Cosmonauta

Reseña del comic de Pep Brocal editado por Astiberri.

Por
3
949
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original:Astiberri
Guion:Pep Brocal
Dibujo:Pep Brocal
Formato:Rústica con solapas, 176 páginas
Precio:16 €

 

Cuando Astiberri anunció este tomo y enseñó la portada me quedé fascinado con ella. Fue amor a primera vista. Tenía que leerlo ya. Y por fin lo tengo entre mis manos. Mi fascinación por la portada consiguió que lo comprara sin tener ningunas expectativa ni información previa, solo el magnifico recuerdo de la lectura de V Girl. Y ahora que lo he terminado puedo decir que me acabo de leer uno de los cómics del año.

Pep Brocal es un autor veterano con una larga carrera, tanto en el mundo del cómic como en la ilustración, que comienza en las revista editadas por Toutain hasta que pasa a Cairo donde comienza su colaboración con Manel Fontdevilla. Esa colaboración tendrá como fruto en los noventa la revista Mr. Brain de la que fueron coeditores. Gana el Premio autor revelación del Salón del cómic de Barcelona en 1995. En 2001 publica V Girl con guion de F. Hernández Cava. En 2013 vuelve al álbum con Alter y Walter o la verdad invisible.

Bajo una estética deudora de la Bruguera más clásica y con un uso del bitono como herramienta narrativa Pep Brocal nos hace una reflexión sobre la soledad, la memoria, la religión, la crisis y el amor. Todo ello con una historia de ciencia ficción que igual que todos los clásicos, independientemente de si son novelas, películas o cómics, usa el genero para hablar de la actualidad y de las preocupaciones del autor. Héctor Mosca, un Cosmonauta, nos recuerda su vida mientras prosigue con su misión. Consciente de ser el único ser humano vivo, aterradoramente solo y rodeado por el espacio infinito. Solo con sus recuerdos. Su misión era encontrar a Dios para entregarle las exigencias, o eso cree, de una humanidad que ha destruido el mundo. El capitalismo salvaje ha generado una crisis por su falta de humanidad y egoísmo, algo en lo que nuestros dirigentes están empeñados en replicar. Incapaz de arreglar el mundo por su propio egoísmo, el gobierno de Globecity representado por el ministerio de la Guerra y el de la Religión deciden crear una organización llamada Second Chance Project para unir ciencia y religión. Mediante esta unión descubren que todo lo que nos contó la ciencia sobre la creación del universo es mentira. Todo es un experimento de Dios. Así que no es necesario afrontar nuestras culpas ya que todo es producto de su torpeza al crearnos imperfectos. Ahora el objetivo de Second Chance Project es sembrar el universo de Cosmonautas que al igual que espermatozoides viajarán por todo el universo con la misión de encontrar a Dios para exigirle que arregle los errores que cometió. Todos los Cosmonautas transportaran unos nuevos diez mandamientos para imponerlos a Dios no al revés. Este proyecto no solo supone la segunda oportunidad para la humanidad sino que será la tabla de salvación de Héctor, la oportunidad de escapar de su propio fracaso. Pero esto solo es una huida hacia adelante, ya que la humanidad al igual que Héctor no ha entendido cómo ha llegado a esa situación. E inevitablemente lo volverán a repetir. Su amor por Eva, que ha sido el motor de toda su vida, su recompensa, su grial. Es posible que no existiera, que sea su idealización del amor, por eso su nombre es Eva como la primera mujer. Su rivalidad con Fredo por conseguirla. Fredo es su idealización de lo que como hombre debe ser, que siempre frustra sus intentos por conseguir la felicidad. Encarna la capacidad que tenemos de autosabotearnos y hacernos menos de lo que somos. Incluso podría ser un personaje inventado por Héctor para no reconocer sus errores. Porque estamos ante los recuerdos de Héctor, que no tienen por qué ajustarse a la realidad. Héctor consigue a Eva pero nuevamente aparece Fredo para destruir sus sueños, pero esta vez sera peor ya que Héctor sufre un accidente. Héctor se encuentra solo, perdido y sin ningún objetivo en la vida así que decide convertirse en uno de los Cosmonautas. Como no puede huir de su pasado descubre que Eva y Fredo también lo son. Los Cosmonautas metidos en su capsulas individuales y privados de sus necesidades físicas, mantienen el contacto unos con otros mediante radio. De esta manera Héctor, Fredo y Eva siguen manteniendo vivo su triangulo. Pero el tiempo y la distancia, tan tercos como inevitables, hacen que finalmente se separen ya que la nave que los transporta también los aísla. Por fin Héctor está solo y lo único que puede hacer es recordar su vida. Por única compañía tiene a Nic, el ordenador encargado de cuidarlo, al que le narra su pasado, y que es su conciencia. Y aún nos quedan varios giros argumentales que no hacen sino mejorar la historia.

