Capitán América: El Soldado de Invierno.

Magnífica reedición de la saga que trajo de vuelta a James Buchanan Barnes, Bucky, el side kick del Capitán América durante la Segunda Guerra Mundial.

Por
2
2412
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original:Captain America v5, 1-14 USA
Edición nacional/ España:Panini Comics
Guión:Ed Brubaker
Dibujo:Steve Epting, Michael Lark, John Paul Leon, Mike Perkins, Lee Weeks
Entintado:Steve Epting, Michael Lark, John Paul Leon, Mike Perkins, Lee Weeks, Jesse Delperdang
Color:Frank D’Armata
Formato:Libro en tapa dura. 352 páginas.
Precio:30 €

 

En el Universo Marvel hay pocas muertes que nos creamos de verdad, prácticamente ninguna. Y es que, ni siquiera el hoy finado Universo Ultimate llegó a dar por definitivas algunas de las muertes de sus personajes, pues también en la Tierra 1610 t había resurrecciones, aunque fueran pocas.
De esta forma, es natural que el lector de esta clase de cómics vea las muertes de los personajes como algo transitorio, como un argumento que disfrutar sabiendo que todo volverá al status quo tarde o temprano, pero que nadie nos quitará jamás ese cómic en el que decíamos adiós a éste u a otro personaje. Y es que, lo ejemplos de muertos que han vuelto a la vida en Marvel son varios: Jean Grey, Charles Xavier, Betty Ross, Johnny Storm, Clint Barton… un sinfín de personajes que no disfrutaban de la vida en el más allá y que tan pronto como podían volvían a la carga.

Sin embargo, había al menos tres constantes en el Universo Marvel de cadáveres que jamás se levantarían. Personajes que, por el significado que sus muertes había tenido para determinados héroes, no podrían regresar bajo ninguna circunstancia. Los más representativos de esta manera de proceder en Marvel eran la tríada formada por Ben Parker, Gwen Stacy y James Buchanam Barnes, a.k.a. Bucky, la mano derecho del Capitán América durante la Segunda Guerra Mundial.
La muerte de Bucky, como la de tantos otros secundarios de oro de la editorial, fue uno de los momentos más dramáticos que se recuerdan en Marvel, más por como se ha contado a posteriori que en su momento, pero para aquellos que la conocen… ¿Quién puede olvidar esa huida en avión del Barón Zemo que acabó en una mortal explosión? Esa conflagración acabaría con la vida de Bucky en un santiamén, dejando al bueno del Capitán América a la deriva en el mar, para acabar congelado y reanimado años más tarde, en un mundo muy distinto al que conocía.

Pues bien, Ed Brubaker (El Proyecto Marvels, Vengadores Zona Roja, Gotham Central) y Steve Epting (Avengers, Ultimate Nightmare, Superman, Aquaman) decidieron sacar de la tumba al side kick del capi, y vaya que si lo hicieron. En efecto, el regreso de Bucky no sería un truco publicitario, no estaríamos ante un impostor, estaríamos ante el verdadero Bucky, que no resucitaba… porque jamás murió.
Puede que a día de hoy, algunos años después de que esta historia viera la luz, no nos sorprenda tanto que en Marvel fueran capaces de traer de vuelta a la vida a este personaje, sobre todo cuando es precisamente este cómic el que se tomó como referencia para la película El Soldado de Invierno, segunda parte de las aventuras del Capi dentro del MCU, y que consiguió que Bucky pasara de ser conocido por unos pocos a formar parte del imaginario popular de los superhéroes, con resurrección incluida. Pero desde luego, lo que sin duda debemos tener en cuenta, es que se traía de vuelta a un personaje que definía gran parte de lo que era el Capitán América, y ello siempre es arriesgado si no funciona y hay que retrotraerlo de alguna manera, lo que normalmente habría dado lugar a un nefasto cómic con cuestionable guión.

La historia comienza con la mente de Steve Rogers, nuestro Capitán América, que le juega malas pasadas, puesto que le trae recuerdos y memorias que no sabe si pertenecen o no a la realidad. Mientras tanto, una serie de atentados a escala internacional están teniendo lugar por todo el mundo, siendo Rogers y la Agente 13 (Sharon Carter) quienes deben hacerse cargo de la investigación.

