Liga de la Justicia vs. Escuadrón Suicida 1-3 (Renacimiento)

La Liga contra el Escuadrón. Un choque que esta destinado a acabr en conflicto, pero que permite elboara una trama capaz de sembrar nuevas pistas sobre que esta pasando desde que empezó Renacimiento.

Por
7
2344
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: Justice League vs. Suicide Squad núms. 1-6 USA .
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión:Joshua Williamson.
Dibujo:Jason Fabok, Tony S. Daniel, Fernando Pasarín, Jesús Merino.
Entintado: Sandu Florea, Oclair Albert, Daniel Henriques, Jay Leisten, Andy Owens.
Color: Alex Sinclair, Jeremiah Skipper.
Formato:Grapa, 64 págs. A color.
Precio: 4,75 euros.

 

Enfrentar a la Liga de la Justicia y el Escuadrón Suicida es lo mismo que enfrentar a la excelencia con la mediocridad, no en términos de eficacia y eficiencia, sino en términos éticos y morales. La Liga encarna los más altos valores de forma visible para la sociedad, mientras que el Escuadrón no es sino un grupo de delincuentes forzados a trabajar para el gobierno de forma encubierta, bajo amenazas y coacciones. La luz y la noche.

Antes de hablar de guías de lectura y desmenuzar lo que podemos esperar de este cruce, es interesante mirar atrás un instante y revisar muy brevemente los inicios de ambos grupos.

Curiosamente si nos preguntaran que fue antes, el Escuadrón o la Liga, probablemente respondiéramos que la Liga, incurriendo de esta forma en un error ya que el Escuadrón, en su primera versión, fue concebido y presentado en sociedad en el año 1959 en el Brave and the Bold #25. La liga, sin embargo, no vería la luz hasta el año 1960 en el Brave and the Bold #28. Tan solo tres meses separan a ambos grupos en sus inicios, pero, aunque la Liga llegara después, gozó de mucho más éxito que el Escuadrón que tuvo que esperar hasta el año 1987, presentándose en Legend #03, para tener éxito con esta segunda versión que en manos de John Ostrander se acabaría por convertir en todo un clásico DC.

Con éxitos tan dispares el Escuadrón vuelve a vivir un momento de gloria y mantiene serie desde que empezaran los Nuevos 52 y que, con Renacimiento, su película y las series en solitario de algunos de sus integrantes, podría decirse que está viviendo una tercera juventud. Por tanto, se están dando las circunstancias propicias para hacer que estos dos grupos, diametralmente opuestos, se vean las caras de la única forma posible en este tipo de cruces.

Batman ha descubierto la existencia del Escuadrón y como no puede ser de otra forma cuestiona los métodos de Amanda Waller y la presencia de la Fuerza X. Batman organiza un asalto a las instalaciones del Escuadrón a fin de desmantelarlo, pero durante el transcurso de la trifulca nuevos acontecimientos obligarán a los dos equipos a hacer frente a una amenaza común que va a poner en jaque a toda la humanidad.

Joshua Williamson (The Flash) en el encargado de escribir esta historia que busca alejarse de los meros enfrentamientos gratuitos, sin objetivo real, para centrarse en contarnos una historia donde al final no solo tendremos unas consecuencias palpables, sino que se colocan varias piezas de ese enorme y complejo puzle que se presentó en el especial Universo DC: Renacimiento.

Williamson no realiza ningún experimento con el planteamiento de esta serie y sigue, casi con precisión quirúrgica, los estándares que uno espera encontrarse en este tipo de cruces.
Enfrentamiento entre grupos, presentación de la nueva amenaza, unión de fuerzas y trabajo en equipo con resultados que vamos a dejar silenciados para evitar el spoiler. Un manual que Williamson no parece estar preocupado por tener que seguirlo, pero que funciona a la perfección y hace que todo el conjunto resulte interesante, divertido e intenso.

Todo funciona, bueno, casi todo, ya que al final la historia cojea y pierde fuerza por la inclusión de una tercera amenaza que desvirtúa lo que podría haber acabado siendo muy épico. Sin embargo, salvo esta pega el cruce no podría estar más justificado por lo anteriormente señalado. Aquí no vamos a encontrar caracterización más allá de la que ya trae consigo cada personaje, no hay espacio ni propósito para ello, centrando todos los esfuerzos en dar un gran espectáculo que además llegue algo más lejos y no sea solo un montón de petardos y fuegos de artificio.

