Lobezno: Sangre, arena y garras

Por
11
785
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 


Edición original: Marvel Comics – enero – marzo – 1991
Edición España: Comics Forum – abril – 1992
Guión: Larry Hama
Dibujo: Marc Silvestri
Entintado: Dan Green
Color: Glynis Oliver
Portada: Marc Silvestri, Josef Rubinstein, Pablo Picasso
Precio: 650 pesetas (tomo de 72 páginas)

 

El trigésimo noveno número de la primera colección prestigio de Forum aportó un contenido especial. El material no pertenecía a ningún tomo equivalente publicado en Estados Unidos, sino a la recopilación de tres números de la serie regular de Lobezno. El motivo: la presencia de Logan en la guerra civil española.

A principios de los noventa, Larry Hama (de profesión sus G. I. Joes) se había convertido en el primer guionista estable de la colección del garras, después de que un Claremont sobrecargado de trabajo se viera forzado a dejarla. Varias aventuras más o menos largas, diversos autores de variopinto pelaje y una sensación de ir a la deriva se vieron sustituidas por un equipo estable que unió al mentado guionista con un dibujante que venía de causar sensación en la serie de la Patrulla-X, Marc Silvestri. Juntos compartieron las tareas creativas hasta que el ilustrador se marchó con otros seis colegas a fundar Image Comics. Hama continuaría durante varios años más, convirtiéndose en uno de los guionistas que más historias sobre Lobezno ha firmado. Sangre y garras fue una de ellas, y llevó al bajito peludo de malas pulgas a hacer equipo con otro amigote, más bajito, menos peludo y con tanta o más mala baba que él en un viaje al pasado.

Una de las constantes del trabajo de Hama en la colección de Lobezno fue el juego con elementos que, en principio, no parecían casar mucho con el perfil del garras, eminentemente urbano. Viajes en el tiempo, follones interdimensionales, paradojas temporales, tecnomagias variadas… el abordaje del tumultuoso pasado del personaje redundó y abundó en los juegos donde nada es lo que parece ser y todo puede ser verdad o ser mentira. Historias como la del proyecto Shiva constituyen un buen ejemplo de la manera en la que don Larry jugó con el oscuro bagaje de Lobezno para contar una versión de lo que podría ser –o no- el ayer de un señor que siempre resultó más interesante por lo que ocultaba que por lo que mostraba. Sin embargo, aún quedaba algún tiempo para que ese relato viera la luz. Un viajecito al pasado resultaría algo más simple.

La historia comienza con una visita de Logan a su viejo colega de Alpha Flight Eugene Milton Judd, más conocido como Puck. El simpático caballero mata el tiempo libre actuando como matón sustituto en un bar. A un océano de distancia, Dama Mortal sigue obsesionada con la venganza y hace todo lo posible por encontrar a su mayor enemigo. Ahora que sus circunstanciales aliados, los Cosechadores, vuelven a controlar el poblacho perdido de Australia que sirviera de cuartel general a la presuntamente difunta Patrulla-X, la tecnoguerrera nipona se aprovecha de Pórtico para ir a la caza de Lobezno. Una inesperada interacción de fuerzas desconocidas (tan socorrida para estos casos) lleva a Logan, Judd y Yuriko a la España desgarrada por la guerra civil desencadenada tras el fallido golpe de Estado perpetrado por una parte del generalato patrio. Pese al riesgo de cambiar el curso de la historia, los dos primeros se alían con las fuerzas que luchan del lado de la II República y la segunda hace equipo con el bando sublevado, más concretamente con la Legión Cóndor enviada por el III Reich. Las actuaciones de este trío en su pelea a través del tiempo sirve a Hama para explicar su visión de los viajes temporales, la cual recuerda poderosamente a la trilogía fílmica Regreso al futuro.

