Especial Superman 75º Aniversario – Supermen Dönüyor

Por
10
304
 


Edición original: Turquía – 1979 – Kunt Film
Guión: Necdet Tok
Dirección: Kunt Tulgar
Reparto: Tayfun Demir, Güngör Bayrak, Ylidirim Gencer, Esref Kolçak, Rasit Hazar
Formato: Película de 67 minutos de duración
Imagen: 1:37:1
Idiomas: Turco
Precio: Inédita en España

 

Superman es un icono de la cultura popular. Si hubiere que escoger a un único superhéroe no cabe duda que el último hijo de Kripton sería el elegido. Su imagen es reconocible por cualquier persona y han sido muchos –servidor incluido- que le conocieron antes de haber leído un solo cómic. Superman es el arquetipo superheroico por antonomasia y, por supuesto, una marca comercial invaluable. En mi caso el primer recuerdo que tengo del personaje es una versión “Madelman” (las míticas figuras de expresión tristona que siempre se quedaban cojos a la altura de la rodilla) de una colección que incluía a otros personajes históricos y ficticios principalmente de origen estadounidense. Después llegó la película de Richard Donner y la familia Salkind, que después de tantos años sigue haciendo creer que un ser humano puede volar… pero no voy a hablar de las aventuras de Superman en el cine. Para eso está el artículo Un superhéroe de cine realizado por Jordi T. Pardo y Raúl Silvestre que no hay que perderse y que verá la luz en un par de días. Hoy toca hablar de algo que parece ser una película y en cuyo metraje aparece alguien (o algo) que parece ser el hombre de acero: Supermen Dönüyor o lo que viene a ser lo mismo, el Superman turco.

El cine realizado en el país anatolio es, probablemente, un gran desconocido para la gran mayoría de los espectadores. Solamente amantes de las emociones fuertes con estómagos a prueba de bomba podrían soportar las producciones de unos cineastas que durante unos treinta años cultivaron todos los géneros posibles por medio del viejo sistema de la versión de cartulina del éxito hollywoodiense de turno. Olviden cualquier cosa que pudieran haber aprendido de las películas italianas de bárbaros, de monstruos o de extraterrestres. La imaginación de los realizadores del país con forma de bota palidece y se empequeñece ante la inconmensurable caradura de sus colegas otomanos. A la hora de versionar, homenajear o plagiar descaradamente a los clásicos nadie ha llegado al nivel de los productores turcos y es evidente que un icono como Superman más pronto que tarde caería en sus redes, como también lo harían franquicias como Star Trek, Star Wars, E. T., Rambo y un interminable etcétera.

Varias son las teorías que explican este saqueo cinematográfico. Unas cuentan que durante un tiempo los filmes estadounidenses estuvieron vetados en Turquía, bien por causas económicas bien por motivos políticos. Otros consideran que el enorme éxito de ciertos productos entre el público otomano motivó que algunos negociantes avispados y con un concepto un tanto laxo de los derechos de propiedad intelectual decidieran dar a la afición una dosis artesana adicional de la película o serie de turno. Quizá la explicación auténtica esté a caballo entre todas ellas, pero volviendo al caso que nos ocupa, debemos remontarnos unos treinta años en el tiempo y llegar al año 1979.

A finales de la década de los setenta el cine estadounidense había brindado al mundo las primeras partes de varias franquicias que habrían de reportar muchos maravedíes a la industria. Star Wars, Star Trek (en su salto a la gran pantalla) y por supuesto, Superman son tres ejemplos de cine fantástico que llegaron entre 1977 y 1979. Curiosamente, los tres serían convenientemente mancillados por una hermana bastarda rodada en las ruinas de la Capadocia, pero me estoy desviando. Siempre atentos a lo que triunfaba fuera de sus fronteras los vivales de turno vieron que el hombre de acero había arrasado en su regreso al séptimo arte y, ni cortos ni perezosos, decidieron hacer su propia versión de la historia.

