Marvel Legacy: Todo cambia. Nada cambia (Opinión)

Por
51
5858
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Amadeus Cho, Bruce Banner, Jennifer Walters, Tony Stark, Riri Williams, Victor Von Doom, Clint Barton, Kate Bishop, Odinson, Jane Foster, Steve Rogers, Sam Wilson, Danielle Cage, Laura Kinney, Logan, Carol Danvers, Kamala Khan, Deadpool, GweenPool. Diferentes nombres, diferentes personajes, un mismo héroe ligeramente modificado. Este es un artículo de opinión, y por ello considero importante dar información acerca del que opina. Soy lo que se considera un lector novato, empecé hace unos 2 años con la nueva Ms. Marvel, desde entonces no he parado de leer. Todos los eventos publicados en España hasta la fecha desde Vengadores Desunidos, el nuevo Nova, todo lo que he podido leer de mis personajes favoritos Masacre y el Castigador, Chica Ardilla, Gata Infernal, el Universo Ultimate…he “nacido” en el mundo comiquero con las nuevas generaciones.

La larga e incompleta lista del principio no hace más que evidenciar la abrumadora capacidad creativa de la Casa de las Ideas (nunca mejor dicho). Estamos hablando de más de 7000 personajes creados desde 1939. Es más grande el Universo Marvel que muchas comunidades y pueblos en la realidad. El hecho de que un porcentaje muy alto de esos 7000 personajes siga en la actualidad en plantilla disponible para ser utilizados en continuidad, pone en manifiesto el apego que le tiene Marvel a sus personajes. Intentemos hacer una lista de 10 personajes Marvel que existieron, murieron o desaparecieron y nunca más han vuelto. Desde luego para la mayoría de lectores esto será una tarea mucho más difícil que dar una lista de 10 personajes que han muerto y renacido.

Marvel Legacy #1 portada completa

¿Muere el Capitán América? Temporalmente. ¿Muere Logan? Temporalmente. ¿Muere Jean Grey? Temporalmente. ¿Steve Rogers decide no ser más el Capitán? Temporalmente. ¿Odinson deja de ser Thor? Temporalmente. Lo único permanente en Marvel parece ser que la musa de nuestro querido Mercenario Bocazas no está muy por la labor.

Todos somos conscientes de la problemática con los personajes de cómics de las grandes editoriales en comparación con otros sectores, un trajín de autores, editores y directores que muchas veces provoca vaivenes en la trayectoria del Universo Marvel. El problema llega cuando los lectores son conscientes de que leer una muerte trágica de algún personaje histórico en un cómic Marvel no impacta como sucedería en otros campos. Todos sabemos con una certeza casi absoluta que tarde o temprano volverá. Aquello de lo que tanto ha fardado siempre Marvel, aquello que lo ha hecho grande, su gran universo compartido, su continuidad, ahora da la sensación de que solo importa a nivel evento o arco argumental concreto. ¿Qué Tony Stark cae en coma? Vale, ¿Cuánto apostaríais a que vuelve a vestir la armadura? Eh, dejad las escrituras de la casa donde estaban. Y aquí es donde chocan la abrumadora capacidad creativa de Marvel con el apego excesivo a sus personajes clásicos.

Sabemos que el boom de nuevos lectores debido al éxito del Universo Cinematográfico Marvel es remarcable. Las nuevas generaciones de personajes clásicos, queridas por unos y odiadas por otros, ofrecen a estos nuevos lectores la oportunidad de conocer versiones de héroes clásicos desde su inicio sin tener que remontarse a cómics de los sesenta. Por su parte, aquellos que reniegan de los recién llegados, tienen años y años de material clásico por leer, y muchas veces, el personaje clásico sigue sus andanzas en paralelo con la nueva versión. El problema surge cuando creas nuevos personajes, versiones de heróes ya en activo, y te niegas a abandonar o dejar morir a apenas ningún personaje, que tenemos overebooking de personajes.

Marvel Legacy

El lector veterano que se ha criado con Steve Rogers te va a exigir que mantengas ese personaje en activo, pero el lector novel está contento viendo a una mujer en la piel del Capitán América, más adaptada a la sociedad actual y de la cual ha podido conocer toda su historia sin invertir muchos meses y muchos euros en ello. Las redes arden, casa paso y cada película de Marvel ahora parecen no tener punto medio, o lo odias, o te encanta. Y ningún extremo suele ser bueno. ¿Por qué no utiliza Marvel su más que demostrada capacidad creativa en otra dirección? Marvel tiene la capacidad de hacer que cada muerte importe, que impacte de verdad, que suponga el relevo definitivo a un icono a través de la aparición de un nuevo personaje que con el tiempo será igual o más entrañable que el original. ¿Os imagináis la última historia protagonizada por Steve Rogers? ¿La muerte definitiva de Steve? ¡¡Es Steve Rogers!! Más de 50 años compartiendo sus hazañas y ahora se acaba, para siempre. Ese cómic sería una obra que todo el mundo querría tener y leer, y debería ser mimada hasta el último detalle. ¿Qué pasó con la muerte del Capitán América de Ed Brubaker? Un éxito, ¿Por qué? Fue muy real y dio la sensación de que era definitiva, pero tampoco lo fue.

¿Qué sucede si un personaje muere, vuelve a vivir, muere, vuelve a aparecer, cae en coma, despierta, muere, se cambia la realidad para que vuelva…? Que da la sensación de que esto es como un sueño de Resines y que leas lo que leas no va a marcarte.

No todo tendría porque ser como con ese icónico y yanqui ejemplo. Personajes secundarios como Gata Infernal o Chica Ardilla aportan aires de frescura al género superheróico, con historias desenfadadas y divertidas, sin meterse en camisas de once varas con la continuidad. Por otro lado, Marvel puede perfectamente crear un personaje a priori interesante, le das una serie regular tras un par de cameos en otras series, y cuando la serie o el guión lo requiera, si es que lo requiere, el personaje muere. Ha sido un personaje con el que hemos disfrutado un tiempo y que pone fin a su historia, se acaba una colección para dar lugar a otras (¡que será por colecciones!). Hasta esto podría acercar el cómic a nuevos lectores que no tengan presente el miedo relativo a que Marvel y DC son eternos e infinitos, demostrar que también pueden leerse de forma conclusiva.

Invincible Iron Man Legacy

Sí, coincido en que sería tan raro ver una Marvel sin Capitán América como ver una DC sin Batman. Sin embargo, pocas series han tenido tanto éxito como Juego de Tronos, donde la parca no tiene piedad. Nadie quiere que termine, pero terminará, y cuando lo haga, solo quedará disfrutar de la gran obra que fue. Lo mismo con libros como Harry Potter. Y con personajes como Capitán América o Batman es más fácil todavía, si cuando desaparezcan quieres disfrutarlos, ¡tienes más de 50 años de historias que leer!

Muchas veces se comenta que si algo hace única a Marvel es su capacidad de mostrarnos, a través del cómic, problemas del mundo real. Nos ha mostrado los problemas que traen las guerras, el racismo, la xenofobia y un largo etc. Pues en mi opinión, mi querida Marvel, la vida es dura, y muchas veces nos abandonan personas muy importantes que nunca volverán, y nos tenemos que adaptar y sobrevivir a ello de mejor o peor manera.

Cada vez es más frecuente ver las burlas cuando Marvel anuncia un “gran evento” que “lo cambiará todo”. Todos los lectores saben que podrá ser un mejor o peor evento, digno de leer, pero que al final lo va a cambiar todo para que todo pueda volver a ser como siempre. Y esto es un problema. Cada vez disfruto más cómics independientes, cómics que en unos pocos números te cuentan una gran historia, con su principio y su final. Cómics fuera de continuidad donde el guionista tiene la posibilidad de contarte una historia como si de un libro de tratase. Muchas veces la continuidad es una lacra y no debería tener que serlo, debería ser una virtud.

¿Qué sería más emocionante que haber ido leyendo como Tony Stark, con el paso de los años, iba, lentamente, envejeciendo junto a nosotros? S podrían haber disfrutado de todas las aventuras de Iron Man por igual, exactamente igual que ahora, pero sabiendo que el factor tiempo juega su papel y sabiendo que algún día Tony Stark terminará, y cuando lo haga, habrá sido un honor haber disfrutado sus historias tanto tiempo.

No estoy diciendo que cada muerte tenga que ser definitiva, ni tampoco que las grandes editoriales tengan que deshacerse de todos sus personajes clásicos, hay cientos de recursos narrativos para que no tenga que ser así, pero quizá hacerlo alguna vez no sentaría mal a las historias.

Historias. Creo que es lo que a todos nos gusta leer, historias, con un principio y un final, que nos dejen huella y nos marquen. Marvel tiene infinidad de historias entretenidas y divertidas, grandes aventuras, y algunas historias que nos han marcado en lo más hondo. Vamos, Marvel, da el paso y demuestra que el cómic no es mero entretenimiento, utiliza aquello que has creado a lo largo de tantos años a tu favor. No tengas miedo en poner fin a un ícono si es necesario. El legado que dejará será mastodóntico. Sera…¡Excelsior!

Firma Invitada: Javier Fernandez (@ScyKness)

Leave a Reply

51 Comentarios en "Marvel Legacy: Todo cambia. Nada cambia (Opinión)"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Psychos

“Da la sensación de que esto es como un sueño de Resines”.
Sé que esta es la referencia más actual sobre esta circunstancia en las series televisivas, pero por favor habría que señalar que Los Serrano no fue original para nada (como el 99,99% de la ficción televisiva española por otro lado) en la idea de que todo lo ocurrido anteriormente era un sueño de uno de los personajes, pues ya ocurrió en los 80 con la mítica Dallas (la muerte de Bobby Ewing fue un sueño de su mujer Pamela), pero no creo que esto inspirara (o se copiara) en los Serrano (modo ironía on).

