BRIT, de Robert Kirkman, Tony Moore y Cliff Rathburn

Por
11
310
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición U.S.A.: Brit, Brit: Cold Death y Brit: Red, White, Black and Blue (julio y diciembre de 2003, y julio de 2004, respectivamente); Image Comics.
Edición España: junio 2006; Aleta Ediciones.
Guión: Robert Kirkman.
Dibujo y grises: Tony Moore y Cliff Rathburn.
Formato: tomo recopilatorio de 152 págs.
Precio: 10 €.

 

Adolescentes, sexagenarios, mensajeros de Dios, muertos vivientes… el abanico de personajes que protagonizan los cómics escritos por Robert Kirkman parecen no seguir ningún tipo de patrón común, salvo el atino que el que son desarrollados por este talentoso escritor. Desde su irrupción en el panorama norteamericano, el guionista de Kentucky ha evidenciado un altísimo nivel en cada proyecto en el que se ha embarcado, sin importar el hecho de que sean autoeditados o publicados por las grandes editoriales, o que se enfrente a personajes de creación propia, o iconos con más de cuarenta años de historia a sus espaldas.

Durante su corta pero exitosa carrera profesional ha venido evidenciando un especial talento para seleccionar los guiones de los que se encarga (estilística y temáticamente bastante variados), así como para fijar su atención en dibujantes de gran talento, a los que de una forma u otra termina por convencer para participar en las series que guioniza. Precisamente en Brit colabora con dos de sus dibujantes habituales: Tony Moore y Cliff Rathburn. Conozcamos su trayectoria profesional:

Robert Kirkman (Kentucky, EE.UU.; 1980) realizó su primera incursión en el mundo del cómic profesional en el año 2000, autoeditando la polémica serie Battle Pope (que pronto publicará Aleta Ediciones en España) bajo el sello Studio Funk-O-Tron.
A partir de ese momento, este brillante guionista de apenas 25 años comenzó a llamar la atención de las grandes editoriales.
En 2002, y tras realizar una serie limitada de Superpatriot, escribió para Image Comics la miniserie Tech Jacket, a la que un año más tarde le seguirían las geniales Invencible y Los Muertos Vivientes.
Asentado en la industria, y aumentando de forma constante y exponencial su legión de seguidores, Kirkman afronta los próximos años con una agenda repleta de proyectos, entre lo que destacan la realización del guión de la adaptación al cine de Invencible para Paramount Pictures, así como los diversos encargos que ha recibido de Marvel Comics (Capitán América, Marvel Knights: 2099, Fantastic Four: Enemigos, Marvel Team-Up, Marvel Zombies, Ant-Man…).

Sin duda, ha dejado de ser una promesa para convertirse en uno de los grandes guionistas del cómic mainstream americano.

Tony Moore, al igual que Kirkman, es natural de Kentucky. Como él mismo reconoce en su página web, nunca pensó en dedicarse a otra ocupación que no fuera el mundo del cómic. Su debut como dibujante profesional se produjo en 1999, año en el que ilustraría los guiones de Kirkman en la polémica serie Battle Pope. Desde entonces, no ha parado de recibir encargos, entre los que destacan Los Masters del Universo, Los Muertos Vivientes o Brit, obra que hoy nos ocupa. Más recientemente, ha participado en los cómics Fear Agent y The Exterminators, guionizadas por Rick Remender y Simon Oliver, respectivamente.

En la contraportada de la edición española podemos leer la siguiente…

SINOPSIS: “El sexo y la violencia nunca han sido tan… VIEJOS. Te presentamos a BRIT, la última línea de defensa del gobierno en lo que se refiere a temas tan peliagudos como mantener el mundo a salvo. Cuando las amenazas superpoderosas se ciernan sobre nuestro territorio, llamad a Brit. Cuando algún dictador loco conquiste los países vecinos para controlar sus recursos, llamad a Brit. Cuando los extraterrestres tomen la Luna para usarla como base desde la que invadirnos a lo bestia… bombardeadla con misiles nucleares de la hostia… y enviad a Brit para deshacerse de los que queden. Brit es una máquina asesina humana, indestructible, imparable… y cumple los requisitos para los descuentos de la tercera edad.”

Tal y como ha comentado su creador en más de una entrevista, la génesis de Brit está intimamente relacionada con los primeros proyectos del guionista para la por aquel entonces nueva línea de superhéroes de Image Comics. Tech Jacket e Invencible compartían tanto una vocación de acercamiento a una audiencia general, como puntos de partida similares: historias de iniciación protagonizadas por personajes adolescentes. Con la intención de evitar estancarse en fórmulas que tarde o temprano podrían agotarse, Kirkman comenzó a barajar diversas posibilidades en lo que a futuras aproximaciones al género superheróico se refería. Fruto de estas reflexiones surgió el concepto de Brit: además de otorgarle el protagonismo a un superhombre de casi 60 años, el escritor decidió orientar el nuevo título a un sector de lectores más restringido, en buena medida debido a la recuperación de elementos ya presentes en anteriores trabajos, como Battle Pope, en los abundaba la presencia de escenas hiperviolentas y de contenido sexual.

Pese a nacer como un one-shot, la buena acogida de Brit ha permitido la publicación en los Estados Unidos de diversos especiales, tres de los cuales han sido recopilados el tomo que hoy centra nuestra atención. A través de los mismos, comprobamos cómo quien durante años ha venido desempeñando el papel de infalible arma secreta del Gobierno, está a punto de ser traicionado por sus superiores, en base a la creencia cada vez más generalizada de que debido a la avanzada edad de Brit, la actitud más sensata sería la de someterle a los más variados e invasivos procedimientos científicos con la finalidad de crear a más soldados con sus habilidades. Por supuesto, nuestro protagonista se rebelará ante tamaña injusticia, buscando proteger a sus seres queridos.

