Manga: Lo Mejor de 2012

El año 2012 pasará a la historia como uno de los más importantes en lo que al cómic nipón en nuestro país se refiere. Como muchos os habréis imaginado, esto es así debido a dos factores que dieron muchísimo de qué hablar no sólo entre los aficionados y profesionales de mundillo del manga, sino también del cómic en general.

La primera de estas cuestiones es la independización total de Glénat España de su casa francesa, pasándose a llamar Editores de Tebeos y generando un aluvión de críticas –tanto buenas como malas- al respecto.

La segunda, consecuencia directa de la primera, es la pérdida de derechos de EDT por parte de la gigante nipona Shūeisha, madre de grandes éxitos de venta en España como Naruto, Bleach, Gantz, Kenshin, etc. Este acontecimiento hizo que las licencias de sus series pasasen a formar parte del escuadrón de las otras cuatro grandes editoriales españolas: Planeta, Norma, Panini e Ivréa.

Así pues, Norma y Planeta ven reforzado su catálogo con estas nuevas licencias, mientras que Ivréa y la propia EDT amplían su catálogo a un mayor círculo de lectores. En el caso de Panini, por el contrario, hablamos de un completo resurgimiento de su línea manga.

En este contexto es donde debemos encasillar lo que pase a partir de ahora. ¿Seguirá siendo Norma la reina de las editoriales? ¿Podrá EDT hacer frente a los acontecimientos con su nuevo catálogo? ¿Estamos hablando de una resurrección temporal de Panini o ha vuelto para quedarse? Sólo el tiempo lo dirá. Mientras tanto, os dejamos lo que –a nuestro parecer- han sido las diez mejores obras de 2012.




10) Las Vacaciones de Jesús y Buda de Hikaru Nakamura

Abriendo nuestro top 10 está este atípico shōnen de Hikaru Nakamura. Con un argumento completamente rocambolesco (Jesucristo y Buda se toman unas vacaciones en un piso de solteros en la bahía de Tokio), Hikaru Nakamura sienta las bases de una historia llena de gags de humor y referencias religiosas, siempre desde el respeto. Además es una ventana a la cultura japonesa desde lo que podría ser el punto de vista de cualquier occidental, puesto que se nos muestra desde los ojos de dos extranjeros –si es que podemos llamarlos así-.

Las vacaciones de Jesús y Buda es una buena serie de humor blanco para pasar el rato, pero no ofrece nada más allá de eso. Actualmente cuenta con 4 volúmenes publicados en España y cuenta con un ritmo de publicación bastante suave, por lo que puede ser una buena opción como serie a empezar en 2013. Esta serie fue galardonada con el Premio Cultural Osamu Tezuka en 2007, por lo que, objetivamente, ya tiene un buen sello de calidad detrás.




9) Bakuman de Tsugumi Ōba y Takeshi Obata

Sería muy difícil encontrar hoy en día un shōnen manga más original y atípico que el propuesto en los últimos años por Tsugumi Ōba y Takeshi Obata, responsables del éxito y fenómeno Death Note, en Bakuman, una obra que ha mantenido un nivel excelente en toda su andadura la cual, por desgracia, ya ha llegado a su final en Japón. En Bakuman seguimos las peripecias y sacrificios de dos jóvenes estudiantes, Moritaka Mashiro y Akito Takagi, por convertirse en consagrados mangakas y triunfar en la Shōnen Jump. La trama nos mantiene pegado a sus páginas, con unos personajes atractivos y carismáticos, mientras aprendemos algunas cosas sobre el mundo mismo del manga: el sistema de trabajo de los autores, la filosofía de las grandes editoriales y las claves del éxito para conseguir una obra que conecte con el público. En este caso, Tsugumi Ōba y Takeshi Obata se sirven, en ocasiones, de su propia experiencia y conocimiento, el primero para elaborar unos guiones elaborados y lleno de diálogos y el segundo con un dibujo en constante evolución adaptándose increíblemente a cada etapa de la historia. El manga de obligada lectura para todo aficionado al medio.