Luca Torelli

¿Ahora Daniel Gavilán escribe con seudónimo? Es broma, pero ya sabéis que no estoy de acuerdo con vuestra postura oficial sobre esto. Agradecería que un día alguien me contestase si lo que reclamáis debería ser aplicable a toda la cultura pop en general, ya sabéis, lo de que si Asterix y Obelix, Mortadelo y Filemón, Superlópez, Conan, Los Simpson, Corto Maltés, Spirou y Fantasio… y una lista interminable de personajes deberían recibir un relevo políticamente correcto. También me parece digno de discusión el asunto de que estos personajes deban ser sustituidos por otros que porten su manto, en lugar de simplemente finiquitar esos “disfraces” y echarle un poquito de imaginación creando personajes 100% nuevos. Habláis de renovación cuando yo veo reciclaje. Como lector mi experiencia con esta nueva Marvel se resume en lcuando llegué a la última viñeta del primer tomo de la Visión y pensé: ¿Qué hace toda esa gente disfrazada de los héroes de Marvel? Era como ver a los protas de Big Bang disfrazados de la Liga de la Justicia.

Yomismo1

Debo confesar que he pensado exactamente lo mismo que tú sobre la autoría del post, si no es Daniel Gavilán será un clon :-).

Pero independientemente de eso, el argumento que se presenta en el post tiene tantísimos agujeros y tantos puntos ilógicos que lo resumiría simplemente con dos hechos reales… Las ventas de los personajes que mencionas han hecho dar marcha atrás en su política y Axel Alonso ha sido despedido… No hay mucho más que responder al post para ver lo erróneo y lo subjetivo de su planteamiento.

Si la idea de innovación de Marvel es hacer copias de sus personajes más rentables y más reconocidos , hacer irreconocibles a las versiones clásicas ( con lo que te cargas a tus personajes más rentables… No nos olvidemos), eso quiere decir que tienes un problema muy grande, como así ha sido. Crea nuevos personajes con los que jugar y evoluciona a los antiguos con buenas historias..

Resumen, evolución si, pero con etapas de calidad y buenos equipos creativos. Los X-men de Morrison fue un ejemplo tremendo, evolución, cambio, respeto por los personajes y por su historia, el resultado? Una etapa memorable y un éxito comercial comercial, en el que junto a personajes clásicos evolucionados incluyes personajes nuevos y diversos con los que experimentar a gusto. ESE ES EL CAMINO. No hay mucho más que decir…

El clon

Por favor, Yomismo1, un poco de respeto. Que yo sepa, el único clon que hay por aquí soy yo, y no tengo nada que ver con el señor Gavilán, se lo aseguro.

Save

Morrison al llegar se jactaba haberse leído todos lo números de X-Men y cuando se vio que se conocía solo cuatro hitos admitió que solo se había leído lo de Byrne/Claremont y los números inmediatamente anteriores a su llegada. Eso sí, años antes no había dudado en decir que todo lo posterior a Días del futuro pasado era malo y que la serie tenía que haber acabado ahí.

Etapa muy interesantes a nivel de conceptos e ideas, pero respeto a los personajes y su historia una leche.

Álvaro

“Asterix y Obelix, Mortadelo y Filemón, Superlópez, Conan, Los Simpson, Corto Maltés, Spirou y Fantasio…”

Ninguno de esos personajes tienen ninguna pretensión de realismo (Conan y Corto Maltés un poco más, pero se siguen moviendo en el terreno de lo mítico y atemporal). El problema de Marvel es que por un lado quiere realizar historias adultas y quiere hacer que su universo tenga verosimilitud interna, pero por otra parte sigue cometiendo errores que socavan esa idea. Eso hace que durante unos meses haga avanzar las tramas y los personajes de una forma completamente realista y coherente, sólo para terminar abortando y reseteando el proceso con algún deus ex machina.

Imaginemos que Astérix, a lo largo de varios álbumes, se convirtiera en jefe de los galos, liderara un ejército y marchara sobre Roma, conquistándola y proclamándose emperador. Imaginemos que Obélix muriera en el último momento interponiéndose entre una flecha y Astérix, arrancando unas lágrimas al lector. Y ahora imaginemos que en las últimas páginas del último álbum del arco argumental, a Panoramix no le gustase cómo habían salido las cosas y lanzase un hechizo y todo volviera a la situación inicial. Sería totalmente decepcionante.

Luca Torelli

Pues entonces llevas muchas décadas de decepciones.

Kubik

Imagino que sabrás que tu chachipersonaje favorito, la Gata infernal, ESTUVO MUERTA. Se suicidó, fue al infierno y allí se quedó durante años, hasta que la rescataron los Thunderbolts. Y “se mete en camisas de once varas de continuidad” EN TODO MOMENTO. En su “fresca” colección, aparecen sus dos ex maridos, incluido el que la empujó al suidicio, haciendo referencia (constante) a su pasado con ambos. Aparecen viejas amigas (Valkiria) y enemigas (Casiolena) de su etapa en los Defensores, y, sobre todo, son esenciales sus amigos de su colección de los años 40 (Heddy) y hasta su asquerosa madre. TODOS sus guiones se basan en la continuidad del personaje de Patsy Walker, uno de los más longevos de Marvel (fue creada en la década de los 40 del siglo pasado), uno de los poquísimos supervivientes de antes de la edad de plata (comparte ese honor con el Capitán América, Bucky, Namor y la Antorcha original y Toro.)

ultron_ilimitado

El otro día alguien publicó un comentario de Jim Shooter que definía totalmente mi forma de pensar. Yo crecí con estos personajes, para mí lo que importa son sus vidas, ficticias, pero vidas al fin y al cabo. Son como amigos con los que quieres seguir compartiendo momentos, no te basta con los que ya has vivido con ellos. Si me quitan eso para mí deja de tener sentido. Lo siento mucho, pero Riri Williams, Jane Foster o Sam Wilson ocupando su lugar no me aporta nada. Son sucedáneos, sustitutos, interinos que cuanto antes se vayan mejor.

Me parece muy respetable que quien no tenga ese nivel de identificación o cariño con estos personajes no lo vea así, pero el día que esos personajes desaparezcan creo que yo también lo haré con ellos, como de hecho ya está pasando un poco.

Yomismo1

Totalmente de acuerdo contigo Ultron, parece mentira que ciertos directivos de Marvel ( y de DC en la época de los New52) no tengan en cuenta que la compra recurrente de cómics es en gran parte una compra emocional y que si eliminan esa parte emocional y esos vínculos generados a medida que pasa el tiempo eliminarán también a la mayoría de los lectores.

Por ejemplo, no creo que fuera un gran problema sustituir poco a poco a Bruce Wayne por Dick Grayson, porque? Muy fácil, porque la gran mayoría de los lectores veteranos y nuevos ya conocen a Dick Grayson y lo tienen más que aceptado como el sustituto natural de Batman y de hecho ya ha hecho durante una temporada de Batman y a la gente le gustó y no hubo ningún problema.
Sustituye a Bruce por Dick como Batman y dale a Bruce un papel importante también dentro de la serie y todo el mundo estará feliz… Lo dicho, buenas historias y respeto por los personajes, no es tan difícil

hammanu

Como fue Wally West para sustituir al fallecido Barry Allen en las Crisis. Y no sacarte un personaje políticamente correcto de la nada porque en Hollywood hacen una peli sobre científicas afroamericanas. Tendría mas sentido si fuera Pepper Pots o algo asi.
Total lo que quieren las editoriales es conservar la “marca” y poner nuevos personajes, pero en las editoriales parecen que no se enteran del cariño que se tiene a estos personajes…¡E incluso son estos los que triunfan en la pantalla grande!

batlander

Yo opino parecido a Shooter. Pero como el tema ya cansa un poco lo unico que digo ahora es que yo me gasto mi dinero en lo que me da la gana. Y para sustitutos cutres prefiero gastarmelo en Image o en comprar mas BD.

No obstante, sigo celebrando la patada a Alonso con espirotuosos varios.

Meyol

En el caso particular del Capi el verdadero problema es que huele a rancio pero no por querer cambiar al hombre bajo el disfraz (no podría “importarme” menos, será por capitanes américa), sino que hace muy poco ya se había dado esa circunstancia, hablo por supuesto de Bucky. Cuando Bucky asumió el manto se llevó bien y era una opción lógica (como ahora con Sam) pero es que además hacía un puñao de lustros que no se hacía (sino me equivoco pasaron 20 años desde que Jhonny Walker cogió el manto hasta que lo hizo Bucky), con Sam no había pasado tanto (¿9?).

En lo que sí estoy contigo es en que deben dejar respirar a los personajes, prueba de ello es Brubaker mantuvo el nivel sin Steve, y que cuando volvió se le cogió con más ganas la lectura. (Aunque en este caso yo desde el minuto uno tenía claro que volvería aunque no el como obviamente).

