JINX, de Brian Michael Bendis

Por
3
1082

Jinx Alameda, protagonista del cómic

Edición U.S.A.: Jinx: The Definitive Collection (2001); Image Comics.
Edición España: Jinx (septiembre de 2005); Planeta DeAgostini Cómics.
Guión, dibujo y entintado: Brian Michael Bendis.
Color: b/n.
Formato: tomo recopilatorio de 416 págs.
Precio: 18 €.

En 1995, un semidesconocido guionista de Cleveland iniciaba, de la mano de la editorial independiente Caliber Press, la publicación de una peculiar serie titulada Jinx. La colección se centraba en las aventuras y desventuras de una cazarrecompensas, dos timadores de poca monta, y un botín de 3.000.000 de dólares.

Apenas 10 años más tarde, Jinx se ha convertido en un pequeño clásico de los cómics de género negro, y ese guionista semidesconocido, en uno de los profesionales más influyentes del cómic americano. Su nombre: Brian Michael Bendis.

Brian Michael Bendis, (Cleveland, 1967), es uno de los más famosos y productivos guionistas del cómic mainstream contemporáneo. Desde sus inicios ha destacado por moverse como pez en el agua dentro del género negro, mostrando un indudable talento para los diálogos.
A partir de pequeños éxitos como Fortune and Glory, Goldfish, Fire, Jinx o Torso, llamó la atención de las grandes editoriales, impacientes por contratar sus servicios. Desde ese momento, se ha mostrado como uno de los autores más prolíficos del medio, firmando los guiones de títulos tan dispares como Sam & Twitch, Hellspawn, Powers, Alias, The Pulse, Ultimate Spider-Man, Ultimate X-Men, Daredevil, Ultimate Fantastic Four, Ultimate Marvel Team-Up, Ultimate Six, Avengers, New Avengers o Secret War.

Al indudable éxito que ha alcanzado en las listas de ventas hay que sumarle el reconocimiento de la crítica, pues en los últimos años ha recibido multitud de nominaciones y galardones por parte de los medios especializados. Buena muestra de ello son los 5 Premios Eisner que luce en su currículum (talento merecedor de especial reconocimiento por Torso, Goldfish y Jinx en el año 2000; mejor nueva serie por Powers en 2001; mejor serie regular por Daredevil en 2003, y mejor guionista en los años 2002 y 2003).

En los últimos tiempos, diversifica su actividad con incursiones en distintos campos, como el cine (proyectos de adaptaciones cinematográficas de Powers, Jinx y Torso), televisión (ha producido la enésima serie de animación de Spiderman), y videojuegos (Ultimate Spiderman).
Actualmente, además de guionizar multitud de series para La Casa de las Ideas, se halla inmerso en la coordinación del macroevento Marvel de turno: House of M.

En la contraportada de la edición española del tomo recopilatorio de Jinx puede leerse la siguiente sinopsis:

“Tras realizar Goldfish, Michael Bendis tenía claras varias cosas: no había acabado de explorar al protagonista de su anterior trabajo; no quería que su próximo personaje fuera un desarraigado; sabía que no iba a repetirse a si mismo; creía que no valía la pena decir nada sobre la policía (según él, eso ya lo había hecho la serie televisiva “Homicidio”) y, por último, era el momento de profundizar en la psicología femenina.
De todo eso surgió esta historia: la vida de Jinx Alameda, una cazarrecompensas dura e implacable que combina la captura de delincuentes con el inicio de un romance con David Gold, jugador de ventaja que se esfuerza por abandonar el mundo del crimen, a pesar de los esfuerzos de su socio por conseguir todo lo contrario”.

Partiendo de esta premisa, Bendis construye de forma más que coherente un puñado de personajes que bien podrían haber salido de las páginas de una novela de Elmore Leonard, una película de Quentin Tarantino, o un episodio de Los Soprano. Perdedores, soñadores, timadores y timados protagonizan esta peculiar crónica de la búsqueda de un futuro mejor, camuflada en forma de una típica “caza del tesoro”.

