Hitman

Por
27
1487

 

Guión: Garth Ennis
Dibujo: John McCrea
Edición España: Planeta deAgostini
Contiene: The Demon Annual 2 USA, Batman Chronicles 4 USA, Hitman Nº 1-60 USA y JLA/Hitman 1 a 2 USA
Formato: 3 Tomos rústica de 544 páginas
Colección: Universo DC
Precio: 25,00 € x Tomo

 

“Amigo mío, en el mundo hay dos
clases de personas. Aquellos a los
que le gustan las películas de
Clint Eastwood… Y los tontos”

Garth Ennis alcanzó verdadero renombre gracias al éxito de Predicador, su obra magna para la línea Vertigo Comics que empezó a publicar en 1995 junto a su compañero y dibujante Steve Dillon con quién ya había trabajo en su etapa en Hellblazer, el que había sido su primer encargo en el cómic estadounidense después de sus inicios en la industria británica en series como Strontium Dogs o Judge Dredd. Mientras finalizaba su colaboración a cargo de las aventuras de ese maldito bastardo llamado John Constantine el popular guionista irlandés trabajaría entre 1993 y 1995 en la serie del demonio Etrigan, conocida simplemente como The Demon, sustituyendo a Alan Grant y uniendo esfuerzos con su compatriota John McCrea para ofrecernos su propia interpretación del carismático personaje de DC Comics creado en 1972 por Jack Kirby. Sería precisamente en The Demon Annual 2 donde aparecería por primera vez Tommy Monaghan, más conocido como Hitman, ex-marine de los Estados Unidos en la primera Guerra del Golfo y asesino a sueldo del barrio irlandés del Caldero de Gotham City, dotado de telepatía y visión de rayos X y especializado en conflictos metahumanos. La perspectiva única que ofrece el paso del tiempo y la distancia han demostrado que Hitman es una de las creaciones más interesantes que ha parido la enfermiza imaginación de Garth Ennis a lo largo de toda su carrera y un claro antecedente a su popular Predicador, muy deudora de esta, en el que ya se encuentran algunos de los recurrentes temas fetiche del siempre polémico autor como son su demostrada pasión por el género negro y los relatos de corte bélico, su “desprecio académico” a los clichés del género superheroico, su cinematográfico tratamiento de la acción y su destacada habilidad para escribir subversivos y atrevidos diálogos llenos de un supurante y cáustico humor negro tan ácido como descarado. Todas estas características definen un producto que no parece encajar en el prototipo clásico de cómic publicado por DC Comics en décadas pasadas, aún menos hoy en día, pero por entonces estábamos en los años noventa y casi todo estaba permitido, como ya había demostrado el Lobo de Roger Slife, Keith Giffen y el citado Alan Grant, personaje con el cual Hitman guarda algún que otro parecido. Así que no es de extrañar que en el año 1996 este acabara consiguiendo cabecera propia, convirtiéndose en poco tiempo, por méritos propios, en uno de los títulos más llamativos y divertidos del momento de todo el catálogo ofrecido por DC Comics.

