Marvel Limited Edition. Ka-Zar Magazine

Por
16
2011
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original:.Savage Tales#1,#5-11
Edición nacional/ España:.Panini y SD Distribuciones
Guión:.Stan Lee, Gerry Conway y otros
Dibujo:.John Buscema, Steve Gan y otros
Entintado:.V.V.A.A.
Formato:. Tomo en tapa dura
Precio:.

32 euros

 

Bienhallados todos aquellos que todavía no han encontrado destino de vacaciones pues Panini y SD Distribuciones nos ponen en bandeja toda una selva para nuestro disfrute; eso sí, no hay que ser escrupuloso con los mosquitos, aguantar el calor asfixiante y ser capaz de no morir ante una avalancha de dinosaurios. La Tierra Salvaje es una rareza situada en el corazón de la Antártida, escondida a ojos inquietos, y cuyo mayor defensor es el llamado Ka-Zar, autoproclamado Señor de la Jungla Escondida, junto a su fiel Zabú, un tigre dientes de sable. Y es que en este paraje ignoto parece que se ha detenido el tiempo, por lo que conviven animales antediluvianos con distintos clanes humanos, forjados por un entorno tan particular. La historia del personaje se remonta a 1965, cuando Stan Lee y Jack Kirby imaginaron un encuentro entre Ka-Zar y la primigenia Patrulla X (X-Men#10). Los dos creadores originales conocían las andanzas pulp de un caracter de idéntico nombre, un remedo del más que famoso Tarzán de Burrougs, por lo que lo moldearon a la manera Marvel. En un ambiente donde cada vez salían más conceptos a desarrollar, esta suerte de buen salvaje tenía posibilidades de expandirse en la compañía. Tras unos cuantos encuentros con gente de la casa (Spiderman, Daredevil), se le ofrece una oportunidad en una cabecera antológica, Marvel Super-Heroes#19. Este solía ser el previo paso para la obtención de tus aventuras individuales, cosa que ocurre en 1970, en la revista Astonishing Tales, donde compartía protagonismo a partes iguales con el Doctor Muerte. Por cierto, un gran trozo de ese periplo ya ha sido publicado en Marvel Limited Edition y dimos buena cuenta de ello en anteriores reseñas. A la vez que circulaba su cabecera en comic-book, Ka-Zar fue elegido para un proyecto muy especial; formaría parte del elenco de una nueva revista enfocada para adultos llamada Savage Tales. En blanco y negro, además sin restricciones de ningún tipo, al no pasar por el Comic Code, el Señor de la Tierra Salvaje podría demostrar todo su potencial. Y es este serial el que ha acabado recopilado en el MLE que nos proponemos reseñar, que ha sido titulado Ka-Zar Magazine, con todas sus apariciones en Savage Tales.

Como acabamos de decir, Ka-Zar es elegido para formar parte de Savage Tales#1 (fecha de portada, mayo de 1971), la primera revista con vocación de ir destinada exclusivamente a público adulto en la Casa de la Ideas. No sería el principal reclamo, puesto que recaería en la flamante adquisición de Conan el Bárbaro, la genial creación de Robert E. Howard, que ya estaba circulando en formato cómic pero cuyo trasfondo llamaba a una mayor osadía por parte de los autores. Roy Thomas se puso tras la edición y guion del mismo, aplaudido por el editor jefe, el mismísimo Stan Lee. Así pues, aparte de Conan, tenemos el debut del Hombre-Cosa y la prometida historia con Ka-Zar. Escrita por el propio Lee y perfilada en labores gráficas por el gran John Buscema (lápiz, tintas y grises), es una trama que supera en atrevimiento a todo su periplo en comic-book. No ya solo por la sensualidad, la impúdica desnudez o la más que evidente violencia; más bien, nos referimos a la complejidad de los personajes o a su áspera resolución. Una trama de gran calidad en consonancia con el resto de la revista. Tan solo era necesario esperar la reacción del público y expandir ese micro-universo. El palo fue gordo cuando el presidente de la compañía, Martin Goodman, canceló de forma instantánea Savage Tales. No por sus malas ventas, que era imposible calibrar a esas alturas, sino por la cerrazón del mandamás que no quería magazines con estos personajes. No fue hasta la salida de Goodman e hijo, con Stan de presidente y figura emérita, cuando se apostó de forma clara por el formato revista para mayores de dieciocho años. Savage Tales regresó a los puntos de ventas pero ya sin rastro de Ka-Zar. Parece que el tren pasa una vez y el del personaje debería espera a mejor ocasión.

