Marvel Now! Deluxe. Thor de Jason Aaron: 1 El carnicero de dioses

Por
6
4220
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: Marvel Comics.
Edición nacional/ España: Panini Comics.
Guión: Jason Aaron.
Dibujo: Esad Ribic, Jackson Guice, Nic Klein.
Entintado: Tom Palmer.
Color: Dean White, Ive Svorcina.
Formato: Tomo en tapa dura, 304 pags.
Precio: 28,95€.

 

Dentro de su relanzada línea Deluxe, Panini Comics ha empezado a reeditar recientemente la etapa de Jason Aaron al frente de Thor, la cual dió comienzó allá por 2012 y aún continúa publicandose en Estados Unidos, donde sucesivos relanzamientos no han alejado al guionista de Alabama de uno de los personajes franquicia de la Casa de las Ideas. La etapa de casi seis años de Aaron en el título desde el relanzamiento Marvel Now! ha recibido críticas positivas unánimes por parte del público y ahora, por fin, podemos ver reeditado este contenido en nuestro país con un primer tomo recopilatorio que incluye los doce primeros números del volumen Thor: Dios del Trueno, el cual firmara con su amigo Esad Ribic al dibujo. Este primer tomo contiene la primera mitad de la etapa protagonizada por el hijo de Odin, antes de dar paso a un Dios del Trueno con muchas más curvas del habitual. Como un buen planificador, en estos primeros doce núemeros se sembraban tramas y temas recurrentes que todavía resuenan en la serie a día de hoy.

En 2012, Marvel anunciaba el relanzamiento editorial Marvel Now!, el cual apostaba por un cambio de sillas radical entre autores y series de la editorial en el cual tan solo Dan Slott pudo conservar su puesto, en un relanzamiento ya histórico en las páginas de Superior Spider-Man. Un ya asentado Axel Alonso en el puesto de Editor Jefe (tras los dos primeros años bajo el paraguas de Disney) apostaba por introducir frescura en todas sus franquicias, y para la cabecera de Thor eligieron a dos figuras ya consolidadas en la Casa de las Ideas: los mencionados Jason Aaron y Esad Ribic. Aaron era uno de los arquitectos del momento, habiendo firmado etapas redondas como Wolverine: Weapon X y Ghost Rider, y llevaba pocos meses haciendo disfrutar como hacía tiempo a los aficionados mutantes en Wolverine & The X-Men, antes de verse eclipsado editorialmente por los mutantes de Bendis y a abandonar la Escuela Jean Grey en un coitus interruptus que muchos aún recordamos con pena. En su currículum también figuraba algún pequeño fracaso puntual (su Increible Hulk con Marc Silvestri es el mejor ejemplo de ello), pero su habilidad para adaptarse a cualquier serie, por muy diferente que fuera de su registro habitual, era garantía de calidad. Y no hacía mucho que había concluido Scalped. Aaron eligió en persona al dibujante croata como compañero de viaje, aunque entre ambos tan solo habían colaborado en un especial (Dark Reign: The List: Wolverine). Aaron pone a su servicio una historia con una ambientación nórdica, con Thor como un auténtico dios vikingo y donde los rincones mitológicos Marvel brillaron más que nunca. Desde el principio se notaba que Aaron y Ribic disfrutaban trabajando juntos.

Así pues, en Noviembre de 2012 debutaba el primer número de Thor: God of Thunder, reclutando a 110,000 seguidores y entrando en el top 10 de cómics más vendidos del mes. El primer arco argumental fue una macro-saga de once números dividida en dos tramos, bautizados como Carnicero de Dioses y Bomba Divina, en los que Thor se enfrenta a un enemigo creado para la ocasión: Gorr. Gorr es un alienígena que siente un odio profundo hacia los Dioses. “Los Dioses nunca han acudido a la ayuda de los creyentes del planeta de Gorr, tan árido e inhóspito como poco atractivo para los Dioses”, describía Aaron. “Les considera caprichosos, arrogantes, inútiles, crueles. El mejor uso que le puede dar a sus poderes es dar caza a todos los dioses que encuentra en su camino y crear el arma definitiva para matarlos a todos”. Las referencias ahí están para quien las quiera pillar. Y mientras tanto, el enfrentamiento contra el Dios del Trueno está servido. Aunque para ser fieles a la verdad, deberíamos emplear el plural, y hacer referencia a los Dioses del Trueno, ya que Aaron estructura el relato torno a tres líneas temporales: pasado, presente y futuro, con las respectivas versiones de Thor.

