JoJo’s Bizarre Adventure Parte II: Battle Tendency 1

¡Arranca el segundo arco de JoJo's Bizarre Adventure! Después de que Hirohiko Araki sentara las bases de una historia genial en Phantom Blood, Battle Tendency llega para asegurar los cimientos de la leyenda, con una historia mayor aun encarrilada con la tremenda presencia del nuevo protagonista, Joseph Joestar.

Por
4
1017
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 
Jojo_Battle_Tendency_1_Portada

Edición original: JoJo’s Bizarre Adventure: Part 2 – Battle Tendency (Sentō Chōryū), Shueisha 1989.
Edición nacional/ España: Editorial Ivrea 2017.
Guión: Hirohiko Araki.
Dibujo: Hirohiko Araki.
Traducción: Pablo Tschopp.
Formato: Rústica B6 con sobrecubierta, 250 páginas.
Precio: 12€.

 

Hirohiko Araki hizo algo soberbio en Phantom Blood, el primer arco de las historias de JoJo, donde gracias a su estilo, frescura y personalidad consiguió convertir un dramón de época con tendencias a la exageración y el absurdo en los cimientos de una historia convertida hoy día en leyenda. La aparición de los Joestar, Dio Brando, una extraña máscara precolombina con poderes sobrenaturales, vampiros en la Inglaterra victoriana, unos secundarios de lujo… Phantom Blood tenía todo para ganarse el cariño del público pese a su gran apuesta, como hemos podido observar con la llegada hace unos meses de la saga por primera vez a España, siendo un auténtico éxito de ventas y crítica. Pero, amigos, eso tan solo fue el comienzo de algo mucho más grande. Porque si algo caracteriza a Araki y su JoJo’s es que no se arrugan ante nada, por complicado o disparatado que parezca. Y para demostrar que no siempre es correcto el dicho de “segundas partes nunca fueron buenas” llega el segundo arco de esta titánica serie de manga, con la misma fórmula base que su precuela pero apostando por el más y mejor: muchas más excentricidades y mucha mejor trama y personajes. Queridos lectores, bienvenidos a JoJo’s Bizarre Adventure: Battle Tendency.

Battle Tendency (戦闘潮流 // Sentō Chōryū) es el nombre de la segunda saga de las ocho que conforman la serie completa de JoJo’s Bizarre Adventure a fecha de hoy, y cuyo primer tomo de la edición de Ivrea podemos disfrutar desde finales del pasado mes de septiembre. Originalmente fue serializada en la Weekly Shônen Jump de Shueisha, entre los meses de noviembre de 1987 y marzo de 1989, bajo el título inicial de JoJo’s Bizarre Adventure Part 2 Joseph Joestar: His Proud Lineage (ジョジョの奇妙な冒険 第二部 ジョセフ・ジョースター ―その誇り高き血統 // JoJo no Kimyō na Bōken Dai Ni Bu Josefu Jōsutā Sono Hokoritakaki Kettō). El arco supone una secuela directa de los hechos leídos en Phantom Blood y sigue cronológicamente los pasos de la herencia génetica del protagonista de esta, Jonathan Joestar, tras su trágico final en el tomo anterior. Battle Tendency cuenta con un total de 69 capítulos que se recopilaron del tomo 5 al 12 de la edición tankôbon japonesa, y que en esta nueva recopilación de Ivrea ocupará 4 volúmenes en el mismo formato que la anterior saga. Este segundo arco argumental es considerado por muchos como uno de los mejores del manga de Araki y cuenta con uno de los (también) más queridos protagonistas, Joseph Joestar. Si en Phantom Blood Araki demostraba que toda gran aventura siempre tiene un pequeño comienzo, en Battle Tendency la ambición del autor va más allá y dibuja el inicio de una historia mucho más grande de lo que nadie podría esperar.