Podemos afirmar sin temor que Hitman es, sin lugar a dudas, una de las series más destacables y poco convencionales de las dos últimas décadas, dentro de la corriente mainstream de la historieta estadounidense, y uno de los mejores trabajos, y de los menos valorados, del conocido como l’enfant terrible del cómic. Su breve paso por la serie del rimador Etrigan sirvió a Garth Ennis como mesa de experimentos y como modo para tantear el ambiente a su alrededor para posteriormente detonar su explosivo talento en Hitman donde a lo largo de sesenta números tuvo la oportunidad de profundizar más en sus personajes y en la manera de narrar sus historias que en las empresas anteriores en las que había participado. Una serie que pese a su gusto por la acción y sus planteamientos extremos se sustenta en sus personajes con un reparto de tendencia coral a través del cual Garth Ennis perfila perfectamente a sus protagonistas y secundarios, incluyendo sus atípicos villanos entre los que destacan los Arkannone, los conocidos como Señores del Arma, y El Mawzi o el mafioso bicéfalo Dubelz, que comparten destino y viñetas junto a matones, asesinos a sueldo, gánsteres, nazis trasnochados, terroristas, ex-militares o diplomáticos y cuerpos de policía corruptos. Hitman pertenece a la tradición del antihéroe con conciencia, tan tópicos y recurrentes hoy en día, que enmarca a personajes que, de alguna manera, acaban impartiendo justicia pero cuyos métodos son, como poco, cuestionables, aunque como bien dice el mismo Garth Ennis a través de Tommy Monaghan en un momento de la acción, “no hay un reglamento que diga que tengas que ser un capullo por hacer lo que haces”. El caso es que Garth Ennis y John McCrea se divierten seduciendo al lector en un título que poco tiene que ver con el ambiente superheroico del universo en el que se mueve y al que tienen tendencia a satirizar aprovechando la presencia de algunos de los personajes más emblemáticos de la editorial como son Batman, Green Lantern (Kyle Rayner, por entonces), Catwoman o Superman, creando así momentos verdaderamente hilarantes e irreverentes en algunos casos y sentidos y respetuosos homenajes, acordes con el ambiguo tono de la serie, en otros.

En Hitman son múltiples y variadas las referencias que Garth Ennis maneja y obtiene a través, sobre todo, de su amplio y particular bagaje cinéfilo definido y marcado por su pasión por las películas del oeste y de corte bélico o por el cine de acción de Hong Kong. Mención aparte merece la figura de Clint Eastwood, su halo se encuentra muy presente en Hitman, o de actores tan dispares como John Wayne o Chow Yun Fat y de cineastas de la talla de John Woo o del más clásico Sam Peckinpah, director de la película de culto Grupo Salvaje, cuyo apellido da nombre a la calle donde se sitúa el Bar Noonan donde Tommy Monaghan y sus amigos suelen reunirse para tomar unas birras y echar unas partidas de póker. También es innegable que el estilo y el tono de la narrativa de Garth Ennis y su tratamiento de los diálogos recuerda poderosamente a la del director Quentin Tarantino, que ya a principios de los noventa triunfaba con Reservoir Dogs y Pulp Fiction, lo cual no parece del todo una simple casualidad. Todas estas “debilidades” del autor quedan reflejadas en Hitman, a veces de forma directa o a través de homenajes y otras simplemente se evidencian en el transcurrir de la acción y en la factura de las historias y relatos en los que se prodiga el guionista irlandés. Menos favorecida del encuentro sale la temática superheroica, a pesar de la comparecencia de algunos de los pesos pesados del Universo DC, como es el caso de Green Lantern o Batman, de los cuales Garth Ennis parece reírse entre dientes y ridiculizar en más de una ocasión, mientras que, por otro lado, personajes como Catwoman o Superman son respetuosamente ensalzados. En relación a esto, el popular Hombre de Acero creado por Jerry Siegel y Joe Shuster en 1938 lleva las de ganar, un personaje por el que Garth Ennis ha reconocido sentir un cariño especial, y cuya aparición en el capítulo titulado Of Thee I Sing, una historia en la que Hitman y Superman después de encontrarse en los tejados de Gotham City mantienen una interesante conversación, le valió a sus responsables obtener el premio Eisner de 1999 al Mejor Relato Único. Como contaría posteriormente el propio guionista, para Tommy Monaghan y para él mismo, el famoso superhéroe “es el americano definitivo, el único concepto que puede hacer que nuestro chico se ponga un poco sentimental”, por lo que la historia era prácticamente obligada.