La aventura, hay que reconocerlo, no es nada del otro viernes. Nueva edición de un viejo enfrentamiento, viajes en el tiempo donde todo permanece pero algo cambia… nada nuevo bajo el sol. La ambientación del conflicto bélico es realmente atroz y digna de la más cutre versión de Por quién doblan las campanas. Una España de tauromaquia, folclóricas y faranduleo que está apenas dos pasos por encima de aquella casposa Celtiberia dibujada por David Michelinie en la colección marveliana de Indiana Jones. ¿Por qué convertirla en un formato más caro? Para recordar. La visita de Lobezno al escenario de nuestra última guerra civil sirve para llevar a cabo un poco de esa divulgación que era habitual en los días de Forum y que hoy está completamente desaparecida. Iniciativas como ésta, el museo de la historieta o la alternativa (ya que hay toros de por medio) a jóvenes talentos, acompañaron durante varios años las ediciones hispánicas de Marvel… pero me estoy desviando del tema principal. Cuando está pronto a cumplirse el octogésimo aniversario del golpe de Estado que desencadenó la guerra civil, ésta y la dictadura que vino después sigue siendo motivo de controversia para un país cuya sociedad está dividida en este punto. La publicación de estos números, el artículo explicativo y los colores (tres) de la bandera evocada en la publicación expresan el deseo de rememorar para las nuevas generaciones lo que para una en vías de desaparición supusieron aquellos tres años de sangría. Ante la tentación de igualar ambos bandos o de justificar un golpe a un Estado de Derecho; frente a la estrategia goebbelsiana de repetir una mentira hasta la saciedad para convertirla en verdad consensuada, se impone el deber de recordar, de divulgar y de combatir en la eterna batalla que supone recordar, una y otra vez, que el emperador va desnudo.

Cuando Silvestri encontró a Picasso
Portada completa del tomo

  Edición original: Marvel Comics – enero – marzo - 1991 Edición España: Comics Forum – abril – 1992 Guión: Larry Hama Dibujo: Marc Silvestri Entintado: Dan Green Color: Glynis Oliver Portada: Marc Silvestri, Josef Rubinstein, Pablo Picasso Precio: 650 pesetas (tomo de 72 páginas)   El trigésimo noveno número…
Guión - 6.9
Dibujo - 7.2
Interés - 8.8

7.6

Vosotros puntuáis: 3.3 ( 1 votos)

Leave a Reply

11 Comentarios en "Lobezno: Sangre, arena y garras"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Miki

En este caso no tengo la edición reseñada sino la reedición que se hizo en grapas de la colección de lobezno, así que no puedo valorar los artículos que venían adjuntos, pero la aventura se me hizo aburrida y, como dice el artículo, llena de estereotipos.
Recordar o, mejor, estudiar la guerra civil (porque recordarla ya nadie la recuerda, si acaso se acuerda de las historias que contaron los que sí la vivieron y que ya han desaparecido o casi porque la edad no perdona) no va a ser fácil con semejante material que para mí no pasa de un cinco raspado (y eso que me encantan los G.I.Joe de Hama y llevo varias décadas leyendo lo que cae en mis manos sobre la guerra civil, la segunda república y la posguerra, dejando fuera cosas que escriben los Moas y Blanco-Escolás de este país). Mejor agarrar a Giménez y su 36-39 o la Tormenta sobre España de Mora, porque en este caso ni como aventura vale mucho.
Ya puestos con el tema, ¿alguien sabe qué tal está el Joan de Robin Wood? Lo vi y me llama pero no lo he pillado todavía.

Wolvie

Siempre es bueno leer a Hama en Wolvie. Tiene bastantes críticos, pero para mi es un guionista que siguió forjando al personaje en muchos aspectos! En varias historias es irregular, pero nunca malo!

Miki

Ojo, yo no digo que Hama en lobezno sea malo, digo que esta historia concreta me parece aburrida y tópica. También es cierto que era el inicio y ahí se le veía más cohibido en comparación con lo que después vendría.

AlbierZot

Lamentable la involución de un dibujante tan versátil como Silvestri, con una narrativa fantástica, arrastrado por el noventerismo más plano.

Jack Knight

Que tal esta el tocho que sacó Panini con la etapa de Hama-Silvestri? No incluye todo lo de Hama, no? Por saber si es la etapa completa o solo una parte.

Stan Lee 2099

Solo una parte:Hama dejó la serie alrededor del numero 120 y el tocho de Panini llega hasta el 57.

En cuanto a la historia,nada del otro mundo.El mismo equipo creativo firmó “El Enigma del Crunch”,que sin ser una obra maestra,tenemos a Lobezno en viajes temporales en una historia bastante mejor que ésta.
Y de Hama decir que le dió una dirección a una serie que llevaba un tiempo perdida,destacando en el mare magnum de series mutantes de la época.No niego algunas historias flojas o incluso cagadas(sus últimos numeros con Génesis o ese Lobezno simiesco son de traca)pero,¿qué autor no lo hace tras varios años en una serie?

P.D.:Eso sí,nunca entenderé porque se cargó a casi todos los secundarios de Madripur de un plumazo!

Dultyx

Larry Hama tuvo cagadas, pero muchas menos de los que mucha gente le achaca. Este cómic en concreto no lo he leído, pero su etapa con Lobezno en general me gustó mucho, y su etapa en Vengadores también me pareció genial por mucha chaqueta y barba de tres días que hubiera.