Marcos Martín

Pues yo comparto la opinión del artículo. Lo que ha caracterizado a Marvel y DC es que han intentado contar en sus cómics una historia de vida: hemos visto como han ido evolucionando los personajes, han forjado relaciones entre ellos, forman parte de la realidad contemporánea, crecen junto con sus lectores. Lo hacen todo como nosotros menos retirarse o morir. Y no me vale comparar los personajes de las dos editoriales con otros como Asterix, Mortadelo o Spirou porque ellos no forman parte de un mundo en evolución, sus historias son autoconclusivas y no tan periódicas con un comic-book.
Personalmente me gusta la idea de que los superhéroes vayan creciendo junto con el lector y vivan las mismas experiencias de vida: juventud, amores rotos, matrimonios, pérdidas, nuevos trabajos, etc. Y en muchos casos así ha ocurrido, pero falta esa parte final que por desgracia en la mayoría de los casos nunca se cumple que es la hora de la retirada o de al menos dar paso a otros.
El héroe y el tipo de vida que lleva no es más que un reflejo de la nuestra propia, con desafios y recompensas ¿Por qué detenerlos en los últimos episodios? Entiendo que el valor comercial de Tony Stark, por ejemplo, es el que es en la actualidad, pero como ya se ha dicho, Marvel tiene más de 7000 personajes y el hecho de que desaparezca uno no significa que no surjan otros iguales o mejores incluso. De los peores no digo nada porque esos desaparecen simplemente.
No entiendo por qué tenemos miedo a que el tío Tony se jubile del todo en la Marvel editorial si lo vamos a ver hacerlo en la gran pantalla. Es ley de vida y nadie va a montar un cirio porque Robert Downey Jr. haya decidido colgar las botas, porque es lógico y comprensible. En el comic-book en cambio vivimos en el eterno día de la marmota. A veces me pregunto si Bruce Wayne no debería pasar más tiempo en Arkham que en las calles de Gotham, reviviendo por siempre su trauma infantil y siendo sacudido cada noche por el villano de turno.

ultron_ilimitado

Bueno, pero es que Robert Downey Jr. es una persona real que envejece y muere y por pura imposibilidad física no puede estar ahí siempre, pero te aseguro que más tarde o más temprano alguien volverá a hacer una película de Iron Man con Tony Stark interpretado por otro actor.

Las personas mueren, los iconos no tienen por qué morir. Me cuesta mucho entender por qué alguien querría dejar de leer historias de un personaje que le gusta, pero bueno, cada cuál es un mundo.

Marcos Martín

Yo no digo que todo personaje tenga que morir, pero un legado, por ejemplo, tendría más sentido en un universo que intenta imitar el mundo real. O por otro lado, estaría encantado de leer como Thor se convierte en el nuevo Odín a cargo de Asgard.
Es más, el barbas Moore siempre criticó esa idea de la eterna juventud de los superhéroes y que no hubiese un fin de ciclo. Si no recuerdo mal la obra que DC nunca le publicó “The Twilight of the Superhéroes” iba de eso, en qué habían degenerado los superhéroes clásicos de la editorial.

kamiokatsura

Que gracioso que digas eso cuando la misma Marvel se deshizo de más de 40 años de historia en Spider-Man con un reetcon que no sólo anulaba su matrimonio, sino además lo convirtió en un Hombre-Niño, Me imagino que entonces igual estarás en contra de eso.

A lo que voy es que Marvel es bastante hipócrita. Por un lado alegan un cambio pero por el otro dicen que no, que las cosas deben permanecer igual.

Aunque de hecho para mí la forma en que marvel sustituyó a gran ´parte de sus personajes clásicos fue una estrategia absurda para 2 cosas: Promocionar su agenda de lo políticamente correcto y Mantener “frescas” a sus franquicias. Ergo, no hay realmente un crecimiento, al contrario. Personajes que habían madurado por años y que aún podían hacerlo no pueden madurar a cierto punto porque son asesinados y sustituidos por versiones más jóvenes. Lo que es peor, personajes que originalmente eran más maduros como Tony Stark también fueron sustituidos por versiones adolescentes.

Luca Torelli

Sí vale comparar con otros iconos pop porque el carácter evolutivo del género superheroico es siempre relativo, al igual que en Astérix y Obélix el carácter autoconclusivo también lo es si tenemos en cuenta, por ejemplo, que la serie debería haber finalizado con Las doce pruebas. Umberto Eco en Apocalípticos e integrados ponía a Superman como ejemplo de relatos autoconclusivos, desde entonces se ha acentuado la continuidad pero siendo siempre engañosa, ya que el transcurrir de los años, obviamente, no se corresponde con la realidad. Como en Los Simpson, donde se tiene memoria de algunos acontecimientos como las relaciones amorosas de las hermanas de Marge, pero los años jamás pasan. En lo único que estoy de acuerdo con el artículo es que hay fondo editorial para huir de lo que no se quiere leer. Yo a mi edad, como es natural, no me voy a meter a leer a la Moon Girl cuando puedo tirar de lecturas mucho más acordes para mí.

Locke

Yo estaré feliz mientras me cuenten una buena historia, sin recurrir a sin sentidos, o argumentos repetidos, o a personajes insulsos, o a tener que ridiculizar personajes de toda la vida para exaltar a los nuevos, nope.
PD: ¿Donde está la nota para poder quejarme del World War Hulk II?

Daniel Gavilán

Tomando la alternativa de lo ya expuesto por los compañeros Javier y Marcos:

Agradecería que un día alguien me contestase si lo que reclamáis debería ser aplicable a toda la cultura pop en general, ya sabéis, lo de que si Asterix y Obelix, Mortadelo y Filemón, Superlópez, Conan, Los Simpson, Corto Maltés, Spirou y Fantasio… y una lista interminable de personajes deberían recibir un relevo

Pues hombre, si ponemos a Los Simpsons como ejemplo a seguir mal empezamos, Luca. Por otra parte, esta es una pregunta que se responde a si sola. Es decir, nadie está exigiendo que se imponga a Astérix y Obélix el modelo Marvel en el que los personajes no han dejado de crecer y ampliar sus legados desde que la Antorcha Humana, Namor y el Capitán América se enfrentaran contra los nazis. Pero de repente si que parece haber un interés por exigir que Marvel abandone este carácter que los ha definido desde el mismo momento en el que Stan Lee le dio forma.

Que no hay que olvidar que fue precisamente la llegada de Marvel la que puso fin a la era de los comics tipo Los Simpsons de la Silver Age, para traer un nuevo modelo en los que veíamos a personajes que conocíamos siendo adolescentes crecer, una mucho mayor presencia de la continuidad y la constante introducción de nuevas generaciones de héroes con los que se expandía el legado de sus predecesores. ¿Por qué exigirles ahora que se conviertan en otra cosa?

Por lo demás, se me sigue haciendo extraño el que se siga usando eso a lo que se ha bautizado como “políticamente correcto” como sinónimo de algo pernicioso frente a lo que conviene mantenerse alerta. Si alguien me puede explicar cuales son esos grandes peligros de abrirse a la diversidad que me lo explique, porque lo que es ahora mismo se me antoja como si alguien estuviera en contra de la sanidad pública, los derechos humanos o el que se pusiera fin al hambre en el mundo. Y ojo, no me refiero a los casos concretos en los que uno considere que el nuevo personaje deja que desear, o el que uno se pueda sentir molesto porque su personaje favorito haya perdido protagonismo para darle espacio a otro que puede ser de otra etnia, género o condición o no. Me refiero al hecho de ver la “corrección política” en sí como si fuera el Hombre del Saco y Hitler a la vez.

También me parece digno de discusión el asunto de que estos personajes deban ser sustituidos por otros que porten su manto, en lugar de simplemente finiquitar esos “disfraces” y echarle un poquito de imaginación creando personajes 100% nuevos

Porque estamos hablando de legado, no de personajes nuevos. No solo es que sean dos cosas diferentes, sino que lo último también sigue ahí -con ejemplos como Mosaico o Kid Kaiju- y lo primero ha sido uno de los pilares integrales del universo Marvel desde que en los tiempos de Stan Lee comenzásemos a tener nuevas versiones de personajes como La Antorcha Humana, La Viuda Negra, La Visión, Ghost Rider, etc.

Por otro lado, citáis a Wally West o Dick Grayson, pero ni Jane Foster, ni Sam Wilson, Laura, Kate Bishop o Amadeus Cho es que sean precisamente nuevos. Ni que Miles Morales o Kamala estén precisamente entre los que se suela criticar en este aspecto, cuando ellos si que fueron personajes introducidos de un día para otro (y de los que más están funcionando).

Pero es que incluso en casos más criticados como los de Nadia, Ironheart o Sam Alexander resulta que sus etapas no solo cuentan con una valoración bastante alta por parte de la crítica especializada, por lo que tampoco es que se pueda decir que lo que pedimos de evolución sí, pero con calidad* no se esté cumpliendo. O al menos con buena parte de estos personajes y colecciones.

¿Qué hace toda esa gente disfrazada de los héroes de Marvel?

Pues hombre, Luca, durante la etapa de Morrison en la JLA tuvimos a toda esa gente disfrazada de personajes como The Flash, Green Lantern o Green Arrow y no fue ningún problema para que siga siendo considerada la mejor etapa post crisis del grupo. Aun cuando te encontrabas con que personajes como Aquaman se parecía a cualquier cosa menos a Aquaman. Estos universos nunca han sido estáticos, y sus personajes han estado sometidos a tantos cambios que en un par de años podías encontrarte alineaciones de los Vengadores o la Patrulla-X completamente diferentes a las que uno estaba acostumbrado (y no estoy refiriéndome ni mucho menos a las etapas recientes).