Pero el Hitman de Garth Ennis, no obstante, limita su relación con el Universo DC todo lo posible y sus historias intentan tener un corte más realista y mundano, casi descartando, aunque no totalmente, relatos cósmicos o propiamente superheroicos. La crítica a la política internacional estadounidense, a la corrupción y a la religión también tiene su espacio en Hitman y a través de una certera y punzante ironía resultan en algunos de los mejores números de la serie. Hitman se convierte así en una pequeña ventana al mundo de Garth Ennis, tomando aquí su punto de partida un universo que ha ido explorando en sus sucesivos trabajos y que acabó por llegar a su clímax en la exitosa Predicador. Respecto a esta, no obstante, Hitman parece una obra más cohesionada y con menos altibajos aunque sin una trama argumental tan definida y lineal como la presente en las aventuras de Jesse Custer. Por otro lado, en Hitman encontramos un John McCrea en estado de gracia, capaz de dar la réplica adecuada que se merecen las historias ideadas por su compañero Garth Ennis, demostrando ser un excelente narrador y una destacada comparsa para el guionista irlandés que consigue hacer creíble lo increíble. Juntos nos regalan una serie, en la que se reúnen toda una amalgama de historias, personajes y temáticas que no dejan espacio para el convencionalismo ni el aburrimiento, con un humor negro y una violencia gráfica hiriente que contrasta con otros momentos de reflexión más íntimos y pausados que sorprenden por su tratamiento “poco canónico”. Hitman incluso resulta una serie profética respecto al devenir del cómic mainstream de corte superheroico, apenas insinuando historias y caminos, también apuntados en su etapa en The Demon, que el cómic de superhéroes tomaría en un futuro muy cercano con la llegada, por ejemplo, del The Authority de Warren Ellis y Bryan Hitch, una tendencia que el mismo Garth Ennis acabaría por parodiar en series de menor relevancia como The Boys o The Pro.

La edición de Planeta deAgostini de Hitman, en tres gruesos tomos enmarcados dentro de la línea Universo DC, recopila el grueso de la producción de Garth Ennis y John McCrea sobre el personaje, incluyendo The Demon Annual 2 que narra la génesis del personaje y su primer encuentro con el demonio Etrigan y Jason Blood, el Batman Chronicles 4 que relata sus diferencias con el cruzado enmascarado de Gotham City, los sesenta números regulares que configuran la serie regular y un especial más reciente que reúne a La Liga de la Justicia con el deslenguado y letal asesino a sueldo. La edición recupera todas las portadas originales de la colección e incluye algunos textos explicativos firmados por Celes J. López y Enrique Ríos, inexplicablemente mal ubicados en los tomos en algunos casos y pudiendo destrozar alguna sorpresa antes de tiempo, eso siempre que el lector no pierda primero el conocimiento a causa del olor a gato muerto y tinta requemada característico de esta línea de cómics de Planeta deAgostini. Dejando eso a un lado Hitman es una obra totalmente recomendable, donde encontraremos el que quizá sea el mejor trabajo de Garth Ennis en la industria estadounidense hasta la fecha, con arcos argumentales realmente logrados como Héroes Locales, As de Asesinos, Por Mañana,Los Violentos de Tommy -cuyo referente obvio es la película de 1970 Los Violentos de Kelly de Brian G. Hutton protagonizada por Clint Eastwood y Donald Sutherland-, Un Ataúd Lleno de Dólares -con Carlos Ezquerra y Steve Pugh sustituyendo a John McCrea durante unos números en los que se pretende resucitar el espíritu del spaggetti western-, o las desternillantes Noche de Zombis en el Acuario de Gotham, Carne Fresca y Al Diablo con el Futuro, entre otras muchas. Hitman es el trabajo del que Garth Ennis ha reconocido sentirse más orgulloso en toda su carrera, más incluso que Predicador, y posiblemente sea el cómic más personal de toda la producción del irlandés hasta la fecha, tanto que no es exagerado afirmar que no se puede comprender del todo la trayectoria de este imprescindible y exitoso guionista sin haber leído las desventuras de Tommy Monaghan y sus compañeros.

Enlaces de Interés

Demon de Garth Ennis y John McCrea en Zona Negativa.

