Las Flores del Mal 1

Por
2
587
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 
Flores_Mal_1_Shuzo_Oshimi

Edición original:Aku no Hana, Kodansha 2010.
Edición nacional/ España:Norma Editorial 2014.
Guión:Shuzo Oshimi.
Dibujo:Shuzo Oshimi.
Formato:Tomo manga rústica con sobrecubierta 208 páginas.
Precio:8€.

 

En el año 1857 Charles Baudelaire publicaba en Alenzón (Francia) un recopilatorio de poemas bajo el nombre de Las Flores del Mal. El compendio es considerado desde entonces una de las obras más importantes de la poesía moderna, imponiendo una estética nueva y nunca vista, en la que la belleza surgía de los actos más triviales, del goce de la vida y las pasiones. El libro supuso una convulsión tal en la sociedad de la época, tanto por los temas tratados como por la manera de tratarlos, que le valió una condena a su autor por ultraje de la moral pública y la censura recaería en algunos de los versos hasta mediados del siglo XX. Ya en el siglo XXI, Shuzo Oshimi, un mangaka que se caracteriza también por el uso de temas controvertidos, daría lugar a una obra del mismo nombre que actualiza y pone al día el espíritu de la obra de Baudelaire en un manga de los que solo él es capaz de confeccionar.

Oshimi (Kiryu, Prefectura de Gunma, 1981) comenzó su andadura en el mundo de las artes gráficas con un par de trabajos independientes, Superfly y Midnight Paranoia Star, que llamaron la atención de Kodansha. Esta editorial le dio la posibilidad de realizar su primer trabajo “profesional” en el año 2003 con Avant-Garde Yumeko, una obra en la que se empiezan a vislumbras dos de los grandes tótems de sus creaciones: las referencias al arte en cualquiera de sus formas y su ansía de recurrir a lo mundano, a los instintos y a lo primario del ser humano para crear una historia. Tras este tomo único y sus primeras serializaciones cortas (Devil Ecstasy y Yūtai Nova) llegaron sus dos primeros grandes éxitos y quizá sus dos obras de culto: Cibercafé a la Deriva (2008) y la que nos ocupa en esta reseña, Las Flores del Mal (2010).

Flores_Mal_1_Capítulo_1_Oshimi

Las Flores del Mal llegó a España hace tres años de la mano de Norma Editorial, manteniendo el orden y el formato de la edición original, con un total de 11 tomos recopilatorios. La historia nos sitúa en la vida de Takao Kasuga, un estudiante de secundaria de una pequeña ciudad japonesa situada entre montañas (basada en la Kiryu natal del propio Oshimi). Kasuga lleva una vida de estudiante normal y corriente, trata de aplicarse en lo que puede, pero lo que verdaderamente le apasiona es la literatura. Y de todos los libros que lee, tanto de autores nipones como Sakutaro Hagiwara o Mitsuharu Kaneko como de autores occidentales, su preferido es Las Flores del Mal de Baudelaire. Kasuga considera el libro como una fiel representación de sí mismo, una obra en la que se arremolinan sentimientos oscuros y una filosofía que la gente mediocre jamás llegará a comprender.

Pese a esa enorme pasión, algo impropia para un muchacho de su edad, la vida de Kasuga es bastante normal y anodina hasta el fatal día en el que se deja el libro en clase. Al volver a recogerlo se encuentra con que la chica por la que suspira, Nanako Saeki, se ha dejado una bolsa con su ropa de gimnasia allí. El ser humano es curioso por naturaleza, y más cuando sus instintos y sus pasiones encuentran un detonante tan fuerte, así que el chico no piensa y fisga en la bolsa. En un principio la intención no pasaría de allí, pero unos ruidos le alertan de que alguien podría entrar en el aula y el pánico se apodera de él, haciendo que coja la ropa, la esconda junto a su libro y salga huyendo del aula.