Para narrarnos este enfrentamiento, Williamson, se une a grandes dibujantes como son Jason Fabok, Howard Porter, Robson Rocha, Tony S. Daniel, Jesús Merino y Fernando Pasarín que ilustran esta historia de conflictos y amenazas mundiales. Su trabajo es sobresaliente en la mayoría de los casos, siendo el más deficiente de todos ellos Robson Rocha y Tony S. Daniel por no lograr una clara uniformidad en su trabajo.

Dicho todo esto toca ver el orden de lectura de este cruce y añadir unas líneas finales para hablar de uno de los tie in del mismo.

En la web de ECC se detalla que el orden correcto para la lectura y comprensión total del cruce es el siguiente:

• Escuadrón Suicida núm. 5
• Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida núm. 1 (de 3)
• Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida núm. 2 (de 3)
• Liga de la Justicia núm. 63/ 8
• Liga de la Justicia contra Escuadrón Suicida núm. 3 (de 3)
• Escuadrón Suicida núm. 6

Sin lugar a duda es el adecuado, pero por si os estáis preguntando de la necesidad de adquirir todos los comics mencionados, la respuesta es no. Con la serie central de tres números es más que suficiente para comprender que ocurre, por que ocurre y que consecuencias va a tener. Sin embargo, hay que añadir un pero a esta afirmación y es el de la Liga de la Justicia #08, ya que nos narra, de la mano de Tim Seely y Christian Duce, un relato sobre Maxwell Lord, que merece la pena leer y disfrutar. Max Lord se hizo famoso como mecenas y máximo valedor de la Liga de la Justica Internacional en su encarnación a manos de J.M. DeMatteis y Keith Giffen. Mucho ha llovido desde entonces y el personaje de Lord ha ido moviéndose dentro del Universo DC de tal forma que siempre estaba detrás de organizaciones con las que aspiraba a dar forma a sus propios sueños de poder y control (nadie ha olvidado su momento estelar a manos de Wonder Woman). El Max Lord de Renacimiento asimila en su personal historia conceptos de su vida pasada preflashpoint y se perfila como uno de los grandes personajes a los que seguir con atención. Un número, el de La Liga de la Justicia, que resulta interesante y que merece la pena añadir como imprescindible a la hora de leer este cruce.

La Liga de la Justicia contra el Escuadrón Suicida es un divertimento útil que aporta sabor al enorme entramado que se está construyendo en este Universo DC renacido. Siéntense en su butacón favorito, abran el cómic y disfruten de un buen rato de acción y aventura.

  Edición original: Justice League vs. Suicide Squad núms. 1-6 USA . Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión:Joshua Williamson. Dibujo:Jason Fabok, Tony S. Daniel, Fernando Pasarín, Jesús Merino. Entintado: Sandu Florea, Oclair Albert, Daniel Henriques, Jay Leisten, Andy Owens. Color: Alex Sinclair, Jeremiah Skipper. Formato:Grapa, 64 págs. A color. Precio:…
Guion - 7
Dibujo - 8
Interés - 8

7.7

Pura adrenalina.

Un cruce en toda regla con consecuencias palpables. Un paso más en la resolución del misterio que pudimos empezar a vislumbrar en el especial de Renacimiento.

Vosotros puntuáis: 6.26 ( 8 votos)

Leave a Reply

7 Comentarios en "Liga de la Justicia vs. Escuadrón Suicida 1-3 (Renacimiento)"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Katar

Personalmente me parece muy fuerte que nadie recomiende ese comic de Seeley donde se narra el “Origen Rebirth de Maxwell Lord”. No sólo porque el comic es malo a rabiar, es que además es un ejemplo, más bien es EL EJEMPLO PERFECTO de todo lo que ha hecho mal DC en los últimos años y que sigue sin solucionar. Si estás harto de cosas como el Superman con ojos rojos 24 horas al día, la Wonder Woman asesina, el tremendismo, el morbo por el morbo, las masacres gratuitas, el destrozo de personajes clásicos por dar rienda suelta al gore y el más bajo espectáculo o simplemente disfrutaste con la JLI de Giffen/Dematteis huye completamente de esa ponzoña. Ojalá el Dr Manhattan borre todo esto de continuidad o al menos explique que éste era el Max Lord de la Tierra 3, pero que ya está muerto, que jamás volverá, que lo olvidemos y que el auténtico Lord está sano y salvo y de regreso acompañado de Oberón y L-Ron dispuesto a dirigir la Liga de la Justicia.