En el pasado, a modo de flashbacks, Aaron presenta a un joven e inmaduro Thor, así como su primer cara a cara con el asesino de dioses. Indigno todavía de portar Mjolnir, el hijo de Odin empleaba un hacha XXL de nombre Jarnbjorn y disfrutaba a partes iguales de la cerveza, las mujeres y las batallas. En esta línea temporal se produce el primer enfrentamiento con el Carnicero con Dioses, quien persigue a Thor y sus compañeros vikingos con la intención de llegar a Asgard y arrasar la ciudad de los dioses asgardianos. Gorr no soporta ni entiende los rezos y seguimientos que dispensan a Thor los hombres de la época: “No estoy aquí para heriros, hombres de la Tierra. Vengo a liberar a vuestra raza del yugo divino de la servidumbre”, exclamaba el villano. Este primer enfrentamiento, salvado con tablas, tiene su continuación en el presente, donde un mucho más maduro Thor acude al auxilio de un mundo sin Dioses ante la oración de una niña, a quien consuela en su llegada: “¿Qué tipo de Dios sería si no respondiera a las oraciones?”. Este Thor se embarcará en una búsqueda detectivesca de dioses perdidos y olvidados, siguiendo el rastro sangriento del Carnicero de Dioses. Quien no tiene problemas en encontrar a Gorr es el irritado Thor del futuro, más parecido que nunca a su padre Odin, que se enfrenta a una horda de los acólitos de Gorr, quienes quieren acabar con el último Dios vivo de toda la creación: “Soy tan malditamente viejo que no queda nadie excepto yo. Rey de Asgard, una Asgard rota. El último de todos los Dioses. Y hoy volveré a intentar ver el Valhalla”, confiesa este canoso Thor a grito pelao.

El objetivo real de esta saga, independiente del resto del Universo Marvel, es hacer que Thor se cuestione su razón de ser, funcionando muy bien a pesar de que el ateismo o la existencia de un dios egoiste es una constante dentro del currículum de Aaron. “Gorr es un ser consumido por la rabia y la ira, alguien que no se merece compasión por sus asesinatos en masa… pero quizás no le falte razón cuando critica a los dioses”, justificaba Aaron al final de su primer año en la serie. Estos once números, concluyen con un team-up de las tres versiones de Thor (y dos Mjolnirs) para enfrentarse al Carnicero, en unos números espectacularmente dibujados por un Ribic que no ocultaba su rechazo a las historias más puramente superheroicas (“cuanto menos spandex, mejor”). Gorr tiene éxito en su misión, y inocula la duda al Thor del presente: “El viejo es alimentado por tu pesar y cree que si me mata podrá borrar su historial de fracasos. El joven vikingo usa su arrogancia para enmascarar su vergüenza. Pero tú, sabes que tengo razón. Por eso intentas parecer tan noble. Sabes que los dioses nunca han creado o precoupado por nada. Salvo de sí mismos”, expeta Gorr a nuestro Thor en la batalla final. Este combate dejará tocado al portador del martillo de Uru.

Tras once números de enfrentamientos contra Gorr, excelentes diálogos y dudas existencialistas (incluyendo tiburones fantasmas voladores), Ribic necesita un respiro. La duodécima entrega corre a cargo de de Nick Klein, antesala de la siguiente saga, donde Thor regresa a Midgrad para intentar ayudar a la gente, intentando demostrar a Gorr que está equivocado. Curiosamente, una de sus primeras misiones en este propósito de renovación consiste en acompañar a una agente de S.H.I.E.L.D. a su fiesta de graduación. Esta agente se llama Roz Solomon, y formará parte a partir de este momento del elenco de secundarios de la serie. Forma parte de una nueva división medioambiental de la agencia de espionaje, uno de los temas a los que Aaron dedicará varias reflexiones en la segunda parte de este volumen. Aunque ella busca la ayuda de Thor, el vengador parece estar más interesado en conseguir una cita romántica con ella… Y hablando de parejas romanticas de Thor. En este duodécimo número reaparece por la serie Jane Foster, antigua pareja romántica del protagonista. Aaron sorprende a propios y extraños haciendo que desde su última aparición a Jane Foster le han diagnosticado cáncer de mama. Está debilitada a causa de la enfermedad y la quimioterapia, pero se enfrenta a ambas con decisión y ni aunque este Thor 2.0 le ofrece buscar algún remedio fuera de la Tierra, Jane acepta. Ella mejor que nadie sabe que esos remedios suelen acarrear algún coste oculto y prefiere intentar vencer al cáncer con el poder de la medicina a la que ha dedicado su vida, y con su coraje. Thor accede, mientras que los lectores van haciéndose la idea de despedirse de uno de los personajes más antiguos de Marvel. Pocos podían intuir en este 2013 la importancia que iba a tener este personaje en el futuro inmediato de la serie.