Flores_Mal_1_Capítulo_5_Oshimi

Al día siguiente, en clase el tutor les da una charla acerca del robo de la ropa de su compañera y Takao hace de tripas corazón para no explotar por el sentimiento de culpa que le hace sentirse sucio, un vulgar pervertido, pero se contiene y el trago pasa. La trama se complica cuando en la vuelta a casa se encuentra con Sawa Nakamura, una compañera de clase bastante extraña y solitaria, un bicho raro a ojos de sus compañeros que está aislada del resto, a los que considera escoria y gusanos inmundos. Términos que no duda en decir a la cara incluso de sus profesores. Precisamente ella, entre todas las personas, vio a Kasuga robando la ropa de Saeki, y comienza a chantajearle de diversas maneras para comprar su silencio. Le pide una redacción sobre cómo se siente al haber cometido una perversión así, le arrincona en la biblioteca desnudándole y poniéndole la ropa de gimnasia de la otra chica, fuerza un encuentro entre ambos solo para empujar a Kasuga contra Saeki y que caiga sobre sus pechos… Una sucesión de situaciones cotidianas llevadas al extremo de la incomodidad que generan una extraña relación entre ambos, que comienza forjándose en el miedo de Kasuga y el disfrute de Nakamura pero que poco a poco torna en algo más, una empatía entre ambos algo malsana que les hace convertirse en confidentes de algún modo.

Flores_Mal_1_Robo_Oshimi

La historia sigue así durante unos días y Kasuga comienza a ver como su vida se resiente al verse obligado a quedar con Nakamura. Deja de salir con sus amigos, llega tarde a casa y desobedece a sus padres y vive en un estado de permanente tensión. No obstante llega una mañana en la que los compañeros de clase comienzan a acosar a Nakamura acusándola de robar el dinero del almuerzo de una de las chicas, a lo que Takao reacciona dando la cara por ella. Este acto se convierte en una espada de doble filo, ya que por un lado la mayoría de sus amigos y otros alumnos comienzan a tratarle como un apestado, pero por el contrario Saeki aprecia el gesto que ha tenido, lo considera valiente y acepta quedar con él para ir a una librería.

Parece que todo va por fin bien para Kasuga, que incluso precinta en una caja la ropa de la infamia y promete ante su retrato de Baudelaire no volver siquiera a verla. Pero el karma le tiene reservado un mal trago y Nakamura se entera de la cita. Justo al final del tomo la chica le desvela el último juego perverso que se le ha ocurrido: Takao irá a la cita, pero antes quedara con ella para que se ponga la ropa de Saeki debajo de la suya y pase así todo el rato que esté con ella.

Como podemos ver, y como el propio Oshimi anota al principio de este primer tomo, el principal pilar sobre el que gira la historia de Las Flores del Mal (o al menos de estos primeros arcos argumentales), es el acoso, el aislamiento, la incapacidad de encajar. El autor vuelca en esta obra bastante de sí mismo, ya que también sufrió de este acoso escolar en su juventud y tanto el pueblo, como la escuela, como muchos de los personajes están basados, total o parcialmente, en personas reales que pasaron por su vida. Por otro lado, si bien el aislamiento y la soledad es el tema que ayuda a vertebrar la obra, el elemento que hace mover los hilos es sin duda la perversión y el sentimiento humano. En este sentido Oshimi realiza un buen paralelismo con la obra de Baudelaire de la que toma el nombre y basa muchos aspectos de la historia en la búsqueda de la belleza y la comprensión de lo perverso, el tabú, las pasiones desatadas. Considera al ser humano como un animal de instintos y que solo consigue reprimirlos por obligación social, haciendo al lector reflexionar sobre hasta qué punto la soledad no provocaría que todos fuésemos en nuestro interior unos pervertidos.