En el apartado gráfico nos encontramos un dibujo deudor de el cómic de los 50 y 60. Influencia que también se aprecia en el diseño del personaje principal que parece salido de las paginas de TBO. El diseño de la tecnología para el viaje espacial parece salido de una vieja revista Pulp. Pep Brocal hace un uso narrativo del color con azul para el presente y rojo para los recuerdos del protagonista, colores que se funden cuando también lo hacen los recuerdos y el presente. Todo lo sobrio y sencillo del dibujo esta equilibrado por la composición de las paginas. Tenemos de todo, paginas dobles, páginas de unas única viñeta, dialogos que rompen el sentido de lectura,etc. Con esto Pep Brocal consigue que la historia fluya perfectamente y no caiga en la monotonía, ya que es un cómic largo. Esto se puede comprobar en la escena en la que Héctor descubre a Fredo y Eva juntos, Pep Brocal demuestra un gran manejo del tiempo y los encuadres en las cuatro páginas que dura. El cohete, o bala o bombilla, que en muchos casos parece que va a la deriva, refleja el desconcierto de Héctor. Además da la un lección de cómo conseguir reflejar las emociones en la caras de los personajes con muy pocas líneas. Cómo el protagonista esta recordando su vida es cómic tiene una gran cantidad de diálogos pero en ningún momento lastran la lectura.

La edición del cómic es una nueva nuestra del buen hacer de Astiberri. El formato es habitual de su colección El Sillón Orejero, que es lo mejor que le ha pasado al cómic nacional en años. Pep Brocal se convierte en un nuevo autor imprescindible en su catalogo.

Después de finalizar la lectura me queda la sensación de que será la primera de muchas, la duda es si releerlo ahora mismo o correr a comprarme Alter y Walter o la verdad invisible.

  Edición original:Astiberri Guion:Pep Brocal Dibujo:Pep Brocal Formato:Rústica con solapas, 176 páginas Precio:16 €   Cuando Astiberri anunció este tomo y enseñó la portada me quedé fascinado con ella. Fue amor a primera vista. Tenía que leerlo ya. Y por fin lo tengo entre mis manos. Mi fascinación por la…
Guión - 8.5
Dibujo - 8.5
Interés - 9

8.7

Sorprendente

Grata sorpresa de un autor a descubrir.

Vosotros puntuáis: 8.5 ( 3 votos)
Compartir
Artículo anteriorBatman: La Noche de los Hombres Monstruo (Renacimiento)
Artículo siguienteTragones y mazmorras

Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga de los cuales, a diferencia, de los superheroes nunca me canse. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del caucaso mientras paseo por una Barrio lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintin y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios…

Leave a Reply

3 Comentarios en "Cosmonauta"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Abraham

Me lo apunto pese a desconocer al autor. Se te ve el plumero cuando sabes de antemano que te va a gustar algo 😀

Pedro Pascual Paredes

Muchas gracias Diego por la reseña. Al igual que a ti, la portada me atrapó, así como el título y el vistazo rápido al interior. Aún así, no me habia decantado por él, pero tras tus palabras, esta claro que la obra merece mucha la pena.
Un saludo y bienvenido