Supermen Dönüyor se puede traducir como El regreso de Superman (paradójicamente, si lo tradujéremos al inglés nos saldría el título del malogrado relanzamiento de Bryan Singer) pero no se presenta como una continuación de la película protagonizada por Christopher Reeve. El director Kunt Tulgar y el guionista Necdet Tok –si se les puede otorgar esas condiciones profesionales- optaron por contar su propia versión del origen del hombre de acero. Antes de los títulos de crédito se nos cuenta el origen del personaje y el aciago destino de Kripton.

Relato de la caída de Kripton y títulos de crédito

La navideña representación del espacio profundo y del planeta de origen de Superman, así como los elaborados logosímbolo y logotipo de la película ya son un indicativo perfecto de lo que nos vamos a encontrar durante la próxima hora y siete minutos. Cualquiera que caiga en el ”falso amigo” que supone el término ”bizarro” podrá afirmar sin temor a equivocarse que es una de las películas más rarunas de la historia, pero en esta ocasión no sería desacertado usar la acepción española de ”bizarro” como sinónimo de ”valiente”, porque hay que echarle mucho valor para perpetrar una cosa semejante y encima conseguir que el Ministerio de Turismo del país te lo finacie.

Avance de la película (Fuente: RareCultCinema.com)

Quizá como contrapartida a esa financiación todos los personajes fueran convenientemente “turquizados”. Así, el actor (o algo) Tayfun Demir prestará su nombre de pila al personaje que interpretará (o algo). Clark Kent será entonces Tayfun; Lois Lane será Alev y como diría el Peláez de Gomaespuma “asín sucezivamente”. Nuestro kriptoniano ha sido criado por una pareja de campesinos con claras evocaciones a doña Rogelia y Macario los cuales, al ver que su chico se ha hecho mayor, deciden contarle la verdad de su origen, dándole un pedrusco verde. Nuestro héroe, escondido tras lo que parecen ser unas gafas sin cristales de las que venden para carnaval, parte hacia unas cuevas cercanas (probablemente porque en el rico paisaje anatolio no hay nada que se parezca a los círculos polares) y tiene un encuentro con su padre biológico.

Kal-El encuentra a Jor-El

El trasunto de Marlon Brando contará al confundido Tayfun que es el último de los “supermanes” y le encomienda la misión de una vida virtuosa, al tiempo que le advierte contra los peligros de la kriptonita. Una transformación y nuestro desgarbado muchachuelo se convierte en un desgarbado superhéroe ataviado con un disfraz tan cutre como las antiparras previamente citadas y un par de calcetines rojos.

Un poco después veremos a Clark / Tayfun trabajando en la redacción del diario Dünya mientras el mundo parece ser ya plenamente consciente de su existencia. El profesor Çetinel, padre de Lois, perdón, de Alev, realiza investigaciones sobre los restos kriptonianos llegados a la Tierra mientras el que parece ser un Lex Luthor bigotudo parece albergar un plan para el científico y sus descubrimientos sobre la kriptonita. La redacción del Daily Planet otomano es un piso mal amueblado con máquinas de escribir del año de la pera. En ella veremos un nuevo poder de Superman que podríamos denominar “telemecanografía” y un uso un tanto “landista” de su visión de rayos-x. Conoceremos también la presencia del interés romántico del protagonista y una versión morena y bigotuda de Jimmy Olsen con un aspecto de liante que tira de espaldas.

