El Factor Terminus (IV): Los Nuevos Vengadores

Por
2
1010
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 


Edición original: Marvel Comics – septiembre 1990
Edición España: Comics Forum – noviembre 1991
Guión: Roy Thomas, Dann Thomas, Rob Tokar, Gary Barnum, Dwayne McDuffie, Carrie Barre
Dibujo: James Fry, Jim Reddington, Brad Vancata, Grant Miehm
Entintado: Keith Williams, Jim Sanders, Grant Miehm, Christopher Ivy
Color: Renee Witterstaetter, Joe Rosas, Brad Vancata, Ed Lazellari
Portada: Tom Morgan
Precio: 300 pesetas (número en grapa de 300 páginas)

 

La cuarta entrega de El Factor Terminus correspondió al número anual de 1990 de los Vengadores Costa Oeste o, como se les conocía por estos pagos desde la aparición de su serie regular, los Nuevos Vengadores. De los cinco tebeos que componen la aventura es, con diferencia, el más completo en cuanto a calidad de guion y dibujo, conteniendo algunas historias entretenidas.

La intervención de los Vengadores Costa Oeste en la aventura arranca cuando las simientes de Terminus se han reunido por fin en un solo ser, de dimensiones y poder equivalentes a los de su progenitor. El equipo californiano se está recuperando aún de las batallas contra Magneto y contra Inmortus, como lo demuestra la recuperación / reactivación de la Antorcha Humana original. A Jim Hammond se le pone al día sobre la marcha –y, de paso, también a la afición que haya llegado a la colección a través del anual- y, rápidamente, entran en faena. Se unen a Hércules, que se había incorporado a la historia en la entrega anterior y que ha visto que Thor ha desaparecido y que el Terminus original ha retornado a la Tierra. Los dos gigantes se han enzarzado en una batalla que amenaza con destruirlo todo a su paso, por lo que las intervenciones vengadoras individuales han de dejar paso al trabajo conjunto. El final del capítulo presentará a la amenaza definitiva, que marca la evolución final iniciada en la primera entrega.

La aventura principal del tebeo refleja el hecho de que Roy y Dann Thomas, guionistas responsables de la saga, son en ese momento los encargados de escribir las historias de la colección dedicada a los Vengadores Costa Oeste. John Byrne ha puesto abrupto final a su paso por la franquicia vengativa, dejando las dos colecciones colgadas en medio de sendas aventuras. Estos relatos deberán ser concluidos de forma apresurada por quienes recibieron la papeleta de suceder a un caballero que había llegado, según su uso y costumbre, generando gran expectación y se había ido dejando gran parte de sus planes por desarrollar. En el caso de la división neoyorquina, se trataba de una historia de corte espacial en la que se jugaba con la posibilidad de que Spider-Man se incorporara al grupo (ay, esos tiempos en los que el trepa-muros y el canadiense eran los sueños imposibles de la afición vengadora). En el caso del departamento californiano, la colección se hallaba en el punto álgido de una trama que había estado presente desde el principio de la etapa «byrneana.» Desde su primer número, don John había tomado la decisión de llevar al límite a la Bruja Escarlata, destruyendo progresivamente todo aquello que daba sentido a su vida. Para empezar, devolvió a la Visión a un estado frío y artificial, dando el paso que Roger Stern no pudo llevar a cabo en su momento; para seguir, explicó que sus hijos gemelos no eran reales –usando para ello a un villano específico de la colección, el Maestro Pandemónium- y para terminar, la reunión con su hermano Mercurio (al que Steve Englehart había convertido al lado del mal una vez más) y con su padre Magneto (que abandonaba su alineación al lado de la Patrulla-X, para recuperar su papel como principal enemigo de la misma). Wanda Maximoff cerraba el final de Actos de Venganza alineándose con sus parientes y dispuesta a usar sus increíbles poderes contra sus antiguos camaradas. Al fondo y como presumible maestro titiritero, Inmortus, siempre con un ojo puesto en la capacidad de la mutante para alterar las probabilidades. Mientras contaba las aventuras de turno, un Byrne que todavía estaba en estado de gracia iba cultivando esta trama secundaria, con el fin de que eclosionara en todo su esplendor en el momento justo. Desgraciadamente, su marcha provocó unos finales circunstanciales, una separación de los destinos de las dos colecciones vengadoras y un desarrollo posteriores de las andanzas de los mal llamados «novatos» que no terminó de ir a ningún sitio de interés. El anual viene a reflejar esta situación de transición, en la que el enfrentamiento con los gemelos Terminus viene a suponer una pequeña pausa, antes de dar el paso de diseñar una nueva dirección a la colección.

