Marvel Fanfare nº 4: Visión y la Bruja Escarlata

Por
0
1263
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 


Edición original: Marvel Comics – enero 1983 – mayo 1987 – agosto 1991
Edición España: Comics Forum – agosto 1995
Guión: Mike W. Barr, Sandy Plunkett, Bill Mantlo, Roger McKenzie
Dibujo: Sandy Plunkett, Paul Smith
Entintado: P. Craig Russell, Armando Gil, Paul Smith
Color: Petra Goldberg, Bob Sharen, Petra Scotese
Portada: P. Craig Russell
Precio: 695 pesetas (tomo en formato prestigio de 48 páginas)

 

El último número de la edición española de Marvel Fanfare está dedicado a una pareja que, en el momento en el que el tomo veía la luz, ya no existía: la Visión y la Bruja Escarlata. La historia de amor que Roy Thomas había esbozado y Steve Englehart desarrollado, había saltado por los aires por obra y gracia de John Byrne. En el primer arco argumental del caballero en la colección dedicada a la división californiana de los Vengadores, el autor llevó hasta sus últimas consecuencias la idea de Roger Stern de deshumanizar a la Visión, llevando a la Bruja Escarlata por la calle de la amargura hasta que decidió pasarse al bando de su padre biológico, Magneto. La marcha de Byrne y su sustitución por Thomas atajó la defección de Wanda, pero mantuvo a la Visión en Nueva York. Sería Bob Harras quien iría recuperando poco a poco al sintozoide original, pero esa es historia para otro momento. Para lo que aquí interesa, solo hay que decir que las tres aventuras que se recopilaron en la cuarta y última entrega de Marvel Fanfare pertenecen a la época de esplendor de la pareja.

Trueque de Brujas

La primera de las historias –cuya portada se empleó en el tomo español- corresponde a principios de los ochenta y presenta un encuentro entre la Bruja Escarlata y Spider-Man. El arácnido es inesperadamente atacado por la mutante y esta singular reacción indica que algo no va bien. El responsable no es otro que Xandu, un hechicero que es también viejo conocido del lanza-redes. La primera aparición del personaje se produjo en el segundo especial anual de la primera colección de Spider-Man, cuando este hizo equipo con el Doctor Extraño para hacerle frente. Los responsables de la aventura eran los creadores de ambos personajes, Stan Lee y Steve Ditko y el año de publicación era 1965. Spidey y el maestro de las artes místicas volverían a encontrarse con Xandu en la colección Marvel Team Up, cuando este último intentaba hacerse con uno de los múltiples cachivaches místicos de Extraño para recuperar a su amada y aliada, Melinda Morrison. Los autores de esta andanza fueron Len Wein y Sal Buscema, siendo el año de publicación 1974. El resultado de ese nuevo enfrentamiento llevó a los acontecimientos narrados en Marvel Fanfare, con un Xandu que vuelve a la carga para recuperar a la mujer que ama. Para ello, intercambia el espíritu de esta con el de Wanda, dejando a la vengadora en el cuerpo de Melinda. De ahí viene el título Switch Witch, que juega con las siglas del nóm de guérre de la mutante en inglés (S. W., Scarlet Witch) y también con la situación de esta respecto de Morrison (con un intraducible retruécano). La cadencia de apariciones cada nueve años tendría su continuación en la historia Camino de muerte polvorienta, publicada en 1992, cuando Xandu batallaría nuevamente por la vida de Melinda contra Spider-Man y el Doctor Extraño, pero sus apariciones posteriores no corresponden a esta reseña, así que volvamos a donde corresponde.

El personaje de Melinda Morrison había sido introducido, como se ha dicho en el párrafo anterior, por Len Wein y Sal Buscema, con el fin de dotar de cierta humanidad a quien en principio había sido uno de tantos magos que fastidiaban al hechicero de la calle Bleecker. Aquí, Mike W. Barr y Sandy Plunkett se encargan de dar otra vuelta de tuerca a la historia, cambiando al Doctor Extraño por la Bruja Escarlata. La mutante vengadora era, como el perdido amor de Xandu, una dama interesada en el mundo de la magia, por lo que se convertía en una candidata perfecta para albergar el alma de Melinda. El éxito del intercambio se traduce en la habilidad de Morrison para encargarse de un trepamuros que solo ve a una colega y acaba exiliado en la misma dimensión que el cuerpo y el alma descargados por la eminencia gris de todo el plan. Como resultado de lo anterior, Spidey y una Wanda prisionera en el cuerpo de Melinda deben aunar fuerzas para revertir el cambio y derrotar a Xandu una vez más.