En definitiva, estamos ante un arranque cocinado a fuego lento, con un gran arco argumental que juega con muchos conceptos (y algún que otro guiño al lector más veterano) pero que corre el riesgo de aburrir al lector en algún momento excesivamente reiterativo. El dibujo de Ribic (¿hemos usado ya la palabra espectacular?) es brillante de principio a final y pese al ritmo diesel de la trama se presentan muchos conceptos importantes en el futuro cercano. Una lectura excelente con drama, acción, humor y épica perfectamente dosificados que dejó en el olvido a etapas anteriores de forma muy justificada. Y no era más que el principio… Recomendado para lectores que no hayan leido nunca nada del personaje y para los más fieles de Thor que quieran buscar un acercamiento original para un personaje con más de cincuenta años a sus espaldas. ¡Y que dure!

  Edición original: Marvel Comics. Edición nacional/ España: Panini Comics. Guión: Jason Aaron. Dibujo: Esad Ribic, Jackson Guice, Nic Klein. Entintado: Tom Palmer. Color: Dean White, Ive Svorcina. Formato: Tomo en tapa dura, 304 pags. Precio: 28,95€.   Dentro de su relanzada línea Deluxe, Panini Comics ha empezado a reeditar…
Guión - 8.5
Dibujo - 9
Interés - 9

8.8

Épica reflexiva y dibujo espectacular. Recomendado para lectores que no hayan leido nunca nada del personaje y para los más fieles de Thor que quieran buscar un acercamiento original para un personaje con más de cincuenta años a sus espaldas.

Vosotros puntuáis: 8.44 ( 18 votos)

6
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
5 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
digodiegogolazoDiomedesultron_ilimitadoAlejandro Ugartondo Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
elBlueNules
Lector
elBlueNules

Esta saga la leí en su momento de golpe, sorprendido porque la propia Marvel, en su 75° aniversario, la incluyera entre los mejores 75 cómics de su historia (de Marvel Now también se incluía el Ojo de Halcón de Fraction y Aja).

Probablemente, la mejor saga autocontenida de Thor en toda su historia. No se me ocurre ninguna otra mejor, ni de Kirby, ni de Thomas, ni de Simonson, ni de Defalco, ni de Jurgens, ni de JMS… Aaron ejecuta a la perfección un guión del que todavía sigue bebiendo su etapa, y Ribic está espectacular.

Genial el contraste entre los 3 Thors, y todo el worldbuilding creado por Aaron, con Ciudad Omnipotencia, el Nexo de todos los Dioses, como creación más interesante y de mayor potencial.

También mención especial a Gorr, que más allá de quedarse en una especie de mezcla entre Desak y Mangog, con aspectos quizá escritos a propósito para hacerlo aún más contrario, si cabe, a Perrikus, se convierte en uno los villanos de corto recorrido más interesantes que se han creado.

Una historia que destila épica, mitología y valentía en cada página, pero también humor. Si el Diós de las Bombas, aún con su trasfondo trágico, no parece un personaje que perfectamente podría haber incluído Waititi en Ragnarok, apaga y vámonos.

La etapa de Aaron está siendo apasionante, pero aún no ha conseguido superar estos números. Esperemos que en el futuro lo consiga, y ojalá cuando se vaya Del Mundo se dé el regreso de Ribic o alguien con un estilo de nivel semejante, como Tomás Giorello.

Alejandro Ugartondo
Autor

La he leído hace nada, con un poco de temor por todos los haters que tiene y porque Aaron no es santo de mi devoción y he de reconocer que me ha gustado y mucho.

La historia destila épica por todos lados y los personajes están muy bien tratados y definidos.

El dibujo de Ridbic es impresionante. Impecable en todos los sentidos.

La única pega que le pondría es el hecho de no utilizar a ninguno de los secundarios del personaje, aunque tampoco es algo que afecte negativamente a la historia que nos cuenta Aaron

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Hasta aquí la etapa de Aaron se podía decir que estaba bien. Tampoco tanto como para los elogios que se llevaba (al fin y al cabo Gorr es exactamente el mismo villano que creó Jurgens en su etapa, Desak), pero aún así estaba bien, el dibujo de Esad Ribic mola y es bastante épica. Mejor desde luego que lo que nos venía ofreciendo Fraction hasta ese momento. Eso hace más duro si cabe lo que vendría después.

Diomedes
Lector
Diomedes

Esta saga de Thor estuvo muy bien. Minaba un poco al personaje , se revolvía sobre el trilladisimo “uuh que malos son los dioses que no sufren tanto y no se lo dan todo hecho a sus fieles bouh bouh) y daba patadas a la continuidad (Thor adolescente en el 700 cuando ya le vimos adulto miles de años antes?) pero estuvo bien, epica , salvaje, y muy bien dibujada.

Luego empezó la cuesta abajo, aunque Los Últimos Días de Midgard se mantenía interesante. Y luego ya el barranco , que digo el barranco, la fosa abisal de las Marianas xD

golazo
Lector
golazo

mi historia favorita de thor, creo que se podria hacer una gran pelicula basada en ella, ya me imagino a chris haciendo tres papeles. lastima que Aaron se autoplagiara y volviera a contar la misma historia en los primeros numeros de su dr strange

digodiego
Lector
digodiego

Total