Como ya comentamos en las reseñas de Los Muertos Vivientes, Invencible o Superpatriot, el gran mérito de Kirkman es lograr dotar a sus personajes de la tridimensionalidad imprescindible a la hora de empatizar con el lector. ¿Cómo lo consigue? En lugar de limitar la visión que ofrece de los mismos a su faceta puramente heróica, propicia la interacción con los personajes de su entorno, de forma que los brillantes y por momentos hilarantes diálogos con familiares, amigos, novias o compañeros de trabajo (marca de la casa de Kirkman) ayudan en la tarea de completar la composición del protagonista. A esto habría que sumar la espectacularidad en la planificación de las escenas de acción, así como las continuas demostraciones del peculiar sentido del humor que atesora.

En cuanto a Tony Moore, al igual que sucedía con Los Muertos Vivientes, demuestra en todo momento un estilo perfecto para este tipo de cómics, abandonando el trazo caricaturesco de Battle Pope para recrearse en las escenas más violentas de este cómic, preñadas de detallismo y crudeza. Realmente espectacular, al igual que Cliff Rathburn, quien demuestra que además de ser un gran colorista, es un dibujante a tener en cuenta.

Por lo que se refiere a la edición española, cabe felicitar a Aleta Ediciones por permitirnos disfrutar de este cómic a un precio tan ajustado. En su afán por acercar a los lectores españoles las más variadas ofertas editoriales, han tenido el acierto de recuperar la gran mayoría de los trabajos de este excelente guionista, llamado a marcar una época en el cómic mainstream norteamericano. Sólo cabe preguntarse si algún día podrán publicar la edición en color que al parecer existe de este cómic, tan entretenido como recomendable.

Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)

Compartir
Artículo anteriorGunnm, de Yukito Kishiro
Artículo siguienteEnclave de Humor Special #1
Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela y apasionado por el noveno arte desde que tiene uso de razón, en 2005 comenzó a colaborar en la web colectiva Zona Negativa, centrándose en la preparación de reseñas, entrevistas y crónicas de eventos relacionados con el mundo de la historieta. Estas tareas ocupan buena parte de su tiempo de ocio, junto con la redacción de artículos para las ediciones españolas de DC Comics por encargo de ECC Ediciones.

Leave a Reply

11 Comentarios en "BRIT, de Robert Kirkman, Tony Moore y Cliff Rathburn"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Mar

Pues ya me enganché a Invencible… y por lo que dices, es muy fácil que vuelva a caer en éste!!

Voy a ser presa fácil de los créditos de 3000 euros!!!

Besitos

FeR

Para mi Brit es un comic entretenido sin más, de fácil lectura como suele pasar a la hora de leer a Kirkman. Pasar pasar un rato está bien pero tampoco se puede esperar nada más.
Me sigo quedando con Invencible.

David

FeR, yo también me quedo con Invencible, y de largo: aunque Los Muertos vivientes le sigue muy de cerca, creo que es lo mejor de Kirkman hasta la fecha.

Un saludo a los dos! 😉

wayne

Me apunto a lo que decís tanto FeR como David. Totalmente de acuerdo.

Por cierto, en Brit sale el insituto Reginald Vel Johnson, tributo de Kirkman al actor que encarna a Carl Winslow de Cosas de Casa (y al agente que ayuda a McClane en Jungla de Cristal), que repite en el tomo de los 4F: Enemigos (aunque aquí es una escuela elemental). Me encanta este homenaje porque también me encanta este actor.

jose

Muy bonito,los de aleta deben de ser coleguitas del critico porque sino no se explica que no les meta un palo de mil narices por editarlo en un papel de mierda y en blanco y negro,si planeta o panini hubieran hecho eso no se como hubieran pasado

David

Wayne, el Instituto Reginald Vel Johnson también aparece en Invencible. De hecho, es donde estudia Mark Grayson, el protagonista. Y el director comparte aspecto con el actor.

Jose, con todos los respetos, tu comentario además de ser malintencionado, está totalmente fuera de lugar. Y ya puestos infórmate un poquito, anda, que la edición orignal de Brit es en blanco y negro (en el enlace que dejé en el artículo se explica que el coloreado surgió a posteriori).

En cuanto a lo del papel, a mi me parece normal, ni de mucha ni de poca calidad, y en todo caso, el empleo de un papel de más calidad implicaría una subida de precio, lo cual me parecería innecesario. La edición es muy válida tal y como la han publicado. Siempre en mi opinión, por supuesto. Y para que te quedes tranquilo, no tengo el placer de conocer a nadie de Aleta Ediciones.

Un saludo

Hellpop

¿Este sábado no hay tampoco tira cómica de WWfan? ¿Cuándo la próxima?

jose

si me he pasado disculpas,lo que he escrito es porque pienso que es un buen comic en una pesima edicion,respetando(ahora si)cualquier opinion

David

Ok, corramos un tupido velo.

Un saludo

Volljam

Completamente de acuerdo con el comentario de FeR. Es de fácil lectura, puede que entretenido pero al final te queda un sabor bastante agrio, sobretodo cuando sabes que Kirkman puede dar bastante más.
Yo sólo me quedo con Muertos Vivientes.

Manoplas

Brit me ha parecidoc como comenta Fer entretenido que cuando leo comics es lo que le pido, pasar un buen rato. En mi opinion es recomendable.
Sobre invencible pese a que parece que gusta mucha gente a mi no me termina de enganchar. Eso si, para mi lo mejor de lo mejor son LOS MUERTOS VIVIENTES sin lugar a dudas, es uno de los comics que me deja la boca abierta al pasar pagina.

wpDiscuz