-Opción Alternativa-

Bleach de Tite Kubo

Si vuestra apuesta va más entonada por el shōnen manga de corte más clásico entonces podéis pensar en darle una oportunidad a la ya longeva Bleach de Tite Kubo y disfrutar de la épica y las aventuras de Ichigo y sus compañeros shinigamis. Esta es una de las series estrellas de la Shōnen Jump, la tercera en discordia al lado del Naruto de Masashi Kishimoto y el One Piece de Eiichirō Oda, y al contrario que sus compañeras presenta un toque más adulto y una trama algo más compleja. No obstante, es un shōnen manga prototípico, con el habitual sentido de la autosuperación de sus personajes, su exaltación de la amistad y compañerismo y sus batallas y luchas interminables contra los enemigos más extravagantes y malvados.




8) Ataque a los Titanes de Isayama Hajime

El Ataque a los Titanes de Hajime Isayama ha sido una de las sorpresas publicadas por Norma Editorial el pasado año, un manga de sorprendente éxito en Japón que nos trae un soplo de aire fresco en lo que al género shōnen se refiere por su forma de manejar el misterio y la intriga y por su manera de profundizar en sus personajes en detrimento, en ocasiones, de la misma acción. Este manga cuenta la historia de Eren Jaeger y su hermana adoptiva, Mikasa Ackerman, supervivientes y residentes de la última ciudad humana conocida después de la destrucción del mundo por parte de los titantes. Ahora, siguiendo sus deseos de conocer lo que se oculta más allá de las murallas de la ciudad, Eren y Mikasa se han enrolado como expedicionarios del ejército. En este caso, Hajime Isayama maneja muy bien los resortes del relato, tanto que consigue engancharnos a él pese a su dibujo, sucio, desgarbado y poco habitual en un manga de este tipo. Pero, superado este elemento, que podrá hacer recular sin lugar a dudas a más de un lector, Ataque a los Titanes es una obra de corte máa adulto que se convierte en una absorbente epopeya llena de misterio y emoción.




7) Takemitsu Zamurai de Issei Eifuku y Taiyou Matsumoto

Como no podía ser de otra manera, Takemitsu Zamurai se ha ganado un hueco entre nuestras elecciones a mejor manga de 2012. Los problemas de la editorial catalana para terminar la publicación de esta serie fueron muy sonados hace unos cuantos meses, cuando, según declaraciones de Joan Navarro, la propia Shogakukan les instó a “pensar más en ganar dinero” en clara referencia a las pérdidas ocasionadas con Takemitsu. Sin embargo todo salió a pedir de boca, y ya podemos disfrutar en su totalidad de las peculiares andanzas de este samurái.

Sôichirô Senô es un samurái que decide cambiar de modo de vida y se traslada a unas montañas situadas en Edo (la actual Tokio), con el fin de hacer muchos amigos. Con esta premisa tan simple a la vez que atípica, Issei Eifuku consigue transmitirnos una sensación de paz y tranquilidad como pocos otros manga. Además, el dibujo del virtuoso Taiyou Matsumoto al estilo ukiyo-e convierte a Takemitsu Zamurai en una lectura obligada para todo aquel aficionado cansado de los estándares ya establecidos en el mundo del cómic.

Esta obra fue galardonada con el Premio Cultural Osamu Tezuka en 2011, el mayor reconocimiento que se le puede otorgar a un cómic nipón.

-Opción Alternativa-

Furari de Jiro Taniguchi

La presente obra es una de las últimas que han visto la luz de la mano del maestro Jiro Taniguchi y en ella encontramos la historia de Tadataka Ino, personaje histórico de antes de la Restauración Meiji, comerciante y cartógrafo responsable de confeccionar el primer mapa preciso de Japón después de dedicar a ello casi media vida. Este protagonista sirve de excusa a Jiro Taniguchi para realizar un fresco de la época, con sus costumbres y tradiciones, y seducirnos con su excelso y delicado trazo. Furari de Jiro Taniguchi demuestra el buen estado de forma del autor y supone un trabajo indispensable para los seguidores de este particular mangaka y también para aquellos interesados en todo que rodea a la ancestral cultura japonesa.




