e inalcanzable. pero así como con el bueno de Jeremiah  entendía sus motivos, no lo consigo con Sven ( por cierto sus conflictos con su tío, me recuerdan al personaje de las novelas de Cornwell)

José Torralba

¿Te refieres a Aelfric? Sí, yo creo que es una clara inspiración. Y el Claudio de Hamlet también, ya que estamos. Aún diría más: buscadas y confesas.

Respecto al regusto que te ha quedado, no es para nada mi intención cambiarlo… si no ha gustado, no ha gustado. Simplemente me gusta conversar y creo que de la contraposición de ideas siempre gano algo. Un placer.

alberto

…. el placer ha sido mío. Y la verdad,,,he disfrutado más leyendo tu artículo que con el comic en si. También debo contextualizar. Estoy en una etapa en que el comic norteamericano me cansa un poco. Se me pasará, pero últimamente me tira más lo europeo. Yo siempre he sido muy aficionado a la linea Vértigo, y últimamente no acabo de disfrutar del todo. Y eso que leo con interés todas las noticias relacionadas con la línea…  Por eso cuando vi que editarían la serie Northlanders me dije… ostras, esto debe de ser algo distinto. Y desde luego lo es. Tiene una temática distinta de los títulos comunes de la línea, y el enfoque quizás si que pretenda ser legendario. Pero no lo he sabido ver.
No obstante, no se si a otros lectores le pasará, a veces la ilusión, la espectativa de leer un título te da más placer que la misma lectura. En ocasiones me ha dado cosa ( ?) empezar un título ( sea un comic o un libro, ante el temor de que me decepcionara. Con northalnders tendría que haber esperado más tiempo y pillarlo en otra tesitura, , pero las espectativas eran tan buenas…

Mt

A mí, la verdad, es que me cuesta encontrar en este comic una progresión dramática mínimamente elaborada. SPOILERS>>> Llega. Tras decir que no quiere hacerse notar tarda media página en encararse a su tío. Varios números matando gente en plan Conan. Flash-backs de historia romántica bastante simplona e infantiloide (mucho má sinetresante cuando sólo era una sugerencia) y, cuando parece que por fin va a tomar cuerpo narrativo el enfrentamiento entre Sven y su tío, deus-ex-machina y final por la tangente. Eso sí, mucha pose de hombre toturado mirando la nieve o el acantilado en plan romántico, pero, no sé, poco más. La organización de la venganza de sven consiste en verle matar mucha gente él solo sin que acabemos de saber cómo organiza esos ataques o de dónde saca esa capacidad de matar sobrehumana (Conan, al menos, era Cimmerio).
 
¿Qué queréis que os diga? “El juramento vikingo”, aunque los guerreros tuvieran cuernos, me sigue pareciendo mucho mejor tebeo. Y eso que la presencia visual de este Northlanders me parece bastante mona.

José Torralba

No sé Mt, creo que es cuestión de perspectiva… donde tú ves un deus ex machina yo veo un final elegante que trasciende lo que habría sido una batalla cualquiera para hablar de la necesidad de cohesión frente al enemigo, de la persistencia de un pueblo, de la rebelión contra un líder pusilánime que se basa en el miedo y de la superación de las diferencias internas para poder sobrevivir a nivel sociocultural. Donde tú ves un plan que consiste en matar a mucha gente sin saber cómo, yo veo la guerra de guerrillas de un solo hombre que usa la razón de la modernidad contra la superstición de la incultura (y salvo alguna pose, las luchas tienen una progresión narrativa de sobresaliente). Donde tú ves un flashback romanticón y simplón, yo veo una historia que explica el sentimiento de Sven cuando ve el regalo de Hakkar. En definitiva, donde tú ves un cómic sin progresión dramática, yo veo un canto al eterno ciclo de auge y caída de cualquier civilización debido a la decadencia autoimpuesta. Como decía, cuestión de perspectiva 😉

alberto

Te lo juro… después de leer este úlitmo comentario, me ha enido a la cabeza un cuento de Borges en el que un escritor vuelve a escribir el Quijote, letra por letra, pero con una intención totalmente distinta. Es alucinante lo variados que pueden ser los puntos de vista. MMmm no hay nada como el amor

Marco Nunan

alberto, comprendo perfectamente lo que has dicho de las expectativas. Cuando yo lei este arco, he de confesar que lo hice por descarga (pero he esperado como agua de Mayo su salida al igual que espero La cruz y el martillo y me lo he comprado en cuanto lo he visto) mucho antes de comenzar a oír las grandes sensaciones que produjo en la gente. Es decir, no estaba condicionado.

