Grandes autores de Batman: Doug Moench y Paul Gulacy – Presa y Terror

Reseña del tomo de la línea Grandes autores de Batman de ECC Ediciones, que compila dos de las más míticas aventuras del personaje: Presa y Terror.

Por
0
1271
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: Legends of the Dark Knight núms. 11-15 USA, Batman: Legends of the Dark Knight núms. 137-141 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: Doug Moench.
Dibujo: Paul Gulacy.
Entintado: Terry Austin, Jimmy Palmiotti.
Color: Steve Oliff, Olyoptics, James Sinclair.
Formato: Cartoné, 256 páginas.
Precio: 25,00 €

 

Y esto es lo más curioso, lo más fascinante… No desea compartir sus victorias y logros, y aún así insiste en mantener el anonimato. ¿Lo entienden…? Sueña con la fama, quiere ser una estrella, pero no por sí mismo… sino como su personaje ficticio, Batman.

Ha habido muchas y muy variadas series del universo de Batman a lo largo de su historia, tanto centradas en él como en otros personajes. Pero podemos decir sin miedo a equivocarnos que Legends of the Dark Knight es una de las que más han perdurado en la memoria de los lectores. Estrenada en 1989, con aquella mítica historia de Dennis O’Neil, Chamán, cuya reseña podéis leer aquí, supuso el pistoletazo de salida a una colección que se alargaría 18 años en el tiempo, y que sería resucitada sin éxito en 2012. Por ella pasaron artistas de la calidad de Grant Morrison, J.M. DeMatteis, José Luis García López, Klaus Janson, Matt Wagner, Jamie Delano… que daban forma a sus historias y su particular visión sobre el hombre murciélago. Muchas de ellas además se centraban en los primeros años del murciélago, posteriores al Año Uno de Frank Miller, y del cual evidentemente bebían mucho, aunque las comparaciones en todos los casos no les hacía salir bien paradas, como es obvio.

Pero no solo Chamán es una de las historias más recordadas de esta colección, sino también Veneno, Gothic, Faces, y una innumerable y larga lista de entre las que se encuentran dos también muy destacables de las que vamos a hablar hoy: Presa y Terror. Ambas con el mismo equipo artístico: Doug Moench en el guion y Paul Gulacy en el dibujo (el cual por cierto estuvo hace poco en la Heroes Comic Con Madrid), una pareja que tras el éxito de la primera historia, Presa, que de hecho es la tercera de la colección tras Chamán y Gothic, decidió volver a probar suerte diez años después con Terror. Así que, aprovechamos la edición en la línea Grandes Autores de Batman que ha hecho ECC Ediciones este mes, para recuperar estas dos historias décadas después para ver qué tal les ha sentado el tiempo.

Vamos a analizar cada historia por separado. La primera de ellas es Presa, que fue publicada en septiembre de 1990 bajo el título Legends of the Dark Knight #11, y se alargó durante cuatro números más hasta febrero del año siguiente, sucediendo como explicábamos antes a Gothic de Grant Morrison, que fue una de las primeras historias del autor con el hombre murciélago. Doug Moench nos introduce esta historia ambientada en los primeros años de Batman como justiciero contra el mal y la delincuencia precisamente con la persecución de unos maleantes por parte de la policía y el propio Batman, teniendo un leve desencuentro, por la aún desconfianza de los primeros sobre el murciélago, y especialmente de uno de ellos, el sargento Cort. Es además en este personaje en donde vamos a ver rápidamente uno de los temas principales, sino el más importante, de esta historia: la obsesión. Cort está obsesionado con Batman, con acabar con él a toda costa porque piensa que nadie está por encima de ley. Tras esto, nos encontramos con una genial conversación en un programa de televisión a tres bandas entre el alcalde, Jim Gordon y Hugo Strange, famoso psiquiatra de Gotham. Estas son unas de las páginas más importantes de esta historia, ya que Strange disemina con absoluta perfección la psique de Batman, aún sin conocerle, a la par que revela su enfermiza obsesión con él. De hecho, el propio Strange es un tipo bastante trastornado, con un gran abanico de complejos y miedos, así como de obsesiones, por no hablar de su profunda misoginia.