De aquí podríamos saltar a lo que comenta el compañero Ultron de los personajes de cómic como amigos a los que seguimos más por vínculo emocional que por otra razón y, hombre, aunque puedo llegar a entenderlo desde esa óptica, tampoco creo que ninguno hayamos llegado al punto de que cuando se nos acerca alguien le paremos los pies con un no, ya no necesito más amigos 😛 Sobre todo cuando este alguien los los hijos o parejas de estos “amigos” y lo que andan es ayudándole a levantarse en una situación en la que lo está pasando jodido. Que vamos, puedo entender el caso en el que el hijo o la pareja de nuestro amigo no nos caiga tan bien como este. Pero de ahí a cerrarle las puertas sin darle oportunidad cuando es el salvaguarda del legado de este… Que no olvidemos que también hubo un momento en el que estos “amigos” eran desconocidos a los que si nunca les hubiéramos dado oportunidad nunca habríamos llegado a sentirnos vinculados a ellos.

no me voy a meter a leer a la Moon Girl cuando puedo tirar de lecturas mucho más acordes para mí

Hombre Luca, pero entenderás que no todos los perfiles de lectores son los mismos, y al igual que a ti no te motiva leer un comic de Moon Girl, no creo ni mucho menos que a una niña de nueve años que esté empezando a meterse en los comics le apetezca demasiado ponerse con el Thanos de Jim Starlin.

Y sí, efectivamente todos los redactores de Zona Negativa que hayan escrito en Zona Negativa son pseudónimos míos. Como cualquier otro aficionado que os encontréis defendiendo estas nuevas generaciones de personajes. Pseudónimos también. A ello sumar todos los críticos que valoren positivamente cualquiera de estas colecciónes, o a los aficionados que hacen que las colecciones de Jane Foster y Laura vendan tanto como las de Odinson y Lobezno antes de ellas, o que aun con sus problemas la colección de Riri Williams venda más que la de Victor Von Doom y prácticamente lo mismo que vendía Tony Stark antes de la llegada de Bendis. Todos ellos pseudónimos míos 😛

* Ojo, la etapa de Morrison es una de mis favoritas de toda la historia de los mutantes y sin duda supuso una evolución importante para el grupo, en los terminos que estamos hablando no es que aportase mucho. De hecho, más allá de secundarias puntales como Angel Salvatore el elenco de personajes del escocés era más blanco que el uniforme de Fantomex. De hecho lo más que se atrevió en ese aspecto fue sacar a Bestia del armario, y al final resultó ser un mero golpe de efecto para hacer ruido, volviéndolo a meter en el armario tan pronto como lo sacó.

Bats

Daniel, todos tus argumentos suenan válidos, pero a mi me chirría un poco que se intente dar más valor a las decisiones de Marvel del que realmente tienen, ya que lo que han hecho es ir (bajo mi punto de vista) a lo más “fácil”, que es quedarse el traje y cambiar al personaje. Pero claro, creo que cuando compramos/leemos un cómic lo hacemos mirando tanto héroe como a su contrapartida en la “vida civil” que no olvidemos que fue lo que en su día hizo a Marvel diferente a DC. También te digo que si las historias son buenas, lo tapan todo, que es el meollo del por que hablamos tanto del tema!. Seguramente será mucho más difícil ser originales con personajes escritos durante 50 años pero eso es parte de las dificultades de su trabajo. Por otro lado los cambios en el staff editorial de Marvel indican que la linea a seguir tampoco es que ellos la tengan muy clara, no?
Volviendo al articulo principal y respecto a que en Marvel hay más de 7000 personajes y que en juego de tronos no tienen miedo a la “guadaña”, pues, no todos los personajes son iguales, GOT tampoco es lo mismo cuando el peso del capítulo lo llevan unos que cuando lo llevan otros…

Luca Torelli

No tengo tanto tiempo como tú para liarme en el enésimo debate mastodóntico, así que me voy a esforzar por sintetizar al máximo.
Lo de “¿Por qué exigirles ahora que se conviertan en otra cosa?” y toda la exposición previa que te lleva a introducir esta pregunta me parece una tosca labor de reelaboración de la realidad. Que la continuidad no es más que una simple ficción es algo intrínseco al género, ya que los años “pasan, pero no pasan” y lo que se hace se deshace o se reinterpreta como esencia misma de los pijamas. Lo que plantea el artículo y tu apoyas supondría un replanteamiento sustancial del género superheroico, ya que ponéis sobre la mesa que los superhéroes cumplan años, se jubilen, cobren la pensión y de ahí a fundirse con la naturaleza. O yo he leído tebeos distintos o ese proceder que planteáis jamás ha sido la norma general. Por lo tanto, la pregunta que planteas no pasa de la categoría de burdo ardid. Ese anzuelo no es para mí. Preferiría que hubieses sido más frontal planteándome una posible necesidad de una revolución dentro de la esencia del género.
Respecto a Los Simpson no sé a qué te refieres, pero si es al tópico de su desgaste estoy y no estoy de acuerdo. Como tanta gente me los conozco de pé a pá y, para mí, su desgaste comienza cuando la serie toma un rumbo de autoconsciencia en el que los propios Simpson parecen personajes famosos que hacen tours por el mundo y conocen de manera demasiado complaciente y políticamente correcta a famosos ansiosos de eternizarse en un pedacito de ese clásico de la cultura pop. En mi cabeza siempre señalo el episodio en el que aparecen Sampras, Agassi y las hermanas Williams. Con talento y fidelidad a sus esencias Los Simpson podrían haberse mantenido más frescos. Aún así en comparación con la calidad media considero que hoy en día forman parte de la élite televisiva. Desde luego para los Simpson la solución no sería sustituirlos por una “modern family” de pareja interracial, hijo gay… sino volver a las esencias o finiquitarla. Lo que aplico a los cómics de superhéroes.
Respecto a lo “políticamente correcto” los problemas son múltiples: es una estructura de pensamiento que viene de los mass media y que no respeta la más esencial de las diversidades: la del propio pensamiento, que trata de erigirse en la religión del nuevo milenio introduciendo el miedo a opinar, lo que trae consigo un intento de generalizar un espíritu acrítico en la sociedad hasta tal punto de llegar a dar la espalda a la ciencia (como, por ejemplo, en lo relativo a la ideología de género, aquí recomiendo encarecidamente el documental noruego Brainwash) instalando un “neoscurantismo” disfrazado de buenismo. Y lo que más me molesta de todo es que, más no menos, a lo largo de los años se había ganado una batalla contra la censura que se imponía tradicionalmente desde la derecha, pero ahora es la izquierda la de los dogmas de fe.
Lo de “que hace toda esa gente…” fue un pensamiento genuino, no una pose que imposto ahora para favorecer mi razonamiento. Te prometo que cuando llegué a esa página me quedé picueto observándola durante un buen rato. La JLA de Morrison es un perfecto ejemplo de cambio orgánico frente al otro de ingeniería política. Y, desde luego, esa época no refleja una apuesta como la del artículo de mandar a tomar viento de manera definitiva a los iconos de la editorial.
Respecto a lo de Moon Girl no entiendo tu respuesta ya que, precisamente, lo que yo decía es que en lo único que estaba de acuerdo de todo el artículo es que hay fondo editorial de sobra para que cada uno busque lo suyo. O sea, ahí te has enganchado con una sombra.
Para finalizar, sobre clones y ventas. Lo del seudónimo lo planteé desde el primer segundo como una broma porque, aunque no te conozco, sí doy por hecho que no serías tan friki como para hacer algo así. Lo que sí hay es un subtexto -creo que claro- en esa chanza y es el hecho comentado más arriba de la ausencia de diversidad de pensamiento. Me refiero a que era 100% esperable que la firma invitada se posicionase indefectiblemente de la manera que lo hace. Que tiene aires hasta de “comunicado oficial”, quiero decir. Y que conste que no pido personalmente escribir ningún artículo sobre el tema, primero porque mi postura ya la he escrito aquí muchas veces (casi siempre debatiendo contigo) y segundo porque jamás me comprometería a escribir para ninguna web (admiro el tiempo que sois capaces de echarle a esto, eso siempre os lo reconoceré). Pero no hubiese estado en absoluto de más reflejar la diversidad del debate existente entre los aficionados al cómic dando hueco al argumentario que se contrapone al expuesto.
Sobre las ventas hemos discutido largo y tendido (y me reconocerás que aporté bastantes datos) y tan solo recordaré que -como reflejé en su momento- el viejete Logan y el apestado Thor vendieron de media unas 13.000 copias más (creo que la cifra era común en ambos casos) que su “marca blanca” cuando han coincidido en estanterías.
Usted y yo no nos vamos a convencer en nada aunque sigamos debatiendo hasta el infinito. Yo acabo de fracasar en el objetivo de ser conciso, si usted responde intente hacerlo mejor que yo en ese aspecto porque me siento culpable cada vez que dedico más de 5 minutos a estos debates.

Yomismo1

Gracias por la aclaración. Gracias a tus comentarios ahora entiendo que tu definición de hacer evolucionar un personaje no es hacer nuevas e innovadoras historias que pongan al personaje en nuevas situaciones que nos hagan disfrutar, no, tu definición de hacer de evolucionar un personaje es cambiarlo de raza, sexo y orientación sexual porque sí, porque si no para algunos será un personaje que no mola y es un truño del año de la polka que no ha evolucionado, claro…

Que no vale con crear nuevos personajes que sean de otra raza, de otro género y de otra orientación sexual y hacerlos interesantes también, tienen que sustituir a las versiones clásicas PORQUE SI.

