Guía de lectura: La Patrulla-X ResurrXion

Por
0
3240
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Desde los primeros días de Lee y Kirby o la Segunda Génesis del grupo, hasta tiempos más recientes con etapas como las Morrison, Whedon, Carey, Fraction, Gillen, Aaron o Bendis, la franquicia mutante ha ofrecido multitud de puntos de inflexión, desde los que permitía a los interesados menos curtidos acceder a sus historias. No en vano, hablamos de una de las franquicias de superhéroes que más solidez han tratado de dar a su eje narrativo central. Lo cual está bien si se es fan, ya que otorga a sus personajes e historias un sentido de evolución y de paso del tiempo que no demasiado a menudo se encuentra en otras grandes licencias de superhéroes superventas, con décadas de historias a sus espaldas. Pero cuando se ve desde fuera, puede llegar a intimidar el hecho de lanzarse a esa interminable historia río, cuyos orígenes en ocasiones se remontan hasta mucho antes de nuestro nacimiento.

Para solventar este problema, las grandes editoriales han apostado a lo largo de los últimos años por estos puntos de acceso, uno de los cuales ha llegado a nuestro país este mismo mes de agosto, con la publicación por parte de Panini Comics de los primeros títulos de esta ResurrXión de las cabeceras mutantes e inhumanas. Superado el conflicto entre ambas especies, un nuevo horizonte se abre tanto para los herederos del sueño de Charles Xavier como los súbditos de Attilan, y en lo que respecta a los primeros, esto implica un regreso a sus orígenes más heroicos, dejando de lado el catastrofista flirteo con la extinción que venían arrastrando desde hace años.

Tras los especiales punto de partida publicados en España el pasado mes de julio bajo el título ResurrXión, toca el turno de meterse en faena con las primeras colecciones del nuevo entorno de la Patrulla-X. Y para que aun no las hayáis catado podáis tener una idea clara de cuales de estas nuevas cabeceras congenian mejor con vuestros gustos, os ofrecemos un desglose / repaso de lo que encontraréis en cada una de ellas.


Comenzamos con los títulos centrales de la Patrulla-X, títulos en los que se sustenta el peso narrativo de la franquicia. Es en estas cabeceras en las que encontramos las historias principales del grupo, y -como ocurría en la pasada temporada- se pueden seguir por separado, sin necesidad de tener que adquirir más colecciones para leer aquella o aquellas por las que optemos, de la misma forma el seguir cualquiera de estos títulos no implica que haya que añadir por necesidad los otros, salvo cuando haya algún cruce de por medio. Recuperando la dinámica de los equipos Oro y Azul, son dos los nuevos títulos centrales de la franquicia, uno de los cuales recupera la alineación de los tiempos de Claremont reabriendo el Instituto Charles Xavier, y el otro continuando con la odisea espacio temporal del quinteto original (en esta ocasión con Magneto como inesperado mentor). Junto a estas dos cabeceras, tenemos una tercera en discordia con un equipo a la mejor tradición de las décadas de los ochenta, noventa y dos mil, y que nace con un carácter mucho más autocontenido, para narrar una historia con principio y final. Respecto a lo que podemos destacar de cada uno de los tres títulos:

anad30Patrulla-X Azul de Cullen Bunn: Responsable de ofrecernos una de las aproximaciones más interesantes del amo del magnetimo entre X-Men presenta: Magneto y su Imposible Patrulla-X, Bunn vuelve a sus mejores fueros, para hacer colisionar la ambigüedad del Magneto actual, con el idealismo de la Patrulla-X del pasado. Generando una adictiva dinámica en la que los escépticos alumnos originales de Xavier tratan de desenmascarar a un nuevo mentor -a quien en realidad siguen considerando villano-, mientras que este los manipula alegando estar luchando por la memoria del fundador de los X-Men. Una suerte de juego psicológico del gato y el ratón, con el que Bunn aprovecha para recuperar personajes y elementos de algunos de los rincones más oscuros de la franquicia, valiéndose de las alteraciones espaciotemporales de estos últimos años para explorar el legado mutante del multiverso. Si a ello sumamos la cantidad de subtramas en juego, así como el vistoso apartado gráfico que aportan Jorge Molina y otros artistas de estilo afín, el resultado es una cabecera con la que la franquicia vuelve a relucir, y que se ha ganado a pulso el derecho a ser el título responsable de abrir nuevos caminos para la Patrulla-X, en esta nueva temporada.
anad30Patrulla-X Oro de Marc Guggenheim: Si bien el historial del guionista de Civil War: Lobezno y Jóvenes X-Men generaba más duda que entusiasmo, Guggenheim ha sabido valerse de su familiaridad con el entorno mutante, para recuperar esa cercanía y confort cómplice de los mejores días de la franquicia, y que por una razón u otra parecían haber perdido. Trayendo de vuelta a Kitty Pryde para convertirla en la nueva líder de los X-Men, el guionista ni siquiera ha tenido que recurrir a ruidosos artificios, en una serie que nos devuelve a la alineación de los últimos días de John Byrne -sustituyendo a Ángel por Rachel Grey-, y cuyo tono se mueve entre la Patrulla de finales de los ochenta y los Astonishing X-Men de Whedon. Defendiendo el nuevo Instituto Xavier frente a Hermandades de Mutantes, Centinelas o políticos antimutantes, si Azul es la punta de lanza, Oro es la cabecera que se ocupa de consolidar los cimientos de la franquicia, velando por la coexistencia entre humanos y mutantes desde el hogar del grupo. Pero lejos de limitarse a regodearse en la nostalgia, la serie de Guggenheim tiene muy en cuenta la evolución de personajes y temáticas, rodeando a sus protagonistas com un amplio elenco de secundarios provenientes de diferentes épocas de la franquicia. El resultado es una serie que, sin reinventar ninguna rueda, y aunque gráficamente puede variar mucho de un dibujante a otro, nos devuelve a una Patrulla-X reconocible, dando forma a un entorno vivo que no se ha olvidado de seguir mirando hacia delante.
anad30La Increíble Patrulla-X de Charles Soule: Tercera en discordia, el guionista de La Muerte de Lobezno se alía con algunos de los mejores dibujantes de la actualidad, para dar forma a la colección que nace con un objetivo similar a los Astonishing X-Men de Joss Whedon: Servir de cabecera de prestigio de la línea mutante, más alejada de cualquier tipo de actualidad o la necesidad de tener que hacerse eco de cualquier tipo de acontecimiento del resto del universo Marvel. Centrando su primer año en una macrohistoria en torno al regreso del Rey Sombra, Soule reune una suerte de all-star de iconos mutantes de los ochenta, noventa y dosmil, para embarcarlos en una suerte de diabólico juego de ajedrez psíquico, de esas historias de largo recorrido que prometen tener una fuerte relevancia para el futuro de la Patrulla-X.

En líneas generales, los dos nuevos títulos centrales de la Patrulla-X tienen un tono muy deudor de la segunda mitad de la etapa de Chris Claremont -sagas no demasiado largas que se concatenan en una suerte de historia río, multitud de subtramas, preocupación por dar forma a un trasfondo definido dentro de la actualidad del universo Marvel…-, mientras que la de Soule se mueve por un territorio más independiente de todo, en la línea de las Guerras Secretas de Jim Shooter o los citados Astonishing de Whedon. Pero además, hay otro frente del que sería conveniente hablar, ya que -si bien durante los últimos años los X-Men han sido apartados de los grandes eventos del universo Marvel- estos tienen una importante relevancia dentro de la saga del Imperio Secreto de Nick Spencer. Eso sí, de forma singular ya que esta relevancia no está tan relacionada con el equipo de Bunn, el de Guggenheim ni el de Soule, sino con otra facción directamente surgida de los últimos conflictos del entorno mutante, y que engloba a personajes como Xorn, Bestia, Emma Frost o Kaos entre otros muchos.