La trama de esta historia principalmente gira en torno al plan de Strange para jugar con Batman y conocerle más en profundidad, porque en el fondo le fascina y envidia, aunque sea de una manera obsesiva y enfermiza, en donde pone a parte de la policía en contra suya para poner a prueba sus miedos y sus capacidades, adivinando un duelo épico entre el villano y el justiciero, que Doug Moench relata de manera sublime. Sin duda, una de las mejores historias de Strange como villano, e imprescindible para todos aquellos que busquen historias del personaje.

Terror, la otra historia recopilada en este tomo, repite equipo artístico, y fue publicada diez años después, en el año 2001, y en la misma colección que la anterior. Aquí, el profesor Strange vuelve con ganas de venganza sobre el murciélago, y para ello utiliza a Jonathan Crane, el Espantapájaros, como otra marioneta más a la que puede manipular para hacer daño a Batman. El problema es que el plan pronto le sale rana, y el Espantapájaros se convierte en el principal antagonista de la historia, relegando a Strange en este caso a un segundo plano. La historia es sin más la típica del villano, que utiliza su gas del miedo para intentar derrotar a Batman, a través de personajes como Catwoman, que aquí adquiere un mayor protagonismo y presencia que en Presa, algo que se agradece, ya que por lo menos aporta algo a la historia. En definitiva, es una historia entretenida, pero que no aporta nada nuevo ni hace ninguna reflexión interesante sobre el personaje. Si acaso sobre el propioEspantapájaros, en el que profundiza un poco más, pero nuevamente, nada que no hayamos visto ya antes.

En el apartado artístico tenemos a Paul Gulacy en el dibujo en ambas historias así como de las portadas, como decíamos antes, y es acompañado en Presa por Terry Austin en las tintas y Steve Oliff en el color, mientras que en Terror su compañero entintador es Jimmy Palmiotti y colorista James Sinclair. El trabajo de Gulacy en Presa es sencillamente espectacular, con un estilo muy ochentero que encaja bastante bien con la historia, y unas tintas de Austin muy destacadas que aportan mucho al tono que le quiere implementar Gulacy. Destacan especialmente los diseños de los esbeltos personajes femeninos como Catwoman entre otros y del propio Batman, que impone una gran presencia cada vez que aparece en viñeta.

Por el contrario, no podemos decir lo mismo de su trabajo en Terror, diez años después, en donde queda evidente que ha envejecido un poco mal, muy lejos de su mejor momento de forma y de sus mejores trabajos, como lo fue Presa, aunque sin ser tampoco un absoluto desastre. Lo que está claro es que los años no le han sentado bien a Gulacy, y que las carencias y defectos que muestra en esta historia son bastante importantes. Podíamos definir el trabajo de Gulacy en Terror como autoparódico, con diseños de personajes exagerados, casi grotescos, con caras torcidas, ojos excesivamente grandes y en algunas ocasiones con problemas de estrabismo, y efectos físicos como salpicaduras de agua o el titileo del fuego muy mal conseguidos. Por otro lado, los diseños de personajes como Catwoman, Batman o incluso el propio Espantapájaros siguen siendo, a pesar de estos defectos, bastante notables, y es más, lo excesivamente grotesco y feísta de su estilo en esta obra, que casi parece Kelley Jones en algunas ocasiones, encaja bien con el tono de la historia, y sobre todo del villano principal, El Espantapájaros, lo cual, quiero imaginar, no es simple casualidad, y Gulacy lo hizo a propósito.

  Edición original: Legends of the Dark Knight núms. 11-15 USA, Batman: Legends of the Dark Knight núms. 137-141 USA. Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: Doug Moench. Dibujo: Paul Gulacy. Entintado: Terry Austin, Jimmy Palmiotti. Color: Steve Oliff, Olyoptics, James Sinclair. Formato: Cartoné, 256 páginas. Precio: 25,00 €  …
Guión - 8.2
Dibujo - 7.6
Interés - 8

7.9

Revisión

Dos historias, Presa y Terror, una muy interesante y con un gran apartado artístico, y otra más convencional que brilla bastante menos. Aún con todo, una edición que supone una gran oportunidad para revisitar ambas historias en un buen formato.

Vosotros puntuáis: 8.3 ( 1 votos)

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

Notifícame