6) Berserk de Kentaro Miura

El manga de fantasía épica ha regresado con fuerza este año a nuestro país y la recuperación del Berserk de Kentaro Miura por parte de Ediciones Glénat/EDT ha sido recibida con los brazos abiertos por muchos viejos y nuevos lectores. Esta obra se encuentra en su mejor momento, con su reciente salto a la gran pantalla como trilogía de animación adaptando el arco argumental de La Edad Dorada y con su autor retomando los mandos de su creación para, esperemos, enfilar la recta final de las aventuras del sufrido Guts. En este manga extremo, lleno de sexo y violencia, ambientado en una edad medieval fantástica llena de demonios y monstruos encontraremos una espectacular epopeya con una trama absorbente y un apartado gráfico en el Kentaro Miura pone toda la carne en el asador. En Berserk disfrutamos de un retablo de referencias a la cultura occidental, especialmente de carácter cinematográfico, a películas como Excalibur de John Boorman o Los Señores del Acero de Paul Verhoeven, así como una interesante labor de investigación a nivel histórico y arquitectónico cuyo resultado se puede apreciar en la ambientación de la historia y en su dibujo.

-Opción Alternativa-

Vinland Saga de Makoto Yukimura

Hazañas y aventuras nórdicas con sabor oriental es la curiosa propuesta del Vinland Saga de Makoto Yukimura, un manga de aventuras, ficción histórica con ciertos y medidos toques de shōnen manga que definen una obra muy particular y inexplicablemente inédita en nuestro país. La historia se ambienta en las tierras de la fría Islandia, entre finales del siglo X y principios del XI, siguiendo la epopeya de Torfinn, hijo de Thors, que sólo vive para vengar la muerte de su padre a manos del ambicioso mercenario Askeladd. Este relato, de sorprendente evolución en el tiempo, supone una interesante y atractiva visión del mundo vikingo que no dejará a ningún lector indiferente.




5) Shigeru Mizuki: Autobiografía de Shigeru Mizuki

Por segundo año consecutivo, el maestro Shigeru Mizuki aparece en nuestro particular top anual de manga. Y no es porque esté creando historias maravillosas últimamente –ya tiene más de 90 años, el pobre-, sino porque Astiberri se ha dado cuenta del enorme potencial de esta viva historia del cómic nipón y quiere compartirla con todos nosotros.

En 2011 nuestros elegidos para el hall de la fama fueron 3, Calle de los misterios y Kitaro. En 2012 lo es su autobiografía, que ya está publicada en Japón contando con un total de seis tomos. Astiberri ha traído por ahora los dos primeros, y únicamente con ellos se ha conseguido colar por encima de otras series ya terminadas y con mucho renombre.

Como bien reza el maestro Mizuki en las dos primeras páginas al inicio del tomo, esta autobiografía abarcará hasta el año 2001. Es decir, desde su nacimiento hasta la edad de, aproximadamente, 80 años.

No se pierdan la oportunidad de conocer de primera mano un pedazo importantísimo de la historia del cómic nipón.