Pero comprendo tus sensaciones porque a mí me ocurrió eso mismo con Criminal, de Brubaker. Todo el mundo se hacía la paja mental con la serie y yo (muy aficionado al género criminal) me compré el volúmen 1. Fue la mayor decepción que he tenido leyendo un comic, debido a las expectativas. Me sentó fatal. Pero luego le di una oportunidad al 2º (que mejora bastante) y al leer el 3º ya era fan (sobre todo de Teegar)

Quiero decir que puedes intentar darle una oportunidad al volumen 2, porque al igual que Criminal, Northlanders cambia de argumentos y de personajes en cada arco.

Personalmente yo estoy enamorado de esta serie, pero por ejemplo me dejó muy decepcionado el volumen 5 de DMZ (también de Wood), pero con un solo volumen es muy dificil hacerse una idea de una serie en general.

Mt

“Donde tú ves un flashback romanticón y simplón, yo veo una historia que explica el sentimiento de Sven cuando ve el regalo de Hakkar”

Sentimiento que cualquier persona con dos dedos de frente entiende sin necesidad de flash.back. Es ladiferencia entre la sugerencia y lo explícito. Es más, sin el flash-back, uno puede dar a la historia de amor de Sven (del que todos sabemos que tiene un amor en su tierra adoptiva) el nivel de madurez que su propia experiencia vital le inspire; el flash-back, sin embargo, la reduce a un cuento rosa de película disney (con cierta violencia Vertigo, por supuesto).

“yo veo la guerra de guerrillas de un solo hombre que usa la razón de la modernidad contra la superstición de la incultura”

Guerra de guerrillas que consiste enverle de pronto matando a mucha gente él solito. Como Conan, vamos. Y lo de la “uso d ela razón”, más allá de evidente y simplón truco del “falso dios”, se reduce a los repetitivos monólogos interiores de Sven, que, ya lo dije, usa un lenguaje más propio d enuestra época que de la suya (ahora, si esto es internet, surgirán miles de vecs proclamnado “y tú acaso sabes cómo hablaban en esa época”).

“En definitiva, donde tú ves un cómic sin progresión dramática, yo veo un canto al eterno ciclo de auge y caída de cualquier civilización debido a la decadencia autoimpuesta. ”

Planteado como una metáfora simple, evidente, y sin progresión dramática. es como explicar las películas de stallone en los 80 como “una metáfora de la eterna lucha entre el Bien y el Mal, entre Orden y Caos”. La manipulación de las palabras no explica la construcción interna de la historia.

Raúl Martin

Hola Alberto, en primer lugar, decirte que me apena que no te haya gustado Northlanders, no siempre se puede coincidir con todo el mundo. Si te gusta el comic europeo e histórico, te recomiendo la serie  Murena. Que está muy bien documentada sobre el imperio romano y Nerón.
Ahora bien, si comparamos Northlanders con otros comics históricos de la BD como El Escorpión o Las Águilas del Imperio, el nivel de rigor es mucho más alto el de la serie de Biran Wood.
Respecto a los comentarios que haces, tengo algunas respuestas que puede que aclaren tus dudas:
No podrían haber mandado a arqueros a matar a Sven, porque los vikingos no utilizaban arcos. De hecho el arco es un arma que no llegaría hasta esas latitudes hasta mucho más tarde. Y que la arquera lo porte es una licencia del propio autor.
Además, los vikingos tenían un concepto muy honorable del combate, y públicamente no se mataban de cualquier manera, sino que procuraban el combate cuerpo a cuerpo, de uno en uno. Esto se explica en la misma colección más adelante.
Sobre Constantinopla, en el momento de historia todavía era un imperio cristiano descendiente del romano. De hecho, sirvió de puerto de paso en varias cruzadas. Y sí, estaba lejos pero era una ruta comercial habitual y de sobras conocida por los europeos en general. También te recuerdo que las distancias antes no se medían igual que ahora, y un viaje de años era facilmente concevible y normal en aquella época.
Y finalmente, también te recuerdo que la historia no transcurre en Noruega, sino que las Orkney Island están en Escocia.
Respecto a Sven, si llegó a formar parte de la guardia varega sin proceder de las tribus de las orillas del Volga que normalmente
la formaba, se entiende que debía ser un luchador formidable.
Supongo que esto no cambia tu sentimiento sobre Northlanders, pero espero que al menos te aporte una mejor opinión del guionista como profesional documentado.