Daniel no hay nada malo con lo políticamente correcto, hasta que se usa ad nauseam para justificar decisiones no acertadas y sobre todo con un enfoque coercitivo para los que no estén de acuerdo con esas decisiones…

Lo políticamente correcto bien utilizado sirve para propósitos buenos y loables, pero utilizarlo en exceso y hasta el hartazgo acaba por generar un gran rechazo y por conseguir lo contrario que se persigue…soy gay y sé de lo que hablo perfectamente.

Y repito una vez más, los hechos son los hechos DC You fracasó por lo mismo que ha fracasado este enfoque en Marvel, las malas ventas y cambio de enfoque DC Rebirth y lo que sea que venga por parte de Marvel, con despido de Axel Alonso de por medio…

Por mucho que se quiera poner como ejemplo a Ms Marvel ni siquiera se trata de un cómic que se pueda considerar como un éxito de ventas como tal… Ni hablemos ya de moongirl que también se ha mencionado en los comentarios

Daniel Gavilán

En respuesta a lo que comentáis los tres, sobre lo de que si una serie es buena lo tapan todo diría que sí y no, Bats. Es decir, es cierto que si algo es muy bueno el boca a boca sin duda va a hacer que se revalorice, como ocurrió en su momento con Omega Men. Pero esto generalmente suele ocurrir a largo plazo, y no siempre con la suficiente fuerza o prontitud como para salvar de la quema algo, como sin ir más lejos ocurrió con la ultra aclamada Prez.

Respecto a lo demás que comentas, sí, efectivamente todo apunta a que Marvel se encuentra ahora mismo en un momento de transición en el que todavía está por ver cual será el nuevo rumbo editorial y que acogida tendrá este. Lo que sí creo, es que eso que comentas respecto a la identidad civil es también la base que ha tenido como fundamento la mayoría de estos cambios de guardia. Es decir, que no era tanto tener un Spider-Man de piel negra, una Ms Marvel paquistaní o un Lobezno femenino, sino formas de explorar el legado de los personajes originales desde ópticas completamente diferentes, siendo tanto la relación de estos personajes respecto al original como sus propias circunstancias vitales parte fundamental de sus historias.

Luca, lo que comentas en tus primeros párrafos es un poco lo que ya estamos viendo aquí. Que los fans siempre hemos estado un poco divididos entre los que prefieren que se preserve un estatus reconocible y los que prefieren que los personajes crezcan y expandan sus legados, e incluso dentro de esto gente que prefiere que las cosas se mantengan o avancen más o menos que otros, o que simplemente haya cosas que les convenzan y otras no. Cada universo de ficción se debate entre ambas tendencias, y como otro cualquiera Marvel simplemente ha elegido una opción tan válida como otra cualquiera, que implica que los personajes crezcan, pero también hacerlo sin prisas, pasito a pasito. Vamos, que aunque está claro que los jubilados se cuentan con los dedos de la mano e incluso esta pugna de dos fuerzas hace que en muchas ocasiones vuelvan o se busquen ardidez para rejuvenecerlos, tampoco es menos cierto que la mayoría de la práctica totalidad de personajes que conocimos como adolescentes entre 1961 y 2007 han terminado convirtiéndose en adultos.

Respecto a los Simpsons, ahí tienes en la otra cara de la moneda South Park, serie que a mi juicio ha evolucionado infinitamente mejor, y que sí que ha cambiado de forma muy visible a lo largo de los años aunque hayan seguido manteniendo su core central.

A falta de ver el documental que citas, en lo de la corrección política y el oscurantismo me temo que no lo veo. O por lo menos no del todo, porque aunque está claro que en toda pugna social siempre va a haber posicionamientos excesivos, no veo ningún colectivo minoriario que se encuentre en situación para imponer ningún tipo de fuerza que no sea otra que la que permiten los medios democráticos. Otra cosa es ya que queramos equiparar el derecho a la replica con la censura, o que se hable de intolerancia porque se haya una pugna frente a todo aquello que fomente las desigualdades. O como diría el otro, no es incongruente que cualquier tipo de política a favor de la tolerancia sea intolerante con la intolerancia.

Ya de lo demás, cierto tanto lo de Moon Girl como lo de las cifras ofrecidas en anteriores posts, aunque sobre lo otro añadiría que esa diferencia tan discreta entre un personaje con tantos años como icono transmedia y otro que prácticamente ha saltado a la pista central antes de ayer bien podría considerarse una muestra más de que hay que tenerlos en cuenta a ambos.

Bats, sobre lo que comentas, Kyle Rayner y el Wally West de toda la vida son respectivamente mi Green Lantern y mi Flash favorito, así que tampoco te creas que considero que el legado solo se puede llevar a cabo con personajes que pertenezcan a otras etnias, condiciones y demás. Pero sí que creo que es un punto muy importante a considerar cuando se introducen nuevos personajes. En primer lugar por actualizar unos universos de ficción que traen el problema de haber sido creados en un momento con un separación muy marcada. Y en el segundo, por la mera diversidad, entendido no tanto como celebremos la diversidad por la diversidad, sino porque mientras menos redundantes resulten frente a otros existentes y más perspectivas vitales diferentes permitan explorar mejor.

Volviendo a Green Lantern y Flash, se me viene a la cabeza los Rebirth originales de ambos personajes, donde por un lado acabamos con unos Hal, John, Guy y Kyle entre los que quedaba muy patente las diferencias entre cada uno de los cuatro, frente a otra donde Johns limó tanto lo que hacía diferentes entre sí a Barry, Wally y Bart que prácticamente teníamos tres Flash clónicos.

p.s.: Lo de DC You ya lo comentaba el otro día ya que, como exponía, no solo considero que fuera un fracaso por tener lugar en el peor momento de imagen de la editorial -el final de Convergencia-, sino que en gran medida fue el comienzo de la mejora de la editorial. No hay más que ver como autores que despuntaron aquel momento como King, Russell, Seeley, Tomasi, Gleason, Tynion IV, el enfoque de la actual Batgirl o personajes como Jonathan o Duke. En cuanto al éxito Kamala Khan, hombre, no es que hablemos de un megahit tipo X-Force de Liefeld, pero superheroínas Marvel que hayan llegado a publicar cerca de cincuenta entregas de forma prácticamente ininterrumpida hay muy, muy muy pocas

Luca Torelli

Te cojo esta frase: “la mayoría de la práctica totalidad de personajes que conocimos como adolescentes entre 1961 y 2007 han terminado convirtiéndose en adultos”. Y ahora practico (con suma hipocresía, eso sí) el juego de lo políticamente correcto: ¿Y qué pasa? ¿es que acaso personas de mediana edad no pueden ser superhéroes? ¿Es justa la discriminación por edad? Creo que está muy mal jugar con eso cuando el problema del acceso de las personas de cierta edad al trabajo está como está. Mal, señor Gavilán, muy mal. Ayyy… es que es tan fácil y gratuito introducir la excusa de la justicia social.
Estoy de acuerdo en que South Park (mi serie de animación favorita de siempre) ha evolucionado mejor que Los Simpson, pero tú mismo lo has dicho: el núcleo se mantiene. Con los años hicieron la serie más coral, personajes secundarios muy importantes como el Chef o Kenny desaparecieron o perdieron presencia y en su lugar aparecieron o crecieron otros como Butters o Randy… pero a Cartman no le mueve la silla ni Dios.
Sobre tu frase trabalenguas sobre la intolerancia te planteo una pregunta: ¿y quién fija qué es lo “intolerante”? Porque a priori parece fácil, pero lo cierto es que los propios valores de la sociedad mutan, lo políticamente correcto se desplaza de lugar y con ello lo que es y no es permisible hacer, expresar y pensar. Ese concepto es mucho más laxo de lo que parece y puede ser utilizado como mordaza muy fácilmente. Para mí no debe ser tolerado todo aquello que contravenga valores perennes que, desde luego, deberían ir mucho más allá de lo que una u otra corriente de pensamiento convierta en un momento dado en “oficial”. Para otros (aquí lo he leído) ya hay que coartar a quien no convenga con un tema tan baladí como la política editorial reciente de Marvel (¿?).
Sobre Brainwash (capítulo 1, que es el que aborda el tema) el resumen es este: Noruega es un paraíso de la ideología de género, pero se da la paradoja de que -amparadas en esa “libertad”- las noruegas han decidido en un porcentaje mayor que en otros países dedicarse a actividades profesionales “tradicionalmente femeninas”. O sea, ese tipo de políticas han provocado el efecto contrario al pretendido. A partir de ahí se da voz a dos altos cargos que cobran del estado noruego por implantar esta ideología y se confrontan sus argumentos (o absoluta y vergonzosa falta de ellos, ya lo verás) con los estudios de varios científicos (hombres y mujeres, por cierto). Los primeros defienden que “hombres y mujeres tendríamos exactamente los mismos gustos y preferencias si se nos educase de idéntico modo”. Como digo no lo amparan con ningún estudio o argumento sólido más que el “porque sí” y, por supuesto, no son capaces de explicar la mencionada “paradoja noruega”. Los segundos, en cambio, demuestran con varios estudios que, aunque haya una influencia del entorno, la diferencia entre hombres y mujeres existe por simple naturaleza y eso se manifiesta incluso desde los primeros días de vida de un bebé, fijando niños y niñas su atención en estímulos diferentes.
Me he enrollado, pero creo que ha valido la pena poner sobre la mesa este importantísimo ejemplo para darnos cuenta de que lo políticamente correcto (y la ideología de género es uno de sus principales bastiones en la actualidad) no es garantía de verdad y justicia. Solo es un credo perecedero más en el devenir de la humanidad que puede ser muy peligroso cuando se eleva al rango de axiomático.