Jojo_Battle_Tendency_1_Joseph_Joestar

Argumento

Lo primero que llama la atención de Battle Tendency es el salto temporal que pega la trama. Pasamos del Liverpool victoriano de finales del XIX a la pujante y naciente Nueva York de comienzos del siglo XX. 50 años después del dramático final de Jonathan Joestar y Dio Brando, en 1938, Erina Joestar se ha asentado como una respetada señora que ha conseguido sacar adelante a su familia en los tambaleantes Estados Unidos posteriores al crack del 29 y disfruta de una acomodada estancia junto a su nieto Joseph Joestar (más conocido como JoJo), cuyo padre falleció en un accidente y su madre por causa de la enfermedad. Los Joestar, pese a haber abandonado su hogar ancestral en Inglaterra, siguen contando con el respeto de muchas personas, entre ellas un viejo conocido de todos, Robert E. O. Speedwagon, el leal amigo del primer JoJo. Speedwagon se ha convertido en un gran y adinerado magnate del petróleo gracias a sus extracciones en pozos texanos y ha destinado su fortuna y esfuerzos a la creación de la Fundación Speedwagon (con sede central en Washington). La iniciativa lleva a cabo una serie de labores de filantropía con intención de mejorar y ayudar al desarrollo de la humanidad con inversiones en varios campos: medicina, farmacología, transporte, arqueología… Sin embargo, de manera encubierta, Speedwagon y sus socios utilizan la Fundación para recabar información sobre la enigmática máscara de piedra y la condición vampírica que otorga al que la utilice.

Este primer tomo de Battle Tendency arranca con un hallazgo en una de estas excavaciones arqueológicas de la Fundación que reúne en México a Speedwagon y a Straits, uno de los discípulos del maestro Tonpetty, el monje que enseñó a Zeppeli los secretos del Hamon. Straits ha estado usando ese Hamon para ralentizar su vejez y convoca a Speedwagon en el yacimiento mexicano para mostrarle el descubrimiento de una cámara que contiene grabados referidos a la máscara de piedra y los vampiros y un escalofriante pilar de piedra que contiene a un hombre fusionado a él, en un estado de hibernación de miles de años atrás. Pese al consejo de Speedwagon de acabar con ese ser, que parece totalmente vinculado a las máscaras, Straits decide atacarle y utilizar el poder de estas para obtener de nuevo la juventud, ya que es incapaz de admitir su condición de efímero mortal. Abandonando a su suerte a Speedwagon, Straits huye del lugar al observar el extraño comportamiento del hombre del pilar, dirigiéndose al norte…

Jojo_Battle_Tendency_1_hombre_pilar

Es en este norte, de vuelta a Nueva York, donde nos encontramos por primera vez con Joseph Joestar, que si bien físicamente no puede negarse que sea descendiente de los Joestar, la realidad es que en cuanto a modales y moralidad se aleja bastante del canon de caballero inglés que se nos mostraba en Phantom Blood, al menos en apariencia. La primera actuación que tiene es bastante sorprendente: después de que un carterista afroamericano le birle la cartera, sale tras él y, en un giro de los acontecimientos, termina haciéndose su amigo al ver como los tiránicos policías neoyorquinos tratan a la gente de otras razas por allí. Gracias a este primer enfrentamiento con las fuerzas del orden aprendemos algo más sobre este joven e impulsivo JoJo, y es que no solo ha heredado la envergadura y el porte de los Joestar… ¡también es capaz de utilizar excepcionalmente bien el Hamon sin necesidad de entrenamiento! JoJo y el carterista, Smokey Brown, se convierten en inseparables, y comienzan a vivir la rutina de la juventud de la costa este norteamericana, divirtiéndose y hablando de trivialidades y chicas. Incluso la abuela de JoJo, Erina, a la que este adora, acoge sin reticencias a Smokey como uno más de la familia, y da la cara por él ante cualquier comentario o acción despectiva hacia el muchacho.