En el apartado gráfico, tengo que decir que, en mi opinión, se cuenta aquí con el mejor dibujante de cuantos participan en la saga principal. James W. Fry venía de desarrollar un trabajo interesante en la colección de Eclipse Comics Liberty Project, a partir de guiones de Kurt Busiek. Aquí firma un buen trabajo en el que queda patente su capacidad para dibujar colecciones grupales y un buen manejo de las expresiones faciales, bien complementado por las tintas de Keith Williams.

Una vez cerrado el capítulo de la historia principal, toca tratar los relatos de complemento. El primero corre a cargo de Rob Tokar, Jim Reddington, Keith Williams (que hace doblete) y Joe Rosas y es otro capítulo de la batalla contra Terminus desde el punto de vista televisivo. En esta ocasión, la fórmula empleada es la del programa de debate, en el que un científico (el doctor Peter Corbeau, viejo conocido de los lectores patrulleros), un político y un hostelero contactado (dueño de una pensión donde los extraterrestres duermen barato) discuten en torno a las implicaciones de un ataque alienígena de gran nivel. La historia viene a satirizar este tipo de espacios y las consecuencias de que una discusión pueda convertirse en un diálogo de sordos.

La segunda historia corre a cargo de Gary Barnum, Brand Vancata y Jim Sanders y recupera a un grupo atlante de corte ecologista que había visto la luz un año antes, durante Atlantis Ataca. El Doctor Pym, la Avispa y Ave de Fuego constituyen la improvisada alineación que participa en un relato en el que se pretende transmitir un mensaje de reflexión en torno al papel de ciertas instituciones en la preservación de la fauna salvaje.

La tercera adenda presenta la historia más típica y tópica de todas, al repetir el esquema de una participación lúdica del equipo que acaba convirtiéndose en la excusa para que un villano haga su aparición e intente derrotar a los Vengadores. El oponente –un tal Doctor Llave Inglesa- cree hablar con las máquinas y tiene la capacidad para controlarlas, lo que abre la puerta a obvias interacciones con el Hombre de Hierro y la Visión. Nada nuevo bajo el sol, a cargo de Gary Barnum y de un Grant Miehm que luego trabajaría durante una buena temporada en Ravage 2099. Guión olvidable y dibujo resuelto sin mayores aspavientos.

La cuarta parte trae de vuelta a la guionista Carrie Barre, que vuelve a desplegar su talento para el humor, en una historia que parodia una película de éxito de aquellos tiempos, Cariño, he encogido a los niños. Si tenemos en cuenta la capacidad de Henry Pym para cambiar el tamaño de las cosas y añadimos el hecho de que sus bolsillos están llenos de maravillosos cachivaches de su invención, solo queda concluir que es un grave problema que un «cañón anti-protónico híper-nuclear» se le haya perdido. El propio título del relato juega con el del filme al que hace obvia referencia y vuelve a demostrar que Fry también tiene talento para la parte cómica del oficio, pues hace doblete en este número anual.

En conclusión, tenemos el mejor trabajado de los cinco números especiales que se dedicaron a la saga. Hay buenos trabajos de guion, de dibujo, de entintado y de color. Se juega con elementos de la continuidad y se deja espacio para otras cosas, más allá del obvio reparto de galletas. Queda solo un capítulo para el último y decepcionante final de esta aventura.

¿Dónde están las orejas del Usagente?
Ilustración de James Fry, Keith Williams y Renee Witterstaeter

  Edición original: Marvel Comics – septiembre 1990 Edición España: Comics Forum – noviembre 1991 Guión: Roy Thomas, Dann Thomas, Rob Tokar, Gary Barnum, Dwayne McDuffie, Carrie Barre Dibujo: James Fry, Jim Reddington, Brad Vancata, Grant Miehm Entintado: Keith Williams, Jim Sanders, Grant Miehm, Christopher Ivy Color: Renee Witterstaetter, Joe…
Guión - 7.8
Dibujo - 7.9
Interés - 7.7

7.8

Vosotros puntuáis: 4.2 ( 2 votos)

Leave a Reply

2 Comentarios en "El Factor Terminus (IV): Los Nuevos Vengadores"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Katar

Lo único bueno de esta saga es que es una de las pocas, poquísimas ocasiones en que podemos ver al Hombre Máquina ejerciendo de Vengador.

Jack

Al fin este!! El cómic que hizo que coleccionara marvel y todo lo que compré después (demasiado) . Muy entretenido y que hizo que fuera de Los Nuevos Vengadores, los auténticos y no los de Bendis. Gracias por la reseña.

wpDiscuz