Yomismo1

Chapeau por tus comentarios Luca y especialmente por lo referente a lo políticamente correcto, de hecho parte de lo que indicas al final de tu comentario ya está pasando…

Daniel Gavilán

Cable, Steve Rogers, El Viejo Logan, Victor Von Doom, Scott Lang, Estela Plateada, El Doctor Extraño, Clint Barton, si nos vamos más atrás personajes como el viejo Nick Furia, Trueno Ross, el Profesor Xavier, Magneto, el Destructor, Hércules, Blue Marvel… Gente que ha tenido serie propia durante la etapa como editor de Axel Alonso y en la que no, dentro de su política de diversidad el dar voz a personajes de diferentes edades no es algo que se haya eludido.

Sobre lo demás, sí, efectivamente Cartman es el Spider-Man de South Park. Pero vamos, también hay que tener en cuenta que el core de Marvel es mucho más amplio que cuatro personal -lo cual permite un margen bastante más laxo- y que tampoco es que pasara nada porque South Park hiciera una temporada sin Cartman. De hecho ya la última hacía con el una inversión de valores equiparable a la del Steve Rogers de Hydra.

Respecto a lo de fijar que es “lo intolerante” tampoco es que sea tan complicado. Si es algo que promueva la igualdad de derechos universal bien. Si va en la dirección contraria, pues ya entraríamos en la categoría de lo mal.

p.s.: Y en esa línea añadir, en relación a tu último párrafo, que si se considera la lucha por la igualdad de derechos en la que se sustenta eso que se llama despectivamente “corrección política” como algo “perecedero” ya como que apaga y vámonos 😕

Luca Torelli

-Lo de los personajes viejunos lo expresé a modo de broma y así intenté hacerlo notar (cuando digo que con ello practico “suma hipocresía”). De todos modos, si nos lo tomásemos en serio mi comentario iba dirigido en todo caso hacia esa idea que expresa el artículo de dar carpetazo de manera definitiva a los personajes clásicos, en ningún caso entro a valorar ese aspecto en cuanto a las series de la etapa Alonso.
-¿Con la “última” te refieres a la de Cartman echándose novia? Porque ya hay otra que estoy a punto de empezar a ver un día de estos. Ese Cartman, por cierto, era el mismo de siempre pero usado como metralleta de ironía. Todo viene de que a Trey Parker y Matt Stone les cabreó leer cómo se fundamentaban algunas críticas positivas del remake de Ghostbusters (críticas en clave de lo políticamente correcto, por cierto). Como también les cabrearon otras de la última de Star Wars y también lo utilizaron esa temporada (la de Abrams no les parece mala en sí misma, pero la comparan con “carne cultivada en laboratorio”). Hay una entrevista por internet donde explican todo esto. Por cierto, ¿de Cartman se podría prescindir? Puede ser, pero para qué si la serie con él es mejor. Es que lo de cambiar por cambiar ya parece una obsesión.
-Ahora te preguntaría qué es la igualdad de derechos universal. Porque para ti es probable que la discriminación llamada “positiva” forme parte de esa igualdad y para mí, desde luego, no. Por poner un ejemplo a bote pronto.
-Para finalizar: la raíz de nuestra disensión está en el concepto mismo de “corrección política”. Para ti significa un sistema de valores perfecto conforme al cual debe dirigirse la sociedad en su conjunto, para mí no es más que una amalgama de pensamientos (perecederos) unos acertados, otros no, siendo incluso los acertados susceptibles de corromperse por mala praxis. Hace 20 años la corrección política implicaba unos valores distintos y hace 40 había otros y así nos podríamos retrotraer hasta el principio de los tiempos. Todas esas sociedades, en su inocente soberbia, pensaban hallarse en posesión de un sistema de ideas definitivo, infalible… pero ese sistema siempre acaba mutando. Una vez más estamos en ese momento de onanismo extremo en el que pensamos que hemos sido iluminados como especie. Santa inocencia.
-¿Sabes cuál es mi personaje favorito de South Park? “Las masas”. Esos rebaños de gente histérica dispuesta a linchar al disidente me han pirrado desde que vi la primera temporada. Esa gente siempre está, lo que cambian son las ideas por las que se juntan.

Duma

En estos comentarios y el anterior (pero más abajo en el scroll de la web) acerca de tu empleo perdido, creo que utilizas un concepto que ha sido discutible desde su concepción: la “discriminación positiva” como herramienta para forzar lo que educacionalmente tardaría décadas o generaciones (o no ocurriría, véase Noruega).

Se entiende tu rechazo a ese concepto y tienes argumentos para defenderlo de sobra, pero lo usas para atacar aspectos de los cómics donde no tiene sentido. La ficción no es un puesto de trabajo, no hay meritocracia que valga para ser superhéroe. De hecho, la casualidad es la causa mayoritaria del 99% de los personajes Marvel, casualidad que durante 60 años caía con la misma extraña fortuna sobre hombres blancos que los billetes de lotería premiados sobre algún político valenciano.

La tolerancia a la que hace referencia Daniel es aceptar que Sam Wilson no sólo es tan merecedor como Bucky de ser el Capitán América, sino que lo es muchísimo más por historia del personaje. Y que las críticas de “ya está, un negro para cubrir cuotas” sobran desde el primer momento. Pero es que, aunque así fuera, y podríamos utilizar los casos de Riri o Jane para afirmarlo, sigue siendo un intento de presentar alternativas válidas a iconos pop desde una perspectiva de raza, religión o género distinta. Y si un adolescente hispano del Bronx pudo crecer leyendo al Peter Parker de toda la vida, nosotros podemos disfrutar de Miles Morales como Spiderman.

Cuando afirmar que no gusta Riri porque es negra o Jane porque es mujer no resulta cómodo, surge la idea de la usurpación de nombre (Thor) o cabecera (Iron Man). Ambos conceptos desde el principio se han ideado como transiciones, nunca como actos definitivos. Si los personajes funcionan se licenciarán con nuevas marcas, como entiendo es la idea de Riri, y si no, se desechan como parte de la historia que forman, muriendo (Foster?) o volviendo a su status quo anterior (Sam). Por tanto, es una crítica baldía que debería haberse hecho cuando Barnes, cuando Masterson, cuando Rhodes, cuando… vamos, desde siempre.

Y si al final es una cuestión de gustos, donde uno compra Thor porque sale Thor, no una tipa con martillo cuya historia trágica no te termina de llegar al corazón, pues hemos aterrizado en la normalidad, en la crítica razonable, que no ataca a los valores ni a la corrección política ni a la intolerancia de la sociedad tolerante, ni a las conspiraciones anti hombres heteros caucásicos. Simplemente que la deriva de argumentos actual no te gusta y eso se soluciona dejando de comprar, como he hecho yo con varias o muchas de esas colecciones.

Porque no hay ninguna conspiración de personas como Alonso o Spencer para meter una agenda política en una editorial que va viento en popa. Como bien ha comentado antes Krokop, en USA los personajes de cómic son muy conocidos y escasamente comprados. Las tiradas de ventas son irrisorias medidas sobre población y, salvo épocas con muy poca competencia o especulativas, tampoco ha sido nunca el negocio del siglo. Reducto de antiguos frikis adolescentes que hoy tienen una respetable edad y que mantienen a duras penas lo que podría ser algo de mayor alcance. Y la idea de meter personajes de todo tipo utilizando marcas conocidas es atacar todos los palos de la juventud americana que mira hacia esos universos de ficción con ojos curiosos debido a las películas.

Parece obvio que la estrategia ha fallado. Vamos a volver a personajes de siempre que coincidan además con la versión de las películas para tratar de conseguir el mismo objetivo pero utilizando las imágenes más icónicas, olvidando la búsqueda de la compra por “representatividad”. Porque, digan lo que digan, ese concepto no está demostrado y no ha funcionado.

juan-man

Vaya, estaba escribiendo más abajo y veo que muchas de las cosas que he dicho ya las habías dicho tú mucho mejor.

Luca Torelli

Siento decirte que has extraviado el contexto de mi argumentación. La alusión a la discriminación positiva o la que hago antes sobre la ideología de género entran en el contexto YA AMPLIO del debate sobre la corrección política. Aunque entiendo la confusión, échale un vistazo de nuevo y verás que no entro en ninguna teorización directa sobre cómics y discriminación positiva. Lo que sí digo -y vuelvo a reiterar ahora- es que el movimiento de sustitución “en pack” de varios personajes icónicos de la editorial por otros necesariamente de otras razas y sexo se engloba dentro de un fenómeno amplio llamado “corrección política” del que forman parte fenómenos como los que mencioné como ejemplo: la discriminación positiva y la ideología de género. Es lo que tiene que el debate se hipertrofie llegando a zonas colindantes al off topic.
“Porque no hay ninguna conspiración de personas como Alonso o Spencer para meter una agenda política en una editorial que va viento en popa”. Es obvio que la renovación de Marvel fue de todo menos espontánea y nacida de necesidades creativas. El cambio en bloque fue bautizado por ellos mismo como “all new, all different” y comprendió exclusivamente a personajes blancos heterosexuales. Si te refieres a que ese cambio fue por razones económicas Marvel no estaba en ninguna crisis histórica cuando eso sucedió. Se podría decir que el sector (en general) ha estado en mejores momentos, pero es que ahora se compite a mayores contra la omnipresencia de internet y los videojuegos. Lo que no ha perdido valor es el inmenso calado icónico de los personajes y su enorme tirón para pegar culos en las butacas de los cines. Y los que los pegan son el Thor de siempre, Tony Stark, Steve Rogers y compañía. Me resulta muy enrevesado que los adolescentes que llenan los cines para ver a esos tipo luego exijan su sustitución por otras personas en los cómics como condición para acercarse al medio. Es que lo mires por donde lo mires no se sostiene por ningún lado.