La normalidad de la vida de JoJo da un giro de 180º al recibir la noticia de la muerte de Speedwagon en México y, sobre todo, por la llegada a la ciudad de un rejuvenecido Straits, que revela que su objetivo final es terminar con todos aquellos que saben de la existencia de la máscara de piedra, entre ellos el propio JoJo y Erina. JoJo se enfrenta a él en una serie de espectaculares combates y demostraciones de uso del Hamon, con el joven norteamericano de ascendencia inglesa demostrando hablidad y arrogancia a partes iguales. Finalmente JoJo vence a Straits, que opta por autodestruirse con su propio Hamon, no sin antes desvelar al chico que Speedwagon no ha muerto y que hay un terrible secreto que amenaza a toda la humanidad en la pirámide mexicana que la Fundación descubrió. Con su vida puesta patas arriba, JoJo saca sus genes Joestar y obedece a la llamada del destino, viajando a territorio azteca para desentrañar el misterio del hombre del pilar.

Jojo_Battle_Tendency_1_JoJo_cola

La historia avanza en el tiempo y se introduce una serie de personajes que pertenecen a un mundo que es difícil no incluir en una obra que se enmarca a finales de los años 30: un grupo de soldados nazis comandados por Rudol von Stroheim. Los nazis han descubierto la localización del hombre del pilar y lo han trasladado a un complejo de investigación donde retienen también a Speedwagon, para forzar su colaboración. El objetivo final de los alemanes es comprobar si ese hombre del pilar es realmente lo que los grabados aztecas anuncian como “la criatura definitiva”, el punto más alto de la cadena alimentaria, y usarlo en su propio beneficio. La criatura consigue despertar y Stroheim le da el nombre de Santana (en principio por un tipo de vientos que se dan en el Sur y la Baja California), y pese a que en un primer momento no parece la gran cosa, comienza a absorber a los humanos que hay en la estancia, haciéndose más fuerte, más grande y más inteligente y consciente. En medio del desastre aparece la figura de JoJo, que tras una serie de disparatadas aventuras ha conseguido infiltrarse en la instalación nazi. Comienza de esta manera un cruento combate con Santana, el cual parece no poder hacerle daño por su debilidad al Hamon de JoJo que termina con la intervención de un inesperadamente heroico Stroheim y la increíble demostración de ingenio y sangre fría de JoJo, muy superior a los Joestar que habíamos conocido hasta ahora.

Tras esta espectacular pelea y la aparente derrota de Santana (cuyos restos quedan bajo observación de los científicos de la Fundación Speedwagon), JoJo y Speedwagon observan y analizan los grabados extraídos del yacimiento azteca y llegan a la terrible conclusión de que Santana no es más que uno de los hombres del pilar que están repartidos por el mundo, y que la fecha para que despierten de su letargo concluye en ese mismo 1938. Con el objetivo de desplazarse a Suiza, donde los nazis parecen haber encontrado otra de estas criaturas, Speedwagon lleva primero a JoJo a Roma, donde un viejo conocido les aguarda para unirse a la lucha y enseñar al joven Joestar un poco más sobre ese Hamon que el utiliza de manera innata.