Flores_Mal_1_Capítulo_2_Oshimi

Es un tema interesante este, que además articula la mayoría de los mangas de este autor, ya que incluso con un mínimo acercamiento a sus historias podemos ver esta reacción en la gente. La mayoría de lectores considerarían a Oshimi como un mangaka excéntrico, que toca temas muy raros, muy sucios, muy amorales, porque socialmente son temas que no suelen tocarse, aunque sean inherentes a todas las personas. Sin embargo muchos lectores consiguen superar este tabú y disfrutar de este pequeño placer culpable, de estas obras de culto que difícilmente proclamarías a pleno pulmón que son tus favoritas, pero que sin embargo te hacen disfrutar más que muchas otras.

Por otro lado hay que destacar que Shuzo Oshimi es uno de los autores con mayor intelectualidad del momento, vertebrando sus obras con una gran diversidad artística y bebiendo de fuentes como la literatura, el arte, el cine… En este primer tomo de Las Flores del Mal hace varias referencias al fin de cada capítulo (del 1 al 6 en este caso) sobre como gestó la obra, haciendo mención a esas fuentes del arte, como por ejemplo la inspiración que le supusieron las ilustraciones de Odilon Redon, el ilustrador original del poemario de Baudelaire, a la hora de diseñar la flor que es icono de su manga.

Por último hay que mencionar algo del dibujo de este primer tomo, que destaca sobre todo por la genial recreación de las expresiones teniendo en cuenta las situaciones a las que somete a los personajes, así como la gran representación del mundo interior del protagonista. Oshimi se siente como pez en el agua a la hora de representar la soledad de sus creaciones, pero sin embargo flojea algo más en el momento de plasmar las situaciones cotidianas. Si bien el diseño de personajes es muy bueno, con rasgos diferenciados y diferentes arquetipos tanto físicos como de personalidad, la composición resulta algo simple, y hay algunos problemas de perspectivas que da lugar a efectos raros. Algo que compensa con la maquetación de las viñetas en un sentido aberrante y con bocadillos y fondos hechos a mano e irregulares que imprimen carácter a las páginas.

Flores_Mal_1_Capítulo_3_Oshimi

Un genial punto de partida para Las Flores del Mal, un tomo vibrante y muy adictivo que pide con ansia que leas el segundo y conocer más de la historia de Kasuga y Nakamura, dos personajes con una construcción excepcional, especialmente la segunda, que se quedaran durante mucho tiempo con el lector tras haberles conocido por primera vez. Un pequeño gran placer culpable y un manga al que todo el mundo debería dar una oportunidad.

  Edición original:Aku no Hana, Kodansha 2010. Edición nacional/ España:Norma Editorial 2014. Guión:Shuzo Oshimi. Dibujo:Shuzo Oshimi. Formato:Tomo manga rústica con sobrecubierta 208 páginas. Precio:8€.   En el año 1857 Charles Baudelaire publicaba en Alenzón (Francia) un recopilatorio de poemas bajo el nombre de Las Flores del Mal. El compendio es…

Valoración Final

Guión - 9
Dibujo - 8.5
Interés - 9.5

9

Primer tomo de Las Flores del Mal, de Shuzo Oshimi, una genial introducción a la historia de Kasuga y Nakamura que gira en torno a la perversión y los instinstos.

Vosotros puntuáis: 9.8 ( 1 votos)
Compartir
Artículo anterior#ZNLibros Arañas de Marte
Artículo siguienteEntrevista a Álvaro Martínez
(Madrid, 1990). Juntaletras aficionado al manga, cómic, cine, videojuegos... y casi cualquier forma de cultura. Crecí devorando tomos de Super Humor y Dragon Ball y capítulos animados de Tintín. Desde entonces he procurado empaparme un poco de todos los autores y estilos posibles. Alan Moore, Naoki Urasawa, Shuzo Oshimi y Neil Gaiman son mis autores de cabecera. Y Taiyo Matsumoto. Y Suehiro Maruo. Y Ken Akamatsu. Y Boichi... Y... Graduado en Periodismo y redactor en Zona Manga.

Leave a Reply

2 Comentarios en "Las Flores del Mal 1"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
DayKnight
Lector

Muy buena reseña, Rubén! Honestamente desconocía al autor y su obra, pero me has animado a conocerla.

wpDiscuz