Duma

Marvel no estaba en ninguna crisis. Es justo en esos momentos cuando se toman decisiones que intentan diversificar mercados, hacerlo en vacas flacas es una locura. Ellos pueden arriesgar porque los iconos no mueren: mañana hay serie de Thor Odinson y volvemos todos a comprarla (sus fans) y un nuevo volumen de Iron Man al estilo Guillen y Larroca, con parecido físico a las películas y Potts de novia volvería a vender como siempre. No arriesgan nada de nada, porque las películas son un respaldo que permite que las figuras reconocibles de la editorial sean memorables aun cuando en el papel estén en plena catarsis.

Y utilizan esos iconos para promocionar nuevos personajes porque mantienen a lector completista y de los aficionados de siempre también se puede esperar que un porcentaje amplio admita el cambio temporalmente. Mientras, publicitas que tienes superhéroes diversos que representan a las comunidades más pujantes en términos demográficos de tu país y con una pirámide de población más progresiva que la caucásica, lo que coincide con el target de edad lógico de tus historias.

Sí, son motivos económicos. Y sí, son motivos encima correctos políticamente. Y sí, han buscado autores que gusten de poner en primer plano a minorías o mujeres para que crean en ese proyecto de diversificación. Y pese a la catástrofe que todos vocean, las ventas no se han hundido estrepitósamente y siguen siendo líderes.

Pero como todos saben ver una línea de tendencia, y como DC ha visto el hueco para buscar versiones canónicas de sus supers y revisiones de historias nostálgicas como Watchmen, no va a quedar otra que trazar el plan que estuvo previsto desde el principio y recuperar a Thor, Tony Stark, Steve Rogers, Lobezno, los 4F,

Aviso de Spoiler

Jean Gray, Xavier ¿Scott?

Y repito que el problema para mí ha sido que han pensado que la representatividad en el medio era la clave para que más mujeres y gente latina o negra leyeran sus cómics y han pifiado. Y como el experimento ha ido mal van a cancelar y veremos donde acaba, sin preguntarse si lo que estuvo mal fueron las historias o la manera de introducirlas. Porque Miles y Kamala son la antítesis del protestante chico blanco lector de la edad de Plata y han funcionado perfectamente.

Ojalá este CB sepa seguir sacando buenos personajes, y si durante un tiempo los recién llegados son todos negros, latinos, mujeres o lesbianas, no protestemos los que no somos nada de eso porque no tenemos derecho.

Luca Torelli

Por las razones que he expuesto más abajo no voy a continuar con el debate. No estoy de acuerdo con lo que argumentas, pero respeto tanto el tono que empleas como el hecho de que debates mediante razonamientos y sin entrar en menciones directas.
Un saludo.

kamiokatsura

Defiendes el “cambio” al mismo tiempo que el retroceso mental de Spider-Man y su eterna adolescencia. Lo digo porque sí hay alguien que se la pasa elogiando la infantil escritura de Slott eres tú. Así que define que es lo que estás defendiendo, el cambio o la permanencia, o sólo cuando Marvel lo hace.

dhaldon

Qué comentarios más mastodónticos, enhorabuena a los que le han escrito, yo seré algo más breve, recurriré a las palabras que me dijo mi librero hace unos días:

” Para los que han seguido Marvel toda la vida, esto es como un culebrón que va siguiendo las vidas una serie de personajes y sus aventuras, sus amores sus fracasos y sus triunfos, si un día pones la tele y te encuentras qué te han cambiado esos personajes por otros que viven en el mismo edificio, pues directamente te sientes engañado y dejas de seguir el culebrón”

Por eso por mucho que Bendis y Axel Alonso me digan que molan mucho y son incluso mejores que los antiguos, pasó de trasuntos, porque hace unos años no te quedaba otra que tragar, porque solo había dos canales (Marvel, Dc) hoy en día tengo toda la TDT para entretenerme (Image, Dark horse, Valiant, Europeo, manga, independiente…) así que con los tontos que se quede que lo disfrutes, que por lo visto a nivel de ventas y de movimientos editoriales no son muchos.

Álvaro

Ya lo he dicho alguna vez: creo que Marvel y DC deberían apostar por una continuidad fuerte (con personajes envejeciendo, cambiando de bando y muriendo definitivamente), que no haga concesiones ni vueltas atrás.

Pero, por otro lado, debería potenciar las historias autoconclusivas situadas en diversos periodos del Universo Marvel/DC, así como What Ifs/Elseworlds de todo tipo. En este tipo de historias podríamos volver a los viejos conceptos y personajes míticos que nos gustan, pero sin estar atados por la continuidad. Por ejemplo, podríamos hacer que Frank Castle envejeciera en la continuidad oficial, hasta llegar a una situación tipo Old Man Punisher (que sería épica), con un enfrentamiento final que culminara en su muerte definitiva, y al mismo tiempo seguir presentando miniseries ambientadas en su pasado o en universos alternativos donde podamos seguir disfrutando de su personalidad y apariencia “estándar”.

Creo que Marvel y DC publican muy pocos What Ifs/Elseworlds y que el concepto podría dar muchísimo más juego.

juan-man

Me quedo perplejo ante algunos comentarios que intentan relativizar cualquier concepto tipo “discriminación” o “igualdad de derechos”. Para empezar, creo que una cosa es indiscutible: la opresión y la discriminación se producen SIEMPRE de arriba a abajo. Nunca al revés. Así que no, no vivimos en una “dictadura de lo políticamente correcto” orquestada por mujeres negras y LGTB, fundamentalmente porque en nuestra sociedad, por más que salgan los negacionistas del asunto, las mujeres, las personas de raza no blanca y el colectivo LGTB siguen siendo colectivos oprimidos y discriminados. De millones de maneras, y pese a la supuesta (y a veces también relativa) igualdad ante la ley.

Así que no, defender la representación de estos y otros colectivos en los cómics de superhéroes no es venderse a la corrección política, sino en todo caso a una idea de justicia real y representativa.

Y no conviene olvidar que cuando se creó Superman, la segregación racial era legal en Estados Unidos y lo sería aún por muchos años. En 1955 aparece en los cómics Krypto, un “perro superhéroe”, pero ese mismo año Rosa Parks es detenida por negarse a ceder su asiento en el autobús a un blanco. Así que ni se puede ni se debe mantener tal como eran esos cómics hechos por blancos y para blancos (y por hombres y para hombres, y por heterosexuales y para heterosexuales). Adaptarse a la realidad del mundo y modernizarse no es solo darle un teléfono móvil a Peter Parker. Y lamentablemente, a pesar de todo el esfuerzo hecho por Marvel (y por DC, especialmente en sus series de CW), queda mucho por recorrer, pero rechazar esta evolución no es solo “políticamente incorrecto”, sino también reaccionario, discriminador e injusto. Y quiero pensar que los lectores de superhéroes acudimos a estas historias no solo por las hostias como panes, sino también, y sobre todo, por un concepto elevado de justicia al que aspirar.

Luca Torelli

Aquí es donde pongo el freno porque me iría de manera decidida hacia el terreno del off topic. Me parece que has hecho un buen artículo para VERNE para el que tendría mil doscientas extensas réplicas que resumiré con: tenemos un problema de estrechez de miras cuando de manera indirecta inferimos que un grupo de personajes pijamescos de ficción son una herramienta de injusticia social.

Y bueno, me cuesta no calentarme… ya lo conté una vez aquí, hace unos añitos perdí la posibilidad de un trabajo por ser poseedor de un pene. Yo estaba claramente más capacitado que la otra persona (a la que conozco y aprecio) porque el trabajo versaba en la materia de la que soy especialista y, de hecho, me iban a contratar a mí hasta que cayeron en que tenía que ser una mujer la elegida por esas “sacrosantas” razones “de paridad”. Por otro lado, como también conté, soy hijo de un señor que trabajó desde los 7 años en el mar tirando de una barca de remos y se jubiló 60 años más tarde como capitán y patrón de pesca. Se trata de un varón blanco heterosexual y reto a cualquiera a que se vaya a la ciudad de Pontevedra a soltarle el enésimo discurso sobre “privilegios”. Veo mucha frivolidad, mucha gente que da rienda suelta a ciertos mantras y no tiene ni idea de lo que es la vida real con todo su infinito repertorio antimaniqueo. Discursos a mí, los justos.

batlander

A que para ser pescador en Pontevedra no piden paridad Luca? Creo que para ser minero o basurero tampoco. Da que pensar el tema….

Luca Torelli

Para el trabajo que hacía mi padre, sobre todo en los años 80 con el tema de la explosión de las drogas, muchas veces no había ni hombres suficientes. Y la paridad, como bien sabes, se sirve “a la carta”.

batlander

Ya, ya. Era una pregunta retoricofestiva xDDDD

juan-man

No se pide paridad, sino igualdad de oportunidades. Y no la hay. La paridad es una herramienta para empezar a eliminar esa desigualdad.

No es tan difícil de entender.

Pero claro, primero hay que querer entenderlo, no solo tomárselo a chufla “retoricofestiva”. Aunque supongo que es más fácil hacer coñas desde tu posición de privilegio hacia quienes están por debajo en ese sistema que te mantiene a ti arriba y calentito.