El equipo creativo de la historia está compuesto por autores tan interesantes y competentes como relativamente olvidados –con la excepción del responsable de la tinta-. Por un lado, tenemos a Mike W. Barr (que aquí firma como Mike Barr) un competente guionista que ha desarrollado una parte importante de su carrera en DC, escribiendo historias tan recordadas como Camelot 3000, El hijo del demonio o La novia del demonio. También picó aquí y allá en Marvel, First o IDW, siendo uno de los responsables del proyecto Malibú Comics. En las tareas literarias y encargándose de los lápices tenemos al ilustrado Sandy Plunkett, un autor que se prodigó más bien poco y cuyas labores le relacionan con P. Craig Russell –que aquí se encarga de pasar el pincel por los trazos de su colega y de la portada-. Completa la parte gráfica la colorista Petra Goldberg, nombre habitual en los tebeos de superhéroes de esa época. El conjunto es una colaboración notable en la que se recupera una de las creaciones de Steve Ditko a través de unas ilustraciones más que apropiadas para la plasmación de una dimensión basada primordialmente en la magia. Barr complementa de forma más que correcta la labor de Plunkett, dando como resultado final una aventura entretenida que demuestra buen manejo de la continuidad y constituye un jalón más en la trágica historia de amor entre Xandu y Melinda Morrison.

¡Hogar!

La segunda de las historias presenta nuevamente a Sandy Plunkett como dibujante responsable de los lápices, pero bajo una premisa bien distinta. Cuatro años después de la historia anterior, el ilustrador volvía a encargarse de la Bruja Escarlata, para contar una historia en la que esta compartía protagonismo con su esposo Visión y ambos contaban con las habilidades literarias de Bill Mantlo. El añorado escritor había sido responsable de la miniserie en la que ambos vengadores intentaban llevar una vida normal, descubriendo la dama el parentesco que la unía a su antiguo jefe en la Hermandad de Mutantes Diabólicos, Erik Magnus Lensherr, Magneto. Aquí, volvía también para reencontrarse con la parejita y presentar un nuevo ejemplo de las dificultades que un hombre sintético y una mutante romaní tenían para integrarse en un barrio cuyos habitantes les venían como rarezas, aberraciones o personas cuya presencia ponía el vecindario en peligro. Nada nuevo bajo el sol, salvo ver qué habían hecho aquellos cuatro años de los lápices de Plunkett y comparar el trabajo de Armando Gil con a la tinta china con el de Russell. Buen trabajo de color de Bob Sharen, otro habitual de la época.

Rosie

La tercera y última de las historias lleva la firma literaria de Roger McKenzie, un guionista que ha quedado para la posteridad más por ser el compañero inicial de viaje de Frank Miller en Daredevil que por aportaciones memorables al género y la industria. El relato es una historia de corte urbano y evocaciones del género negro en el que la Visión colabora en una investigación policial sobre un asesino en serie que opera en la misma zona de la ciudad que Rosie, una vendedora de flores que siempre le ha agasajado a él y a su esposa con bellos ejemplares. La virtud principal de esta aventura son los magníficos dibujos de Paul Smith, que ejerce de lapicero y tintero en esta ocasión. Buena labor de otra veterana del sector, Petra Scotese.

En conclusión:

El último de los cuatro números de la colección es, en mi opinión, el más equilibrado y completo de todos. Las tres historias presentan otros tantos aspectos del matrimonio, complementadas con buenos artículos –punto este que es constante en toda la serie- y con una selección de ilustraciones de Craig Hamilton que vio la luz en la serie yanqui y que por aquí ya se había visto en la colección bicéfala dedicada a Alpha Flight y la Masa unos años antes.

La ciencia y la magia
Visión y la Bruja Escarlata, por Sandy Plunkett

  Edición original: Marvel Comics – enero 1983 – mayo 1987 – agosto 1991 Edición España: Comics Forum – agosto 1995 Guión: Mike W. Barr, Sandy Plunkett, Bill Mantlo, Roger McKenzie Dibujo: Sandy Plunkett, Paul Smith Entintado: P. Craig Russell, Armando Gil, Paul Smith Color: Petra Goldberg, Bob Sharen, Petra…
Guión (primera historia) - 7.8
Dibujo (primera historia) - 8.2
Interés (primera historia) - 7.9
Guión (segunda historia) - 7
Dibujo (segunda historia) - 7.7
Interés - 6
Guión (tercera historia) - 7.3
Dibujo (tercera historia) - 9
Interés (tercera historia) - 7.2

7.6

Vosotros puntuáis: 5.5 ( 2 votos)

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

Notifícame
wpDiscuz