MundoManga: Aoi Destruction!, de Kazurou Inoue

Por
2
1055
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
AOI DESTRUCTION!, de Kazurou Inoue: Proyectos de Historias

Edición original: AOI Destruction! JAP
Fecha de edición: Abril 2008
Guión y dibujo: Kazurou Inoue
Color: B/N
Formato: Libro rústica, 192 págs.
IVREA (6)

Sinopsis: Un chaval ha heredado una tienda de libros viejos, y no le hace ninguna ilusión el trabajo,… hasta que se presenta una atractiva “cazadora de libros” que le explicará la doble razón por la cual la librería ha pasado de generación en generación dentro de su familia, y el trabajo “oculto” que deberá realizar como heredero: luchar contra monstruos que anidan dentro de ciertos libros. Por otro lado, un estudiante de secundaria que tiene éxito con las chicas esconde un terrible secreto: en su día fue un otaku de las figuritas y nadie le hacía caso, y menos las chicas guapas. Su encuentro con una chavala que se encuentra en su misma situación de exclusión hará tambalear sus prioridades.

Entre líneas: Las recopilaciones de historias cortas suelen ser la carta de presentación de nuevos mangakas dentro del superpoblado mercado japonés del cómic. Grandes nombres como Toriyama, Urasawa o Katsura empezaron publicando historias cortas o tiras cómicas de 4 viñetas, las famosas yonkoma. Es una forma de empezar a publicar sin mucho riesgo, si un tomo funciona, haces otro o ya saltas a una serie regular más larga. Para los editores, tampoco es un suicidio: si un artista X no funciona, tampoco han perdido mucho dinero (y eso ya lo pueden comprobar en las encuestas que aparecen en cada número de las revistas pidiendo la opinión de cada uno de los capítulos de las series que aparecen en ese mismo número, con lo que si apareces en los últimos puestos ya puedes despedirte de seguir en la revista o incluso de tener tomo recopilatorio). El tiempo y la pericia del autor dictarán si esas primeras historias eran la base para una serie larga de éxito (Dragon Boy para Dragon Ball, Wanted para One Piece, etc) o si con los años el propio autor se deba sentir un poco avergonzado de lo que perpetró.

Este es el caso de este manga de Kazurou Inoue, pero no exactamente. La verdad es que este manga se publicó 5 años más tarde que su mayor éxito hasta la fecha, Midori no Hibi(Midori, échame una mano, publicada también por Ivrea), con lo que podríamos considerarlo como historias cortas que el autor dibujaba para salir de la rutina de dibujar constantemente a Sawamura y la chica en la mano. Consta de cuatro historias, la primera de las cuales está dividida en tres capítulos, siendo el resto de un capítulo cada una.


La primera historia, que da título al tomo, nos explica la curiosa situación que vive Tetsuo Samejima, un chico de 17 años que perdió a su madre cuando era niño y que desde entonces vive con su padre. La cosa viene cuando descubres que el padre parece tener 13 años, bajito, con cara de niña, delgadito, débil, manejable y con poca cabeza. Esto provoca que el hijo parezca mayor que el padre, y que confundan a Aoi, su padre, con una chiquilla. Además, es fácilmente corrompible con plátanos de chocolate y tiene una actitud infantil. Como es de esperar, los malentendidos estarán a la orden del día. Para liar más el asunto, resulta que la madre poseía un dojo y era un marimacho de cuidado, con cuerpo musculado, varonil, dominante. Vamos, el mundo al revés.

Y este es el mensaje que quiere enviar el autor: concebir un pequeño relato donde lo que se ve no es realmente lo que es. Si continuamente estamos viendo a Aoi como una chica pero los hechos dicen lo contrario, se crea un efecto chocante para el lector, ya que el ojo le dice una cosa cuando la realidad es otra. Durante los tres episodios, Inoue experimenta con este “mundo al revés”, con una idea en mente en cada episodio. Aoi tiene la capacidad de caer bien a todo el mundo, y eso de alguna forma enerva a su hijo. Pese a que pase vergüenza por tener un padre así, Tetsuo acaba comprendiendo su situación y el recuerdo de su amada madre y esposa les une de nuevo. También corren por ahí una banda de motoristas chungos enemigos de Tetsuo pero que acabarán enamorados de Aoi (incluso sabiendo que es un chico) que ofrecen esos momentos de humor.


Esta imagen capta la inocencia de Aoi (izq.) junto con un@ compañer@ de trabajo (las @ no están ahí de casualidad) y el porque todo el mundo bebe los vientos por un tío afeminado


Del resto de las historias, destacar que posiblemente la mejor sea la tercera, Full Scratch Age, donde un ligón de instituto verá peligrar su situación cuando una chica bastante poco agraciada se le pegue a todas horas exclamando que es un experto creador de maquetas y figuras, hecho que el chaval dejó enterrado en su pasado al ser considerado un friki poco dado a simpatizar con las chicas guapas de la escuela. De cariz más social que la segunda historia (Crónicas de lucha nocturna en la antigua librería, que recuerda un poco a Jyoonosuke, de Mangaline), el retrato del status social dentro de la clase está bastante bien conseguido. Eiji había sido antes un friki, un rechazado social, y trabajó duro para dejar atrás aquella amarga experiencia. Ahora que es un líder nato y un ligón, aparece alguien que le recuerda su pasado. La poca pericia de Polvami (el sobrenombre que le han puesto a la pobre chica, Konami en el original, bajita, poco agraciada y con gafas) y la pasión que pone en su hobby hace tentar a Eiji de volver a las andadas, aún perdiendo la posición que había conseguido. En el fondo, lo que nos cuenta la historia es que Eiji no es realmente feliz en la forma que ha adoptado actualmente, y Polvami, con su inocente excitación al hablar sobre figuras, le devuelve a la época en la que disfrutaba pasándose horas sin salir de casa perfeccionando sus trabajos hasta ser de los más conocidos del país, al menos en el círculo fan de las figuras. El mensaje último es que debemos actuar tal como somos, sin importarnos los demás, ya que si para complacer al resto niegas tus impulsos y deseos, no llegarás a ser feliz aunque superficialmente sí lo parezcas.