Mt

Es que no hay que empatizar con ella, sino con él. Pretender que para entender el significado emocional de esa muerte es necesario un lash-back tan explícito es pensar como los guionistas de Terminator Salvation, que necesitan introducir un prólogo que explique perfectamente quién entrega su cuerpo a la ciencia porque piensan que si no lo hacen nadie entenderá que ese tipo es un robot. Si al menos la historia de ese amor tuviera alguna complejidad, vale, pero esa historia de amor hasta la muerte entre esclavo y ama es propia de Aladdin que de una narración que se pretende adulta (como ya dije, por mucha violencia “made in Vertigo” que se le añada. Bastan cuatro apuntes levemente repartidos por el comic (los repetitivos cartuchos de pensamiento ya habían expresado que Sven había dejado a su amor verdadero para llegar allí) para que culquier persona con dos dedos de frente entienda el valor emocional de lo que ocurre. El resto es darlo todo mascadito y con cuchara, y además una cuchara llena de melaza.

(NOTA: escribiré comments pequeños. Escribo mientras atiendo otras ocupaciones. Lo siento)

Mt

“no creo que sea –ni pretenda ser– ninguna metáfora.”

Aclaremonos un poco, por favor. Que yo hablo de metáfora porque ú definiste la historia en los siguientes terminos: “yo veo un canto al eterno ciclo de auge y caída de cualquier civilización debido a la decadencia autoimpuesta”, y eso, en cualquier manual de retórica, se llama metáfora, o mejor, alegoría. Si me discutes tus propias afirmaciones, el diálogo no conduce a ninguna parte.

José Torralba

Perdón pero no… tus manuales de retórica pueden decir lo que quieran pero un canto y una metáfora (o una alegoría, como prefieras) son cosas totalmente distintas. Y yo he dicho canto y no metáfora. Y no lo digo por hacerme el chulo porque te respeto muchísimo como lector, sino porque realmente lo considero una distinción importante: como canto (exaltación) tiene fuerza y como metáfora no sé qué demonios sería. Lo más que podrías hacer es definirlo como analogía por la comparación que puede establecerse entre ciertos puntos de decadencia social entre nuestra época y cultura y la suya (como sugiero en el artículo).

Mt

La historia tiene un narrador. Pero  también un dibujante. ¿La “guerra de guerrillas” es ahora un combate individual contra “no tantos guerreros”? Pero si se carga a media guardia y extiende cabezas ensartadas por el campo sin que nadie lo vea (por cierto, que esa es básicamente la muestra de “la razón de la modernidad” que usa contra la incultura: cortar cabezas y ensartarlas; lo demás no es que sea brillante estrategia, es que su poder de matanza roza realmente lo sobrenatural).

“Respecto a la razón… la emplea mucho más que en el truco del falso dios: la emplea para cuestionar la servidumbre de Hakkar hacia un señor menos valeroso que él, la emplea con los sajones invasores, la emplea en la negociación con otros asentamientos…”

Eh, eh, que todo eso de los sajones sólo ocurre en el útimo númer; por medio hay otros siete numeros donde lo único que vemos es como degüella y ensarta.