Jojo_Battle_Tendency_1_Joseph_Joestar_metralleta

Citius, altius, fortius. Todo es mayor y mejor en Battle Tendency

Lo fundamental en Battle Tendency es que coge las bases de su precuela y los mejora, tanto a nivel de guión como en el apartado artístico. En Phantom Blood teníamos una acción mucho más focalizada hacia un punto concreto, con un principio y un final acotado desde que comenzamos, unos personajes limitados y ciertas improvisaciones que permitían cierta flexibilidad en el desarrollo. En cambio, este segundo arco se plantea como un lienzo en blanco sobre el que Araki da las primeras pinceladas de lo que se prevé una historia mucho más amplia, tanto en alcance argumental como en el propio contexto en el que se desarrolla esta trama. Digamos que Phantom Blood era una pequeña gran historia y Battle Tendency apunta a ser una gran historia desde el inicio, con ambición y pensando en el largo plazo. Como digo, esto se observa ya desde la propia localización de las acciones de los personajes, en un Estados Unidos en el que se localizan varios focos de acción y los posteriores viajes a México, Italia, la mención a Suiza, la aparición de la Alemania nazi… El destino de los Joestar se vuelve tan intercontinental como lo fue el conflicto que da marco a la historia que acaban de comenzar Joseph y Speedwagon. Araki traza su plan maestro de una manera mucho más concienzuda y elaborada desde el comienzo del primer tomo, no es tan “cajón de sastre” como el primer arco, que si bien tenía una historia con introducción, nudo y desenlace, esta la íbamos descubriendo muy sobre la marcha. Aquí sin embargo encontramos menciones a los objetivos de los personajes desde el inicio, y si bien también puede ser por el bagaje que da el haber leído los tres primeros tomos y saber a qué nos enfrentamos, la realidad es que esta es una saga mucho más entendible, entretenida de seguir y lógica dentro de lo ilógico que es todo en JoJo’s.

Battle Tendency apuesta por lo grandilocuente en su trama de nuevo, más incluso que en su predecesora, y creo que Araki acierta mucho más en la ambientación aquí que en el primer arco, con una gran representación que nos hace vivir de pleno la idea de una aventura a finales de los 30 que tenemos en la cabeza. Es irremediable no asociar la búsqueda arqueológica y la aventura con Indiana Jones, y un elemento capital de esa saga es la presencia de enemigos nazis. Araki borda esa parte introduciendo al comando de Stroheim, el arquetípico grupo de alemanes que, sin embargo, tiene una redención final que no esperas. Esta presencia de nazis da además cierta coherencia histórica al manga, ya que es conocido el ansia del régimen de Hitler por localizar y encontrar diversos objetos mágicos con el objetivo de controlar el mundo científica, espiritual y lógicamente. No era raro ver sectores del nazismo dedicados a investigar ruinas arqueológicas buscando reliquias como el Santo Grial o la Lanza de Longino, o experimentando con la alquimia, la extrasensorialidad o el ocultismo. Esto da una oportunidad genial a Araki para situar de manera coherente la existencia de las máscaras de piedra, los hombres del pilar, el vampirismo y el Hamon dentro del mundo real y a su vez dar verosimilitud a la presencia de los enemigos de este primer tomo. Por otro lado, y también vinculado en cierto modo con la temática nazi, JoJo’s es un manga que habla mucho sobre la vida, la superación, los valores, la raza perfecta que perseguía Dio Brando desde Phantom Blood que vemos aquí en Santana como una representación de los anhelos de poderío de la raza aria. En Battle Tendency vemos que la temática principal es más bien el sobrevivir, el demostrar que pese a estar un escalón más debajo de la cadena evolutiva, la resolución y el ansia de continuar viviendo, sin el egoísmo de buscar la inmortalidad, puede hacer que alguien continúe con vida, aunque sea a través de la herencia que su sacrificio deja en los demás.