4) Hikari Club de Usamaru Furuya

El Hikari Club de Usamaru Furuya es una de las mejores lecturas del pasado año en lo que a manga se refiere, una adaptación de una obra de teatro, brutalmente filosófica y sangrientamente reflexiva, con una estética y apartado gráfico perturbadoramente atractivo. El terror y la poesía van de la mano en una de las obras más convencionales pero, al mismo tiempo, más personales de Usamaru Furuya. Este autor, casi desconocido por estos lares, es una de las figuras más destacadas del manga underground japonés y su estilo resulta terriblemente versátil y experimental. En este caso, Hikari Club supone el reencuentro con las raíces de este mangaka, con la huella dejada en su juventud, allá por los años ochenta, por las representaciones del grupo teatral Tokyo Grand Guignol que tanto influyeron también a su compañero Suehiro Maruo. Las referencias, el simbolismo, la atmósfera retratada por Usamaru Furuya en este thriller psicológico, se combinan con su característico y grotesco tratamiento de la sangre y la violencia para hablarnos de temas como la belleza, la juventud y el sexo. Ojalá esta sea la carta de presentación de Usamaru Furuya en nuestro país.

-Opción Alternativa-

Btooom! de Junya Inoue

Si buscáis un manga lleno de misterios, ligero y lleno de acción entonces Btooom! de Junya Inoue es vuestra obra. Este título, inédito en nuestro país, es una historia de ciencia ficción llena de escenas gore y sexo bastante explícitas. En Btooom! encontramos las desventuras de Ryota Sakamoto, un chico normal y corriente de veintidós años, un verdadero otaku obsesivo de los videojuegos. Pero su vida dará un vuelco cuando despierte dentro de su videojuego favorito y se vea obligado a sobrevivir en él. Una obra que podrá llamar la atención a los seguidores de mangas en la línea de Battle Royale de Koushun Takami y Masayuki Taguchi o el brutal Gantz de Hiroya Oku.




3) Masten keaton de Hokusei Katsushika y Naoki Urasawa

Todo autor tiene unos inicios y este año hemos podido conocer mejor los de Naoki Urasawa con la publicación por parte de Planeta DeAgostini de Master Keaton; un manga en dónde se anticipa el interés de este autor por el misterio, la intriga y el thriller aunque, en este caso, cuente con la ayuda del fallecido Hokusei Katsushika en los guiones. Esta obra, publicada a principios de los noventa, sigue las andanzas de Taichi Hiraga Keaton, despistado e introvertido profesor universitario, divorciado, padre, investigador privado de seguros, antiguo instructor en tácticas de supervivencia del cuerpo de élite británico SAS y arqueólogo diplomado de la Universidad de Oxford. Todo un personaje mediante el cual Naoki Urasawa y Hokusei Katsushika nos llevan alrededor de todo el mundo para sumergirnos en los casos más intrigantes y misteriosos. Además, mientras seguimos las aventuras de Master Keaton, podremos disfrutar de multitud de referencias culturales, históricas y políticas de la época y térnicas de supervivencia y otros aspectos que hacen la lectura aún más interesante. El manga más entretenida y fresco de Naoki Usarawa. Imprescindible.

-Opción Alternativa-

Historie de Hitoshi Iwaaki

El mangaka Hitoshi Iwaaki empezó a publicar en 2003 el manga de corte histórico Historie donde narra las hazañas y aventuras de Eumenes de Cardia, personaje que llegaría a ser el secretario y general del mismísimo Alejandro Magno. Esta obra, inédita en nuestro país, es una buena alternativa para aquellas personas afines a la ficción histórica y para los amantes del género de aventuras. El tono pausado de esta obra, su apuesta por la relación entre personajes y su limpio y conciso dibujo hacen de ella una lectura algo alejada de los cánones más comunes del manga convirtiéndola en una interesante apuesta que esperemos acabe por interesar a alguna editorial de nuestro país en un futuro no muy lejano.




2) Hokusai de Shotaro Ishinomori

En el segundo puesto tenemos ni más ni menos que a Shotaro Ishinomori, más conocido como el Rey del Manga, en un regreso completamente inesperado a nuestras librerías. Inesperado no porque estemos hablando de un autor malo –su nombre lo dice todo-, sino porque el manga clásico y sus autores más representativos no venden nada bien si no llevan detrás el sello de Osamu Tezuka.