Respectoal final, para que no se siga utilizando erronéamente en esta discusión, debo decir que no es lo que me molesta. Me parece relativamente aceptable…si no fiera por lo monótono del cuerpo de la narración. Y tampoco nos encandilemos, que lo del pacto contra el enemigo común tampoco es el colmo de la novedad…eso sí, al tío lo mata bien muerto, con lo que tampoco es que el desenlace se salga demasiado de lo planteado durante toda la historia. Y si bien el tema sajón puede ser interesante, desde luego no lo es cómo aparece en la historia, razón por la que le atribuí esa condición de Deus-ex-machina.

Mt

“Perdón pero no… tus manuales de retórica pueden decir lo que quieran pero un canto y una metáfora (o una alegoría, como prefieras) son cosas totalmente distintas. Y yo he dicho canto y no metáfora. Metáfora lo has dicho tú.”
No, no, eres tú quien puede decir lo que quiera, pero cuando una historia concreta es para ti la expresión de una realidad general más amplia, estamos en el ámbito de la metáfora o en la alegoría, por mucho que quieras llamarla “canto”.

Mt

Eso sí, reconozco que, comparado con El Escorpión, cualquier cosa tiene un nivel mucho más alto de rigor histórico y complejidad intelectual.

Raúl Martin

Hola, me he revisado los números tras llegar a casa y sí, efectivamente aparecen vikingos con arcos. Además del propio Sven. Lo del protagonista, se entiende al proceder de un lugar de alto contacto con el imperio musulmán. Lo de los vikingos, me parece un poco anacrónico. Aunque lo que Wood no hace es situar arqueros en el campo de batalla.
Aparte, decir que estoy con José y la trama no me parece nada monótona.

Mt

Ah, ahora es la “concreción de una teoría histórica”. Pues nada, nada.

José Torralba

Pues sí, en concreto de la concepción cíclica de la Historia y de los mecanismos de auge y caída de sus civilizaciones. Spengler puro vaya… y todo está en Northlanders: pobreza, culto al líder, pérdida de identidad cultural. Principalmente en la conversación que tienen Enna y Sven en la playa y en la que tienen Hakkar y Sven más tarde. Secundariamente, en los monólogos interiores de Sven.

Mythos

Fantástico artículo el vuestro, igual que el de House of Mystery. Ambos los he citado en mi blog en las correspondientes reseñas que he hecho de los dos títulos. El caso es, en referencia a House of Mystery, vuestro artículo es mucho más interesante que la obra en sí que fue una decepción.
En el caso de Northlanders me ha parecido una obra estupenda y me ha dejado ganas de más. Creo que Brian Wood retrata muy bien la época y la historia es muy adictiva, se toma sus licencias claro pero es lógico, estamos hablando al fín y al cabo de ficción y no de la plasmación de un manual de historia al uso.
He visto que la historia de Sven si se recuperará más avanzada la serie en un número único llamado Sven el Inmortal.  Por lo demás parece que mantiene la calidad.
Lo único que me preocupa es algo relacionado con publicación por parte de Planeta de Agostini de los siguientes tomos.  Y es que debido a la estructura propia de la serie no sé como se hará para publicar añgunos arcos argumentales que varian de un número o dos a ocho como el de El Regreso de Sven. Me daría igual que publicasen tomos más pequeños para las historias cortas mientras no opten por dejar cortadas los arcos argumentales más largos que sería la peor decisión.

José Torralba

Muchas gracias Mythos,

Respecto a eso, no te preocupes. Es de suponer que Planeta se guiará por los TPBs americanos, y estos están siguiendo una curiosa dinámica. Por ejemplo, el número 2 equivale en realidad al tercer arco argumental (largo, de seis números) mientras que el número 3 recogerá las historias cortas que se publican entre arcos largos (vaya, que los números 9 y 10 de la colección se verán en el tercer tomo americano y, por consiguiente, en el español). No es la primera vez que se varía el orden de numeración en recopilaciones y, en este caso, resulta aún menos agresivo para lo que se cuenta creo yo.

Un saludo y muchísimas gracias de nuevo por el comentario, los elogios y los enlaces.

Mythos

De nada, no tiene importancia. Gracias a vosotros también por comentar en nuestro blog. Y gracias José por tranquilizarme respecto al tema de la publicación. Es muy cierto que una de las ventajas de la serie es precisamente la carencia de una continuidad como dices.

Saludos

wpDiscuz