Compartir
Artículo anteriorCels Piñol presenta… Fan Letal Returns 4 (Fan Letal 64)
Artículo siguientePak pone fin a Increíble Hulk en Agosto
Barcelona (Septiembre, 1980). Licenciado en Historia. Mi obsesión por las novelas de misterio y aventuras facilitó mi acercamiento al cómic con los Clásicos Ilustrados que adaptaban historias como El Escarabajo de Oro o La Isla Misteriosa. Luego llegarían Mortadelo y Filemón, Superlópez, Spider-man y Dragon Ball. Descubrí las posibilidades del medio con autores como Alan Moore, Neil Gaiman o Kurt Busiek desarrollando mi ecléctica pasión por la viñeta: cómic estadounidense, europeo, manga y webcómics. En la actualidad, colaboro como reseñista y articulista en esta, mi segunda casa, hablando de cómics y cine.

Leave a Reply

27 Comentarios en "Hitman"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Lord_Azoth
Lector

Para mi Hitman es una de las emjores obras de Ennis con diferencia, sin ls estridencias y barbaridades que pueblan otras de sus creacioens y que a mi, por lo menos, me sacan del ambiente de la narracion y de lo que me esta contando.
Un personaje sobre el que escibe y por el que siente cariño… y como hace con Preacher un personaje que lleva hasta sus ultimas consecuencias elementos como la amistad y el honor..
 
Una pena q hayan tardado tanto en reeditarla, ya que la primera edicion en TPB no completo la serie.

jmponcela
Lector

Hitman, como Predicador, es un tebeo escrito por un adolescente veinteañero y destinado a adolescentes de menor edad. Mucha chuleria de bar, muchas palabrotas viriles, violencia no ya gratuita sino absurda y muchas birras con los amigotes. Y como en Predicador, todo lo poco que ocurre, se podía haber contado en seis o siete números.
Dicho esto debo reconocer que Garth Ennis, que nunca me ha gustado ni un pelo (¿han leido el basuriento “Thor: Vikingos” ?) me ha sorprendido muy gratamente con su Punisher MAX. Tiene dos o tres buenas historias y con personajes escritos con cierta madurez… que ya va siendo hora de hacerse mayor ¿no?

Tremens
Lector

Jose Miguel, estamos de acuerdo en que Ennis es mucha palabrota, litros de cerveza con los amigotes y los huevos más gordos del barrio. ¿Y eso es malo?. Cada guionista tiene su manera de contar historias, de enfocar el desarrollo de los personajes, y tengo que decir que Ennis tiene un rollo mucho mejor que, por ejemplo, Chris Claremont, guionista al que hace tiempo ya no aguanto, o el Loeb, que directamente es lamentable. Puede que el rollo supermachotes de Ennis te chirríe personalmente, pero sus historias son mejores que la media. Leete el último de The Boys y a ver si no se te parte el alma en las últimas páginas.
Además, es el único que últimamente se ha atrevido a saltarle los dientes al sagrado Thor en “Vikingos”, por cierto.
Saludos.

Raul Martin
Lector

Coincido en casi todo con Jordi, las referencias a Trantino (dos matones, uno blanco y otro negro, que se reúnen en un bar donde el dueño que les pasa los trabajos es corpulento, es muy Pulp Fiction), la pluralidad argumental, etc. Hitman está en mi Top 5 personal de Ennis, aunque por debajo de Predicador o Punisher MAX. También para mí peca un poco de irregularidad, porque hay sagas como las de los vampiros o los dinosaurios que bajan bastante el listón respecto a las que tu enumeras.
Referente a la forma de narrar de este autor, volvemos a lo mismo. Hay quien no profundiza en el contexto que nos presenta Garth Ennis – supongo que porque en un principio ya no conecta con este profesional – y se queda con las palabrotas y la chulería. Pero el que preste atención, en números como el de Superman (“Eres Superman, pero no vas a poder salvarme”. Dice el astronauta que va a morir ante los ojos del S.H,), el de la hermana de Tommy, o en la muerte de Pat, que denotan claramente momentos que van más allá de un cómic convencional de superhéroes como el que al fin y al cabo era.