Jojo_Battle_Tendency_1_Joseph_contra_Straits

Dentro de la ambientación debo hablar también de que, si bien Phantom Blood no incluía más que alguna referencia histórica al pasado y a la época victoriana, en Battle Tendency las referencias culturales y populares comienzan a aparecer con fluidez. La más evidente y observable es el enemigo final, Santana, que aunque antes comentaba que Stroheim lo llama así por los vientos de la Baja California, la realidad es que el nombre también viene del mítico guitarrista mexicano Carlos Santana. Una referencia musical que ya veíamos en el primer arco con la aparición de, por ejemplo, el maestro Tonpetty, nombre tomado del recientemente fallecido Tom Petty. Más difícil es que se nos escape que el propio Stroheim recibe su nombre de un actor y director de cine austro-americano llamado Erich von Stroheim. Por otro lado también vemos reflejos de esas referencias populares a las viñetas de publicidad de Coca Cola que se marca Araki o la afición de Joseph Joestar a los cómics de Superman. Y esta última referencia a los superhéroes me lleva a inferir otra referencia implícita, que quizá no sea correcta pero que a mí me parece evidente y es que este JoJo, este Joseph Joestar que gusta tanto a todo lector, es la representación en JoJo’s de un superhéroe en sus primeros años. Creo que JoJo tiene aquí muchas reminiscencias a un joven Spiderman, que tras perder en circunstancias que no conocemos del todo a sus padres, vive con su anciana abuela Erina a la que idolatra y que lo que menos quiere en el mundo es darle algún disgusto. Además posee un gran poder que domina a duras penas y con el que poco a poco va experimentando para pulirlo, que pelea despreocupadamente, haciendo incluso bromas a los enemigos, pavoneándose un poco pero dándose cuenta al final que ese gran poder conlleva la responsabilidad de usarlo para ayudar a los demás. Como digo puede que sea un exceso de racionalización mía, pero hasta la viñeta en la que deja un cartelito al lado de un miembro de las SS que acaba de derrotar, atado a un cactus, me recuerda a ciertas facetas del trepamuros, aunque con un aire bastante más macarra.

La verdad es que, temas superheroicos aparte, Joseph me parece un personaje enorme, que en pocas viñetas se come por completo las apariciones de su abuelo Jonathan en los tres tomos anteriores. Su actitud es rompedora, sus poses y apariciones magistrales, sus atuendos a cual mejor (especialmente el que usa para intentar colarse en primer lugar en el laboratorio nazi…), el contraste entre su pasotismo inicial y su estoicismo y valentía final es exquisito… Es un Joestar, sin duda alguna, porque tiene ese carácter noble, señorial, ese algo que le hace destacar sobre los demás con un magnetismo animal, pero a la vez rompe con los convencionalismos, con la pomposidad y la educación británica. Araki hace un gran trabajo reflejando en ese carácter su ascendencia inglesa y su educación americana, y los efectos del cambio de siglo sobre cómo se comportan los personajes. Si Jonathan Joestar era una pieza de música clásica, recta, precisa, bella y elegante, Joseph es el rock n’ roll de Elvis Presley, provocador, el inicio de un movimiento que escandaliza con su frescura y su atrevimiento pero que no huye de sus raíces. En definitiva, Joseph es un personaje magnífico, que aunque al final responda a los arquetipos que debe tener un héroe de shônen, tiene algunas salidas de tono, un gran sentido del humor y unos momentos estelares que mejoran con mucho todo lo visto en la anterior saga.

Jojo_Battle_Tendency_1_Joseph_Desierto

Y es que en los personajes también se nota mucho la mejora de Araki, que se retroalimenta a sí mismo con el “autofanservice” que supone la aparición de muchos de los antiguos conocidos para dar soporte al fulgurante estreno de Joseph. Todos presentan además una evolución lógica, y tienen un trasfondo, un desarrollo y unas motivaciones bastante mejor presentadas y sin caer tanto en los personajes de opereta y culebrón, como ocurría en Phantom Blood. Con todo el tomo se hace muy entretenido, con un ritmo elevadísimo en el que no paran de ocurrir cosas y que no da ni un segundo de pausa al lector, pero que entra mucho mejor al contar con una planificación mejor plasmada. También el modo de representar a los personajes y la trama hace todo menos naíf, menos inocente que lo que veíamos en el anterior arco. Además el tomo cuenta con una gran distribución argumental, con un comienzo y un final muy potentes.