De las colecciones anteriormente citadas, tanto Oro como Azul tienen cruces con los acontecimientos de la saga evento orquestada por el guionista de Capitán América. Sin embargo, en el caso de Oro este cruce es tan tangencial que se puede leer perfectamente sin necesidad de acudir a la saga evento de Spencer, y en Azul -pese a que tiene mucha más relevancia- es más por el choque entre la Patrulla-X con el conglomerado mutante surgido de las páginas de Imperio Secreto que porque de verdad exista una necesidad obligatoria de complementar la serie de Bunn con la saga de Spencer. En lo que respecta a esta última, el principal interés -más haya de los de la propia saga- de Imperio Secreto es el de ser testigo de la formación y bases fundacionales de esta nueva facción mutante deudora de los tiempos de la Utopía de Scott Summers, y que promete va a estar dando juego en la franquicia durante un buen tiempo. En caso de interesarte, estos son los números relevantes de la saga, y el orde de lectura con los que el que los deberías abordar.

X-Men: Imperio Secreto

Aparte de los títulos centrales de los que hemos hablado más arriba, en esta nueva etapa de la franquicia encontramos una serie de colecciones satélite que orbitan alrededor del entorno de Oro y Azul, y que tienen como objetivo o bien tratar una historia concreta o cubrir ciertos aspectos de los que los títulos principales no se pueden hacer cargo. Ya sea centrándose en el entorno estudiantil de los X-Men o abordando las historias personales de personajes que o bien han vivido cambios importantes durante los últimos años o se disponen a hacerlo, son series que se pueden leer tanto como historias independientes con identidad propia, como para enriquecer a las ya citadas, ofreciendo una visión más amplia del entorno en el que estas se desarrollan. Haciendo gala la mayor parte de ellas de un nivel considerable, no son necesarias para poder seguir los títulos centrales de la franquicia, ni los títulos centrales de esta para seguir las colecciones que aquí incluimos, por lo que básicamente haced lo de siempre, y en caso de que os interesen las premisas de lo que ofrecen, no os privéis de darles un tiento.

anad30Jean Grey de Dennis Hopeless y Victor Ibañez: Ubicada en la periferia de la Patrulla-X Azul, la serie de Jean Grey aborda el legado del Fénix, explorando junto a la telépata y telequinética pelirroja las cicatrices y consecuencias que la flamígera entidad cósmica ha dejado a lo largo del Universo Marvel. Concebida como una suerte de team-up en los que en cada entrega Jean se encuentra con diferentes portadores y personajes ligados al Fénix -con la intención de prepararse para su posible regreso-, la serie sirve tanto para que el guionista de Spider Woman deje buena cuenta de su habilidad para escribir personajes femeninos, como para disfrutar de los extraordinarios lápices de Victor Ibañez, en lo que se antoja como un prólogo a lo que la editorial parece estar tramando con el Fénix. Todavía pendiente de que se anuncie su formato y fecha en España.
anad30El Hombre de Hielo de Sina Grace: Habiendo pasado dos años desde que Bobby Drake revelase su sexualidad al mundo, no eran pocos los fans que echaban en falta que Marvel dedicase el tiempo necesario para explorar más a fondo los cambios e implicaciones que debería tener esto para su vida personal. Para cubrir ese hueco nace esta serie a cargo del artista de Lil’ Depressed Boy, la cual se mete de lleno en la cuestión, hasta el punto de ser uno de los comics de superhéroes que en más profundidad se han zambullido en lo que supone tanto para uno mismo como su entorno el salir del armario. Sin perder de vista otros temas habituales del entorno mutante, donde realmente destaca la serie es en su aproximación en todos esos combates cotidianos que conlleva el sincerarse con uno mismo y su entorno. Ya sea el hacer frente a unos padres con los que ya se tuviera una relación difícil, esos amigos y antiguos amores que puedan sentirse engañados, se capaz de explorar la sexualidad propia tras años de represión o los propios retos y riesgos que -como en cualquier otra orientación- pueda suponer esta nueva etapa, todos estos temas y más son abordados por una serie que destaca éspecialemtne por los momentos de calma e interacción entre personajes.
anad30Generación X de Christina Strain y Amilcar Pinna: Desde los primeros tiempos de Stan Lee y Jack Kirby, con su Instituto Xavier para Jóvenes con Talentos, el entorno estudiantil de los X-Men siempre ha tenido una gran relevancia. Tanta, que aunque aquellos personajes crecieran, siempre termiban cediendo el testigo a una Kitty Pryde, unos Nuevos Mutantes, unos New X-Men, Jóvenes X-Men o demás para que se convirtiera en la nueva generación en ocupar este nicho. Con ese objetivo nace este revival de Generación X, en el que los ya crecidos antiguos miembros del grupo se convierten en mentores, orientando a otros mutantes con menos experiencia para gestionar sus poderes y que no se conviertan en un problema para cualquiera de los objetivos que tengan en sus vidas. Con la autora de The Fox Sister Christina Strain a los guiones, el resultado es una serie con un espíritu muy en la línea de The Breakfast Club, en la que la que fuera colorista de Runaways demuestra entender a la perfección las complejidades de la infancia.