Save

¿Lo de las chaquetas y las barbas no es cosa de Bob Harras? Lo cierto es que me gustaría saber el origen de tal moda.

Dultyx

¡Tienes razón! ¡Menudo patinazo!

La moda creo que fue a partir del 1989-1990, porqué querían entrar en un ambiente más de anti-héroe, y todo aquello que diera un aspecto más canalla y macarra, como las chaquetas, las gabardinas, las barbas mal afeitadas, las armas, las municiones sobrecargadas etcétera, eran explotados. Aunque reconozco que hacían un empleo excesivo (las chaquetas se convirtieron prácticamente en el uniforme de los Vengadores por aquel entonces), es justo decir que las historias de Harras para los Vengadores me parecieron de lo más entretenidas, y no era nada fácil, puesto que los Vengadores de los que disponía no eran populares a excepción de la Visión.

Hércules como mucho caía simpático, porqué había otros personajes que suplían sus poderes y añadían más como Thor, Wonder Man o Iron Man. Black Knight y Black Widow eran longevos pero nunca fueron los personajes favoritos de mucha gente (aunque a mí me encantaban) y Sersi era relativamente nueva porqué estuvo poco con los Vengatas. Sin embargo, no solo estos personajes tiraron del carro prácticamente ellos solos, sino que encima se atrevió a meter a Crystal y dar de si una trama muy interesante (por supuesto, desde mi punto de vista). Mucha gente dice que los Vengatas murieron en los 90s, y lo respeto, pero a mi parecer estos no palmaron hasta que empezaron a salir las Janet Van Dyne insectoide, la saga de la Encrucijada y estas pajas mentales que no aportaban nada.

Miki

Por mucho que digan los que van de puristas, los noventa tienen mucho material interesante, no todo fue Image y mutantes. Harras hasta la saga de Proctor hacía buenos tebeos (noventeros, sí, de acción, sí, pero buenos) y sus desviaciones no son tan flagrantes como las de otros y hasta las justificaba en algún diálogo. Luego me parece que se quedó sin ideas, para mí eso lo marca la saga del fin de Ima en que se cruzaron con el Capitán América.
Y lo mismo para Hama, a mí me encantan sus G.I. Joe y Lobezno también está muy bien (aunque no es tan compacto ni personal como pueda serlo el otro), son tebeos de acción bien hechos a pesar de las injerencias editoriales. Hay momentos más flojos (sobre todo en los inicios) pero mantienen un nivel decente y que, en muchos casos, no tiene nada que envidiar a otros guionistas más reputados (la carta de Snake Eyes en el último número del G.I.Joe de Marvel me parece coherente con el personaje y bastante más profunda de lo que parece en una primera lectura). Y lo mismo me pasa con Chuck Dixon, los que hayan leído los números que hizo de Guy Gardner, por poner un ejemplo, me entenderán.
Ahora bien, esto no es Blankets y hay que ir con ello en mente al abrir esos tebeos, son tebeos de acción de una época concreta con unos vicios concretos (tanto por ser de acción como por ser noventeros).

flashpoint

Hama no nos sorprendió como Moore, no nos embrujó como Morrison, y mucho menos nos maravilló como Gaiman, pero que nos dio momentos increíbles con su Wolverine los dio y muchos.
Antes de Hama y Silvestri las historias del canadiense estaban centradas en tramas al estilo James Bond o muy de los ochentas con vampiros y cosas ya vistas, pero con la llegada de estos autores todo se volvió incierto.
Acción a raudales, desmembramientos, personajes secundarios de moda, mafias, ninjas, Dientes de Sable, Arma X, Júbilo, Jean Grey, Gambito, Mariko, Cable, hasta Nick Fury…
Eras los 90s y Hama explotaba ideas aquí y otras allá, sin importar si tenían mucho sentido, sólo que sirvieran para explotar la trama y llevar el cliffhanger hasta las mismísimas puertas de la casa de Mefisto.
Lo mejor vino después de la partida de Silvestri porque se hizo del control total de la serie y desarrolló ideas más elaboradas y descabelladas, como una firma de abogados transdimencional o alejar completamente a Logan de su otro personaje conocido como Parche, porque consideraba que era una estupidez.
Su relación con Kitty quedó olvidada mientras lo atormentaba con su amor imposible Jean Grey, para que luego lo obligaran a arrancarle el adamantium, (algo que el guionista nunca quiso) y acercarlo a un estado animal y sólo para que 2 años después volvieran a llenar sus huesos con ese metal inrompible.
Así vivimos una época donde siempre serán recordados momentos como la Era de Apocalipsis y sus peleas con el Increible Hulk.