Historietas desde Latinoamérica #120 – Supay

Por
1
449
 

Edición original: Supay (Pseudogente Editores), 2015.
Guión: Jorge Siles.
Dibujo: Oscar Zalles.
Entintado: Oscar Zalles.
Color: Oscar Zalles, Salvador Pomar (Agua Negra).
Formato: Rústica, 60 páginas.

 

El Supay es una de las divinidades que veneraban los habitantes de la región de los Andes, perteneciente a la mitología aimará e incaica, previo a la conquista europea de América. Según creían, se trata de un ser que habita en las profundidades de la Tierra, en el inframundo de los muertos. Luego de la llegada española, los sacerdotes de la evangelización católica relacionaron al Supay con el diablo cristiano creándose una nueva figura que combinaba elementos del catolicismo con las creencias andinas.

La antología editada en agosto de 2015 por Pseudogente juega con esa dualidad del Supay, del demonio – dios perteneciente a las leyendas y mitología de Bolivia. En todas las historietas está presente el género de terror, con una tendencia predominante hacia la faceta diabólica de este personaje que da título al libro, pero sin dejar de lado la cualidad de la deidad de proporcionador de abundancia y fortuna, así como la característica vengativa de los dioses mitológicos y del Dios del Antiguo Testamento católico de utilizar como castigo los desastres naturales.

Las cuatro historias pertenecen a una misma dupla autoral, conformada por Jorge Siles en las palabras y Oscar Zalles en las imágenes (tal como dicen los créditos), pero no fueron todas pensadas para ser reunidas en este libro bajo un mismo tema o personaje del imaginario cultural boliviano. Por el contrario, como cuentan en la introducción de este volumen, todo partió de la intención de presentar una publicación en la Feria Internacional del Libro de La Paz de aquel año, y el eje temático se presentó al revisar trabajos previamente realizados por los autores con otros objetivos (presentarse en concursos, participar de otras antologías). Al notar la presencia de demonios en tres de sus cómics ya terminados, los reunieron en este libro incorporándole una historieta especialmente realizada para este libro.

Con esa nueva historia, titulada 5UP4Y, se abre la lectura de esta antología presentando una narración de terror espacial, llevando a los seres diabólicos hasta la Luna. El misterio y el terror está muy bien construido, plantando la incógnita desde la primera página y mostrando sus cartas de a poco, hasta un desenlace inquietante que no resuelve el horror.

La segunda cuenta la historia de un lustrabotas y boxeador desde la perspectiva de su hermano que lo adora y envidia por tenerlo todo, por ser el mejor de los suyos. El modo en que se va desenvolviendo progresivamente el relato es una virtud también en esta historieta, y puede señalarse como un punto alto de todo el libro. La presencia del diablo en Agua Negra (tal su título) es la más ambigua e indefinida en comparación a las otras tres historias, representando justamente mucho de lo que significa el Supay y su creencia atravesada por el sincretismo. La trágica historia, además, está dedicada y hace referencia a una tragedia real de la ciudad de La Paz conocida como “martes negro” que fue una tormenta que derivó en inundación, produciendo una gran cantidad de muertos y heridos.

En tercer lugar se presenta Todos Santos, una historieta breve realizada para ser parte de la antología chileno-boliviana denominada Boliche. En esta es más explícita la referencia al Supay, por el hecho de situarse en los carnavales de Oruro donde es uno de los personajes principales. La brevedad de la historia está muy bien manejada por los autores, narrando en pocas páginas un relato típico de un hombre enfrentándose a un demonio sin saberlo, que por repetido no deja de ser efectivo.

Para cerrar el tomo, Siles y Zalles nos cuentan una historia de exorcismo ambientada en la región de Cochabamba, partiendo de la leyenda del Niño Sikimira. Esta se dedica a una reliquia conocida de la zona, un niño cusqueño en miniatura preservado en una cuna de oro para intentar que no se escabulla. La historieta titulada El Asombroso Niño Sikimira apela al subgénero dedicado a los exorcismos propios del género de terror, con las características particulares de ambientarlo en un pequeño pueblo de Boliva, narrando el origen de este personaje legendario. Un sacerdote llegará “desde lejos” al pueblo de Cuchumuela para exorcizar a una mujer poseída por un demonio, pero los clérigos del poblado tendrán intenciones que exceden ese objetivo.

Como se señalaba más arriba, es notable en lo que respecta al guión la capacidad para desarrollar poco a poco los misterios terroríficos, y aunque en algunos falla en la cualidad sorpresiva que suelen tener en sus desenlaces este tipo de relatos, no deja de ser una lectura atractiva cada uno por su cuenta y todo el libro en general. En cuanto al dibujo, Zalles apela a sobrecargar de líneas para dar volumen a las figuras, lo cual resulta en un estilo algo particular (que también puede emparentarse, salvando las distancias, con artistas reconocidos de la industria norteamericana). Este estilo, apropiadamente, destaca en especial en los monstruos que pueblan estas páginas lo cual bien puede apreciarse en la ilustración de portada y contraportada (que reproducimos debajo).

Para brindar una referencia más sobre los autores, los nombres de Jorge Siles y Oscar Zalles pueden recordarlos los memoriosos seguidores de esta sección de La Venganza Boliviana, importante antología que presentó mucho de la historieta de ese país.

Por último, comentando en concreto la edición de Supay, solo es criticable la falta de un criterio para el color de las cuatro historias, presentando la primera en blanco y negro, la segunda a todo color aunque originalmente había sido publicada en otra antología también en blanco y negro, la tercera en un solo color, para terminar con la cuarta en un coloreado más opaco que la segunda. No obstante esto, cabe señalar el muy buen trabajo de Pseudogente en la calidad de lo que tiene que ver con la impresión y la encuadernación, entregando un libro muy bien terminado.

Compartir
Artículo anterior#ZNCine – Logan. La redacción opina.
Artículo siguientePuño de Hierro: Personajes y Guía de lectura
Nací al mundo del cómic siendo muy chico con un viejo tomo recopilatorio de Ediciones Zinco de la Legión de Super-Héroes, que era el del crossover con Superman que contaba la historia del Superboy del Universo de Bolsillo y demás, una trama muy intrincada que no entendí del todo hasta varios años después. Aún así, fue una buena introducción al Universo DC y todas sus complejidades. Con los años, los gustos e intereses se esparcieron, haciendo que luego de un largo tiempo de hablar sobre DC Comics, hoy me ocupe de otros menesteres del enorme mundo del cómic.

Leave a Reply

1 Comentario en "Historietas desde Latinoamérica #120 – Supay"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
batlander
Lector

Pues me ha molado mucho la premisa y el dibujo. Intentare encontrarlo por internet, porque a España dudo que llegue.

Como mero apunte decir que el Antiguo Testamento mas que catolico (o cristiano) es judio.

wpDiscuz