Drácula

Por
4
444
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 
Dracula_Ediprint

Edición original: Dracula (Pendulum Press, 1973).
Edición nacional/ España: Drácula (Ediprint, 1982).
Guión: Naunerle Farr.
Dibujo: Néstor Redondo.
Color: B/N.
Formato: tomo rústica 64 págs.
Precio: 450 ptas.

 

Desde que en 1897 fuera publicada en Londres Drácula, la novela de Bram Stoker sobre el rey de los vampiros, el personaje ha gozado de una repercusión mediática envidiable, al alcance de muy contados elegidos. El propio escritor organizó una lectura por un grupo de actores en el Lyceum Theatre para conservar los derechos de autor, aunque no sería hasta 1924 cuando Hamilton Deane la adaptara al teatro. Poco después, el cine convirtió al Lord transilvano en un referente mundial. Y hasta hoy, cuando su imagen protagoniza los más variados artículos. El mundo del cómic no fue ajeno a sus encantos y yo mismo he reseñado con anterioridad dos adaptaciones de distinto alcance: la obra maestra de Guido Crepax Conde Drácula y la visualmente fascinante Dracula: A symphony in moonlight and nightmares de Jon J Muth. Mis compañeros se han atrevido con otras, como el magnífico tebeo homónimo escrito por Robin Wood o su paso por el Universo Marvel en La tumba de Drácula. Hoy me referiré a una adaptación bastante desconocida dibujada por Néstor Redondo en 1973 para la editorial Pendulum Press y publicada en España por Ediprint en 1982. También cuenta con una reedición en color en Marvel Classic Comics #9 (1976).

El argumento es de sobras conocido: el terrible conde llama a su castillo transilvano al procurador Jonathan Harker para que le consiga unas propiedades inmobiliarias en Londres, pues planea mudarse a la abadía de Carfax. Harker cree enloquecer con la hospitalidad del vampiro que, como pago a sus servicios, planea su muerte; in extremis, consigue escapar. Mientras, Drácula, ya en Inglaterra, seduce a Lucy Westenra, amiga de Mina Murray, la prometida de Harker, y la convierte en una criatura de la noche. Solo el erudito Van Helsing conoce la horrible maldición y la forma de acabar con ella. Empieza así la caza del conde, que les devolverá a tierras centroeuropeas.

La adaptación del texto corresponde al por mí desconocido Naunerle Farr, quien trabajó para las principales editoriales del mercado USA especializado en la traducción al cómic de clásicos de la literatura como Hamlet, El jorobado de Notre Dame, Los tres mosqueteros o esta que nos ocupa. La correcta versión de Farr, aunque más o menos fiel a la letra de Stoker, elimina algunos personajes (Renfield, Quincy Morris) y mutila a otros (John Seward, Arthur Holmwood) para concentrar el protagonismo en Jonathan, Mina, Lucy y Van Helsing, además del propio Drácula. La parte peor resuelta se halla entre las páginas 34 y 35 con el encuentro de Van Helsing y el matrimonio Harker, que parece poco natural, y la persecución del conde en las páginas finales, que resulta poco emocionante. A tenor de las visiones modernas, en general explícitas con el erotismo soterrado de la novela, esta adaptación renuncia a las implicaciones más perturbadoras de los ataques vampíricos, inclinándose por un estilo “teatral” deudor de la traslación cinematográfica de Tod Browning en 1931 antes que del remake de Terence Fisher para la Hammer en 1959.

Dracula (by Pendulum Press)- 1

La concepción de “cuento ilustrado” lastra radicalmente la narrativa: es raro que la página contenga más de cuatro viñetas (o menos de tres), los diálogos no superan las dos frases, ni hay más de una réplica por cuadro y gran parte del peso dramático recae en los textos de apoyo. El dibujante filipino Néstor Redondo (1928-1995) aporta su sólido dominio del claroscuro para subrayar el ambiente gótico, incidiendo aún más, con el envaramiento de sus figuras y la gravedad de sus gestos, en el aroma “teatral” ya mencionado. Por si fuera poco, los textos, mecanografiados tanto en bocadillos como en las descripciones, incrementan la sensación monolítica de la lectura.

Podríamos definir este Drácula como “academicista”, un resumen para todos los públicos del texto de Stoker. En ello se concentran todas sus virtudes y defectos y, en suma, su interés para el aficionado.

  Edición original: Dracula (Pendulum Press, 1973). Edición nacional/ España: Drácula (Ediprint, 1982). Guión: Naunerle Farr. Dibujo: Néstor Redondo. Color: B/N. Formato: tomo rústica 64 págs. Precio: 450 ptas.   Desde que en 1897 fuera publicada en Londres Drácula, la novela de Bram Stoker sobre el rey de los vampiros,…
Guion - 5
Dibujo - 6
Interés - 6

5.7

Vosotros puntuáis: 7.7 ( 2 votos)
Compartir
Artículo anteriorX-Men 2099: Oasis
Artículo siguienteNovedades Destacadas: Diciembre 2015
Nací siendo muy pequeño en Galicia y luego en Madrid fui creciendo hasta una complexión ordinaria. Entretanto, mi mente se volvió una turbulencia de Shakespeare, Lennon, Tarkovski o Superman que me ha llevado por extraños derroteros, incluyendo el periodismo económico y la presentación de actos en el Ritz. Cumplido el tercer año en Zona Negativa, aún sigo sorprendiéndome del cariño y la afición de mis lectores, la verdadera razón de ser de todo esto.

Leave a Reply

4 Comentarios en "Drácula"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Kaulso

Curiosa reseña de sin cómic curioso. La gracia es que por la imagen que pones me recuerda a los clásicos ilustrados de Bruguera.

Por otra parte según el GCD la historia no es original de la publicación de Marvel, si no de Pendulum Press ya que parece ser que está colección era en realidad reediciones de lo publicado antes por la otra editorial.

http://www.comics.org/issue/66444/

Save

He de confesar que al pinchar esperaba un artículo sobre la Tumba de Drácula.

TheBaldRocker

Estupenda reseña, Javier (como siempre) de un cómic que ni sabía que existía, la verdad, y que ahora mismo, si me lo encontrara por esas librerías no dudaría en pillarlo, aun teniendo en cuenta sus limitaciones. Me encanta la novela original, las diferentes adaptaciones cinematograficas, Universal, Hammer y, por supuesto, la magistral Tumba de Drácula de Wolfman y Colan para Marvel, o la realista obra de Robin Wood y Alberto Salinas. Y creo que alguna cosita más debo tener en las estanterías…
Con decirte que ahora voy detrás del Drácula de Azpiri y Forges! 😉

Rockeros Saludos.

wpDiscuz