En el apartado artístico también se nota mejoría, si bien sigue partiendo de esa base que ahora nos resulta algo arcaica y tosca, pero con una ejecución mucho más limpia, mucho más precisa y más agradable en un primer momento. Dado que se publicó a finales de los 80 me resulta incluso un dibujo algo adelantado a su tiempo, ya que si bien los diseños siguen bebiendo de los mismos referentes que Phantom Blood, el trazo, la composición, los planos, la distribución me parece algo más atrevida, incluso con ciertas experimentaciones en algunos momentos en cuanto a la orientación de la página o ciertas perspectivas. No le pongo ningún pero al dibujo de Araki, a mí ya me ganó en la anterior saga y cada tomo que pasa me tiene más ganado todavía, hasta el punto de disfrutar enormemente ahora con su surrealismo y su ilógica habitual. Las escenas de pelea son más espectaculares ahora, ya que la limpieza general permite apreciar mucho más lo detallado y dinámico que es el arte del autor, detalle que es muy elevado y que no observe tanto en el anterior arco, por lo que aquí me ha sorprendido para bien. Hay cierto momentos en que el trazo y la presentación que ofrece Araki vuelven aun más frenética la narrativa visual, muy pasada de vueltas de por sí, pero de manera necesaria y que consigue unas escenas espectaculares. Es cierto que las poses exageradas y grandilocuentes muchas veces no se entienden, sobre todo si es tu primera vez con JoJo’s, pero llega un momento que tu cabeza hace un “click” con este arte y sabes que si no entiendes que ha ocurrido seguramente sea que alguien ha dado un porrazo espectacular a otro alguien y que descubrirás quien es en la siguiente viñeta/página. Tienes que dejar los convencionalismos y lo tradicional atrás y abrazar la locura y la irrealidad que es JoJo’s y entonces disfrutarás exponencialmente. Cosa graciosa en este tomo eso de que la locura y lo ilógico sean la bandera de este manga, y que las físicas y la anatomía no existan para Araki, porque la gran parte de las batallas las resuelve tirando de principios de la física e intentos de verosimilitud en el uso de las técnicas y poderes. Un genio este japonés.

Jojo_Battle_Tendency_1_Stroheim

Phantom Blood ya me encantó durante los últimos meses y me parecía una obra muy necesaria de leer, aunque entendía que hubiese gente a la que no le llegase a entrar por los ojos. Con Battle Tendency, al menos tras el primer tomo, tengo menos dudas a la hora de recomendarlo porque es una obra que difícilmente no llegue a gustarte, salvo que aborrezcas los shônen. Ya sea por el icónico aspecto gráfico, por la arrolladora presencia de Joseph, por el interesante misterio de las máscaras de piedra o por la locura y la extravagancia, JoJo’s Bizarre Adventure: Battle Tendency, es un manga realmente excelente y cuya lectura no deberíais posponer mucho tiempo.

  Edición original: JoJo’s Bizarre Adventure: Part 2 – Battle Tendency (Sentō Chōryū), Shueisha 1989. Edición nacional/ España: Editorial Ivrea 2017. Guión: Hirohiko Araki. Dibujo: Hirohiko Araki. Traducción: Pablo Tschopp. Formato: Rústica B6 con sobrecubierta, 250 páginas. Precio: 12€.   Hirohiko Araki hizo algo soberbio en Phantom Blood, el primer…

Valoración Final

Guión - 9
Dibujo - 9
Interés - 9.5

9.2

Con un enorme salto de calidad desde la anterior saga, Hirohiko Araki nos introduce en este tomo en la historia de Battle Tendency, un manga grande y exagerado que cuenta con unas magníficas trama y arte , personajes arrolladores y un ritmo que atrapa.

Vosotros puntuáis: 7.62 ( 7 votos)

Leave a Reply

4 Comentarios en "JoJo’s Bizarre Adventure Parte II: Battle Tendency 1"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
no more events

Buen análisis, la reseña anterior me dio ganas de empezar a leer Phantom Blood, así que lo busque y llegue a leer la primera parte (Dio the Invader) y rayos, ya que quiero que maten a Dio… pero lo digo en buen sentido, la obra me ha gustado y planeo seguirla en algún momento de la semana. Espero poder empezar este volumen por noviembre.

Saludos.

Damián González

Para Joseph es uno de los mejores protagonistas del manga de JoJo’s, es pura carisma.

Y tengo curiosidad como traducirán a ACDC, seguramente como Esidisi, pero les veo capaces traducirlo como Acedecé xD.