Marvel Saga 34. El Castigador 6. Los Esclavistas.

Garth Ennis y Leandro Fernández abordan las redes de tráfico de mujeres poniendo al Castigador directamente en el ojo del huracán

Por
3
1093
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original:Max Punisher 25-30
Edición nacional/ España:Panini Comics
Guión:Garth Ennis
Dibujo:Leandro Fernández
Entintado:Scott Koblish
Color:Matt Hollinsworth
Formato:Libro en tapa dura. 160 páginas
Precio:15,00€

 

A estas alturas de la colección, y a su ritmo de publicación por Panini Comics en la lengua de Cervantes, es para todos de sobra conocido que la línea Max de Marvel a través del guionista Garth Ennis le dio al Castigador un punto de vista dolorosamente realista y adulto. Para cuando la saga de los Esclavistas desembarcó en la editorial, Ennis ya había abordado varias formas de delincuencia algunas más realistas, como la de La Mafia y otras no tanto, como la del espionaje internacional, pero de lo que no cabía duda era de que mientras la colección estuviera en manos del polémico escritor irlandés, jamás carecería de verosimilitud.

Pues bien, con Los Esclavistas, Garth Ennis da un paso más allá en su visión de la realidad criminal que infecta al mundo, y del Castigador como purificador absoluto de esa maldad que corrompe a los hombres y a las calles. Y es que, el crimen sobre el que trata este cómic no es otro que el del tráfico ilegal de mujeres para destinarlas a la prostitución no consentida por las mismas. Hablamos de mujeres jóvenes, venidas de países extranjeros (fundamentalmente de los que configurar Europa del Este) y que llegan a países primermundistas con una promesa de futuro para huir de la guerra y la pobreza que asola sus tierras natales, encontrándose otra realidad muy diferente. Así, cuando estas mujeres llegan a su destino, ni se les proporciona un pasaporte, ni un empleo digno, si no que se las pone directamente a “trabajar” (si es que a la esclavitud se le puede llamar trabajo) para poner sus cuerpos al servicio de redes de prostitución ilegal, en las que para colmo, sus “clientes” tienen unos apetitos sexuales a los que por respeto a las formas y a la Comunidad de Zona Negativa, tildaremos de “poco usuales”.

Pues bien, en este contexto, el presente volumen comienza con un día normal en la rutina de Frank Castle, en el que mientras éste se encuentra “de caza” se topa con unos supuestos criminales de poca monta de los que huía una mujer, Viorica. Pronto se percatará a través de la historia de esta desdichada víctima que nada es lo que parece y que el sufrimiento de la joven procede de una trata ilegal de mujeres de la que acaba de escapar y de cuyos capos tiene profundo y justificado terror.
Decimos que este es un cómic duro, porque no puede calificarse de otra manera. Y no me refiero a las escenas violentas o sangrientas que el ya habitual de la colección Leandro Fernández nos regala con gran maestría, sino a aspectos mucho más profundos. Porque el Castigador no se limita a “pegar una patada en la puerta” y acabar con todo lo que ve. A través de los ojos del personaje el lector ve como los jefes de la red de tráfico de mujeres han llegado a ser lo que son, qué motivaciones han podido tener y cómo han llegado a la idea de que los seres humanos son una mercancía lucrativa.

Por otro lado, son fuertes, constantes y necesarias, las críticas a los gobiernos de los países supuestamente desarrollados que miran oportunamente para otro lado cuando uno de estos problemas se pone encima de su mesa, existiendo protocolos de actuación marcados por la ONU que si bien son necesarísimos y efectivos, nunca hacen lo suficiente por acabar con una práctica tan deleznable, pudiendo hacer poco o nada los asistentes sociales que tratan de utilizar toda la legalidad disponible para ayudar a las víctimas con las que logran contactar, siendo por desgracia muchas veces peor el remedio que la enfermedad, pues estas redes tienen ojos y oídos en todos lados.
De esta forma, es natural que alguien como Frank Castle, que desprecia hasta lo más profundo de su ser cualquier modalidad de delincuencia, no se lo piense dos veces a la hora de acabar con estos esclavistas, llegando a realizar actos que si bien a juicio de este redactor son más que justificables, sobrepasan lo que normalmente suele hacer El Castigador con sus víctimas, y eso que tanto en la línea Max como en Marvel en general, le hemos visto utilizar distintos métodos de intimidación y tortura que harían rasgarse las vestiduras a más de uno.

En su momento, este cómic resultó tan polémico que Ennis tuvo que relajarse un poco de cara al siguiente arco argumental, restando realismo a favor de violencia para desgraciadamente no causar problemas a la editorial, siendo la moral imperante en EEUU causante de más de un quebradero de cabeza aún en pleno siglo XXI para las majors cuando éstas tratan de ponerse más serias.

Los Esclavistas es una saga que va en constante in crescendo, claramente de menos a más, no dejando respirar al lector en ninguno de sus capítulos, siendo inevitable que se devoren los números que la componen de principio a fin.
Finalmente, no puedo terminar esta reseña sin antes hacer referencia a que la trata ilegal de mujeres ya no deja tantas víctimas como en el momento en el que salió este cómic, existiendo medidas que desgraciadamente no han solucionado el problema, pero que como mínimo han conseguido que sea tratado como tal y que mirar hacia otro lado cada vez sea más difícil. Sin embargo todavía estamos ante uno de los principales conatos de criminalidad a nivel internacional, por lo que esta obra es más que necesaria, mientras no podamos referirnos a la trata de mujeres como algo del pasado.

  Edición original:Max Punisher 25-30 Edición nacional/ España:Panini Comics Guión:Garth Ennis Dibujo:Leandro Fernández Entintado:Scott Koblish Color:Matt Hollinsworth Formato:Libro en tapa dura. 160 páginas Precio:15,00€   A estas alturas de la colección, y a su ritmo de publicación por Panini Comics en la lengua de Cervantes, es para todos de sobra…
Guión - 9
Dibujo - 9.5
Interés - 10

9.5

Duro y Cruel

Garth Ennis y Leandro Fernández abordan las redes de tráfico de mujeres poniendo al Castigador directamente en el ojo del huracán

Vosotros puntuáis: 9.44 ( 3 votos)

Leave a Reply

3 Comentarios en "Marvel Saga 34. El Castigador 6. Los Esclavistas."

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Alejandro Ugartondo

Para mi este es el arco mejor y más impactante arco argumental de toda la serie. El trabajo de Ennis en toda la serie es ejemplar pero aquí está un nivel por encima del resto.
Una cosa que me gusta de este arco argumental es la forma que tiene Ennis de retratar la reacción de Castle contra un crimen cometido específcamente contra las mujeres. Algo que afecta al Castigador a un nivel emocional que hace que su aplicación del castigo sea más severa que nunca y mostrando una faceta del personaje que no había sido muy tratada hasta el momento. Este es un tema que Ennis volverá a abordar en otro arco argumental, Las Viudas, en la que un grupo de mujeres intentará acabar con el Castigador.

Save

La mejor versión de Ennis.

tiamath

Simplemente sensacional, de lo mejor de una Punisher max que en si misma ya es material del culto.
Hoy mismo la voy a releer y seguramente la difrutare tanto como lo hice el primer dia.

wpDiscuz