Este es el punto de partida para una historia de nostalgia, de subterfugios y de espionaje internacional que no deja respirar en prácticamente ningún momento, dándonos a un Capitán América que no conocíamos hasta ahora. Y es que, por mucho que el suero del Super Soldado corra por tus venas y te convierta en el hombre perfecto, de nada sirve todo ello cuando se juega con tu memoria y con aquellos a quienes más has querido y que te han convertido en lo que eres hoy.

En cuanto al dibujo, Steve Epting desarrolla un estilo muy realista, el cual es especialmente palpable en las ilustraciones de armas, explosiones y rostros, siendo las escenas de acción de lo mejorcito que se puede ver en Marvel. Destaca el hecho de que se nota que Epting ha revisado ilustraciones antiguas de Bucky, puesto que el diseño de El Soldado de Invierno no deja de ser el de un Bucky adulto al que la vida no le ha tratado demasiado bien.

En cuanto a personajes a destacar, además por supuesto del Capitán América, de Sharon Carter y del propio Bucky, los papeles en esta historia Nick Furia y de Alexander Lukin son oro puro.
El primero, como espía supremo del Universo Marvel, por supuesto tiene mucho que decir acerca de lo que sabe y de lo que sospecha en todo lo tocante a Bucky, mientras que el segundo es un personaje de nuevo cuño, que refleja a la perfección la idea de villano de James Bond actualizado a la época contemporánea.

La historia se cierra con un número autoconclusivo perteneciente al evento Dinastía de M en el que Steve Rogers jamás tuvo ningún accidente en un avión, envejeciendo lentamente en un mundo que le trató como el héroe que merecía.
En definitiva, estamos ante uno de los cómics más verosímiles de Marvel en cuanto a cómo reflejan el conflicto de la Segunda Guerra Mundial, la posterior Guerra Fría, y la sempiterna tensión diplomática entre EEUU y la Rusia emergente de la extinta URSS, pero no podíamos esperar otra cosa de Brubaker, guionista criado en campamentos militares, como el propio Bucky.
Y es que, el Capitán América de Nick Spencer así como la reciente Imperio Secreto, tienen mucho que agradecer a la etapa de Brubaker y Epting llevaron a cabo en la colección, sin duda, una de las mejores del personaje.
Por todo ello Capitán América: El Soldado de Invierno es una lectura de compra obligada para todos los fans del personaje, y para todos aquellos que busquen en el cómic de superhéroes, algo más que las típicas batallas entre seres de inigualable poder.

  Edición original:Captain America v5, 1-14 USA Edición nacional/ España:Panini Comics Guión:Ed Brubaker Dibujo:Steve Epting, Michael Lark, John Paul Leon, Mike Perkins, Lee Weeks Entintado:Steve Epting, Michael Lark, John Paul Leon, Mike Perkins, Lee Weeks, Jesse Delperdang Color:Frank D'Armata Formato:Libro en tapa dura. 352 páginas. Precio:30 €   En el…
Guión - 8.5
Dibujo - 9
Interés - 10

9.2

Imprescindible

Magnífica reedición de la saga que trajo de vuelta a James Buchanan Barnes, Bucky, el side kick del Capitán América durante la Segunda Guerra Mundial.

Vosotros puntuáis: 8.96 ( 11 votos)

Leave a Reply

2 Comentarios en "Capitán América: El Soldado de Invierno."

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Sith

El tema de las muertes tanto en el Universo Marvel como en DC es algo relativo y ya todos lo sabemos, cuanto más tiempo pasa más grande es la tentación de los distintos autores por probar suerte o hacerse un nombre con el tema de traer del más allá al más variopinto de los personajes.

En este caso la apuesta resulto bien, ojo que aún así y todo se puede criticar tal vez la forma de finalizar la saga, pero a nivel general es un comic que atrapa.

Yo hace poco me pude hacer con esta edición y es impecable, vale la pena tenerla.

Odinson

Alguna noticia sobre si Panini va a seguir a corto plazo con los integrales de la etapa Brubaker?