Portada obra de Michael Kaluta

Savage Tales se convirtió en la revista de Conan para lectores adultos, con gran éxito por otro lado. En Savage Tales#5 (fecha de portada, julio de 1974), tenemos la vuelta, como complemento a la historia principal, del Señor de la Tierra Salvaje. Repite equipo creativo, Lee y Buscema, por lo que tenemos una lógica continuación del episodio previo: femme fatales, conjuros mágicos, intensas luchas y un giro final llamativo para el lector. Muchos seguidores del personaje advirtieron que esas páginas les resultaban, digamos, familiares. Y es que esta trama estaba pensada para ser publicada en aquel hipotético Savage Tales#2, que tardó más de lo esperado en salir a la luz. Se cogió el grueso primordial, se dulcificaron las viñetas que estaban fuera de lugar (aquí sí que había que pasar por el Comics Code), se le añadió el color y se puso a la venta en Astonishing Tales#9 (diciembre de 1971, fecha de portada). En el formato revista la tenemos tal y como los autores originales la concibieron, sin trampa ni cartón.

Savage Tales#6 (septiembre de 1974, fecha de portada; era una revista bimestral) supone un cambio bastante importante con respecto a su publicación. La buena acogida de Conan exigía una revista centrada en el cimerio por lo que su aparición en el #5 fue la última en Savage Tales. Para agosto de 1974 ya se pone a la venta Savage Sword of Conan, lo que dejaba un hueco importante en su anterior casa. Todo parece indicar que la inclusión de la historia de Lee y Buscema en el número cinco era un testeo para ver qué tal resultaba como sustituto. Lo cierto es que, pese a que Ka-Zar es un claro remedo de Tarzán, las dos historias publicadas en magazine capturaban de forma muy acertada el espíritu de la andadura de Conan. Extraños seres, misterios en una tierra desconocida, violentos enfrentamientos cuerpo a cuerpo, un protagonista de personalidad plana con unos objetivos y fines muy determinados… Pudiera ser que el Señor de la Tierra Salvaje fuera capaz de protagonizar Savage Tales en el rol principal y así consta desde el #6, con su rutilante nombre cubriendo la cabecera de la revista.

Ka-Zar y Zabú, inseparables compañeros

El encargado de regir sus destinos es Gerry Conway, guionista que no le resultaba desconocido el personaje pues lo había escrito de forma previa en Astonishing Tales. A los lápices continúa John Buscema pero esta vez se le busca otra artista para el entintado y los acabados. Esos menesteres recaen en el filipino Tony DeZuñiga, recién fichado por Marvel. Este es su primer encargo en la Casa de las Ideas; el inicio de una prometedora carrera en la compañía. El también filipino Steve Gan sustituirá al tándem cuando estos sean llamados para otros encargos, aportando su indudable calidad en un par de episodios (Savage Tales#9 y #11). Será Russ Heath, toda una leyenda del medio, el que sea responsable gráfico de los últimos ejemplares: el #10, en cuanto a la historia primordial que protagoniza Ka-Zar; y el #11, un pequeño complemento acerca de lo que mucho que puede afectar la Tierra Salvaje a un recién llegado. Savage Tales#11 es el episodio que cierra el tomo; para este último número Conway no ejerce de guionista y cede los galones a la dupla formada por Doug Moench y Archie Goodwin, encargados de rematar la faena. Por lo visto, Marvel buscaba volver el concepto primigenio de revista en blanco y negro con temática variada. Esto trajo como consecuencia que se cancelara Savage Tales y que su lugar fuese recogido por Marvel Preview, más en consonancia con lo que buscaban las altos mandatarios. A Ka-Zar le quedaba su propia colección regular en comic-book…. que llegado el momento también fue cancelada de forma brusca por la llegada del Tarzán de Thomas y Buscema, pero eso, como se suele decir, ya es otra historia.