jmponcela
Lector

Robert Kirkman, por ejemplo escribe en Invincible un tebeo para adolescentes de gran madurez y muy divertido, con personajes bien escritos. Y un rato despues, escribe otro MAGNIFICO tebeo, esta vez para adultos, llamado “Walking Dead”. Y cuando se lo encargan y pagan, escribe cosas como Marvel Zombies, que es del mismo estilo que Predicador o Hitman: macarrismo adolescente. Esto es porque Robert Kirkman es un gran guionista, con muchos recursos. Y una persona madura, debo decir, que puede contar cosas de mucha maneras distintas.
 
Cosas similares, en mayor o menor medida, pueden decirse de la mayoria de los guionistas TOP de hoy, como Warren Ellis, Geoff Johns, Grant Morrison, Kurt Busiek, Mark Waid y tantos otros. Gente profesional y con varios registros, en funcion de la necesidad de su cliente y de los personajes que maneja.
 
Garth Ennis, como Mark Millar o Jamie Delano, es un tipo de un solo registro. Solo sabe contar una historia, que acomoda una y otra vez a lo que le van ofreciendo. Solo así se explica que le encarguen una historia de Thor y haga una porqueria en la que lo mismo podía salir Thor, que Punisher o Hitman porque no se ajusta en absoluto al personaje que le han dado sino a lo que él quiere contar. Y el siempre quiere contar lo mismo: macarradas adolescentes.
 
Todo el mundo es libre de leerlas y disfrutarlas, pero yo tambien los soy de opinar sobre ellas.

nenoskoda
Lector

Hitman, como Predicador, es un tebeo escrito por un adolescente veinteañero y destinado a adolescentes de menor edad. Mucha chuleria de bar, muchas palabrotas viriles, violencia no ya gratuita sino absurda y muchas birras con los amigotes.
 
Pues yo lo leí cuando tenía treinta y muchos y lo disfruté muchísimo. Hay violencia, hay mucho humor, hay romance, hay drama y un final épico pero, sobre todo, es una historia de amistad que puede entender un quinceañero o un cuarentón.
En mi opinión, es una de las mejores obras de Ennis y creo que el final que le dio Ennis a la serie, tan cerrado y redondo, es lo que ha hecho que la serie y el personaje no haya tenido más repercusión en el universo DC.
Destacar también el estupendo dibujo de McCrea que dio a los personajes un toque especial con dibujo a veces caricaturesco, pero muy apropiado para reflejar el humor que destilan las historias de Ennis, en especial cuando dibuja al mayor grupo de superhéroes que ha existido, los (spoiler) y aun personaje que más que bueno, es excelente.
 
Mucha chuleria de bar, muchas palabrotas viriles, violencia no ya gratuita sino absurda y muchas birras con los amigotes
 
En esta serie hay mucha chulería y  ternura, muchas palabrotas y también mucha lealtad y bastante violencia no tan gratuíta y mucho humor. Y sí, muchas birras con los amigotes y tantas conversaciones entre ellos que uno siente que realmente son amigos no sólo porque lo diga en el guión. El número en que Tommy se encuentra con Supermán es realmente antológico y su conversación con el hombre de acero es memorable.
Todas estas cosas no hace falta leerlas entre líneas ni adivinarlas, están en cada viñeta de cada número. Hitman puede gustarte o no gustarte, puedes decir que que te parece una obra fallida, pero lo que tú estás diciendo parece la típica crítica a Ennis sin haber leído Hitman.
Y como en Predicador, todo lo poco que ocurre, se podía haber contado en seis o siete números.
 
Predicador o Hitman pueden gustarte o no gustarte, pero no pueden contarse en 6 o 7 números. Como vuelvas a decir éso voy a empezar a pensar que no lo has leído y que hablas por hablar.
 

