Comprobando la realidad

Por
2
749
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición nacional/ España:Ediciones La Cúpula
Guión:Mauro Entrialgo
Dibujo:Javi Rodríguez
Color:Javi Rodríguez
Formato:Rústica, 132 Páginas
Precio:22,90€

 

Ligar es ser ágil.

Nacida como historia por entregas en las páginas de El Víbora en el año 2000, Comprobando la realidad no había sido nunca recopilada hasta la reciente edición que nos trae este mes La Cúpula. Es una serie fruto de la colaboración entre Mauro Entrialgo a los guiones y Javi Rodríguez en la parte gráfica.

Mauro Entrialgo es un ilustrador, músico, entre otras cosas pero sobre todo un autor de cómics nacido en Vitoria en 1965. Su trayectoria en el cómic abarca más de 30 años y una gran cantidad de obras. Sus dos personajes más reconocibles son Herminio Bolaextra creado para TMEO y Angel Sefija creado para El Jueves. Pero también ha colaborado para otros medios con sus historietas como Makoki, El Víbora, El Gran Musical, El País de las Tentaciones, El Manglar, Público o Mongolia. Hace unos meses se acaba de publicar de la mano de Autsaider cómics Con los codos pegados al torso. Kike Infame entrevista a Mauro Entrialgo en el que se repasa su trayectoria, es un trabajo imprescindible para los fans del autor.

Javi Rodríguez es un guionista, dibujante y colorista de cómics, además de músico, nacido en 1972 en Oviedo. Con una larguísima trayectoria en el mundo del cómic donde ha trabajado para todos los mercados posibles. En el nacional con obras como autor completo como Love Gun, Wake Up o Paraíso, Punk Rock Bar o dibujando guiones de otros en Miedo (con guión de D. Muñoz y Antonio Trashorras) o este Comprobando la realidad. Para el mercado francobelga realizó Lolita HR con guion de Delphine Rieu. En 2003 comenzó a trabajar para el mercado americano como colorista de la mano de Marcos Martín, más adelante empezó a dibujar distintas series. En el mercado americano ha trabajado entre otras series en Batgirl: Year One, Doctor Extraño, Spiderman, Daredevil o Spiderwoman. Ahora mismo dibuja la serie Inhumans: Royals.

Coco tiene sueños lúcidos. O lo que es lo mismo, tiene la capacidad de dirigir sus experiencias oníricas. Esa habilidad lo convierte en presa deseable para Plataforma Omega, que busca individuos de sus características para desarrollar la versión definitiva de su próximo lanzamiento: una consola que proporcionará a los jugadores la posibilidad de pilotar sus propios sueños.

Comprobando la realidad es una historia que mezcla la aventura y la comedia en un futuro cercano, mucho más cercano ahora que cuando se publicó, tanto que algunas cosas han quedado obsoletas. La trama tiene también una parte de espionaje industrial y critica a la tecnología y las prácticas poco éticas de las empresas. Pero sobre todo es un divertimento lleno de guiños al lector que hacen que quieras leer el cómic una y otra vez para fijarte en todos los pequeños detalles que pueblan sus páginas. Para tratarse una obra relativamente vieja es tremendamente actual y no ha envejecido ni un ápice, parece escrita hace unos días. Leyéndola no podía evitar pensar que se trataba de una de las nuevas obras de ciencia ficción que están apareciendo en Image en los últimos años aunque con el toque gamberro y macarra marca de la casa de El Víbora. A pesar de la mezcla de géneros se trata sobre todo de una comedia de enredo.

A nivel argumental no es nada realmente original pero si lo es el mundo y los personajes que lo pueblan. Los pequeños detalles como las distintas bandas que recuerdan a La naranja mecánica, la casa y el bar de Filete con su peculiar decoración, los animales mutantes, etc. son los que hacen a la obra tremendamente divertida. Además en toda la obra se ven un montón de cosas que ha acabo haciéndose realidad para nuestra desgracia, con esas empresas sin escrúpulos que para limpiar su imagen donan cosas en lugar de pagar impuestos, el canal Debate que anticipaba la televisión actual, incluso los reproductores mp3, aunque en esta obra como en casi todas las de ciencia ficción los autores fueran incapaces de acertar con los tamaños. Lo cual es una cosa que siempre me llama la atención.

A pesar de ser una obra pensada para publicarse por entregas funciona genial como una novela gráfica, ya que la narración está muy bien estructurada y no abusa de los continuarás típicos de las historias seriadas. Esto hace que se pueda leer de una vez pero sin prisas para detenerse en donde haga falta. Los distintos capítulos son de siete páginas lo cual hace que cada pocas páginas sucedan muchas cosas. La historia tiene algunos giros de guion que la alejan de los tópicos de este género. Lo único que me sobra son algunas escenas gratuitas de sexo, pero eso es un problema que se daba habitualmente en las serie de El Víbora.

El trabajo de Javi Rodríguez es genial en la construcción de escenarios y personajes llenando las viñetas de detalles que enriquecen el mundo que han creado y con un muchos guiños a los lectores. Ahora es mejor dibujante ya que su estilo ha evolucionado a lo largo de los años, pero eso no significa que en esta obra no esté a buen nivel. Donde acierta de pleno es en la elección de la paleta de colores ya que de vez en cuando es una alivio ver un futuro el que todo no sea gris sino lleno de color, además el color también es usado para fines narrativos.

La Cúpula nos ofrece una buena edición que es lo que se merecía esta obra. Buena reproducción y un muy interesante texto sobre los orígenes de la obra. Esperemos que sea el comienzo de la recuperación de otras obras de El Víbora que no han sido recopiladas.

Comprobando la realidad es una obra que apenas ha envejecido y conserva todas las cualidades que la hacen una obra tremendamente disfrutable. Mezcla comedia, aventuras y ciencia ficción con una estética colorista y un dibujo notable. Parecía el inicio de una prolongada colaboración entre Mauro Entrialgo y Javi Rodríguez que acabaría dándonos grandes alegrías, pero las circunstancias del mercado no hicieron posible. Esperemos que en un futuro vuelvan a colaborar, por soñar que no quede…

  Edición nacional/ España:Ediciones La Cúpula Guión:Mauro Entrialgo Dibujo:Javi Rodríguez Color:Javi Rodríguez Formato:Rústica, 132 Páginas Precio:22,90€   Ligar es ser ágil. Nacida como historia por entregas en las páginas de El Víbora en el año 2000, Comprobando la realidad no había sido nunca recopilada hasta la reciente edición que nos…
Guión - 7.5
Dibujo - 7.5
Interés - 8

7.7

Divertida

Tan actual y divertida como hace 17 años.

Vosotros puntuáis: 1.9 ( 1 votos)
Compartir
Artículo anteriorRelatos DC: La Liga de la Justicia – Aquaman
Artículo siguienteLas Tierras Otoñales 1: Garra y Colmillo.

Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga de los cuales, a diferencia, de los superheroes nunca me canse. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del caucaso mientras paseo por una Barrio lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintin y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios…

Leave a Reply

2 Comentarios en "Comprobando la realidad"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Krokop

El Universo necesita que Mauro Entrialgo escriba más guiones largos de cómic.