Shanna se une a Savage Tales

El Señor de la Tierra Salvaje no viene solo en esta recopilación. Aunque la totalidad de las tramas se alejan de cualquier conexión con el entorno Marvel, sí recuperamos a un par de personajes que debemos comentar. En Savage Tales#8, Bobbi Morse, agente de SHIELD, recurre a Ka-Zar para intentar aclarar un delicado tema que acontece en la jungla escondida. Por si no lo saben, la que luego será conocida como Pájaro Burlón, nació en las páginas de Astonishing Tales y bajo el paraguas de Ka-Zar. No extraña tanto su inclusión por su evidente relación. Bobbi no ha hecho el viaje en solitario; le acompañan otros agentes gubernamentales y Shanna O’Hara. Esta última surgió en 1972, en una época que se buscaban personajes femeninos para refrescar el ambiente de los empijamados. Tal y como ocurre con Ka-Zar, resulta ser una aventurera occidental que se retira hacia zonas salvajes, embutida en un bikini de leopardo. Parece ser que las complicadas selvas son más apacibles que la vida moderna. Con tan evidentes conexiones, era cuestión de tiempo que se relacionara con nuestro protagonista, tanto que al final pasaron por el altar…. pero no adelantemos acontecimientos, pues tal detalle escapa a esta recopilación. De hecho, al término de la aventura, Shanna y Bobbi abandonan el lugar, sin mirar atrás. Pero lo que sí tenemos en el tomo son dos pequeños complementos con Shanna la Diablesa como reclamo. A cargo de Carla Conway, la que era esposa de Gerry en aquellos días (la primera a medias con su marido, la segunda en solitario), nos presenta la lucha entra Shanna y el sacerdote Raga-Shah. En el aspecto artístico, la primera tiene los créditos de The Tribe, un grupo de entintadores (entre ellos, DeZuñiga) que acudían en grupo cuando la situación era desesperada. La segunda cuenta con el agradable buen hacer de Ross Andru, entintado por Vince Coletta. Son dos episodios accesorios, que no aportan mucho más, pero que funcionan lo suficientemente bien como para detenerse a conocer algo más la figura de la Diablesa.

Metiéndonos ya en valoraciones, es necesario destacar el acertado tono general por el que discurre esta recopilación. Las historias de Lee, maduras y bien construidas, son continuadas por un Conway que sabe manejar muy bien los destinos de Ka-zar. Es un caracter que tiene su complicación, debido a su más que evidente simpleza, que se hace cargante muchas veces con su escaso vocabulario. Pero aquí los guionistas saben armar tramas donde eso juega a su favor, invocando su fiereza como protector de la jungla escondida. Esa mayor agresividad se percibe también en las acciones de Zabú, el sidekick animal en forma de dientes de sable. Sin temor a la contención que hacía gala en comic-book, lo tenemos desatado y ejerciendo un mayor impacto en las tramas. Apenas hay referencias a su pasado como Lord inglés, que no pegaría nada de nada en un magazine de este tipo. Y si ya Lee y Conway se mueven en el terreno del notable, la llegada de Doug Moench y Archie Goodwin hace subir muchos enteros a la serie. Para el que escribe estas líneas, el #11 es el episodio mejor escrito del tomo, tanto en su bloque principal (Moench) como en su complemento (Goodwin). Dos historias profundas, que tienen de todo y que hace que dos escritores tan capaces como ellos merezcan ser nombrados en la reseña, a pesar de contar con un único número con su firma.

Lápices de John Buscema, en espléndido blanco y negro

La parte que concierne al arte no le va a la zaga. Solo nombrar a John Buscema debe ser signo inequívoco de calidad. Cierto es que la personalidad del artista a veces queda empañada por las tintas de DeZuñiga. Pero el negocio era así; la rapidez de John era bastante conocida pero tampoco es que pudiera realizar lápiz y tinta (como en Savage Tales#1 y #5) de toda la producción que sacaba adelante en la época. Pero, y a modo de conclusión, el tándem Buscema-DeZuñiga ofrece el suficiente empaque a las historias de Ka-Zar como para abandonarnos en selvas perdidas, llenas de sugerentes maravillas y oscuros secretos. Los teloneros de Big John tampoco es que fueran poca cosa. Ya hemos nombrado algunos; autores como Steve Gan, Russ Heath o Ross Andru son suficiente aval como para valorar el tomo de forma muy positiva.

Hay un aspecto que nunca debemos dejar de lado cuando hablamos del fenómeno magazine y ese se refiere a las imponentes portadas que todo buen aficionado al cómic sabe disfrutar. Renombrados dibujantes fotorealistas nos impresionan con sus composiciones. Además, al ser revistas, lo que llevaba aparejado artículos relacionados y otro tipo de información, se añadían ilustraciones para regocijo del lector Marvel. Aquí tenemos a Gil Kane, Mike Zeck, Alfredo Alcalá o Sandy Plunkett aportando su pequeño granito de arena al mundo de Ka-Zar. Tal y como Panini nos tiene acostumbrados, la obra incluye las citadas portadas, con autoría de Neal Adams, Michael Whelan, Ken Barr, Boris Vallejo, Michael Kaluta o Steve Fabian, todas ellas de primer nivel. Incluso, tienen la deferencia de incluir la que corresponde al Annual#1, un especial con material ya publicado, que obviamente no se iba a repetir. Por lo tanto, todas…..excepto dos; sí, no sabemos porqué razón pero se han dejado fuera de la recopilación la de Savage Tales#1 (curiosamente, sí reproducida en el anterior MLE del personaje) y la del #5, que únicamente nos queda constancia de la parte dedicada al Señor de la Tierra Salvaje. Todo apunta a que se debe a la preeminencia de Conan en las mismas. Nosotros, con la seguridad de ser un servicio a los lectores, dejamos las portadas íntegras a continuación, para algarabía general.