Además de todos estos, hay otra serie de títulos mucho más independientes del entorno central de la franquicia mutante, y que aun estando ligados a la misma ni son parte de su núcleo, ni se pueden considerar realmente como títulos satélite alrededor de su entorno. Series que o bien son completamente independientes de cualquier otro título, o están ligados a otras parcelas del universo Marvel. Pero dado a que los personajes que implican siguen teniendo una importante conexión a la franquicia no dejan de ser igualmente relevantes, especialmente para aquellos que tengan algún tipo de vínculo o interés con los personajes o tramas a los que engloban. Ya en cuanto a la independencia de estas series respecto a otros títulos, depende mucho de cada colección, como pasaremos a exponer con cada uno de ellos:

anad30Arma X de Greg Pak, Fred Van Lente, Greg Land y otros artistas: Pocas cosas hay más importantes para el origen de Lobezno queHulk y Arma X, dos conceptos que convergen en esta suerte de nuevo X-Force, en el que Marvel hace converger a personajes del entorno del canadiense como Dientes de Sable, Dama Mortal, Dominó, Sendero de Guerra y el propio Logan. La excusa es el regreso de la organización que da nombre al título, con la novedad de que -aun manteniendo sus nexos con el cosmos mutantes- llega como spin-off de El Alucinante Hulk. El motivo es una trama en la que la organización armamentística pretende usar los fluidos gamma del coloso esmeralda para crear una nueva generación de superarmas, arrancando como una suerte de prólogo de presentación, antes de meterse en un crossover con Hulk bajo el título de Armas de Destrucción Mutante (para después tomar su propio rumbo, explorando las consecuencias del mismo a cargo de Fred Van Lente). Publicada en grapa en nuestro país, en general un título principalmente orientado tanto para aquellos lectores de Hulk a los que les interese un spin-off centrado en los personajes del entorno de Lobezno, como para los que les atraiga la premisa o simplemente les resulte llamativo este elenco de Expendables mutantes.
anad30Cable de James Robinson y Carlos Pacheco: Tras su etapa con La Bruja Escarlata y Nick Furia, Robinson da el salto a la tan manoseada corriente del espacio tiempo, para aplicar la misma fórmula al hijo de Askani. Es decir, despojar al personaje de todo lo accesorio, para centrarse integramente en aquello que más lo define y -en este caso-, embarcarnos junto a Cable en un relato de mercenarios, organizaciones criminales más allá del tiempo y el espacio, viajes en el tiempo y tráfico de armas. Contando como aliado con un espectacular Carlos Pacheco que nos brinda uno de los mejores trabajos de su carrera reciente, el resultado es una cacería sin descanso a través de la corriente temporal, en la que Cable trata de desmantelar esta organización, enfrentándose a adversarios como clanes de samurais con sables de plasma, o guerreros maya con tecnología retrofuturista. Concebida en forma de saga autoconclusiva, tras el final de la saga de Robinson, será Ed Brisson quien tome las riendas de la colección, para firmar una historia en torno a Selene y los Externos que traerá a personajes como Blink, Longshot, Estrella Rota, Armadura o Doop.