Daniel Gavilán
Lector

Yo Ennis más que con Millar lo campararía con otros señores de apellido Peckinpah y Eastwood. Otro dos eternos “adolescentes” que 50 y 80 años siguieron (o siguen en el caso de Eastwood) poniendo los cojones sobre la mesa con historias llenas de chuleria de bar, muchas palabrotas viriles, violencia y muchas birras con los amigotes. Como Tarantino, Ennis todavía se puede permitir unos cuantos años más de ese palo.

Por lo demás, estupenda reseña Jordi, te recomiendo leer su Punisher MAX, su Soldado Desconocido y su Historias de la Guerra si no las has leido.

Manin
Lector

No voy a entrar a la discusión de si Ennis es mejor o peor guionista, porque es cierto que tiene historias que se quedan en las macarradas, excesos y sus idas de olla particulares. Es verdad que en ocasiones sus personajes se basan en los mismos clichés ya repetidos hasta la extenuación y que cuenta las mismas historias una y otra vez da igual que los personajes tengan otra personalidad, que él se la amolda a su estereotipo.
Sin embargo, Hitman es un pedazo de tebeo (a mí también me gusta más que Predicador), con momentos realmente divertidos mezclados con otros realmente emotivos (que no sensibleros) y eso es realmente difícil de encontrar. Es Ennis escribiendo sobre violencia y amistad, dos de los temas recurrentes en su obra, sí, pero mejor de lo que ha vuelto a escribir hasta ahora. TOTAL Y ABSOLUTAMENTE RECOMENDABLE en mi opinión.

Titan
Lector

Totalmente de acuerdo contigo, José Miguel Poncela Ramos.

Raul Martin
Lector

Estoy parcialmente de acuerdo contigo, Jordi, en que el Ennis actual se ha encasillado en su faceta más gamberra. Piensa que es un autor que ahora trabaja exclusivamente en las independientes y por ello no toda su producción nos llega. Hay mucho de gamberro en su otra actual (Wormwood, Jennifer Blood, The Boys, Crossed), pero tengo la impresión que tu comentario cambiaría si hubieramos tenido la oportunidad de disfrutar de su Battlefields (Dynamite), una obra excepcionalmente contenida y documentada ambientada en la 2ª G. M. Además, estuvo en Punisher Max hasta hace no mucho, y también se trataba de una serie oscura y contundente, exenta de humor. Eso sí, creo que el mundo del cómic actualmente es más difícil que hace unos años, y tal vez Ennis vaya muchas veces a lo seguro, puesto que en las idependiente cobra a comisión y no a sueldo.
 
Respecto a calificar su producción de “adolescente”, no creo que sea apropiado. Ennis tiene su personalidad y no creo que ello guarde relación con la edad del mismo. Y las comparaciones con los autores que cita Jose Miguel, va a gustos. Personalmente los superhéroes (Hitman) y los zombis (Crossed) de Ennis me gustan más que los de Kirkman. El resto de autores supongo que depende a cada uno, pero no creo que Ennis sea inferior, comparando carrera contra carrera en su totalidad, a casi ninguno de los mencionados. Es que J.M. cita a autores muy dispares.

reecom
Lector

Ennis es chuleria, palabrotas, violencia, sexo… Si, pero tambien es mucho mas, al menos en muchas de sus obras, es un buen guionista casi siempre y a veces exceltene
 
Es mejor guionista cuando esta contenido y no busca superar una barbaridad con otra, al final todas esas bestialidades acaban tapando y ocultando las buenas historias que hay tras ellas, se me viene a la cabeza Crossed donde la repugnancia y brutalidad excesiva esconden una buena historia postapocaliptica.
 
Yo tengo claro cuando leo a Ennis que se que voy a leer, lo que voy a encontrar cuando “raspo” la superficie de insultos y sexo esplicito, en general me entretienen bastante sus obras, cosa que no es poco.

