In memoriam, Rich Buckler

Por
13
1068
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

El pasado sábado, 20 de mayo de 2017, las ediciones digitales de diversos medios de comunicación –tanto generalistas como especializados- anunciaron el fallecimiento del dibujante Rich Buckler, a los sesenta y ocho años de edad. Con él desaparece otro nombre de la historia de los tebeos de súper-héroes entre los años sesenta y ochenta. El cáncer se ha cobrado otra víctima, a una edad que ya no consideramos provecta.

Mi primer contacto con el trabajo de Buckler fue en la colección dedicada a los Cuatro Fantásticos. Sus lápices acompañaron la transición entre la etapa de Steve Englehart –que firmó bajo pseudónimo sus últimos guiones en la serie- y la de Walter Simonson –para que este pudiera convertirse en autor completo de la revista en el mismo número con el que había entrado seis años antes en la colección dedicada a Thor-. Su trabajo me parecía –por obra y gracia de entintadores con tanta personalidad como Joe Sinnott o Romeo Thangal- continuista con la línea marcada previamente por John Buscema y Keith Pollard. Era uno de sus autores que cumplían sobradamente los encargos que se les presentaban y que tenía uno de esos estilos nada rompedores pero muy efectivos: las expresiones faciales, las posturas corporales, la narrativa, el escenario… todo era desarrollado de forma correcta por su parte y su presencia fue siempre garantía de historias gráficamente bien contadas.

Uno de los detalles que me ha llamado la atención al leer su obituario ha sido el de su edad. Habiendo trabajado desde finales de los sesenta, suponía que Buckler debía andar en sus buenos y sobrepasados setenta años. Sin embargo, no había alcanzado las siete décadas de existencia; ello viene a indicar que era un adolescente cuando empezó a trabajar en las principales editoriales y que su etapa más fructífera se había producido en la década de los setenta. Sería durante esos años que realizaría algunos de sus trabajos más interesantes. Suyos eran los lápices que dieron forma a una parte de las aventuras de la Pantera Negra narradas por Don MacGregor; suya es la creación de Deathlock el demoledor, el cyborg que vivía en un futuro post-apocalíptico. En DC, tiene la ocasión de tratar con los pesos pesados de la editorial, como son Flash, Batman o Superman. Con el hombre de acero realiza, en base a guiones de Gerry Conway, el dibujo de su enfrentamiento con el Capitán Marvel. Es en estos tiempos cuando toma bajo su ala a un joven portorriqueño que, con el tiempo, superará en fama a su mentor: George Pérez.

El cyborg post-apocalíptico creado por Rich Buckler
Deathlock el Demoledor, por Rich Buckler

Durante los años ochenta seguirá trabajando en Marvel y DC. En la primera realiza, junto a Peter David, el arco argumental dedicado a la muerte de Jean DeWolff; en la segunda, colabora con Roy Thomas para la presentación del All Star Squadron. Esta entente se extenderá hacia otras recreaciones de la edad de oro, ya que Buckler pondrá los lápices a las sagas dedicadas a la Antorcha Humana (catalogado como el primer héroe de Marvel) y al Hombre Submarino, con motivo de sus respectivos cincuentenarios. Otros encargos, como la miniserie protagonizada por el Caballero Negro, irán marcando su progresivo alejamiento de la primera línea. Los noventa traen unos aires gráficos que no coinciden en modo alguno con el estilo de don Rich, y el hecho de que estos encargos finales impliquen ambientaciones de corte «retro» son indicativas hasta cierto punto de su descarte. Las décadas posteriores se caracterizaron por apariciones anecdóticas y por la publicación de algunas obras centradas en el arte de dibujar comics.

La carrera de Buckler no estuvo exenta de momentos curiosos o desagradables. Así, en el primer apartado hay que destacar su contribución en Reagan’s Raiders, un disparatado tebeo en el que el gabinete del presidente estadounidense recibía una suerte de suero súper-soldadesco y se convertían en héroes en pijama. En el segundo, hay que destacar la polémica que le llevó a demandar a una publicación especializada, cuando en esta se afirmó que el dibujante plagiaba los dibujos y composiciones de otros colegas. En todo caso, no dejan de ser anécdotas dentro de una dilata trayectoria que ayer llegaba a su fin. Atrás quedan muchas páginas dibujadas, muchos tebeos para uso y disfrute de la afición. Que la tierra le sea leve.

¿Y si Reagan hubiera sido un súper-soldado?
Detalle de portada del tebeo «Reagan's Raiders» por Rich Buckler

Leave a Reply

13 Comentarios en "In memoriam, Rich Buckler"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Igverni

Descanse en paz.

AlbierZot

Poderoso dibujante. Una garantía de buen hacer.
comment image

frankbanner49

La última vez que disfruté de su arte fue en el VAMPIRE TALES con unas páginas muy molonas de lo mejor del tomo.
D.E.P.

Imparcial Enmascarado

Otro gran profesional de la Marvel setentera que se nos va, de esos que no hacían alardes de ego, pero fueron sembrando prácticamente todas las colecciones, las punteras y las coyunturales, de su buen hacer.

hammanu

Que descanse en paz, el monton de buenas historias o al menos entretenidas que he leído de este autor a lo largo de mi vida. Su Deadlock me encantaba

Arturo Porras

Un gran dibujante se nos va. No hace falta ser lo más de lo más para reconocer a un profesional como la copa de un pino. Un artista lleno de inventiva e ideas. Tal como cuenta Doug Moench como se le acercó porque tenía el concepto de Deathlok, se notaba que se implicaba de una forma muy personal.
DEP

frankbanner49

No se ha reeditado nada del Deathlock clásico?, ¿no,Arturo?.

¿o sí,y no me he “coscao”?. 🙁

Arturo Porras

No Frank…. Y lo cierto que no encuentro mejor momento. Se publicó la BM en tiempos pero es una obra que merece una edición mejor. Probablemente, sea el MLE su destino…
Un saludo compa

frankbanner49

Bueno,a falta de ello,lo mismo tiro del MLE del capi. ;_)

http://www.paninicomics.es/image/image_gallery?img_id=6897862&t=1395091102257

Otro para ti !.

Arturo Porras

No es mala opción solo que ese Deathlok estaba dibujado, en su mayoría, por Mike Zeck…

Miki

En inglés se hizo una reedición completa del Deathlok clásico aprovechando que salía en Agents of Shield, en contenidos es como el volumen de Biblioteca Marvel (quitando dos números) pero en color y a tamaño comic, así que lo que digo siempre, si al editor le apetece… Y sí, Buckler era un gran profesional que a todos nos ha dado unas cuantas historias para el recuerdo aunque lleve años en el olvido. D.E.P.

frankbanner49

Lo sé,lo sé.
Por eso digo que “a falta de…” :-d

wpDiscuz