Luca Torelli

“Posición de privilegio”. Me río por no llorar. Usted tiene un discurso de tópicos y proclamas adolecentes aprendido que suelta a discreción sin tomarse la mínima molestia de valorar con quién está hablando. Le acabo de contestar más abajo.

juan-man

No dudo de que yo también, con casi total seguridad, he perdido alguna oportunidad por ser hombre en un momento en que se buscaba una opción paritaria. ¿Injusto para mí? Puede. Pero ¿sabes qué pasa? Que lo que a mí me habrá pasado una o dos veces en la vida, a cada mujer de este país le ha pasado cien o doscientas. Así que en esos casos, me jodo y me aguanto, porque de lo que se trata es de corregir poco a poco un sistema podrido de machismo, y lo cierto y estadísticamente comprobado es que hay dos opciones: o se impone la paridad hasta que se normalice, o las mujeres seguirán apartadas.

Pero si “discursos a ti los justos”, demagogias las justas también: ¿o es que aquí estamos hablando de que el pobre Tony Stark se va a quedar sin una pensión decente por culpa de Riri Williams? Vamos, que pasar de la representación en el arte y la cultura popular (de personajes de ficción) a la dura vida del pescador es un salto con doble tirabuzón para caer no sé si en el río donde pescaba tu padre o en tu charco de “male tears”.

Luca Torelli

Lo de Tony Stark y Riri Williams que sueltas es una ridiculez de alguien que ha extraviado el contexto de la conversación. Si usted tiene alguna duda ya le he respondido sobre ello más arriba a otra persona que se ha dirigido a mí con mucho más respeto que usted. Las mujeres son amplia mayoría en sectores como la sanidad o la educación y todos sus problemas están en la agenda política oficial, algo que no sucede con los de los hombres. Ejemplo rápido: cada año se diagnostican 250.000 casos de cáncer de próstata en España y 200.000 de cáncer de mama, pero una de las dos plagas está mucho más representada en las agendas políticas y los mass media que la otra. Estas son realidades objetivas, no discursitos de twitter.
“Male tears”, siento mucha vergüenza ajena teniendo que leer terminologías adolescentes de este tipo.
Y mi señor padre no pescaba en un río, infórmese de lo que es Galicia y su industria pesquera antes de opinar. Mi señor padre, que hoy cuenta con 87 años, empezó a trabajar con 7 años tirando de una barca de remos y mientras sus compañeros, mayores que él, se iban a la taberna por la noche a él le tocaba acurrucarse con unas mantas dentro de la embarcación a temperaturas infames. De ahí llegó a ser capitán y patrón de pesca (que son dos cosas diferentes) y, además, armador. En 60 años de profesión sufrió dos naufragios que casi le cuestan la vida y que provocaron graves pérdidas económicas. Después de sacrificar toda una vida, porque mi padre no ha vivido, tuvo que dejar el mar (más tarde de lo debido porque aplazó su jubilación) vendiendo su barco por la deuda contraída por los naufragios. Es decir, después de 60 años de sacrificio se tuvo que ir prácticamente con lo puesto. Mis “privilegios” consistieron entonces en dejar durante 6 años aparcada mi carrera para vender pescado por los pueblos cargando cajas de 40 kilos con mis dos brazos (por lo que todavía arrastro problemas de cuello). Fue así como pude terminar mi carrera y retomar mi vida de “varón blanco opresor”.
Es usted una persona profundamente confundida y -añadiría irrespetuosa- por lo que ya me puede contestar con las ofensas que quiera porque yo no le pienso dar el placer de responderle ni una sola vez más. HASTA AQUÍ.

Moderación ZN

Intentemos reconducir el tema hacía los cómics que es el tema de la entrada. El off-topic ya ha derivado mucho y las cuestiones personales es mejor dejarlas a un lado. Gracias.

Luca Torelli

En ese punto estoy totalmente de acuerdo, pero además añadiré que ZN no es una plataforma que garantice el respeto de la misma manera entre unos usuarios y otros. De ahí que abandonase la sección de comentarios cuando un par de usuarios me insultaron de manera directa y gratuita hace unos meses. Me corté de ejercer mi derecho a la reciprocidad esperando algún tipo de mediación por vuestra parte que no llegó. En definitiva, compartiendo que NOS hemos adentrado en el terreno del off topic de manera clara (como ya advertí), también desisto de continuar el debate porque este no tiene lugar en unas condiciones justas.
Saludos.

Duma

Nota: afortunadamente las cifras que indicas de cáncer no son reales en España, sino cerca de 8 veces más bajas. Las reales son 33K para próstata y 28K para mama, con la diferencia de la edad de aparición (por encima de los 60 en el primero y desde la menopausia en el segundo, lo que requiere de controles más tempranos).

A nivel médico ambos tumores se supervisan de manera proactiva por los servicios públicos de salud en las personas de edad de riesgo precisamente por su incidencia.

En relación a la visibilidad de uno y otro me abstengo siguiendo la recomendación de Moderación ZN. No obstante hay que decir que heredamos en España unas campañas y lemas que son internacionales y proceden de que la incidencia mundial del cáncer de mama es un 60% superior al de próstata.

Luca Torelli

Los datos que he dado los oí en televisión esta misma semana, pero puede ser que con la fugacidad de la propia recepción haya extraviado la muestra de la que se hablaba. No avivemos más el debate, las posiciones de cada uno están claras. Un saludo cordial y a hacerse revisiones de próstata.

Krokop

La de por qué cambiar estos personajes y no los Astérix, Corto Malteses y demás me la sé: Porque que el cómic comercial americano no vende y los otros sí.

Eso de las ventas millonarias y el arraigo en la cultura popular es una de las muchas ucronías establecidas entre los aficionados, estilo “Toutain publicaba BD”, cuando apenas publicó cómic francés o “Watchmen fue un éxito inmediato” cuando las grapas de Zinco se retaparon y la edición de Glénat no pudo completarse porue no la compró ni el Tato.
En un país de 325 millones de habitantes, la proporción de lectores de cómic es mínima, ínfima.
Algo que no ocurre en Italia, en Francia o en Japón, donde sí hay una industria que funciona y cómics que lee todo el mundo que va a al cine, o de cuando en cuando coge una novela. Seguramente, proporcionalmente, hasta en España consumimos más cómic que los americanos. Cada volúmen de Corto Maltés tiene ventas millonarias y duraderas y el Capi de Brubaker o quien sea, pues en un país mucho más grande es un éxito si el TPB vende 20.000.
Las marcas sí son conocidas, pero los cómics no.
Vamos, que los dueños no tienen ninguna gana de que vuelvan los “años gloriosos” por la sencilla razón de que nunca existieron más alla de “wow, DK no es como los cómics normales”.
Con esa proyección editorial, no hacen nada. Lo que busuen es que llegue al público generalista, y con el modelo ese, pues nunca ha ocurrido.

Scot Asqueroso

Marvel lo que tiene que hacer es dejar de preocuparse por las buenas historias y crear mas personajes oprimidos por el sistema , que sean homosexuales , negros , musulmanes , asiáticos o mujeres ; porque ya se sabe que tradicionalmente son los colectivos que leen mas cómic americano . Si siguen en esa estrategia creando personajes hiper carismáticos como ( ¡mirad soy negra y mujer , eso me vuelve interesante! ) Riri Williams , les auguro un éxito de ventas sin precedentes.

Ademas , lo principal de una historia de ficción es decirle a la gente a quien tiene que votar ( no vaya ser que voten centro derecha liberal y piensen que el respeto por las libertades personales son lo primero , ¡acabáramos! ) , la maquinaria de la propaganda política no puede parar , ni un día sin insultar a los votantes republicanos o Trumpeteros ; venga Marvel , tu puedes , que cada día estamos mas cerca de que sea legal matar a alguien por ser de derechas ( un ¡fascista! , aunque esta sea una ideología socialista , ¡que mas da! ) ; o de recordarnos que debemos sentirnos culpables por ser hombre , blanco y heterosexual , porque al fin y al cabo , es el pecado original de la religión del progre de la cual empresas como Marvel dan misa diaria .

Que no pase un día sin recordar lo injusto que es el sistema actual , tan alejado de los paraísos socialistas , como bien nos muestran los emocionantísimos números de Sam Wilson Capitán América , donde Rabia va a la cárcel solo por ser negro en la misma América donde OJ , después de apuñalar gentilmente a dos personas sale en libertad por la misma oscura (ja!) razón .

No , que siga la fiesta , ya que en esta ultima década hemos aprendido que toda obra tiene valor artístico solo si ampara los dogmas políticamente correctos de la izquierda , porque decir lo contrario es fascismo , ¡si joder! , que Marvel siga así , porque esta creando un momento maravilloso para que el lector de cómics que no quiere que le reeduquen y que no se siente culpable por no tener vagina , se pase a DC ; donde a día de hoy les importa mas la buena escritura que el agitpro ; y para que los comics de Marvel poco a poco se conviertan en un suplemento dominical de diario Publico , o eldiario.es .

Una Marvel donde la calidad de escritura es tan tan ALTA , así en mayúsculas , que su último evento , Imperio Secreto ( no , no va sobre Soros ) , el único donde han tenido una verdadera oportunidad de hablar sobre realpolitik , han sido incapaces de tejer una distopia política creíble , geopolíticamente estimulante , o minimamente ligada con la historia de USA , lo que demuestra que ademas de ser unos brasas , a la hora de la verdad son incapaces de decir nada mas sofisticado que el tío que va mandando slogans con su Iphone , a la cabeza de una manifestación contra el capitalismo .