Por tanto, buenas historias, en general autoconclusivas, con un nivel de madurez acorde a una revista para adultos y arte de impecable factura. Todo esto lo hace una compra muy recomendable si uno está dispuesto a transigir con el precio. De nuevo, la línea MLE, con sus precios prohibitivos, puede alejar a posibles compradores, pues el contenido merece la pena. Las calidades respecto a la edición ya se dan por supuestas y en este caso, a diferencia del tomo dedicado al Castigador, la reproducción se encuentra dentro de lo aceptable. Solo un bocadillo, en una historia de Shanna, aparece en blanco pero los editores se apresuran a señalar que el fallo es importado de la versión americana. Nos quedamos con la duda de que estaba pensado la Diablesa en tan crucial momento. Otro punto a favor es que está publicado a tamaño original, es decir, en formato magazine. Después de pasar por la reducción en otros volúmenes (Rampaging Hulk, Vampire Tales) se agradece que se haya respetado la primigenia forma de publicación. No creo que sea mucho pedir que para el futuro sea el camino a seguir.

Ka-Zar, la versión marvelita de Tarzán, siempre ha sido un personaje minoritario. Considerado de forma abrumadora como un caracter con poca chispa y recorrido corto, aun así ha conseguido etapas de culto (Bruce Jones y Brent Anderson; Mark Waid y Andy Kubert). Buena parte de las bases que las hicieron grandes las localizamos aquí, en sus aventuras en Savage Tales. El primer salto de calidad, tramas recubiertas de inusitada sensualidad y desgarrada fiereza, con un personaje que consigue su sentido último cuando más implicado está en la Tierra Salvaje. Un paraje único que acaba por transformar a cualquiera….. un mundo escondido que el tiempo olvidó, allí donde habita Zabú, el dientes de sable, y aquí donde gobierna Ka-Zar, su amo y señor.

  Edición original:.Savage Tales#1,#5-11 Edición nacional/ España:.Panini y SD Distribuciones Guión:.Stan Lee, Gerry Conway y otros Dibujo:.John Buscema, Steve Gan y otros Entintado:.V.V.A.A. Formato:. Tomo en tapa dura Precio:. 32 euros   Bienhallados todos aquellos que todavía no han encontrado destino de vacaciones pues Panini y SD Distribuciones nos ponen…

Ka-Zar Magazine

Guion - 7.5
Dibujo - 8.5
Interés - 7.5

7.8

Valoración Global

Un tomo que recoge la mejor versión de la Marvel de los setenta, su producción en magazines. Buenas historias y arte más que notable.

Vosotros puntuáis: 7.1 ( 2 votos)

Leave a Reply

16 Comentarios en "Marvel Limited Edition. Ka-Zar Magazine"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Laurel Kent
Dynamo

Excelente reseña, Señor Porras. Ka Zar es un personaje que siempre me gustaba ver cuando aparecía en cualquier serie del universo Marvel. Bueno, en realidad el que me gustaba era más bien Zabú. Pero no he leído nada de su colección propia. En realidad, tampoco sabía que la tuviera. Supongo que su publicación por estos lares era nula y llega ahora descubierta, como tras haber estado todo este tiempo oculta a los ojos, como si de la tierra salvaje se tratara. Pero la cosa pinta bien, con ese John Buscema excelso, que pide a gritos blanco y negro.

Mimico

Se me acaban los cumplidos, sr. Porras. Gran artículo, me congratula que recuerde que su recuperación en la Silver Age tuviera lugar en ese episodio de The X-Men. Y coincido con el sr. Dynamo, Buscema es espectacular en b/n.

No sabía que la futura Pájaro Burlón había debutado en esta cabecera. Como de costumbre, siempre se aprende algo nuevo leyéndole. ¡Un saludo!

frankbanner49

Buena reseña, caballero.
En tu linea habitual.
Yo también me he hecho con esta edición que me parece que ha quedado muy bien (especialmente el formato elegido) y con una buena elección del material elegido.
No queda demasiado fuera del citado magazine. Los materiales de Conan y lo del hombre-cosa no tenian sentido aquí, y cosas como Brak the barbarian, the crusader, black brother o Dark tomorrow tampoco tienen demasiada calidad, más allá de lo curioso que pudiese haber sido su inclusión.
Con mí despiste habitual, ni recordaba que existía otro MLE con material de las grapas.
No lo veo, en principio, pero Gil Kane y barry smith…en fín, yo que sé… 🙁

wpDiscuz