aldairb

Habrá que conformarse con el hecho de que la JLI es canon nuevamente, los hechos de Superman Reborn, la mención por parte de la nueva JLA: “tora olafsdotter de la antigua JLI” y ojo que dijeron “Antigua” lo que hace entender que no se refiere a la de Jurgen en los new 52, ademas que en la nueva maxiserie de Mister Miracle se hace mención a que estuvo en las filas de la liga de la justicia y aparece Oberó .Con respecto a lo de Superman “ojos rojos 24 horas al dia” ya no es así para nada y Wonder Woman ya no es una asesina.

Katar

Muy interesante esto que me comentas. Estaba al corriente de la restauración (Salvo algunos detalles) del auténtico Superman y su Historia durante el follón de Reborn pero no sabía nada de ésto que dices de Tora, Mr Miracle y Oberón y los indicios a que han revalidado la JLI. ¿Dónde ha pasado eso? Sobre lo que comentas, pues más razón aun para echar a la basura el comic de Maxwell Lord. Si están restaurando la continuidad clásica, el carácter clásico de los personajes, los grupos como la JLI desterrados, etc. etc. etc. ¿A santo de qué viene perpetuar un estropicio como lo de Maxwell Lord, que se sigue arrastrando desde antes incluso de Flashpoint? ¿No era Rebirth el momento y el lugar para que volviera el Max de siempre, el que protagonizaba historias de calidad?

aldairb

Me parece que poco a poco han ido restaurando las antiguas formaciones de la liga, en la nueva maxiserie de la Mister Miracle se hace referencia a que fue miembro de la Justice League y conoce a Oberon desde hace muchos años, ademas que en la JLA de Orlando se menciona a Tora como miembro de la antigua liga de la justicia internacional y dado que la de Jurgen no duró ni un suspiro dudo mucho que se refiera a eso, además, en ese mismo numero Orlando demuestra que Bloodlines, ese evento desarrollado a través de anuales ha vuelto a ser canon. Se le puede criticar mucho a Orlando pero no su amor por la vieja continuidad o su interés por recuperar aspectos de ella. Y si, lo de un posible Maxwell Lord nacido en tierra 3 estaría bueno que DC lo tuviese en cuenta.

Jordi Molinari

Plot twist: el Maxwell Lord de la JLI de los 90 era el que nació en Tierra 3.

Katar

Plot Twist II: Jordi Molinari lee la JLI de Giffen, experimenta una epifanía que ni la del Manco de Twin Peaks y reniega de su avatar para siempre.

mac

Creo que ya es hora de dejar ir a Lord.

Amé esa etapa de la Liga, pero de buenas a primeras, ni bien se fue Giffen, los guionistas empezaron a mostrar a Lord diferente (Jurgens ya insinuaba algo). Hablamos de 1992. No es culpa de Countdown to IC (de 2005) enteramente el volver malo a Lord. De hecho, incluso en el run de Giffen hubo varios momentos de ambigüedad en cuanto al comportamiento de Lord.

Yo como fan de Superman siempre me sentí traicionado cuando volvieron a Emil Hamilton un villano. ¡Y lo hicieron dos veces! Primero como Overmind y luego como Ruin. Era algo totalmente out-of-character que ese viejo científico brillante pero medio gagá que tocaba el piano con su novia Mildred en un bar de borrachos de pronto fuera un súper villano despiadado.

Sé que Lord es alguien mucho más importante que Hamilton, no hay comparación posible entre un personaje y otro (aunque Hamilton apareció en Man of Steel, y Lord sigue esperando debut cinematográfico (?????)), pero bueh… No fue la mejor de las decisiones, eso está clarísimo, Lord como personaje ambiguo habría sido un grandísimo personaje, como siempre lo fue; pero tampoco me parece la peor decisión que ha tomado DC desde que DiDio se apoderó de ella.

Es más… no sé si llega al top 100 de malas decisiones jaja

Saludos!

PD: otro asunto es discutir sobre el exceso de violencia en DC desde Identity Crisis (la cual defiendo a ultranza, pese a todo, pero que dio pie a más gritty moments de mucha peor calidad, como todo lo relacionado con Lord en Countdown to IC y OMAC Project)