Para acabar, la cuarta y última historia, El Secreto de Otone nos explica como Otone, heredera de un destartalado dojo propiedad de su difunto padre, decide conservarlo hasta las últimas consecuencias. Para ella, que ha seguido el camino de la espada, encontrarse con una espada…. ¡que habla! y que ha sido poseída por un samuráis que murió sin haber probado una mujer, es toda una experiencia y le hará cambiar ciertos puntos de vista. La espada, cada vez que ve a una mujer desnuda crece, se arquea, se excita, tiene pensamientos obscenos… Pero sus deseos son abortados por la casta Otone, que vive precisamente lo mismo que el samurai pero en chica. Los comentarios de la espada sobre la voluptuosa heredera del dojo son bastante divertidos y aunque sea la historia con más fanservice y que podría caer en un hentai fácil, todo queda en un plano muy inocente y divertido. La idea de una espada parlanchina ya apareció en el manga Kurogane de Kei Tome editado por Planeta en 1999, pero sin el componente fálico. Aunque a mí esa espada también me recuerda ese pene con mostacho de la hilarante Ogenki Clinic, pero mira, eso son fijaciones mías…


El dibujo de Inoue es limpio y claro, con finos trazos y uso de tramas asiduo pero sin cargar demasiado. La primera vez que vi el tomo me acordé de la forma de dibujar de Ken Akamatsu, autor de Love Hina. No es que sea exacto pero recuerda bastante. Además, el personaje de Otone se parece mucho al de Motoko, siempre preocupada por mejorar con la espada sin escuchar a sus sentimientos. Combina escenas serias con momentos más de humor, con superdeformeds, caras deformadas, etc No hay nada destacable en este aspecto, es un buen dibujo aunque poco personal, que transmite bien lo que quiere, sin altibajos ni mejora constante.

Valoración: AOI Destruction es una recopilación de pequeñas historias que mezclan comedia con pequeñas gotas de drama. Siempre habrá historias que te gusten más que otras pero la verdad es éste no es un manga imprescindible. Pero por otro lado cumple su función: historias variadas bien narradas para pasar un buen rato sin romperse la cabeza. Comedia con ligeros toques de drama, pequeñas historias que van desde la sensación de vivir un mundo al revés hasta la obcecación por defender un dojo y la memoria de un padre. Da la sensación de que la mayoría de historias podrían haberse considerado como una prueba de concepto, lanzar varios argumentos a ver cual hubiese sido el mejor recibido para convertirlo en una serie regular y de duración más extensa. Realmente parecen los primeros capítulos de teóricas series largas que no llegaron a concretarse. Personalmente no creo que sea un manga para recordar, pero, como ha ocurrido otras veces, también pienso que es injusto valorar una obra que posiblemente no tuviese en su objetivo a gente como un servidor, por edad y por gustos. Por eso, pasamos del planificado 5,9 al 6, porque realmente cumple con lo que quiere: hacer pasar un buen rato con buenas historias y un dibujo sin demasiada personalidad pero bonito y atractivo. Un manga más, de lo mucho que hemos visto por estos lares en la época de vacas gordas, que tuvo su momento al ir acompañada de la edición del manga más conocido del autor pero que desapareció de las librerías de la misma forma en que llegó, de forma humilde y silenciosa. Aunque también simpática.

Compartir
Artículo anteriorV de Vigilantes: El cómic en las Bibliotecas (I)
Artículo siguienteWonder Woman ante su mayor reto

Nací en Barcelona durante el régimen anterior, por pocos meses. Los primeros cómics que cayeron en mis manos fueron Mortadelos, Tintins (lloré mucho por tener Las Joyas de la Castafiore en castellano y no catalán), Asterix desde la biblioteca del pueblo, revistas de Bruguera…hasta que llegó el manga, con su “sexo y violencia” primero y su diversidad de historias después. Bye bye superhéroes. Cómic europeo, español e independiente USA, cuando se ha podido. En 2006 Toni Boix me llamó a filas en ZN,y por aquí sigo. Siempre digo que no sé escribir pero es #postureo. En realidad soy un crack ^^

Leave a Reply

2 Comentarios en "MundoManga: Aoi Destruction!, de Kazurou Inoue"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Blade Runner

Jordiiii, maldito seaaaaas….
Cada vez que analizas un manga que no conocía, me entran ganas de leerlo. Resulta que a mí me gustan todos los géneros (creo que no le hago ascos a ninguno) lo que pasa es que a veces hay tanta oferta que muchas series se me pasan por alto. De este hombre, por ejemplo, leí el primer tomo de Midori y me dejó un poco así-así, pero lo que comentas de Aoi destruction me intriga…

Jordi Querol Rielo

Hola Blade! Bueno, un poco es el objetivo de los textos, haceros descubrir (a veces a la par que yo) pequeños tomos o series que pasaron de incógnito en su momento.

AoiD no es un gran manga, pero como en muchas cosas, si lo pillas barato puede gustarte, al menos hay un par de buenas historias. No redifinió nada, ni era su intención. Simplemente, un tomo más, con sus cosas buenas y malas.

Hasta la próxima!