Daniel Gavilán
Lector

leí sus primeros números en Punisher junto a Steve Dillon y no me convencieron nada, por lo que no seguí leyendo nada, sé que la serie después ha ido por otros derroteros

Exacto. Es que el Marvel Knights Punisher junto a Dillon y el The Punisher (MAX) son colecciones tan distintas como la noche y el día. En una se dedica a potenciar lo más esperpéntico del personaje hasta llevarlo al agotamiento. Una vez reducido a su forma más pura, lo que hace en el sello MAX es cambiar por completo de rumbo para meternos en un terrorífico viaje a través de la cara oscura de américa. Si es por miedo a meterte en una serie tan larga, te recomendaría probar primero con la miniserie Born (Punisher: Nacimiento) que da ya una buena muestra de por que caminos pretendría adrentrarse. Y dejo ya de agobiarte con recomendaciones que parezco el agente de Ennis 😆

Pd: Me sumo a lo dicho por Raúl, personalmente también prefiero a Ennis que a Kirman. Este último es muy imaginativo a la hora de concebir premisas argumentales pero suele tener problemas con la narrativa y el desarrollo de la historia. Aunque las apariencias indiquen lo contrario, suele tener una mayor dependencia del golpe de efecto que del mantenimiento de un “tempo” narrativo. Sin desmerecer a los golpes de efecto, claro, de todo vive la ficción.

New_Rodro
Lector

Coincido con la opinión de mas arriba. A priori es un entretenimiento verbenero pero a poco que uno rasque la serie tiene momentos de lo mas emotivo
(La saga de los SAS, la aparición de la he.mana del protagonista, el encuentro con Superman, la muerte de

Aviso de Spoiler

Ringo y Pat

, etc)
Ennis combina aqui a la perfección su faceta seria con la gamberra y lo hace de manera perfecta, a diferencia de lo que pasa con The Boys.
100% recomendable y de lo mejorcito que tiene este guionista.
 

Raul Martin
Lector

Suscribo que Punisher Max es mucho más recomendable que el Punisher M.K. Pero esta última también contó con buenas historias como la de los policías corruptos, creo que se titulaba La Hermandad. También creo que P. Max se trata de una obra en cierta manera deudora de este Hitman. Ahora bien, para no ser tan acaramelados con Ennis, reconozco que algunas críticas hacia el guionista no van desencaminadas. Está abusando demasiado del mismo patrón de personajes últimamente. ¿Cuánto hace que no nos presenta álguien tan controvertido y poliédrico como Cassidy? Tal vez en los últimos trabajos sus creaciones sean demasiado unidireccionales.

Ivan
Lector

Muy buen artículo sobre una muy buena serie.La mejor de Ennis. Un Ennis contenido, donde sale todo su talento sin que pueda caer en los recursos fáciles que usa otras veces.Para mi su mejor serie, y Tommy me gusta más que Jesse.McCrea cuando le entinta Garry Leach (el de miracleman) mejora muchísimo.
Una cosilla, los tomos no traen todas las portadas originales, el último tomo no trae ninguna. Vamos que faltan unas 20 portadas.Además se les olvidó meter el Hitman vs. Lobo, también de Ennis y McCrea, porque iban a sacarlo en un tomo  con los crossovers de lobo que nunca llegó a salir (una más de planeta)
Y yo seré raro, pero cuando nos reunimos los amigos en el bar y tomamos cervezas, sonamos bastante como Tommy y compañía.Y que levante la mano el que no usaría los rayos equipos en los pibones que se encuentra (como hace tommy con ww y catwoman).