Pese a que Shotaro Ishinomori es conocido por ser uno de los autores más importantes del Tokusatsu japonés con creaciones como Cyborg 009 o Kamen Rider, –además de la mayoría de superhéroes televisivos nipones de los 70- ha plasmado en sus páginas argumentos de todo tipo. No en vano ostenta el título de autor de cómic más prolífico de la historia.

En Hokusai, Ishinomori nos presenta la biografía del pintor Katsuhika Hokusai, un artista japonés que vivió durante el siglo XIX y actualmente es conocido por ser el autor más representativo del movimiento Ukiyo-e. En una completa y a la vez ágil retrospectiva por los 90 años de su vida, Ishinomori nos presenta una lectura muy interesante para todo tipo de lector aficionado al buen cómic o a la historia y cultura japonesa.




1) Reproducción por Mitosis y otras historias de Shintaro Kago

La obra elegida por la redacción de Zona Negativa como mejor manga publicado en 2012 no podía ser otra que Reproducción por mitosis y otras historias. Con la pérdida de derechos de EDT por parte de Shueisha, la editorial catalana ha abierto su catálogo a un nuevo tipo de lectores h nos ha brindado una serie de autores underground que jamás pensábamos ver publicados en nuestro país. Y Shintaro Kago ha sido, sin duda, el autor revelación del año.

Con argumentos basados en la paranoia, el sexo, la violencia y la escatología, con este tomo Kago es capaz de enseñarnos conceptos teóricos del cómic que nunca habríamos imaginado. El autor duda de la sucesión temporal entre las viñetas y hasta de su bidimensionalidad, rompiendo todos los esquemas establecidos en lo que a cómic se refiere.

¿Qué fue antes, el recuadro o la viñeta? ¿Podría haber algo dibujado tras los espacios blancos entre viñetas? ¿Dos viñetas contiguas deben estar necesariamente en la misma línea temporal? Shintaro Kago tiene respuestas para todas estas preguntas. Unas respuestas no aptas para los estómagos más débiles, hemos de añadir. Aun así, la lectura de este tomo es una experiencia apasionante e irrepetible.

Enlaces de Interés

 Cine: Lo mejor de 2012
 Mundo Independiente: Lo mejor de 2012
 Marvel Comics: Lo mejor de 2012
 DC Comics: Lo mejor de 2012
 Webcómics y cómic digital: Lo mejor de 2012

The following two tabs change content below.
Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Mi obsesión por las novelas de misterio y aventuras facilitó mi acercamiento al cómic con los Clásicos Ilustrados que adaptaban historias como El Escarabajo de Oro o La Isla Misteriosa. Luego llegarían Mortadelo y Filemón, Superlópez, Spider-man y Dragon Ball. Descubrí las posibilidades del medio con autores como Alan Moore, Neil Gaiman o Kurt Busiek desarrollando mi ecléctica pasión por la viñeta: cómic estadounidense, europeo, manga y webcómics. En la actualidad, colaboro como reseñista y articulista en mi segunda casa, Zona Negativa, hablando de cómics y cine.
The following two tabs change content below.
Presentándome como uno de los más jóvenes del equipo, empecé a colaborar en el proyecto Zona Negativa en octubre de 2011 gracias a una recomendación del propio Marc Bernabé. Actualmente cubro –o intento cubrir– todo lo que tiene que ver con el manga publicado en España, tratando tanto noticias como reseñas. Mis andanzas en el mundo del cómic nipón empezaron relativamente tarde, aproximadamente en septiembre de 2007. Sin embargo, rápidamente me desvinculé de lo que serían los gustos típicos de los aficionados al manga. Actualmente soy un apasionado del manga clásico y con cada lectura intento no sólo entretenerme, sino aprender un pedazo de la historia del cómic nipón en todas sus vertientes: autores trascendentes, obras padres de cada género, etc. Y, con más o menos éxito, estos conocimientos que adquiero son los que intento trasladar a mis textos.