Jinx Alameda y David Gold, carismáticos personajes principales, tienen mucho en común: un medio de vida dudosamente legal, un traumático pasado que ha condicionado su presente, y la convicción de haber regido su existencia por principios, creencias y objetivos erróneos. Parecen querer huir de sí mismos, renegando de unas frustrantes vidas salpicadas de violencia y sueños rotos. Y quizás por ser tan parecidos, se ven reflejados el uno en el otro, encontrando fuerzas para desear compartir un futuro mejor. Siempre y cuando Columbia, incordiante colega de Goldfish retratado a imagen y semejanza del propio Bendis, no se cruce en su camino.
Curiosamente, David Gold repetía protagonismo tras la novela gráfica Goldfish, historia de un crimen, que pese a haberse publicado con anterioridad al cómic objeto de esta reseña, narra hechos sucedidos con posterioridad, siendo su lectura perfectamente comprensible de forma independiente. En cuanto a Jinx, la joven cazarrecompensas, Bendis la recuperaría para el arco argumental Bounty Hunter Wars, de la serie Sam & Twitch (Image Comics, 2000).

Contando con un sólido guión, la fluidez en el desarrollo de la historia sólo se ve frenada en momentos puntuales, debido principalmente a las limitadas dotes artísticas de BMB (especialmente confusa es la escena del centro comercial). Pero voluntarioso e imaginativo, el autor se vale de curiosos recursos narrativos para paliar, o en el peor de los casos disimular, las posibles lagunas de este disfrutable y muy recomendable cómic.

Como curiosidades, en lo que se refiere al apartado gráfico, cabría comentar la colaboración no acreditada (al menos en la edición española) de Michael Gaydos en el capítulo titulado “Sarku”. Aquí tenéis una muestra de su trabajo.

En cuanto a la edición española de este tomo recopilatorio, a cargo de Planeta DeAgostini Cómics , tiene como únicos puntos positivos la relación número de páginas-precio (416 págs., por 18 €), y la inclusión de material adicional (una hilarante introducción a cargo de David Mack, un peculiar sketchbook, y explicaciones del autor). Por contra, la encuadernación y la calidad del papel no hacen justicia a un cómic que merecería una presentación más digna.

Estilísticamente coherente, y muy cercana tanto temática como visualmente a sus obras primerizas, Jinx continúa la senda iniciada por Goldfish, historia de un crimen y Torso, el descuartizador de Cleveland , geniales cartas de presentación de un hábil y talentoso guionista especialmente dotado para el género negro. Lamentablemente, y pese a la calidad de títulos como Powers, Alias o Daredevil, el salto a las grandes editoriales ha frenado su evidente progresión, perdiendo gran parte de su originalidad y frescura en beneficio de fórmulas tan estáticas como repetitivas.

De todas formas, las arriesgadas, violentas, divertidas, y en ocasiones toscas viñetas de Torso, Goldfish, Jinx o Fire, permanecerán indelebles en la retina de muchos lectores como muestrario de las virtudes de un autor que al parecer, y por desgracia, ya ha ofrecido lo mejor de sí mismo.

Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)

Compartir
Artículo anteriorZN Cine: La Teaser Web de X-Men 3 ya está Activa
Artículo siguienteTodo lo que hay que saber del nuevo James Bond
Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela y apasionado por el noveno arte desde que tiene uso de razón, en 2005 comenzó a colaborar en la web colectiva Zona Negativa, centrándose en la preparación de reseñas, entrevistas y crónicas de eventos relacionados con el mundo de la historieta. Estas tareas ocupan buena parte de su tiempo de ocio, junto con la redacción de artículos para las ediciones españolas de DC Comics por encargo de ECC Ediciones.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

Notifícame
avatar
wpDiscuz