josecles
Lector

Me encanta Hitman, he leido un comentanrio atrás que lo tachaba de tebeo para adolescentes, no sé como se puede llegar a semanjante conclusión después de leer está obra. Aunque la tuve completa hace tiempo me la leí hace poco. Tanto el protagonista como los secundarios son personajes que te llegan, con una relación de amistad entre ellos muy conseguida por Ennis, que ha trancendido la simple amistad, siendo Hitman y sus colegas practicamente familia, con mucho humor, momentos serios y algún momento emotivo muy conseguido. Creo que me he leido gran parte de lo que ha hecho Ennis, por lo menos me he leído lo mas reputado que tiene, si es verdad que ha veces hace más de lo mismo, parece él parodiandose así mismo, sin embargo este no es el caso, es para mi gusto lo mejor que he leido hasta ahora de él, y uno de los mejores comics que han pasado por mis manos y son muchos años leyendo comics ya.

apache77
Lector

Yo recomiendo, al que no haya podido leerlo, su serie actual “Battlefields”, ambientada en la II Guerra Mundial. Sobre todo su primera miniserie “skywitches”, que sabe terminar de una manera absolutamente redonda. Creo que leyendo sus multiples y variadas historias en el pasado sobre la guerra, no se puede decir que que Ennis vaya con el piloto automatico. Su historia reeditada recientemente titulada “El as enemigo” es muy buena tambien. Ahora bien, es cierto que de vez en cuando, como cualquier guionista de primer nivel, se marca unas basuras de campeonato tipo “la brigada de los fusileros” que son tomaduras de pelo infumables. Pero cuando raya a gran nivel (a mi encantó predicador), pocos saben termibar las historias como el, que no es sencillo

nenoskoda
Lector

Garth Ennis, como Mark Millar o Jamie Delano, es un tipo de un solo registro. Solo sabe contar una historia, que acomoda una y otra vez a lo que le van ofreciendo
 
No hay mucho que decir ante una frase así de contundente. Si cualquiera de éstos autores fueran cocineros, en la carta de su restaurante tendrías platos de pasta,sopas, legumbres, carne y pescado. Otra cosa es que a tí toda la comida te sepa a lo mismo.

Tiegel
Lector

Vomitar curry sobre Batman, darse cuenta de que el anillo de Green Lantern hace de todo excepto volverte más listo, hacer una pintada en el cagadero de la JLA o la historia del acuario son temas de risas. La hermana de Tommy, su padres, las muertes de ciertos personajes, la reflexión sobre las armas de fuego o los ojos que no pueden llorar (y la viñeta siguiente, la de Natt) son todo lo contrario. Y está todo en Hitman, la que es para mí, la obra más redonda de Ennis. Un protagonista humano como pocos personajes de comic han logrado ser. Las broncas con Tiegel (sobretodo la del jacuzzi por temas de la procedencia del dinero) dan buena fé de ello.
 
Por cierto, los que echéis de menos a la agente del FBI que manipula a Green Lantern y reaparece al final, echadle un ojo a Punisher Max. En “Arriba es abajo y blanco es negro” menciona un apellido que ha usado anteriormente y en “Hombre de piedra” recuerda a un tal Tommy

caca de vaca
Lector

Hitman, como Predicador, es un tebeo escrito por un adolescente veinteañero y destinado a adolescentes de menor edad. Mucha chuleria de bar, muchas palabrotas viriles, violencia no ya gratuita sino absurda y muchas birras con los amigotes. Y como en Predicador, todo lo poco que ocurre, se podía haber contado en seis o siete números. Dicho esto debo reconocer que Garth Ennis, que nunca me ha gustado ni un pelo (¿han leido el basuriento “Thor: Vikingos” ?) me ha sorprendido muy gratamente con su Punisher MAX. Tiene dos o tres buenas historias y con personajes escritos con cierta madurez… que ya va siendo hora de hacerse mayor ¿no?
 
EL REY ESTÄ DESNUDOOOOOOOOOOO…….alguien tiene que decirlo
VIVA Jose miguel poncela ramos

Dellius
Lector

Bueno excelente!

salebaaay
Lector

ennis es el puto amo, cerveza mujeres y droga, a follar que se acaba el mundo!!

Tiegel
Lector

Bueno excelente!
 
¡Menos mal! ¡Habría sido imperdonable que nadie lo hubiera dicho!

wpDiscuz