A partir de ahí se suceden una colección de escenas sin desperdicio. ¿Qué se podría destacar? ¿La banda sonora estridente en la que se fusilan el original de John Williams, el tema central de las películas clásicas de James Bond y hasta piezas surgidas de Taras Bulba? ¿El “vuelo” del héroe, resultado de la torpe superposición de un muñeco con capa sobre una proyección? ¿Las peleas con “los malos”, una colección de cachos de tocón de pino con bigote, amenizadas con unos efectos sonoros dignos de los mamporros de Bud Spencer? ¿El hecho de que nunca se explique realmente en qué consiste el plan del villano? ¿El montaje patatero pródigo en fallos de continuidad? Ciertamente, no podría decantarme por ninguna de estas delicias turcas que hacen de Supermen Dönüyor una pequeña joya digna de pertenecer al mismo olimpo que la filmografía de Ed Wood y situarse por encima de las producciones de Uwe Boll. Puede que haya habido otras películas en las que el espacio era recreado con bolas navideñas (sin ir más lejos hay una protagonizada por Carolyn Munro y David Hasselhoff que… perdón, estoy divagando otra vez) y otras más en las que los personajes estaban vestidos con disfraces “baratongos”. Todos recordamos filmes de efectos especiales sonrojantes e interpretaciones oligofrénicas, pero yo personalmente no puedo recordar ninguna cinta en la que todas esas virtudes se vieran en tal nivel de esplendor y en tal número y sinrazón. Como curiosidad final hay que indicar que el final (demencial en lo que a efectos especiales se refiere) bien podría pasar (argumentalmente hablando) por el de una Superman II que enlazara directamente con Superman returns. Al final habrá que dar a sus productores el mérito de una rocambolesca capacidad predictiva.

Dicho esto les dejo con un enlace a la película en versión original, con subtítulos en inglés. Vean libremente y por su propia voluntad.

Película completa (con subtítulos en inglés)

Leave a Reply

10 Comentarios en "Especial Superman 75º Aniversario – Supermen Dönüyor"

Notifícame
avatar
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Lychantros
Lector

Espero que tambien reseñeis el superman made in Bollywood pq creo que es muuuuuucho mas descacharrante q su homologo turco, ademas sale con SPIDERGIRL (DC-MARVEL en una misma pelicula XD)

aqui el link de youtube

http://youtu.be/f5Pjo0WjBcs

Ivan Rivas
Autor

Si el que no hace cine es porque no quiere, mira como con unas cuantas bolas de navidad se logra una constelación super creíble.

Retranqueiro
Lector

¿Es un durum?
¿Es un kebab?
¡No, es… Superturco!

La virgen, qué cutre. Pero me he despatarrado de tal manera que seguro que acabo viéndola. Joder, el Jor-El, que el pobre se gastó toda la pasta de la familia en construir el cohete en el que mandar a su hijo a la tierra; que ni para ir al dentista le quedó, que anda el hombre sin parte de la piñata superior. ¡Y esa escena del tráiler en la que José María Iñigo persigue, pistola en mano, a una mujer!

Bueno, mira, me he echado unas risas; ahora ya voy más contento al curro.

the drummer
Lector

tremebundo!!

mira que luis javier ha puesto el listón alto con la peli turca, pero ha llegado lychantros y lo ha superado casi sin coger carrerilla.

Retranqueiro
Lector

Y ese protagonista con menos expresividad que Keanu Reeves…

La de Lychantros aún no la he ojeado. En cuanto llegue a casa, que tamnién promete.

R.Axel
Lector

Perlas del cine mundial. A mi lo que más me gusta de Superman II es la S de celofán, es mi mayor reproche a todo lo que se ha hecho con el personaje desde entonces, que esa S de celofán de poderes misteriosos se ha perdido en el oscuro olvido

Lychantros
Lector

es q del superman indio os juro q no se con que flipar mas, si con los mocasines, el bailecito mientras vuelas, esa “pequeñisima” S en su pechopalomo o la mancha de sudor en el sobaco…. es q lo tiene todo hahahahaha

FotoStorm
Lector

señoras, señores, con ustedes el mejor video de internet:

http://www.youtube.com/watch?v=bcOb9olJd5M

Lychantros
Lector

FotoStorm mola mas con el audio original como yo lo postee…

wpDiscuz