Terminamos con la parcela de la franquicia centrada en Lobezno y su camada. Como ha venido ocurriendo desde Marvel NOW!, continúa siendo una subfranquicia con dirección propia al margen del resto del cosmos mutante, por lo que tampoco se ha visto excesivamente afectada por este nuevo relanzamiento. Laura estrena traje nuevo y Jeff Lemire concluye su etapa en la serie de Logan para dejarla en manos de Ed Brisson, pero por lo general ambas series mantienen la dirección por la que ya estaban encaminadas, así como los niveles de calidad y una completa independencia de cualquier otro título del universo Marvel, siendo dos series que se siguen podiendo leer sin necesidad de enredarse con otras colecciones, eventos o franquicias. En caso de que no las estuvieráis siguiendo ya y os pudiera interesar hacerlo, la entrada de Brisson como nuevo guionista de El Viejo Logan o la saga posterior a la Enemiga del Estado de Lobezna pueden ser un buen punto de entrada. ¿Qué os podemos decir de las mismas? Apuntad:

anad30Lobezna de Tom Taylor: Continuando el legado del que fuera su padre y mentor, Laura continúa su periplo como sucesora de Lobezno, en la serie del guionista de Superior Iron Man Tom Taylor. Responsable de la serie desde sus comienzos, tras enfrentar a la antaño X-23 a la trama de Las Hermanas, la colisión con Logan con SHIELD y Gabby de por medio, y hacer frente a las maquinaciones de Kimura, ahora toca iniciar una nueva etapa de su vida, en la que le tocará hacer frente a una peligrosa enfermedad de origen alienígena, que la obligará a aliarse con otros superhéroes de la tierra y el cosmos, para desentrañar un siniestro plan en torno al legado de Lobezno y su camada. Con la incorporación de Leonard Kirk y Juann Cabal a los lápices, la serie se repone además de la inestabilidad gráfica que venía arrastrando desde la marcha de David López y Marcio Takara.
anad30El Viejo Logan de Ed Brisson y Mike Deodato Jr.: Serie del Lobezno de toda la vida -en su versión envejecida recién llegada del futuro al que lo enviasen Mark Millar y Steve McNiven-, tras poner en orden Jeff Lemire su historia, Logan se deja de entramados espaciotemporales por un tiempo, para verse colisionando de lleno con un terrible complot a cargo de otro de los fugados de la Secret Wars: El Maestro. Al mando de toda una guerrilla de soldados gamma leales a su autoridad, el temible Hulk de Futuro Imperfecto está amasando todo un arsenal armamentístico en lo más profundo de los bosques del norte, y sea lo que se que pretenda hacer con él no son buenas noticias para nuestro presente. Con más experiencia a la hora de enfrentarse a Hulks de lo que le gustaría tener, Logan vuelve a encontrarse de nuevo contra la amenaza de la que nunca parece ser capaz de escapar, pudiendo ser la última línea de defensa para evitar que El Maestro convierta su nuevo hogar en un erial despótico como el que acaba de dejar atrás. Logan al más puro estilo John McClane, frente a una milicia paramilitar de Hulks liderados por el soberano de Futuro Imperfecto, ¿alguien da más?

En general, ResurrXión se presenta como una etapa de sanación necesaria, tras la inestabilidad que venía padeciendo la franquicia mutante durante los últimos años. No es que podamos hablar de un nuevo Morrison o un Whedon, pero sí que con ella la división editorial encabezada por Mark Paniccia recupera la familiaridad y el rumbo que parecían haberse perdido. Centrándolo todo en dos únicas cabeceras de la Patrulla-X con una tercera como serie autocontenida de prestigio, tampoco han querido privarnos de los habituales spin-offs, entre los que no faltan ni series dedicadas a personajes que suelen proliferar tanto en el territorio de las cabeceras individuales, grupos paramilitares de acción directa, relatos estudiantiles de transición a la madurez o las incombustibles cabeceras de Logan y Laura. Un panorama en el que la franquicia por fin parece estar consiguiendo una recuperación que ya iba siendo necesaria, y con el que de nuevo vuelve a ser un placer acompañar a estos viejos amigos que tantos buenos momentos nos dieron con autores como Claremont, Byrne, los Simonson y compañía. En el horizonte, hay un pequeño cruce al más puro estilo de las Guerras Asgardianas entre las cabeceras Oro y Azul bajo el título de Worldwide Mojo, pero hasta llegar a ese punto aun queda un largo trecho, por lo que ya hablaremos de esta saga cuando llegue su momento. Para los que queráis saber más sobre la gestación de cada uno de estos títulos y el entramado editorial detrás de los mismos, consultad el artículo La Resurrección mutante llega a España con nuevos títulos del compañero Pedro Monje, en el que se sumerge en cada uno de ellos en más profundidad.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

Notifícame
wpDiscuz